Grecia y Roma

Historia antigua universal. Civilizaciones clásicas. Formación. Expansión. Religión. Filosofía y ciencias. Arte. Polis. Ciudades. Ejército. Hispania

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


GRECIA Y ROMA

PILARES DE NUESTRA CULTURA

'Grecia y Roma'

ÍNDICE:

-GRECIA-

  • 1. FORMACIÓN DE GRECIA.

  • 2. LAS POLIS GRIEGAS.

  • 3. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE GRECIA ANTIGUA.

  • 4. EXPANSIÓN DE GRECIA.

  • 5. RELIGIÓN.

  • 6. FILOSOFÍA Y CIENCIAS.

  • 7. ARTE GRIEGO.

-ROMA-

  • 1. ORÍGENES DE ROMA.

  • 2. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE ROMA.

  • 3. GUERRAS Y EXPANSIÓN.

  • 4. RELIGIÓN.

  • 5. CIUDADES Y SOCIEDAD ROMANA.

  • 6. EL EJÉRCITO.

  • 7. ARTE ROMANO.

  • 8. LA CONQUISTA DE HISPANIA.

-1- FORMACIÓN DE GRECIA.

La Grecia antigua era un territorio de gran importancia que ocupaba inicialmente la Península Balcánica y las islas del mar Egeo. El paisaje se caracterizaba por tres elementos: grandes y numerosas montañas que aislaban y dificultaban las comunicaciones con Grecia, valles y llanuras que favorecían el desarrollo de la agricultura y la ganadería, y la proximidad del mar Egeo y la multitud de islas que convirtieron a la pesca y al transporte marítimo en actividades muy importantes para su economía.

Pero los griegos no fueron los primeros que habitaron en estas zonas:

Entre el quinto y el tercer milenio a.C. la Península Balcánica estuvo dominada por pueblos marítimos procedentes de Asia. En el segundo milenio a.C., los aqueos, un pueblo guerrero de origen indoeuropeo, comenzaron a extenderse en la península, al igual que los dorios y el resto de pueblos, atraídos por sus condiciones topográficas.

Todos estos pueblos antecesores, dejarán influencias muy beneficiosas para el desarrollo del mundo griego, por tanto, se puede decir que de la mezcla de de poblaciones de épocas y orígenes diferentes había llegado a formarse el pueblo griego.

Durante el primer milenio antes de nuestra era, los habitantes de Grecia no formaban un único estado, aunque mantenían un sentimiento de unión y fraternidad entre ellos, considerándose a sí mismos un solo pueblo. Las consecuencias de este sentimiento fueron, por ejemplo, el habla de una única lengua, el griego, aunque presentando numerosos dialectos; también compartían las mismas creencias y adoraban a los mismos dioses.

A partir del año 1200 a.C. las comunidades que ocupaban estas tierras fueron organizándose en pequeños estados monárquicos denominados Polis. Estas polis son pequeños territorios independientes unos de otros que englobaban una ciudad y los campos de los alrededores.

Los habitantes de estas polis se llamaban a sí mismos helenos, que procede también del nombre de una tribu, aunque nosotros los conozcamos posteriormente con el nombre de griegos, que deriva del nombre de una pequeña tribu con la que los romanos tuvieron contacto.

-2- LAS POLIS GRIEGAS.

Grecia fue una de las primeras civilizaciones que organizó a sus ciudadanos en pequeñas ciudades, llamadas polis, con un régimen político monárquico, inicialmente. Estas polis eran territorios independientes unos de otros, pero que seguían un desarrollo muy similar.

Entre los años 800 y 650 a.C. estas monarquías fueron sustituyéndose por oligarquías aristocráticas, es decir, el poder estaba en manos nobles quienes suponían una minoría de la población. Posteriormente muchas de las oligarquías fueron sustituidas por tiranías, con los tiranos que eran plebeyos enriquecidos.

Entre los siglos VIII y VI a.C. las polis se unificaron en cierta medida, pero manteniendo su autonomía, convirtiendo a las polis de Atenas y Esparta en las dos ciudades hegemónicas de Grecia.

