Grecia

Fulosofía clásica. Filósofos griegos. Presocráticos. Sofistas. Tales de Mileto. Sócrates. Platón. Aristóteles. Escuelas filosóficas griegas

  • Enviado por: Laura Capa
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

DEFINICION DE FILOSOFÍA Y FILÓSOFOS:

Antes de comenzar a analizar el material para este trabajo, quisimos averiguar que era la Filosofía y que eran los Filosófos y encontramos estas definiciones que nos ayudaron a comprender:

La Filosofía es la expresión razonada y fundamentada del sentido de la vida y de la realidad de las cosas, y ayudó a los pueblos a construir su estilo propio de vida, su escala de valores y su posición ante lo religioso, lo social y el mundo material.

Los Filósofos son seres extraordinarios que surgen muy de vez en cuando y que trascienden a su época, se nutren de la cultura de su pueblo y la abren al mundo para conocimiento de todos.

INTRODUCCION A LA FILOSOFIA GRIEGA

Hasta el siglo VII a.C. el mundo era muy rudimentario, los hombres estaban expuestos a las enfermedades y a los golpes de la naturaleza y los griegos explicaban todos estos fenómenos (plagas, tierra, sol, naturaleza, eclipses, tempestades, etc.) como consecuencia de la acción de los Dioses Poderosos, basándose en ideas religioso-mitológicas (mitos, divinidades malignas y benignas, lugares sagrados, rituales, etc.).

Pero desde el siglo VI a. C., diversos pensadores comenzaron a indagar el cómo y el porqué de las cosas que rodean al hombre y a los grandes problemas del mundo y de la mente humana, procurando encontrar las causas y consecuencias de todas las cosas y una explicación racional del universo y sus leyes.

La filosofía griega puede ser dividida entre aquellos filósofos que buscaban una explicación del mundo en términos físicos y quienes subrayaban la importancia de las formas inmateriales o las ideas.

Principales Representantes de la Filosofía Griega

Los griegos llamaban filósofos a los sabios. Tales de Mileto fue el padre la filosofía, quien sostenía que el agua era el principio de todas las cosas.

  • Tales de Mileto (624 - 546 a.C.)

Fue el primer filósofo conocido que se planteó el estudio del universo y de sus leyes al margen de las teorías religiosas o mitológicas.

La historia considera a este autor como uno de los siete sabios de Grecia.

Se ganó la vida como comerciante, vendiendo aceitunas. Tales no careció de sentido práctico: dirigió en Mileto una escuela de Naútica y construyó un canal. Según la tradición doxográfica predijo un eclipse total de Sol y observó la desigualdad del ciclo de los solsticios.

Tales sostuvo que el principio constitutivo de las cosas era el agua, es decir, el elemento húmedo del mundo. El agua se transformaba en todas las cosas y todas ellas en agua. Afirmó, incluso, que la tierra se alimentaba de ella “ como un trozo de corcho”.

Quizá llegó a esta conclusión al observar que todos los seres vivos precisaban de ese elemento para seguir viviendo. Su idea no era totalmente original, ya que Homero y Hesíolo habían afirmado que el Dios Océano era el padre de todas las cosas.

Por otra parte, la importancia concedida al agua pudiera ser un reflejo del valor sociológico del mar como elemento esencial de la vida de Mileto, ciudad que basaba su subsistencia material en la pesca y el comercio marítimo.

El principal método filosófico de Tales fue el de acuñar el concepto de “principio originario del que proviene todo ser”, aunque la palabra arché, que expresa exactamente este concepto, sea posterior.

  • Sócrates(470-399 a.C)

Nació en Atenas, de una familia humilde, su padre era escultor y su madre partera. Fue un buen ciudadano de su patria natal, a la que sirvió como soldado en varias batallas en la guerra del Peloponeso.

Se transformó en filósofo por sus propios métodos, y sobre todo para combatir las ideas de los sofistas, quienes afirmaban saberlo todo, mientras que Sócrates sencillamente decía : Solo sé que no se nada. Jamás quiso participar en actividades políticas, por impedírselo sus convicciones filosóficas.

Se casó con Xantipa y se dedicó a la educación de los jóvenes atenienses.

Su objetivo reconocido fue “cumplir la misión del filósofo de buscar dentro de mí mismo y de los hombres”.

El método de Sócrates era dialéctico: le planteaba a un individuo continuas preguntas, hasta que éste se convencía de que ignoraba lo que pretendía saber; y luego por medio de ejemplos prácticos, tomados de la vida común, lo guiaba para que por sí solo llegase al conocimiento de la verdad.

Él describió el alma, no en términos demistísimos, sino como “aquello en lo cual se nos clasifica de sabio o de loco, bueno o malo”. En otras palabras, consideraba el alma como una combinación de la inteligencia y el carácter de un individuo.

Partiendo del célebre precepto “conócete a tí mismo”, procuró por el cultivo de la inteligencia, hallar la diferencia entre el bien y el mal; proclamó la inmortalidad del alma y la existencia de un ser superior.

