Gótico

Historia del Arte Edad Media. Arte medieval. Arquitectura, pintura y escultura gótica. Pintores flamencos. Catedrales españolas

  • Enviado por: Carmenlorca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

ARTE GÓTICO

INTRODUCCIÓN:

A partir del s. XII, las condiciones en Europa van a sufrir una serie de cambios que determinarán un nuevo concepto político, económico, social y cultural.

  • En política, los monarcas van a ir adquiriendo un poder mayor que en siglos anteriores debido fundamentalmente al apoyo de una clase social, la burguesía, que paga a ellos los impuestos.

  • Socialmente, esa nueva clase de la burguesía, es decir, de personas que se dedican al comercio y a la artesanía, es lo que más se diferencia de las épocas anteriores.

  • En el terreno económico, se inicia una época de desarrollo comercial, de ferias y mercados y, por tanto, de crecimiento de las ciudades.

  • En el terreno religioso adquiere una gran importancia la figura del obispo y la aparición de las órdenes mendicantes. Obispos y burguesía se unen en un empeño común: la catedral como símbolo fundamental.

  • En el terreno cultural, comienza una época de mayor apertura con el desarrollo de las universidades. Ello unido a los avances técnico, van a provocar la aparición de un estilo nuevo que denominamos Gótico que durante la época del Renacimiento sería abandonado y considerado como salvaje y que luego, el Romanticismo del s. XIX le volvería a conceder extraordinaria importancia.

Al igual que el arte Románico, el Gótico es un estilo que se origina en Francia en una zona de los alrededores de París conocido como L´ile de France, y que después se extendería por Inglaterra, Alemania, Italia, Portugal, España,... por lo que lo consideramos como el segundo estilo internacional.

ARQUITECTURA GTICA

ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS DEL ESTILO GÓTICO

Siendo la catedral el símbolo de este estilo, en ella podemos destacar una serie de elementos que la definen:

  • En planta, la preferencia es por tres o cinco naves organizadas en forma de cruz latina. El crucero adquiere un gran desarrollo, puede o no puede salir al exterior. Tras él, una amplia cabecera en donde suele ser común el ábside principal y una serie de capillas en torno a una girola. La forma de esas capillas tiene la planta dominante en forma poligonal. Todo el conjunto está organizado por tramos.

  • En alzado, destacamos la preeminencia de la nave central. La separación de esa nave central para cada tramo es de pilares cruciformes muy complejos y a veces verdaderos haces de columnas. Tras los pilares, los capiteles suelen ser de elementos vegetales. Rematan en una bóveda de nervios en la que, el lugar del cruce denominado clave, es lugar que en muchas ocasiones, en un campo adecuado, para motivos pictóricos o escultóricos. La estructura de los nervios divide el espacio en plementos siendo los más clásicos los de 4 0 6.

  • En los muros, bajo esa bóveda se duelen abrir amplios claristorios y puede aparecer también entre el claristorio y las arquerías una tribuna o un triforio. Todos los arcos, tanto de la bóveda, como de las ventanas, como entre los pilares son apuntados. Con ello, se logra la mayor ascensionalidad. A ambos lados de la nave central se sitúan las laterales. En ellas, sus bóvedas son también de arista formada por arcos apuntados. En sus muros se abren ventanales igualmente, con arcos apuntados. En correspondencia con los pilares internos, en su cara externa presentan contrafuertes. Éstos se eleven por encima del nivel superior de las naves laterales y rematan en una forma arquitectónica apuntada que muchas veces se decora con motivos vegetales llamado pináculo. La función de estos contrafuertes es recibir unas tirantes diagonales llamadas arbotantes cuya misión es sostener las fuerzas laterales de la bóveda central, y el mismo tiempo servir de canales de desagüe del tejado para los que se suelen usar formas fantásticas y, a veces, monstruosas (dragones, formas zoomórficas).

  • Parte fundamental también es la fachada principal que suele enmarcarse con torres. Éstas son otro elemento muy ascensional y pueden rematar en terraza, en chapitel o también de aguja calada. Importante suelen ser también las portadas de su crucero, en donde se suelen enmarcar con torres. Las tres fachadas (principal y crucero) es el lugar donde aparece otro elemento característico del gótico: son amplias ventanas circulares con una estructura pétrea y cubierta de vidrieras denominadas rosetones. Exteriormente, sobre las bóvedas, mediante una estructura de madera, los tejados suelen presentar una gran pendiente. Puede aparecer en la zona del crucero una aguja que viene a sustituir al tradicional cimborrio románico.

