Guerra y Revolución Liberal

Despotismo ilustrado. Carlos III. Carlos IV. Revolución Francesa. Motín de Aranjuez. Guerra de la Independencia. Cortes de Cádiz. Constitución de 1812. Fernanado VII. Absolutismo. Liberalismo. Restauración. Trienio liberal

  • Enviado por: Ska
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

Guerra Y Revolución Liberal

1. La decadencia del despotismo ilustrado: Carlos IV

Carlos IV, hijo y sucesor de Carlos III marcó el inicio de la crisis del Antiguo Régimen y, por tanto, el fin de la sociedad estamental y la monarquía absoluta

CARACTERISTICAS (6):

1. Gobierno de un valido: se decantó por la figura de un valido, Manuel Godoy, fue el principal ejecutor de la política de la monarquía. A finales del siglo XVIII, este sistema de gobierno debilitó extraordinariamente el poder y la imagen de los gobernantes


2. Influencia de la Revolución francesa: la revolución francesa influyo en los ilustrados y por tanto en la política española. Algunos moderaron sus ideas, aterrados por las noticias provenientes de Francia. Floridablanca quiso evitar que llegara a España cualquier periódico o libro proveniente de Francia. Muchos ilustrados fueron encarcelados; otros intelectuales se radicalizaron. Los revolucionarios franceses declararon la guerra a las monarquías europeas, entre ellas a la española. El ejército español no estaba preparado para combatir y sufrió una derrota

3. La creciente dependencia de Francia: tras el paréntesis de la guerra, la monarquía española retorno a la tradicional alianza con Francia frente a reino unido. Este acercamiento fue promovido por el propio Godoy y desembocó una serie de tratados que aislaban a España del resto de Europa. España firmaba los Tratados de San Ildefonso y el de Fontainebleau. Con ellos la monarquía española ponía a disposición sus recursos económicos y su flota naval. Los resultados fueron negativos para España ya k los británicos la sometieron a un bloqueo marítimo que perjudicó el comercio y las comunicaciones con América; además, la Armada hispanofrancesa fue aniquilada en trafalgar (1805), frente a las costas de Cádiz. Estos fracasos aumentaron la impopularidad de Godoy, cada vez más dependiente del Gobierno francés, ahora en manos de Napoleón Bonaparte, quien decidió emplear España como puente para someter Portugal

4. Los graves problemas de la Hacienda estatal: las deudas heredadas del reinado de Carlos III y las guerras contra los británicos pusieron a la corona al borde de la bancarrota. Los recursos extraordinarios aportados por las Indias no llegaban con regularidad a causa del bloqueo naval. Godoy se vio obligado a buscar financiación. Para ello creo una Caja de Amortización en la k se ingresarían todas las rentas. A fin de obtener rentas, el Estado se apropio de bienes de la Iglesia y los vendió. El importe resultante se empleo para hacer frente al pago de las deudas. Esta medida dio origen a la desamortización.

5. Un gran malestar social: en los primeros años del reinado de Carlos IV estallaron varias epidemias. Los motines por la carestía y las subidas del precio del pan fueron constantes; a ellos se sumaron problemas económicos y una inflación generalizada. La manufactura textil sufrió una grave crisis. El desmantelamiento de la red de beneficencia a la iglesia empeoro la situación de los más necesitados

6. Una oposición política creciente: la política de Godoy provocó una oposición cada vez más organizada. A la izquierda, se encontraban los enemigos del absolutismo, partidarios de una constitución o ley fundamental que limitara el poder del rey y que instaurara una república. A la derecha, estaban los defensores de una mayor participación de la aristocracia en el poder y de la salida de Godoy del Gobierno. Este grupo era mucho mas numeroso xq reunía a aristócratas, clero e ilustrados marginados por el monarca; además fue liderado x el heredero y príncipe de Asturias, Fernando quien maquinó varias conspiraciones, la del escorial k fracasó y la de aranjuez k resulto con éxito.

