Guerra de México contra EEUU (Estados Unidos)

Historia de México. Río Grande. Ejércitos mexicanos y estadounidenses. Rebelión mexicana. Consecuencias

  • Enviado por: El Pubis
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Guerra Estados Unidos vs. México (1846-1848).

La guerra mexicana entre los Estados Unidos y México comenzó con un ataque mexicano contra las tropas americanas a lo largo de la frontera de Texas de abril el 25 de 1846. La lucha terminó cuando ESTADOS UNIDOS con el Gral. Winfield Scott ocuparon Ciudad de México el 14 septiembre de 1847; algunos meses más adelante un tratado de paz fue firmado (el 2 febrero de 1848) el de Guadalupe Hidalgo. Además de reconocer la anexión de Texas en Estados Unidos con la derrota, California también es cedida por México y, Nuevo México (todos los estados actuales incluyendo del sudoeste).

Como con todos los acontecimientos importantes, las interpretaciones históricas referentes a las causas de la guerra mexicana varían. Indicando simplemente, un gobierno dictatorial de Centralismo en México comenzó la guerra debido a la anexión de ESTADOS UNIDOS (1845) de Texas, que México continuó demandando a pesar del establecimiento de la república independiente de Texas 10 años antes. Algunos historiadores han discutido, sin embargo, que los Estados Unidos provocaran la guerra anexando Texas y, más deliberadamente, colocando a un ejército en la boca de la Río Grande. Otro, relacionado, interpretación mantiene que la administración de presidente James K. Polk de ESTADOS UNIDOS forzó a México a la guerra para retener California y el sudoeste. Una minoría cree la guerra se presentó simplemente por la falta de México de pagar las demandas de las pérdidas sostenidas por los ciudadanos de ESTADOS UNIDOS durante la guerra mexicana de la independencia.

La Política Mexicana

A la hora de la guerra, México tenía un gobierno altamente inestable. La constitución federal de 1824 había sido cambiada en 1835 y substituida por una dictadura centralizada. Dos fracciones opuestas se habían presentado: los federalistas, que apoyaron una democracia constitucional; y los Centralistas, que apoyaban un gobierno autocrático debajo de un monarca o de un dictador. Los varios partidos de Centralistas estaban en el control del gobierno a partir de 1835 a diciembre de 1844. Durante ese tiempo las rebeliones y las insurrecciones numerosas ocurrieron dentro de territorio mexicano, incluyendo la pérdida temporal de California y de la revolución de Texas, que dio lugar a la independencia (1836) de Texas.

En diciembre de 1844 una coalición de moderalistas y los federalistas forzaron a dictador Antonio López de Santa Anna en Sn. José exile e instale a Joaquín Herrera como presidente temporal de México. La victoria era de breve duración. Aunque Santa Anna mismo estaba en Cuba, los otros Centralistas comenzaron a planear el derrocamiento de Herrera, y la anexión de Texas a Estados Unidos en 1845.

La Política de ESTADOS UNIDOS

Por una resolución del congreso común (febrero 27-28, 1845), había causado la discusión política considerable en los Estados Unidos. El deseo de la república de Texas de ensamblar los Estados Unidos había sido bloqueado por varios años por las fuerzas en contra del esclavismo, que temieron que varios nuevos estados auxiliares fueran creados por el territorio de Texas. El factor principal que condujo la administración de Juan Tyler a tomar la acción era el interés británico en Texas independiente. De hecho, la sensación contra-Británica pone detrás de la mayoría de las declaraciones de política expansionistas de los Estados Unidos en este período. James Polk ganó la elección presidencial 1844 abogando un soporte contra Gran Bretaña en la pregunta de Oregon. Una vez en su oficina él declaró que "la gente de este continente solamente tiene el derecho de decidir su propio destino." Tiempo casi igual el destino manifiesto del término vino a describir qué fue la derecha de Dios-dada de ampliar el territorio de ESTADOS UNIDOS”. El término fue aplicado particularmente al conflicto de Oregon, pero tenía importancia también a California, en donde los colonos americanos advirtieron de encantos británicos para tomar control, y a Texas.