Esparta era una polis militarizada y aristocrática que estableció su poder a base de conquistas y guerras y gobernó de forma muy estricta. La sociedad espartana fue una de las más aristocráticas de toda Grecia: un número muy reducido de hombres mandaba sobre la mayoría de la población. Para defender su forma de vida los espartanos rehusaron el contacto con el resto de polis y preparaban a sus ciudadanos para la guerra desde niños y por este motivo se conoce a Esparta como la polis guerrera de Grecia.

Atenas, sin embargo, gobernó de forma pacífica y de mutuo acuerdo con el pueblo. Aquí los nobles abolieron la monarquía hereditaria en el 638 a.C. y en el 621 a.C. el político Dracon limitó el poder judicial de los nobles.

En el 594 a.C. Solon reforma la política y otorga mayor poder político a las clases bajas. Pero fue en el 502 a.C. cuando comienza una nueva etapa política basada en principios democráticos que dio gran esplendor a la polis de Atenas. Pero, a pesar del gran avance político, las relaciones entre las polis no fueron siempre pacíficas y amistosas. En muchas ocasiones establecían alianzas para luchar contra un enemigo común, pero otras veces, guerreaban entre ellas para demostrar la superioridad de la que saliera victoriosa. La hegemonía de Atenas y Esparta, en la época clásica, hizo que surgieran rivalidades entre ellas.

-3- EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE GRECIA ANTIGUA.

La evolución de la Grecia antigua se divide en tres épocas: arcaica, clásica y helenística.

- ÉPOCA ARCAICA

Se extiende desde la primera olimpiada en el año 776 a.C. hasta finales del siglo VI a.C. Este periodo se caracteriza por:

  • Aparición de nuevos grupos sociales, como los comerciantes, con intereses opuestos a los de la nobleza.

  • Se privó a la nobleza de la exclusiva administración de la justicia.

  • Surgen y evolucionan las polis y se elimina el sistema monárquico.

  • Surgen las tiranías que lograron quitar a la aristocracia el poder político. Una vez cumplido todos sus objetivos acabaron por desaparecer.

  • Se origina la filosofía

- ÉPOCA CLÁSICA

Abarca el siglo V y gran parte del VI a.C.

Tras apoderarse el Imperio Persa de Asia Menor, Grecia vio amenazada su independencia y se vio obligada a frenar a los persas en las Guerras Médicas (desde el 499 hasta el 478 a.C.) con Atenas y Esparta a la cabeza. En ellas los griegos derrotan a los persas y se alejan del peligro. Pasada esta guerra Grecia comienza el episodio más brillante de su historia, convirtiéndose Atenas en la primera potencia política, económica y artística de toda Grecia.

La supremacía ateniense chocó con los intereses de otras polis, que se aliaron entorno a Esparta para atacar a Atenas. Esta guerra es la conocida como Guerra del Peloponeso que duró desde el 431 hasta el 404 a.C. y supuso el fin de la hegemonía de Atenas que pasó a manos de Esparta. Tras esto, se produjeron numerosas guerras y alianzas entre las polis, pero la llegada al poder del rey Filipo de Macedonia puso orden en el interior de Grecia y produjo el fin de la Época Clásica.

- ÉPOCA HELENÍSTICA:

Abarca desde el comienzo del reinado de Alejandro Magno en el año 336 a.C. hasta el 30 a.C. cuando Egipto es incorporado al mundo romano. Esta época se puede considerar como la desaparición del mundo griego debido a que se produjeron numerosos cambios respecto a como eran las polis antiguamente.

Alejandro Magno, hijo del rey Filipo de Macedonia, unificó todas las polis griegas formando un único estado y quiso crear un gran imperio conquistando Turquía, Egipto, Mesopotamia, Persia y llegó hasta la India. Pero este imperio, conocido como macedonio, duró muy poco tiempo y se desmoronó en el año 323 a.C. con la muerte de Alejandro Magno.

-4- EXPANSIÓN DE GRECIA.