EL GÓTICO EN FRANCIA

Debido a la importancia que este estilo tuvo en Francia, ha servido para muchos historiados de modelo de clasificación en su evolución y así distinguimos un periodo de formación en el que se sitúan catedrales como Saint Denis, Noyon y Laon. Tras él, un periodo clásico en el que situamos Chartres, Notre Dame de París, Amiens y Reims para pasar a un tercer periodo denominado radiante como la Santa Capilla para finalizar en el denominado gótico flamígero.

CATEDRAL DE CHARTRES

El origen de esta catedral se remonta a una anterior románica edificada por el obispo Fulberto que había creado una escuela de gran fama en la ciudad. A finales del s. XII (1195) esa catedral sufrió un incendio del que solo quedó parte de las torres y del nártex. Sobre estos restos se va a construir la nueva catedral en el nuevo estilo gótico en un breve periodo de tiempo (20 años).

  • En planta, es de cruz latina con tres naves en el brazo mayor, tres naves en el cuerpo y tras el ábside principal una doble girola a la que se abren cinco capillas.

  • En alzado, las naves están separadas por pilares formados por haces de columnillas entre los que se abren arcos fuertemente apuntados. La nave central, mucho más amplia tras las arquerías, presenta un estrecho triforio. La pequeñez del mismo permite que aparezca un enorme claristorio en donde se conservan unos de las más famosas vidrieras góticas mundiales. La bóveda es de crucería formada por cuatro elementos en cada tramo. Las naves laterales tienen idéntica bóveda y en sus muros también se abren grandes ventanas con vidrieras. Es en uno de ellos (en la girola) donde se encuentra una de las patronas. En el exterior destacamos los robustos contrafuertes con el sistema de arbotantes.

  • En la portada principal se integraron los restos del románico conocidos con el nombre de Pórtico Real y enmarcado entre dos torres. En un segundo cuerpo, amplios ventanales con arcos de medio punto, sobre ellos un rosetón enorme y sobre él, una galería de reyes. El remate de las torres, una en chapitel y la otra en gótico flamígero. Finalmente añadimos las dos portadas y sur formadas por un triple acceso abocinado en forma de nártex en el que bajo los gabletes se desarrolla un amplio programa escultórico relativo a la Virgen en el norte y a Cristo en el lado sur.

CATEDRAL DE NOTRE DAME

París es el lugar donde se encuentra la catedral de Notre Dame por excelencia. Su origen se debe a la actuación del obispo Mauricio de Sully y de la Sorbona (universidad de París).

Situada en L´ile de la Citée en medio del Sena, presenta el aspecto de un parco en su perfil y la serenidad de proporciones en su fachada principal.

  • Su planta, presenta como peculiaridad el constar de cinco naves más la apertura de capillas, un crucero de única nave que no se desarrolla fuera de los muros y en la cabecera, una girola con doble pasillo.

  • En alzado, en el interior, la separación de las naves se realiza por fuertes columnas. En sus capiteles se desarrolla toda la flora de París. Sobre el cuerpo de arquerías (apuntados) se sitúa una amplía tribuna y sobre la misma un amplio claristorio. El remate de la bóveda es de seis plementos. Las naves laterales tienen disposición semejante en bóveda y menor apertura que las de Chartres.

  • La fachada principal está organizada en triple cuerpo. En el inferior, triple portada con decoración escultórica con el tema de la Virgen. Tras la Galería de los Reyes, en el segundo cuerpo, lo centra un gran rosetón acompañado de ventanas ajimezadas inscritas en arcos apuntados con rosetones ciegos. El cuerpo superior, formado por finas columnas caladas con arcos superpuestos apuntados lobulados. Las torres, rematadas en terraza, presentan ventanas apuntadas muy alargadas y como motivo decorativo tiene arbotantes dobles, los grandes rosetones de su crucero (norte y sur) y la aguja situada en el crucero.

CATEDRAL DE AMIENS

Es la catedral francesa que mejor resume el orgullo tanto del obispo como de la burguesía. Es por ello su tamaño y su elevación.

  • En planta presenta una estructura de cruz latina, tres naves en el lado mayor y en el crucero. Un crucero este adelantado permite una gran cabecera con girola simple a la que se abren siete capillas.

  • En alzado, la primera impresión es de la enorme ascensionalidad. La nave central, organizada en tramos por pilares entre los que se abren arcos muy apuntados, un pequeño triforio que asoma con estructura ajimezada y, sobre él, un amplio claristorio. La bóveda de crucería de cuatro plementos y con gran desarrollo de las claves. Las naves laterales mucho más bajas, también con bóveda de cuatro plementos, y con amplios ventanales.

