Gonorrea

Enfermedades. Síntomas. Diagnóstico. Tratamiento. SIDA (Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida) Clamidias. Herpes. Sífilis

  • Enviado por: Inikki
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información

Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
En este curso comprenderás como está diseñado el nuevo examen ICFES Saber 11 - 2014....
Ver más información

publicidad

INTRODUCCION

Se entiende por gonorrea a una enfermedad infecciosa del hombre transmitida por contacto sexual que afecta sobre todo a las membranas mucosas del tracto urogenital. Se caracteriza por un exudado purulento y está originada por una bacteria, el gonococo (Neisseria gonorrhoeae). El periodo de incubación es de dos a siete días.

Síntomas y diagnóstico

La gonorrea es más patente en los varones, en los que se observa un exudado uretral purulento importante. El pus, que al principio es escaso, se convierte en espeso y abundante, y provoca micciones frecuentes acompañadas por lo general de una sensación quemante. Si la infección alcanza la próstata el paso de la orina queda parcialmente obstruido. En las mujeres la infección se localiza en la uretra, la vagina o el cuello uterino. Aunque el exudado y la irritación de la mucosa vaginal puede ser grave, es frecuente que al principio no haya síntomas, o que sean mínimos.

El diagnóstico de la gonorrea se efectúa con rapidez mediante tinción de un frotis del exudado que revela la bacteria causante. En los estadios precoces el tratamiento suele ser eficaz. Si la enfermedad no se trata, en el hombre los síntomas tempranos pueden disminuir aunque es posible que la infección se extienda a los testículos produciendo esterilidad. En la mujer no tratada, la infección suele extenderse desde el cuello uterino hacia el útero y las trompas de Falopio, causando una enfermedad inflamatoria pélvica. Puede existir dolor intenso, o persistir la infección con pocos o ningún síntoma, lesionando gradualmente las trompas y originando esterilidad. En ambos sexos el gonococo puede penetrar en la circulación sanguínea, dando lugar a una artritis infecciosa, miocarditis, u otras enfermedades. En la mujer embarazada la gonorrea se puede trasmitir al lactante durante el parto y, si no se trata, producir un infección ocular grave.

Tratamiento

La penicilina es el tratamiento que se suele emplear contra la gonorrea, aunque con el paso de los años se han desarrollado un número creciente de cepas resistentes a la penicilina. Otros antibióticos eficaces son las tetraciclinas, la espectinomicina, y los más recientes denominados cefalosporinas, una de las cuales, ceftriaxona, puede resolver con una sola inyección la gonorrea no complicada, incluyendo las infecciones resistentes a la penicilina.

En la mayoría de las grandes ciudades de Estados Unidos y Europa se han creado clínicas donde la gente joven puede recibir el tratamiento para la gonorrea. Una de las tareas más difíciles para controlar la enfermedad es la localización de todas las parejas sexuales recientes de una persona infectada, para evitar la diseminación de la enfermedad.

La gonorrea en el hombre:

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (también conocida como blenorragia) ocasionada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae (o gonococo).

Causas, insidencias y factor de riesgo

La Gonorrea es una de las enfermedades bacterianas más comunes, y su transmisión suele producirse durante la relación sexual, tanto por vía vaginal como anal u oral. La gonorrea es una enfermedad altamente contagiosa, y todos los países exigen su comunicación a las autoridades sanitarias.

La incidencia es de 1 de cada 687 habitantes al año .

Aunque la gonorrea se da en todas las zonas geográficas y clases sociales, no presenta una distribución uniforme en la población ya que tiene una mayor incidencia en:

  • Zonas urbanas importantes.

  • Poblaciones con niveles inferiores de educación.

  • Personas de nivel socioeconómico inferior.

  • Personas con edad comprendida entre 15 y 29 años.

  • Personas con parejas sexuales múltiples.

  • Los factores de riesgo también incluyen tener una pareja con una historia pasada de cualquier ETS, y practicar el sexo sin protección (sexo sin el uso de un preservativo).

En adolescentes y niños, la transmisión puede ocurrir por un contacto no sexual, pero es raro. En el varón, el riesgo de adquirir gonorrea después de un intercambio vaginal con una mujer infectada es de aproximadamente 20% (1 oportunidad en 5). En las mujeres el riesgo de adquirir gonorrea de un varón infectado es más alto.