Para el momento en que Slidell llegara en México en diciembre de 1845, el gobierno de Herrera estaba bajo fuego intenso de Centralistas para sus políticas extranjeras moderadas. La estrategia de los Centralistas era levantar al orgullo nacional mexicano como medios de expulsar Herrera. Durante agosto 1845 su líder, desfiló y Mariano Arrillaga, comenzó a exigir un ataque contra los Estados Unidos. Cuando llegó Slidell, Herrera, en un esfuerzo de ahorrar su gobierno, rechazó satisfacerlo. Algunos días más adelante (el 14 diciembre), los desfiles publicaron un manifiesto revolucionario; él entró en la Ciudad de México él al frente de un ejército el 2 de enero de 1846. Herrera huyó, y los desfiles, que asumieron la presidencia el 4 de enero, pidieron a Slidell fuera de México. Después de la falla en la misión de Slidell, Polk ordenó a Zachary mover a su ejército a la boca de la Río Grande y prepararse para defender Texas de la invasión. El sastre (Zachary) así pues, llegando al Río Grande el 28 de Marzo de 1846. Algunos en los Estados Unidos, que habían opuesto la anexión de Texas como estado auxiliar, demandaron que el movimiento a la Río Grande era un acto hostil y agresivo de Polk de provocar una guerra con México para agregar el territorio auxiliar nuevo a los Estados Unidos. Las intenciones exactas de cualquier Polk eran, que los Centralistas en México decían que la anexión de Texas había sido suficiente causa para la guerra; no vieron ningún límite disputado - México poseía todo el territorio de Texas. Antes de que el sastre se hubiera trasladado a el Río Grande, el desfila había comenzado a movilizar tropas y había reiterado su intención de atacar.

El 4 de abril, el nuevo dictador de México pidió el ataque contra el Gral. Americano. Cuando su comandante en Matamoros se retrasó, le publicaron una declaración de guerra (el 23 de abril), y reordenó el ataque.

CAMPAÑA DEL NORTE MEXICANO.

El 25 de Abril de 1846, las tropas mexicanas cruzaron el Río Grande y originaron una separación de los dragoons americanos ordenados por capitán Seth B. Thornton.

El informe del Gral. Norteamericano de este ataque alcanzó a presidente Polk en la tarde del 9 de mayo, un sábado. El lunes, 11 de mayo, Polk presentó su mensaje de la guerra al congreso, y el miércoles, 13 de mayo, sobre la oposición vigorosa de algunos norteamericanos, el congreso de ESTADOS UNIDOS voto a favor para declarar la guerra a México. Dos ataques más mexicanos habían sido hechos a través del Río Grande en Palo Alto (mayo 8) y Resaca de la Palma (mayo 9), y ambos habían sido repelidos.

Expectativas Mexicanas.

Los líderes mexicanos esperaban claramente ganar estas batallas así como para recuperar Texas y para ganar la guerra. Su ejército de cerca de 32.000 hombres era cuatro a seis veces el tamaño del ejército original de ESTADOS UNIDOS. Además, armados, fueron disciplinados, y, sobretodo, experimentadas las tropas mexicanas por las revoluciones. El lugar principal de la guerra sería Texas, centenares de millas de las áreas populosas de los Estados Unidos. Muchos Centralistas creyeron que las objeciones de los americanos que estaban en contra de la guerra desmoralizarían a los Estados Unidos, y algunos Centralistas creyeron que una invasión mexicana sería apoyada por una sublevación auxiliar masiva. Así, las derrotas rápidas en Palo Alto y Resaca de la Palma sorprendieron y dieron una sacudida eléctrica la dirección mexicana. Las victorias de ESTADOS UNIDOS contra una fuerza más grande, mejor entrenada fueron atribuidas a la eficacia inesperada de la artillería ligera americana. El ejército encontró un expediente, sin embargo, designó la culpa a su general al mando, y él lo substituyó rápidamente. El general mexicano evacuó Matamoros, moviéndose al sur.

Rebelión Mexicana

El mexicano no atacó porque se derrumbaba el gobierno de Centralistas. Más bien que México por la guerra debería de unirse, la guerra había dado a facción del federalista una oportunidad de rebelarse. Incluso mientras que habían acampado al Gral. en el Nueces en la caída de 1845, algunos líderes del federalista habían estado en contacto con él, las fuentes de promesa y pedir ayuda en el derrocamiento de avances. El norte de México casi era una plaza fuerte del federalista, y como el Gral. se trasladó al Río Grande, él recibió la ayuda de aumento de los rebeldes. Las derrotas de las fuerzas de Centralistas en Palo Alto y Resaca de la Palma precipitaron rebeliones abiertas del federalismo a través de México. Los brotes importantes en Acapulco y Guadalajara en julio fueron seguidos por la defección de la fuerza militar de Veracruz el 3 de agosto y de la Ciudad de México el 4 de agosto. México estaba en la agitación total. El 28 de julio, los desfiles militares dieron la vuelta al gobierno y a su vicepresidente y se ocultaron. El gobierno del Centralistas bajó totalmente sin el permiso del vicepresidente el 6 de agosto.

