Guerra y literatura

Literatura e Historia universal antigua. Comparaciones literarias. Mundo Romano. Grecia Clásica. Troya. Alejandro Magno. Ilíada. Poesía yámbica. Mitología griega. Homero. Odisea. Edipo Rey. Señor de los Anillos. Caballeros del Rey Arturo

  • Enviado por: Jorge
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 30 páginas
publicidad

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN.................................................................................................7

EDAD ANTIGUA.................................................................................................9

Los límites del mundo antiguo...................................................................9

Los rasgos y los escenarios en la antigüedad clásica...........................10

El Oriente antiguo......................................................................................10

El mundo romano.......................................................................................11

La Grecia antigua.......................................................................................12

La guerra de Troya...............................................................................13

El imperio de Alejandro el grande......................................................13

Las primeras conquistas..............................................................14

La creación de un imperio............................................................15

El legado de Alejandro..................................................................16

GRECIA: LA ÉPICA Y LA LÍRICA..............................................................16

La oralidad (aedos y rapsodas)..........................................................17

La historia de la Ilíada.........................................................................18

Lo mítico y lo real en los poemas homéricos...................................19

La poesía yámbica...............................................................................20

Lírica coral............................................................................................21

El período tardío arcaico. La prosa..................................................21

Mitología Griega.........................................................................................22

Mito........................................................................................................22

Orígenes...............................................................................................22

Principales dioses...............................................................................23

Culto y creencias.................................................................................24

Homero........................................................................................................24

La Odisea..............................................................................................25

La Ilíada.................................................................................................25

Características...............................................................................25

EDAD MEDIEVAL.............................................................................................26

Inicios de la Edad Media............................................................................26

Fragmentación de la autoridad...........................................................26

La iglesia...............................................................................................27

Vida cultural.........................................................................................27

La alta Edad Media.....................................................................................27

El poder del papa.................................................................................28

Aspectos intelectuales........................................................................28

Innovaciones artísticas.......................................................................28

La nueva unidad europea...................................................................29

La baja Edad Media....................................................................................29

Inicios de la ciencia política................................................................29

La nueva espiritualidad.......................................................................30

Las guerras en la Edad Media...................................................................30

Armas medievales...............................................................................31

Las ramas y el equipamiento de la caballería.............................31

Las armas......................................................................................32

La armadura..................................................................................32

Los caballos...................................................................................33

Armas de proyectil........................................................................33

Los arcos.......................................................................................33

Las ballestas..................................................................................33

Las armas de infantería................................................................34

Las armas de mano.......................................................................34

Las lanzas.....................................................................................34

Los ejércitos en la Edad Media...........................................................35

La organización de los ejércitos..................................................35

El suministro..................................................................................36

El despliegue para la batalla.........................................................36

Las tácticas militares...........................................................................36

Las tácticas de la caballería.........................................................37

Las tácticas de la artillería............................................................37

Las tácticas de la infantería..........................................................38

Las Cruzadas........................................................................................38

Contexto histórico.........................................................................39

La primera Cruzada.......................................................................39

Los ejércitos cruzados..................................................................40

La conquista de Anatolia..............................................................40

La conquista de Jerusalén...........................................................41

El apogeo del poderío latino en el Oriente..................................41

Saladino y la tercera Cruzada......................................................42

Las ultimas Cruzadas....................................................................43

Fedrico II.........................................................................................43

Luis IX.............................................................................................44

Consecuencias de las Cruzadas..................................................45

La guerra de los Cien Años................................................................45

Fases iniciales de la guerra (1337-1380).....................................46

Últimas batallas.............................................................................46

La literatura en la Edad Media...................................................................47

Cantares de Gesta...............................................................................47

Los orígenes de la novela...................................................................48

La novela en verso...............................................................................49

Chrétien de Troyes (1135-1190)...................................................50

La novela artúrica en prosa................................................................50

La ciudad encantada de Camelot.................................................51

Avalon: la última morada del Rey Arturo....................................52

La verdad acerca de Arturo..........................................................53

La novela de caballerías......................................................................54

El Amadís de Gaula.......................................................................55

El ciclo de los “Amadises”............................................................56

El matrimonio secreto en los libros de caballerías....................56

El ciclo de los “Palmerines”.........................................................57

Novelas caballerescas.........................................................................58

ANÁLISIS DE OBRAS Y COMPARACIONES..........................................59

Análisis de la obra: “Edipo Rey”(Sófocles).............................................59

Análisis de la obra: “La Ilíada”(Homero).................................................62

Comparación con su co-relato histórico: “La Guerra de Troya”....68

Resumen de El Señor de los Anillos........................................................69

Su comparación con El Imperio de Alejandro El Grande..............75

Su comparación con Las Cruzadas...................................................77

Análisis de la obra: “Los Caballeros del Rey Arturo” (Anónimo)........78

Comparación con su co-relato histórico: “Arturo”..........................82

CONCLUSIÓN....................................................................................................84

FUENTES............................................................................................................85

Introducción

En este informe se investigaron algunos temas relacionados con guerras épicas, leyendas, héroes, mitos y dioses griegos, y cómo se relacionan con la literatura actual.

Pensamos que las batallas y los héroes de la historia fueron la inspiración de muchos escritores para crear sus libros, a los que, claro está, tuvieron que agregarles una pizca de ficción para atraer a los lectores. Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, algunos de esos libros pudieron ser llevados al cine y, hoy, son una de las historias más conocidas. Lo que quisimos hacer fue una comparación entre la ficción de la literatura y la realidad de la historia. Quisimos buscar similitudes y diferencias entre la fantasía y la realidad de cada una de las historias que tocamos, ya que nos pareció interesante y original tomar un mismo relato desde puntos de vista diferentes.

Las comparaciones que se realizaron fueron: La Guerra de Troya (realidad) con La Ilíada (ficción); Las Cruzadas (realidad) con El Señor de los Anillos (ficción) y El Rey Arturo real con El Rey Arturo fantástico. Por otro lado, se tocó también la mitología griega con sus dioses principales; la lírica y la épica, y muy resumidamente, la edad antigua y la edad medieval.

La razón principal por la que se llevó a cabo la realización de este trabajo, fue por pedido de la profesora Elira Casetti de Magistocchi, responsable del espacio Lengua y Literatuta II, y se preparó con el fin de aprobar una de las calificaciones mediante la elaboración de un informe, además de nuestro constante deseo de aprender y conocer cosas nuevas sobre alguna temática que nos interesa.

Elegimos este tema porque nos pareció apropiado y relacionado con lo que se nos pedía, además de ser novedoso y, en parte, desconocido. Otra de las razones fue que nos gusta este tipo de cosas y, por lo tanto, disponíamos de bastantes fuentes para elaborarlo.

Se buscó información en libros, enciclopedias, internet, videos, y luego, se seleccionaron los temas principales, es decir, aquellos que se tratarían en el informe. Seguidamente, se buscó en todas las fuentes conocidas acerca de éstos. Se reunió toda la información posible y se seleccionó, pues se repetía en varios casos.

Para poder realizar las comparaciones deseadas, y por consiguiente, presentes en el informe, vimos las siguientes películas: Las Cruzadas, la trilogía de El señor de los anillos, El rey Arturo, y Troya. Además, leímos y analizamos las siguientes obras: La Ilíada, La Odisea, Edipo Rey, Los caballeros del Rey Arturo y Mitos clasificados 0 y 1.

El trabajo fue dividido entre las cuatro integrantes del grupo y posteriormente de haberlo realizado todo, nos reunimos para discutir las conclusiones sacadas por cada una y establecer una puesta en común.

Terminado esto, se realizó un resumen sobre todo lo acordado y se pasó a la computadora, donde se elaboró cada parte del informe.

ANÁLISIS DE OBRAS Y COMPARACIONES

ANÁLISIS LITERARIO: “EDIPO REY” (Sófocles)

Datos externos:

Sófocles nació en Colono Hípico hoy parte de Atenas, actual Grecia, en 495 a.C. y murió en Atenas en 406 a.C. Fue un poeta trágico dramático. Hijo de un armero llamado Sofilo. A los dieciséis años fue elegido director del coro de muchachos para celebrar la victoria naval de Asalamina en 480 a.C.

En 468 a.C. se dio a conocer como autor trágico al vencer a Esquilo en el concurso teatral que se celebraba anualmente en Atenas durante la fiestas dionisíacas, cuyo dominador había sido Esquilo.

Escribió 123 tragedias para los festivales, en los que se adjudicó, se estima, 24victorias, frente a las 13 de su contrincante.

No mostró demasiado interés en la política, pese a lo cual fue elegido dos veces estratego y participó en la expedición ateniense contra Samos (440 a. C.). Murió a los 80 años y su muerte coincidió con la guerra de Esparta que había de significar el principio del fin del dominio ateniense y se dice que el ejército atacante concretó una tregua para que se pudieran celebrar debidamente sus funerales.

Género: narrativo.

Subgénero: tragedia.

Título: “Edipo Rey”. La obra tiene este nombre porque la pestilencia que ataca a la ciudad de Tebas ocurre cuando el, Edipo, es rey. Se supone que un rey debe hacer todo lo posible para que su pueblo recupere la tranquilidad. Cumpliendo con su deber Edipo descubre que es el asesino de su padre y marido de su madre. Pero se supone que un rey es bueno y correcto.

Contenido o argumento:

Layo, rey de Tebas, había sido expulsado una vez de su propio reino por una rebelión de sus súbditos. Este se refugió en la corte de Pélope, quién le encomendó la educación de su hijo y como este no cumplió tal encargo Pélope lo maldijo deseándole que si alguna vez llegaba a tener un hijo, éste lo mataría; fue tarde cuando Layo recordó esta maldición pues ya se había casado con Yocasta, una noble, y un hijo estaba por nacer.

Cuando el niño nació ambos padres acordaron que el pequeño fuera llevado al monte Citerón para que ser devorado por las fieras. Y luego de trabarle los pies con un garfio fue entregado a uno de sus pastores.

