Grecia Antigua

Civilizaciones Prehelenísticas. Época Arcaica, Preclásica, Clásica. Edad Media Helénica. Expansión colonial. Polis. Hegemonía de Atenas, Esparta. Vida económica. Cultura

  • Enviado por: Marta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE

*ÍNDICE...........................................................................................................1

*INTRODUCCIÓN.............................................................................................2

*LAS CIVILIZACIONES PREHELÉNICAS.......................................................2, 3

*LA ÉPOCA ARCAICA.......................................................................................3

*LA EDAD MEDIA HELÉNICA..........................................................................3

*LA ÉPOCA PRECLÁSICA (La formación de las polis)........................................4

*LA EXPANSIÓN COLONIAL.............................................................................5

*LA ÉPOCA CLÁSICA: ATENAS Y ESPARTA......................................................5

*HEGEMONÍA DE ATENAS..........................................................................5, 6

*HEGEMONÍA DE ESPARTA............................................................................6

*LA VIDA ECONÓMICA................................................................................6, 7

*ORGANIZACIÓN POLÍTICA.............................................................................7

*LA CULTURA..............................................................................................7, 8

INTRODUCCIÓN

Al mismo tiempo que los grandes imperios de la antigüedad alcanzaban su máximo desarrollo, comenzaban a formarse en el Mediterráneo lo que después sería la gran civilización del mundo antiguo y cuna de la cultura occidental: Grecia.

Sus orígenes se remontan a finales del tercer milenio a.C., cuando se desarrolló la civilización minoica, la primera de las diferentes culturas que sucesivamente se desarrollaron en la Hélade, el espacio geográfico de los griegos o helenos. Su momento de mayor esplendor tuvo lugar en el siglo v, el llamado siglo de Pericles , cuando el modelo político de la democracia o gobierno del pueblo, que fue la gran aportación griega, alcanzó su forma más evolucionada. Atenas y Esparta, las dos ciudades-estado más importantes del mundo helénico, se alternaron en la hegemonía sobre el resto de las ciudades.

En el transcurso de toda su historia. Grecia mantuvo contactos con las grandes culturas contemporáneas, la mesopotámica, la fenicia y la egipcia, recibiendo múltiples influencias de todas ellas. La colonización griega difundió esta rica cultura, mezcla de elementos occidentales y orientales, por todo el mundo mediterráneo. Cuando más tarde Grecia fue conquistada por Roma, el Imperio romano se convirtió en un vehículo de expansión de los dos pilares sobre los que se asienta la cultura del mundo occidental: la cultura griega y la cultura romana, fundidas en lo que se conoce como cultura clásica.

LAS CIVILIZACIONES PREHELÉNICAS

La Grecia continental y las islas de Egeo estuvieron habitadas desde el neolítico (sexto milenio a.C.) y sufrieron sucesivas oleadas migratorias de pueblos procedentes, en su mayor parte, del Asia Menor. Entre estos primeros habitantes se hallaban los legendarios pelasgos, agricultores y ganaderos a los que hace referencia los historiadores griegos. Antes de que pueda hablarse con propiedad de la Hélade o de una cultura helénica se desarrollaron en esta región tres culturas importantes:

*La cultura cicládica. Se desarrolló entre los años 3000-2000 a.C. en las islas Cícladas, sobre todo en la de Eubea. La cultura cicládica tuvo los rasgos característicos de una cultura neolítica agrícola, aunque conocía ya el trabajo del bronce, el arte del tejido y la alfarería realizada con torno. Existió un comercio incipiente y se conocía la escritura.

*La civilización minoica (200-1400 a.C. aproximadamente). Se desarrolló en la isla de Creta, poblada también desde el neolítico. Debe su nombre a un rey legendario, Minos, que tuvo su palacio en Cnosos, centro de la civilización minoica.

En Creta se desarrolló una sociedad urbana, presidida por el rey, con una importante vida cortesana a juzgar por los restos arqueológicos de sus numerosos palacios. El palacio, generalmente fortificado, servía en tiempos de guerra de refugio para hombres y ganado.

Los cretenses dominaban el arte de la navegación y el comercio. Hacia el año 1400 a.C. la cultura minoica desapareció ante los ataques de los pueblos aqueos.

