Gramática y Tipos de Palabras

Sustantivos. Adjetivos. Artículos. Verbos. Adverbios. Preposiciones. Pronombres. Elementos de la lengua

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Clases de palabras

El sustantivo

En el aspecto semántico es la palabra que designa a los seres vivos y objetos que tienen existencia real o conceptos que utilizamos cuando nos referimos a ciertas ideas.

En el aspecto sintáctico es núcleo de construcciones.

Podemos clasificar los sustantivos con respecto al criterio semántico de esta manera:

Comunes: designan a un ser u objeto sin diferenciarlo de los demás de su clase, como por ejemplo: escuela, libro, mapa, etc.

Se dividen en:

Individuales: pueden designar a un solo objeto cuando están es singular, por ejemplo: pez, cerdo, ave, etc.

Colectivos: pueden designar, estando en singular a un grupo de individuos de la misma especie, por ejemplo: cardumen, piara, bandada, etc.

Estos sustantivos pueden ser:

Concretos: designan a los objetos y seres que tienen existencia independiente en la realidad, como: cabello, zapato, monumento, etc.

Abstractos: designan ideas referidas a valores, sentimientos, estados, etc. Tienen terminaciones como: -acia, -ancia, -ción, -eza, etc. Por ejemplo: intención, belleza, alegría, cansancio, etc.

Propios: designan a un ser particular. Son los nombres de las personas, países, montañas, ríos, ciudades, islas, edificios, etc.: Verónica, Italia, Aconcagua, Viedma, etc.

El sustantivo como núcleo

La oración es una construcción. Dentro de ella podemos encontrar construcciones menores con núcleos y modificadores.

La remera amarilla de María

M.D. N. M.D. M.I.

En esta oración “remera” es el núcleo que esta modificado por dos palabras: “la” y “amarilla”, estas palabras son modificadores directos porque modifican al núcleo directamente: “la” le da género, número, etc. Y “amarilla” nos dice como es.

La oración tiene un modificador indirecto, que en este caso es “de María”, que la modifica indirectamente.

El adjetivo

Es la palabra que depende siempre del sustantivo, cuyo significado amplia, limita o precisa.

Desde el punto de vista sintáctico, cumple la función de modificador directo del sustantivo (núcleo).

Se clasifican en:

NUMERALES Cardinales

Ordinales

Partitivos

CONNOTATIVOS Múltiplos

Distributivos

CALIFICATIVOS

GENTILICIOS

Adjetivos connotativos:

Calificativos: amplían el significado del sustantivo al que acompañan, expresando alguna característica del mismo. Por ejemplo: delgado, robusto, etc.

Epítetos: expresan características del sustantivo al que se refieren, son obvios. Por ejemplo: nieve blanca, sol redondo, etc.

Gentilicios: indica la nacionalidad, origen o procedencia, por ejemplo: la expedición austríaca hizo importantes hallazgos.

Numerales:

Cardinales: uno, diez, veinte, dos mil, etc.

Ordinales; primero, quinto, vigésimo, etc.

Partitivos: medio, cuarto, etc.

Múltiplos: doble, triple, etc.

Distributivos: ambos, sendos, etc.

Adjetivos no connotativos:

Son adjetivos pronominales; por lo tanto, su clasificación se verá nuevamente en el tema pronombres:

Algunos de ellos, los que dependen del “hilo del discurso”, son los que indican proximidad o lejanía con respecto a la persona que habla. Por ejemplo: ¿De quién es esta lapicera?

Otros, los que dependen de las “personas gramaticales”, son los que indican pertenencia con respecto a la persona a la que se le habla. Por ejemplo: Esa es tu casa.

Dentro de estos, se encuentran otros adjetivos, que se caracterizan por ser indefinidos, por ejemplo: Cierto día nos volvimos a ver.

Grados de significación del adjetivo:

Un mismo adjetivo calificativo puede expresar distintos grados de intensidad:

Positivo: los adjetivos modifican por sí solos al sustantivo: pino esbelto, deliciosa naranja, etc.

Comparativo: expresa una comparación.

De superioridad: Eugenia es más ágil que Dominica.

De igualdad: Eugenia es tan ágil como Dominica.

De inferioridad: Eugenia es menos ágil que Dominica.

Superlativo: es el grado máximo con que el adjetivo expresa una cualidad.

Cuando no se establece comparación con respecto a otros sustantivos es absoluto. Se construye agregando al adjetivo los sufijos -ísimo, -óisima, -érrimo, -érrima: poeta famosísimo, juez celebérrimo, etc.

También agregando el adverbio “muy”: poeta muy famoso, etc.

Cuando de expresa una comparación es superlativo relativo: es el poeta más famoso de todos

El artículo

Es un modificador directo del sustantivo. No tiene significación propia peor de lo considera como una clase de palabra aparte. Su función es adjetiva. El artículo puede ser plural o singular y tiene un artículo neutro que acompaña a los adjetivos, por ejemplo: lo bueno, lo malo, etc.

El verbo

Desde el punto de vista semántico, es la palabra que expresa acción, sentimiento, pasión, existencia y estado.

