Guerra del Golfo Pérsico

Historia Universal Contemporánea. Irak. Saddam Hussein. Invasión de Kuwait. Repercusiones internacionales. Daños

  • Enviado por: Sheol-beraka
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


GUERRA DEL GOLFO PÉRSICO

Guerra del Golfo Pérsico

CAUSAS

las razones que movieron a Saddam Hussein a realizar esta acción invasora pueden clasificarse en dos categorías:

  • la razón histórica. A pesar de la proclamación de la independencia de Kuwait en 1961 y la consiguiente delimitación de fronteras; y aunque Bagdad reconoció en varias ocasiones que Kuwait era un estado soberano, en diversos momentos había reivindicado la incorporación del territorio kuwaití, alegando que formaba parte de la provincia iraquí de Basora bajo la soberanía del imperio otomano hasta la primera guerra mundial.

  • b)Las razones actuales. Se pueden clasificar en 3 grupos:

  • de interés económico, ante la deuda y el petróleo.

  • de carácter estratégico, ante la posibilidad de adquirir nuevos y anhelados territorios.

  • por aspiraciones políticas, al pretender detentar el liderazgo del mundo árabe.

  • Todo ello, sustentado en la disponibilidad de una gran capacidad y eficacia militar, y un enorme potencial de armamento, conseguido gracias a la ayuda suministrada por sus entonces aliados occidentales para hacer frente a la guerra contra Irán.

    GESTACIÓN

    De tal forma, al plantear el presidente Saddam Hussein este conjunto de reclamaciones ante Kuwait, se creó una situación de fuerte tensión en Oriente Medio en los días finales de julio de 1990.

    el presidente egipcio Hosni Mubarak desplegó una tarea de medicación y consiguió que el día 31, tras varios aplazamientos, se entablaran negociaciones entre Irak y Kuwait en una reunión celebrada en Yedda (Arabia Saudita), pero el día 1 de agosto se suspendieron las conversaciones.

    En este conflictivo marco, la crisis entre Irak y Kuwait estalló entre el 1 y 2 de agosto, cuando un poderoso ejército iraquí (integrado por 100.000 hombres fuertemente armados) invadió en un ataque relámpago.

    Rápidamente, Bagdad fue adoptando sucesivas medidas con el fin de anexionarse el país conquistado: el mismo día 2 decretó la abolición de la monarquía del emir y formó un gobierno provisional en Kuwait; el día 8, decidió la anexión total e irreversible del país ocupado; el día 10, Hussein hizo un llamamiento a la “guerra santa” contra Estados Unidos; el día 12, propuso una paz global para Oriente Medio que incluía la solución de los conflictos entre Palestina e Israel; el día 24, ordenó el cierre de las embajadas en Kuwait; y el día 28 de agosto, transformó a Kuwait en provincia iraquí, incorporándolo totalmente a Irak.

    Por último, el 9 de enero de 1991 se reunió en Bagdad la Conferencia Popular Islámica con asistencia de representantes de 43 países para “diseñar un plan de acción frente a la agresión norteamericana-israelí contra las naciones musulmanas y árabes”.

    OCCIDENTE

    La reacción de los países occidentales en el plano internacional ante la invasión iraquí de Kuwait fue inmediata y contundente. La iniciativa de esta actitud correspondió principalmente a dos centros de poder político con proyección mundial: Naciones Unidas y Estados Unidos; con los que actuó unida la C.E.E., a los que siguieron algunos países árabes e islámicos.

    Los argumentos esgrimidos por los países occidentales para justificar su toma de partido, fueron de dos tipos:

  • de carácter político. Consistente en la vigencia del derecho internacional y en la defensa de la soberanía e independencia de Kuwait.

  • De carácter económico. Para mantener el control del petróleo de la región.

  • Los medios y procedimientos a los que recurrió Occidente en esta acción, tenían un triple carácter:

      • el bloqueo y embargo total para obligar a la rendición y retirada del invasor.

      • La diplomacia para llegar a una negociación.

      • La preparación de la guerra, como último recurso.