Al final de su vida, 399 a.C. se lo condenó a muerte, acusado de no creer en los dioses de la ciudad y de corromper a la juventud. Aunque pudo eludir la sentencia, prefirió cumplirla, dando pruebas de su integridad. La pena que se le impuso fue envenenarse bebiendo cicuta.

Antes de su muerte tuvo un sereno comportamiento y dijo a los jueces:

“¿Creéis que yo hubiera sido condenado si no hubiese reparado en los medios para defenderme? ¿Creéis que me hubieran faltado palabras insinuantes y persuasivas? No son palabras, atenienses, las que me han faltado: es la imprudencia de no haberos dicho cosas que hubiérais gustado mucho de oir. Hubiera sido para vosotros una gran satisfacción haberme visto lamentar, suspirar, llorar, y cometer todas las demás bajesas que estáis viendo todos los días en los acusados. Pero en medio del peligro, no he creido que debía rebajarme a un hecho tan cobarde y vergonzoso, y después de vuestra sentencia, no me arrepiento de no haber cometido esta indignidad, porque quiero más morir después de haberme defendido como me defendí, que vivir por haberme arrastrado ante vosotros”.

Platón, apología de Sócrates.

Murió lentamente, rodeado de sus desconsolados discípulos, mientras afirmaba que a pesar de la destrucción del cuerpo, el alma del hombre viviría eternamente.

Este extraordinario filósofo no dejó nada escrito, sin embargo su doctrina y su persona se conoce a través de la estima que le profesaron su ilustre discípulo Platón y su gran admirador Jenofante.

  • Platón (428-327 a.C.)

Nació en Atenas, hijo de padres pertenecientes a la nobleza. Su verdadero nombre fue Aristócles; “Platón” (ancho de espaldas), fue el sobrenombre con el que pasó a la historia y que debió de aplicarle alguno de sus maestros a causa de su ancha contextura.

Recibió una esmerada educación, pero se mantuvo al márgen de la vida pública, inclinándose a los estudios poéticos, que luego abandonó para dedicarse de lleno a la filosofía.

A los 20 años tuvo por maestro a Sócrates y recibió su influencia a tal punto que ha sido dificil decir cuales de sus aportaciones filosóficas son originales y cuales son obra de su maestro.

Cuando éste murió se alejó de Atenas, visitando Italia y Egipto, donde entró en contacto con el saber matemático y astronómico de su tiempo. En la Magna Grecia pasó algún tiempo con una secta de pitagóricos.

Al regresar, a los 40 años fundó La Academia, primera escuela filosófica, lugar donde enseñó filosofía durante 20 años, conversando de los más diversos temas: matemática, astronomía, zoología, etc. Admitía que la filosofía tenía el carácter de ciencia universal porque comprendía todos los problemas de la existencia y del pensamiento.

Sostuvo la inmortalidad del alma y su facultad para conocer las ideas más perfectas de verdad, bien y belleza que se resumen en Dios.

Sus obras comprenden los diálogos que Sócrates mantuvo con sus discípulos, y las normas de política necesarias para quienes gobernaran. Fue el autor de la primera utopía política de la historia de la cultura, donde describía una imaginaria sociedad perfecta en su obra más conocida : La República, con un planteamiento político muy original.

Platón defendía la memoria de Sócrates.

Pasó los últimos años de su vida dando conferencias en la Academia y escribiendo, murió aproximadamente a los 80 años en Atenas en el 347 a. C.

  • Aristóteles (624-546. a.C)

Nació en Estagira (ciudad de Tracia) y fue hijo de Nicomaco, médico de cabecera del rey Amintas II de Macedonia. Tuvo como maestro a Platón, por quien siempre sintió gran admiración, ingresando a su Academia a los 17 años.

Se encargó en Macedonia de la educación de Alejandro Magno, hijo del rey Filipo.

En el año 335 a.C. regresó a Atenas y fundó su propia escuela en un lugar del templo de Apolo llamado Liceo, el cuál dirigió hasta el año 322 a.C. Al principio esta escuela tuvo características similares a las de La Academia, pero con los años se convirtió en un lugar de investigación científica y cultural.

Desechó la teoría de las ideas de Platón, aunque siempre con mucho respeto por su Maestro, ya que para él lo más importante eran los hechos.

Fundó su filosofía en los hechos y no en las ideas como Platón, sosteniendo que se identificaba con la ciencia y por lo tanto su fin era descubrir la razón de todas las cosas, basándose en la observación y en las deducciones lógicas.

Se lo considera el fundador de la lógica como ciencia formal, y el sabio más erudito de la antigüedad.

Sus obras más destacadas abarcan tratados de lógica, metafísica, retórica, ética, ciencias naturales y políticas.

Las ideas lógicas más relevantes de Aristóteles se encuentran en su obra Analíticos. Hay una considerable cantidad de escritos que se le atribuyen y que nunca fueron hallados.

Los Sofistas

La palabra Sofista significa ” Maestros de la Sabiduría”.

En Atenas se produjo hacia fines del siglo V a.C. la aparición de la sofística, como una desviación progresiva de la ciencia. Así como las escuelas filosóficas de Asia Menor trataban de explicar el mundo y sus leyes, los sofistas se interesaron por el hombre y su educación.