Sin embargo, el hombre que lo había recibido, entregó al recién nacido a un segundo pastor; este otro apacentaba los rebaños del rey Pólibo y su esposa Mérope que criaron al pequeño como suyo porque no tenían hijos propios. Le pusieron el nombre de Edipo que significa el de los pies hinchados.

Así transcurrió el tiempo, Edipo creció y, durante un festín, alguien gritó ”hijo postizo de Pólibo”; el príncipe recibió explicaciones de sus padres pero como quedó intranquilo, salió de Corintio y se dirigió a Delfos para consultar el oráculo. Este le brindó una respuesta aterradora: Edipo estaba destinado a dar muerte a su padre y desposar a su madre.

Al saber esto el joven huyó espantado. En El camino de Tebas había una bifurcación en donde se encontraba un carro sobre el cual viajaba un hombre de edad, acompañado por un pequeño séquito.

La pretensión del anciano y de Edipo de no ceder el paso originó un altercado y en consecuencia murió el hombre que viajaba sobre el carro y todos sus acompañantes; menos uno que logró huir. Así se había cumplido la primera parte del oráculo: que dé muerte a su padre.

Siguió su camino hasta llegar a Tebas; allí reinaba confusión e incertidumbre. Unos bandidos, según se decía, habían dado muerte al rey, y ahora un monstruo, la esfinge, que se había instalado cerca de la ciudad, proponía enigmas y mataba a quienes no lograban resolverlos. Edipo afrontó a la aterradora criatura y resolvió el acertijo, liberando a Tebas de su amenaza.

Creonte, hermano de la reina Yocasta, junto con el pueblo proclamaron rey a Edipo, y este se casó con esta mujer. Se cumple la segunda parte del oráculo. Pasan los años y nacen cuatro hijos, mientras que Tebas goza de paz y prosperidad.

En el primer episodio se desató en su reinado una pestilencia que no perdonó la vida de animales y personas; entonces Edipo decidió buscar una solución, por lo que envió a su cuñado Creonte al templo de Pitia para que Febo Apolo le dijera que hacer para salvar a su ciudad.

Cuando Creonte llegó, le trajo la respuesta a su pedido; Apolo le ordenó que desterrara al asesino de Layo, el antiguo rey, que murió asesinado en el camino en visita del oráculo y con él también murieron todos los acompañantes menos uno que logró escapar.

Desconcertado Edipo le preguntó a su cuñado cómo haría para encontrar al criminal, y fue cuando su hermano político le dijo que el culpable provenía de la tierra de su reinado. El rey convocó a todos los habitantes y preguntó si alguien conocía al rey y prometió desterrarlo si lo encontraba. Entonces pidió a los dioses por la salvación de sus tierras y de su gente.

En el segundo episodio Edipo estaba preocupado porque no podía deducir quién era el responsable del crimen; entonces Corifeo le dijo que había un vidente, llamado Tiresias, que le podía proporcionar la información que los dioses no le brindaron.

Cuando el rey mandó a llamar al adivino, este le imploró que lo devolviera a su hogar y que no le preguntara nada; Edipo le rogó que le contara y después de que colmó la paciencia de Tiresias, éste le dijo que él había sido el asesino de Layo. Entonces el rey creyó que el adivino y Creonte estaban conspirando en su contra pero también se enojó con Corifeo.

En el tercer episodio un mensajero que llegó de Corintio le trajo la noticia de que Pólibo había muerto, y es cuando el monarca se enteró de que el difunto nada tuvo de parentesco con él; y le explicó a Edipo que él había llegado hasta Pólibo porque él que en ese momento era pastor, se lo había entregado. En ese momento, Edipo mandó a llamar al hombre que llevó al niño donde el mensajero apacentaba los rebaños.

En el cuarto episodio el sirviente llegó y fue interrogado por Edipo. El siervo le dijo que el niño que había recibido de su propia madre, Yocasta, hacía años era hijo de Layo y tenía que ser sacrificado en temor de un oráculo; que el pequeño habría de matar a su padre.

El rey Edipo descubrió una verdad que lo atormentaba, era hijo de su padre, a quien mató, y esposo de su madre.

En la última parte del libro, el exodos, otro mensajero le comunicó a Edipo que Yocasta se había suicidado. Por eso le pidió a Creonte que lo expulsara de Tebas pero su cuñado le respondió que primero necesitaba conocer la voluntad de los dioses. El perturbado hombre también le pidió que se sepultara a Yocasta, que Cronte cuidara de sus dos hijas mujeres y que las trajera para que se despidiera.

Cuando llegaron las hijas, Edipo se despidió tristemente deseándoles que no tuvieran un destino como el suyo.

Creonte le dijo que tenía que partir ya, y el hombre infeliz partió con sus hijas hasta que su cuñado le dijo que las tenía que dejar. Así termina el libro, Edipo es desterrado.

Temática:

- Tema principal: La incertidumbre de un hombre al cumplir su destino.

- Temas secundarios: El amor de un hombre y una mujer que son hijo y madre. El destino de un hombre. El remordimiento de conciencia.

Estructura:

- Externa (plan o esquema):

Plan o esquema: Introducción

Prólogo

El parodos del coro

Primer episodio

Primer canto alrededor del Ara

Segundo episodio

Lamento

Segundo canto alrededor del Ara

Tercer episodio

Cuarto canto alrededor del Ara

El exodos

Lamento

Notas

Criterio gráfico: Verso

Personajes: Humanos todos

- Credibilidad: Verosímiles todos

- Protagonismo:

Principales: Edipo

Yocasta

Layo

Creonte

Secundarios: Tiresias

El sacerdote

El pastor

Ambientales: El mensajero

Corifeo

Coro

Tiempo: - Orden: narración cronológica simultánea.

- Duración: rápida

Espacio: - Macroespacio: Grecia

- Microespacio: Tebas

Recursos estilísticos:

- Procedimiento técnico: soliloquio.

- Recursos literarios:

.Antítesis: “...y un alivio a tus males...”.

.Metáfora:“...Tú ves qué edad tenemos aquellos que llegamos a tus aras. Algunos todavía no tienen la fuerza suficiente para volar muy lejos; pero hay otros a quienes ya abruma la vejez...”.

.Hipérbole:“... el mío es el dolor de Tebas...”.

.Personificación: “la odiosísima peste recorre la ciudad y la va destruyendo...”.

.Metonimia: “... Muy feliz me parece; de otro modo en su frente no brillaran coronas de laureles y flores...”/ Cuando la respuesta era favorable, los consultantes se coronaban de laureles.

Tono: Trágico.

ANÁLISIS LITERARIO: “LA ILÍADA”(Homero)

Análisis externo:

Biografía del autor: Homero

Poeta épico, autor de los dos más antiguos monumentos de la literatura griega, la Ilíada y la Odisea. Nada se sabe sobre su vida: tanto su nombre, la fecha y lugar de nacimiento, como su propia existencia, han sido objeto de disputa desde la más lejana antigüedad. Su nombre, que en griego significa (también) rehén, quizá sólo sea un sobrenombre. De cualquier forma, se ha situado su existencia entre 1200 y 600 a.C., aunque muchos eruditos estén ahora de acuerdo en que vivió en la segunda mitad del siglo VIII, alrededor de 725-700 a.C. En la antigüedad, no menos de doce ciudades reclamaban haber sido su cuna, pero es la isla de Quíos, en la costa de Asia Menor, la que sigue aún hoy siendo la favorita.

Análisis interno:

Género: Literario.

Subgénero: Narrativo.

Título: La Ilíada. En latín iliacus -as -adis( acusativo de -ada) femenino: troyana, ilíada.

Contenido:

Príamo y Hécuba, reyes de Troya, esperaban a su primer hijo, Paris. Pero poco tiempo antes del nacimiento de este, su madre soñó que llevaba en el seno una antorcha que debía abrasar un día el imperio romano. Al preguntarle a los adivinos el significado de este sueño, respondieron que el príncipe que iba a nacer causaría el incendio de Troya.

Cuando el rey se enteró, ordenó que se le diera muerte al niño después de nacer. Pero Hécuba, que no quería que mataran a su hijo, lo escondió y luego se lo entregó a unos pastores para que cuidaran de él.

Paris creció en ese mundo, y se hizo tan fuerte, tan hábil y tan hermoso que su fama salió de los límites del reino.

Y he aquí que en el Olimpo se festejaba la boda de Tetis y Peleo a la cual habían sido invitados todos los dioses y diosas, a excepción de la diosa Discordia, a quien Júpiter excluyó por ser quien alteraba la paz y la armonía. Ésta, en busca de venganza, arrojó sobre la mesa del banquete una manzana de oro que decía: “A la más hermosa”.

Juno, Minerva y Venus, se la disputaron creyendo, cada una, ser la más bella. Júpiter no se animaba a opinar por miedo a ofenderlas. Entonces, dispuso que se le consultara al más hermoso de los mortales, Paris.

Las tres diosas, acompañadas por Mercurio, se presentaron ante el joven. Juno se adelantó y puso en la mano de Paris el preciado trofeo, explicándole que se la debía entregar a la que él considerara la más hermosa. Si se la daba a ella le prometió el más ilimitado poder: más de cien pueblos lo proclamarían su rey, y sus riquezas serían incontables. Minerva le propuso ser tan sabio como los dioses: tendría la Sabiduría y la Virtud y, con su ayuda, no habría imposible para él. Venus le ofreció el amor de la mujer más bella del mundo, Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta. El joven, atónito por la descripción de la hermosura de la reina, no tuvo más que entregarle a la divinidad la manzana.

Guiado por Venus, Paris navegó hasta Esparta, donde fue hospedado gentilmente por la comunidad y su monarca.

Helena, influida por la diosa, al ver a Paris se enamoro de él. Este le rogó que se escaparan juntos con dirección a Troya, y ella no tuvo más remedio que aceptar.

Cuando Menelao advirtió que Paris le había robado a Helena, fue a pedir ayuda a su hermano Agamenón, rey de Argos y de Micenas.

