Guerra civil española (1936-1939)

Historia de España. Batalla de Guadalajara. Desarrollo bélico. Bandos

  • Enviado por: Pek
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

La Guerra civil española (1936-1939)

Causas

  • En las zonas rurales se presenta un gran contraste entre los caciques, personas muy influyentes en cada uno de los municipios y las familias propietarias de grandes latifundios (unas 25 familias poseían casi toda Sevilla y Córdoba), con los campesinos y braceros. Esta gran injusticia y desigualdad social provoca odio y resentimiento social. Los campesinos comienzan a sentir un gran resentimiento hacia los propietarios, egoístas, explotadores, sólo interesados en obtener beneficio propio.

  • En las zonas industriales la situación es muy similar a la del campo; en este caso el fuerte antagonismo se establece entre el capitalista burgués y el proletariado. El obrero trabaja muchas horas al día en condiciones pésimas: sin seguro médico, ni de enfermedad, ni de vejez, sus salarios son muy bajos y no existe una justicia social. Además sus viviendas son muy deficientes: pequeñas, con humedades... por contraste con las urbanizaciones ajardinadas de los burgueses.

La República había concedido a estas clases marginadas algunos beneficios, pero la miseria era aún muy grande, y se pedían más logros.

  • La anarquía persistente: el descontento reinante provoca asesinatos de guardias civiles, huelgas en las que se asesinan tanto a patronos como a huelguistas, venganzas, asaltos de latifundios... Los izquierdistas quieren que la tierra sea del Estado y que desaparezcan las clases sociales y la propiedad privada, tanto rural como industrial

  • La radicalización de la sociedad: cada vez se distancian más la derecha y la izquierda

Los derechistas son los latifundistas y los burgueses; defensores de los valores tradicionales, de la Iglesia, de la propiedad privada, de la unidad nacional y que tienden a defender la idea de un alzamiento conservador.

Los jornaleros, los campesinos, los braceros y los proletarios son los defensores de la ideología izquierdista; que busca la supresión de la propiedad privada, la autonomía, y no defiende ni la tradición ni la Iglesia. Éstos aspiran a la dictadura del proletariado, que supone la eliminación de las clases sociales y de la propiedad privada.

También las clases que han votado al centro se desplazan hacia la derecha, mayoritariamente

Se produce entonces una división de la sociedad a nivel social, político e ideológico. Hay dos Españas irreconciliables.

La guerra civil

En la guerra, que comienza en julio de 1936 se enfrentan dos bandos.

    • Los nacionales, a los que apoyan: Portugal, Italia, Alemania, EEUU (sólo económicamente), un 30% de la guardia de asalto, un 70% de la guardia civil, la legión, 30% de la marina y la aviación, las clases medias y las altas.

- Republicanos, a los que apoyan la URSS, Méjico, las brigadas comunistas (de Hungría, Checoslovaquia, Polonia..), 30% de la guardia civil, un 70% de la guardia de asalto, un 70% de marina y aviación y las clases medias y bajas, junto con los campesinos y proletarios.

Con el fin del triunfo del Frente Popular, los militares considerados desafectos a la República como Franco, Mola o Goded son enviados a nuevos destinos. Desde allí los militares preparan una rebelión para acabar con la anarquía persistente de la España Republicana. Se establecen dos fechas para este alzamiento: el 17 de julio para África y el 18 de julio para la España peninsular.

Los rebeldes son:

General Mola: Navarra

Martín Alonso: Galicia (cuesta bastante, ya que era un sitio de mayoría republicana)

Cabanellas: Zaragoza

Varela: Cádiz

Franco: Canarias

Queipo de Llano: Sevilla

Goded: Mallorca (en Baleares no hubo problemas, aunque en Menorca se había proclamado la Repíblica)

Moscardó: Toledo

Desarrollo de la guerra en el año 1936

En las guarniciones del ejército de África se vive en la tarde del 17 de julio un clima de insurrección protagonizada por los coroneles Seguí, Yagüe y Bertomeu, que sirven de eficaces enlaces de Mola (director de conspiración) en el ejército de Marruecos a la espera de la llegada del general Francisco Franco para ponerse al Frente de las tropas.

