Gramática

Lenguaje. Lengua española. Análisis sintáctico, gramatical. Oraciones simples. Sintagma. Verbos. Sujeto. Predicado. Complementos

  • Enviado por: Juan Pedro Robles
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

CUADRO RESUMEN.

  • PASIVA REFLEJA.

  • Se alquila un piso

    S. paciente.

  • IMPERSONAL REFLEJA.

  • Se está bien aquí.

    C.C.M. C.C.L.

  • CONSTRUCCIONES CON SIGNIFICADO REFLEXIVO.

  • REFLEXIVAS. DIRECTAS O INDIRECTAS. Admiten el refuerzo: a sí mismo.

  • Juan se lava. Directa

    C.D.

    Juan se lava la cara. Indirecta

    C.I. C.D.

  • RECÍPROCAS. DIRECTAS O INDIRECTAS. Admiten el refuerzo: mutuamente, el uno al otro.

  • Juan y María se saludan.

    C.D.

    Juan y María se escriben cartas.

    C.I. C.D.

  • CONSTRUCCIONES CON VERBOS PRONOMINALES.

  • VERBOS OBLIGATORIAMENTE PRONOMINALES.

  • Juan se arrepiente.

    V. pronominal.

  • VERBOS QUE OFRECEN DOBLE POSIBILIDAD.

  • Juan asusta a María.------ María se asusta.

    Juan marcha-------- Juan se marcha.

    Juan va ------------- Juan se va.

    David muere.-------- David se muere.

  • PASIVA REFLEJA.

  • Sentido pasivo. Hay dos formas de expresar la pasiva en español:

    - La pasiva ser + participio:

    La decisión fue adoptada por la mayoría.

    • Se + verbo en 3ª persona:

    Se alquila un piso

    S. paciente.

    Tres mil toneladas se han exportado en los últimos años.

    Sujeto paciente.

    El teatro se inauguró en 1920.

    S. paciente.

    En las tres oraciones el sujeto no designa un ser que hace algo, sino al que le ocurre algo, además, se pueden transformar en construcciones pasivas o equivalentes: un piso es alquilado por el vecino, tres mil toneladas han sido exportadas por la empresa en los últimos años, o el teatro fue inaugurado por Alfonso XII.

    Se venden botellas.

    Se alquilan habitaciones.

    Desde aquí se ven los barcos.

    NOTA: La confusión entre la construcción * se vende botellas es frecuente, sin que concuerde el sujeto paciente con el verbo, en este caso incorrecto:

    *Se alquila piso debe decirse: se alquilan pisos.

  • IMPERSONAL REFLEJA.

  • La construcción está relacionada con la anterior. Sólo se das en 3ª persona y difiere sintácticamente de la pasiva refleja en que carece de sujeto gramatical. En realidad el que habla no piensa en quien realiza o sufre la acción:

    • Se vive bien aquí (cualquiera vive bien aquí).

    C.C.M. C.C.L.

    • Se vive feliz.

    C.C.M.

    • Se acoge a todo el mundo.

    C.D.

    • Se trabajó mucho ayer.

    C.C.M. C.C.T.

  • CONSTRUCCIONES CON SIGNIFICADO REFLEXIVO.

  • ORACIONES REFLEXIVAS.

  • En Pedro se lava las manos el pronombre se representa al mismo sujeto, es decir, decimos que tiene un valor reflexivo; por tanto, oraciones reflexivas son aquellas cuyos sujetos y objetos (sea directo o indirecto) coinciden.

    El sujeto ejerce sobre sí mismo una acción idéntica a la que podría ejercer sobre un objeto externo, es decir, ejecuta una acción que recae sobre él:

    • Yo me lavo las manos.

    • Tu te lavas las manos

    • Pedro se lava las manos.

    • Nosotros nos lavamos las manos.

    • Vosotros os laváis las manos.

    • Ellos se lavan las manos.