El 22 de agosto los federalistas restauraron solemnemente la constitución de 1824, y Valentín Gómez Farías, que había sido relegado como vicepresidente por el Centralismo en 1834, asumió el control temporal del gobierno como el único funcionario legítimo de la nación. Santa Ana había vuelto a México.

Prometiendo al presidente Polk que él trabajaría para efectuar una tregua, al cual se le permitió pasar a través del bloqueo y de las tierras navales de ESTADOS UNIDOS en Veracruz el 16 de agosto. La charla de una tregua fue olvidada. Quizás el único líder capaz de unir la nación, pronto recibió el comando del ejército mexicano; en diciembre el congreso mexicano lo eligió presidente pero no asumió formalmente la oficina hasta la marcha siguiente.

IMPACTO DE LA GUERRA EN LOS ESTADOS UNIDOS

La ayuda entusiástica recibida en la guerra en todas las secciones de los Estados Unidos fue luchada casi enteramente por los voluntarios. El ejército se hinchó de justo sobre 6.000 sobre a 115.000. De este total aproximadamente 1,5 por ciento fueron matados en luchar, y casi 10 por ciento muertos de enfermedad; otros 12 por ciento fueron heridos o descargados debido a enfermedad o ambas. Por años, los veteranos de guerra mexicanos continuaron sufriendo de las enfermedades debilitantes contraídas durante las campañas. La tarifa de la muerte estaba así fácilmente sobre 25 por ciento para los 17 meses de la guerra; las muertes totales pudieron haber alcanzado 35-40 por ciento si se agregan muertes de lesión y enfermedad-relacionadas. A este respecto, la guerra era la más desastrosa de historia militar americana. Durante la guerra, las peleas políticas se presentaron con respecto a la disposición de México conquistado. Un movimiento fuerte de "Todo-México" impulsó la anexión del territorio entero. El sector en contra americano se opuso a esa posición y luchó para la exclusión de la esclavitud de cualquier territorio absorbido por los Estados Unidos. En 1847 la cámara de representantes pasó la cláusula de Wilmot, estipulando que ninguno del territorio adquirido debe estar abierto a la esclavitud. El senado evitó la edición, y una última tentativa de agregarla al tratado de Guadalupe Hidalgo fue derrotada. El tratado de Guadalupe Hidalgo era el resultado insatisfactorio de las negociaciones desautorizadas de Nicholas Trist. Fue aprobado renuente por el senado de ESTADOS UNIDOS el 10 de Marzo de 1848, y ratificado por el congreso mejicano el 25 de mayo. La cesión de México de California y de Nuevo México y de su reconocimiento de la soberanía de ESTADOS UNIDOS sobre todo el norte de Texas del Río Grande formalizó la adición de 3,1 millones de kilómetros sq (1,2 millones de millas sq) del territorio a los Estados Unidos. Los Estados Unidos acordaron pagar $15 millones y asumieron las demandas de sus ciudadanos contra México. Un ajuste territorial final entre México y los Estados Unidos fue hecho por la compra de Gadsden en 1853.

Bibliografía: Bauer, K. Jack, The Mexican War (1974); Bill, Alfred H., Rehearsal for Conflict: The War with Mexico, 1846-1848 (1945; repr. 1970); Connor, Seymour V., and Faulk, Odie B., North America Divided: The Mexican War, 1846-1848 (1971); Dufour, Charles L., The Mexican War: A Compact History (1968); Eisenhower, John S. D., So Far from God: The U. S. War with Mexico, 1846-48 (1989; repr. 1990); Johannsen, R. W., To the Halls of the Montezumas: The Mexican War in the American Imagination (1985; repr. 1988); Nichols, Edward J., Zach Taylor's Little Army (1963); Ruiz, Ramon E., ed., Mexican War (1963); Schroeder, J. H., Mr. Polk's War (1974); Singletary, Otis A., Mexican War (1960); Smith, Justin H., War with Mexico, 2 vols. (1919; repr. 1963); Weems, J. E., To Conquer a Peace (1988)

Guerra contra Texas, “Independencia de Texas” (1825-1836).

