Guerrillas

Historia de España contemporánea. Colombia. Violencia. Bipartidismo. FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Bogotá. ELN (Ejército Liberación Nacional). Delincuencia. Narcotráfico

  • Enviado por: Carol
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


¿POR QUÉ SURGEN LAS GUERRILLAS EN COLOMBIA Y SOBREVIVEN HASTA NUESTROS DIAS JUNTO CON LAS DIFERENTES MANIFESTACIONES DE LA VIOLENCIA?

INTRODUCCIÓN

Hace medio siglo, el 9 de abril de 1948, el pueblo de Bogotá, legítimamente enfurecido por el asesinato de su más grande líder y caudillo, se desbordó en actos de violencia que produjeron la destrucción del centro de la ciudad, la pérdida irreparable de miles de vidas humanas y la degradación de las luchas políticas colombianas a un estado de permanente guerra civil no declarada. Es partir de este momento que se ha llamado periodo de la violencia y no ha cesado hasta nuestros días.

Si analizamos esta situación desde el punto de vista político advertimos, que el origen de nuestros conflictos está en la sed de poder, en el deseo de dominación de un grupo determinado o en este caso del estado colombiano.

Efectivamente, esta es la tesis a desarrollar en este ensayo: ¿por qué surgen las guerrillas en Colombia, y porque razón sobreviven actualmente las diferentes manifestaciones violentas?

Las motivaciones que mueven a las personas para desear tener poder al igual que el odio o el amor son inherentes al hombre y por consiguiente no tiene una denotación buena o mala. Otra razón para buscar el poder es la de conseguir el bien individual o luchar por el beneficio de la colectividad, para el bien común.

En la sociedad griega los gobernantes al ser hombres virtuosos y justos gozaban de aprobación por el pueblo, pero en la actualidad esa necesidad de ser reconocido como autoridad ha llevado a utilizar diversos medios de presión y el principal ha sido la violencia.1

A lo largo de nuestra historia son muy numerosos los conflictos por la lucha de poderes. Las luchas bipartidistas dejaron innumerables victimas, los grupos al margen de la ley con hechos como los sucedidos el 6 y 7 de noviembre en el palacio de justicia y las masacres registradas en los últimos años han creado un caos interno en nuestro país de gran magnitud y que ha atraído la atención internacional. El diario The New Herald en un articulo publicado el 13 de noviembre de 1999 titula “La violencia en Colombia hace surgir un peligroso Kosovo en Sudamérica”. Según este diario “Colombia ha estado en conflicto por medio siglo, pero la nación está acercándose rápidamente a una guerra civil de gran escala. Los rebeldes izquierdistas, financiados con ingresos procedentes del tráfico de drogas y secuestros, controlan grandes regiones de la nación. Para combatirlos, los ricos terratenientes financian crueles milicias derechistas cuyo crecimiento en número y actividad ha profundizado el conflicto en el interior de Colombia durante los últimos cuatro años”

Los habitantes de algunos lugares son obligados a abandonar sus hogares como estrategia de guerra del grupo de oposición creándose así el fenómeno del desplazamiento del cual uno de los sectores mas profundamente afectados es la niñez.

El desplazamiento forzado de población se incrementó significativamente entre 1996 y 1999 en el marco del recrudecimiento del conflicto que enfrenta a la Fuerza Pública legalmente constituida y a los movimientos guerrilleros que persisten en la lucha armada como forma de acción política y recientemente a los grupos paramilitares o de autodefensas que han agudizado esta “guerra. De esta manera, se empieza a hablar de las FARC, de los “PARAS”, y en fin del sin numero de subversivos que conforman las filas guerrilleras, y que desde este momento se empiezan a “hacer notar” lastimando a la sociedad civil.

Tal como lo plantea Pecaut, es evidente, que las guerrillas han encontrado en Colombia un territorio favorable para su expansion2, y además han conseguido sobrepasar los limites de la violencia, de todas las formas posibles en las que el conflicto se pueda expresar.

DESARROLLO

Es cierto que hay muchos errores respecto al manejo que le ha dado el gobierno, a lo largo de la historia, al conflicto con las fuerzas guerrilleras. Sin embargo, son numerosos los factores que se involucran con la permanencia de estos grupos subversivos los típicos, corrupción, violencia, etc.; es muy cierto que muchos de estos problemas afectan considerablemente al país, pero no son los causantes de la llamada crisis que afrontamos; los problemas actuales de Colombia, creo yo, que son políticos, económicos y culturales, pero principalmente el conflicto armado interno. económicos, porque hay una carencia de oportunidades para la población reflejada en la tasa de desempleo actual, la violencia es otro problema que nos afecta, reflejado en el temor que tienen inversionistas extranjeros de traer dinero al país, esto es solamente una de tantas consecuencias.