    En todos estos casos si concuerdan los pronombres me, te, se, nos, os y se decimos que son reflexivas. Sin embargo, en estas otras no ocurre lo mismo:

    • Pedro te lava (las manos).

    C.I.

    • Pedro me lava.

    C.I.

    • Yo le lavo las manos.

    C.I.

    • Pedro lava al bebé.

    • María mira al niño en el espejo.

    • José cree listo a Pepe.

    Como puedes ver no existe concordancia entre los sujetos y los pronombres, por ello no son reflexivos: ni se miran, ni se creen listos, ni se lavan a sí mismos.

    Nota: cómo las reconoceremos: si admiten el refuerzo a sí mismos. A demás el sujeto es siempre animado.

  • Reflexivas directas. Si el pronombre átono es C.D. el sujeto y el C.D. tienen el mismo referente:

  • - Juan se lava. ( Juan lava al bebé = lo lava)

    C.D. C.D. C.D.

    - María se mira en el espejo. ( María mira al niño en la cuna = lo mira en la cuna)

    C.D. C.D. C.D.

    En estos casos sabemos que el pronombre reflexivo es complemento directo a demás de por los ejemplos que hemos puesto porque decimos: lavar a alguien. Lavarlo C.D.

    C.D.

  • Reflexivas indirectas. El sujeto y el complemento indirecto tienen el mismo referente.

    • Juan ata el zapato al niño

    C.D. C.I.

    • Juan se ata el zapato = Juan se lo ata.

    C.I. C.D. C.I. C.D.

  • RECÍPROCAS.

  • Son oraciones donde ocurre una relación de intercambio entre dos personas. Por tanto, en la construcción recíproca dos o más sujetos ejecutan uno sobre el otro idéntica acción, son a la vez sujeto y objeto. Es el caso de oraciones del tipo:

    • Nos escribimos todas las semanas.

    • Nos miramos al espejo.

    • Juan y María se saludan.

    • Juan y María se escriben.

    • Juan y María se pelean.

    • Nos tenemos simpatía.

    Reconocimiento: el refuerzo que admiten es mutuamente, el uno al otro, unos a otros. De esta forma distinguiremos:

    • Los soldados se saludaron (obviamente, unos a otros, recíproca).

    • Los soldados se pusieron el casco. ( Naturalmente a sí mismos, reflexiva).

    • Los dos hermanos se ven a menudo (mutuamente, recíproca).

    • Los dos hermanos se ven (están) en una situación difícil (* mutuamente, no es recíproca. Los dos hermanos están en una situación embarazosa, no cabe decir, uno al otro).

  • CONSTRUCCIONES CON VERBOS PRONOMINALES.

  • En estos caso me, te, se, nos, os, se son morfemas auxiliares del verbo. Su forma externa es parecida a la reflexiva pero el pronombre no actúa como C.D. o C.I. Por tanto:

    • No puede decirse a sí mismo.

    • Me, te, se, nos, os, so no equivalen al sujeto. Son morfemas auxiliares del verbo.

    Juan se lava (a sí mismo, reflexiva)

    Juan se marcha (* a sí mismo. Pseudorrefleja.)

    El nadador se ha ahogado (*a sí mismo. Pseudorrefleja)

    El puente se ha hundido (*a sí mismo. Pseudorrefleja)

    Hay ciertos verbos que son forzosamente pronominales y otros que tienen la posibilidad de ir con el pronombre se o sin él. Ciertos verbos como arrepentirse, portarse, jactarse, fugarse, vanagloriarse, atreverse... etc. Son forzosamente pronominales no existe *jactar, *atrever. También ciertos verbos estáticos quedarse, estarse, o dinámicos, como irse, marcharse, subirse, bajarse, salirse... etc. En el que el sujeto recibe la acción.

    Pepe levanta la maleta-------- Pepe se levanta.

    Juan lanza la pierda al agua------ Juan se lanza al agua.

    La mamá acuesta al niño---------- la mamá se acuesta.

