Guerra Civil española

Historia de España en el siglo XX. Conflictos bélicos. Fuerzas republicanas y rebeldes. Batallas. Armamento. Victoria de los nacionales

  • Enviado por: Wakeup
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

Índice

Apartado Páginas

Introducción.................................................................................3

Causas Desencadenantes........................................................3

Desarrollo de la guerra:

  • El Alzamiento..................................................................................4

  • La Guerra............................................................................................5

  • Armamento Utilizado...................................................................6

  • Actitud Extranjera........................................................................7

  • Consecuencias......................................................................................8

Conclusión Personal................................................................8-9

Bibliografía..................................................................................9

Introducción

La Guerra Civil Española (1936-1939), se inició en julio de 1936 por la sublevación de un sector del Ejército frente al gobierno de la II República Española, y que concluyó con la victoria de los sublevados el 1 de abril de 1939.

Causas desencadenantes (1931-1936).

En 1923, se inició en España la dictadura de Primo de Rivera, apoyada por el rey, que aunque tuvo algunos logros, terminó por hundirse arrastrando también el régimen monárquico. Los enemigos de la Monarquía, en especial los republicanos, habían aumentado en número en tiempos de la Dictadura. A ellos había que sumar a los socialistas. Las fuerzas contrarias al régimen monárquico se coaligaron en el llamado Pacto de San Sebastián, en agosto de 1930. En 1931, se convocan unas elecciones en las que triunfan las candidaturas republicano-socialistas y se proclama la República. Ante este nuevo acontecimiento, los conservadores partidarios de la monarquía, se mantienen a la espera, esperando poder reorganizarse. Los sindicatos UGT y CNT se mantienen también pasivos con la esperanza de que el nuevo régimen les traiga la salida a la crisis social y económica en la que habían quedado sumidos después de la dictadura de Primo de Ribera pero la Constitución de 1931 hacía una reforma de la Iglesia y el Ejército, desentendida del problema básico para la reforma económica (la reordenación del campo) dejando intacta a la concentración bancaria y conservadora del poder económico.

Las instituciones más influyentes en la sociedad, descontentas por las reformas constitucionales de la nueva república empiezan a provocar enfrentamientos.

En el 33 había llegado el momento en que la Nación habría de manifestar su postura ante la labor del Gobierno, y se prepararon elecciones para Noviembre. Azaña y sus partidarios se lanzaron a la campaña electoral. Su ministerio introdujo una nueva ley de divorcio y otra que legalizaba el matrimonio civil. La derrota de Azaña resultó ser de una inesperada magnitud, pues sólo consiguieron ocho puestos frente a los demás partidos que apoyaban al Gobierno (99) por lo que dimitió. El centro obtuvo 167 puestos. Las derechas alcanzaron 207, siendo la CEDA (Confederación Española de Derechos Autónomos) y el Partido Radical de Lerroux los más votados.

En Octubre de 1934 se inició una huelga en Asturias movida por UGT y CNT que terminó convirtiéndose en una revolución social y extendiéndose por todo el país. Se hizo intervenir a la legión y hubo más de 1300 muertos.

El descontrol que se había ocasionado por la huelga de Asturias y por un escándalo de corrupción el Partido Radical se hundió y a Alcalá Zamora, su presidente, no le quedó más remedio que convocar unas elecciones que fueron celebradas el 16 de Abril de 1936 en las que venció el frente popular y Azaña pasó a ser el presidente de la República en Mayo.

Se volvieron a poner en marcha las reformas del primer bienio pero en las calles aumentaba la violencia y cada vez eran más frecuentes los choques entre los extremistas. Un sector del ejército preparaba un alzamiento contra el gobierno organizado por el general Mola.

Desarrollo de la guerra (1936-1939).

