Giovanni Antonio Canal

Historia de la pintura italiana. Arte moderno del siglo XVIII. Barroco. Canaletto. Mirador a Venecia. Plaza de San Marcos. Temporalidad. Escuela. Estilo. Análisis de las obras

  • Enviado por: Juan Manuel Nieto
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Canaletto,

Un mirador a Venecia

Profesor:

Materia: Seminario A de Historia del Arte

Alumno:

Introducción

'Giovanni Antonio Canal'
A lo largo de este trabajo iremos viendo cómo Giovanni Antonio Canal, nacido el 7 de Octubre de 1697 y fallecido el 19 de Abril de 1768, fue realmente un exquisito paisajista y topógrafo, un pintor que mostró a Venecia como nadie supo hacerlo y la mostró al mundo para admiración de todos, tal vez éste sea el resultado de ser hijo de un muy reconocido escenógrafo. Sin advertirlo él mismo, fue Canaletto el precursor o creador de un movimiento que en el futuro se llamará impresionismo.

Temporalidad

Durante este interesante período la ciudad de Venecia conoció un gran esplendor artístico que coronó sus calles y sus salones. La República de la Serenísima o de San Marcos, como era conocida Venecia, fue una ciudad eminentemente comercial que compraba productos en Oriente para venderlos en Occidente, utilizando su propia flota. Estos intercambios le proporcionaron grandes ganancias y eso se tradujo en espléndidos palacios, iglesias, y encargos artísticos de alto nivel; la riqueza presidía Venecia, como se ve largamente en las obras de nuestro artista.

No hay que dejar de pasar que Canal vivió la revolución industrial generada en Inglaterra, el acontecimiento de índole económico más relevante de la época contemporánea. Gran Bretaña era el país europeo con mayores índices de capital acumulado, época que coincide con el desarrollo de capitalismo, la aparición de las monarquías absolutas, y también el triunfo del racionalismo en la filosofía y en la ciencia y la difusión y puesta en práctica de las doctrinas contrarreformistas.

Todos estos detalles no son menores ya que Canal tuvo participación en ese país como lo atestigua un pedido expreso del conde Tessin en 1736 para que se comprometiera a trabajar durante cuatro años exclusivamente para el mercador inglés Smith. Aunque fue en realidad “McSwiney quien jugó un rol clave en la carrera de Canaletto: fue el primero en introducirlo a clientes ingleses y el primero en encargarle pinturas pequeñas, soleadas y atractivas para los turistas con menos pasión por el arte”. Pero en esta clase de trabajos que realizó había cierta mística faltante. No por supuesto la profesionalidad de su desempeño, sino su amor por Venecia y sus canales, canales que le dieron casi su propio nombre: Canaletto.

Su escuela y su estilo

La escuela Veneciana tras el predominio de la tradición bizantina (maniera greca), la obra de Giotto y la importación del llamado estilo gótico internacional supusieron un importante giro en la evolución artística de esta escuela.

Se destacan en sus inicios Jacopo Bellini (hacia 1396 - 1470), Antonio Vivarini (1430 - 1494). A mediados del siglo XV y a través del influjo de Andrea Mantegna se inició el periodo propiamente renacentista, representado por Giovanni Bellini (1432 - 1526).

La escuela veneciana alcanzó su cima más elevada con los nombres de Giorgione (1477 - 1510).

En las postrimerías de la escuela veneciana, lejos ya del Renacimiento, pero herederos reconocidos del mismo, se distinguen Canaletto (1697- 1768), Francesco Guardi (1712 - 1793) y en los grandes muralistas Piazzetta (1683 - 1754) y Tiépolo (1696 - 1770).

Fue Lucas Carlevarijs quien despertó el interés por la vista tal como lo tomará Canaletto con sus obras. Lo que le interesaba a Carlevarijs era el problema de la perspectiva afrontado con la ayuda constante de la cámara y la consiguiente valoración de los temas arquitectónicos, entre los cuales las figuras, o más bien el “esbozo”, queda siempre al margen. Sumando esta experiencia con la herencia escénica del padre, tenemos el impresionante resultado en sus trabajos.

Sus pinturas se caracterizan por el colorido brillante que se manifiesta sobre todo en lo que se llama “Le Vedute”, vistas panorámicas de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de Venecia.