    Estas oraciones no pueden interpretarse como reflexivas: Pepe no puede levantarse a sí mismo, como haría con la maleta.

    Pedro asusta a María------------ María se asusta.

    La noticia alegró a Pedro-------- Pedro se alegró.

    Sus palabras cansan a todos------- todos nos cansamos.

    ANÁLISIS GRAMATICALES

    1. INTRODUCCIÓN.

    Como sabemos cualquier lengua puede analizarse en cuatro niveles:

    • El fonológico: m/e/s/a/s/.

    • El morfológico: gat/ o: (nombre común, concreto... etc.)

    Lex. Morf.

    - El léxico: gato (definición de lo que significa gato).

    - El sintáctico: el gato negro

    Det. N Ady.

    Nosotros vamos a empezar un nuevo bloque dentro de este curso en el que trataremos de aprender a analizar la lengua desde este último nivel: el sintáctico. La rama de la gramática que se ocupa de esto se la denomina sintaxis.

    La significación de las palabras la estudia la semántica, mientras que de su combinación para que puedan formar oraciones con significado, se ocupara la sintaxis. Sintaxis y semántica tiene una estrecha relación.

    Si colocamos mal las palabras ocurre que no decimos nada:

    Mesa grande la.

    La cartulina y invitó a comer al lápiz.

    No podemos combinar las palabras como queramos, ni las podemos colocar como nos apetezca; es necesario que conozcamos la sintaxis para expresarnos mejor.

    2. sintagma.

    Definición. En un sentido estricto un sintagma es cualquier secuencia de morfemas conexos. Una palabra es un sintagma y una oración también lo es. Sin embargo, se acostumbra a reservar el término sintagma para secuencias de palabras conexas que no poseen estructura oracional, es decir, para las unidades de nivel superior a la palabra e inferior a la oración. Es una unidad, una serie o conjunto de palabras ordenadas en torno a una de ellas que funciona como núcleo y es la que le da el nombre específico al sintagma.

    El conjunto o grupo en su totalidad desempeña la misma función que la palabra núcleo. Si un nombre núcleo de un sintagma, funciona como sujeto de una oración, el grupo de palabras en bloque debe funcionar como sujeto. Por tanto, será incorrecto a analizar:

    El albañil dejó la casa sucia.

    S.N. S.V.

    El albañil dejó la casa sucia.

    DET. S.N. S.V.

    2.1. CLASES DE SINTAGMAS.

    2.1.1. Sintagma Nominal.

    Es el grupo cuyo núcleo es un nombre, las palabras que pueden acompañar al nombre recibe la denominación de adyacentes y son los determinantes, los adjetivos y los complementos del nombre.

    Pueden funcionar como núcleos del sintagma nominal: el infinitivo, el nombre, el pronombre o todo elemento transmutado a la categoría de sustantivo:

    Errar es humano.

    Él es el culpable de todo lo que ocurre aquí.

    Las funciones del sintagma nominal dentro de la oración son:

    Sujeto. Una niña abrió la puerta.

    Atributo. Marías es una chica inteligente.

    Vocativo. ¡Ustedes, muévanse!.

    Objeto directo. Tiene los ojos azules.

    Complemento predicativo. Lo llamó ladrón.

    Complemento circunstancial. Volverá la próxima semana.

    Adyacente en aposición. Madrid, la capital...

    El esquema básico es: Det. + N. + Ady.

    2.1.2. Sintagma adjetivo.

    Cuando el núcleo es en lugar de un nombre un adjetivo, decimos que se trata de un sintagma adjetivo.

    Muy dulce. Extraordinariamente fuerte.

    Ady N. Ady N.

    Funciones:

    Adyacente. Las peras muy dulces son caras.

    S. Adj. (Ady)

    Atributo. Juan que es extraordinariamente fuerte.

    S. Adj. (Atributo)

    Complemento predicativo. Les llamó muy feos.