  • El alzamiento

  • El golpe militar se inició en Julio del 36 y triunfó pronto en Canarias, Navarra y Marruecos. Contaba con un gran número de generales algunos monárquicos como Orgaz y Saliquet; otros como Valera, tradicionalistas; Queipo de Llanos y Cabanellas republicanos y otros como Franco y Mola no tenían una filiación política determinada. El alzamiento contó con el apoyo de varias fuerzas políticas y amplios sectores del pueblo español.

    A partir del 20 de Julio el balance de las fuerzas era el siguiente:

    • Los sublevados controlaban Galicia, León, Castilla la vieja (excepto Santander), Navarra, casi todo Aragón, parte de Andalucía y Extremadura, Baleares (salvo Menorca), Canarias y todo Marruecos.

    • El Gobierno y los sindicatos dominaban en casi toda Castilla la Nueva, Cataluña, Valencia, Murcia, parte de Andalucía, el País Vasco (excepto Álava) y Asturias (menos Oviedo, donde resistía el coronel Aranda). General Francisco Franco

    En el mapa se pueden observar los territorios que cada bando tenía controlado y sus modos estratégicos para su avance.

    Bandera de los Nacionales Bandera de los Republicanos

  • La guerra

        • La batalla de Madrid (08-36;03-37): El objetivo principal de los sublevados era ocupar Madrid, capital y sede del Gobierno pero no tuvieron éxito en su intento. Detenido el asalto de las tropas nacionales el ejército republicano insistió durante meses en maniobras envolventes de cerco. Primero por la carretera de la Coruña (Diciembre a Enero de 1937), luego por la carretera de Valencia en la batalla del Jarama (Febrero), finalmente por la carretera de Barcelona en la batalla de Guadalajara (Marzo), donde los nacionales fueron derrotados.

        • 'Guerra Civil española'
          La campaña del Norte (04-37;10-37): Después del fracaso de Guadalajara, Franco se desentendió de la capital y llevó la guerra al Norte, para tomar una zona industrial. Las operaciones se iniciaron con el bombardeo de Durango, aunque más resonancia adquirió el terrorífico Guernica (26 de Abril), por parte de los aviones Bombardeo de Guernica por Picasso

    alemanes de la Legión Cóndor.

    En torno a Bilbao se había dispuesto un sistema de defensa denominado “cinturón de hierro” pero fue fácilmente sobrepasado y la ciudad capituló en dos días. En Agosto, con ayuda Italiana, tomaron Santander y Asturias.

    A comienzos del 38, los sublevados penetraban hacia el levante para cortar en dos la zona republicana.

        • Cataluña y el final de la guerra (1938-1939): En Aragón, los republicanos procuraron iniciar las ofensivas, pero los nacionales replicaron con contraofensivas profundas que les permitieron llegar hasta el mar. En Abril llegaban al Mediterráneo y aislaban a Cataluña del resto del territorio controlado por los republicanos. El primer escenario fue Teruel, durante el crudo invierno del 38. Luego el Ebro, con la larguísima batalla que abrió a los nacionales las puertas de Cataluña.

    El 29 de Marzo del 39 entraban los nacionales en Madrid, esta vez sin resistencia y el 1 de Abril se fechaba el último parte de guerra.

  • Armamento utilizado en la guerra

  • -Distribución de las fuerzas:

    El 3 de Agosto de 1936, las fuerzas estaban así:

    DENOMINACIÓN

    TOTAL

    GOBIERNO

    REBELDES

    Ejército territorial

    117.385

    58.249

    59.136

    Servicio Aviación

    5.307

    3.200

    2.107

    Marina

    19.986

    12.990

    6.996

    Fuerzas orden público

    67.300

    42.062

    25.238

    Porcentajes FF.AA y FOP territoriales

    55´5 %

    44´5 %

    Total Ejército de África

    47.127

    47.127(total)

    Fuerzas jalifianas

    13.486

    13.486(total)

    Fuerzas regulares

    33.641

    33.641(total)

    Porcentaje Ejército de África

    0 %

    100 %

    Total general

    257.105

    116.501

    140.604

    Porcentaje general

    45´3 %

    54´7 %

    Renault FT-17

    Creado en Francia en la gran guerra, este rechoncho, fue de hecho el primer carro de combate moderno.