Agamenón, al saber la traición de Paris, convocó a todas las huestes griegas para que salieran rumbo a Troya, en busca de Helena y de su raptor. Devolverían al rey su esposa y castigarían severamente al joven. Juno y Minerva celosas de la preferencia de Paris por Venus, empujaban las naves y acrecentaban la cólera de los vengadores.

Ante los muros de Troya, durante nueve años, permanecieron los griegos en sus campamentos, hostigando continuamente a los troyanos. Y en igual proporción, obtenían la victoria.

Durante aquel tiempo los griegos saquearon a la ciudad da Crisa, donde Agamenón se enamoró de Criseida, hija de Crises, el sacerdote del templo de Apolo, y la hizo su esclava. El padre de la doncella, por su rescate, ofreció un gran tesoro a los griegos. Agamenón se negó rotundamente, amenazando e insultando al sacerdote.

El anciano Crises le pidió a Apolo que castigara a los griegos por su crueldad. Apolo, muy enojado, lanzó durante nueve días sus flechas sobre el campamento de Agamenón.

Ante esto, se le preguntó a Calcas, que era adivino y el más sabio de todos los griegos, qué se debía hacer. Éste contestó que debían devolverle su hija a Crises, y sacrificar un centenar de reses.

Agamenón no estuvo de acuerdo con este plan. En consecuencia, Aquiles se enfureció, produciéndose una discusión entre estos dos, en la cual el rey aceptó devolver a Criseida y ofendió a Aquiles, produciendo que éste se marchase.

Tetis escuchó los lamentos de su hijo, que ofendido por Agamenón, lloraba a la orilla del mar. Entonces, se elevó hasta el Olimpo para pedirle a Júpiter que los troyanos vencieran a los griegos hasta que estos no se inclinaran por honrar a su hijo. Júpiter aceptó y envió a Agamenón, a través de un sueño, el mensaje de que era el momento oportuno para atacar Troya.

Al día siguiente, Agamenón comunicó su sueño a sus hombres quienes comenzaron a prepararse para la guerra y, cuando estuvieron listos, marcharon hacia su destino. Entre ellos iba Minerva alentándolos.

Al frente de los troyanos iba Paris; al ver a Menelao, se atemorizó y retrocedió a esconderse entre sus amigos. Hector acusó a su hermano de cobarde, quien, además le dijo que debía combatir sólo contra Menelao, por Helena y por sus riquezas.

Los griegos accedieron, pero pidieron que antes se diera un sacrificio a Júpiter y que Príamo sancionara sus juramentos para que sus hijos no lo quebrantasen.

Luego de esto, Menelao y Paris comenzaron la lucha. Al poco tiempo, Menelao comenzó a llevar la victoria. Venus, al ver esto, interfirió en la pelea para ayudar a Paris. Minerva, que observaba, se acercó a Pándaro y lo motivó a lanzar una de sus flechas. Al hacerlo, Minerva desvió la flecha que fue a dar en el cinturón de Menelao.

Cuando Agamenón se dio cuanta de que habían violado el juramento, ordenó que todos sus hombres tomaran nuevamente las armas.

Entre los troyanos, combatía el dios Marte y entre los griegos, Minerva. La batalla prosiguió, cayendo muchos hombres de ambos ejércitos.

Durante la batalla Hector se retiró para ver a su hijo y a su esposa, pensando que podría ser la última vez. Cuando llegó, vio a su hermano probando sus armas. Hector instó a su hermano para que volviera a la batalla con él, luego de que se despidiera de los suyos.

Los hermanos volvieron a la batalla, y frente a ellos cayeron muchos griegos. Entonces Minerva, con la ayuda de Apolo, infundió en Hector la idea de suspender la batalla, y sugerir que los hombres griegos más valientes se enfrentaran a él.

Los griegos atendieron a este pedido. Hector peleó contra Ayax. Éste casi lo vence, pero Apolo intervino impidiéndolo. Como la noche se acercaba, postergaron la pelea para el día siguiente.

Los griegos accedieron a dar una tregua a los troyanos para que tuviesen tiempo de quemar los cadáveres de sus hombres.

Luego continuó el combate. Júpiter tomó una balanza donde puso en cada platillo un peso muerte. El platillo que representaba a los griegos descendió hasta el suelo. Y así, Júpiter lanzó un rayo que cayó entre los dos ejércitos. Júpiter apoyó en todo momento a los troyanos.

Los troyanos llevaban la victoria sobre los griegos. Aunque a veces la suerte varió, los troyanos siguieron triunfando hasta que llegó la noche.

En su campamento, los griegos, al ver su situación, tomaron la decisión de ir en busca de Aquiles, el cual no aceptó las disculpas de estos, y les dijo que sólo lucharía contra los troyanos cuando éstos llegaran a su tienda.

Argamenón, Menelao y algunos de sus hombres se juntaron para decidir cuál sería su futuro. Decidieron enviar un espía a los campos troyanos con el fin de enterarse cuáles serían sus planes. Diómedes y Ulises aceptaron ir.

Al mismo tiempo, en el campamento de los troyanos, se decidió que Dolón sería el espía que iría hasta las naves de los griegos y escucharía sus planes para la próxima batalla.

En el camino los espías de ambos ejércitos se cruzaron. Entonces Diómedes y Ulises secuestraron a Dolón, el cual les contó todos los planes de los troyanos y además les dijo que cerca de allí estaban los Tracios, los cuales tenían los caballos más ágiles.

Luego de matar a Dolón, fueron hasta el campamento de los Tracios y tras matar a números guerreros, les robaron sus caballos.

Los troyanos al enterarse de esto, se enojaron. Al día siguiente fueron hasta el campamento de los griegos para atacarlos sin piedad. Avanzaban sin que nada los detuviera, ayudados por los dioses. La suerte varió, pero los troyanos seguían saliendo victoriosos.

Patroclo, al ver la desgracia de los griegos, se presentó frente a Aquiles y le rogó que volviera a luchar con ellos. Pero Aquiles se negó. Entonces, Patroclo le pidió que le prestara sus armas para que los troyanos pensaran que era él y sucumbieran. Aquiles aceptó y mandó también a sus hombres.

Patroclo dejaba cadáveres por donde pasaba. Hector se enfrentó a Patroclo y le dio muerte.

La noticia no tardó en llegar a Aquiles, éste lloró. Tetis fue en socorro de su hijo e hizo que Vulcano le volviera a hacer sus armas. Cuando estuvieron listas, Aquiles se las puso y luchó contra los troyanos. La guerra duró doce días más.

Aquiles murió poco tiempo después, a causa de una flecha lanzada por Paris, quien también pereció por la misma causa, pero por culpa de un aventurero.

Llegó un día en que los griegos incendiaron sus campos y se hicieron a la mar. Al irse dejaron un caballo gigante de madera, el cual los decidieron llevar a su ciudad, como muestra de su victoria.

Cuando todos en la ciudad dormían, salieron del caballo guerreros griegos, quienes abrieron las puertas de la ciudad a los guerreros que esperaban escondidos afuera. Mataron a los troyanos e incendiaron la ciudad de Troya.

Y así termina éste relato épico, Menelao recuperó a su esposa Helena y la llevó de nuevo a su país.

Temática:

Tema principal: El rapto de Helena por el príncipe Paris desencadena una guerra en la que intervienen los héroes griegos, troyanos y también los dioses.

Temas secundarios: las hazañas de Diómedes, la cólera de Aquiles ante el rapto de Briseida y la furia de éste por la muerte de su amigo Patroclo, la disputa entre Agamenón y Aquiles por devolverle a Crises su hija.

Narrador:

- Punto de vista: omnisciente.

- Voz: tercera persona.

- Estilo: directo.

- Perspectiva: - focalización: cero.

- movilidad: móvil.

Estructura:

- Externa: Epílogo, 12 capítulos, enumerados, con título.

- Interna: - Relato: ficcional.

- Introducción: Paris con la ayuda de Venus rapta a Helena.

- Desarrollo Agamenón busca venganza por el rapto de Helena y sitia Troya durante diez años. En este período se suceden una serie de combates.

- Conclusión: cerrada. Los griegos se marchan, dejando un inmenso caballo de madera. El cual los troyanos llevan a su ciudad como prueba de su victoria. Dentro del caballo estaban escondidos los guerreros griegos. Por la noche abren las puertas de la ciudad e incendian Troya. Menelao recupera a Helena y la lleva de vuelta a su país.

Criterio gráfico: Verso

Personajes:

Personajes

Clase

Credibili- dad

Protagonismo

Evolución

Paris

Humano

Verosímil

Personaje principal. Hijo de Príamo y de Hécuba. Rapta a Helena y causa la guerra de Troya.

Estática

Helena

Humano

Verosímil

Esposa griega de Menelao, rey de Esparta. Es raptada por Paris.

Dinámica

Menelao

Humano

Verosímil

Rey de Esparta, esposo de Helena.

Estática

Agamenón

Humano

Verosímil

Rey de Argos y de Micenas, hermano de Menelao. Decide tomar venganza por el rapto de Helena.

Estática

Hécuba

Humano

Verosímil

Reina de Troya, esposa de Príamo, madre de Peris y de Héctor. 

Estática

Príamo

Humano

Verosímil

Rey de Troya, esposo de Hécuba y padre de Paris y de Héctor.

Estática

Héctor

Humano

Verosímil

El más valiente de los troyanos, héroe de guerra, predilecto de los dioses.

Dinámica

Aquiles

Humano

Verosímil

Hijo de Tetis y de Peleo, el más famoso héroe griego. Cuando muere Patroclo decide luchar en la guerra.

Dinámica

Briseida

Humano

Verosímil

Bella esclava de Aquiles, raptada por Agamenón.

Estática

Andrómaca

Humano

Verosímil

Esposa de Héctor.

Estática

Patroclo

Humano

Verosímil

Héroe griego, gran amigo de Aquiles. En un enfrentamiento se hace pasar por Aquiles y muere a manos de los troyanos.