El periodo medio de incubación de la gonorrea se sitúa entre los 2 y los 5 días posteriores al contacto sexual con una pareja infectada. Los síntomas pueden no aparecer hasta pasadas 2 semanas.

El síntoma inicial más frecuente es una descarga uretral mucosa (blanquecina o clara) o purulenta (gruesa, amarillenta). Aparece en la apertura del pene y puede manchar el calzoncillo. Otros síntomas iniciales incluyen dolor al orinar y sensación de quemazón en la uretra. Un numero pequeño de hombres no tendrá síntomas.

La gonorrea anorrectal es más común en hombres homosexuales (se encuentra también en aproximadamente un 50% de mujeres con la gonorrea). La mayor parte de la personas con gonorrea anorrectal no presenta síntomas pero, caso de tenerlos, el más típico es la proctitis.

Un porcentaje pequeño de personas con gonorrea tiene únicamente infección de garganta (faringitis gonocócica).

Del 10% al 25% de hombres homosexuales (10 al 20% de mujeres) con gonorrea también desarrollan faringitis gonocócica.

La conjuntivitis gonocócica (infección de ojo) es muy rara en adultos. Normalmente sólo se da en recién nacidos de madre con gonorrea, y se llama oftalmía neonatal.

La gonorrea se asocia frecuentemente a la presencia de otras enfermedades transmitidas sexualmente ( ETS)

Prevensión

La abstinencia sexual es el único método absolutamente seguro de evitar la gonorrea, pero no resulta práctico ni razonable para muchas personas. Los comportamientos de sexo seguro pueden reducir el riesgo. La relación sexual con una única persona libre de cualquier ETS es, actualmente, la medida preventiva más aceptable.

El uso de preservativo en ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contagiarse una ETS siempre que se emplee adecuadamente: el preservativo debe de estar puesto desde el principio hasta el final del acto sexual y debería usarse siempre que se practique la actividad sexual con una pareja en la que se sospeche la existencia de una ETS.

El tratamiento de los dos componentes de la pareja es esencial para prevenir la reinfección, y es una de las razones por las que esta enfermedad es de declaración obligatoria. La gonorrea es una enfermedad relativamente fácil de curar y erradicar, pues el germen causante sólo se encuentra sobre las mucosas de los humanos.

Sintomas

  • Urgencia o frecuencia urinaria aumentadas.

  • Incontinencia urinaria.

  • Descarga uretral.

  • Dolor al orinar.

  • Enrojecimiento y escozor de la apertura del pene (uretra)

  • Testículos inflamados.

Análisis y Test

Un diagnóstico preliminar inmediato de gonorrea puede hacerse durante el examen físico. Se toma una muestra del exudado uretral y se examina bajo el microscopio (con ayuda de una técnica conocida como tinción de Gram. Los gérmenes Neisseria aparecen en rojo (Gram negativos) y en esferas agrupadas de dos en dos (diplococos), dentro de las células de la muestra. El aspecto de estos diplococos Gram negativos es suficiente para una presunción diagnóstica de gonorrea.

Las cultivos dan información absoluta de infección. Los organismos de Neisseria pueden crecer sobre cualquier membrana mucosa. La elección del sitio del cultivo se determina dependiendo de la persona, preferencia sexual, y prácticas sexuales. Generalmente, los cultivos se obtienen de la uretra, ano, o garganta. Los laboratorios pueden dar un diagnóstico preliminar frecuentemente dentro de 24 horas y confirmado dentro de 72

horas.

Tratamiento

Hay dos aspectos a tratar en una ETS, especialmente si es tan contagiosa como la gonorrea. El primero es curar a la persona afectada. El segundo consiste en localizar todos los contactos sexuales para tratar de prevenir la diseminación adicional de la enfermedad.

Durante la guerra de Viet Nam se comprobó que la gonorrea se hacia resistente a la penicilina y tetraciclina. Esta resistencia ha aumentado en los últimos años. Por ello se han diseñado nuevas pautas de tratamiento con varios tipos de antibióticos de última generación, más potentes:

  • Ceftriaxona, 125 mg intramuscular, una vez.