    Podía estar armado de un cañón Pouteaux de 37 mm. transportando 45 proyectiles explosivos y 12 granadas de metralla o de una ametralladora hotchkiss de 8 mm. con 4.800 proyectiles. Su blindaje oscilaba entre los 6 y los 16 mm. El peso era de 8 toneladas. Las medidas : 4,10 de largo, 1,74 de ancho y 2,14 metros de alto. Alcanzaba los 7,7 km/h. en carretera (2,5 campo a través).

    Schneider M 16 CA 1

    Al estallar el conflicto España disponía de 4 unidades de este carro de producción francesa; reliquias de los combates en el rif durante los años veinte, quedó en manos del ejército republicano.

    Estaba armado de un cañón corto de 75 mm. situado en la parte frontal derecha con una dotación de 90 granadas y de dos ametralladoras hotchkiss de 8 mm. colocadas en los laterales con 4.000 cartuchos. Su tripulación era de 7 hombres. El blindaje oscilaba entre los 4 y 24 mm. Su peso rondaba las 14 toneladas. Alcanzaba los 8 km/h.

  • La actitud extranjera

        • Los países europeos

    El 19 de Julio, Giral, jefe de Gobierno de la República, envía un telegrama al jefe de gobierno en Francia, Leòn Blum, para pedirle ayuda. Éste estaba a la cabeza de un partido político similar al Frente Popular español, y se dio cuenta de la importancia que tenía para ellos el compromiso en el que se hallaba la República española, y accedió.

    También el 19 de Julio, Franco envió a Luis Bolín a pedir al gobierno italiano el envío de doce bombarderos, tres cazas y un cierto número de bombas.

    La reacción de Stalin y del gobierno soviético ante el estallido de la Guerra Civil Española estuvo dictada sobretodo ante como pudiera afectar a las previsiones de su política exterior. Temían a la Alemania nazi. Por ello, el temor de un conflicto hizo tomar parte a Rusia de la Sociedad de Naciones, y que firmara un pacto con Francia. En este pacto Rusia decidió participar en la ayuda al gobierno español, enviando material bélico. Fueron toneladas y toneladas, y para garantizar el pago de estos envíos y de otros que habían de venir, y para que el gobierno español se asegurase de que no caería en manos rebeldes si éstos entraban en Madrid, el grueso de las reservas españolas de oro marchó a Odessa, el 25 de Octubre. Se realizó este envío a Rusia porque parecía el único amigo de la República, y si se enviaba a Londres o París se podía correr el riesgo del embargo en nombre del Pacto de no intervención. Pero aquel oro jamás regresaría a España.

    El 22 de Julio, Franco realizó su primera tentativa para recibir ayuda de Alemania, que fueron unos aviones de pasajeros para Marruecos.

    El gobierno británico se encontraba alarmado ante la reacción francesa con respecto a la crisis de España. En esa época, Inglaterra experimentaba un profundo deseo de paz, y pidió a Francia su neutralidad.

        • Las Brigadas Internacionales

    Fueron unas fuerzas convocadas y reclutadas por la Internacional Comunista, que en una reunión celebrada en Moscú el 21 de Julio de 1936 y continuada en Praga el 26 de ese mismo mes, acuerda crear un fondo de mil millones de francos, aportados en un 90% por los sindicatos soviéticos, y administrados por un comité controlado por los comunistas Togliatti (italiano), Thorez (francés) y los españoles José Díaz y Dolores Ibarruri, conocida como "la Pasionaria". El 4 de Septiembre se uniría a éstos el jefe de gobierno español Largo Caballero. En Praga se acuerda además la creación de una brigada internacional de 5.000 hombres.

    Los voluntarios internacionales en España dentro del ejército de la República eran en un 85% comunistas. Los efectivos totales contabilizados por algunos autores fueron de casi sesenta mil personas, siendo la mayor parte de nacionalidad francesa (15.400 hombres). La segunda representación fue la polaca (5.400) y por último, la italiana (5.000).