En la revolución de Texas de 1835-1836, los colonos americanos en Texas aseguraron la independencia de esa área de México y establecieron posteriormente una república. Puesto que en 1820 muchos colonos de los Estados Unidos habían colonizado Texas; por 1830 se excedieron en número los extranjeros. El dictador mexicano Antonio López de Santa Anna procuró invertir esta tendencia por las medidas tales como suprimir la esclavitud y haciendo cumplir la colección de derechos de aduanas. Los colonos rebelaron (originalmente como parte de una resistencia general del federalismo al gobierno Centralista de Santa Anna, que había derrocado la constitución mexicana de 1824). Las hostilidades comenzaron en Gonzáles el 2 de octubre de 1835; los Texanos rechazaron una fuerza mexicana enviada para el desarme y ganar las victorias subsecuentes. En febrero de 1836, Santa Anna, inconforme, condujo a un gran ejército a través del Río Grande; la defensa inesperada determinada del Alamo lo retrasó. Mientras tanto, los Texanos declararon su independencia de México el 2 de marzo de 1836, y organizaron un gobierno provisional. Houston condujo un reacomodamiento acertado, pero derrotaron y masacraron a otros insurrectos en su última marcha. Santa Anna persiguió a los rebeldes, estirando demasiado su línea de fuente y aislando así sus fuerzas en pradera del San Jacinto. Allí, el 21 de abril, fue tomado preso y encaminado a Houston. Las tropas mexicanas entonces se retiraron de Texas. La república de Texas (con su bandera solitaria de la estrella) seguía siendo independiente hasta 1845, cuando se convirtió en parte de los Estados Unidos.

Bibliografía:

Esta información es reservada por el © por la publicación electrónica de Grolier y fue encontrada en la enciclopedia nueva de los multimedia de Grolier, lanza 6 la versión 6,03.

ððððð δð ððσðð ððððððððð

La Independencia de Texas, “Independencia de Texas” (1835-1836).

 Las restricciones que habían sido  impuestas por el gobierno mexicano habían sido pasadas por alto hasta por el propio gobierno, y en unos cuantos años Texas se convirtió en un territorio habitado por gente totalmente ajena a los mexicanos.

Al ser rechazada la venta, Los Estados Unidos recurrieron a otros medios.

Los colonos encontraron motivos de disgusto con la capital, primero con la creación del sistema centralista estableciendo las siete leyes y en segunda no querían quedar unidos a Coahuila. El primer levantamiento se debió a esta ultima causa y al centralismo fue apoyado por Estados Unidos por otra parte los colonos conservaron su religión sin cumplir sus compromisos contraídos.

El gobierno mexicano sintiéndose amenazado por los nuevos colonos, trató de ejercer su control. Promulgó una nueva ley que aumentaba las facultades del gobierno nacional de México, a expensas de los gobiernos de los estados, medida que los texanos de Estados Unidos interpretaron como dirigida concretamente contra ellos. El presidente mexicano Antonio López de Santa Anna trató de frenar dicha inmigración. Abolió la esclavitud e impuso impuestos de aduana a los colonizadores para disuadirlos. Como respuesta, los colonizadores se sublevaron.

Santa Anna, el dictador mexicano, avanzó hacia Texas con un enorme ejército y los colonos estadounidenses se vieron en problemas para organizar la resistencia.

 Su guarnición  en la misión del Álamo fue aniquilada después de una defensa famosa, pero fútil,  a manos de un grupo de “patriotas” texanos, un grupo que, entre otros, incluía al famoso  hombre de la frontera Davy Crockett.

Bajo el mando del General Sam Houston, los nuevos texanos declararon oficialmente su independencia de México el 2 de marzo de 1836, organizando al mismo tiempo un gobierno provisional que dio lugar a la guerra entre Texas y México. Dicha guerra incluyó la famosa batalla de Goliad.

De inmediato, Sam Houston inició gestiones para anexar el territorio como estado de la nación americana.

Santa Anna  fue conducido a la bahía de Galveston, en donde se le obligó a firmar los Tratados de Velasco el 14 de mayo de 1836. En el segundo tratado de Velasco era en el que se reconocía la independencia de Texas.

