Grabación de sonido: Historia

Tecnología. Thomas Edison. Energía acústica. Disco compacto. Música: utilización

  • Enviado por: Antonio Teles
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Estructura Atómica y Tabla Periódica
Estructura Atómica y Tabla Periódica
En este curso abordaremos las bases de la estructura atómica y trataremos de forma sencilla conceptos mecanocuánticos...
Ver más información

publicidad

GRABACIÓN DEL SONIDO

EL PORQUÉ

Al ser humano siempre le ha obsesionado la idea de dejar una huella de sus actividades. La memoria visual encontró un soporte hace milenios -las pinturas de Altamira dan elocuente testimonio de ello -, pero la memoria auditiva tuvo que esperar hasta el siglo XIX para conocer el suyo. Del fonógrafo al MINIDisc, pasando por el gramófono y el reproductor de disco compacto, sólo en un siglo, la reproducción del sonido ha alcanzado su perfección gracias a las técnicas digitales.

HISTORIA

En 1881 Thomas Edison (1847-1931) creó un aparato capaz de transformar la energía acústica en mecánica: el fonógrafo. Los sonidos se grababan en un cilindro de cera; para escucharlos, una aguja, unida a un audífono de considerable diámetro, debía recorrer los surcos para poder recoger las ínfimas vibraciones allí escritas. En 1888, Emile Berliner (1851-1921) terminó su gramófono, en el que el cilindro de Edison era sustituido por un disco. Gracias a las válvulas electrónicas, inventadas en 1925, fue posible amplificar el sonido antes y después de grabar disco.

Basándose en una idea lanzada en 1888 por el estadounidense O. Smith, el danés Valdemar Poulsen (1869-1942) patentó en 1900 el telegráfono, que grababa los sonidos en un hilo de metal que se desplazaba entre polos de un electroimán.

Nacía así la grabación magnética. El alemán Pfeumer hizo más práctico el procedimiento al inventar en 1928 la primera banda magnética con base de papel, a la que sucedería una banda de plástico recubierta por una capa ferromagnética. A pesar de estos progresos, hasta la Segunda Guerra Mundial no se perfeccionaron los procedimientos mecánico y magnético, gracias a los discos de vinilo de los 16, 33 y 45 revoluciones por minuto (1948, disco de microsurcos de larga duración; 1958, disco estereofónico). Para la grabación se emplea un disco de aluminio recubierto de acetato y buril (rubí tallado) que se desplaza según las vibraciones sonoras. En 1965, apareció la cinta magnética, con distintos formatos. Hoy en día, para la grabación del sonido se emplean esencialmente dos técnicas: la grabación por rayo láser y el procedimiento magnético. Asistimos también al desarrollo de tratamiento digital de señales por medio de microprocesador.

El proceso de transformación de energía acústica en mecánica y magnética se basaba en un procedimiento analógico. Las vibraciones producidas por los sonidos eran representadas por surcos y niveles de imantación cuyas variaciones eran semejantes a las de los sonidos percibidos. En micrófonos y altavoces pronto hubo enormes progresos. Sin embargo, los soportes, (pre) amplificadores y cables seguían alternando el sonido original. Los ingenieros intentaron solucionarlo aplicando el principio del ordenador a la reproducción sonora.

En los sistemas digitales, se toman muestras del sonido hasta 48.000 veces por segundo. Las características de cada una de estas “porciones” de sonido se convierten en largas series intangibles de 0 y 1. El disco compacto y la cinta de audio digital (DAT) son lo más avanzado en le campo de la alta fidelidad, además de técnicas como el surround sound (sonido envolvente) y el tratamiento digital de las señales.

EL DISCO COMPACTO

Este pequeño disco plateado de 12 cm constituye en realidad un subproducto de videodisco que fue inventado por Philips en 1976. En 1980 Philips y Sony (que contribuyó a la elaboración de los sistemas de corrección de errores y modulación) presentaron un procedimiento de grabación óptica que iba a modificar, no sólo la cadena HIFI, sino también las técnicas de grabación de datos. Las cadenas de “porciones” de sonido (series de 0 y 1) se almacenan en el disco en forma de superficies y surcos microscópicos (milésimas de grosor de un cabello). Se completan con datos de servicio. El disco compacto también llamado Compact Disc, que tiene un grosor total de 1,2 mm, está constituido por una base de cloruro de polivinílo con microsurcos, recubierta a su vez por una capa de aluminio reflectante. Esta última refleja el rayo láser producido por el emisor del reproductor de CD. La reproducción se realiza desde el centro (500 r`,) hasta la periferia (200 rpm) con una densidad de información que resulta sesenta veces mayor a la de un disco analógico. El CD requiere un convertidor digital analógico, con el fin de que las señales recogidas por los rayos láser puedan ser transmitidas a los dispositivos analógicos y de aquí a los altavoces ( las vibraciones de sus membranas son transmitidos al aire y a continuación a nuestro tímpano.) Con este sistema, la transmisión resulta perfecta.

UTILIZACIÓN DE LA MÚSICA

Este tipo de música mueve millones cada año, es la más rentable, tiene pocas utilizaciones a parte de la suya propia, ser escuchada, puesto que ese es su fin, su venta para su utilización, pero también, adapatando algunas canciones originales se consigue música para anuncios o programas de radio o televisión.