    S. Adj. (C. Predicativo)

    El esquema básico es: Ady. + N.

    2.1.3. Sintagma adverbial.

    Es idéntico al sintagma adjetivo, lo único que cambia es que al ser el núcleo un adverbio debemos llamarle adverbial.

    Está bastante lejos.

    S. Adverbial= función CC

    2.1.4. Sintagma preposicional.

    Es un sintagma precedido de una preposición, por tanto, lo que le distingue de los anteriores es que siempre está introducido por esa preposición.

    Desde la puerta.

    S. preposicional.

    Funciones:

    Atributo. Tu anillo parece de oro.

    Complemento indirecto. Escribo una carta a Pedro.

    Complemento directo. (Introducido por a). Juan recibe a Pedro. Lo recibe.

    Suplemento. La diferencia estriba en el tamaño.

    Complemento circunstancial. Estuve en Inglaterra.

    Complemento predicativo. Lo acusan de cobarde.

    Complemento agente. El poeta fue felicitado por todos.

    El esquema básico que es: Preposición + Sintagma Nominal.

    2.1.5. Sintagma verbal.

    Es un grupo de palabras ordenadas en torno a un núcleo que es el verbo, se considera núcleo verbal tanto las formas simples como las compuestas, así como las perífrasis verbales. El núcleo del sintagma verbal acepta ser modificado por diversos complementos que forman parte del grupo verbal: complemento directo, complemento indirecto, complemento predicativo, suplemento, complemento circunstancial, complemento agente, o atributo.

    Forma. El sintagma verbal puede ser:

    • Atributivo o copulativo: verbo copulativo + atributo + n complementos.

    • Predicativo: verbo + complemento directo + complemento indirecto + complemento circunstancial + n complementos.

    Resumiendo en el segundo nivel de análisis sintáctico vemos que pueden aparecer varios tipos de sintagmas: nominal, adjetivo, adverbial, preposicional y verbal.

    Para saber analizar sintácticamente debemos tener en cuenta hasta ahora:

    1º Nivel de análisis: debemos saber y diferenciar si se trata de un núcleo, de un determinante, de una adyacente, y si se trata de una adjetivo, de un verbo, de un pronombre... Etcétera.

    El tren ha llegado a su hora

    Det. (art.) N. (verbo) Nexo(prepo.) Det.(poses.) N. (sust.)

    2º Nivel de análisis: debemos saber diferenciar los tipos de sintagmas que componen la oración y la función que realizan dentro de la oración. :

    El tren ha llegado a su hora

    Det N. V nexo. Det. N

    S.N. sujeto S. Prepo. C.C.T.

    S. V.

    Oración.

  • ORACIÓN SIMPLE.

  • Definición. En la gramática tradicional, la oración se define como la expresión verbal de un juicio.

    Desde el punto de vista semántico, la oración constituye una unidad de contenido, es decir, transmite un significado completo y coherente.

    Desde el punto de vista estructural, y ateniéndonos al plano de la lengua, es decir, del sistema, la oración aparece integrada por una secuencia de palabras conexas en la que se pueden reconocer dos constituyentes: un sintagma nominal (SN) en función de sujeto y un sintagma verbal (SV) en función de predicado.

    En el plano del habla, es decir, de la utilización de la lengua en una situación comunicativa, la definimos como la menor unidad de habla con sentido completo, unidad mínima de comunicación o forma menor de mensaje lingüístico.

    Toda oración en su estructura profunda consta de Sintagma Nominal (sujeto) y Sintagma Verbal (predicado).

    ORA. = SN + SV (SUJETO Y PREDICADO)

    Cuando en su forma la oración aparezca con los dos sintagmas diremos que se trata de una oración bimembre. Ahora bien, puede que falte alguno de estos sintagmas entonces la llamaremos unimembre.

    ¡Fuego! ¡Llueve!

    3.1. ORACIONES IMPERSONALES.

    Llamaremos oraciones impersonales a las que carecen de sujeto, y pueden ser:

    • De verbo meteorológico. Llover, nevar, relampaguear... etc.