1.2 el motín de Aranjuez

La conspiración de marzo de 1808 marco el fin del reinado de Carlos IV. Godoy planeó trasladar a los reyes a Andalucía y después probablemente a América. Cuando este proyecto difundió entre la población, estalló un motín en aranjuez, localidad en la k residían el monarca y el valido; este fue encarcelado y a Carlos IV se le obligo a dimitir.

El motín se reprodujo en Madrid, donde las casas de los simpatizantes de Godoy fueron asaltadas. Fernando VII ratifico a las tropas napoleónicas su alianza y su amistad.

El que un monarca legitimo fuera derrotado x una revuelta popular puso de manifiesto el grado de descomposición política al k había llegado la monarquía española.

Ante esta situación Napoleón decidió cambiar de planes: su primera intención había sido implicar a España en su política contra Portugal y el Reino Unido; después había planificado la anexión a Francia de parte de España, y finalmente instaurar una monarquía satélite de Francia, poniendo al margen a algún miembro de su familia.

Este plan se encontró con una inesperada oposición en la península y dio lugar a la Guerra de la Independencia (1808-1814).

2. la crisis de 1808: la guerra de la independencia

Napoleón atrajo a Carlos OV y a Fernando VII, logro que ambos monarcas renunciaran a la corona española y se la ofreció a su hermano (José Bonaparte). Mientras en Madrid se registraban incidentes entre la población y las tropas francesas. Esta situación desemboco en un motín popular el 2 de mayo de 1808.

Las clases más populares madrileñas lucharon espontáneamente con los franceses en la puerta del sol. Los soldados de napoleón llevaron a cabo una represión muy dura y desemboco en un levantamiento general: había estallado la guerra

2.1. El carácter de la guerra

En la guerra de la independencia se distinguen tres vertientes: un conflicto internacional, una guerra civil y una crisis política.

  • Un conflicto internacional: la guerra fue solo un episodio de la guerra de un conflicto internacional. Se inicio en la Francia revolucionaria a partir de 1792, lo continúo napoleón y finalizo en 1815. la guerra no afecto a España y Francia únicamente, sino también a Portugal. Participo en este conflicto el reino unido. Entre los militares británicos que actuaron en la península en esta época destaco el duque Wellington

  • Una guerra civil: las tropas de napoleón no entraron en la península como invasores, sino como colaboradores. Traían consigo las ideas de nación, libertad, igualdad ante la ley, reformismo social y económico y modernización ilustrada. Estas ideas encontraron eco entre las elites intelectuales, políticas y sociales. A los colaboracionistas mas activos se les llamo afrancesados y hubo entre ellos un gran numero de ilustrados (g Goya, Fernández Moratín...). sin embargo otros muchos españoles se opusieron a la ocupación francesa, tanto entre los políticos ilustrados (Jovellanos) como entre las clases populares

  • La ausencia del monarca legitimo provoco un vacío de poder y por tanto una grave crisis política. Se improviso un poder político alternativo k actuaba en nombre de rey.

2.2. Las etapas de la guerra

Se desarrollo en tres etapas fundamentales:

1_ mayo-octubre de 1808: en esta fase inicial se manifestó la incapacidad del ejército francés para dominar la península ibérica. Numerosas ciudades como Zaragoza, Gerona etc. se rebelaron y fueron rodeadas. Las tropas francesas k invadían Andalucía fueron derrotadas en Bailen. Estas derrotas obligaron al ejército francés a replegarse hacia el país vasco