Grecia inicialmente ocupaba la parte meridional de la península Balcánica y las numerosas islas del mar Egeo. Entre los siglos VIII y VI a.C. el aumento de la población y el creciente endeudamiento de la mayoría del campesinado, obligó, a los griegos a buscar nuevas tierras. Pequeños grupos de personas voluntarios o elegidos al azar, navegaban por toda la costa mediterránea y fundaban colonias. Las más importantes, fueron Siracusa en la isla de Sicilia, Massalia, la actual Marsella por la costa francesa o Ampurias, en la costa catalana.

En la época clásica Grecia llegó a controlar las tierras del sur de Italia, toda la península Balcánica y prácticamente la totalidad de islas del mar Egeo, la costa de la península de Anatolia, pequeñas zonas en el norte de África, la costa francesa del Mediterráneo, zonas del mar Negro y pequeñas colonias en la costa mediterránea de Andalucía y Valencia.

Para fundar numerosos asentamientos se tenía que cumplir unas condiciones mínimas: ciertas garantías de seguridad obtenidas mediante acuerdos con jefes indígenas, así como la existencia de tierras cultivables y materias primas para comerciar.

En las nuevas ciudades los griegos conservaban la forma de gobierno, las costumbres y los dioses de las polis de las que procedían. Con ello se extendió la cultura griega por el Mediterráneo.

'Grecia y Roma'

-5- RELIGION.

En la época clásica la vida religiosa era uno de los elementos más importantes para los habitantes de las polis griegas.

Todas las ciudades (polis) griegas compartían la misma religión. Esta religión era politeísta, ya que los griegos creían en varios dioses.

Zeus era el dios principal y tenía autoridad sobre el resto de dioses y diosas. Los más importantes dioses residían en el Monte Olimpo, tenían especto humano y, aunque eran inmortales, tenían cualidades y debilidades humanas.

Además pensaban que los dioses podían tener relación con los humanos, e incluso descendencia, que son los semidioses y los héroes a quienes también adoraban.

Los griegos también creían en criaturas fantásticas como los centauros (unos caballos con cabeza, brazos y busto humanos), cíclopes (monstruos de un solo ojo), arpías, esfinges,…. que a menudo aparecían en sus relatos.

Estos dioses, héroes y criaturas legendarias son los responsables de que la cultura griega tuviera una infinidad de mitos, que son historias también fantásticas, habitualmente de tema religioso. El conjunto de ellos es la mitología que intentaban explicar el origen del mundo, de las divinidades y de los héroes más famosos.

La mitología griega es una de las más ricas que jamás se hayan producido como lo demuestran sus monumentos y demás manifestaciones artísticas, así como, una tradición literaria que tendrá muchas influencias de Homero que recogió muchos de los mitos griegos en sus libros.

Pero también la mitología griega podía llegar a ser imprecisa e incluso contradictoria, debido a que los mitos se transmitían de forma oral.

Los griegos para demostrar su fe debían ofrecer cultos a sus dioses. Aunque existían sacrificios de animales la mayoría de los cultos tenían un carácter festivo. Los más importantes eran los juegos olímpicos (llamados así porque la ciudad en la que se celebró el primero fue Olimpia) y consistían en competiciones deportivas entre todas las polis griegas cada cuatro años en honor a Zeus. También se fundaron muchas polis con nombre de dioses en su honor.

Los griegos creían que se podía adivinar la voluntad divina en los oráculos, pero también creían que el destino no se podía evitar.

La religión griega no tenía poder únicamente en el individuo sino que también influía en la política, la escultura, la arquitectura, la literatura…por lo que se convirtió en uno de los pilares de la civilización griega.

-6- FILOSOFÍA Y CIENCIAS GRIEGAS.

El nacimiento de la filosofía tuvo lugar en la época arcaica, en las ciudades griegas del Asia Menor. Los primeros filósofos (Tales de Mileto, Anaxímenes, Anaximandro y Heráclito) intentaron dar una explicación de la naturaleza y de la creación del mundo y del ser humano, siempre basados en la razón y no en el mito.

Entre los años 600 y 200 a.C. se produjo la época más brillante de la filosofía, siendo Pitágoras una figura imprescindible para su desarrollo. De esta época son también Platón y Aristóteles los dos pertenecientes a la Escuela de Atenas.