  • En su exterior, la fachada principal está organizada en cuerpos. En le inferior, triple portada en forma de nártex (pórtico) rematada en gabletes y enmarcadas por contrafuertes con pináculos. El segundo cuerpo, tras una arquería, la Galería de los Reyes. En el tercer cuerpo domina el rosetón que ya muestra la enorme altura de la nave central. Las torres, organizadas en un doble cuerpo con ventanas muy alargadas, rematan una en terraza y la otra en chapitel. También en el exterior, señalamos sus portadas laterales y el bosque de pináculos y arbotantes dobles, que son el elemento que acusa la gran verticalidad del edificio. Una poderosa aguja en la intersección del crucero remata aún más el sentido vertical.

CATEDRAL DE REIMS

Significa esta catedral el lugar donde se coronaban los reyes franceses. Tremendamente dañada durante las guerras mundiales, ha sido restaurada tanto en el sentido arquitectónico como de las esculturas que la ornamentaron.

  • En planta: cruz latina, crucero y lado mayor de tres naves y menor desarrollo de la cabecera con girola simple y cinco capillas.

  • En alzado: la estructura tradicional de pilares formando arquería, triforio y claristorio. Las naves laterales, de estructura similar.

  • En la fachada destaca su portada principal y muy parecida a la de Amiens, pero tras el primer cuerpo aparece el rosetón y las torres inconclusas (sin terminar).

LA SANTA CAPILLA

A mediados del s. XIII, San Luis de Francia recibe la oferta del emperador de Bizancio de adquirir la corona de espinas de Cristo. Efectúa la compra y para alojar estas reliquias, manda construir, dentro de su recinto palaciego, la Santa Capilla. Esta ubicación hará la especial estructura del edificio con un doble cuerpo.

  • El inferior, de soporte y acomodación al nivel del palacio pero también con función religiosa. Exteriormente destaca en su pequeñez del enorme sentido de verticalidad soportado por fuertes y poderosos contrafuertes que rematan en pináculos. En la fachada principal, un doble pórtico entre contrafuertes. Tras el segundo pórtico, un rosetón abarca todo el cuerpo enmarcado también entre contrafuertes y como elementos más elevados, la aguja en el centro de la nave y los pináculos de la escalera de servicio. El interior se estructura en su única nave en la que destacan los sólidos muros que con escasa apertura de ventanas y como medio de soporte, una hilera de columnas que reciben a través de los nervios, el peso de la bóveda y todo ello con una policromía en la que dominan elementos geométricos y heráldicos.

  • En la iglesia superior es donde está palpable lo que se denomina el gótico radiante. Los muros prácticamente desaparecen, solo finos y altos haces de columnas se elevan a gran altura y soportan la bóveda que parece ingrávida. Entre haces de columnas, enormes vidrieras en las que domina un programa religioso, pero también tenemos escenas humanas y de la naturaleza. Compone junto con Chartres y con León, las tres mejores muestras conservadas de vidrieras góticas. La policromía restaurada permite individualizar los principales elementos arquitectónicos. En la zona del ábside, un baldaquino de doble cuerpo servía para la exposición de las reliquias.

EL GÓTICO EN ESPAÑA

La introducción del gótico en España se va a ver favorecido por la expansión de la reconquista. Si en el s. XI, Toledo marcaba la frontera, en el s. XIII Andalucía pasa a ser del reino de Castilla y solo continua musulmán el reino de Granada, mientras que Aragón ha terminado la reconquista.

Las primeras manifestaciones introducen dentro del estilo románico la nueva moda. Así ocurre en Santa María del Mar de las Huertas (Soria) p también en Lérida. Pero será en Cuenca donde ya aparece bien definido el nuevo estilo. Mandada a realizar en época de Alfonso VIII, goza de una influencia francesa borgoñona pero también normanda.

  • En planta se estructura en el brazo largo de tres naves, con un crucero que sobresale al exterior y adelantado, y con una cabecera muy amplia con un gran desarrollo de la girola a la que se abren capillas.

  • En alzado, los pilares se abren entre arcos apuntados. Un pequeño triforio, a continuación el claristorio y una bóveda de crucería con nervios muy marcados y el desarrollo de la clave. Todo ello imita al modelo francés, pero la presencia de la decoración geométrica más el uso de piedras de diferente tono inducen a pensar en la influencia inglesa.

Así en el s. XIII es la época de construcción de las grandes catedrales góticas cuya primacía ostentan León, Burgos y Toledo.

GÓTICO DE CASTILLA

CATEDRAL DE LEÓN

La catedral de León se inicia en época de Fernando III el Santo, y es el mejor ejemplo del gótico Francés trasladado a la meseta castellana.

  • En planta, es una copia de Reims, aunque más pequeña formada por tres naves, crucero de tres naves que sobresale al exterior, cabecera con girola simple y cinco capillas. Solamente en sus pies las dos torres no se encuentran sobre las naves laterales sino adosadas.