    • Gramaticalizadas. Hacer, haber, ser.

    Hace calor hoy.

    • Impersonal refleja.

    Aquí se acaba a las diez.

    • Eventuales. Con el verbo en 3ª persona del plural.

    Llaman a la puerta.

    3.2. MODALIDADES DE ORACIONES SEGÚN LA ACTITUD MENTAL.

    Enunciativas. Es la actitud neutra del hablante que le interesa solamente hacer referencia a un hecho, comunica que algo está sucediendo, sucederá, o ha sucedido. Pueden ser afirmativas o negativas:

    Los obreros del campo han trabajado mucho durante este año.

    Los jugadores no han hecho un buen partido.

    Interrogativas. Preguntamos sobre la realidad.

    Directa: ¿qué hora es?.

    Indirecta: quisiera saber la hora.

    Exclamativa. Responden a la función expresiva del lenguaje, cuando exteriorizamos nuestros sentimientos internos.

    ¡Qué sol hace hoy!

    Dubitativas. Expresamos nuestras dudas en este tipo de oraciones.

    Quizá trabajemos hoy, todo depende del tiempo que haga.

    Optativas o desiderativas. Expresamos en ellas un deseo.

    Dios quiera que llueva.

    Imperativas o exhortativas. Expresamos en ellas un mandato, un ruego.

    Callad.

    Espere un momento.

  • FUNCIONES PRINCIPALES: EL SUJETO Y EL PREDICADO.

  • EL SUJETO.

  • Definición. Es según hemos visto, el SN que concierta con el verbo en género y número.

    Reconocimiento. Lo reconoceremos por la concordancia que él mantiene con el verbo en número y persona. Para asegurarnos podemos cambiar de número o persona y si el verbo cambia también, es que se trata del sujeto. Ejemplo:

    El marinero trabajo todo el día.

    Ahora cambiamos el número: los marineros trabajaron todo el día.

    Forma o estructura del sintagma nominal.

    En el seno de la oración gramatical, el sintagma nominal sujeto se define como el primer constituyente, el segundo es el sintagma verbal predicado.

    La forma más común es: DET. + NUCLEO + ADYACENTE.

    Los determinantes.

    Posesivos

    Determinados Demostrativos

    Artículos Adjetivos Indefinidos

    Indeterminados determinativos Numerales

    (Éstos pueden actuar Interrogativos

    como pronombres) Exclamativos

    El núcleo. Puede ser un nombre, un infinitivo, un pronombre o cualquier palabra sustantivada:

    • Paula no ha venido a trabajar hoy. (Nombre).

    • Yo no lo he dicho. (Pronombre)

    • Errar es humano. (Infinitivo)

    • El bueno de la película ganó la pelea. (Palabra sustantivada)

    Adyacente. Esta es la función típica del adjetivo que, sin embargo, comparte esta función con otras formas:

    • Complemento preposicional. Evidentemente al ser preposicional debe estar introducido por una preposición.

    La divina quietud de la naturaleza.

    S. preposicional. Función complemento del nombre.

    - Aposición. Se llama aposición al nombre o grupo nominal que complementa al nombre sin enlace preposicional. Puede ser explicativa o especificativa:

    Mi hermana Laura vendrá hoy.

    Luis, mi primo, vendrá hoy ha trabajar conmigo.

    Don Roberto, mi jefe, cree que las ganancias empresariales permitirán subir el sueldo.

    • Adjetivo. Es, como sabemos, la función propia del adjetivo, la de ser complemento o adyacente del nombre:

    Un aire fresco cubre la frondosa pradera.

    • Proposición adjetiva. A través de la transposición hemos visto como algunos elementos (determinante, preposiciones... etc.) convierten una palabra perteneciente a una categoría (adjetivo, adverbio, sustantivo...) en otra categoría: bueno (adjetivo)> el bueno (lo ha sustantivado). Pues bien, también podemos conseguir que una oración realice la misma función que un adjetivo:

    El perro que está en la calle es de Pedro.