A finales del siglo V a. C., Sócrates profundizó en el estudio del hombre y del mundo a través de la crítica de lo que observaba.

El principal avance de los griegos fue la consideración de la persona de forma individual y no como parte de una sociedad, adquiriendo más importancia la persona.

Los griegos progresaron también en el resto de de las ciencias, especialmente en

astronomía y medicina.

En astronomía destacaron Pitágoras y Platón y desarrollaron la astrología que creían que era una ciencia complementaria a la astronomía. Ya en esta época comenzaron a observar las estrellas y los astros.

En medicina el principal representante es Hipócrates, que fue el médico más importante de la antigüedad y se le considera el padre de la medicina. Con sus estudios contribuyó en gran medida a erradicar la superstición de la medicina.

El estudio griego de las matemáticas fue muy importante para el desarrollo de teorías, muchas de las cuales hoy seguimos utilizando. Tomaron elementos de los babilonios y de los egipcios para elaborar sus propias matemáticas. Destacó Pitágoras, quien fue considerado el primer matemático en el siglo VI a.C. y elaboró el teorema que lleva su nombre y que explica la relación entre los catetos y la hipotenusa de un triángulo rectángulo. Tuvieron también gran importancia Tales de Mileto y Arquímedes, quien realizó grandes aportaciones a las matemáticas y aplicó las ciencias a la vida cotidiana. También es famoso porque inventó muchas máquinas sencillas como la palanca o el tornillo.

-7- ARTE GRIEGO.

El arte griego fue uno de los elementos fundamentales del mundo griego. Se caracteriza por su equilibrio y proporción que muestra una belleza ideal y armoniosa.

Destacaron fundamentalmente en arquitectura y escultura aunque el resto de manifestaciones artísticas fueron también de gran importancia.

- En arquitectura los monumentos fundamentales fueron los templos construidos para ser vistos desde el exterior. La principal preocupación de los arquitectos era la percepción exterior de los edificios.

El templo era concebido como morada de los dioses y no como lugar de culto. Al principio se construían en madera y materiales pobres pero a partir del siglo VII a.C. se hacían de piedra. Es una arquitectura en la que predominan las líneas rectas. Su estructura debía estar sometida a unos principios de composición que derivaban en los distintos órdenes: dórico, jónico y corintio. Estos tres órdenes arquitectónicos se manifestaban en la forma de las columnas:

El Partenón de Atenas es el ejemplo más significativo de templo griego y pertenece al orden dórico.

'Grecia y Roma'

- En escultura los griegos dan muestra de su esplendor. Primero se toma como modelo la escultura oriental, especialmente de Egipto, con sus rasgos de estatismo, rigidez y frontalidad. A este tipo de escultura pertenecen los kuros o kuroi, que reflejan el prototipo de la virilidad de la época, y las koré o korai, que reflejan el prototipo de la feminidad de la época.

Pronto la escultura tomó vida, movimiento y belleza y los rostros comenzaron a tener sentimientos más humanos. El realismo de la figura llega a su mayor expresión con el helenismo. Destaca el discóbolo de Mirón, la decoración escultórica del Partenón a manos de Fidias, el doríforo de Polícleto, todos ellos del siglo V a.C.

Durante el siglo IV a.C. los ideales de plasmación de la belleza están agotados y los escultores buscan la plasmación de sentimientos en los rostros. Destacan dentro de este siglo Escopas, Prasíteles y Lisipo.

'Grecia y Roma'
'Grecia y Roma'

Cariátides del templo Erecteion. Discóbolo de Mirón.

- Los griegos también destacaron en cerámica que estuvo caracterizada por la suavidad y belleza de sus decoraciones pictóricas, en las que representaban desde escenas cotidianas hasta mitos, héroes y dioses.

'Grecia y Roma'

- La pintura no fue el fuerte del arte griego. La conocemos por las decoraciones de la cerámica, por las reproducciones de los frescos y por las referencias literarias, ya que no se conserva ningún resto original. Conoció el claroscuro y un avanzado sentido de la perspectiva.