Desde el punto de vista sintáctico que cumple en la oración, el verbo es núcleo de construcciones. Por ejemplo: Ayer comió demasiado, comió mucho en el almuerzo, comió mucho.

Clasificación de verbos

Transitivos: son los verbos que admiten objeto directo, por ejemplo: La luna iluminó el campo.

Intransitivos: son los verbos que no llevan objeto directo, por ejemplo: La luna salió a las nueve de la noche.

Copulativos: son verbos intransitivos que no llevan objeto directo y necesitan un predicativo subjetivo ser, estar, parece, semejar, etc. por ejemplo: La luna está resplandeciendo.

Pronominales: son los verbos que se conjugan con un pronombre que repite la persona del sujeto. Pueden ser:

Reflejos: El pronombre que acompaña al verbo es objeto directo o indirecto. Se reconocen porque admiten la duplicación: a mí mismo, a sí mismo. Por ejemplo: Ella se mira al espejo todo el tiempo.

Cuasi reflejos: El pronombre que acompaña al verbo no es objeto directo ni indirecto. No admiten duplicación: verse, marcharse, atreverse. Por ejemplo: Juliana se durmió temprano.

Recíprocos: Son verbos transitivos que se refieren a un sujeto plural o compuesto, cuya significación cumple mutuamente los sujetos. El pronombre puede ser objeto directo o indirecto. Por ejemplo: Al final de la ceremonia se besaron.

Impersonales

Unipersonales: Se conjugan en tercera persona del singular; algunos se refieren a fenómenos atmosféricos, como llover, tronar, helar, etc. Por ejemplo: Llovió intensamente.

Otros verbos que se utilizan de manera impersonal son:

-“Haber” en su forma impersonal “hay”, y en las formas pretéritas “había” y “hubo”, por ejemplo:

Hay muchas personas en la plaza.

Había una paloma posada en un cantero.

Hubo mucha gente en el estadio.

“Hacer”, “ser” y “estar” en tercera persona del singular, indicando tiempo o fenómenos climáticos, por ejemplo:

Es de madrugada.

Está lluvioso.

Hace mucho calor.

Verbos en tercera persona del plural con sujeto indeterminado, como por ejemplo:

Llaman por teléfono.

Decimos que lloverá.

Verbos cuasi reflejos en tercera persona del singular, por ejemplo:

Aquí se vacuna.

En el Club se entrena.

Cuando se juntan dos o más verbos

En algunas oraciones el núcleo del predicado no es un verbo sino una frase verbal. Una frase verbal, es un giro formado por un verbo conjugado y un verboide, ambos con el mismo sujeto, que funcionan como las formas simples del verbo.

Todos los tiempos compuestos son frases verbales. Se forman con el verbo “haber” mas el participio de otro verbo, por ejemplo:

Había escuchado con atención.

Espero que hayas encontrado la llave.

La voz pasiva se forma con el verbo “ser” más el participio de otro verbo, por ejemplo:

El programa fue visto por millones de personas.

Finalmente fueron escuchadas sus propuestas.

Comenzar a

+ infinitivo

Dejar de

+ infinitivo

Empezar a

+ infinitivo

Terminar de

+ infinitivo

Llegar a

+ infinitivo

Venir a

+ infinitivo

Echar a

+ infinitivo

Volver a

+ infinitivo

Romper a

+ infinitivo

Tornar a

+ infinitivo

Ponerse a

+ infinitivo

Poder

+ infinitivo

Deber de

+ infinitivo

Querer

+ infinitivo

Haber de

+ infinitivo

Soler

+ infinitivo

Tener que

+ infinitivo

Ir a

+ infinitivo

Estar

+ gerundio

Ir

+ gerundio

Venir

+ gerundio

Seguir

+ gerundio

Ejemplos:

Muchas personas comenzaron a toser en la sala.

Él siguió riendo durante un largo rato.

¿Quieren venir conmigo?

Se puso a dibujar.

Rompió a llorar.

El adverbio

Desde el punto de vista semántico, el adverbio es la palabra que amplia o precisa el significado del verbo, del adjetivo o de otro adverbio.

Corría vertiginosamente.

muy vertiginosamente.

bastante despreocupado.

Desde el punto de vista sintáctico, puede funcionar en oración como:

Circunstancial: que modifica al núcleo verbal, ejemplo:

Lucía sonrió amistosamente.

Modificador directo del adjetivo, ejemplo:

Poco comunicativo.

Modificador directo del adverbio, ejemplo:

Muy lentamente.

ADVERBIOS

Adverbios de significación fija

MODO

Todos los adverbios terminados en -mente, bien, mal, regular, mejor.

AFIRMACION

Sí, ciertamente, seguramente, cierto, verdaderamente.

NEGACION

No, nunca, jamás, tampoco.

DUDA

Quizá, quizás, posiblemente, probablemente.

-Algún grupo de adverbios, por lo general de modo, se forman añadiendo al adjetivo femenino la terminación o sufijo -mente, ejemplo:

Agradablemente.

Sorpresivamente.