Los problemas culturales son fundamentales ya que se tiene la creencia de que todo este mal, y no es cierto, hay errores y problemas, pero todo no esta mal, hay cosas buenas; un problema muy grande es el facilismo que caracteriza al colombiano, donde estamos mentalizados en que pase lo que tenga que pasar y es muy poca gente la que hace algo para que las cosas cambien, es el caso de países como Venezuela, donde hace poco se vio el inconformismo del pueblo, causando un grave problema político, pero al colombiano lo caracteriza un sentimiento de sobradse y de conformismo impresionante, donde creo que la mayoría de colombianos tenemos un poco, de esto.

Cuando se requiere una mirada de larga duración, que permitía ubicar los hechos puntuales de la coyuntura en una perspectiva más amplia de tiempo, es preciso analizar la realidad actual de Colombia, por lo menos en dos sentidos: desde la ya larga historia, de casi 20 años de negociaciones con los grupos armados, y como posibilidad de construir la paz en el largo plazo, teniendo en cuenta las exigencias y tareas que se supone transformar la convivencia en el país.

Aproximadamente, desde 1942, la paz es un tema recurrente en la discusión política colombiana. Los últimos 5 presidentes han desarrollado iniciativas de paz, circunscritas en la búsqueda de soluciones políticas al conflicto armado por la vía de negociación. Sin embargo, la persistencia y agudización del conflicto armado, el surgimiento y consolidación de nuevos actores como los paramilitares, los narcotraficantes y la delincuencia común, indican la necesidad de ampliar la cobertura de las propuestas de paz, involucrando las violencias de carácter estructural de la sociedad colombiana tales como el desempleo, la inversión de temas agrarios, la reforma agraria etc. Estas circunstancias redefinen el papel del estado frente a las propuestas de paz, y posibilitan una mayor participación de la sociedad civil.

Para empezar a abordar la tesis, me baso en las diferentes lecturas consultadas. El periodo de La Violencia, le costó a Colombia mas de 200.000 muertos, y además es la base de un contexto que sigue estando presente en las memorias.3

El surgimiento de las guerrillas, se remonta a la presencia de los grupos subversivos en las diferentes zonas del país aproximadamente desde 1965, asociados a diferentes conflictos por tierras, cultivos, ganados, etc.

Como ya es de nuestro conocimiento, las guerrillas mas fuertemente consolidadas hoy en día, son las FARC y el ELN. Para enfocarme en ellas, primero hay que recordar que el origen de esta guerrilla se remonta a 1964 cuando el partido comunista colombiano delega el ala militar que tras sucesivas disputas internas queda divida en dos guerrillas el ELN (ejercito de liberación nacional) y la más poderosa la FARC (Fuerzas armadas revolucionarias colombianas).

Para tener una visión más amplia se puede decir que las FARC son fuerzas comunistas patrocinadas por el narcotráfico que tienen ocupado una gran parte del territorio colombiano obligando a familias a dejar sus hogares, entre sus múltiples actividades esta los asesinatos los secuestros, las extorsiones, los asaltos los atentados etc.… quizás recuerden el episodio en que a una señora le colocaron un collar-bomba por no querer pagar una suma de dinero a dicha guerrilla.

Seguramente esta guerrilla surgió con fines políticos dado el clima de exaltación de la guerra fría y la expansión del comunismo en Latinoamérica, el odio hacia EE.UU. y el sistema capitalista y el ideal comunista que arrastró a mucha gente desde jóvenes a viejos por todas clases sociales y todo tipo de culturas (incluido el sacerdocio, a pesar de la posición de la Iglesia frente a esta ideología)

Sin embargo la razón de ser de las FARC actualmente se reduce a un 5% político, han perdido a la ideología que los caracterizaba en los 60 y los 70 por que actualmente el comunismo es un museo que no se debe confundir con el socialismo ¿dónde se manifiesta el comunismo? Hay pequeños residuos en los países, con excepción de Cuba, China (con un comunismo bastante especial), y Nor. Corea, y ya no existe esa tensión separatista de la guerra fría. Entonces si las FARC no se mueven por un ideal político de igualdad ¿qué los mueve? La repuesta, a mi punto de ver, tiene 2 palabras: interés económico.

Cualquier persona ingenua al oír hablar de guerrilla creería que se financia de los rescates o los sobornos e impuestos, pues no esta guerrilla se financia de los “impuestos” que cobra a los narcotraficantes para pasar por sus territorios, lo que resulta productivo para ambos lados, los narcotraficantes por un pequeño monto de plata pueden pasearse libremente por estos territorios y las FARC obtienen mucho dinero.