Además los griegos inventaron el teatro, que, en sus orígenes, estaba relacionado con el hecho religioso. Las primeras representaciones teatrales fueron tragedias, pero más tarde comenzaron a representar comedias. Los actores eran todos hombres y vestían túnicas y máscaras para cubrir sus caras. Las obras se representaban en grandes construcciones que podían albergar a la mayoría de la población de la polis.

Los principales autores fueron Sócrates, Eurípides, Sófocles o Esquilo.

'Grecia y Roma'

Teatro de Epidauro, Grecia.

-1- ORÍGENES DE ROMA.

Roma, como la mayoría de los pueblos a lo largo de la historia, posee mitos y leyendas que intentan explicar sus orígenes. Según la leyenda más famosa, la ciudad fue fundada por Rómulo y Remo, gemelos que habían sido amamantados por una loba. Aunque no han podido determinar la fecha de su fundación, la más aceptada es la del año 753 a.C.

A poca distancia de la desembocadura del río Tíber forma un conjunto de meandros alrededor de siete colinas. En el siglo VII a.C. las colinas estaban ocupadas por siete poblados que se situaban en las zonas más altas para evitar las frecuentes inundaciones. Su situación era muy estratégica ya que se encontraban en el centro de la península Itálica y de las rutas comerciales entre el norte y sur de la península. En el siglo VII a.C. los etruscos, un pueblo asentado en el centro de al península entre el 800 y el 300 a.C., conquistaron las siete colinas y convirtieron las aldeas en una auténtica ciudad: Roma, que inicialmente sólo servía para el comercio, especialmente de sal.

Muchos de los reyes de la posterior monarquía romana eran de origen etrusco. El pueblo etrusco otorgó además rasgos fundamentales para la formación de la posterior civilización romana, sobre todo en el aspecto religioso y en el artístico.

Se dio también el habla de un único idioma: el latín, que será importantísimo para el desarrollo se la mayoría de las lenguas actuales.

-2- EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE ROMA.

A parir de la fundación de Roma, en el año 753 a.C., la historia romana distingue tres períodos, basándose en criterios políticos. Éstos son la Monarquía, la República y el Imperio Romano.

- MONARQUÍA ROMANA:

Abarca desde el siglo VIII a.C. hasta el VI a. C. Se pasa de un conjunto de poblados independientes entre sí, hasta formar un único estado.

El primer rey de la monarquía romana fue Rómulo, aunque se piensa que los primeros reyes de Roma nunca existieron debido a que sus nombres coinciden con los de sus primeros dioses. Durante la monarquía el rey era asistido por un Senado, asamblea en la que estaban representadas las familias más nobles o patricios.

El final de la monarquía se da en el 509 a.C. con una rebelión que consigue expulsar al último rey de los romanos, Tarquino el Soberbio (de origen etrusco).

- REPÚBLICA ROMANA:

Abarca desde el año 509 a.C. al 30 a.C. Durante la República los ciudadanos romanos elegían a los magistrados, que eran los encargados de gobernar, y decidían sobre las leyes. Para ello se reunían en asambleas o comicios. El Senado acrecentó su importancia, aconsejaba a los magistrados y decidía sobre la política exterior.

Dentro de este período se distinguen tres etapas sucesivas:

  • REPÚBLICA PRIMITIVA: (509 a.C. al 264 a.C.) se establece un régimen político aristocrático. Las luchas entre patricios y plebeyos terminan con la formación de una nobleza que resulta de la mezcla de estas dos clases sociales, y será quien ostentará el poder.

  • REPÚBLICA MEDIA: (264 a.C. a 133 a.C.). Se producen las Guerras Púnicas entre Roma y Cartago. También se inicia la conquista de Hispania y Grecia. En esta época Roma es dueña de todas las tierras del Mediterráneo y el poder seguía en manos de la nobleza y el senado.

Aparece el grupo de los caballeros y se produce un gran desarrollo económico, consecuencia del dominio de tan amplio territorio.

- CRISIS DE LA REPÚBLICA: (133 a.C. a 27 a.C.). Se caracteriza por una crisis en el gobierno de Roma, debido a que sus instituciones sólo eran adecuadas para gobernar una ciudad-estado y se vieron desbordadas. En esta época transcurren sucesivos intentos para solucionar el problema, numerosos conflictos internos y luchas civiles. El periodo republicano concluye cuando Augusto acepta los poderes que le ofrece el Senado en el 27 a.C.

