Gustavo Adolfo Bécquer

Escritores españoles. Poesía española romántica. Características del Romanticismo literario. Lírica. Sonetos. Décimas

  • Enviado por: Rubi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

El romanticismo

El Romanticismo fue un movimiento estético que se originó en Alemania a fines del siglo XVIII como una reacción al racionalismo de la Ilustración y el Neoclasicismo, dándole preponderancia al sentimiento. Se desarrolló fundamentalmente en la primera mitad del siglo XIX, extendiéndose desde Alemania a Inglaterra, Francia, Italia, España, Rusia, Polonia, Estados Unidos y las recién nacidas repúblicas hispanoamericanas. Tuvo fundamentales aportes en los campos de la literatura, el arte y la música. Posteriormente, una de las corrientes vanguardistas del siglo XX, el Surrealismo, llevó al extremo los postulados románticos.

Características del romanticismo hispánico

En España se toma como fecha de inicio el estreno de Don Alvaro o la fuerza del sino del sino del Duque de Rivas (1826) y su conclusión con la publicación de las primeras novelas realistas de Galdós o la aparición de la Generación del 98. Sin embargo siguió vigente hasta finales de siglo.

En hispanoamérica se convierte en un rasgo característico de la cultura. Permanece en la alta cultura y en la cultura popular aún en nuestro siglo. Sin embargo, tuvo su época de auge desde el segundo tercio del XIX hasta 1888 con el surgimiento del Modernismo. En México persistió hasta la Revolución de 1910, mezclado con otros movimientos literarios contemporáneos como realismo, naturalismo y art nuveau.

Fuentes: Sturm und drang (1777-18 ...) Goethe, Haine, Hegel,

Schiller, Fietsche, etc.

Dan valor literario al lenguaje popular.

Rechazo del neoclasicismo.

* Se da importancia a lo popular frente a lo académico, en cuanto a personajes, temas y formas culturales. Revaloran algunos géneros literarios: la leyenda, la fábula, la novela, la tradición.

En México tuvo un gran efecto en la literatura popular divulgada en los diarios, distribuída en hojas volantes, a través de la tradición oral (canciones, corridos, etc).

Propósito: Reacción contra la rigidez y limitaciones del neoclasicismo.

En México se creó una gran discusión en torno a qué modelos se imitarían, los franceses (propuesto por los liberales) o los españoles (por los conservadores). Se crearon Academias en la capital como La Academia de San Juán de Letrán y El Liceo Hidalgo en Guadalajara, instituciones que funcionaron desde 1850 hasta finales de siglo. A estas escuelas pertenecieron los periodistas, pensadores y escritores románticos más sobresalientes como Novelistas: Ignacio Manuel Altamirano, José Peón y Contreras, Ignacio Galván, Manuel Payno, Ignacio Ramírez, Vicente Riva Palacio, Guillermo Prieto, Salvador Díaz Mirón, Manuel Carpio, Manuel Acuña. También había costumbre de reunirse en tertulias o fiestas de salón en casas de mujeres prominentes como Rosario Peña y Peña.

Temas: Anhelo de libertad e individualidad (a veces expresión de rebeldía) frente a las estructuras sociales y contra los cánones literarios.

Esta actitud rebelde lleva a la formación de naciones en Europa y América y a la reincorporación de la novela y otros géneros no clásicos. Mezcla de diferentes géneros literarios: Lírica / dramática / narrativa / ensayo

  • El amor como fundamento ético y estético, Generalmente exaltado emocionalmente. Amor interrumpido, irrealizado, frustrado. Es una idealización convencional. (amor platónico)

  • *Evasión de la realidad: se revaloran: la fantasía, lo medieval, el sentimiento religioso, un sentido de fatalidad y la omnipresencia de la muerte. Sometimiento ciego al destino y la fatalidad. En México fue un tema sobresaliente la defensa de la soberanía nacional contra la invasión de Estados Unidos, de Francia o cantos de homenaje a los momentos y personajes fundadores de la nacionalidad Se canta a las costumbres y sentimiento popular de nación.