    Mi hermana que está enferma leyó el libro.

    Como vemos “que está en la calle”, y “que está enferma” equivalen a un adjetivo; no es un perro cualquiera, sino uno en concreto y no es cualquiera de mis primas sino una en concreto.

    B. PREDICADO.

    Hay dos tipos de predicados:

    - Predicado nominal. El verbo es ser, estar o parecer, es decir, un verbo vacío, sin sentido semántico, “verbo copulativo”. El verbo introduce un elemento que complementa al sujeto y que se denomina atributo. Ejemplo:

    Juan es chófer.

    Ellas son altas.

    Yo soy feliz.

    Eso parece cierto.

    Observa que el atributo lo es del sujeto: semánticamente es una cualidad o característica que se le atribuye. El verbo actúa como nexo o “cópula”.

    - Predicado verbal. El verbo es un verbo pleno, es decir, con sentido semántico, “verbo predicativo”. Ejemplos:

    Corre deprisa.

    Vendrán mañana.

    Dio la carta a Juan

    .

    3.4. CÓMO DISTINGUIR LAS FUNCIONES.

    SUJETO.

    Definición. Es según hemos visto el SN que concierta con el verbo en género y número.

    Reconocimiento. Lo reconocemos por la concordancia que él mantiene con el verbo en número y persona. Para asegurarnos podemos cambiar de número o persona y si el verbo cambia también es que se trata del sujeto:

    El concejal leyó la carta > Los concejales leyeron la carta.

    COMPLEMENTO ADYACENTE.

    Concepto. Un nombre puede ser modificado por un sintagma preposicional. Ya lo vimos con anterioridad. A veces, en lugar de un sintagma preposicional es un sintagma nominal el que modifica al núcleo; en este caso se trata de una aposición explicativa o especificativa. Explicativa si señala una cualidad inherente al nombre o especificativa si señala una cualidad de entre las muchas que se le puede otorgar.

    Un paisaje de muchos árboles.

    C. Ady.(o complemento del nombre).

    Madrid capital

    Aposición explicativa.

    Julia, mi hermana

    Aposición especificativa

    ATRIBUTO.

    Concepto. Sintagma que encontramos en las formas atributivas del predicado y expresa una cualidad o estado del sujeto.

    Reconocimiento. Es conmutable por el pronombre neutro lo, cualquiera que sea su género y número:

    Tu casa es alta > lo es.

    SUPLEMENTO.

    Concepto. Al igual que hay verbos transitivos hay otros verbos con una amplia extensión semántica que deben ser delimitados por un complemento que les sirve de apoyo para expresar bien lo que deseamos decir. El descubridor (Emilio Alarcos Llorach) de este complemento ahora lo denomina preposicional e introduce algunos matices.

    Reconocimiento. Debemos conmutarlo por una preposición + un pronombre tónico.

    Carece de sentido común > carece de él.

    Suplemento Suplemento.

    Determinados verbos exigen un complemento objeto precedido de preposición obligada (de ahí que se le llame también Objeto de Régimen Preposicional), por ejemplo, pensar en, soñar con, hablar con, hablar de, acordarse de, componerse de, carecer de, contar con...

    Cuento contigo. Cuento monedas.

    Suplemento CD

    En un principio el suplemento se consideró por parte de los gramáticos incompatible con el CD; sin embargo:

    El Presidente amenazó al Consejo con su dimisión.

    CD Suplemento.

    Manuel cambia muebles por alfombras.

    CD Suplemento.

    Marcos Marín introduce un nuevo tipo de suplemento, al que llama Suplemento Atributivo, puede ser Suplemento Atributivo del sujeto o del CD:

    María trabaja de secretaria.

    Suplemento Atributivo (concuerda con el sujeto)

    Puso a su tío de bedel.