- IMPERIO ROMANO: (27 a.C. a 476 d.C.)

Tras el asesinato de Julio César, en el 44 a.C. se da un periodo de anarquía que duró tres años. Finalmente Octavio Augusto consigue ser emperador de Roma en el 27 a.C. debido a la corrupción de los políticos republicanos.

La grandeza de Roma se basó en su capacidad organizadora de esta etapa. El Imperio Romano fue la época de mayor importancia de Roma y en la que mayor territorio dominaba.

En esta etapa el emperador era considerado un auténtico dios. Aunque el senado seguía existiendo no tenía ningún poder y se limitaba a aceptar las decisiones del emperador.

Las numerosas invasiones bárbaras (como los germanos, hunos, godos...) de esta época lograron dividir el gran imperio en dos partes: el Imperio Romano de Oriente (con capital en Constantinopla) y el de Occidente (con capital en Róvena). El de Oriente se adaptó a los nuevos pueblos invasores, pero el Imperio Romano de Occidente desapareció en el 476 a.C. considerando esta fecha como el fin del Imperio Romano.

El Imperio de Oriente pasó a llamarse Imperio Bizantino (por su capital Bizancio, que era Constantinopla y actualmente Estambul) y duró casi 1000 años antes de ser invadido por los turcos en el 1453.

-3- GUERRAS Y EXPANSIÓN:

Inicialmente Roma se extendía por el centro de la península Itálica. La República fue conquistando todos los territorios, de la península Itálica desde el s. V a.C. Su eficaz organización militar en legiones, su poder económico y su situación estratégica permitieron a Roma imponerse sobre el resto de pueblos de la península. Posteriormente en los siglos III y II a.C., los romanos se enfrentaron a un nuevo rival, los cartagineses, en tres guerras sucesivas, las guerras púnicas. Cartago, en el norte de África, era el Estado más fuerte del Mediterráneo occidental. Durante la segunda guerra púnica desde el 218 al 201 a.C. el general Aníbal estuvo a punto de conquistar Roma, pero finalmente las legiones romanas le vencieron.

Tras la victoria, Roma extendió su poder por ambas orillas del mar Mediterráneo. También entre el 264 a.C. y el 133 a.C. se produjo la incorporación de Hispania y Grecia a la República Romana. Pero fue en el Imperio, cuando Roma adquirió su máxima extensión. Durante los siglos I y II, Roma controlaba las tierras desde las Islas Británicas al norte hasta el desierto del Sahara al Sur, y desde Mesopotamia al este hasta Hispania al oeste. El Imperio se dividió en provincias para facilitar el gobierno cada provincias estaba bajo la autoridad de un gobernador pero seguían manteniéndose dentro del Estado. Después de conquistar un territorio se daba un proceso de asimilación de la cultura romana, la política, la religión,… llamado romanización.

-4- RELIGIÓN:

Los romanos de época primitiva, creían que los dioses ordenaban las acciones de la naturaleza. Su religión era politeísta: poseían muchas divinidades, poco ordenadas. Por influencia etrusca y griega la religión se hizo más organizada. Roma “adoptó” dioses griegos y cambiándoles el nombre los hacían equivalentes. Los principales dioses romanos eran Júpiter, Juno, Vesta, Ceres, Marte, Neptuno y Orco. Pero permanecerán algunos rasgos como la adoración de dioses por triadas (la más conocida es la formada por Júpiter, Juno y Minerva).

Cada familia rendía culto a los dioses de la casa. El culto doméstico se realizaba en un altar familiar y era dirigido por el padre.

Los romanos también adoraban al emperador. El culto al emperador era signo de la lealtad de los ciudadanos al Imperio; los sacerdotes eran los encargados de realizar el culto religioso en los templos, que generalmente, consistían en sacrificios de animales. Los romanos también creían en el destino y que los augures podían adivinarlo, pero no alterarlo.