Dinámica

Antíloco

Humano

Verosímil

Mensajero que enuncia a Aquiles la muerte de Patroclo.

Estática

Tetis

Nereida

Inverosímil

La más hermosa de las Nereidas, madres de Quiles y esposa de Peleo.

Dinámica

Peleo

Humano

Verosímil

Rey de los mirmidones, esposo de Tetis y padre de Aquiles.

Estática

Autome-donte

Humano

Verosímil

El más hábil auriga griego, que guiaba el carro de Aquiles.

Estática

Ayax

Humano

Verosímil

Héroe griego gigantesco que se enfrenta con Héctor.

Estática

Calcas

Humano

Verosímil

El más sabio de todos los adivinos griegos.

Estática

Crises

Humano

Verosímil

Sacerdote de Apolo, padre de Criseida. Al no querer Agamenón devolverle a su hija, le pide a Apolo que no deje triunfar en la guerra a los griegos.

Dinámica

Criseida

Humano

Verosímil

Hija de Crises, raptada por Agamenón, que la convierte en su esclava.

Estática

Diómedes

Humano

Verosímil

Uno de los más valientes guerreros griegos. Junto a Ulises decide espiar los planes de los troyanos.

Estática

Dolón

Humano

Verosímil

Espía troyano, ambicioso, cobarde y traidor. Les informa a Diómedes y Ulises de los planes de los troyanos.

Estática

Eneas

Humano

Verosímil

Valeroso capitán del ejército troyano.

Estática

Néstor

Humano

Verosímil

El más anciano de los guerreros griegos.

Estática

Sarpedón

Humano

Verosímil

Guerrero troyano que conserva su serenidad frente a Patroclo.

Estática

Ulises

Humano

Verosímil

Uno de los principales héroes de la guerra de Troya.

Estática

Apolo

Dios

Inverosímil

Dios griego que mandó un sueño erróneo a Agamenón, para que no ganasen la guerra.

Dinámica

Discordia

Dios

Inverosímil

Diosa que altera la paz y la armonía. Por ésta razón no fue invitada a la boda de Tetis y Peleo. Ésta se vengó arrojando una manzana “para la más hermosa”, la cual se disputó entre Venus, Minerva y Juno.

Dinámica

Juno

Dios

Inverosímil

Diosa del matrimonio, esposa de Júpiter. Una de las que se disputó la manzana de oro. Junto a Minerva ayudan a los griegos en la batalla.

Dinámica

Júpiter

Dios

Inverosímil

Padre de los dioses.

Estática

Marte

Dios

Inverosímil

Dios de la guerra. Ayuda a los troyanos en la guerra.

Estática

Minerva

Dios

Inverosímil

Diosa de la sabiduría. Ayuda a los griegos en la batalla.

Dinámica

Venus

Dios

Inverosímil

Diosa de la belleza. La cual gana la manzana de oro y ayuda a Aquiles a raptar a Helena.

Dinámica

Vulcano

Dios

Inverosímil

Dios del fuego que forja las armas y el escudo de Aquiles.

Estática

Tiempo:

- Orden: narración cronológica: narración simultánea.

- Duración: lento.

- Frecuencia: puntual

Espacio: macroespacio: Grecia y Troya

Tono: violento, trágico

COMPARACIÓN CON SU CO-RELATO HISTÓRICO: “La Guerra de Troya”

Por lo que sabemos Homero escribió la Ilíada basándose en hechos reales. A los que les agrego la presencia de los dioses y el rapto de Helena para darle más color a la obra. Aunque así fuese existió una ciudad llamada Troya, existió una cultura griega micénica, y existió una guerra.

La gran diferencia que existe entre la Ilíada y la verdadera guerra de Troya, es que ésta guerra no se produjo por el rapto de Helena, sino se cree que probablemente fue por que los griegos se cansaran del monopolio comercial que ejercía Troya en el único acceso posible al mar Negro, o bien por el deseo de saquear esa rica ciudad, o por poner fin al control comercial que Troya ejercía sobre Dardanelos.

Según Homero la guerra de Troya se produjo por el rapto de Helena, pero se cree que fue probablemente que fue por que los griegos se cansaron del monopolio comercial que ejercía Troya en el único acceso posible al mar Negro y poner fin al control comercial que ésta ejercía sobre Dardanelos, o bien por el deseo de saquear esa rica ciudad.

Las excavaciones de Korfmann revelan que Troya, en una ubicación estratégica frente al estrecho de los Dardanelos, se desarrolló como fortificación y ciudad comercial entre el 3.000 y el 1.000 a. C. Era una zona de paso obligado, he a aquí su importancia comercial y el fortalecimiento de la necesidad absoluta del lugar. Debe haber sido difícil mantener la independencia política de Troya frente a las grandes potencias políticas de la época: los hititas, egipcios y micénicos.

Es muy probable que los griegos no sitiaran Troya durante diez años, sino que durante ese tiempo, descargaran una serie de golpes navales contra el comercio y los abastecimientos troyanos, como se intuye de ciertos pasajes de Homero. Ataques masivos contra ciudades aliadas, factorías, colonias y asentamientos troyanos a lo largo de la costa que debilitarían a Troya hasta no poder soportar un ataque final combinado. Según hallazgos arqueológicos la ciudad de Troya fue destruida por un incendio, lo que concuerda con el relato de Homero.

El fin de Troya supuso grandes riquezas a los griegos micénicos. Sin embargo, al poco tiempo caerían arrasados uno a uno los estados micénicos de la que sólo se libraría Atenas. Esto continuaría arrasando todo el Asia Menor destruyendo la civilización hitita o las ciudades de la costa Siria. En Grecia comenzaba una "Edad Oscura". Es por ello que Homero ensalza tanto la Edad Micénica, que los griegos que acababan de dejar la terrible Edad Oscura veían como el paraíso perdido.

Homero habla de las "naves negras", con lo que se refiere al calafateado de brea con el que se sellaban las junturas.

RESUMEN DE: “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS”

Todo comenzó con el forjamiento de los Grandes Anillos, en la Segunda Edad de la Tierra Media. Tres fueron dados a los Elfos, seres inmortales, sabios y los más hermosos de todas las criaturas, sietes a los enanos, grandes mineros y señores de los salones de las montañas, y nueve fueron otorgados a la raza de los hombres, que por sobre todas las cosas desean el poder. En estos Anillos estaba atada la voluntad y el deseo de gobernar cada raza. Pero todos ellos fueron engañados, ya que otro Anillo fue creado. En las tierras de Mordor, en los fuegos del Monte del Destino (volcán), Sauron, el Señor Oscuro, forjó en secreto un Anillo Soberano para controlar a los otros y en este Anillo vertió su crueldad, su malicia y su deseo del dominio sobre toda la vida. Un Anillo para gobernarlos a todos.

Uno tras otro los pueblos libres de la Tierra Media sucumbieron ante el poder del Anillo. Pero hubo algunos que se resistieron. La última alianza entre hombres y elfos marcharon en contra de los ejércitos de orcos de Mordor, y bajo la sombra del Monte del Destino pelearon por la libertad de la Tierra Media. Tras días de sangre, la victoria se acercó... Pero el poder del Anillo era incontrolable... La aparición en el campo de batalla de Sauron menguó el valor de los guerreros. Elendil, rey de Gondor, pueblo de los hombres, queriendo enfrentar a tal adversario perdió la vida. Y fue en este momento cuando toda esperanza se perdió y cuando Isildur, hijo del rey tomó la espada de su padre, arrebatándole en Anillo a Sauron. La joya pasó a Isildur quien tuvo la oportunidad de destruir la maldad para siempre, arrojándolo a los mismos fuegos de donde había salido. Pero los corazones de los hombres se corrompen con facilidad y el Anillo de poder tiene voluntad propia.

Traicionó a Isildur, hasta su muerte. Y algunas cosas que no debieron ser olvidadas se perdieron. La historia se convirtió en leyenda, la leyenda se convirtió en mito, y durante dosmilquinientos años el Anillo se perdió de todo conocimiento, hasta que surgió un nuevo portador. El Anillo pasó a la criatura Góllum, quien se lo llevó a lo profundo, en las cuevas de las Montañas Nubladas, y allí la joya lo consumió. El Anillo le trajo a Góllum una larga y corrompida vida y durante quinientos años le envenenó la mente, y en la penumbra de la cueva de Góllum esperó. La oscuridad comenzó a filtrarse en los bosques del mundo, susurro a susurro se hablaba de una sombra en el este, rumores de un miedo sin nombre, y el Anillo de poder percibió que su tiempo había llegado. Abandonó a Góllum, pero luego sucedió algo que el Anillo no había prevenido, fue tomado por la criatura más inesperada, un hobbit, Bilbo Bolsón, de la Comarca. El tiempo llegará en que los hobbits forjen la fortuna de todos.

Nuestro libro comienza con el cumpleaños número cientonce de Bilbo, quien vive con su sobrino Frodo Bolsón en Bolsón Cerrado, en la Comarca. Tras una exagerada fiesta, Bilbo utilizando el Anillo Único desapareció frente a todos sus invitados mientras daba un discurso, solo por una simple broma. Lo cual hizo sospechar a Gandalf el Gris, un mago, acerca de su posesión sobre el Anillo, quien además era un viejo amigo de este hobbit. Fue en este momento cuando Bilbo se marchó de la Comarca en una aventura, dejando atrás, con mucha dificultad el Anillo bajo el consentimiento de Gandalf. Durante treinta y cinco años estuvo bajo el poder de Bilbo, prolongando su vida y rechazando su vejez, consumiéndolo poco a poco gracias a la fuerte atracción mágica y maligna que provocaba en quien fuese su portador, como lo había hecho con Góllum. La joya pasó al poder de Frodo, quien la guardó por deseos de Gandalf, que partió a Gondor para averiguar acerca de la existencia del Anillo. Comprobando su veracidad volvió a la Comarca y le impuso a Frodo la peligrosa empresa de llevarlo hasta Rivendel, una ciudad de elfos.