-Los adverbios son palabras invariables, que no tienen accidente de género ni número. Por lo tanto, no concuerdan en género y número con el adjetivo que modifican, ejemplo:

Poco estudiosa.

Poco estudiosos.

La preposición

La función sintáctica de las preposiciones es subordinar palabras o construcciones a un núcleo sustantivo, adjetivo, adverbial, e incluso a otra clase de palabras.

El modificador directo de un sustantivo está encabezado por una preposición, ejemplo:

Casa de madera.

Eso le pasó por confiado.

Se encontró con sus amigos.

También un circunstancial puede estar encabezado por una preposición.

Morfológicamente, la palabra preposición es una palabra invariable.

Ellas son: a, ante, bajo, con, contra, de desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, sin sobre, tras.

El pronombre

Los pronombres no son connotativos o descriptivos, sino que tienen una significación ocasional porque dependen de las circunstancias lingüísticas y cumplen la función sintáctica de un sustantivo, un adjetivo o un adverbio.

Se clasifican en:

Pronombres que dependen de las personas del coloquio: Personales, posesivos y demostrativos.

Pronombres que dependen del hilo del coloquio: Indefinidos, enfáticos y relativos.

Personales: designan a las tres personas del coloquio: primera segunda y tercera.

Los pronombres personales sufren variaciones en su forma de acuerdo con la función sintáctica que desempeña:

PERSONA

FUNCIONES SINTÁCTICAS

Sujeto

Objeto

Término

SINGULAR

SINGULAR

Yo

Me

Mi, conmigo

Tú, vos

Usted

Te

Ti, contigo

Usted

Él

Ella

Ello

Se, lo

La, le

Si, consigo

El, ella

PLURAL

Nosotros

Nosotras

Nos

Nosotros

Nosotras

Vosotros

Vosotras

Os

Vosotros

Vosotras, ustedes

Ellos

Ellas

Se, los

Las, les

Si, consigo

Ellos, ellas

Posesivos: expresan idea de posesión con respecto a las personas del diálogo. Por su función sintáctica pueden ser sustantivos o adjetivos:

PERSONA

GÉNERO MASCULINO

GÉNERO FEMENINO

Singular

Plural

Singular

Plural

1.ª

Mío

Nuestro

Míos

Nuestros

Mía

Nuestra

Mías

Nuestras

2.ª

Tuyo

Vuestro

Tuyos

Vuestros

Tuya

Vuestra

Tuyas

Vuestras

3.ª

Suyo

Suyos

Suya

Suyas

Ejemplos:

Adoro tu carita sonriente. (Función adjetivo)

La tuya está siempre triste. (Función sustantivo)

Demostrativos: según el criterio semántico, señalan los objetos indicando su posición con respecto a las personas del coloquio.

Según su función sintáctica, pueden ser:

SUSTANTIVO

SUST. - ADJ.

ADVERBIO

De lugar

De tiempo

Esto

Eso

Aquello

Este, esta, estos, estas.

Ese, esa, esos, esas.

Aquel, aquella, aquellos, aquellas.

Aquí, acá

Ahí

Allí, allá

Ahora, hoy

Entonces, ayer

Mañana

Algunos ejemplos de estas funciones:

Esta resulto más rica. (Función sustantivo)

Esta pintura está seca. (Función adjetivo)

Lo veré mañana. (Función adverbio)

Indefinidos: desde el punto de vista semántico, señalan seres o cosas en forma vaga o imprecisa.

En este cuadro analizamos las funciones que cumplen y cuales son:

SUSTANTIVO

ADJETIVO

SUST. - ADJ.

ADVERBIO

Quienquiera

Quienesquiera

Cualquiera

Cualesquiera

Nada

Alguien

Alguno

Ninguna

Nadie

Algo

Algún Varios/as

Cualquier

Ningún

Un

Cierto

Cierta

Ciertos

Cada

Mucha/s

Mucho

Poco-Cada

Pocos-Mismos

Poca-Menos

Pocas

Todo-Toda

Todos/as

Mucho/s

Poco

Tanto

Tan

Cuanto

Nunca

JAMÁS

Más-Casi

Medio

Una-Unos/as

Menos-Bastante

Tal-Cual-Demás

Enfáticos: se utilizan en las oraciones exclamativas e interrogativas, ejemplo:

¿Cuándo iremos? (Función adverbio)

¿Quién levanto la mano? (Función sustantivo)

¡Qué noticia! (Función adjetivo)

Relativos: en la oración cumplen funciones de relacionantes, ya que introducen proposiciones y al mismo tiempo se desempeñan sintácticamente como sustantivos, adjetivos y adverbios; ejemplo:

La noticia (que recibió) la puso feliz.

Miró la casa (donde había pasado su infancia).

Los pronombres relativos son:

Que

El que-la que

Cual

El cual-la cual

Quien

Cuyo/a

Cuanto/a

Donde

Cuando

Como

Los que- las que

Cuales

Los cuales- las cuales

Quienes

Cuyos/as

Cuantos/as

SUSTANTIVO

Comunes

Propios

Individuales

Colectivos

Concretos

Abstractos