Guerra de Arauco (1541-1883)

Historia de América. Chile. Ejército profesional. Mapuche

  • Enviado por: Francisca Decebal-cuza
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad

LA GUERRA DE ARAUCO Y EL EJÉRCITO PROFESIONAL EN CHILE DURANTE EL SIGLO XVII

El ejército profesional , la mejor opción

Durante el período colonial, la Araucanía era el único territorio del país en donde los españoles no lograban someter a los indígenas. Desde los inicios de la guerra de Arauco, los primeros se habían valido de los propios colonos con el fin de utilizar a estos como ejército. Es lógico pensar que el único resultado de esta práctica fue una prolongación innecesaria del conflicto bélico, ya que los hombres españoles no contaban con un entrenamiento apropiado para enfrentarse al aguerrido mapuche.

A lo largo de este ensayo, demostraré que: “la creación de un ejército profesional, fue la clave para conseguir que durante el siglo XVII, los españoles lograran un mayor control del conflicto mantenido con los mapuche”.

Como primer punto, me referiré al curso de la guerra de Arauco durante el siglo anterior, para tener un entendimiento más amplio de los cambios que se produjeron a raíz de la creación de un ejército profesional.

Durante el siglo XVI, los españoles estuvieron implementado un sistema que consistía en enviar expediciones al territorio araucano y atacar a los mapuche por la vía de las armas.

En varias ocasiones, con el fin de justificar este tipo de prácticas, los mapuche eran procesados según la legislación española. Cuando esto sucedía, eran declarados rebeldes y traidores al Rey y a Dios, entonces se les condenaba a penas de muerte y el Estado se apoderaba de sus tierras. Más tarde, se enviaba a un ejército a cumplir el veredicto que habían dictado los jueces de la causa.

También era común enviar incursiones sorpresivas al territorio mapuche y tomar indígenas prisioneros, tras haber destruido sus rucas y campos de sembradío. Estos indígenas eran vendidos como esclavos para encomienda, ya sea dentro del territorio o bien eran llevados al Perú con el mismo objeto. Pienso que esto refleja la inacpacidad española de controlar la situación que se vivía.

Desde mi punto de vista, esta estrategia tenían como resultado concecuencias bastante negativas, ya que obviamente, la respuesta a este tipo de prácticas y procedimientos, era la exaltación de los indígenas y por consecuencia, el surgimiento de sublevaciones que solían expandirse a comarcas ya pacificadas al Norte del río Biobío. Un claro ejemplo de lo señalado, fue el desastre de Curalaba, en 1598, donde indígenas al mando del toqui Pelantaro, dieron muerte al gobernador García Oñez de Loyola, junto a la mayoría de sus acompañantes.

Se da paso al siglo XVI en estado muy turbulento debido a lo señalado anteriormente.

Oñez de Loyola fue sucedido por el gobernador Alonso de Ribera, quien fue el primero en darse cuenta de la inutilidad de esta táctica de guerra. Como primera medida, creó el primer ejército profesional de Chile. Formado por hombres jóvenes y bien pagados quienes tras haber cumplido con un cierto número de años de servicio, eran convertidos en colonos, para aumentar la población trabajadora del país, ya que Alonso de Ribera había comprendido que no era posible exigirle a los colonos que luchasen en la guerra y que trabajasen la tierra en forma simultánea.

Además, creó una nueva táctica de guerra que consistía en la construcción de una serie de fuertes en la frontera mapuche. El objetivo era conseguir un avance gradual de esta línea fronteriza, para no arriesgar la paz que se conseguía en dichos lugares y asegurar el dominio español en esos territorios.

A mi parecer, esta era una excelente táctica y a esto se debe que más tarde haya sido utilizada durante el período de la república, para conseguir la pacificación de La Araucanía. Sin embargo, el gran inconveniente que tuvo Ribera en ese momento fue la falta de recursos necesarios, ya que el gobierno de España lo obligó a aceptar la táctica que impondría el padre Luis de Valdivia, conocida comúnmente como “Guerra Defensiva”, que consistía en una dominación mediante la vía de la paz. Este sistema no tuvo efectividad.

Pese a que Ribera no pudo poner en práctica sus intenciones, una parte de su legado, tuvo repercusiones en el curso de la guerra durante el siglo XVII.

Me gustaría ahora hacer un paralelo con la situación que en ese momento vivía Perú, para poder darnos cuenta de la importancia que tuvo para Chile la creación de este ejército profesional.

No podemos dejar de lado el hecho que durante el siglo en cuestión, la guerra adquiría paulatinamente un matiz cada vez más violento. A esto se debe el gran número de enfrentamientos entre españoles y mapuche, como la insurreción que tuvo lugar en 1655 y que retrocedió la conquista hasta el Maule.

La Guerra de Arauco estaba gastando demasiados recursos a la Corona Española. Chile costaba a España más dinero y más soldados que todo el resto del territorio americano. Pese a este inconveniente, España no podía darse el lujo de perder el territorio chileno, ya que de su dominio dependía mantener el dominio de Perú, sitio que se veía fuertemente amenazado por la acción de piratas y corsarios. Si Chile se daba por territorio perdido, no habría forma de defender a Perú, cuyos hombres eran funcionarios españoles con poca capacidad bélica y energía guerrera.

Esta era la gran diferencia entre lo ocurrido en Perú y Chile, lo que pone de manifiesto que la existencia de un ejército estable logra que un país adquiera mayor fortaleza para enfrentar conflictos de tipo bélico.

Otro aspecto relevante de este siglo, es que a contar de la segunda mitad de éste, surgieron los primeros parlamento entre los dos pueblos, lo cual originó un estado de menor tensión, aunque no detuvo la guerra.

Sin olvidar lo negativo que resulta la cantidad de vidas humanas que costó el conflicto, además de la excesiva pérdida de recursos que la guerra le significó a la Corona, me atrevo a afirmar que, dentro de estas consideraciones, la Guerra de Arauco contribuyó, en cierta medida, a la organización del país.

De esta aseveración, es posible deducir, que, a mi parecer, la hipótesis planteada al comienzo del ensayo queda perfectamente comprobada, si además, tomamos en cuenta la siguiente conclusión:

- Durante la Guerra de Arauco, los españoles se vieron forzados a vivir en campamentos, o al menos así fue en los dos primeros siglos. Esto trajo, evidentemente, como principal consecuencia, la disciplina de las fuerzas militares, que se traduce en un espíritu de subordinación del chileno, acostumbrado a obedecer órdenes. Todo gracias a la existencia de un ejército profesional.

Finalmente, creo haber demostrado con ejemplos concretos, cómo es que la situación de Chile en el siglo XVII se ve muy distinta con relación a la del siglo anterior en cuanto a la reacción del país ante la prolongada guerra.

BIBLIOGRAFÍA

Fuentes Secundarias

  • Frías Valenzuela, Francisco, “Manual de Historia de Chile”, vigesimaprimera edición, Santiago, Editorial Nascimento, 1984. Págs. 111 a 116

  • Villalobos R., Sergio y otros, “Historia de Chile”, vigésima edición, Santiago, Editorial Universitaria, 1997. Págs. 143 a 148.

Sistema de trabajo que comprendía un cierto número de indígenas que se confiaban a un conquistador para que trabajaran las tierras y le rindieran tributo.