  • Cefixima, 400 mg oral, una vez.

  • Ciprofloxacino, 500 mg oral, una vez.

  • Ofloxacina, 400 mg oral, una vez.

  • Spectinomicina, 2 g intramuscular, una vez.

  • Cefuroxima Axotal, 1 g oral, una vez.

  • Cefpodoxima proxetil, 200 mg oral, una vez.

  • Enoxacina, 400 mg oral, una vez.

  • Eritromicina, 500 mg oral, cuatro veces por día por una de semana.

Es importante hacer una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento y hacer nuevos cultivos para confirmar la cura de la infección.

pronostico

Cuando la gonorrea se trata inmediatamente desde el inicio, el resultado es bueno: no hay cicatrices permanentes en la uretra ni diseminación de la infección a otras partes del cuerpo.

complicaciones

La gonorrea no tratada puede diseminarse a otras partes del cuerpo, ocasionando varias complicaciones:

  • Absceso periuretral.

  • Artritis gonocócica.

  • Faringitis gonocócica.

  • Conjuntivitis gonocócica.

  • Infección o inflamación del sistema reproductivo del hombre:

  • Epididimitis

  • Prostatitis.

  • Vesiculitis seminal.

  • Coperitis.

cuando acudir al médico

Si tiene síntomas de gonorrea debe acudir a su médico inmediatamente.

Informar a las autoridades sanitarias permite realizar estadísticas precisas sobre el numero de casos, y tratar los otros contactos infectados quienes pueden transmitir la enfermedad.

Si usted realiza prácticas sexuales de riesgo (parejas múltiples, parejas desconocidas, parejas de alto riesgo, etc...), debería ser periódicamente examinado para detectar la posible presencia asintomática de la enfermedad.

La gonorrea en la mujer

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (también conocida como blenorragia) ocasionada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae (o gonococo).

La Gonorrea es una de las enfermedades bacterianas más comunes, y su transmisión suele producirse durante la relación sexual, tanto por vía vaginal como anal u oral. La gonorrea es una enfermedad altamente contagiosa, y todos los países exigen su comunicación a las autoridades sanitarias.

La incidencia es de 1 de cada 687 habitantes al año .

Aunque la gonorrea se da en todas las zonas geográficas y clases sociales, no presenta una distribución uniforme en la población ya que tiene una mayor incidencia en:

  • Zonas urbanas importantes.

  • Poblaciones con niveles inferiores de educación.

  • Personas de nivel socioeconómico inferior.

  • Personas con edad comprendida entre 15 y 29 años.

  • Personas con parejas sexuales múltiples.

  • Los factores de riesgo también incluyen tener una pareja con una historia pasada de cualquier ETS, y practicar el sexo sin protección (sexo sin el uso de un preservativo).

En adolescentes y niños, la transmisión puede ocurrir por un contacto no sexual, pero es raro. En el varón, el riesgo de adquirir gonorrea después de un intercambio vaginal con una mujer infectada es de aproximadamente 20% (1 oportunidad en 5).En las mujeres el riesgo de adquirir gonorrea de un varón infectado es más alto.

El germen causante puede infectar la garganta, produciendo un dolor intenso (faringitis gonocócica); la vagina, ocasionando una irritación de la vagina con drenaje (vaginitis). Puede infectarse también el ano y recto, produciéndose una enfermedad llamada proctitis. Además, el germen puede extenderse a otras partes del sistema reproductor de la mujer, a través del cérvix y útero hasta las trompas de falopio (conductos entre los ovarios y el útero)

En las trompas de falopio la infección se llama EPI (enfermedad pélvica inflamatoria), lo cual ocurre entre el 10 y 15% de las mujeres con gonorrea no tratada. Si la enfermedad se extiende más allá de la trompas de Falopio, hacia el peritoneo, se produce una infección generalizada en el abdomen (peritonitis). Las bacterias también pueden extenderse a través del torrente sanguíneo, ocasionando una gonococemia y, finalmente (más en mujeres jóvenes) establecerse en las articulaciones (artritis gonocócica).