*La civilización micénica (1600/s. XII a.C.). Los aqueos, pueblos guerreros indoeuropeos, se instalaron en la Grecia continental en torno al año 1600 a.C. Allí, fusionados con la población anterior, crearon una sociedad dedicada a la agricultura, al pastoreo y al comercio marítimo. Micena fue el centro de la civilización micénica o aquea que en el año 1400 se extendió por las islas del Egeo y llegó hasta Creta donde terminó con la civilización minoica.

El gobierno estaba presidido por el basileus, que cumplía las funciones de rey y era elegido por los aristócratas poseedores de las tierras (Eupátridas).

La civilización micénica se caracterizó por la construcción de murallas ciclópeas, de las que se han encontrado restos en Micenas, Tirinto, y Pilos.

Homero, en La Ilíada, habla del legendario rey de Micenas, Agamenón, que tomó parte en la guerra de Troya y conquistó e incendió la ciudad.

A comienzos del siglo XII a.C. una segunda oleada de pueblos indoeuropeos, los dorios, ocuparon la península griega y terminaron con la civilización micénica.

LA ÉPOCA ARCAICA

La invasión de los dorios dio comienzo a la historia helénica propiamente dicha. En este periodo pueden distinguirse dos etapas: la llamada edad media helénica, que se prolonga hasta el siglo VIII; y una etapa preclásica que abarca los siglos VII y VI, durante la cual se afirman las ciudades-estado (las polis) y la hélade comienza su expansión mediterránea.

LA EDAD MEDIA HELÉNICA

Abarca los siglos comprendidos entre el XII y el VIII a.C. Se trata de un periodo poco conocido en el que los helenos, empujados por los dorios, se desplazaron hacia el Asia Menor, las costas asiáticas del mar Egeo.

Los dorios implantaron un sistema de organización política basado en el clan (genos), conjunto de familias con un ascendiente común, que trabajaban conjuntamente la tierra. Los grandes propietarios de tierras formaban la clase privilegiada, los nobles o aristócratas, cuyo poder era casi igual al del rey. Los nobles formaban parte del Consejo real (bulé).

Los campesinos y artesanos (demiurgos) sólo podían formar parte de la asamblea (ágora), que tenía carácter consultivo pero no podía tomar decisiones de gobierno.

Los jornaleros pobre (thetes) y los esclavos estaban excluidos de la vida política y tampoco podían formar parte del ejército.

La tierra, y por lo tanto la agricultura, era en aquella época la fuente principal de riqueza y el comercio se dejaba en manos de los vecinos fenicios.

Fue en aquella época cuando comenzó a formarse el panteón de dioses helénicos, dioses humanizados con una rígida jerarquía entre unos y otros.

LA ÉPOCA PRECLÁSICA (La formación de las polis)

A partir del siglo VIII la vida rural y patriarcal de los helenos, sufrió grandes cambios. El fenómeno social y político más importante fue la formación de las polis, ciudades-estado con autonomía política, que desempeñaron un papel fundamental en la historia griega. En el siglo VII la polis había alcanzado ya su forma definitiva: una ciudad, rodeada de tierras, con independencia política, autonomía económica, leyes y culto propios.

Las polis se multiplicaron en el espacio griego. Aristóteles menciona, en el siglo IV, más de 150. Su tamaño fue muy variable: Atenas, por ejemplo dominó todo el Ática; Tebas, en cambio, tuvo que compartir la región de Beocia con otras doce polis.

La polis fue la unidad política fundamental para los griegos. Un griego, antes que heleno, se sentía ciudadano de la polis y a ella debía más fidelidad que a cualquier otra unidad política.

La aparición de las polis fue unida a la desaparición progresiva del poder de los reyes y de las clases nobles y al surgimiento de una nueva clase con influencia: la burguesía, enriquecida por el comercio o por las actividades artesanales. Estas nuevas clases ricas quisieron compartir el poder político con los nobles. Sus demandas coincidieron con las de los campesinos jornaleros, que pretendían un reparto de la tierra y la abolición de las deudas contraídas.

Todas estas causas juntas hicieron que el gobierno aristocrático de las polis fuera sustituido por la tiranía, forma de gobierno surgida del acuerdo entre el pueblo y las clases medias para conceder el poder a un representante de estas últimas, el tirano, encargado de defender sus intereses frente a los de los nobles. La tiranía tuvo, de forma global, consecuencias beneficiosas para la Hélade: garantizó el orden, desarrolló el comercio, fomentó la construcción de grandes obras públicas y defendió la pequeña propiedad. Algunos tiranos, como Pisístrato, y sus hijos Hipias e Hiparco, en Atenas. O Polícrates en Samos, concedieron gran esplendor a las ciudades por ellos gobernadas. Se produjeron también en esta época importantes reformas legales, que garantizaban los derechos del pueblo; aparecieron por primera vez leyes escritas aplicables a todos. Entre los grandes reformadores destacaron Dracón y Solón en Atenas, Licurgo en Esparta y Pitaco en Mitilene.