Una de las figuras centrales, cuya vida era un reflejo de esa época binacional, fue Juan Seguín, mismo que se convertiría en un acérrimo crítico de la política mexicana y uno de los personajes principales del movimiento de independencia de Texas. Nacido en una familia texana, Seguín al principio era venerado por los texanos. Después, Seguín sería el blanco de la discriminación racial. Así, despreciado por los texanos y por los mexicanos, huyó hacia el sur, un espacio en los dos territorios. La República de Texas duró casi una década, hasta que en 1845 se convirtió en el estado número 29 de la Unión Americana. El nuevo estado se tornó en la meca de aventureros, buscadores de fortuna y colonizadores

Guerra México vs. Estados Unidos.

Tyler decidió hacer una pequeña trampa política y la anexión de Texas a la Unión fue aprobada por una resolución conjunta de las dos cámaras del Congreso del 1 de Marzo de 1845. Se decía que el territorio de Texas llegaba hasta el Río Bravo, cuando en realidad llegaba hasta el Río Nueces.

Zacarías Taylor es enviado y con la ayuda de mexicanos (traidores), es como puede pasar hacia territorio mexicano.

Mariano Paredes Arrillaga, entra a la presidencia de México el 2 de enero de 1846, y lo primero que hace es atacar a las fuerzas Norteamericanas que se encontraban en el norte de México. Se dice que las fuerzas americanas, estaban esperando solo alguna respuesta del gobierno mexicano para hacer estallar la guerra.

Los americanos ocupan todo el norte del país y también algunos puertos como el de Tampico y San Blás. Taylor vence a Arista en Matamoros y ocupa Monterrey.

El 6 de Diciembre de 1846 se crea un nuevo Congreso en el cual Santa Anna regresa al poder, y lo primero que hace es vencer a Taylor, pero se equivoca al retornar al centro del país, solo para suspender de sus funciones a Gómez Farias que pedía que la Iglesia fuera despojada de sus bienes, en lo que hacia esto, las fuerzas americanas retomaban fuerzas. El Gral. Scott bombardea a Veracruz, Santa Anna trata de detenerlo, pero pierde.

Las fuerzas americanas ocupan la Ciudad de Puebla el 25 de abril de 1847, abriendo el paso para llegar al centro del país.

Se da la batalla de Churubusco: “si hubiera parque, ustedes no estarían aquí…” lo cual hacía ver que los pocos hombres que habían no podían contener los ataques. Esto lleva consigo la firma de un armisticio, en la cual, Estados Unidos pide una gran cantidad de territorios del norte, la cual México rechaza y se vuele a la guerra.

Se ataca el Castillo de Chapultepec, donde se de el acto heroico de los Niños Héroes, donde se pierde de nuevo, quedando así, el 14 de septiembre de 1847, la bandera de Estados Unidos ondeando en el Palacio Nacional.

Se trata de trasladar los poderes a Querétaro, donde se ordena someter a juicio a Santa Anna, que huye a Jamaica, y entra en vigor Manuel de la Peña y Peña, que comienza las pláticas para la paz.

Con la firma de los Tratados de Guadalupe Hidalgo, México acepta la pérdida de territorios de la Alta California, Nuevo México, Arizona y Texas, más de la mitad de su territorio, recibiendo solo a cambio 15 millones de pesos y la promesa de que no habrá reclamaciones acerca de la frontera.

Bibliografía.

“HISTORIA DE MÉXICO”. Salvat Mexicana de Ediciones, S.A. de C.V. Tomo 8. Ed. Salvat Editores De México. 1979. México.

“HISTORIA DE ESTADOS UNIDOS”. Brinkley Alan. Ed. McGraw Hill. 1996. México.

“SIGLO DE CAUDILLOS. BIOGRAFÍA POLÍTICA DE MÉXICO (1810-1900)”. Krauze Enrique.  Ed. Tusquets editores. 1994. México.

Conclusión (David)

  • Guerra vs. Texas.

Pienso que ésta guerra, fue el inicio de la debacle mexicana.

El perder uno de los estados del norte, con sus riquezas tan grandes, fue algo que debió de dolerle mucho a los hermanos mexicanos de aquel tiempo, y sigue doliendo a los mexicanos hasta ahora.

Pero debemos de fijarnos bien en una cosa, desgraciadamente, como muy frecuentemente pasa, el gobierno mexicano fue el causante y culpable de esta separación.