  • En altura, imita a Amiens y en su fachada las torres recuerdan a Chartres. En su interior, a base de pilares con triforio y claristorio, lo que más destaca es el amplio campo de vidrieras, ya que éstas se amplían en los muros del triforio. Este complejo campo de vidrieras, en una tierra mucho más luminosa que Francia, produce que sea una de las catedrales más luminosas que tenemos. La temática que aparece es de temas religiosos, escenas civiles y elementos de la naturaleza.

  • En su fachada, destacamos en el cuerpo inferior una triple portada en forma de pórtico. Tuvo gabletes posteriormente suprimidos para hacer una terraza. En su interior, en el parteluz de la portada principal, se encuentra la imagen de la Virgen Blanca, uno de los máximos exponentes de la escultura gótica.

El cuerpo superior, dominado por un amplio rosetón inscrito bajo un arco apuntado, y en el remate un gablete y doble pináculo.

Las torres adosadas, unidas mediante arbotantes a la nave central presentan una estructura a base de contrafuertes y remata una en aguja y otra en chapitel.

Del exterior, igualmente, destacan su doble sistema de arbotantes que, es especialmente en la cabecera semejante a la de Reims.

CATEDRAL DE BURGOS

Burgos debe su actual catedral al apoyo de Fernando III “el Santo” y del obispo Mauricio, quién había sido enviado a Alemania a recoger a la esposa del rey, lo que le permite conocer el nuevo estilo y así, sobre la actual catedral, construir la nueva.

  • En planta, en sus orígenes, tenía un marcado plan de cruz latina, el brazo mayor de tres naves y el crucero muy desarrollado de única nave, y en la cabecera una girola simple a la que se abrían siete capillas, hoy muy modificadas, sobre todo la del fondo al situarse la capilla del Condestable.

  • En su interior y en alzado, presenta como peculiaridades, gruesos pilares circulares. Entre ellos se abren arcos apuntados. Sobre la arquería, un triforio que se asoma mediante aperturas de arco de medio punto, dividido en arquillos con columnillas y su tímpano perforado con óculos lobulados. En su arquivolta aparecen decoraciones de cabezas masculinas y femeninas. En el último cuerpo está el claristorio, y la bóveda de crucería de seis plementos.

  • En el exterior, la portada principal organizada en cuerpos. En el inferior, triple acceso hoy muy modificado. El segundo cuerpo, tras una galería, un rosetón inscrito bajo un arco apuntado y sobre él, La Galería de los Reyes. Enmarcando este cuerpo central, las dos torres idénticas tienen como elementos fundamentales sus ventanas alargadas, decoración de bolas y posteriormente, en gótico flamígero, el remate en aguja realizado por Juan y Simón de Colonia.

En su exterior destaca la fachada del crucero sur llamada Portada de Sarmental en la que se desarrolla uno de los mejores conjuntos escultóricos en su tímpano. La escultura, no solamente está presente en Burgos en las portadas, sino también en múltiples galerías y pináculos.

CATEDRAL DE TOLEDO

Toledo se debe a la actuación de Fernando III “el Santo” y del obispo Jiménez de Rada.

  • En planta consta de cinco naves, un crucero que no sobresale de única nave, una girola a la que se abren capillas, hoy muy modificadas. La girola presenta como novedad una estructura que supera el tradicional trazado trapezoidal. Ahora, el espacio se estructura en la girola interior en rectángulos y triángulos, y en la exterior en cada base de rectángulo y triángulo, nuevos rectángulos y el espacio entre ellos, nuevos triángulos. Correspondiendo a cada uno de estos tramos, capillas que alternan tamaño grande con tamaño pequeño.

  • En alzado, también presenta peculiaridades: la altura de las naves no tiene la diferencia acusada del gótico francés, sino que van disminuyendo en procesión. Ello supone una disminución del tradicional sistema de arbotantes. Los pilares son muy fuertes, de tipo cruciforme y como elemento más significativo, con marcado carácter hispánico, en el triforio aparecen arcos entrelazados lobulados de clara influencia musulmana.

  • En el exterior, su fachada se estructura en una triple portada formada por arcos abocinados apuntados entre contrafuertes. En el cuerpo superior, de época más tardía, una Última Cena. Una única torre fue añadida posteriormente con un remate flamígero en los pináculos y una linterna ochavada (8). A la derecha, el Greco hijo, añadió la Capilla Mozárabe. Ya en el s. XIV se le añadió un claustro, también en estilo gótico.

GÓTICO CATALÁN Y LEVANTINO

En el s. XIV, el estilo gótico tuvo una amplia difusión motivado por dos razones fundamentales: la reconquista se ha terminado y se ha producido una expansión comercial por el Mediterráneo, que enriquece a la burguesía que destina parte de sus beneficios a la construcción de templos. Los ejemplos proliferan en Barcelona, Gerona, Valencia y Palma de Mallorca, y no sólo en el terreno religioso sino también en edificios civiles.