Mientras tanto en el Gobierno se produce la dimisión de Casares Quiroga a quien le sucede un breve gobierno de Martínez Barrio, que al no poder llegar a una solución con Mola renuncia al cargo cuando estalla la guerra. El nuevo presidente de Gobierno es José Giral quien ordena la entrega inmediata de armamento a las milicias populares par luchar por la causa republicana. La población civil puede luchar tras tan solo dos o tres días de entrenamiento.

Cuando el 19 de julio Franco llega a Tetuán trasladado desde Canarias por un avión británico se pone al frente de las guarniciones y empieza la rebelión. La primera dificultad a la que deben enfrentarse es el paso del Estrecho con una fuerte defensa por parte de la aviación republicana. Los rebeldes gestionaron con Alemania e Italia la obtención de aeronaves con que cruzar el estrecho, así con la colaboración de la Legión Cóndor de Hitler se trasladan tres mil legionarios al frente de Franco hasta Cádiz, primer punto de desembarco de las tropas del ejército de África, que logran abrir un eje hasta Sevilla, donde Queipo de Llano tomará los puntos más importantes de la ciudad e intentará hacerse con las principales ciudades andaluzas ( Cádiz, Córdoba...)cuya resistencia es débil dadas sus escasas armas.

El bando nacional se estructura en torno a dos ejércitos, el del Norte dirigido por Mola con sede en Burgos y el del Sur, con sede en Sevilla al frente del cual se halla Franco.

Mola sale de Pamplona empieza a expandirse por Castilla y a medida que va bajando se va haciendo con ciudades como Álava, Soria... e incluso llega hasta Galicia. Su expansión (paseo militar) es más amplia que la de Queipo de Llano y Franco debido a que en esa zona la CEDA había triunfado en las elecciones del 36.

El General Goded controla Mallorca, Ibiza y Formentera pero no consigue derrotar a los republicanos en Menorca. Su empresa es más dura puesto que tiene que encargarse del Este peninsular fiel al régimen republicano. En agosto Goded viaja a Barcelona, ciudad en la que reina un completo anarquismo, con la intención de someter la ciudad, pero la reacción de las centrales sindicales y la fidelidad de las fuerzas de la Guardia Civil desarticulan el movimiento rebelde y es fusilado en agosto.

Franco y Mola se organizan con el propósito de tomar la capital. Así el primero atacaría por el Sur y el segundo por el Norte.

Con tal propósito, Mola envía hacia Madrid una expedición al frente del Coronel García Escámez , que encuentra resistencia en las puertas de Somosierra y Guadarrama de la Sierra madrileña.

Por otra parte Mola también envía una expedición al País Vasco al frente de Alonso Vega. Mola consigue Irún y Alonso Vega consigue San Sebastián. Por otro lado, Martín Alonso toma Oviedo.

Desde el Sur Franco organiza las columnas que deben dirigirse hacia Madrid. Las tropas se desplazan a lo largo de la frontera portuguesa ya que este país apoya a los nacionales, y tras la difícil toma de Badajoz en la que se sucede un mes de continuos enfrentamientos, avanzan por el Tajo en dirección a la capital.

Con sorpresa para algunos, Franco que había recibido noticias de las dificultades del Coronel José Moscardó, modifica el rumbo y realiza una maniobra que culmina con la liberación de los resistentes en el Alcázar de Toledo. Tras esta gesta Franco es nombrado generalísimo y posteriormente, en Burgos, máxima autoridad de los nacionales. Mientras tanto, Yagüe llega hasta la capital española.