Los sofistas eran los hombres que dominaban cualquier rama del saber. Los orígenes de la sofística están estrechamente vinculados al basto cambio político y social que se produjo en Grecia, tras vencer a los Persas.

Solían viajar a distintas ciudades impartiendo sus conocimientos a cambio de honorarios en moneda. A ellos se les atribuye el mérito de haber popularizado la enseñanza, despertando el deseo de aprender.

Descubrieron la moral política. Sus enseñanzas fueron criticadas y como reacción, los filósofos dejaron de interesarse por el universo para preocuparse por el hombre, su perfección individual y la distinción entre el bien y el mal.

Los sofistas se dividieron en dos grupos:

  • Los sofístas anteriores: Protágoras de Abdera, Gorgias de Leóntinos, Pródico de Ceos e Hípias de Elies, activos antes del nacimiento de Platón.

  • Los sofístas posteriores: Calícles, Antifón, Tracímaco y Crítias.

Aunque los sofistas explicaban sus técnicas y procedimientos a todo aquel que tuviera dinero para pagarles, su principal objetivo pedagógico no era tanto formar al pueblo como educar a los que en el futuro debían ser caudillos de ese pueblo.

Los sofistas fundaron el subjetivismo o relativismo “ la verdad de la cosa conocida es relativa al sujeto que la conoce”. Éste relativismo fue expresado por Protágoras (480 - 410 a.C) en una célebre sentencia: “el hombre es la medida de todas cosas”.

Escuelas

  • Escuela Jonia -Milesia:

La escuela Jonia fue fundada en Mileto (Asia Menor) por Tales (624-545 a.C.), continuada por Anaximandro (610-547 a.C.) y Anaxímenes (588-524 a.C.), intenta explicar la naturaleza de la realidad objetiva y la evolución de las especies animales. Todo deriva, para esta escuela, de un primer principio, generalmente corporal:agua(Tales),aire (Anoxímenes),infinito (Anaximandro). Todo nace, vive, muere y nace nuevamente; las cosas se suceden de acuerdo con un orden.

  • Escuela de Italia: Pitágoras.

Llamada asi porque fue fundada por Pitágoras de Samos (580-500 a.C.), quien buscó la esencia de las cosas en los números. Fue a la vez un movimiento religioso, moral y político. Supo reunir a un gran grupo de sabios.

Para ellos los números son el principio de todas las cosas; esto significa que el universo se halla sometido a leyes precisas. El universo, pues, es una armonía aritmética.

  • Escuela Elea (Itálica):

Fundada según algunos por Jenófanes (570-480 a.C.). Fue el primer teólogo de la historia de la cultura, el primero que trató el problema de Dios.

Las preocupaciones científicas pasan a un segundo plano y se configura una teología que concibe a Dios como ser único, inmovil e inteligente.

Los representantes más ilustres de esta escuela son Parménides (540-470 a.C.), creador de la Metafísica (Ciencia que estudia al ser), Melises y Zenón. En la posición de los filósofos cónicos, los eleáticos afirman que la realidad fundamental es el ser y el resto es solo apariencia.

Zenón crea el método de discusión que recibe el nombre de Erística o Dialéctica, que es el arte del diálogo, la disputa filosófica y de la argumentación.

  • Escuela de Mileto:

Sus miembros eran nativos de la gran urbe comercial homérica, en la costa del Asia Menor. Su filosofía era científica, materialista y monista. Ésta escuela declaró que la materia engendradora era el aire.

La escuela de Mileto fue realmente significativa por sus conclusiones, si bien a priori éstas parecen ingenuas.

Tuvo el mérito de abrir una brecha a través de la concepción mitológica griega acerca del origen del cosmos, sustituyéndola por una explicación puramente racional.

Surgió claramente el concepto de la evolución en el sentido un cambio rítmico, de un continuo caer y decaer.

  • Escuela Atomista de Leusipo (460-370 a..C.):

La escuela de Leusipo se deriva de la elíatica, pero discrepa con ella en la medida en que, en vez de admitir un ser único, que tornaría incomprensible la presencia del movimiento, Leusipo y Demócrito postulan la existencia del vacío, donde circulan un número infinito de átomos o cuerpos invisibles y eternos. Sus atributos son la Dimensión, la Forma y la Posición.

Elegimos este tema para investigar, porque pensamos que sin duda la Filosofía Griega abrió e iluminó un gran camino para la cultura de la humanidad, orientándola y sacándola del oscurantismo, las creencias divinas y la mitología.

Puso en movimiento el pensamiento del hombre, el dinamismo del conocimiento humano y la inteligencia del hombre para encontrar algunas explicaciones sobre el origen de su existencia, sobre Dios, sobre “el Ser Humano” lo que hace y lo que le ocurre, permitiendo en ese camino llegar a la Ciencia y a la Tecnología que hoy día tenemos.

Pero aún hoy, después de todo lo que se ha avanzado, nadie ha podido responder todavía a todas las preguntas que guarda el espíritu del hombre en el complejo conjunto del Universo.