2- octubre de 1808- julio de 1812: aunque esta etapa se caracterizo por la hegemonía militar francesa, existieron importantes focos de insurrección que las tropas de napoleón no pudieron controlar. Napoleón entro personalmente en España al mando de sus tropas mas cualificadas, estas lograron expulsar a los británicos y restablecieron en Madrid a José Bonaparte, Zaragoza y Gerona cayeron en manos de los franceses aunque no pudieron tomar ni Lisboa ni Cádiz. Durante esta etapa fue cobrando fuerza el fenómeno de la guerrilla (formada x cuadrillas improvisadas de oficiales y soldados huidos del ejercito, bandoleros, aventureros e incluso clérigos. Hostigaban a las tropas francesas y atacaban sus líneas de comunicación por sorpresa)

3_ julio de 1812-1814: en esta fase final tuvo lugar una gran ofensiva de los aliados que culmino con la expulsión y derrota de las tropas francesas. Formado por británicos, portugueses y españoles al mando de Wellington, el ejército aliado obtuvo la victoria en la batalla de Arapiles. Las tropas francesas fueron derrotaras y expulsadas de la península. Finalmente napoleón reconoció a Fernando VII como rey de España

3. La revolución política: Las Cortes de Cádiz y la constitución de 1812

Durante la guerra se enfrentaron también dos modelos políticos: el reformista francés, encarnado por José Bonaparte, y el liberal español, que se fue produciendo a lo largo de la guerra y culmino en las Cortes de Cádiz

3.1. El modelo político de José Bonaparte

Características (2):

  • Se rodeó de ilustrados y afrancesados españoles para dar a su reinado una legitimidad de al que carecía. Para ello se convocó una asamblea de notables españoles en Bayona con el fin de aprobar una nueva ley fundamental conocida como Estatuto de Bayona. Esta carta otorgada, de un reformismo moderado, tampoco se llego a aplicar en toda su extensión a causa de la guerra. Con esta ley se creaba un régimen autoritario basado en un poder casi absoluto del rey. Además, establecía unas Cortes en las que estaban representados los tres elementos.

- Intentó desligarse en cierto modo de napoleón, creando un régimen autónomo. No lo logro debido a la dependencia militar y económica que tenia con respecto a Francia. Sin embargo no puedo emprender una serie de reformas que perpetuaban en parte el espíritu del despotismo ilustrado borbónico.

1. abolición de los derechos señoriales y de la Inquisición

2. supresión de las órdenes masculinas y militares

3. desaparición de la mayoría de los consejos

4. división del país en distritos

5. continuación de la desamortización (clero y nobleza)

Estas medidas fueron abolidas por Fernando VII al finalizar la guerra

3.2 El modelo político nacional: de las juntas a las Cortes

A lo largo de la guerra se fue gestando un nuevo régimen político promovido por los españoles que no acataban ni apoyaban a José Bonaparte ni a las instituciones del Antiguo Régimen que colaboraba con el.

Se produjo x tanto una autentica revolución política, pues surgieron una serie de instituciones cuya única legitimidad procedía del pueblo español. Entre esas instituciones las más importantes fueron las juntas, organismos de ámbito local y provincial compuestos por ilustrados, militares, clérigos y otras personalidades políticas elegidas por los ciudadanos.

La necesidad de coordinarse política y militarmente obligo a formar juntas supremas provinciales y una Junta Suprema Central en Aranjuez. Esta constaba de 35 miembros, la mayoría de ellos nobles reformistas, y aunk su presidente inicial era un anciano conde de Floridablanca, su figura mas representativa fue Jovellanos.

La junta suprema centras tuvo k establecerse en Cádiz. En su seno nació la idea de convocar unas Cortes para contrarrestar la asamblea convocada por José Bonaparte y el Estatuto de Bayona, cuya primera sesión se celebro en Cádiz en septiembre de 1810. Las cortes de Cádiz reunían a todos los representantes llegados de distintos lugares de España en una misma asamblea.

Las cortes funcionaron hasta septiembre de 1813; el numero de diputados aumento constantemente, pasando, en tres años, de 100 a 223. En su mayoría eran clérigos, abogados, funcionarios o militares; había también algunos nobles y unos cuantos comerciantes y propietarios. No figuraban entre ellos ni artesanos, ni trabajadores de la industria ni campesinos. Puede decirse así, que la clase media urbana fue la protagonista de las cortes de Cádiz.