La tiranía fracasó como sistema de gobierno de las polis en parte por la ambición y la ineficacia de algunos tiranos, y en parte, también por la oposición de las clases nobles. Clístenes introdujo en Atenas la democracia en torno al año 510 a.C. Para evitar abusos de poder, dividió el Ática en unidades territoriales, los demos, y concedió iguales derechos a todos los ciudadanos.

Respetó los principios democráticos creados por Solón: la Asamblea popular era el órgano representativo del pueblo y en ella tenían derecho al voto todos los ciudadanos mayores de 18 años. Clístenes puso en práctica el ostracismo, sistema de control democrático por el que la Asamblea podía condenar al destierro a quien realizara acciones contrarias a la democracia.

La expansión colonial

A partir del s. VII antes de Cristo los helenos comenzaron a fundar colonias a lo largo de las costas mediterráneas. Las causas principales de esta expansión colonial fueron 2: el crecimiento de la población en la Hélade, junto con las presiones que ejercían los pueblos invasores, por una parte; y las tensiones sociales provocadas en el interior de las polis a causa de la escasez de tierras y la desigual distribución de las riquezas. Los ciudadanos sin tierras buscaron la solución en el mar y en el comercio.

Las polis marítimas, como Mileto, Corinto, Calcis, Eretria, Focea o Megara, fundaron colonias en Asia menor, en el Mediterráneo Occidental (Sicilia, en Italia; Massalia en la Galia; Emporion, en la Península Ibérica) y en el norte de Africa (Naucratis, Cirene ).

La colonia era un estado independiente, pero mantenía, en general, buenas relaciones con la metrópoli. A su cabeza estaba el Oikistes o fundador que a su muerte era venerado como un héroe; las colonias se regían por el mismo sistema político que las polis helenas.

La colonización tuvo consecuencias positivas, y no solo desde el punto de vista económico sino también cultural. La colonización griega no tenía por objetivo dominar y explotar nuevas tierras, sino crear factorías comerciales, que multiplicaran los puntos de intercambio en el Mediterráneo. Junto a los intercambios comerciales, y el consiguiente desarrollo económico, se produjeron ricos intercambios culturales: la cultura griega se extendió por las regiones colonizadas y, a su vez, recibió importantes influencias con las que entró en contacto.

LA ÉPOCA CLÁSICA: ATENAS Y ESPARTA

Tras la institución de la democracia por Clístenes comenzó, en Atenas, la época clásica o edad de oro de la Hélade, que tuvo su mejor expresión en la Atenas de Pericles, quien desarrolló y afianzó las reformas democráticas de Clístenes.

Durante el siglo y medio que duró esta etapa de esplendor, dos polis, Atenas y Esparta, rivalizaron por ejercer la supremacía sobre el mundo helénico.

Hegemonía de Atenas

Atenas, Esparta y el resto de las ciudades griegas se unieron para luchar contra los persas, que habían conquistado las ciudades griegas del Asia Menor. Así comenzaron las Guerras Médicas, que tuvieron importantes consecuencias sobre el orden social del mundo helénico, primero creando una unidad entre las polis para defenderse del peligro común y, más tarde, fomentando la rivalidad entre unas polis y otras, sobre todo entre Atenas y Esparta.

La primera Guerra Médica en el año 490, cuando la flota se hizo a la mar a las órdenes del medo Datis y de Artafernes. Los soldados atenienses vencieron a los persas en la llanura de Maratón.

En la segunda Guerra Médica, el ejército persa venció al ejército ateniense en el paso de las Termópilas.

Como consecuencia de las Guerras Médicas, Atenas se convirtió en la ciudad hegemónica y comenzó una larga rivalidad con Esparta, que se mantuvo hasta la conquista romana.

Hegemonía en Esparta

Situada en la Península de Peloponeso, en el sur de Grecia, Esparta fue la gran rival de Atenas. Su sistema de gobierno, de carácter militar y rígidamente jerarquizado se diferenció siempre de la democracia ateniense.