En el Imperio Romano, algunas creencias extranjeras tuvieron gran aceptación. Este fue el caso del culto a la diosa egipcia Isis, al dios persa Mitra o a la diosa madre Cibeles, de origen asiático.

También en el Imperio, la unida religiosa desapareció debido a que en las ciudades del Imperio vivían hombres y mujeres provenientes de lugares lejanos. Todos ellos practicaban religiones diferentes a la oficial en Roma, sin ninguna prohibición. Este fue el motivo de la aparición del cristianismo y de su expansión por Europa.

-5- CIUDADES Y SOCIEDAD ROMANA.

Las ciudades eran los centros principales de la civilización romana. Su economía se basaba fundamentalmente en la agricultura. Por eso, la propiedad de tierra fue el recurso más utilizado para determinar la posición social. La aristocracia formaba las clases superiores, y constituía una minoría de la población con poder político y económico. Los estratos inferiores se dividían en dos grupos, el rural y el urbano, que se diferenciaban por sus actividades y sus posibilidades económicas. En cada una de estos existían categorías jurídicas: los ciudadanos libres, los esclavos y los libertos (esclavos que habían conseguido la libertad).

En la época romana se fundaron un gran número de nuevas ciudades y muchas de las ya existentes tuvieron un gran desarrollo. En las ciudades se producían la mayor parte de los productos artesanales, que posteriormente se distribuían para su venta a todo el “mundo romano”.

El centro de la ciudad era el foro, una gran plaza de reunión y de mercado en la que se encontraban los edificios más importantes de la ciudad. En los comercios de Roma existía todo tipo de géneros alimenticios y artículos de lujo.

La principal ciudad era Roma que se convirtió en el centro del Imperio Romano. En el siglo II a. C. la ciudad contaba con más de un millón de habitantes, cifra que no alcanzó ninguna otra ciudad del mundo antiguo, debido a que muchas personas llegaban diariamente a la ciudad desde lugares muy lejanos para establecerse en Roma y buscar fortuna.

-6- EL EJÉRCITO ROMANO.

El ejército fue la base sobre la que descansó tanto la creación como la supervivencia de la civilización romana.

En los inicios de la república, el ejército romano era muy poco numeroso. Pero a partir del siglo I a.C. empezó a hacerse más profesional y se estableció la legión como unidad básica, que estaba formada por unos 5,000 hombres. Ya en el siglo II (d.C.) los romanos disponían de más de treinta legiones en todo el imperio. Solían estar situadas en las fronteras, debido a las frecuentes invasiones bárbaras, donde vivían en campamentos.

Roma también desarrolló la navegación para extender sus territorios por el Mediterráneo.

-7- ARTE ROMANO:

El arte romano es fruto de las influencias griegas y etruscas y se desarrolló en una época histórica favorable debido a las numerosas conquistas en el Mediterráneo y al desarrollo económico que suponían. El arte era considerado en lujo que solamente los nobles podían permitirse.

El arte romano tuvo su mayor desarrollo durante la República y el Imperio, pasando prácticamente inadvertido en la Monarquía romana.

- La arquitectura romana se considera el mayor logro de su arte. Toma de la arquitectura etrusca los arcos y las bóvedas, y de la griega sus tres órdenes arquitectónicos a los que añade dos más: el toscano, de origen etrusco y muy parecido al dórico, y uno compuesto, que resulta de la combinación del jónico y el corintio.

Su arquitectura se caracterizaba por su solidez, grandiosidad y riqueza. Pero su rasgo más significativo era que se le daba mayor importancia al aspecto interior y a la utilidad de sus construcciones, al contrario que los griegos. Por tanto la arquitectura se puede clasificar según la función que desempeñara el edificio.

En su arquitectura también destacan las obras públicas como el Foro o centro de la ciudad, plazas, mercados,… y sus obras de infraestructura entre las que se encuentran los acueductos, presas, alcantarillados, termas,…

'Grecia y Roma'

Acueducto romano de Segovia

En arquitectura “religiosa” destacan sus templos y sus construcciones funerarias. Los templos romanos imitan a los de la Grecia antigua, pero incluyen bóvedas y arcos. El templo más conocido es el Panteón de Agripa en Roma. En ellos se manifiesta el interés romano por el aspecto interior y no tanto por la belleza exterior del edificio.