Los diputados reunidos en las cortes de Cádiz pertenecían a tres grupos ideológicos:

  • en el ala izkierda los liberales> cambios radicales y dotar a las cortes de toda la soberanía. Fueron los triunfadores!

  • En el centro los jovellanistas> establecer un compromiso entre la nación y el rey a través de unas cortes estamentales

  • En el ala derecha los absolutistas> partidarios del sistema tradicional, en el que la soberanía del rey emanaba de Dios.

1. la labor legislativa: constitución de 1812

Entre las reformas políticas, la más importante fue la aprobación de la Constitución (marzo 1812), una extensa norma que reflejaba el programa de los liberales de la época (llamados doceañistas en su honor). Constituyó la primera ley fundamental aprobada por un parlamento nacional en la historia de España.

En sus principios básicos eran los siguientes:

1. Soberanía nacional. La soberanía residía en la nación, la “reunión de todos los españoles”, incluidos los habitantes de las colonias

2. División de poderes según el esquema de Montesquieu. El poder legislativo residía en las cortes unicamerales, el ejecutivo en el rey y el judicial en los tribunales.

El régimen político era, por tanto, una monarquía parlamentaria. El poder del monarca estaba muy limitado, y la superioridad del poder legislativo era evidente.

-Se reconocieron los derechos individuales (libertad, propiedad, igualdad, inviolabilidad del domicilio y libertad de imprenta entre otros). Sin embargo no existía una declaración de derechos individuales, como sucedió en la revolución francesa.

-Se proclamo el catolicismo como la religión única y oficial del Estado y se prohibió cualquier otra.

- se adopto el sufragio universal masculino e indirecto como sistema electoral. Las mujeres no votaban.

Las constitución de 1812 establecía también la democratización de la vida municipal. Se creaba además la milicia nacional

2. las medidas sociales y económicas

Las Cortes de Cádiz adoptaron una serie de medidas sociales y económicas:

1. se suprime el régimen señorial. Se abolieron los derechos feudales, es decir, la dependencia personal que los campesinos tenían respecto de sus señores y por tanto los señoríos jurisdiccionales. Se mantuvieron los señoríos territoriales. La propiedad agraria apenas experimento cambios.

2. La nueva desamortización. Se aplico a:

-las propiedades de los afrancesados

- las ordenes militares disueltas

- las ordenes de los conventos y monasterios destruidos en la guerra

- la mitad de las tierras municipales

Estos bienes se venderían en pública subasta, y se admitirían los títulos de deuda pública como forma de pago.

A estas medidas se añadieron otras, como la supresión de la Inquisición, de las aduanas internas y de los gremios.

Las reformas adoptadas apenas llegaron a aplicarse debido a la guerra y a los cambios políticos posteriores. Sin embargo durante décadas constituyeron el programa de los liberales españoles.

4. LA EPOCA DE FERNANDO VII: entre el absolutismo y el liberalismo

Tras las guerras napoleónicas se inicio en Europa el periodo conocido como la restauración. En España también se produjo la restauración del antiguo régimen tras la revolución política impulsada por la Guerra de la Independencia. El retorno de Fernando VII a España supuso la anulación de las reformas liberales.

4.1. La primera restauración (1814-1820)

En 1814, Fernando VII regreso a España, procedente de Francia, y fue proclamado por el pueblo en varias localidades españolas como símbolo de la paz, la normalidad, y la legitimidad restablecidas después de la guerra.

El monarca recibió también presiones por parte de los altos oficiales el ejército, de la iglesia y de políticos conservadores para anular la Constitución y disolver las cortes. La acción más relevante de estos grupos fue el Manifiesto de los persas, un documento firmado por varios diputados que fue entregado al rey en Valencia en abril de 1814. En este texto se criticaban el poder asumido por las Cortes y las juntas durante la Guerra de la Independencia y se solicitaba el restablecimiento de las instituciones tradicionales españolas y la colaboración del monarca con la aristocracia.