    CD Suplemento Atributivo (concuerda con el CD)

    COMPLEMENTO DIRECTO.

    Concepto. Sintagma propio de los verbos TRANSITIVOS, que precisan y delimitan el contenido semántico del verbo. El CD puede venir precedido por la preposición a si se refiere a personas o seres personalizados o individualizados:

    Veo a un niño./ veo un árbol.

    Amo a ese hombre. / Amo la naturaleza.

    Son casos en que la relación establecida entre el sujeto y el complemento directo puede ser ambigua; para deshacer el ambiguo se antepone la preposición a:

    Dibuja la niña el niño.

    Dibuja a la niña el niño. Dibuja la niña al niño.

    CD Suj. Suj. CD

    Mató el elefante el tigre.

    Mató al elefante el tigre. Mató el elefante al tigre.

    CD Suj. Suj CD

    Favorece la codicia la ambición.

    Favorece la codicia a la ambición. Favorece a la codicia la ambición

    Suj. CD CD Suj.

    El uso de a delante del objeto directo debió de generalizarse a partir de los sustantivos que designan seres animados a otros factores semánticos:

    Encontré entrenador / Encontré al comprador.

    ¿Conoces chicas aquí? / ¿Conoces a las chicas aquí?

    Envió dos representantes / Envió a los dos representantes.

    No siempre el CD responde ni a la pregunta que, ni se puede pasivizar, ni se puede sustituir por el pronombre, sin crear una construcción muy forzada. Es caso de los complementos directos de medida, duración, peso y precio.

    ¿Comes fruta? ¿Comes queso? = Como bastante. (pronombre)

    En estos casos tanto fruta como queso tienen un valor genérico no actualizado y determinado; su representación más natural y menos forzada es con el pronombre indefinido. Responden a la pregunta: ¿comes mucha? o ¿comes de eso?. Observa la diferencia:

    ¿Te comes la fruta? Sí me la como.

    CD CD

    En otras ocasiones la pronominalización con complementos directos de medida, duración, peso y precio es menos forzada:

    La torre medía veintitrés metros / los medía.

    La sinfonía dura cuarenta y cinco minutos / los dura.

    El púgil pesó noventa y tres kilos / los pesó.

    Los zapatos cuestan dieciséis mil pesetas. / las cuestan.

    Reconocimiento. Bien conmutando el CD por el pronombre personal de CD (me, te, lo, la, nos, os, los, las), o bien por la pasivilización, el CD se transforma en sujeto paciente:

    Él escribió una cara > La escribió o la carta fue escrita por él.

    CD CD S.P Complemento agente

    Juan ama a Luisa > Juan la ama o Luisa es amada por Juan.

    CD CD S. Paciente Complemento agente.

    Cuestión bastante más compleja es la de establecer los criterios que distinguen al C.D. de otras posibles funciones de la frase.

    Desde el punto de vista formal, el criterio más utilizado ha sido el de la conversión de la frase en pasiva, siguiendo el modelo:

    La policía detuvo al delincuente.

    El delincuente fue detenido por la policía.

    Es criterio poco útil, pues las construcciones pasivas recubren un campo incluso menos extenso que las activas. Verbos como tener o valer son absolutamente inaceptables en frases pasivas. Además, otra restricción gramatical que los verbos de acción puntualmente no aparecen en español en pasiva en presente o imperfecto de indicativo.

    La puerta es abierta por el portero.

    A menos que indique acción habitual. Finalmente en nuestra lengua la pasiva es poco usada, se prefieren inequívocamente construcciones activas o la llamada pasiva con se.

    Otros criterios escolares son escasamente aprovechables. El de la pregunta ¿qué? sólo puede aplicarse como lógico a los complementos no animados, pero también a los sujetos:

    Quiero esto. ¿qué quieres?

    Viene algo. ¿Qué viene?