    La primera reacción occidental se produjo el 4 de agosto de 1990, cuando la C.E.E. decretó el embargo contra Irak. El día 6, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acordó imponer un bloqueo por tierra y por mar sobre Irak. El día 7, Estados Unidos inició un gran despliegue militar, incrementado a lo largo de los meses siguientes con el desplazamiento de nuevas tropas: Canadá, Australia, Gran Bretaña, Francia, Italia, España, Holanda, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Noruega, Grecia, Egipto, Siria, Marruecos, Pakistán y Bangladesh. Aproximadamente unos 605.000 soldados en total.

    Guerra del Golfo Pérsico

    El día 10 de agosto de 1990, la OTAN acordó respaldar el despliegue militar norteamericano. El día 18, Estados Unidos consiguió imponer un cerco total a Irak. El día 25, Naciones Unidas autorizó la utilización de la fuerza para mantener el embargo.

    El 9 de septiembre se reunieron en Helsinki los presidentes Bush y Gorbachov para tratar sobre la crisis del Golfo y elaboraron un comunicado conjunto apoyando las decisiones de la ONU sobre Irak .

    El 25 de septiembre el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas completó el cerco sobre Irak, acordando imponer el bloqueo aéreo sobre este país.

    Guerra del Golfo Pérsico

    la actitud occidental se endureció en los últimos días de 1990, y así, el 29 de noviembre, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas lanzó un ultimátum sobre Irak, al acordar la autorización de entrar en guerra contra este país si no se retiraba de Kuwait con anterioridad al 15 de enero de 1991, mismo que fue rechazado por Irak al día siguiente, anunciando que no cedería ante la presión internacional.

    DESARROLLO

    Finalmente, se impuso la guerra que dio comienzo en la noche entre el 16 y el 17 de enero de 1991, cuando la fuerza multinacional aliada, dirigida por Estados Unidos, inició el ataque con intensos bombardeos contra los territorios de Irak y Kuwait.

    Una primera fase se caracterizó por los ataques aéreos en los que participaron, principalmente, fuerzas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia, Arabia Saudita y del propio Kuwait, que alcanzaron una gran intensidad.

    Irak desplegó una contraofensiva también aérea y el día 18, atacó con misiles a Arabia Saudita e Israel. Tel Aviv y Haifa fueron las dos ciudades israelíes donde cayeron e hicieron explosión los primeros cohetes Scud de fabricación soviética.

    El temor desatado en Israel al descubrir que su territorio era vulnerable a los cohetes iraquíes, hizo emerger la alianza entre Estados Unidos e Israel.

    Los bombardeos iraquíes de cohetes Scud, depararon a Israel la instalación, en su territorio, de cohetes anti-misiles Patriot, cuyo uso constituyó una de las novedades armamentísticas de la guerra.

    El 25 de enero de 1991, se informó que una gran marea negra de petróleo procedente de Kuwait, derramada de forma intencionada por los iraquíes, se estaba extendiendo sobre el Golfo Pérsico, dañando de forma casi irrecuperable el medio natural.

    FINAL

    La segunda y breve fase de la guerra se inició el 25 de febrero de 1990, duró cinco días, y consistió en una contundente ofensiva terrestre aliada. Ese día, Estados Unidos lanzó un fuerte ataque por tierra, invadiendo Kuwait y el sur de Irak, que el día 27 son ocupados, derrotando y expulsando al ejército iraquí, que se retiró aniquilado ante el hostigamiento occidental. Pero antes de la retirada, el ejército iraquí dejó tras de sí un país Kuwaití destruido, y con los pozos petroleros ardiendo.

    En Kuwait se restableció, de forma inmediata, el gobierno del Emirato. El mismo día 27, el presidente Bush anunció el final de la guerra entre los aliados e Irak, que, por su parte, aceptó el 3 de marzo la rendición impuesta por Estados Unidos.

    El 3 de abril de 1991, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó la resolución del cese del fuego contra Irak, al que impuso duras condiciones de rendición, resolución que fue aceptada por Irak el día 6 de abril. El día 11, Naciones Unidas hizo efectivo el final de la guerra.

    Las consecuencias de este conflicto - cuyo resultado inmediato fue la liberación de Kuwait -, fueron importantes cambios en las relaciones y percepciones geopolíticas, pero no alteró la realidad profunda. La Guerra del Golfo dividió a los árabes y alteró la relación entre Estados Unidos e Israel.

    Vídeos relacionados