Como ya lo mencioné los territorios ocupados por las FARC comprenden varias áreas selváticas en donde los guerrilleros están esparcidos y se llevan a cabo actividades relacionadas con la droga, cosecha, por ejemplo, es por eso que él ejercito colombiano no le ha dado el golpe definitivo en sus territorios, por la razón política de los diálogos de paz que han venido realizando el ex presidente Pastrana y el Presidente desde enero del primer gobierno y por la razón militar de que la geografía de las FARC es desconocida para ellos, pero las fuerzas comunistas saben donde y como esparcirse para no ser encontrados.

Desde mi perspectiva, el desarrollo conveniente a la tesis planteada seria este. Y que además, en efecto. Las FARC nos plantea 2 problemas para Colombia: la violencia y la violación de los derechos humanos y el narcotráfico (anualmente son exportadas 520 toneladas métricas de cocaína y siete toneladas métricas de heroína a Europa y EE.UU. anualmente).

Cabe destacar, el argumento del señor Pecaut, “la mayoria de hiomicidios corren por cuenta de fenomenods de violencia desordenada: Arreglos de cuentas, delincuencia común, riñas, etc. Que representan alrededor del 85% del total.”El cual me permito criticar. No estoy de acuerdo, ya que para algunos de nosotros la realidad colombiana aún nos es ajena, tal vez a muchos no les ha tocado vivir el conflicto de cerca, pero de alguna u otra manera pienso que todos los colombianos están involucrados con la violencia que vive el país actualmente, con un índice de millones de colombianos asesinados por las guerrillas (y que va en aumento), considero que el temor, las muertes, los desplazamientos, secuestros, extensiones, etc. Corren más por cuenta de los grupos subversivos que por la delincuencia común.

Pasando a la segunda parte de la tesis, procedo a analizar los factores que permiten la supervivencia de la violencia actualmente en Colombia.

En este punto, es conveniente retomar El Bogotazo. El dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán, estaba por convertirse en el próximo presidente de la nación. Gaitán le inspiraba confianza al pueblo por sus denodadas gestiones como defensor del derecho a huelga durante un período que ya se acercaba a los dos decenios. Había sido varias veces ministro de Estado y mantenía incólume su gran arraigo popular. En vista de que se negó a vender el pueblo a los intereses de la reacción, esta -afirman unos- acordó el asesinato de Gaitán. Difundida la noticia de su muerte, la reacción y el Gobierno establecido se encontraron, sin embargo, a boca de jarro con la ira fulminante del pueblo santafesino, es decir, el de Bogotá. Debe agregarse, para comprender mejor aun el conflicto político, que en Colombia el núcleo de los reaccionarios conservadores se encuentra primordialmente en Medellín, Cali y Popayán, mientras que el centro de los liberales se ubica en primer lugar en Bogotá.

El levantamiento popular culminó con el saqueo de la capital que permaneció tres días bajo el dominio de las masas revolucionarias, a las que se unió buena parte de la policía debido a lo cual Bogotá quedó casi sin guarnición. El supuesto autor de la muerte de Gaitán, que había sido identificado, murió en los desórdenes callejeros, y se llevó a la tumba el secreto del móvil de su acción. Por el vandalismo de las masas enfurecidas, la ciudad resultó casi totalmente destruida. La prensa informó luego que cinco mil establecimientos comerciales fueron saqueados e incendiados. Entre los edificios que se quemaron estaba el Palacio de los Tribunales y la Prefectura de la Policía, donde ardieron todos los archivos del país. Cabe indicar que ardieron asimismo los ministerios de Relaciones Exteriores, del Interior, de Educación Nacional y de Justicia. Se incendió además la Oficina Central de los Correos, la Nunciatura, el Palacio Arzobispal y parte de la embajada de los EE.UU. y otras legaciones extranjeras. Y así tenemos de nuevo una de las mas violentas épocas de la historia colombiana.

Resulta enigmático e interesante indicar que Fidel Castro, en aquel entonces, de escasos 21 años, estaba entre los enardecidos protagonistas del bogotazo. Resulta igualmente interesante recordar que la guerra fría se había iniciado ya en 1947 y que la Novena Conferencia Panamericana debía cimentar el alineamiento político de las Américas bajo el signo de las actividades anticomunistas del senador estadounidense Joseph Raymond McCarthy. El Gobierno chileno expulsó en forma irrevocable de los establecimientos educacionales a miles de profesores primarios fiscales de filiación comunista. A la vista de estas informaciones tanto de los EE.UU. como de Chile, puede concluirse pues que el bogotazo no se trata de un fenómeno aislado que haya ocurrido al azar y solo por razones políticas locales fuera del marco panamericano. La presencia de Fidel Castro en Bogotá precisamente durante la Conferencia Panamericana es pues más que sospechosa.