4. Tono: Predominio de lo sentimental y lo imaginativo sobre lo racional y lo objetivo. En ocasiones un exagerado sentimentalismo y sensiblería. Mezcla de lo patético (trágico) con lo cómico, (se llega al efectismo). En México se dan dos opciones por una parte la celebración de signos y momentos patrióticos, y por otra un profundo pesimismo ante la imposibilidad de modificar la realidad. Gusto por lo sepulcral, lo lúgubre (gothic).

5. Motivos recurrentes: Los cementerios, las tempestades, lo nocturno, el aislamiento, las despedidas, los presagios y premoniciones las enfermedades mortales (tuberculosis), los sacrificios.

6. Espacio: Identificación del individuo con la naturaleza. El paisaje abrupto, rural, solitario. Es un reflejo de los estados de ánimo del poeta.(valor subjetivo)

7. Personajes: marginales, piratas, rebeldes, poetas, labriegos, el guerrillero, el indio, el esclavo, el negro, el pobre. Seres fantásticos: ángeles, musas, gnomos, hadas, demonios, fantasmas.

*Por su elaboración: Eran planos, estáticos, inconstantes. Contrastantes y complementarios:

(lo bueno y lo bello vs lo malo y lo feo).

  • Estilo: altamente emotivo (hiperbólico) e imaginativo, mezcla desigual de contrastes.

  • *Se prefiere la voz de la primera persona (YO), como narrrador omnisciente. Frecuentemente

    es un reflejo autobiográfico del autor.

    En la arquitectura mexicana no hubo una producción amplia o significativa. No hubo arquitectos sobresalientes, ni obras mayores. En general el neoclasicismo se hizo la fórmula oficial hasta la llegada del Art Noveau o de “La Beel Epoc” que perduraría hasta La Revolución Mexicana y el fin de la dictadura de Porfirio Díaz.

    En la pintura: los modelos fueron promovidos por La Academia de Bellas Artes de San Carlos (en la Ciudad de México), El Liceo Hidalgo (en Guadalajara) Un pintor sobresaliente fue José María Velasco uno de los mejores paisajistas de la historia del arte mexicano. Un pintor Post-romántico es Pablo Goitia y la extensión de lo popular en los grabados de José Guadalupe Posada.

    En la música se desarrolló la tendencia popular de ritmos y melodías europeos sincretizados con influencias mestizas, indígenas, afroantillanas como: sarabandas, sones, romances, canciones, balonas, marchas, danzas espafíolas, etc. Muchas veces evolucionaron en la creación de productos musicales mexicanos como: el corrido, el son huasteco, el son veracruzano, el son jalisciense, el huapango, las jaranas yucatecas, etc. La música culta (operística y sinfónica) no fue relevante ni acsesible a la masa popular, debido a que no hubo periódos prolongados de paz sino hasta la República Restaurada (1867-1877) y su continuación con el porfiriato (1877-1911). Durante los primeros cincuenta afíos de independencia no hubo una sólida y extensa clase media que asistiera a los teatros o practicara la música culta.

    La poesía rontica

    Es el género más importante del Romanticismo. Los autores románticos escapan de los esquemas métricos, crean nuevas formas métricas o adoptan algunas perdidas. Los principales poetas del Romanticismo son Espronceda, Bécquer y Rosalía de Castro.

    'Gustavo Adolfo Bcquer'