El viaje comenzó, Gandalf partió hacia Orthanc para ver al jefe de su orden y pedirle consejos acerca del Anillo y el peligro que se acerca. Y Frodo, acompañado por su buen amigo, Samsagaz Gamyi, y su primo segundo, Pergrin Tuk, quienes lo acompañarían hasta las fronteras de la Comarca. En este viaje se encontraron con elfos del bosque y notaron la presencia de jinetes negros que, aparentemente los perseguían. Al llegar a la frontera, en el País de los Gamos se encontraron con Meriadoc Brandigamo y decidieron acompañarlo en toda su travesía.

Entraron el Bosque Viejo, donde se encontraron con un extraño personaje llamado Tom Bombadil, quien los acomodó en su casa y les aconsejó que se dirigieran a la Posada del Poney Pisador, en Bree. Salieron del bosque y en el camino tuvieron varios percances con estos jinetes negros, que los perseguían, y ni ellos sabían por qué. Al llegar a la posada, se encontraron con Trancos, un montaraz del norte, quien acompañaría a los hobbits en su viaje, sabiendo qué es lo que lleva Frodo y el peligro en el que se encuentran al tener a los Jinetes Negros detrás de ellos. (Los Jinetes Negros, llamados Nazgûls, eran los nueve reyes hombres a los que se les otorgaron los nueve Anillos, quienes cayeron bajo el poder de Sauron, y ahora son esclavos de su voluntad. Son espectros del Anillo, ni muertos ni vivos, y que en todo tiempo perciben el poder del Único, y ahora se encuentran en la búsqueda de éste, para regresarlo al poder de Sauron).

Esa noche se quedaron en la posada. Los Jinetes llegaron a ésta buscando los hobbits destruyendo las habitaciones, pero no lograron dar con ellos, ya que Trancos los escondió. Luego continuaron viaje, en el que tuvieron más percances con los Jinetes, quienes apuñalaron a Frodo con una daga hechizada. Si dicha herida no era vista a tiempo por los elfos, Frodo podría convertirse en un espectro más. En le camino se encontraron con uno elfo, quien los buscaba. Le entregó su caballo a Frodo, que se fue al galope rumbo a Rivendel. Sus amigos se quedaron atrás, y él, sólo y enfermo tuvo que enfrentarse a la persecución de los Jinetas hasta que llegó al vado del río de Rivendel, donde sucumbieron ante una crecida que Elrond, amo de Rivendel, había ordenado.

Elrond llamó a un concilio en que asistieron representantes de cada raza para decidir qué hacer con el Anillo. Entre ellos se encontraba Frodo, ya curado; Gandalf, que había estado preso en la torre de Orthanc, porque el jefe de su orden, Saruman el Blanco, lo había traicionado, estando ahora en el bando de la oscuridad, bajo las órdenes de Sauron; y Bilbo que había llegado a Rivendel antes que Frodo. En dicho concilio se decidió la formación de una Comunidad del Anillo en el que el portador, Frodo, será acompañado por ocho compañeros más: Gandalf, Samsagaz, Peregrin, Meriadoc, Légolas, un elfo, Boromir, hijo del senescal de Gondor, Gimli, un enano y Trancos, cuyo verdadero nombre es Aragorn, heredero al trono de Gondor y descendiente de Isildur.

La Comunidad partió hacia Mordor, guiados por Gandalf; pasaron por las Montañas Nubladas las cuales quisieron atravesar, pero tuvieron que retractarse de esa idea, dirigiéndose hacia las Minas de Moria, para cruzarlas por debajo. Estas minas habían sido construidas por los enanos y ahora están bajo el poder de Balin, primo de Gimli. Al llegar al salón principal, notaron que todos lo que moraban en él habían muerto, a causa de los gnomos que ahora habitan en ellas. La comunidad fue atacada por hordas de estas criaturas quienes los obligaron a escapar hacia la salida, la cual lejos se encontraba. En la huida sufrieron el ataque de un Balrog de Morgoth, un demonio de fuego del mundo antiguo. Gandalf lo enfrentó y cayó, junto con el monstruo a un precipicio. La Comunidad logró escapar y salir de Moria, dirigiéndose hacia el Bosque de Lothlorien, donde habita la dama Galadriel, una elfa. Quien le brindó cobijo a la Comunidad, que lloraba la muerte de Gandalf.

En la partida, la dama les dio obsequios a cada uno de ellos y les facilitó tres barcas. Por el Río Anduil fueron hasta el Salto del Rauros, donde sufrieron el ataque de uruk-hais, criaturas creadas por Saruman, en el cual cayó Boromir y se diluyó la Comunidad del Anillo, dirigiéndose Frodo y Sam hacia Mordor. Pippin y Merry fueron capturados por los uruk-hais, quienes bajo el mando de Saruman creyeron que uno de los dos hobbits era el que portaba el anillo. Y Aragorn, Gimli y Légolas parieron en su persecución, para recuperar a los hobbits de las garras de estas criaturas, que luego fueron derrotadas por los jinetes de Rohan, una vez que entraron a dicho país. Pippin y Merry ahora se encuentran con Bárabol, un ent, un pastor del bosque de Fangorn, quien le prometió a Gandalf que los cuidaría. Luego el mago fue al encuentro de Aragorn, Gimli y Légolas, quienes se sorprendieron al ver a su viejo amigo, quien había sobrevivido a la lucha contra el Balrog, y pasó a ser Gandalf el Blanco (que en el rango de los magos, tiene más poder que el gris). Los cuatro parieron hacia Edoras, la capital de Rohan, ciudad de hombres, donde la batalla se acercaba.

Una vez allí, vieron que el rey Theoden se encontraba bajo un hechizo de Saruman, del cual Gandalf lo liberó. El rey tenía un ayudante, Grima Lengua de Serpiente, tramposo y manipulador, sirviente de Saruman y controlaba dicho país mientras el rey estuviese bajo el hechizo. Una vez roto, el rey lo desterró, y entrándose del peligro inminente, juntó a todos los guerreros de Edoras y marcharon hacia Othrac, para acabar con Saruman.

Una noche, durante el camino, se dieron cuenta que un ejército de uruk-hais, de enormes envergaduras se dirigía hacia ellos. Con esto se vieron obligados a retirarse hacia el Abismo de Helm. Tras las murallas de esta fortaleza los esperaron y fue aquí donde se libró la batalla del Abismo de Helm, en que el ejército enemigo superaba a los edorianos veintie a uno. Pero aún así obtuvieron la victoria, tras la huida de los uruk-hais que habían sobrevivido, pero que más tarde sucumbieron ante los ents en le Bosque de Fangorn. Gandalf no participó de la batalla ya que había partido, quien sabe por qué; siempre va y viene sin decir nada, pero debió ser una razón importante. Al final de dicha batalla, volvió, diciendo que debían ir a Isengard (donde se encontraba la torre de Othrac), para hablar con Saruman.

Mientras sucedía esto, en Orthanc se estaba librando otra batalla, entre los orcos de dicha torre y los ents, liderados por Bárbol, enfurecidos por los destrozos que había ocasionado Saruman al bosque de Fangorn. Entre los ents se encontraban Merry y Pippin. Finalmente acabaron con Orthanc liberando el río Entaguas sobre ella, con lo que los poderes de Saruman terminaron. Isengard pasó a estar bajo el mando de Bárbol.

Finalmente llagaron Gandalf, el rey Theoden, Aragorn, Gimli, Légolas, y el resto de los rohirrim; hablaron con Saruman quien intentó hechizarlos pero sin lograrlo. Y Grima, enojado les arrojó desde la torre el Palntíri, una roca negra redonda que Saruman utilizaba para hablar con Sauron, la cual la tomó Pippin y se la entregó a Gandalf. Y ambos, el mago blanco y su ayudante, quedaron confinados al encierro en dicha torre. (Luego, Grima enfadado mató a Saruman).

Parieron nuevamente a Edoras, y durante el camino Pippin tentado, quiso ver nuevamente aquella roca negra, con la cual pudo ver a Sauron y una pizca del plan del enemigo. Por su curiosidad casi pierde la vida, pero por otro lado tuvieron la suerte de ver el deseo del enemigo: Sauron atacará a la ciudad de Minas Tirith, capital de Gondor. Sabiendo esto, Gandalf partió hacia dicho lugar junto con Pippin. El resto volvió a Edoras.

Mientras todo esto sucedía Frodo y Sam se encontraban en el despoblado viajado hacia Mordor. Se encontraron con Góllum, quien los había seguido desde que entraron a Moria, y todavía anhelaba poseer el Anillo nuevamente. Se lo intentó quitar a Frodo, pero no pudo con lo que aceptó quedarse bajo su mando, mostrándoles el camino hacia Mordor. Durante el camino se toparon con un Nazgûl, que ciertamente habían sido derrotados en Rivendell, pero estos seres no pueden morir. Esta vez el Jinete Negro montaba una criatura alada, que, afortunadamente no los vio. Una vez que llegaron a las Puertas Negras se dieron cuenta que era imposible atravesarlas sin ser vistos. Entonces Góllum habló de una puerta secreta, con la que podían entrar a Mordor sin ser descubiertos. Los hobbits asintieron, pero dicho lugar quedaba lejos.

En el camino se encontraron con los Hombres del Este, malvados que habían sido llamados a Mordor, quienes fueron atacados por los gondorianos, liderados por Fáramir, hermano de Boromir. Atraparon a los hobbits y a la criatura creyendo que eran espías. Al darse cuenta, Fáramir de que acarreaban el Anillo decidió llevarlos ante su padre en Minas Tirith, creyendo que sería el arma que cambiaría la fortuna de Gondor en esta guerra contra Mordor, que cada vez se acrecentaba más. Al llegar a Osgiliath (ciudad en ruinas que separaba a Minas Tirith de Mordor, la cual se utilizaba como un escudo donde se retenían las fueras enemigas para que no pasaran hacia el reino) se dieron cuenta que estaba bajo ataque. Ocultaron a los prisioneros, pero la llegada del Nazgûl alado que buscaba al Anillo, hizo que Fáramir se diera cuenta que era imposible usarlo, y de la importancia de la misión de los hobbits, con lo que los dejó en libertad.