En raras ocasiones la gonorrea se transmite por vía no sexual. Una mujer infectada puede transmitir la infección a su bebé durante el parto, ocasionando una oftalmía neonatal (conjuntivitis gonocócica). Las niñas pueden adquirir la enfermedad por el contacto íntimo con algún objeto contaminado (como una toalla húmeda), desarrollando entonces una infección severa llamada vulvovaginitis.

Desgraciadamente, un 50% de las mujeres con gonorrea no tienen síntomas. Pueden ser, así, totalmente inconscientes de su enfermedad y no tratarse, lo que aumenta el riesgo de contagio.

El periodo medio de incubación de la gonorrea se sitúa entre los 2 y los 5 días posteriores al contacto sexual con una pareja infectada.

El síntoma inicial más frecuente es una descarga vaginal y aumento en la frecuencia urinaria, así como molestias urinarias (disuria). La diseminación de germen hacia las trompas de Falopio y abdomen puede ocasionar dolor en la parte baja del abdomen, encogimiento, fiebre y síntomas generalizados de infección bacteriana.

Finalmente la gonorrea puede producir cicatrices en las trompas de Falopio y esterilidad permanente (imposibilidad de quedar embarazada). Esta cicatriz formada alrededor del útero y las trompas puede ocasionar dolor durante el acto sexual (dispareunia)) y dolor pélvico crónico.

La gonorrea se asocia frecuentemente a otras enfermedades transmitidas sexualmente (ETS). Casi la mitad de las mujeres con gonorrea se infectan también con Clamidia, otra bacteria muy común que puede producir esterilidad. Las mujeres con gonorrea deben pedir análisis de otras ETS, incluyendo el sida

prevension

La abstinencia sexual es el único método absolutamente seguro de evitar la gonorrea, pero no resulta práctico ni razonable para muchas personas. Los comportamientos desexo seguro pueden reducir el riesgo. La relación sexual con una única persona libre de cualquier ETS es, actualmente, la medida preventiva más aceptable.

El uso de preservativo en ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contagiarse una ETS siempre que se emplee adecuadamente: el preservativo debe de estar puesto desde el principio hasta el final del acto sexual y debería usarse siempre que se practique la actividad sexual con una pareja en la que se sospeche la existencia de una ETS.

El tratamiento de los dos componentes de la pareja es esencial para prevenir la reinfección, y es una de las razones por las que esta enfermedad es de declaración obligatoria. La gonorrea es una enfermedad relativamente fácil de curar y erradicar, pues el germen causante sólo se encuentra sobre las mucosas de los humanos.

Sintomas

  • Urgencia o frecuencia urinaria aumentadas.

  • Incontinencia urinaria.

  • Micción entrecortada.

  • Descarga vaginal.

  • Dolor o quemazón al orinar.

  • Relación sexual dolorosa

  • Úlceras en la garganta.

Análisis y test

Un diagnóstico preliminar inmediato de gonorrea puede hacerse durante el examen físico. Se toma una muestra del cérvix (o de otro lugar, dependiendo de varios factores) y se examina bajo el microscopio (con ayuda de una técnica conocida como tinción de Gram). Los gérmenes Neisseria aparecen en rojo (Gram negativos) y en esferas agrupadas de dos en dos (diplococos), dentro de las células de la muestra. El aspecto de estos diplococos Gram negativos es suficiente para una presunción diagnóstica de gonorrea.

Las cultivos dan información absoluta de infección. Los organismos de Neisseria pueden crecer sobre cualquier membrana mucosa. La elección del sitio del cultivo se determina dependiendo de la persona, preferencia sexual, y prácticas sexuales. Generalmente, los cultivos se obtienen de la vagina, cérvix, uretra, ano, o garganta (faringe). Los laboratorios pueden dar un diagnóstico preliminar frecuentemente dentro de 24 horas y confirmado dentro de 72 horas.

Tratamiento

Hay dos aspectos a tratar en una ETS, especialmente si es tan contagiosa como la gonorrea. El primero es curar a la persona afectada. El segundo consiste en localizar todos los contactos sexuales para tratar de prevenir la diseminación adicional de la enfermedad.