Como caracteres diferenciales podemos señalar los siguientes:

  • Es un estilo menos ornamental de muros más limpios.

  • Portadas que no descubren su relación con el interior.

  • Supresión del tradicional sistema de arbotantes.

  • Pronunciados contrafuertes cuya forma es de sección rectangular muy acusada que permiten en su interior la creación de capillas.

  • La altura de sus naves o es idéntica o con pequeñas diferencias.

  • Desaparece el triforio, y en muchas ocasiones el claristorio está en las naves laterales.

  • Mantienen la tendencia a los rosetones pero, en cambio, las ventanas muy largas, pero muy estrechas, acomodándose a una zona de exceso de iluminación.

  • Tendencia a la planta de salón (cuando no hay crucero y la visión es amplia). Los pilares tienen tendencia a la forma poligonal. Capiteles poco desarrollados y en cuanto a las bóvedas, mantienen la tradicional forma de plementos.

  • SANTA MARÍA DEL MAR

    En el barrio que conduce al puerto, los burgueses van a encargar a Berenguer de Montagut, la edificación de su iglesia.

    • En planta estaba organizada en forma de salón habiendo desaparecido el crucero. Organizada en tres naves que rematan en un único ábside tras el cual y en las paredes laterales entre los contrafuertes, se abren capillas de cálculos geométricos perfectos.

    • En alzado, los pilares poligonales de ocho lados con una gran separación, se elevan hasta el arranque de los nervios de la bóveda de crucería de cuatro plementos con gran desarrollo de la clave. La iluminación le llega de un triple campo: pequeñas ventanas circulares en la nave central y pequeñas ventanas en cada una de las capillas a las que se añade el rosetón.

    • En el exterior, en su fachada principal, la primera impresión es que más que sentido ascensional, aquí es horizontal. Un doble cuerpo entre contrafuertes. En el inferior, única portada de arcos apuntados abocinados con gabletes como único punto ornamental y enmarcada por ventanas apuntadas. El segundo cuerpo permite un juego de volúmenes al retancrear el muro. En su parte central hay un amplio rosetón, y a los lados, ventanas. Enmarcan la fachada dos torres poligonales de ocho lados formadas por cuerpos que solo presentan aperturas en las partes del campanario y la linterna que remata en la terraza.

    CATEDRAL DE BARCELONA

    Bajo el reinado de Jaime II y la dirección de Fabré, se construye en el s. XIV la Catedral de Barcelona.

    • En planta es una iglesia de tres naves, crucero de única nave que no sobresale al exterior, un ábside elevado y girola simple en la que se abren capillas. Todo ello de cara influencia francesa, pero la presencia de contrafuertes con aperturas de capillas, la igual elevación de las naves, la inexistencia de triforio y del claristorio de la nave central, nos recuerda la tradición del gótico catalán y, como consecuencia, la iluminación es muy escasa. Característica original es la ubicación de sus tres torres en forma de aguja, que se interpretan como símbolos de los tres clavos de la cruz de Cristo a quién estaba dedicada esta catedral. De las tres, destaca la situada en los pies organizada a base de un cimborrio poligonal coronado por la aguja calada.

    • La fachada se completó en el s. XIX respetando los planos originales.

    EL FINAL DEL GÓTICO

    A lo largo del s. XIV y principio del XVI se producen las últimas manifestaciones góticas en las cuales lo más destacado es el denominado Gótico Flamígero o Isabelino caracterizado por las siguientes notas:

  • Las estructuras arquitectónicas desaparecen recubiertas de un amplio programa ornamental que cubre a los principales elementos sustentables. Se produce así una gran diversidad tanto en arcos, a parte de los apuntados aparecen los conopiales, conopiales lobulados, rebajados y arcos de medio punto.

  • Las columnas empiezan a individualizarse, aparecen las torsas y también las de formas vegetales.

  • En el programa ornamental, los motivos heráldicos a veces son repetitivos.

  • En el programa ornamental, además de los motivos religiosos, se incluyan elementos simbólicos y de aproximación a un mundo más humano y jovial, tanto en el mundo infantil como del mundo cortesano como la introducción de los denominados “salvajes”.

  • A este estilo corresponden ejemplos como el del Colegio de San Gregorio en Valladolid o San Juan de los Reyes en Toledo.