Siguieron camino hasta llegar a Minas Morgûl, la Ciudad Muerta, madriguera del Rey Brujo de Angmar, el Señor de los Nazgûls, único poseedor de la criatura alada, que liderará a las tropas de Mordor en guerra. Hizo su aparición enfrente a los hobbits (quienes se habían escondido), y tras él se abrieron las puertas de la ciudad, dejando pasar al gran ejército de orcos. Luego, lograron divisar las escaleras secretas que llevan a Mordor, las cuales treparon hasta llegar al túnel, donde habitaba Ella-laraña, detalle que los hobbits no sabían ya que Góllum les había tendido una trampa, esperando que ella los atrapara y devorara, para luego recuperar el Anillo. Ella, picó a Frodo, dejándolo desmayado, con lo que Sam creyó que había muerto, y tras acabar con la araña, tomó el Anillo para continuar con la misión. A todo esto Góllum había caído a un precipicio a causa de una pelea con Frodo, quien, desmayado, fue recogido por los orcos. Uno de ellos dijo que no estaba muerto y que se lo llevarían a la torre de Cilith Ungol. Sam, que se encontraba escondido, al escuchar esto decidió ir a salvar a Frodo. Una vez fuera de la torre, siguieron camino hacia el Monte del Destino.

Mientras sucedía esto, Gandalf y Pippin habían llegado a Minas Tirith, y tras avisarle acerca de la guerra a Denetor, senescal de Gondor, quien rechazó los consejos brindados por el mago, decidieron actuar por ellos mismos. Gandalf le pidió a Pippin que encendiera las Antorchas de Gondor (la cual se encontraba en lo más alto de la ciudad, que se utilizaba para pedir ayuda a Rohan en una posible guerra). El mensaje llegó a Theoden, quien preparó la partida; llamó a todos los guerreros del país al encuentro en el campamento bajo la montaña, para luego partir hacia Gondor. Una vez en aquí, Aragorn, Légolas y Gimli se dirigieron hacia la Montaña Oscura, en busca de un ejército fantasma (maldicho por Isildur, el cual sólo recibirá órdenes del heredero al trono de Gondor), el cual era esencial ya que Rohan y Gondor, combinados no podrán acabar con Mordor. El resto de los rohirrim partieron, en el cual iban Merry y la Dama Blanca de Rohan, Eowin, sobrina del rey, quien lo desobedeció yendo a al guerra.

La gran batalla de la Tercera Edad comenzó frente a las murallas de Minas Tirith. Las legiones de Gondor comandadas por Gandalf, quien bajó del poder a Denetor, que había enloquecido, no podían contrarrestar las fuerzas enemigas, el problema se empeoró con la llegada del Rey Brujo, y con la brecha que abrieron en las murallas. Finalmente llegaron los rohirrim, quienes lucharon sobre sus caballos, con gran valor, y en el momento en que la victoria se acercaba, hicieron su aparición los Hombres del Este, sobre sus Olifantes (seres parecidos a los elefantes, pero mucho más grandes). Durante la batalla, el Rey Brujo mató al rey Theoden, quien luego sucumbió ante Eowin. Lugo hizo su aparición Aragorn, Légolas y Gimli, junto con el ejército fantasma, con lo que le pusieron fin a la batalla. Habiendo cumplido su juramento, Aragorn liberó de la maldición a los espectros y sus almas pudieron descansar en paz.

Luego Aragorn tomó la decisión de tomar las fuerzas que habían sobrevivido y marchar hacia las Puertas Negras. Su idea era la de distraer al ojo vigilante de Sauron y sacar al ejercito de orcos que comenzaba a reagruparse dentro de Mordor, creando así un pasaje a salvo a través de dichas tierras para que Frodo y Sam pudieran llegar hasta el Monte del Destino sin ser descubiertos. Esto dio resultado, mientras hombres y orcos luchaban en las Puertas, los hobbits pudieron llegar hasta el Monte. Pero en le camino sufrieron un ataque de Góllum, que no había muerto. Frodo pudo escapar de él y llegó hasta el interior del volcán, mientras Sam luchaba contra la criatura. Frodo debilitado por el poder que el Anillo ejercía sobre él, desistió de arrojarlo hacia la lava (la única manera de destruirlo). Góllum, que pudo zafarse de Sam, le arrebató el Anillo a Frodo, cayéndose al interior del volcán junto con la joya. Y así fue, Mordor se destruyó, y la batalla que se estaba librando en las Puertas, terminó con la huida de los orcos. Los hobbits fueron rescatados por Gandalf, gracias a la ayuda de las águilas, lideradas por Gwaihir y amigas de Gandalf (seres enormes).

Finalmente, todos se reunieron en el patio de Minas Tirith, donde Aragorn fue coronado rey. Luego, se separaron: Légolas y Gimli, partieron por un lado y Frodo, Sam, Pippin, Merry partieron hacia la Comarca. Ésta se encontraba bajo el ataque de orcos, y juntos, los cuatro, organizaron a los hobbits, para librarla de estas criaturas, lo cual se logró.

Años después, Frodo partió junto con Gandalf, Bilbo, Elrond y Galadriel hacia el otro lado del mar, a las tierras imperecederas en el oeste, donde todos los elfos partieron tiempo atrás.

Su comparación con El Imperio de Alejandro el Grande

Podemos comparar al imperio de Alejandro con ambos bandos de este libro: por un lado se compara a Alejandro con los malos, y también se puede compara una de sus batallas con la del Abismo de Helm.

El comportamiento de Alejandro refleja al de Sauron, Señor los Anillos, poseedor del Único.

Alejandro el Grande era un personaje temerario, que no conocía sus propios límites y arrasaba contra sus enemigos sin pensar en las consecuencias, bordeaba la irracionalidad, tal vez ni siquiera razonaba acerca de una posible muerte. Un gran conquistador de innumerables tierras insólitas, enormes e importantes (como Egipto). Era un genio militar cuyas tácticas de batallas eran ingeniosas e imbatibles, que infringía un respeto absoluto. Conquistó casi todo el Mediterráneo, no se podía controlar, no conocía los límites, era algo que debía lograr no importara qué. Él no consideraba las conquistas como una manera de poseer más riquezas y terrenos, sino como una ambición propia, un deseo que debía cumplir. Los reyes le temían, sin miedo arrasaba contra los enemigos, lo que provocó la huida del rey Darío III en plena batalla.

Sauron tenía pensamientos similares, pero a diferencia de Alejandro le interesaba las riquezas y deseaba poseer grandes tierras para gobernarlas. También poseía un deseo incontrolable de conquistar, y de luego cubrirlas bajo las sombras y crear un imperio de desolación y muerte, pero a la vez era ingenioso e impostor. Para conseguir sus ideales, comenzaba a engañar a las personas y menguar sus fuerzas desde el interior de sus corazones, y de las ciudades haciéndose pasar como alguien más, modificando su organización y defensas sin que nadie se diese cuenta, y sin utilizar la fuerza. Comenzaba su invasión en forma silenciosa para luego terminarla con un ataque súbito, del que ya no había forma de defenderse. En algunas ocasiones Alejandro procedía de la misma manera, aunque con algunas diferencias, él también invadía ciudades sin utilizar la fuerza, pero a diferencia de Sauron no engañaba a la gente, lo que prometía lo hacía. También podemos decir que ambos eran temerarios, no conocían los límites, hasta que se les impusiera, sea a causa de unos hobbits (como en el caso de Sauron), o a causa de sus hombres (como en el caso Alejandro).

Podemos decir que ambos conquistaron grandes extensiones de tierras, Sauron toda la Tierra Media y Alejandro gran parte del Mediterráneo, pero ambos imperios cayeron a causa de revelaciones en su contra. El imperio de Alejandro terminó tras su muerte, producida por sus mismos hombres que lo traicionaron, y el de Sauron sucumbió ante el ataque de la Ultima Alianza entre hombres y hombres, aunque su espíritu haya perdurado.

Todos en la Tierra Media conocían a Sauron y le temían por sus malvados y crueles actos, desde el rey de Gondor, hasta el hobbit que vivía de cultivar la tierra. Alejandro también acarreaba una reputación conocida por todos y sus enemigos le temían de tal manera que huían luego de verlo en combate.

Tanto era el ego que poseía para sí que llegó a considerarse como un Dios, y sus seguidores lo estimaban como tal.

Su enorme deseo de conquistas lo llevó a expediciones fuera de su reino, Macedonia, las cuales duraron varios años. En algunas ciudades era recibido como un dios, pero otras lo esperaban con loe ejércitos listos, los cuales sucumbían ante las legiones de Alejandro.

Una de sus primeras batallas la liberó contra el ejército principal persa, bajo el mando de Darío III, que contaba con 500.000 soldados. Mientras que el ejército de Alejandro poseía 365.000 hombres. Pero esto no le importó, él confiaba en el valor de su gente y en una ingeniosa táctica de batalla que había organizado. Él consideraba a Darío III como a un cobarde, quien al ver que Alejandro pasaba temerariamente todas sus defensas temió por su vida y huyó. Luego los hombres del rey persa se desorientaron y abandonaron la batalla tras ver a su líder escapar de tal manera. Estos tres elementos le brindaron la victoria, aunque poseía el ejército con menor cantidad de hombres. Este hecho lo podemos comparar con la batalla del Abismo de Helm, en el que ocurre lo mismo ya que los “buenos" eran menos que los “malos”, les llevaban una ventaja de 10.000 a 3.000 hombres, y aún así, salieron victoriosos. Es claro, también, que debemos tener en cuenta que la diferencia entre cada bando, en el libro, es exagerada y ficticia, sería muy raro que esto se diese en la vida real. Antes de librarse la batalla de Abismo de Helm, los hombres en este fuerte, que, recordemos se vieron obligados a refugiarse tras sus murallas ante el ataque inminente de los uruk-hais, confiaron en sus habilidades y en ellos mismos para obtener ventaja. El rey Theoden confiaba en alma en el poder de sus guerreros que nunca bajaron sus brazos y se mantuvieron firmes y valerosos hasta el último momento, al igual que en la batalla contra Darío. Los hombres de Alejandro nunca titubearon ante el tamaño de las fuerzas enemigas y siguieron adelante bajo las órdenes de su rey.