Durante la guerra de Viet Nam se comprobó que la gonorrea se hacia resistente a la penicilina y tetraciclina. Esta resistencia ha aumentado en los últimos años. Por ello se han diseñado nuevas pautas de tratamiento con varios tipos de antibióticos de última generación, más potentes:

  • Ceftriaxona, 125 mg intramuscular, una vez.

  • Cefixima, 400 mg oral, una vez.

  • Ciprofloxacino, 500 mg oral, una vez.

  • Ofloxacina, 400 mg oral, una vez.

  • Spectinomicina, 2 g intramuscular, una vez.

  • Cefuroxima Axotal, 1 g oral, una vez.

  • Cefpodoxima proxetil, 200 mg oral, una vez.

  • Enoxacina, 400 mg oral, una vez.

  • Eritromicina, 500 mg oral, cuatro veces por día por una de semana.

Es importante hacer una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento y hacer nuevos cultivos para confirmar la cura de la infección (especialmente en los casos asintomáticos).

Pronostico

Cuando la gonorrea se trata inmediatamente desde el inicio, el resultado es bueno: no hay cicatrices permanentes ni esterilidad.

Complicaciones

La gonorrea no tratada puede diseminarse a otras partes del cuerpo, ocasionando varias complicaciones:

  • Salpingitis.

  • Enfermedad inflamatoria pélvica.

  • Peritonitis.

  • Gonococemia.

  • Artritis gonocócica.

  • Faringitis gonocócica.

  • Conjuntivitis gonocócica.

  • Vulvovaginitis

  • Esterilidad

  • Dispareunia.

Cuando acudir al médico

Si tiene síntomas de gonorrea debe acudir a su médico inmediatamente.

Informar a las autoridades sanitarias permite realizar estadísticas precisas sobre el numero de casos, y tratar los otros contactos infectados quienes pueden transmitir la enfermedad.

Si usted realiza prácticas sexuales de riesgo (parejas múltiples, parejas desconocidas, parejas de alto riesgo, etc...), debería ser periódicamente examinado para detectar la posible presencia asintomática de la enfermedad.

 

La gonorrea es una enfermedad venérea muy frecuente, siendo muy fácil detectarla en el hombre ya que se produce una secreción purulenta por la uretra con bastante dolor al orinar. En cambio en la mujer, es mucho más difícil detectarla ya que generalmente no da molestias y sí las da, no es muy específica y puede confundirse con otras infecciones genitales (se produce una secreción purulenta por la vagina).

La mujer infectada, que no da síntomas y además tiene una vida sexual promiscua, es muy peligrosa, ya que va contagiando a todo aquel varón que tenga relaciones sexuales con ella.

En caso de tenerla debes acudir inmediatamente a un médico, quien te indicará un tratamiento adecuado. Por ningún motivo debes automedicarte, usando un antibiótico cualquiera.

Además debes decir al médico con quienes has tenido relaciones sexuales, ya que dichas personas te han contagiado o tú las has contagiado. También deben ser tratadas.

No sientas temor ni vergüenza. Debes confiar en los profesionales de la salud, quienes respetaran tu intimidad.

¿ Qué sucede si la gonorrea no es tratada? Indudablemente estarán contagiando a otras personas.

Al no combatirse la bacteria, ésta irá infectando y destruyendo los órganos genitales internos de la mujer, tales como el útero y las trompas de Falopio, produciendo una enfermedad llamada "pelviperonitis", muy similar a una apendicitis, que requiere hospitalización y es de difícil diagnóstico y tratamiento.

Es causa de esterilidad de muchas mujeres, es decir, tendrán dificultad o no podrán concebir un hijo a futuro.

 

Enfermedades Venéreas.

En caso de sospechar una ETS, debes de inmediato consultar al médico. Si se confirma el diagnóstico, es importante compartir esta información con el compañero o compañera sexual. En todos los casos de ETS, se recomienda abstenerse de la relación sexual hasta la eliminación completa de la infección.

 

SIDA

Signos y Síntomas

Acerca de la Enfermedad

Gravedad

Tratamiento

'Gonorrea'
 Fatiga persistente e inexplicable

'Gonorrea'
 Sudoración nocturna abundante

'Gonorrea'
 Escalofríos con estremecimientos y fiebre sobre 37.7° C.