    Gustavo Adolfo Bécquer

    Originario de Sevilla, España, Bécquer nació el 17 de febrero de
    1836 siendo su padre un célebre pintor del costumbrismo sevillano
    quien dejó huérfano a Adolfo a los cinco años; comenzó sus primeros
    estudios en el colegio de San Antonio Abad, para luego pasar a tomar
    la carrera náutica en el colegio de San Telmo.
    A los nueve años quedó huérfano también de madre y salió del anterior
    colegio para ser acogido por su madrina de bautismo. A la edad de
    diecisiete años dejó a su madrina y a la buena posición que ésta
    le proporcionaba para viajar a Madrid en busca de fortuna a través
    del campo de las letras que se le daba con facilidad.
    Como es conocido, no era fácil subsistir de la literatura y
    paradójicamente, Bécquer que deseaba encontrar fortuna lo que
    abundó fueron escaseces, por lo que se vio obligado a servir de
    escribiente en la Dirección de Bienes Nacionales, donde su
    habilidad para el dibujo era admirada por sus compañeros, pero
    fue motivo de que fuera cesado al ser sorprendido por el Director
    haciendo dibujos de escenas de Shakespeare. De este modo volvió
    Gustavo a vivir de sus artículos literarios que eran entonces de
    poca demanda por lo que alternó esta actividad con la elaboración
    de pinturas al fresco.
    Tiempo después encontró una plaza en la redacción de
    "El Contemporáneo" y fue entonces que escribió la mayoría de sus
    leyendas y las "Cartas desde mi celda".
    En 1862 llegó a vivir con Bécquer su hermano Valeriano, célebre en
    Sevilla por su producción pictórica pero no por eso más afortunado
    que Gustavo, y juntos vivieron al día uno traduciendo novelas o
    escribiendo artículos y el otro dibujando y pintando por destajo;
    mucho les costó a los hermanos salir adelante de su infortunio y
    con el tiempo lograron juntos una modesta estabilidad que les
    permitía a uno retratar por obsequio y al otro escribir una oda
    por entusiasmo.
    Como legado para la literatura del mundo, Gustavo Adolfo Bécquer
    dejó sus "Rimas" a través de las cuales deja ver lo melancólico y
    atormentado de su vida; en el género de las leyendas escribió la
    célebre "Maese Pérez el Organista", "Los ojos verdes", "Las hojas
    secas" y "La rosa de pasión" entre varias otras. Escribió esbozos
    y ensayos como "La mujer de piedra", "La noche de difuntos", "Un
    Drama" y "El aderezo de esmeraldas" entre una variedad similar a
    la de sus leyendas. Hizo descripciones de "La basílica de Santa
    Leocadia", el "Solar de la Casa del Cid" y el "Enterramiento de
    Garcilaso de la Vega", entre otras. Por último, dentro del
    costumbrismo o folklor español escribió "Los dos Compadres",
    "Las jugadoras", la "Semana Santa en Toledo", "El café de Fornos"
    y otras más.
    En septiembre de 1870 dejó de existir Valeriano, duro golpe para
    Gustavo, que pronto enfermó sin ningún síntoma preciso, de pulmonía
    que se convirtió luego en hepatitis para tornarse en una pericarditis
    que pronto había terminar su vida el 22 de diciembre de ese mismo año.

    Características de la poesía de Bécquer

    Las Rimas de Bécquer son - las fijadas hasta hoy, ochenta y siete -, en su mayoría, breves poemas de una, dos o tres estrofas, en los que predominan los de cuatro versos, endecasílabos y heptasílabos combinados, en asonancia alternante en los pares y de "pie quebrado". La característica más destacada en cuanto a la métrica es que tienen un carácter indiscutible de poesía culta, pero siguen los cauces de las formas líricas tradicionales en cuanto a rima y brevedad.

    Bécquer había distinguido dos tipos de poesía en su época:

    • Hay una poesía magnífica y sonora; una poesía hija de la meditación y del arte, que se engalana con todas las pompas de la lengua, que se mueve con una cadenciosa majestad, habla a la imaginación, completa sus cuadros y la conduce a su antojo por un sendero desconocido, seduciéndola con su armonía y su hermosura.

    • Hay otra natural, breve, seca, que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y desnuda de artificio, desembarazada dentro de una forma libre, despierta, con una que las toca, las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía. (Esta última es la poesía de Bécquer)

    1

    Yo sé un himno gigante y extraño

    que anuncia en la noche del alma una aurora

    y estas páginas son de ese himno

    cadencias que el aire dilata en las sombras.

    Yo quisiera escribirle, del hombre

    domando el rebelde mezquino idioma,

    con palabras que fuesen a un tiempo

    suspiros y risas, colores y notas.

    Pero en vano es luchar, que no hay cifras

    capaz de encerrarle, y apenas ¡oh hermosa!,

    si teniendo en mis manos las tuyas,

    pudiera al oído cantártelo a solas.