El manifiesto de los persas justificaba ideológicamente un verdadero golpe de Estado, que el propio rey dio el 4 de mayo de 1814 al promulgar en Valencia un decreto que anulaba todas las reformas aprobadas en las cortes, incluida la constitución de 1812. Finalmente, Fernando VII entro en Madrid aclamado por sus súbditos y numerosos liberales que huían de la persecución.

El rey procedió a restablecer las instituciones de 1808: se restauraron los consejos y la Inquisición, así como la jurisdicción señorial y sus privilegios y se suspendió la desamortización emprendida en 1813.

Sin embargo el restablecimiento de la monarquía absoluta se enfrento a una serie de problemas insalvables:

  • una gran inestabilidad en el gobierno debido a la influencia de la camarilla (conjunto de personas que gozaban de la confianza del monarca) y también a la incapacidad de gobernar con un sistema político antiguo.

  • una crisis en la Hacienda estatal. Se le unió el proceso de emancipación de los territorios americanos. Además resultaba imposible imponer un sistema tributario que garantizara al Estado los ingresos necesarios sin alterar los privilegios económicos y sociales de los diferentes grupos.

  • la acción de la oposición política liberal. Al no poder expresarse públicamente, los liberales recurrieron a la conspiración y a la rebelión militar. La conspiración se canalizo a través de sociedades secretas como la masonería (sociedad secreta que quería conseguir la libertad y la hermandad universal) mientras que la rebelión militar se expreso en los pronunciamientos que fueron frecuentes a lo largo del siglo XIX

Tras varias sublevaciones fracasadas, la protagonizada por el oficial Rafael del Riego en enero de 1820 desencadeno un cambio político que inicio una nueva etapa en España

* mirar cuadro 143

4.2. El trienio liberal (1820-1823)

Tras el pronunciamiento de Riego, Fernando VII firmo un decreto en el que prometía jurar la Constitución de 1812 (marzo de 1820)

Se inicio así el periodo conocido con el nombre de Trienio liberal, una etapa de gobierno en la que se intentaron aplicar las reformas aprobadas por las cortes de Cádiz. No se trato simplemente de una restauración liberal, pues tuvo algunas peculiaridades muy destacables: los liberales gobernaban ahora y disponían de una milicia armada, pero también empezaron a separarse en una corriente moderada y otra exaltada.

EL PROGRAMA DE GOBIERNO

Cuando las medidas aprobadas difícilmente podían aplicarse en un país en guerra, el mismo liberalismo debía enfrentarse ahora a la realidad social y económica de España. Era preciso poner en práctica las reformas e implicar en ellas a los poderes del estado, incluido el monarca, que se mostraba evasivo a aceptar la Constitución.

Se restablecieron las leyes aprobadas en Cádiz como la supresión definitiva del tribunal de la Inquisición y la abolición del régimen señorial. Se reemprendió la desamortización, aplicándola a los mayorazgos, que fueron suprimidos; se abordo una reforma eclesiástica para reducir el numero de monasterios y de ordenes religiosas. Los bienes de las ordenes eliminadas se nacionalización pasaron a manos del Estado y se vendieron. También se redujo a la mitad el importe del diezmo cobrado por la iglesia. En este periodo se aprobó la primera legislación sobre la enseñanza, el Reglamento General de Instrucción Publica, así como el primer Código Penal y una nueva división del territorio español en 52 provincias

LA MILICIA ARMADA

El gobierno liberal creo una Milicia Nacional, concebida con un cuerpo de carácter civil formado por ciudadanos armados dispuestos a defender la Constitución. Se pretendía que fuera una milicia reservada a aquellos ciudadanos que dispusieran de propiedades. Fue organizada en cada localidad y los ayuntamientos empezaron a sufragar el armamento de los milicianos por lo que pudieron incorporarse a ella las clases populares urbanas.