También podemos comparar la cobardía de Darío III con la actitud miedosa de Sáruman, quien se escondió tras los muros de su fortaleza, Isengard, dentro de la torre de Orthanc, abandonando a su ejército. Esto nos da a pensar, para abandonar a su ejército en plena batalla a su suerte, Darío debió ser un mal líder débil de personalidad, en sus pensamientos y en sus mandatos. Tal vez haya escapado, no solo por el temor que le influyó Alejandro, sino también, como poseía la fuerza más poderosa del mediterráneo, se debió confiar demasiado, creyendo que nadie sería capaz de derrocarlo.

Su comparación con Las Cruzadas

Sauron, amo de la Tierra Oscura (Mordor) quiere tomar por la fuerza todas las tierras, quien decía que le pertenecían. Los Cruzados, entonces los tomaremos como los malos, quienes guiados por el papa invadieron Jerusalén, entre otras ciudades. El ideal que los impulsaba, era más un fanatismo hacia su religión que el deseo de recuperar las tierras que, según ellos, les pertenecían. Deseaban la guerra y no se compadecían de los que vivían en dichas ciudades. Al igual que el ejército de criaturas (orcos) del Amo oscuro en el libro.

Podemos comparar la actitud de poderío de los papas con la voluntad de Sauron. Los papas deseaban la conquista de Jerusalén, ya que esta ciudad les pertenecía por derecho. A demás Europa estaba pasando por una época de expansión demográfica, por lo que se necesitaban más tierras para darle alojo a la creciente población. Ellos afirmaban que la única manera de librarse de los pecados de uno era a trvés de la purificación de la persona en Tierra Santa. Pero debajo de todo esto existía un interés político, un interés territorial sobre Jerusalén, y un deseo de hacerles la guerra a los musulmanes, ya que según ellos eran infieles que deseaban la desaparición de la cristiandad. Podemos decir que Sauron, Señor Oscuro, tenía los mismos motivos para su conquista de toda la Tierra Media, aunque él no se escudaba bajo el pensamiento de su posesión original de esas tierras. Sauron deseaba tener el domino de todo aunque esto significara el fin del mundo. Sus violentos y sin piedad movimientos terminaban con toda la vida, masacrando a quien se le opusiera, al igual que los papas. Él deseaba la soberanía absoluta de la Tierra Media, con lo que organizó ejércitos de orcos que fueron arrasando pueblo tras pueblo. Lo mismo sucedió con la primera cruzada, gracias a la cual Europa pudo tomar gran parte del Oriente, incluyendo Jerusalén. Los papas deseaban el dominio supremo sobre todo estos territorios a lo que estaban dispuestos a pagar cualquier precio, enviando ejércitos cruzados enormes hacia Tierra Santa. Pero, por más que lo intentaban, durante todo el período de las Cruzadas, aunque hayan tenido bajo su mando gran parte del Oriente por un tiempo, nunca lograron el dominio absoluto. Conquistaron Jerusalén gracia a la primera cruzada, pero luego los musulmanes se reagruparon y la liberaban del poder europeo, para ser nuevamente reconquistada de forma débil siglos más tarde, y luego vuelta a ser liberada. De allí los próximos intentos para su toma fueron actos fallidos. Lo mismos ocurre en le libro, Sauron conquistó todos los territorios de la Tierra Media, pero luego la Ultima Alianza lo venció y liberó a los pueblos libres. Tres mil años después Sauron quiere reconquistar dichos territorios, pero falla.

Ambos utilizaban la fuerza para lograr sus cometidos, Sauron a través de su ejército de orcos y el papa a través de los ejércitos cruzados. Pero podemos decir: “lo que hicieron los papas era inhumano y cruel” o “acaso estaban en lo correcto”. Nosotras creemos que los podemos juzgar de ninguna manera, ya que los pensamientos de la gente en aquella época son desconocidos para nosotras. Tal vez el fanatismo religioso de los papas los haya llevado a realizar semejantes empresas y a masacrar a los infieles de tal manera, solo por un pensamiento erróneo. Actualmente puede ser visto como algo despiadado, pero también debemos tener en cuenta que en el presente hay gente que sigue matando de tal manera. El instinto de guerra del hombre todavía no se ha podido superar. Somos seres que en su interior tiene guardado el deseo de posesión y de ambición, que son y han sido siempre las principales causas del desarrollo de una guerra.

A la batalla librada contra Saladino, luego de la segunda cruzada, le podemos encontrar similitudes con la última batalla de La Guerra del Anillo librada frente a las murallas de gran ciudad de Minas Tirith, en la que, luego de varios días de peleas y sangre derramada vencen al ejército de orcos. En Las Cruzadas, la batalla se libra en las murallas de Jerusalén, en la que Saladino vence a los cruzados y retoma su poder sobre esta ciudad.

ANÁLISIS LITERARIO: “LOS CABALLEROS DEL REY ARTURO'' (Anónimo).

Género: Narrativo.

Subgénero: Novela.

Título: El libro se llama ``Los caballeros del Rey Arturo'' porque en él, se narran todas las aventuras vividas por estos valientes y honestos hombres, los cuales sacrificaron su vida incontables veces para ayudar a quien lo necesitara. En los diferentes capítulos, se explica cómo los caballeros más importantes pasan a ser parte de la mesa redonda de Arturo, y la hazaña que el destino preparó para cada uno de ellos, en la que probaron ser merecedores de su puesto, es decir, de su correspondiente lugar en la mesa.

Contenido o argumento:

Este libro narra toda la vida del Rey Arturo, desde que Merlín supo que iba a nacer y que se iba a convertir en el rey más poderoso y justiciero, hasta el momento de su muerte en el que se halla junto a sus caballeros, siempre fieles a él. El libro no relata la historia en orden, sino que cada capítulo es un cuento, y a medida que se avanza, se van descubriendo cosas que los capítulos anteriores dejaron como incógnita. El lector debe relacionar los diferentes sucesos para explicarse algunas cosas y, a veces, se hace necesario volver atrás, para corroborar uno que otro dato.

La historia comienza contando de dónde viene el mago Merlín; explica que él fue el hijo de un duende y de una princesa, y que por eso era un humano especial, ya que poseía poderes que heredó de su padre prodigio, razón por la que siempre supo cosas que los hombres ni se imaginaban. Al avanzar, el relato cuenta cómo creci y cita algunas situaciones en las que demostró su profundo conocimiento al aconsejar sabiamente a reyes, al predecir cosas increíbles que luego ocurrían, o al salvar a alguien gracias a su enorme sabiduría. De estas situaciones, la más importante es aquella en la que explicó al rey Uther Pendragón lo que significaba el enorme dragón de fuego que apareció una noche en la torre de su castillo, y era que la mujer que amaba le daría un hijo que se convertiría en el mejor rey de todo el mundo, y una hija que sería un hada, la cual tendría siete niñas prodigio, que ayudarían y enseñarían a los hombres. Merlín también le advirtió que cuando naciera su hijo, el cual iba a llamarse Arturo, se lo llevaría para educarlo, y que él le informaría, de vez en cuando, cómo se encontraba.

En una parte, se narra la historia de José, un hombre que poseía un cáliz especial, (conocido como el Santo Grial), y que a menudo daba cenas para su familia y amigos, en las que comían un pez plateado que Alan, su empleado más confiable, iba a buscar al arroyo. Un día se le presentó un espíritu del bien y le dijo que debía llevar el Santo Grial al país ``oeste-allende-los-mares.'' José subió a sus amigos y a su familia a una balsa y buscaron dicho país. Lo hallaron y los banquetes siguieron realizándose allí. Un día, un sacerdote druida que pasaba por allí, los vio con simples túnicas de colores sobre la nieve, y al volver a su morada lo escribió todo en un libro y luego, lo guardó.

En otra parte del libro, Merlín se encuentra paseando por el bosque en el que vivía y se topa con un árbol donde aparece una pintura de José con su familia sentados en una mesa con el Grial en el centro; el árbol le dice que debe hacer una mesa igual a la de la pintura (que fuese redonda y de roble) y llevársela al rey Uther, quien la guardaría hasta el día en que muriera. Para poder hacerla, Merlín tuvo que buscar el libro escrito por el sacerdote druida y luego, seguir las instrucciones.

Al nacer Arturo, Merlín lo llevó a la casa de un campesino llamado sir Héctor para que lo criara junto a su familia como a un hombre común y corriente. Cuando murió Uther, la mesa fue llevada a otro castillo donde la ocuparon 250 caballeros valientes y valerosos. Merlín se dio cuenta que ya era hora de que Arturo tomara su lugar, y por eso cuando el pueblo se dirigía para la misa de Navidad, al tener que pasar cerca del bosque, notaron la presencia de una hermosa y reluciente espada enterrada sobre una piedra, la cual tenía una inscripción en la que se aclaraba que el hombre capaz de sacarla de allí, se convertiría en rey. Arturo fue el único que pudo hacerlo y fue entonces cuando se lo proclamó rey de toda Inglaterra.

En otra de las narraciones, se explica cómo Arturo toma posesión de la mejor espada del mundo, ``Excalibur''. Resulta que Merlín lleva a Arturo al borde de un lago para que se limpie porque acababa de pelear con un caballero y había perdido, cuando aparece un barco con doce hadas bailando que les piden que se suban. Merlín y Arturo lo hacen, y entones aparece en un extremo del barco una espada única. Una de las hadas les dice que deben llevar ese barco hasta la mitad del lago para poder poseerla.