La rivalidad entre ambas ciudades se manifestó en la Guerra del Peloponeso. La guerra se prolongó durante años. La Confederación de Delos se disolvió y Esparta alcanzó la hegemonía sobre el resto de las ciudades helénicas.

LA VIDA ECONÓMICA

La población primitiva de la Hélade, estuvo formada, por agricultores, pastores y pescadores, que vivían en cabañas agrupadas en aldeas.

La agricultura fue considerada por los primeros helenos como la actividad noble por excelencia y los propietarios de tierras integraron la clase social más importante.

Hasta el s. VIII a. C. Cada polis era autosuficiente, es decir, producía todo lo necesario para su consumo, y apenas existía comercio, pero la tierra griega no era adecuada para todo tipo de cultivos. Desde la época de Solón se dedicó de forma casi exclusiva al olivo, la vid, y los cereales, intercambiando el aceite, el vino, y el grano, por productos procedentes de otras regiones: metales de España, ovejas del Asia menor, cereales de Ucrania y de Egipto, etc.

Las técnicas del hilado y del tejido, fueron conocidas y practicadas en la Hélade desde muy antiguo. En un principio, eran actividades domésticas destinadas a satisfacer las necesidades de la familia, pero pronto se convirtieron en actividades artesanales, destinadas al comercio. La lana fue la materia prima más utilizada; el lino se importaba de Egipto; el algodón de la India y los tejidos de seda de China.

La cerámica alcanzó su mayor perfección en los siglos V y IV a. C conjugando la dureza y resistencia con la belleza de la formas y la delicadeza de la decoración.

El comercio fue una actividad generalizada desde el s. VIII a C. Y se vio favorecido por dos causas fundamentales: el uso de la trirreme, que favorecía una navegación más rápida y eficaz, y el uso de moneda, que facilitaba los intercambios comerciales.

ORGANIZACIÓN POLÍTICA

La forma de gobierno primitiva fue la monarquía, que se dio en las antiguas civilizaciones minoica y micénica y en las primeras polis. La monarquía fue sustituida por otras formas de gobierno: la aristocracia primero, después la tiranía y por último la democracia.

En Atenas, existió un gobierno aristocrático en el que el Consejo real fue sustituido por el Areópago, órgano supremo del gobierno, formado por todos los que habían sido arcontes, y por las personas encargadas de las distintas tareas del gobierno.

En el s. VI predominó la tiranía como forma de gobierno, expresión de los deseos populares de librarse del poder de las oligarquías. Al final del s. VI se implantó la democracia en Atenas, siendo los principales órganos de gobierno la Asamblea, el Consejo de los Quinientos, el Arcontado y el Areópago.

LA CULTURA

Para los griegos, el hombre era “la medida de todas las cosas”, el centro del Universo: el antropocentrismo fue al gran aportación helénica a la cultura universal.

Su gran creación fue la filosofía, que busca una explicación racional del universo, en sustitución de las explicaciones mágicas y religiosas que hasta entonces habían dominado. Grandes filósofos fueron: Heráclito, y Parménides, que estudiaron la naturaleza; Sócrates, Platón y Aristóteles que estudiaron el hombre y el conocimiento respectivamente.

Los griegos cultivaron todas las ramas del saber, medicina, historia, literatura de teatro...........

La religión helénica fue politeísta y antropomorfa. Los dioses tenían carácter humano y participaban de las virtudes y de los defectos de los mortales. Residían en el Olimpo, pero se relacionaban con los hombres. En la religión griega fueron importantes los mitos, que servían para explicar el universo, y los oráculos, que desempeñaron un papel importante decidiendo el desenlace de acontecimientos políticos.

El arte estuvo influido por el antropocentrismo y la racioalidad. Desaparecieron así, las grandes construcciones, y las arquitectura buscó la belleza a través de la armonía y el equilibrio. El templo fue la construcción más importante y el dórico, jónico y corintio los tres estilos arquitectónicos clásicos. El Partenón, se considera la expresión más conseguida de la arquitectura griega.

La escultura tuvo como tema principal la representación del cuerpo humano con Mirón, Policleto y Fidias como los tres grandes escultores de Atenas.

La pintura Helénica no ha dejado ninguna muestra, pero la cerámica ofrece dibujos y pinturas de gran belleza. El dibujo geométrico fue sustituido por temas épicos, mitológicos y costumbristas en un estilo delicado y de gran fuerza descriptiva.

1

8

Vídeos relacionados