Primero, el no poner atención a éstos territorios fue grave, y mucho más a la gente, que si había mexicanos, fueron desapareciendo poco a poco, y fueron llegando anglosajones, los cuales afectaron en gran cantidad para que las personas de ahí perdieran o dejaran esa identidad nacional, ya que nunca se sintieron queridos por su país, por que el gobierno no lo permitía.

También el haber permitido que el país se volviera centralista, fue lo que provoco que éstas personas que la mayoría tenían ideas federalistas, indicaran su repudio a éstos cambios que estaba teniendo el país, y como suele suceder, los gobernantes tratan de “tapar el hoyo cuando el niño ya se cayó”, y cuando trataron de arreglar las cosas, los residentes texanos ya tenían casi hecha su independencia, a lo que el gobierno mexicano no tuvo de otra, más que aceptarla.

Ahora, para los norteamericanos, como en los textos que nosotros vimos, ellos vieron de igual manera la separación de Texas, solo que para ellos fue una cosa positiva, lo cual para nosotros no, ya que al ver a la República de Texas independizada, y teniendo ellos sus ideas expansionistas, no vieron de mala forma poder adherirla a su territorio, y así, abrir también las puertas para que se pudieran ganar la gran mayoría de territorios posibles.

También influyó mucho los líderes que tuvieron la Independencia de Texas, el señor Sam Houston, que al independizarse tampoco el vio mala la idea de adherir su república al territorio Estadounidense.

Desgraciadamente, México al perder a Texas, perdió un gran contenedor de tierras fértiles y de tierras llenas de algodón, pero fue por no tener bien organizado el gobierno y que aparte ese gobierno estuviera lleno de personas incompetentes y “vende patrias”, ya que Santa Anna, al verse entre la vida y la muerte, decidió acceder a la Independencia de Texas.

  • Guerra vs. Estados Unidos.

Al haber perdido primeramente Texas, México estaba cayendo por un gran hoyo, el cual parecía no tener fin.

El gobierno Norteamericano, al estar influyendo a la República de Texas a que se adhiera a su territorio, finalmente aceptaron y lo incluyeron por votación, lo cual a México no le gustó para nada, ya que para la firma de la Independencia, se había solicitado, como un punto muy interesante, que no se incluyera a los Estados Unidos, así que lanzaron de inmediato una pugna contra esa decisión. E incluso, a los Norteamericanos no les bastó con quedarse con Texas, sino que ampliaron el territorio, ya que se había dicho que llegaría hasta el Río Nueces, y ellos lo habían colocado hasta el Río Bravo, desencadenándose así la furia del pueblo y gobierno mexicano.

Ahora, el gobierno de los Estados Unidos estaba buscando una simple provocación de México para hacer estallar la guerra, y lo fue cuando atacaron al ejército americano en el Río Bravo, declarando así la guerra.

De ahí para delante, todas las victorias fueron contundentes por parte de los americanos, vencieron y masacraron al ejército mexicano, excepto en la primer batalla que tuvo el dictador mexicano Santa Anna, en la que venció a Zacarías Taylor, la cual, de haber seguido combatiendo, tal ves la historia hubiera sido muy diferente a la que actualmente conocemos. Desgraciadamente, al término de ésta guerra, México queda completamente dañado en pérdidas tanto de territorio, como humanas y morales, pierde más de la mitad del territorio, a cambio de una cantidad mínima de dinero.

En cuanto a esta guerra, encontré grandes diferencias acerca de cómo los americanos la vieron, en el texto que leí, vi que hacían referencia de que el ejército mexicano era casi 3 veces mayor al norteamericano, ellos creían que iba a ser una guerra pérdida, también pensaban que el ejército tenía experiencia por las revoluciones internas, pero al darse el primer enfrentamiento, donde se vio la supremacía de Estados Unidos, sorprendió a todos.

También comentan mucho que, los mexicanos al tener esta guerra, en vez de estar unidos y buscar la manera de sacar al país adelante, esto era un motivo para que internamente hubiera otra guerra, la de los liberales vs. los conservadores, eso para ellos era muy extraño.

Al finalizar, para ellos las consecuencias fueron grandiosas, aumentaron su territorio en un 66%, agregando más estados a los 29 con los que contaba, ahora al explorarlos encontraron lo rico en territorios que era, y no solo por su suelo, sino por la cantidad de oro, plata, bronce, uranio, etc. lo cual para su economía lo ayudo muchísimo.

Vídeos relacionados