    ESCULTURA GÓTICA

    Mantiene la tradición de la supeditación al marco arquitectónico. Sin embargo, como ya empezó a apuntarse en el pórtico de la Gloria del maestro Mateo empieza a despegarse del marco, comienza a adquirir unas proporciones más humanas, presenta mayor emotividad, y en definitiva se produce el acercamiento de ese mundo rígido, celeste, a otro más mundano. Ejemplo de esta evolución la encontramos en la puerta de Sarmental de la catedral de Burgos:

    En su tímpano, el Dios en Majestad ya no aparece como juez sino como maestro que dicta la doctrina a los cuatro evangelistas, cuyos pupitres y asientos son el realismo de la época. Por eso, debajo los apóstoles comprueban lo que están haciendo: el libro de las doctrinas para evangelizar. En las arquivoltas siguiendo su línea se completa con los 24 ancianos y ángeles triunfantes. Igual sentido de humanización tenemos en el parteluz en donde se sitúa el obispo Mauricio, lugar antes reservado a Cristo o a la Virgen acompañado en las jambas por profetas y apóstoles.

    En la catedral de León, La Virgen Blanca es otro claro ejemplo de la evolución de la escultura. Aparece en actitud de bendecir, con la simbología de la bola del mundo. Sin embargo, la suavidad, la ligera sonrisa de sus rostros, producen una aproximación a una escena más humana. En el tratamiento formal, a la Virgen se la representa como una dama castellana de la sociedad de la baja Edad Media: tocado, peinado y manto así lo demuestran; y la naturalidad en la caída de los pliegues, la serenidad de su rostro y esa sonrisa arcaica, nos muestran la aproximación a los modelos naturales.

    PINTURA GTICA

    El desarrollo de pintura en el mundo gótico va a tener un campo fundamental. Continúan los frescos en las paredes y se desarrollará muy ampliamente sobre madera.

    La tradicional técnica del fresco se verá ahora ampliada con el desarrollo del temple y la aparición del óleo en un lugar concreto: en Flandes.

    Dos zonas mantienen la primacía de la pintura gótica. La primera será Italia con una doble escuela: la de Florencia con Cimabue y Giotto, y la Escuela Flamenca con los hermanos Van Eyck y también Van Der Weyden.

    La pintura italiana mantiene la tradición del fresco ya que los muros siguen teniendo mayor importancia que en gótico francés y al mismo tiempo se desarrolla la pintura sobre tabla, de tamaño más pequeño, denominada De Caballero. La temática es, fundamentalmente, de carácter religioso. En el s. XIV destacan como representantes de la escuela de Florencia, la figura de Giotto que practica tanto el fresco como la pintura al temple sobre tabla.

    GIOTTO

    De entre su obra destacamos en tabla su Maestá. Se trata de una virgen en el trono con el niño, acompañada de santos, personajes y ángeles. Frente a la tradición bizantina, ahora:

    • desaparece el mundo dorado.

    • existe una aproximación a la perspectiva.

    • introduce elementos de la naturaleza.

    • se aproxima a los modelos humanos: la virgen es una mujer toscana de la religión, de cuerpo poderoso y que adquiere ya un volumen, e igual le ocurre a la figura del niño. Mantiene, no obstante, una composición simétrica y rígida de la época bizantina.

    Estas características también están presentes en la serie de los 28 frescos que, sobre San Francisco, realizó en Asís: tendencia a escenas, la introducción del paisaje y de construcciones. La gama cromática se amplía, adquiere matices que utiliza para dotar de volumen a sus figuras.

    Lo más evolucionado de Giotto lo encontramos en la capilla de Scrovegnei en Padua. En sus frescos, como en el Llanto por el Cristo Muerto, aparece la fusión de dos mundos: el celestial y el terrenal, unidos mediante una profunda diagonal con la que forma el cuerpo de Cristo y centra la escena. En esa perspectiva que hace con las diagonales, logra mayor profundidad con las figuras de las santas mujeres que, de espaldas, contemplan la escena. El estudio de reacciones individualizadas ante la tragedia: serenidad y resignación, angustia y pena, tristeza sin consuelo. Todos los personajes ya consiguen un gran volumen e incluye un gran simbolismo: el árbol seco y la tremenda agitación de los ángeles.

    De la escuela de Siena destaca Duccio en la que podemos encontrar su mayor apego a la tradición bizantina y sus personajes elegantes, y Simone Martini.

    PINTURA FLAMENCA

    En la zona de Flandes y en la corte de los duques de Borgoña, va a florecer una pintura con caracteres especiales y que tendrá una gran continuidad y una enorme difusión. Como características especiales presenta:

    • Es fundamental sobre la tabla.

    • Amplía la temática.

    • Como técnica fundamental utiliza el óleo que le permite mayor iluminación, transparencia y retoques.

    • Gusto por las miniaturas y el detalle.

    • Marcado carácter simbólico.

    • Preocupación por la perspectiva con la utilización, en muchos casos, del uso de la ventana, o bien de paisajes abiertos.

    • Introducción de la naturaleza, de la arquitectura como elemento que colabora en la creación de un escenario.

