Glándulas

Anatomía. Órganos del cuerpo humano. Glándulas adrenales, de Cowper, lacrimales, paratiroides, tiroides. Hipófisis. Gónadas

  • Enviado por: Lucila
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curiosidades Matemáticas
Curiosidades Matemáticas
En realidad más que un curso, esta una serie de videos sobre algunos trucos matemáticos útiles...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Serie de ejercicios resueltos de Trigonometría Plana

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

publicidad

GLÁNDULAS ADRENALES


En el ser humano las glándulas suprarrenales están localizadas en el polo superior de ambos riñones, tienen forma triangular y un peso medio de 5 a 8 gr. Están formadas por una corteza exterior y una medula interior. La corteza a su vez esta formada por tres capas histológicamente bien definidas, que son de fuera hacia dentro la capa glomerulosa, la capa fasciculata y la zona reticular La primera es la responsable de la producción de mineralocorticoides, la fasciculata secreta glucocorticoides y la zona reticular es la responsable de la secreción de andrógenos suprarrenales. Mineralocorticoides, glucocorticoides y andrógenos suprarrenales son hormonas esteroideas y todas ellas derivan del colesterol.

Ninguna de estas hormonas se almacenan , por ello han de sintetizarse en el momento en que son necesarias.

El colesterol proviene fundamentalmente de la dieta , pero también las glándulas suprarrenales son capaces de sintetizarlo.






GLANDULA DE COWPER


También llamadas glándulas Bulbo-uretrales o de Mery-Cowper. Son glándulas tubulo-alveolares, del tamaño de un guisante, que se sitúan en número de dos, a ambos lados de la extremidad posterior del bulbo de la uretra. Más concretamente, se ubican en el espesor del músculo transverso profundo del periné, o en la parte posteroinferior del esfínter estriado de la uretra.

De cada Glándula de Cowper se merge un conducto excretor de 30 a 40 mm. de longitud, que se dirige oblicuamente hacia delante y hacia dentro hasta penetrar en el bulbo . Desde allí ambos caminan paralelos, en el espesor de la pared uretral, para abrirse en la ampolla uretral por su pared inferior.


GLANDULAS LACRIMALES


El aparato lacrimal está formado por una glándula que segrega las lágrimas por unos conductos en número de seis a doce, cuya misión es la de mantener el ojo constantemente húmedo. La sequedad de la córnea excita el reflejo del parpadeo mediante el cual se extiende una delgada capa lagrimal por la superficie ocular. El exceso de lágrimas se acumula en el lago lagrimal del ángulo interno del ojo o fondo de saco inferior de la conjuntiva. Si existe una producción exagerada de lágrimas, éstas rebasan los párpados y resbalan por las mejillas. Pero, por lo general, el exceso de secreción pasa por dos diminutos poros, puntos lagrimales, hacia el saco lagrimal y luego por el conducto lagrimal hasta el meato inferior de la cavidad nasal. Las lágrimas, además de lubricar permanentemente la parte anterior del globo ocular para favorecer sus movimientos, tienen como importante misión la de barrer las partículas sólidas recogidas de la atmósfera.






GLANDULA PARATIROIDES


Las glándulas paratiroides están situadas en la parte anterior del cuello, junto al tiroides. su tamaño es como el de un guisante. Son ovoides, algo aplanadas, de color amarillento o pardo rojizo. Su función es regular la cantidad de calcio y fósforo del organismo. El calcio interviene en numerosos procesos y es especial para la formación del hueso y de los dientes, para la contracción muscular, la regulación de la permeabilidad de la membrana celular, la conducción nerviosa, la coagulación de la sangre y la actividad de diversas enzimas. Si las glándulas paratiroides dejaran de funcionar ocurriría un aumento del fósforo y una disminución del calcio. Como consecuencia se producirían una serie de contracciones musculares en todo el cuerpo y la muerte, debida a la asfixia por contracción de los músculos laríngeos y respiratorios

