Gobierno Lázaro Cárdenas. 1934-1940

Historia política de México del siglo XX. Presidentes mexicanos. Plan sexenial. Sexenio. Nacionalización del petróleo. Reforma agraria

  • Enviado por: Giorgio Buenmozo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Prehistoria y Arte Rupestre en Cantabria: Conocimiento del Pasado y Patrimonio del Presente
UNED
El arte es un patrimonio exclusivo de nuestra especie; se aborda el conocimiento del primer arte, el conservado...
Solicita InformaciÓn

Perfiles de Mujer (Antigüedad y Edad Media)
UNED
Las cuatro primeras lecciones corresponden al ámbito de Grecia y Roma, y las cuatro siguientes a la Edad Media, lo que...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL GOBIERNO DEL GENERAL LAZARO CÁRDENAS

Siendo presidente, Lázaro Cárdenas admitió un gran número de Callistas en su gabinete pero a pesar de esto, Cárdenas empezó a mostrar independencia respecto a Calles, al favorecer grupos obreros que ejercieron el derecho de huelga.

Hacia 1935 la situación política del país era tensa, por la forma en que era conducido el gobierno. Calles protesto diciendo que habían radicalizado las exigencias de los líderes obreros y que la culpa era del presidente. Aunque varios políticos estuvieron de acuerdo con Calles, Cárdenas de su lado a las organizaciones obreras y campesinas así como a miembros del ejército. Gracias a esta situación, Cárdenas expulso a Calles del país en 1936.

En abril de 1938 reorganizó el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), la nueva denominación adoptada desde hacía un mes por el PNR (que, a su vez, transformaría definitivamente su nombre en 1946 por el de Partido Revolucionario Institucional), que se dotó de cuatro secciones, obrera, campesina, popular y militar, con un especial hincapié sobre las dos primeras. En ese mismo año, en medio de grandes tensiones internacionales, pero con el apoyo de todos los grupos sociales del país, llevó a cabo la nacionalización de las propiedades de las compañías petroleras extranjeras para crear la empresa nacional Petróleos Mexicanos (PEMEX). Aunque adoptó una actitud conciliatoria frente a la Iglesia católica, secularizó la enseñanza. Asimismo, impulsó la educación rural, especialmente a través de la creación del Departamento de Asuntos Indígenas.

Apoyó a la II República española durante la Guerra Civil que entre 1936 y 1939 tuvo lugar en ese país, y concedió asilo a numerosos refugiados españoles, a los que otorgó la nacionalidad mexicana. Cárdenas se granjeó el apoyo de las clases campesinas y obreras.

A partir de 1938, cárdenas controlo la situación política del país, así se organizo el PRM, el movimiento obrero se incorporo al nuevo partido político, e fortaleció la CMT.

En el panorama político se movían diversos intereses y tendencias. En el ala izquierda estaba Francisco Mujica, el presidente y muchos políticos que mostraron tendencias pro soviéticas y por el otro lado estaba Emilio Portes Gil, Gonzalo Vásquez Vela y otros quienes querían modificar la política gubernamental que antes del gobiernos Cardenista favorecía a la clase propietaria.

Durante el periodo cardenista, en la política económica del país, aun influía el capital extranjero; de ahí que no se realizaban los preceptos constitucionales en materia económica.

La inversión extranjera dominaba le panorama económico nacional, las empresas establecidas en México tenían su centro de poder en Estados Unidos y en otros países poderosos de Europa, sus capitales en México ascendían a los 4000 mdp distribuidos en agricultura, minería, banca, comercio, etc.

La propiedad territorial aun se concentraba en unos cuantos , el latifundio estaba presente, lo campesinos carecían de parcelas y era urgente una reforma agraria. Cárdenas había emprendido modificaciones al crear el Departamento Agrario en sustitución de la Comisión Nacional Agraria y suprimir las comisiones agrarias locales. En este contexto el gobierno favoreció la creación de la CNC (confederación nacional campesina). En oposición a estas políticas y a la CNC, los conservadores crearon la UNS (unión nacional sinarquista) papa pronunciarse a favor de la propiedad privada y rechazar la socialización de la tierra.

La industria petrolera del país se encontraba totalmente en poder de empresas extranjeras, entre las que figuraban royal Duch , que a su vez era propietaria de la compañía mexicana El Águila, así como Estándar Oil y Sinclair Pierce, estas y muchas otras empresas controlaban la producción petrolera y el país recibía pocos beneficios.

El 90% de la industria eléctrica estaba en poder de compañías canadienses, inglesas y estadounidenses,, de las cuales se puede citar a la Compañía Mexicana de Luz y Fuerza que aun genera electricidad en el país.

La empresa estadounidense ASARCO controlaba la producción minera de donde principalmente extraían oro, plata, cobre, plomo y zinc. El país era de los principales productores de plata pero casi toda esta riqueza era exportada.

La industria fue vital para el país pero continuaba monopolizada por extranjeros, los principales giros industriales eran en cemento, acero, cerveza, tabaco, textil y automotriz; siendo esta ultima manejada principalmente por Ford motor Co. , GMC y Chrysler Co.

Desde fines del siglo XIX ya existía el Banco Nacional Mexicano, el Banco de Londres y México; sus actividades eran de suma importancia para el país ya que fomentaban la industria, comercio, comunicaciones y transportes. Estas ultimas fueron de gran importancia ya que conectaban a las ciudades mas importantes del país e incluso del extranjero.

En los servicios de transporte sobresalía le ferrocarril que había funcionado mucho desde la época de Díaz mediante Ferrocarriles Nacionales de México, Ferrocarril Mexicano y Ferrocarriles del Sud Pacifico que conectaban ciudades como México, Guadalajara, Monterrey, Tampico y Nogales.

El transporte aéreo en México ya contaba con aeropuertos y líneas aéreas permitían que ciudades como México, Monterrey y Guadalajara tuvieran contacto con ciudades de Estados Unidos y otras de América.

Un suceso importante en el area del transporte, fue la nacionalización del ferrocarril en 1937, dicho suceso estuvo vinculado a las demandas de los movimientos ferrocarrileros, a partir de este momento, el Estado administraría el 49% de esta empresa ya que en este periodo, los ferrocarriles representaban el 90% del transporte nacional.

Según el articulo 27 constitucional, los recursos del suelo y subsuelo son propiedad de la nacion, ademas la Ley Legal de Expropiación expedida en 1936 facultaba al estado para indemnizar empresas en un plazo de 10 años; el movimiento obrero tambien influyo en la expropiacion ya que el Sindicato sw Trabajadores Petroleros de la Republica Mexicana, presento un pliego de peticiones a las empresas petroleras. Para evitar la huelga, el gobierno audito a estas empresas y determino que estaban en posibilidades de pagar mejores salarios y que ademas, esos negocios no habian favorecido al pais. Debido a esto, el presidente Cardenas envio un mensaje al gobierno estadounidense expresando que el gobierno mexicano controlaria mas a estas empresas mediante el cobro de impuestos y fijación de salarios. Las empresas accediron a incrementar salarios pero con la condicion de seguir controlando puntos clave en los procesos productivos, ademas reducirian las prestaciones sociales. Asi el 18 de marzo de 1938, Cardenas expreso su decisión de expropiar los binees de las empresas que se habian rebelado contra las deciosiones de la maxima autoridad judicial. El 20 de julio se creo la empresa Petroleos Mexicanos (PEMEX) que se encargaria de la industria petrolera nacional.

Vídeos relacionados