Para los sublevados el objetivo final es la ocupación de la capital, donde convergen las tropas del ejército Norte paralizadas en los puertos de montaña y las del Sur dirigidas por Franco. En septiembre tiebe lugar la batalla de Madrid, caracterizada por constantes bombardeos desde los aviones de los sublevados. Todos los izquierdistas se unen para hacer frente a este intento de ocupación, en el que cae el dirigente anarquista Durruti. Como venganza, los republicanos fusilan a Jose Antonio Primo de Rivera, que se encontraba preso en una cárcel de Valencia por posesión ilícita de armas. Tras estos sucesos, en noviembre, el Gobierno republicano es trasladado a Valencia. Esta decisión será muy criticada.

En estos momentos la España Nacional está gobernada desde Burgos por el militar Cabanellas.

El Gobierno de Giral, estrictamente republicano, carece de los medios para coordinar la respuesta militar y política frente a los insurrectos. Con el avance de las tropas nacionales se hace imprescindible la formación de un Gobierno que aglutine al conjunto de fuerzas que defienden la República.

El 4 de septiembre de 1936 se forma el Gobierno presidido por Largo Caballero. Este Gobierno trata de recuperar el control de un Estado que, en los primeros meses de guerra, tiene sus poderes diseminados en un sinfín de comités.

Finalmente, queda pendiente la reestructuración del ejército republicano, que ha de hacer frente a unas tropas <nacionales> disciplinadas y con mando único desde la asunción del mismo por Francisco Franco el 1 de octubre de 1936.

Las medidas políticas más importantes en esta zona republicana son:

  • Política autonómica: En octubre de 1936, las Cortes republicanas aprueban el Estatuto de Autonomía para las provincias vascas. Aguirre es elegido primer lehendakari.

  • Justicia y policía: Se crean los tribunales populares, formados por tres jueces y catorce civiles como jurado. Se reorganizan los servicios de vigilancia en la retaguardia. Todo esto es debido al descontrol que hay en la España republicana, especialmente Barcelona, donde tanto los presos políticos como los comunes salen de las cárceles y llevan a cabo numerosos actos delictivos, con asesinatos de jueces o vecinos por venganza. Estos crímemes en un principio no son castigados.

  • Reforma agraria: Se promulga el decreto de Uribe, por el que se expropian sin indemnización las tierras de todos aquellos propietarios que se suman a la insurrección. El decreto va a permitir la expropiación de 4.000000 de hectáreas, que son entregadas en usufructo a los campesinos, que pueden explotarlas voluntariamente en colectividad.

  • Industria: El Gobierno de Largo Caballero tiene que acometer la reconversión de las industrias para hacer frente a las necesidades de la guerra, en el marco de un cierto descontrol en la producción.

Se llevan a cabo dos formas de modificación de la propiedad industrial. Allí donde tienen poder los anarquistas, las empresas son incautadas y pasan a ser controladas por comités de obreros. En las zonas controladas por socialistas y comunistas, el Estado interviene la empresa. Los sectores estratégicos pasan a control público. En cataluña se colectivizan por decreto todas las empresas de más de cien trabajadores.

  • Guerra y Gobernación: Largo Caballero une a la presidencia de Gobierno la cartera de Guerra. Bajo su mandato se forman las primeras brigadas mixtas y las escuelas populares de guerra para la formación acelerada de oficiales. Llegan asesores soviéticos para la instrucción de las unidades militares y para la dirección de la guerra, y un destacado número de voluntarios extranjeros agrupados en las Brigadas Internacionales.

  • Domina el ateísmo, y la Iglesia y sus ministros, monjas, arzobispos...son duramente perseguidos y asesinados. Se producen numerosas profanaciones y quemas de edificios religiosos.

En la España nacional gobierna Cabanellas; y la Biblia, con todos sus valores y normas tradicionales, se convierte en el libro guía de esta parte española.

En esta zona no se acomete la reforma agraria, más bien al contrario, se entregan las tierras que habián conseguido los campesinos a los antiguos propietarios; la Iglesia está muy protegida; y se defiende un centralismo férreo (unidad España, una, grande y libre).