    En las oraciones como: Me gusta el pan o me gustan los caramelos; por la concordancia comprobamos que se trata del sujeto, sin embargo, a la pregunta qué respondería el sujeto.

    Si el complemento el complemento está animado una pregunta paralela con ¿quién? Sería idéntica a la que habría que formularse para el C.I..

    Un criterio igualmente formal pero con repercusiones semánticas es el que se refiere al orden de las palabras, frente al orden relativamente libre del latín, basado en una sintaxis de casos. Las lenguas románicas y el español entre ellas han desarrollado una sintaxis de posición, de modo que el complemento directo suele ir pospuesto al verbo. La secuencia verbo + C.D. así formada constituye un grupo relativamente firme dentro de la frase. Se forma una cohesión de tipo medio entre verbo y complemento en relación con los fenómenos de sustitución pronominal y d orden de palabras se encuentra l criterio denominado prueba de la transformación temática. Si se antepone el complemento directo al verbo dicho complemento se convierte en el tema de la oración frente al rema. Caso este en el que es casi obligatoriamente la reduplicación del complemento mediante un pronombre:

    A tu padre lo vi ayer.

    COMPLEMENTO INDIRECTO.

    Concepto. Sintagma complementario que designa un ser beneficiado, se distingue del CD en que no pasa a ser sujeto paciente y del CC en que siempre es sustituible por un pronombre personal.

    Reconocimiento. El CI se conmuta por los pronombres personales de CI (me, te, le, se, nos, os, les, se).

    María escribe a sus amigos > María les escribe.

    CI

    María quiere a José > María lo quiere.

    CD

    Aunque en apariencia parezcan idénticos los complementos “a José” y “a sus amigos”, no son el mismo complemento. Se comprenderá fácilmente si ponemos el verbo en infinitivo:

    Escribir algo a alguien.

    CD CI

    Querer a alguien

    CD

    COMPLEMENTO PREDICATIVO.

    Concepto. Formalmente es igual que el atributo sólo que éste figura con verbos no copulativos. Como sabemos, éste puede ser predicativo subjetivo si concuerda y se refiere al sujeto y predicativo objetivo si concuerda y se refiere al objeto directo.

    El público permaneció inmóvil.

    C. predicativo. En este caso concuerda con el sujeto y se refiere a él.

    Veo a tus hijos altos. > Los veo altos.

    CD C. predicativo. Concuerda con el CD.

    Reconocimiento. La distinta función de este complemento la distinguiremos del circunstancial por la concordancia y del atributo porque, además de ir siempre con verbos no copulativos, este complemento no lo podremos conmutar por el pronombre personal lo como hacíamos con los atributos.

    COMPLEMENTO CIRCUNSTANCIAL.

    Concepto. Es un complemento secundario que enmarca la frase dentro de una circunstancia temporal, espacial, o que indica modo, una cantidad... etc.

    Reconocimiento. se conmuta generalmente por un adverbio:

    Estuvimos en Madrid > Estuvimos allí

    CCL. CCL

    COMPLEMENTO AGENTE

    Va en las oraciones pasivas precedido de la preposición por, algunas veces de, y corresponde al sujeto real de las oraciones activas:

    Este aparcamiento es utilizado por los trabajadores de la empresa

    En las oraciones pasivas el sujeto pasa a ser complemento agente y el C.D. sujeto paciente.

    El presidente del gobierno ha recibido a varios ministros.

    Sujeto C.D.

    Varios ministros han sido recibidos por el presidente del gobierno.

    Sujeto paciente Complemento agente

    El uso originario y etimológico del reflexivo procede de la forma SE> se, SIBI> sí, que nada tiene que ver con el otro se, se trata de una variante de le que aparece cuando coinciden dos pronombres personales complementos CD y CI El CI le se sustituye por “SE”: le dio la carta = *le la dio = se la dio. Esta forma procede de una variante arcaica ge precedente del dativo illi, que acabó confundiéndose fonéticamente con “se”:

    ge lo dio> se lo dio.

    13