Al hacerlo, Excalibur pasa a ser posesión de Arturo, y a partir de entonces, juntos van a ser un gran equipo, merecedor de muchas victorias y sumamente difícil de vencer. Pero el hada le dice que a cambio le debe un favor, y que cuando ella lo necesite, se lo va a tener que conceder.

Hay un relato en el que se cuenta cómo Arturo conoce a la princesa que va a convertirse en su esposa, Ginebra, con quien va a compartir toda su vida. Antes de casarse, Arturo va a formar parte de la mesa redonda. Luego de decir el juramento, aparece en cada silla, el nombre de cada uno. Pero van a haber dos sillas que no tendrán nombre, en una no dirá nada y en la otra dirá: Silla Peligrosa. En ese momento, Merlín explica que la silla peligrosa no va a ser ocupada durante muchos años.

En el resto de los relatos, se cuentan algunas de las historias que vivieron los caballeros, y en cada una se demuestra lo valientes y capaces que eran, por lo que se merecían estar en la mesa de Arturo, ya que dedicaron toda su vida a ayudar y rescatar a quienes lo necesitaron.

Al final del libro, se ocupan las dos sillas vacías en la mesa. Merlín se encuentra ya muy anciano y al darse cuenta de que ya había hecho todo lo que debía hacer, se va al país de las hadas para conciliar el sueño eterno. Y Arturo, un tiempo después, es vencido y herido en una batalla. Sus caballeros lo llevan a descansar al bosque. Él, consciente de que no podría recuperarse, le ordena a uno de sus caballeros que vaya y tire al lago a su amada Excalibur, y que luego le dijera lo que había ocurrido. El caballero así lo hizo y apareció un barco con doce hadas bailando en él. Los caballeros del Rey Arturo, lo acercaron al lago y lo subieron al barco. Luego, vieron cómo se alejaba, rodeado de esas hermosas hadas que le cantaban. De repente, apareció, en la dirección en la que iba el barco, una imagen que duró sólo un segundo, y en la cual se veía a Arturo en un hermoso paraíso, rodeado de hermosas criaturas que lo atendían muy bien, junto con José y Merlín. Al ver el destino de su rey, los caballeros regresaron tranquilos al castillo, porque sabían que él estaba bien.

Temática:

- Tema principal: `'Las aventuras y romances de Arturo y sus caballeros''.

- Temas secundarios: `'La valentía'', `'La honradez'', `'El sacrificio'', `'La sabiduría''.

Narrador:

- Punto de vista: omnisciente.

- Voz: tercera persona.

- Estilo: directo.

- Perspectiva: - focalización: cero.

- movilidad: móvil.

Estructura:

- Externa: (plan o esquema): 24 capítulos enumerados y titulados, Índice.

- Interna: - Introducción: explica de dónde viene Merlín, cómo y dónde crece, sus primeras predicciones. También habla del comienzo del Rey Arturo, el principio de su vida.

- Desarrollo: narra cómo crece Arturo; el momento de su coronación; cuando conoce a Ginebra (futura esposa); cómo los caballeros van ocupando su lugar en la mesa al ser elegidos; varias aventuras y romances de éstos y cómo Merlín ayuda a Arturo.

- Conclusión abierta: relata los últimos días de Merlín; cómo se terminan de ocupar las sillas que quedan vacías en la mesa; narra cómo encuentran el Santo Grial, las últimas batallas y aventuras de Arturo y sus caballeros, y por último, el fin de éste al ser herido. Es abierta porque no se aclara del todo dónde terminó Arturo y además no se sabe si existió en realidad o no, al igual que todo lo mencionado en le libro.

Criterio gráfico: prosa (párrafos): capítulos: 24, enumerados, titulados.

Tiempo:

- Orden: narración no cronológica.

- Duración: - ritmo: lento.

- Frecuencia: puntual.

Personajes principales:

Personajes

Clase

Credibilidad

Protagonismo

Evolución

Blas

humano

verosímil

Bautiza a Merlín

estático

Merlín

mago

inverosímil

Confidente de Arturo

dinámico

Arturo

humano

verosímil

Protagonista principal

dinámico

Uther Pendragon

humano

verosímil

Padre de Arturo

estático

Ygierne

humano

verosímil

Madre de Arturo

estático

Sir Héctor

humano

verosímil

Hombre que cría a Arturo

estático

José

humano

verosímil

Dueño del Santo Grial

estático

Alan

humano

verosímil

Mejor sirviente de José

estático

Morgana

hada

inverosímil

Hermana de Arturo

estático

Leodográn

humano

verosímil

Padre de Ginebra

estático

Ginebra

humano

verosímil

Esposa de Arturo

dinámico

Pellinore

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Sir Gawaine

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Nimue

hada

inverosímil

Le da Excalibur a Arturo

estático

Tristán

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Olwen

humano

verosímil

Esposa de Tristán

estático

Sir Kay

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Geraint

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Enid

humano

verosímil

Esposa de Geraint

estático

Lanzarote

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Sir Bors

humano

verosímil

Caballero de la mesa

dinámico

Elaine

humano

verosímil

Madre de Galahad

estático

Rey Pelles

humano

verosímil

Padre de Elaine

estático

Percibaldo

humano

verosímil

Hijo de Pellinore

dinámico

Galahad

humano

verosímil

Ocupa la Silla Peligrosa

dinámico

COMPARACIÓN CON SU CO- RELATO HISTÓRICO: “Arturo"

Debido a que, aún en la actualidad, no se han encontrado pruebas concretas que demuestren que alguna vez existió un Rey Arturo valiente y honesto como se lo presenta en los libros, cualquier comparación que intente realizarse resultará complicada e improbable, porque no se dispone de nada que pueda comprobar que ésta es correcta o incorrecta.

Sin embargo, hay detalles que pueden afirmarse a pesar del inconveniente planteado anteriormente, ya que se observan similitudes y diferencias entre estos dos Rey Arturo, suponiendo, claro está, que el real, existió hace mucho tiempo.

Entre estos detalles, podemos citar como similitudes que ambos:

* Nacieron para ser reyes, y reinaron justa y correctamente durante toda su vida.

* Quisieron siempre lo mejor para su reino e hicieron lo posible para que fuese así.

* Dedicaron su vida a servir y ayudar a todo aquel que lo necesitara.

* Se casaron con una hermosa mujer, con la que compartieron el resto de su vida.

* Fueron la `'cabeza'' de una mesa redonda constituida por los hombres más valientes y honorables de ese entonces.

* Contaron siempre con sus fieles caballeros, con los cuales vivieron incontables aventuras para salvar a cualquiera que estuviese en peligro.

* Fueron uno de los caballeros más importantes y destacados de la historia.

* Poseyeron un enorme castillo, que fue un lugar regido por la valentía y el honor.

* Murieron sabiendo que hicieron lo que habían venido a hacer a este mundo.

Y como diferencias, se puede citar que:

- El Rey Arturo ficcional contó siempre con la ayuda y el apoyo del mago Merlín, quien era de importante utilidad al poseer tanta sabiduría. En cambio, el Arturo real, no dispuso de tan buen aliado, ya que, claro está, la magia y la predicción del futuro no son algo verosímil.

- El Rey Arturo fantástico se relacionó mucho con seres no reales: su hermana era un hada, al igual que varias doncellas que rescataba; en ocasiones era ayudado por centauros; su mejor amigo (Merlín) era mitad hombre, mitad prodigio, y existían duendes malignos, que trataban de deshacerse de los humanos. Nada de esto vivió el otro Arturo (real), ya que no existen ni existieron hadas, centauros o duendes.

- El Arturo ficcional vivió en un hermoso castillo en un lugar legendario llamado Camelot, lugar donde imperaba la armonía, y donde vivió y gobernó toda su vida junto a su esposa Ginebra. Por supuesto, el otro Rey Arturo, no pudo haber vivido allí porque ese sitio es una leyenda. Pero, el castillo de Cadbury en Cadbury del Sur (Somerset), puede ser el lugar donde reinó este último, aunque todavía no hay pruebas que lo confirmen.

- La isla de Avalon fue la última morada del Rey Arturo fantástico, ya que pereció allí. También fue el lugar donde estaban escondidos la mesa de plata y el resplandeciente cáliz. En la actualidad, está tratando de encontrarse dicha isla para saber si el Arturo real y su mesa redonda estuvieron allí alguna vez.

- En el relato del Rey Arturo aparece la costa de Glastonbury como el sitio donde José desembarcó con su familia y con el Santo Grial, y donde siguió celebrando sus cenas por el resto de su vida. En cuanto al Rey Arturo real, se ha vinculado dicha costa con la ciudad inglesa de Glastonbury, en la que se han hecho un centenar de excavaciones para encontrar algo que pueda relacionarse con Arturo o sus caballeros.

- En la narración ficticia, los caballeros de la mesa redonda buscan el cáliz conocido como `'Santo Grial'', el cual fue propiedad de José hasta su muerte. Al final del relato, uno de los caballeros lo encuentra en el castillo donde se halla el hombre destinado a ocupar la `'Silla Peligrosa'', y se aclara dónde estaba y cómo lo consigue. En la realidad, ni el Rey Arturo ni sus caballeros buscan el Santo Grial porque es un objeto legendario, que en ese entonces, ni siquiera se conocía como leyenda.

Aunque todavía no se sabe con exactitud si existió un Rey Arturo real, puede verse que ambos fueron una persona noble, justa, valiente y honrada, ya sea en la realidad o en la literatura. Sería suficiente razón de orgullo encontrar algo que nos ayudara a confirmar que hubo un Rey Arturo real, el cual vivió hace mucho tiempo, y que formó parte de un grupo de hombres muy destacado y honorable, para que ese personaje fantástico, o mejor dicho, ese héroe de la ficción pasara a ser alguien importante en la historia humana, y no tuviera que quedarse como se encuentra hasta ahora: entre las dos tapas de un libro.

Edipo y la esfinge

'Guerra y literatura'

Aquiles y Menelao preparando tácticas de batalla

'Guerra y literatura'