Guillermo de Ockham

Historia de la filosofía. Filósofos antiguos. Epistemología. Teoría del conocimiento. Conocimiento intuitivo. Metafísica. Libertad de Dios. Conciencia

  • Enviado por: Prinsesita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

GUILLERMO DE OCKHAM

  • EPISTEMOLOGÍA (TEORÍA DEL CONOCIMIENTO) Pág. 104-107

  • Consiste en la adquisición de conceptos. Estos son la expresión de la esencia de las cosas.

    Según Santo Tomás y Aristóteles, el conocimiento consiste en la experiencia sensible, a través de este adquirimos un preconcepto y el entendimiento crea el concepto. El concepto expresa la esencia de las cosas: PROCESO INTUITIVO.

    La clave del conocimiento está en la adquisición del concepto.

    Ockham opina lo contrario que Santo Tomás: el conocimiento cierto y verdadero es el de las cosas individuales, tiene un conocimiento seguro de las cosas que ve y toca. Las cosas que primero se enfrentan a nuestro conocimiento son las que hay en el mundo. Ese conocimiento de las cosas que se presentan de una forma inmediata es EL CONOCIMIENTO MÁS SEGURO: CONOCIMIENTO INTUITIVO.

    La intuición para Ockham es el conocimiento directo de las cosas sin ninguna mediación, lo que se ve con absoluta claridad. Es por consiguiente, el conocimiento que nos provoca por ejemplo una pizarra: para conocerla la vemos. Este proceso no exige deducción. Según Ockham es el conocimiento más verdadero que puede alcanzar el ser humano.

    • Caracteres de la intuición (Pág. 104):

      • Conocimiento directo, inmediato.

      • “ de algo presente (sino sería un recuerdo).

      • Su validez viene del ente conocido: nuestra mente recita lo que tiene delante. Percibir lo que viene de fuera.

      • Afirma la existencia del ente conocido. Las intuiciones del primer dato que suministra son que exista.

      • Afirma las relaciones existentes en el ente conocido. El conocimiento directo del individuo nos muestra las cualidades que posee: cuando vemos algo lo vemos dentro de un contexto.

    El concepto lo crea la mente para orientarse, al igual que la esencia: CONCEPTO - ESENCIA - IDEA = creación de la mente, nombre que le ponemos a las cosas: NOMINALISMO.

    Ockham dice que los seres se parecen entre sí, por eso le atribuye un concepto.

    Santo Tomás: la esencia existe.

    Platón: la esencia no sólo existe, sino que es lo real.

  • METAFÍSICA (Pág. 105)

  • Ockham vuelve sobre algo parecido a lo que acabamos de ver. Nos dice que lo realmente real es los seres individuales y Dios que los ha creado.. Si existiera una esencia humana, Dios tendría que crear al ser humano según esta esencia. Si esto fuera así, Dios no sería libre. Por eso las esencias no existen, porque serían un límite a la libertad divina. A esta reflexión en la que Ockham suprime todas las esencias, se le denomina NAVAJA DE OCKHAM.

    Las intuiciones nos muestran que los seres se relacionan entre sí, que en el mundo hay un cierto orden.

    Como ya hemos dicho, para Ockham la realidad se compone solo de Dios y de los seres individuales; si solo existen los seres individuales el único conocimiento real será el de estos. A esta posición se le denomina NOMINALISMO.

    EPISTEMOLOGÍA METAFÍSICA

    Intuiciones directas Dios

    No podemos fiarnos de ellas Seres individuales

    Se relacionan

    Relación causal

    (Pág. 106)

    ¿ Cuándo esta relación causal está justificada y cuando no?

    La relación causal es una interpretación nuestra: Ej. Un puño en un ojo lo pone morado, pero nosotros no vemos la relación entre el puño y el moratón, sino que la interpretamos).

    Hemos visto que el mundo se reduce a Dios y a los objetos (seres individuales) conocidos mediante intuiciones directas. Estos seres se perciben encadenados en una red de conexiones. De entre estas la que quizás sea más importante para nuestra interpretación de la realidad como un todo ordenado, es la relación causal. Pero esta relación no es objeto de una intuición directa; es el modo en el que nosotros interpretamos lo intuido. En sentido estricto, no se puede decir que en la naturaleza se den conexiones causales. A pesar de ello, Ockham es consciente de que la relevancia que el principio de causalidad tiene para una comprensión ordenada del mundo, por ello establece un criterio para su correcta aplicación. Las tres condiciones que Ockham pone para el principio de causalidad son:

    • La relación causal se explica mediante la ausencia o presencia de determinados hechos. Ej.: A es causa de B

    A = B porque sise da A se da B

    NO A = NO B porque si no se da A no se da B

    Por lo tanto A es causa de B

    (se puede comprobar si A es un puñetazo y B es un moratón)

    • Esta relación es no necesaria.

    • El principio de causalidad se puede aplicar siempre entre dos hecho que yo haya experimentado, solamente se pueden aplicar en hechos observables (por lo tanto Ockham opina que las cinco vías de Santo Tomás no son válidas porque no son observables).

  • ÉTICA Y POLÍTICA

  • Si según Ockham no existe nada de lo que siempre ha sido la base de la ética, ¿en qué se puede basar la ética?. Según este filósofo hay dos fuentes de la ética:

      • La ley divina. Dios le ha revelado al ser humano lo que debe y no debe hacer.

    Para Ockham lo que está por encima de todas las cosas es la libertad de Dios (en Santo Tomás es la ley natural). La base de esta ley es la autoridad de Dios (porque según Ockham no existe la naturaleza humana). Esta ley se expresa en el Evangelio. Pero ¿y si hay varias interpretaciones sobre esta ley? El criterio debe estar en el individuo. Y la raíz última del individuo es la conciencia.

      • La conciencia. Es el tribunal último, lo que en última instancia me va a decir lo que está bien y lo que está mal, será nuestra conciencia interpretada por la ley divina. Mediante la experiencia y la razón conocemos la realidad natural, y con la fe, Dios y la ley divina. La realidad natural la gobernará la autoridad civil, y a Dios y la ley divina la Iglesia.