'Gonorrea'
 Aumento de volumen de ganglios linfáticos por más de tres meses.

'Gonorrea'
 Diarrea Crónica

'Gonorrea'
 Dolor de cabeza persistente

'Gonorrea'
 Tos seca y falta de aire

La produce el VIH. Desdichadamente, la prueba de VIH no es precisa inmediatamente después de la exposición, ya que se requiere tiempo para que el organismo produzca anticuerpos. Puede ser necesario hasta 12 meses para la detección de los anticuerpos.

El VIH debilita el sistema inmunológico a tal grado que se presentan enfermedades oportunistas. El SIDA es una enfermedad mortal pero se han logrado adelantos significativos en su tratamiento.

No se cuenta con una vacuna contra el SIDA. Se trata con antivirales, con amplificadores de la respuesta inmunitaria y con otros medicamentos que ayudan a prevenir o tratar las infecciones oportunistas. Son promisorios los resultados logrados con una nueva clase de fármacos los inhibidores de proteasas.

 

Infección por Clamidias.

'Gonorrea'
 Dolor al orinar

'Gonorrea'
 Flujo vaginal en mujeres

'Gonorrea'
 Flujo uretral en hombres

'Gonorrea'
 La infección puede carecer de síntomas

Puede producir cicatrices en las trompas de Falopio en las mujeres y prostatitis o epidermitis en los hombres.

Tocar los ojos con secreciones infectadas puede causar infección ocular. La madre puede transmitir la infección a su hijo durante el nacimiento y causarle neumonía o infección ocular

Se prescriben antibióticos. La infección debe desaparecer en 1 a 2 semanas. Todos los compañeros sexuales deben ser tratados, incluso en ausencia de síntomas. De lo contrario se transmiten repetidamente unos a otros la enfermedad.


Herpes Genital.

'Gonorrea'
 Dolor o comezón en la región genital.

'Gonorrea'
 Vesículas con líquido límpido o ulceraciones abiertas.

'Gonorrea'
 Es posible la presencia de úlceras genitales, invisibles cuando están en la vagina o en la uretra.

'Gonorrea'
 Episodios recurrentes.

Producido por el virus del herpes simple, habitualmente del tipo 2. Los síntomas se presentan 2 a 7 días después de la exposición. La comezón o ardor van seguidos de vesiculación y úlceras. Estas aparecen en la vagina o en los labios de la vulva, glúteos y el ano. En hombres, lo hacen sobre el pene, escroto, glúteos, ano y muslos. El virus permanece latente en las áreas infectadas y se reactiva periódicamente, produciendo síntomas.

Sífilis.

 

La sífilis al igual que las otras enfermedades venéreas, solamente se contagia por el contacto sexual con una persona infectada.

Se puede fácilmente descubrir si luego de varios días de haber tenido una relación sexual aparece en los genitales (glande, prepucio, surco balanoprepucial en el hombre; labios mayores o menores, vulva en la mujer), una úlcera indolora de base dura, acompañada de inflamación de los ganglios de la ingle.

Si ello ocurriera, rápidamente acudir a un médico para que te haga un tratamiento que es cien por cien efectivo: si no lo haces, desaparecerá la úlcera y la infección se diseminará por todo el organismo dañándolo irreversiblemente.

 

La úlcera indolora que aparece en los genitales desaparece espontáneamente, dando la falsa sensación de curación. Pero no es así, ya que la enfermedad silenciosamente se difunde por todo el organismo, apareciendo algunos meses después una serie de manchas en la piel e inflamación de los ganglios de la axila, cuello e ingle. A este estado se le conoce como SIFILIS SECUNDARIA.

 

Si la persona tiene contacto sexual en esta etapa, contagiará inevitablemente a su pareja.

Posteriormente, al pasar los años, la enfermedad comienza a destruir órganos importantes, tales como el corazón, el cerebro y la médula espinal; produciéndose insuficiencia en el corazón, demencia, parálisis y la muerte. A este estado se le conoce como SIFILIS TERCIARIA.

 

Actualmente es muy difícil llegar a estos niveles, ya que el tratamiento de la sífilis es precoz y muy bueno.