'Grecia y Roma'
'Grecia y Roma'

Vista exterior e interior del Panteón de Agripa, Roma.

Pero donde se refleja el esplendor de la arquitectura romana es en los edificios de “espectáculos”. Los más conocidos son los teatros, los anfiteatros y los circos.

Los teatros servían de entretenimiento a la mayoría de la población y representaba una amplia colección literaria de la época. Son notables los teatros de Marcelo en Roma, Pompeya, Mérida y Sagunto.

'Grecia y Roma'

Teatro romano de Mérida, la antigua Emérita Augusta.

Los circos eran el equivalente a los hipódromos de hoy. Fueron famosos los circos de Máximo de Roma y el de Mérida.

Los anfiteatros, de creación romana, tenían forma elíptica y eran un doble teatro donde el espectáculo consistía en ver luchar a los gladiadores, que solían ser esclavos, contra leones y demás animales salvajes o contra sí mismos para obtener la libertad. En el Imperio romano se construyeron muchos anfiteatros. El anfiteatro más antiguo es el de Pompeya y el más importante fue el Coliseo de Roma.

'Grecia y Roma'

Coliseo de Roma.

- La escultura romana tiene su origen en la etrusca. Cultiva el retrato, de gran realismo, y el relieve histórico, que sirvió de propaganda política al estado. También esculpían bustos para honrar al “César”, es decir, a su emperador.

'Grecia y Roma'
'Grecia y Roma'

Busto romano de Julio César. Relieve del arco de Tito.

  • La pintura servía como elemento decorativo en palacios o templos. Solían ser de tema mitológico e histórico. No tuvo un desarrollo tan espectacular como el resto de las artes.

Los romanos también fomentaron las artes menores como la orfebrería y la cerámica.

-8- LA CONQUISTA DE HISPANIA.

En torno al siglo I a.C. la península Ibérica estaba ocupada por numerosos pueblos diferentes entre sí, pero que se agrupaban en dos grandes grupos: los pueblos iberos y los celtas.

Los pueblos iberos vivían en las costas del sur y del este de la península aproximadamente desde el siglo VIII a.C. Habitualmente los poblados iberos se situaban en zonas altas para defenderse de sus agresores. Las tribus ibéricas solían ser agricultores y ganaderos.

Los celtas se asentaron en las tierras de la Meseta y en la costa atlántica, donde convivían con otras tribus como los cántabros o los vascones. Se especializaron en la metalurgia de diferentes metales. La agricultura, la ganadería y en menor medida el comercio completaban su economía.

En el año 218 a.C. durante la segunda guerra púnica, los romanos desembarcaron en Ampurias para cortar el aprovisionamiento de las tropas cartaginesas que les llegaba a través una de sus bases fundamentales de la península. Así comenzó la conquista de la península Ibérica por el ejército romano y en el año 210 a.C. lograron conquistar la ciudad cartaginesa de Cartago Nova (Cartagena).

La conquista definitiva se produjo a consecuencia de las llamadas guerras lusitanas y celtibéricas. Tras ocupación romana de la península ésta pasó a llamarse Hispania.

Augusto dividió Hispania en tres provincias: la Bética con capital en Córdoba, antiguamente Corduba, la Lusitania con capital en Mérida, Emérita Augusta, y la Tarraconense con capital en Tarragona, Tarraco.

Tras la conquista de la península, la vida de los indígenas sufrió una serie de cambios entre los que están:

  • El latín se impuso como lengua, aunque más tarde recibió influencias de las que ya existían. El resultado de ellas son las lenguas románicas de la actualidad.

  • El Derecho romano se convirtió en la fuente de la organización legal y jurídica y su influencia pervive hasta nuestros días.

La ciudad romana en Hispania más importante fue Emérita Augusta, fundada para ser habitada por generales retirados de la legión. En ella aún hoy se conservan muchos de los edificios que usaron los romanos hasta el siglo V, como son el teatro y el circo romano.

17

Vídeos relacionados