    Como principales representantes de esta pintura flamenca, señalamos a los hermanos Van Eyck.

    MATRIMONIO ARNOLFINI

    De Jan Van Eyck conservamos en Londres un óleo sobre tabla que conocemos como el Matrimonio Arnolfini y que corresponde a un encargo de un rico burgués de origen italiano afincado en Flandes con motivo de su matrimonio.

    La escena sitúa el momento de la ceremonia en una habitación de la burguesía con una ventana por donde penetra la luz del exterior. Una serie de elementos nos definen todo el cuadro. La propia ceremonia es la síntesis de los dos momentos fundamentales del matrimonio: el de coger la mano de la esposa y el de jurar.

    En esa ceremonia aparecen los testigos reflejados en el espejo de la pared del fondo y la firma del pintor en la misma pared.

    Toda la atmósfera de la habitación rezuma de elementos simbólicos que rodean la ceremonia:

    • La lámpara, con una única vela encendida, nos indica que es una ceremonia sacra y religiosa.

    • El espejo o la luz limpia que penetra por la ventana hacen referencia de la pureza de la esposa.

    • En la cabecera de la cama, tallada en madera, está Santa Margarita, como protectora de los buenos partos.

    • En el alfiz de la ventana encontramos naranjas como símbolo de riqueza y prosperidad.

    • El estar descalzos es símbolo de la ceremonia sagrada.

    • El perrito es símbolo de la fidelidad.

    Los personajes manifiestan el gusto tanto por el retrato, como por el estatus social, como por las modas. Aparece, también, el tratamiento miniaturista y detallista, en detalles como la lámpara o los esmaltes que acompañan al espejo, en donde se representa la Pasión de Cristo.

    La iluminación juega con un doble campo: la natural y una de primer plano (no sabemos de dónde viene).

    POLÍPTICO DE SAN BAVÓN

    Corresponde a Jan Van Eyck y a su hermano Hubert y fue encargado por Joos Vyd para ser situado en una capilla de la girola de la catedral de Gante, donde se conserva.

    Cerrado el políptico, en su parte inferior aparece el propio donante, Juan el Bautista, Juan Evangelista y la esposa del donante. Toda la parte superior es el tema da la Anunciación. Menos el donante y su esposa, todo lo demás está realizado en grisalla, técnica pictórica en la que solo se utilizan gamas de grises, por lo que semeja a la escultura.

    Abierto y con la técnica del óleo, aparece un basto programa. En la parte superior central, aparece una de esis, es decir, cuando Cristo está triunfante acompañado de la virgen y del algún Juan. Esta parte corresponde a Hubert y es la que mantiene más la tradición bizantina: el sentido de majestad, los fondos dorados de los tronos,... aunque presenta los típicos del flamenco como el preciosísimo en los detalles de orfebrería, o los remates complicadísimos de los mantos, o exquisito cuidado en el tratamiento de pelo y barba.

    También introduce elementos simbólicos: la corona de la Virgen con rosas, símbolo de belleza, de pasión; y lirios como símbolo de pureza. En San Juan, el libro abierto de las profecías y su gesto indicando la llegada del Mesías. También presenta una búsqueda de perspectiva en la formulación del suelo.

    A ambos lados, las dos tablas representan ángeles cantores y ángeles musicales. En ambos, el tratamiento es similar: ausencia de fondo, percepción al máximo en los detalles y la idealización de rostros muy bellos de cabelleras rubias.

    En los extremos de las alas, en hornacinas simuladas, Adán y Eva aluden al pecado y a la necesidad de redención. Aparecen desnudos y con caracteres muy populares.

    En la parte inferior, bajo las tres tablas centrales aparece una única, que es la Adoración del Cordero Místico. En un escenario muy abierto, exuberante de vegetación, con un fondo de ciudades que, en realidad, no corresponden a una naturaleza real sino a un paisaje de elaboración mental. En el centro de esa pradera, sobre un altar, el cordero místico derrama su sangre: el cáliz. Rodean ese altar ángeles que portan los símbolos de la pasión, mientras que delante, otros dos ángeles son turiferarios. Centrado en el primer término, la fuente de la vida que derrama por el canal el agua hacia la pradera. Sobre el altar, una paloma simboliza el Espíritu Santo. Cuatro grupos asoman a la pradera en actitud de adoración: en primer término y a la derecha están los apóstoles y los Papas que forman la jerarquía de la Iglesia, y en primer término, a la izquierda, profetas y personajes de la antigüedad. En segundo término, a la derecha, asoman mujeres mártires (portan una palma) mientras que a la izquierda son varones mártires.

    Las cuatro tablas que completan el cuerpo inferior, amplían el número de adoradores: ermitaños y peregrinos, caballeros y jueces.