Desarrollo de la guerra civil durante el año 1937

En febrero Franco intenta el cerco a Madrid por el Sur con ayuda italiana, ya que se da cuenta de que por el Norte es muy difícil. Se produce entonces la batalla del Jarama ,que dura 12 días y qu se salda con la muerte de 20.000 soldados en ambos bandos.

En marzo se intenta cercar Madrid por el nordeste, también con ayuda italiana. Se produce la batalla de Guadalajara, que se convierte en la primera derrota del fascismo europeo tras perder ante la reacción combinada de tropas republicanas y las brigadas mixtas de las Internacionales. Los nacionales se baten en retirada y abandonan todo el material bélico, depués aprovechado por los republicanos, quienes de este modo se hacen más fuertes.

También en febrero Queipo de Llano toma Málaga con la ayuda de 45.000 voluntarios italianos.

Es en abril cuando los nacionales entran en Durango y bombardean Guernica con los aviones de la Legión Cóndor. Esta pequeña ciudad, de unos 7000 habitantes queda totalmente arrasada. Los motivos de estos bombardeos son, por un lado, conseguir la ciudad y ganar así la zona industrial vasca; y, por el otro, es un modo de protesta contra el comunsimo y el recién aprobado Estatuto de Autonomía vasco.

Los sucesos de mayo en Barcelona (altercados muy intensos entre los diversos grupos de izquierdas, debido a pequeñas divergencias en sus valores, que ni siquiera el Gorbierno es capaz de calmar y solucionar) son vistos por la opinión pública como una traición en momentos en que la República ha ganado en la batalla de Guadalajara, por lo que la defensa de Mardid está ya asegurada. La prensa socialista y comunista demanda disciplina y la disolución del POUM; tampoco ahorra críticas a cómo dirige la guerra Largo Caballero, al que se le imputan responsabilidades por la pérdida de Málaga. Los comunistas exigen en el Consejo de Ministros posterior a los sucesos de mayo la destuitución de Largo Caballero de la cartera de Guerra, la reorganización del Estado Mayor y la disolución del POUM. Ante la negativa a estas pretensiones por parte de Largo Caballero, los comunistas responden copn le abandono del Ejecutivo. La crisis finaliza con la sustitución de Largo Caballero por Negrín como presidente de Gobierno, un socialista a mitad de camino entre la tesis de Prieto y la de Largo Caballero.

En junio, y tras los bombardeos de Guernica, los vascos irán rindiéndose poco a poco al bando nacionalista. Finalmente cae Bilbao, tras ver roto su “cinturón de hierro”

En agosto Mola entra en Santander, ciudad en la que se había producido una insurrección a favor de los nacionales.

Entre julio y agosto se producen dos ofensivas republicanas. Por un lado la batalla de Brunete, en los alrededores de Madrid y dirigida por el General Miaja, que se salda con 24.000 muertos en el bando repuiblicano; y por otro lado, la batalla de Belchite, cerca de Zaragoza, dirigida por el general Miaja y el general Pozas, y en la que los nacionales consiguen una holgada victoria.

En octubre se consigue Gijón y de este modo se amplía la zona del Norte.

Finalmente, en dicimebre tiene lugar una nueva ofensiva republicana en Teruel.

Desarrollo de la guerra en 1938

Tiene lugar la batalla de Teruel durante los dos primeros meses del año. En enero pierden los nacionales debido a la falta de soldados y de armamento, que llega en febrero, mes en el que se produce la victoria nacional en la batalla de Alfambra.

En abril cae la ciudad de Castellón prácticamente sin ninguna dificultad.

Debido a esto, se produce una división en el seno del Gobierno de Negrín: un sector confía en los refuerzos de Stalin y quiere continuar con la guerra, mientras que otro sector defiende la firma de un pacto con el bando contrario al ver ya perdida la guerra.