LA DIVISION DEL LIBERALISMO

Los liberales se dividieron en dos facciones cada vez mas definidas: los doceañistas o moderados (lideres históricos) y los liberales organizadores de la Revolución o exaltados, partidarios de reformas mas radicales.

Los primeros gobiernos del Trienio Liberal, hasta agosto de 1822, estuvieron en manos de moderados, como Agustín de Argüelles y Francisco Martínez de la Rosa que habían estado en el exilio o incluso habían sido encarcelados.

Por su parte, los exaltados, entre los que figuraban el propio Riego, Juan Álvarez Mendizábal y Antonio Alcalá Galiano, lideraron diversas protestas urbanas a finales de 1821, como la <batalla de las Platerías> que inauguraron los movimientos urbanos del signo liberal.

LA OPINION PÚBLICA

Durante el Trienio liberal se genero por primera vez un debate público sobre la acción del Gobierno. Dicho debate se canalizo a través de las sociedades patrióticas (que eran clubes de discusión política), los cafés y la prensa libre.

Se popularizaron canciones y tonadillas como el Trágala y el Himno de Riego

LA OPOSICION AL REGIMEN LIBERAL

En este periodo surgió también una oposición de corte conservador al régimen liberal. El rey se enfrento varias veces a sus ministros y a las Cortes. Un sector de la oficialidad del Ejército y de las elites de Antiguo régimen lo apoyaban. La mayor parte del clero se oponía a las medidas reformadoras y a la desamortización, y atrajo a su causa a las clases populares sobre todo en áreas rurales. El campesinado no simpatizaba demasiado con el liberalismo.

Los componentes de la oposición conservadora o contrarrevolucionaria (absolutistas, realistas o apostólicos) acuñaron el lema Dios, patria y rey, símbolo de sus valores frente a los de la doctrina liberal, según creían, traía el laicismo y el desorden. La contrarrevolución realista, se manifestó en distintas rebeliones militares urbanas, como la que tuvo lugar el 7 de julio de 1822 en Madrid.

Los realistas también organizaron una guerra de guerrillas rural. Las más activas se encontraban en las zonas montañosas de Cataluña, el País Vasco, Navarra y el norte de Castilla.

En el pirineo catalán se llego a formar un Gobierno absolutista, paralelo al liberal, conocido como la regencia Urgel (1822)

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS

El régimen del Trienio liberal no fue derrocado por una insurrección interna, sino por la intervención extrajera. Francia organizo una expedición, conocida como los cien mil hijos de San Luís y dirigida por el duque de Angulema, que penetro en España en abril de 1823

4.3 la recreación absolutista (1823-1833)

La década absolutista no fue un simple retorno a las oposiciones de Fernando VII antes de 1820. Se restablecieron las instituciones de la monarquía absoluta (menos la inquisición) durante este periodo el Gobierno evoluciono gradualmente hacia un reformismo moderado.

La oposición mas luchadora contra los gobiernos de esta estaba no provino de los liberales, sino de los partidos de un régimen absolutista.

1. LA REPRESION CONTRA LOS LIBERALES

Los liberales sufrieron una dura represión política. Comenzaron a funcionar juntas de depuración para investigar y anular los nombramientos realizados en la Administración. Se establecieron juntas de fe contra liberales.

Como alternativa a la milicia nacional, se creo un Cuerpo de los Voluntarios Realistas.

La mayoría de los liberales significativos se exiliaron al extranjero, especialmente al reino unido, donde el ambiente liberal del país les permitía publicar en periódicos...

En esta década se produjeron varios intentos de insurrección; numerosos lideres liberales, como Riego, el Empecinado y José Maria de Torrijos, fueron ejecutados.