  • Consecuencias de la guerra

  • En cualquier guerra civil, el desastre es mayor porque el odio que subyace detrás de las contiendas civiles es superior.

    Dentro de las consecuencias humanas, se habla de un millón de víctimas. Es una cifra exagerada pero a la que se llega si sumamos muertos por la guerra, por combate, por la represión, la mortalidad por hambre y enfermedades además de la disminución de la natalidad y el exilio.

    Por otra parte, en los primeros años posteriores a la guerra, el país contó con una población reclusa de mas de 350.000 individuos.

    Las consecuencias económicas también son graves, el país tendrá que esperar hasta la década de los 60 para que el PIB se iguale al de 1936. El empobrecimiento del país es indudable, le destrucción de viviendas fue notable, el 10% fueron destruidas, y otras muchas dañadas; ciudades como Teruel quedaron convertidas en un gran solar.

    La riqueza del país disminuyo 1/3. Las comunicaciones fueron las que mas sufrieron; carreteras, puertos, aeropuertos, puentes, transportes, etc. fueron objetivos de ambos bandos.

    Desde el punto de vista social, los vencedores desarrollaron una política de represión sobre los vencidos. Esta política se apoya en dos leyes: Ley de Responsabilidades Políticas (1939), que atribuye a los jueces, ejercito y Partido Falangista determinar quien incumple esta ley; y la Ley de Represión de la Masonería y Comunismo (1939). La represión de posguerra afectó a una gran cantidad de personas; se ejecutaron al menos a 300.000 personas, los condenados a muerte fueron mas, pero se les conmutó por cadena perpetua.

    En 1939 la población reclusa llegaba a los 300.000 individuos, la mayoría eran presos políticos. A finales de 1940 eran ya solo 150.000, y hay que esperar hasta 1950 para que el numero de presos se normalice (30.000).

    También hay que añadir que al menos 500.000 personas abandonaron el país. Aunque muchos regresaron, en el exilio quedaron intelectuales, pensadores, artistas, etc. que encontraron acomodo sobretodo en universidades americanas. Así, con la salida de estos personajes intelectuales, etc. se empobrece nuestra cultura.

    Otra consecuencia será el aislamiento del país que se terminara de concretar en 1945. Por otra parte el sistema político tras la guerra no tenia vocación de pervivencia y se tuvo que volver a la democracia.

    Conclusión Personal

    Lo que más me ha llamado la atención en este trabajo es que toda la información que iba encontrando siempre estaba manipulada conforme a la posición política de el autor y la objetividad era prácticamente nula.

    Después de haberme enterado de las causas y cómo se desarrolló el conflicto, no me he encariñado con ninguno de los bandos en especial, pienso que en los dos había una solución razonable la crisis. Auque sí creo que fue bueno que se formara un alzamiento porque España parecía mal organizada y cuando algo se empieza a torcer es mejor borrarlo y volver a empezar de nuevo para que salga bien.

    El que el conflicto tuviera que solucionarse con una guerra, estoy en contra, pero era la única forma de imponer una de las dos ideologías y de que se organizara el país, auque sigo pensando que los medios pacíficos habrían costado menos víctimas. Las guerras no me gustan porque aparte de las consecuencias que causan, siempre se acaban perdiendo los valores iniciales por los que se produjo y se termina luchando con el único pensamiento de que el contrario es el malo y tu bando son los buenos.

    Bibliografía

        • Juan Santacana, Gonzalo Zaragoza; Milenio (Historia); Ediciones SM.

        • A. Fernández García, M. García Sebastián, C. Gatell Arimont, M. Llorens Serrano, R. Ortega Canadell, J. Roig Obiol; Tiempo H (Ciencias Sociales Historia); Ediciones Vinces Vives; 1ª Edición, 1998.

        • Enciclopedia Encarta 98; Microsoft.

        • www.rincondelvago.com

    'Guerra Civil española'