Franco decide atacar Valencia y los republicanos organizan una ofensiva en el Ebro. Tiene lugar la más cruenta y sanguinaria de todas las batallas de la guerra civil, la batalla del Ebro, que dura 4 meses y en la que se prueba la nueva tecnología y se ensayan técnicas militares y estrategias que luego se ponen en práctica a nivel europeo en la SGM. Los nacionales, al ver la ofensiva republicana desplegada en la zona, deciden abandonar Valencia y se dirigen todos hacia el Ebro, donde finalmente vencen. La batalla se salda con 33.000 muertos en el bando nacional y 77.000 bajas republicanas.

Cada vez más países europeos reconocen y apoyan a Franco, si bien es cierto no saben qué tipo de régimen político va a adoptar una vez ascienda al poder, y los republicanos se encuentran muy faltos de ánimo.

Desarrollo de la guerra durante el año 1939

Yagüe y Moscardó entran en Cataluña tras la victoria en la batalla del Ebro. Barcelona cae fácilmente tras doce días de duro asedio.

Azaña huye a Francia y Negrín se exilia a Inglaterra.

El general republicano Casado da un golpe de Estado, decide pactar con los nacionales. A raíz de esto tiene lugar una escisión en los republicanos: los partidarios del pacto y los que están en contra.

En marzo cae Madrid si casi oponer resistencia, pues el ejército republicano está agotado y desmoralizado y sólo se necesita de la caballería y del ejército de a pie para vencerlo.

El 1 de abril se firma el último parte de guerra, el reino Unido y Francia reconocen el Gobierno de Franco

Consecuencias de la guerra civil

  • Consecuencias demográficas

El fin del conflicto se caracteriza por el movimiento de un enorme número de población que sufre traslados por campos y ciudades en condiciones de miseria. Merece crédito la cifra de 560.000 muertos ocasionados por la guerra, ya en combate o a causa de bombardeos sobre la población civil, represión, inanición o enfermedad La mayoría de ellos son jóvenes en edad de procrear, por lo que su muerte hace descender las tasas de natalidad hasta un mínimo del 16.5%0 en 1939.

A esta cifra hay que sumarle los 3000.000 republicanos que cruzan la frontera en las semanas inmediatas al final de la contienda, por lo que no parece exagerado, a la hora de hacer un balance final, fijar en 800.000 el número de ciudadanos que pierde España a causa del conflicto.

  • Consecuencias económicas

A la desaparición de una gran parte de la población activa española hay que añadir las cuantiosas pérdidas materiales a lo largo de estos tres años.

Se calcula en más de 300.000 las casas destruidas en ciudades que son arrasadas, como Guernica, Madrid, Teruel, Málaga y Barcelona. A la destrucción de las ciudades hay que añadir la de cientos de pueblos, como Brunete, que tienen que acometer su reconstrucción.

Los transportes quedan seriamente dañados.

La producción de trigo acusa una reducción del 30% en 1939 respecto a la de 1935

A pesar de que las fábricas y minas no han sido especialmente dañadas, en la cornisa cantábrica se produce la reducción del 50% en la producción de acero y hierro fundido.

España soporta, además, la deuda contraída por el régimen franquista con Alemania e Italia, a lo que hay que sumar las deudas con las compañías petroleras norteamericanas. Asimismo hay que añadir la desaparición de 510 toneladas de oro del Banco de España por pago de armamento y víveres efectuado por el gobierno republicano a Francia, México y, especialmente, la URSS.

La imagen de la posguerra es la de una población falta de “casi todo”. Se raciona el pan, el aceite, la carne, el arroz y las patatas.

  • Consecuencias políticas

Una persona asume los tres poderes políticos del Estado

Se disuelven los partidos políticos

Se establece un sindicato único al modelo italiano

Las autoridades civiles son sustituidas por autoridades militares.

Se establece la censura de prensa

Se prohíben las manifestaciones y las huelgas

  • Consecuencias sociales

La sociedad española queda dividida en dos posturas irreconciliables:

-los nacionales que no perdonan

-los republicanos que no olvidan