El presidente Ospina Pérez terminó con el bogotazo haciendo intervenir el ejército en la convulsionada ciudad de Bogotá. Acto seguido disolvió el Gobierno y constituyó una coalición de conservadores y liberales el 12 de abril de 1948. El nuevo Gobierno afirmó sin ambages que elementos de ideologías extrañas habían organizado una ola de pillaje en el país obedeciendo órdenes directas de Moscú. La Novena Conferencia continuó sus sesiones el 14 de abril y no solo aprobó el Acta de Bogotá sino que también tomó el acuerdo de eliminar el comunismo de la política de los países participantes en la conferencia de la OEA.

Llego aquí, al punto que comparto con Pecaut, la guerra entre partidos es una de las tantas formas de expresión de la violencia en Colombia. Además de las guerrillas, ya mencionadas, las élites y el Estado se han encargado de crear cierto tipo de cultura que ha sido transmitida a lo largo de las generaciones que se enfoca hacia ver en las clases populares los sectores de “amenaza”.

Frente a esto, considero que el Estado, ha variado las medidas según cada gobierno y cada presidente.

Como mi enfoque es la actualidad, me permito referirme al Plan Colombia; que para mi, no ha logrado tener el éxito que se esperaba debido los fuertes vínculos entre la guerrilla y el narcotráfico. Sin embargo, se sigue esperando una conclusión benéfica del plan, que busca ayuda para interceptar el envío de armas y de drogas para las FARC, apoyo económico militar e identificar los puntos de cosechas y trafico.(Todo esto con la colaboración de los países especialmente de EEUU).

CONCLUSIONES

Como ya se planteó, el ELN (ejercito de liberación nacional) y las FARC (Fuerzas armadas revolucionarias colombianas), constituyen los más fuertes ejércitos subversivos actualmente en el país. Su supervivencia se debe a que surgen como ejércitos comunistas, pero que actualmente son fuerzas patrocinadas por el narcotráfico. Ejercen el control en varios sectores del país con asesinatos, secuestros, extorsiones, asaltos, atentados etc. Esta guerrilla se financia de los “impuestos” que cobra a los narcotraficantes para pasar por sus territorios, lo que resulta productivo para ambos lados, los narcotraficantes por un pequeño monto de plata pueden pasearse libremente por estos territorios y las guerrillas obtienen mucho dinero. Este constituye el mayor obstáculo en la lucha contra la violencia del país, que no solo nos enfrentamos a ejércitos armados, sino además al gigante conflicto de la droga.

La guerrilla causa actualmente millones de crímenes al año, y viola absolutamente los derechos humanos, pasando por encima del estado y aun peor de la sociedad civil. Constituye la mayor fuente de violencia en el país.

El bipartidismo, la delincuencia común, el narcotráfico, las guerrillas, el paramilitarismo, etc., han protagonizado a lo largo de la historia colombiana LA VIOLENCIA.

BIBLIOGRAFÍA

  • PECAUT, Daniel. Presente, pasado y futuro de la violencia. Bogota, Revista Análisis Político, IEPRI, Universidad Nacional de Colombia, No 30. 1997, Págs. 3-36.

  • SÁNCHEZ, Gonzalo. Los estudios sobre la violencia: balance y perspectivas en Pasado y presente de la violencia en Colombia. Bogota, CEREC. 1986, Págs.11-30.

  • MOLANO, Alfredo. Los años del tropel en Estudios Rurales Latinoamericanos. Bogota, CEREC-CINEP, 1985, Págs. 25-88.

  • PALACIOS, Marco. La clase más ruidosa en Revista Eco, XIII, 2, bogota, 1982, Págs. 1-23.

  • JHONSON tim, The Miami Herald, Publicado en Internet.

  • HERNANDEZ C., German. La Justicia en Llamas. Bogotá: Carlos Valencia Editores, 1986

.

1 PECAUT, Daniel. Presente, pasado y futuro de la violencia. Bogota, Revista Análisis Político, IEPRI, Universidad Nacional de Colombia, No 30. 1997, Págs. 3-36.

2 PECAUT, Daniel. Presente, pasado y futuro de la violencia. Bogota, Revista Análisis Político, IEPRI, Universidad Nacional de Colombia, No 30. 1997, Págs. 3-36.

3 PECAUT, Daniel. Presente, pasado y futuro de la violencia. Bogota, Revista Análisis Político, IEPRI, Universidad Nacional de Colombia, No 30. 1997, Págs. 3-36.

Vídeos relacionados