    LA VIRGEN DEL CANCILLER ROLÍN

    Es una tabla al óleo realizada por Jan Van Eyck, encargada por el propio canciller que ha logrado encumbrarse y tener un gran poder.

    La escena la sitúa en un interior de palacio o iglesia en la que aparecen la Virgen, sentada con el niño, y frente a ellos arrodillado, el propio canciller. A través de una arquería de medio punto abierta, comunica con un paisaje en el que incorpora una ciudad. Todos los elementos de la pintura flamenca están aquí incorporados: la preocupación por la perspectiva que gradúa en tres partes: el primer término interior (habitación), a continuación un jardín y en el fondo paisaje natural.

    Al mismo tiempo, estas tres partes están cargadas de fuerte simbolismo. Ese simbolismo se encuentra también presente en el friso y capiteles en donde aparecen Adán y Eva y Noé, que justificarán unos y otros a la Virgen y a Cristo, redentores del mundo.

    El gusto por el detalle le lleva a la precisión fotográfica, tanto en la corona de la Virgen como en la cruz que lleva el niño, como en la riqueza tanto del manto de la Virgen o la vestimenta del propio canciller.

    Como nota significativa de este cuadro, notamos la composición de la Virgen y el niño y el propio canciller al mismo nivel, lo cual se interpreta tanto por el prestigio, el orgullo del canciller, como la de un encargo para un lugar privado. A ello colaboran los rasgos del personaje que no son de súplica, sino de recibir lo que por merecimiento le corresponde. La desnudez del niño era una tradición flamenca.

    EL DESCENDIMIENTO

    Correspondiente a la pintura flamenca, también destacamos a otros pintores entres los que destaca Van Der Weyden. En su obra El Descendimiento realiza una propuesta que lo encuadra en la pintura flamenca pero en la que propone alternativas distintas.

    Dos elementos serán esenciales: la supresión de fondos creando unos ambientes indefinidos en tiempo y lugar, al mismo tiempo, un estudio compositivo excepcional con marcado carácter teatral. Así, las figuras mantienen la tensión vertical, Jesús y la medre marcan dos profundas diagonales que son el desequilibrio de la tragedia y San Juan y la Magdalena centran, a modo de paréntesis, la escena.

    También la carabela colabora a ese simbolismo flamenco. El uso del color de ese óleo es de una enorme riqueza y transparencia que presenta un enorme contenido simbólico. El rojo del cuerpo de Cristo y el alzado del desvanecimiento de su madre que se amplía por el propio de su vestimenta.

    También aprovecha el autor, a la lujosa descripción a modo de arabescos (figuras) de gran riqueza semejante a la que encontramos en el Canciller Rolín.

    Otros autores flamencos serían Van Der Goes o Mailing, pero sobre todo será El Bosco quién más tarde nos permita encontrarnos con una pintura flamenca, preludio del surrealismo de nuestra época.

    EL BOSCO

    Dentro de la pintura flamenca, ya muy avanzado el s. XV, la figura de El Bosco mantiene la tradición del óleo sobre tabla, del gusto por los detalles, las miniaturas, de la pincelada muy precisa, de la precisión de fondos y perspectivas, de la introducción del paisaje,... pero presenta como especial singularidad la creación de mundos fantásticos, onídicos, que cargados de simbolismo resultan muy difíciles de interpretar y preludio del surrealismo. Sobre su significado se ve interpretado desde eréctico, perteneciente a una secta, hasta el cristiano que critica la degradación de su época.

    Su obra sería muy apreciada por el futuro rey español Felipe II, por lo que gran parte de su producción está en España. en el museo del Prado. Como ejemplo de una de sus obras, un tríptico conocido como el Jardín de las Delicias.

    Abierto, en su tanda izquierda nos representa la entrega del paraíso por Dios Padre a Adán y Eva, aunque ya aparecen elementos que aluden al pecado.

    La tabla central es la explosión del placer con especial referencia al placer sexual. En torno a otra fuente de la vida, cuerpos desnudos cabalgan sobre animales, sobre un fondo en el que se representan los planetas conocidos degustando frutas jugosas muy perecederas o en burbujas con animales simbólicos. En definitiva, todo un juego alocado de lo que el placer produce en esa humanidad corrompida.

    En la tabla de la derecha, el castigo bajo un cielo de llamas y en una especie de huevo roto aparece su propio autorretrato. Se completa con alusiones de crítica a la Iglesia, casi a modo de caricaturas, más todo el mundo de las tinieblas del infierno.

    Otras obras suyas muy conocidas son El Carro del Heno, Las Tentaciones de San Antonio, Cristo con la Cruz o La Extracción de la Piedra de la Locura.

    16

    Vídeos relacionados