2. LAS REFORMAS DE CARÁCTER TECNICO

La imposibilidad de seguir gobernando con instituciones del Antiguo régimen obligo a crear otras más eficaces. Entre ellas se encontraban el Consejo de ministros y el de fomento.

En el ministerio de Hacienda se destaco la labor de su titular, Luís López Ballesteros, quien hizo por primera vez en la historia de España los presupuestos Generales del Estado.

López Ballesteros llevo a cabo una política de moderada liberalización económica; promovió la elaboración del código de Comercio; y creo el banco Real de San Fernando, heredero del antiguo Banco de San Carlos, y la Bolsa de Madrid.

3. LA RADICALIZACION DE LOS REALISTAS

En el seno del grupo político realista surgió una facción ultra que promovió movimientos y conspiraciones contra los ministros mas moderados de Fernando VII.

El mas importante de estos movimientos fue la revuelta de los malcontents o agraviados, promovida por el campesinado descontento con los impuestos y la Administración.

4. LA APARICION DE LOS CARLISTAS

Los realistas exaltados se convirtieron en carlistas a causa del proceso por la sucesión de Fernando VII. Hasta el nacimiento de Isabel, el hermano del rey, Carlos Maria Isidro, había sido el heredero al trono. Fernando VII había hecho publicar la Pragmática Sanción (hacia posible que una mujer pudiera reinar una mujer en España)

Los partidarios de Carlos Maria Isidro consideraron esta decisión el resultado de una conspiración liberal. Por ese motivo aprovecharon la enfermedad del rey en 1832 para provocar los sucesos de La Granja: presionaron sin éxito a la reina Maria Cristina y al mismo Fernando VII para que la Pragmática sanción fuera quitada y pudiera reinar Carlos Maria Isidro.

Este marcho a Portugal; durante la enfermedad del monarca, la reina se hizo cargo del gobierno. Fernando VII falleció en 1833.

5. la emancipación de la América española (apenas pregunta nada según nazaret)

La independencia de la América española fue protagonizada por minorías criollas (descendientes que emigraron a América y nacieron allí) y blancas, que rechazaban cualquier tipo de revolución social. Aunque los lideres de la independencia americana (simón bolívar, y José de san martín) eran de ideología liberal, las rebeliones que promovieron tuvieron un carácter autoritario y caudillista. Los independentistas manifestaron un escrupuloso respeto al orden estamental existente en la sociedad colonial.

La crisis política afecto a las colonias españolas en América. Habían quedado aisladas de la metrópoli, se les había permitido comerciar con países neutrales, dada la imposibilidad de estableces una comunicación a través del atlántico. Todo esto reforzó la autonomía de las colonias.

Las colonias por su parte estaban defendidas y financiadas por los mismos criollos e indígenas que se mostraban descontentos con las medidas administrativas y fiscales adoptadas por los Borbones. Habían dado lugar al proceso de independencia de las colonias norteamericanas e impulsaron la revolución francesa.

5.1. LOS RASGOS GENERALES

CARACTERISTICAS:

- Se habla de independencias, ya que en cada región estallaron revoluciones sin ninguna conexión entre ellas. Los dos virreinatos mas antiguos, nueva España (México) y Perú eran regiones mas conservadoras. La nueva granada y río de la plata fueron los motores de la independencia. De estos virreinatos surgieron sus principales caudillos (Simón bolívar y José de san martín)

- el proceso fue largo y complejo, desde 1808 hasta 1825. Se produjeron guerras civiles y conflictos entre diferentes regiones.

- el proceso de la independencia estuvo vinculado a los acontecimientos de la política de la metrópoli. Primero se aprovecho la confusión creada por España para proclamar las independencias; después los dirigentes regionales se apoyaron en el liberalismo para promover la lucha contra el absolutismo de la corona española. Finalmente las tropas españolas se sublevaron e hicieron la revolución en la península. El trienio liberal fue decisivo para la culminación de los procesos de emancipación