GLANDULA TIROIDES


Está situada en la parte anterior del cuello, a ambos lados de la tráquea. Produce una hormona llamada tiroxina, en cuya constitución entra el yodo. La función que desempeña es la de acelerar el metabolismo, produciendo un aumento en el consumo de oxígeno para incrementar la velocidad de las oxidaciones que tienen lugar en nuestro cuerpo. Cuando la glándula tiroides produce un exceso de tiroxina, hipertiroidismo, se origina la enfermedad de Basedow o "espanto cristalizado", en la que los enfermos presentan una hinchazón en la parte anterior del cuello o bocio, y, además, los ojos permanecen siempre muy abiertos. Cuando es insuficiente la producción de tiroxina, hipotiroidismo, aparecen díntomas muy diversos. Si se tiene esta anomalía desde el nacimiento, se produce un retraso en el crecimiento, siendo ésta la causa del enanismo en la mayoría de los casos.

HIPOFISIS


La hipófisis se sitúa sobre la silla turca en el extremo inferior del encéfalo, bajo el hipotálamo. Se la considera como la glándula endocrina más importante del cuerpo humano, tanto por el número y variedad de hormonas que fabrica como por su carácter dominante sobre las demás glándulas de secreción interna. La hipófisis consta de dos porciones glandulares: el lóbulo anterior o adenohipófisis y el lóbulo posterior o nurohipófisis. La adenohipófisis se origina a partir del tejido endodérmico de la boca. Dispone de un sistema portal de vénulas. Son unas terminaciones nerviosas del hipotálamo que determinan la secreción de sus hormonas trópicas. Estas secreciones trópicas estimulan la actividad de otra glándula, la tirotrópica. La neurohipófisis es de tejido nervioso, formado por las células de neuroglía, llamadas pituicitos, que sostienen fibras y terminaciones nerviosas de neuronas del hipotálamo.

GONADAS

Las gónadas son las glándulas sexuales masculinas y femeninas.

La elaboración de las hormonas sexuales se realiza en las gónadas femeninas, los ovarios, y en las gónadas masculinas, los testículos. Las gónadas mantienen la integridad anatómica y fisiológica del aparato reproductor. Además, desarrollan y mantienen los caracteres sexuales secundarios, que son aquellos caracteres que, aparte de los órganos sexuales, diferencian los sexos. Entre sus funciones, las gonadas también son activadoras del metabolismo y rigen en las hembras los ciclos ováricos. Las hormonas masculinas reciben el nombre de andrógenos. La principal es la testosterona. Se produce en las células intersticiales del testículo, llamadas células de Leydig. Las hormonas femeninas se llaman estrógenos. Las principales son la luteína o progesterona y la foliculina. Estas hormonas se forman en diversas cantidades según el momento del ciclo reproductor.

Las glándulas sebáceas están bajo el control de las hormonas sexuales. Los folículos capilares de la piel -o poros- contienen glándulas sebáceas. Estas glándulas producen sebo, que es un aceite Las hormonas principales que estimulan las glándulas sebáceas se llaman andrógenos; estas se originan en los testículos del hombre y en los ovarios y las glándulas adrenales de las mujeres.

Estas glándulas sudoríparas pueden ser divididas en dos grupos: las ecrinas y las apócrinas.
En el cuerpo humano podemos hallar entre 2-5 millones de glándulas ecrinas. No están asociadas a folículos pilosos y son estimuladas principalmente por el calor y las emociones. Las glándulas ecrinas secretan principalmente agua (99%).
Las glándulas apócrinas, en cambio, se hallan concentradas en unas pocas zonas del cuerpo -axilas, zona púbica- y generalmente están asociadas a folículos pilosos. La mayor concentración de estas glándulas se da en las axilas. La secreción apócrina consiste en un líquido oleoso compuesto por ácidos grasos, lípidos y aminoácidos.

Las glándulas mamarias son glándulas especializadas de la piel, que se han desarrollado para proporcionar nutrición a los hijos. Su diferenciación en la vida embrionaria es semejante en ambos sexos. En el varón, sin embargo, después del nacimiento se desarrollan poco, mientras que en la mujer las glándulas sufren unos cambios estructurales correlacionados con la edad y con la situación funcional del sistema reproductor. La glándula mamaria adulta inactiva está compuesta por 15 a 20 lóbulos irregulares formados por glándulas tubuloalveolares ramificadas.