'Giovanni Antonio Canal'
Su principal hallazgo fue la cámara óptica, una especie de cuerpo de cámara fotográfica, que limita la vista que se contempla a través de ella. A partir de esto, se toman apuntes y bocetos (imagen de la derecha) que sirven de base al paisaje pintado. Se fijan unos puntos de referencia que nunca se pierden y que sirven para realizar varios puntos de perspectiva sobre un horizonte extremadamente llano. Es necesario aclarar que en más de una oportunidad y ante el gran reaquerimiento de sus trabajos, Canaletto usó dispositivos como la regla y el compás. Tal vez sea este el primer indicio de una industrialización del arte. Pero el uso de esos dispositivos lo hizo para “recordarnos su experiencia en el teatro: el dominio de bloques de luz y oscuridad, las líneas de sombras se lanzan a través de las escenas y el frente frecuentemente hundido en una profunda sombra, dirigiendo así el ojo a la pintura.”

Otra preocupación de Canaletto -y de los jóvenes pintores que cultivaron las vedutte- era la conquista de la luz. Es por este logro que su pintura es muy luminosa, distribuida en pinceladas casi líquidas, cristalinas y sobre espacios abiertos. Otro recurso para dar luminosidad era la introducción de mucho cielo y agua en la superficie pintada, lo cual aumenta la luz de la atmósfera.

Pero es interesante retroceder un poco en el tiempo para comprender algo que es fundamental en el estilo de pintura de Canaletto: la perspectiva, y es un arquitecto florentino a quien se le atribuye ese descubrimiento que iba a ser adoptado por los artistas, Filippo Brunelleschi (1377 - 1446), “se puede ver que ni los griegos, que no comprendieron el escorzo; ni los pintores helenísticos, que sobresalieron creando la ilusión de la profundidad, llegaron a conocer las leyes matemáticas por las cuales los objetos disminuyen de tamaño a medida que retroceden hacia el fondo”

En este período surgen escuelas nacionales muy diferentes e incluso dentro de ellas hay que distinguir corrientes muy diversas. A pesar de ello podemos enumerar una serie de características generales:

  • Naturalismo, realismo, ausencia de idealización en personajes, gestos, objetos, paisajes, llegándose a tratar incluso de lo feo y desagradable.

  • Predominio del color sobre el dibujo.

  • Interés por el estudio de la luz, contraste de luz y sombra, cielos luminosos, etc.

  • Composiciones abiertas: diagonales, aspas, espirales asimetría, movimiento que agita cabellos, ropajes, etc.

  • Técnicamente hubo un gran desarrollo del óleo sobre lienzo.

  • Temáticamente se amplia el repertorio. Sigue dominando el tema religioso, también se cultiva la mitología, la alegoría, el retrato y además surgen géneros nuevos como el cuadro de paisaje, la pintura de género, etc.

  • El estilo une la simplicidad en los mensajes con el tono teatral

  • Nuevamente es importante retroceder en el tiempo para dar cuenta de una gran evolución en la forma de desarrollar las pinturas: Jan Van Eyck (1390 - 1441) “perfeccionó e inventó la pintura al óleo. Se ha discutido mucho acerca de la verdad y del exacto sentido de esa afirmación, pero los pormenores importan relativamente poco. No se trató de un descubrimiento como el de la perspectiva, que constituyó algo enteramente nuevo. Lo que éste consiguió fue una prescripción nueva para la preparación de los colores antes de ser colocados sobre el panel. Los pintores de entonces no compraban los colores ya preparados en tubos o en cajas, sino que tenían que prepararse sus propio pigmentos, obtenidos en su mayoría de plantas o animales. Reducían estos a polvo entre dos piedras y -antes de usarlos- les añadían cierta cantidad de líquido para formar con el polvo una especie de pasta.”

    La técnica que usó Canaletto es la de ir “aplicando diferentes colores, pincelados en cada uno mojado sobre mojado o esfumado secamente sobre la textura del grueso lienzo”.

    Análisis de las obras

    La primera obra que vamos a comentar es la Vista del Canal Grande hacia el muelle de San Marcos, una pintura de 46 x 77 centímetros.

    'Giovanni Antonio Canal'

    Observamos un cielo muy celeste con algunas nubes blancas distribuídas a ambos lados, muy común en las pinturas de Canaletto. “El cielo en todas las pinturas tempranas de Canaletto, ha sido dado de profundidad y atmósfera por el uso de un gris pintado debajo de una primera mano de rojo degradado desde un color oscuro fuerte a un pálida sombra”. Un punto de fuga que tiende a llevar la vista hacia el centro de la pintura en un canal lleno de góndolas y barcos cuyos mástiles dejan verse hacia el horizonte recordando las sarizas de una formación macedonia del Rey Filipo o de su hijo Alejandro Magno, aunque es característico de la época temprana de sus pinturas, usar más de un punto de vista además de cambiar la altura de los edificios y flasificar la línea del horizonte. Nos atrae la atención un barco que se transforma en el centro geométrico de esta pintura, retirándose del muelle de lo que parece ser el fin de un día de trabajo arduo, con las velas bajas y sus tripulantes mirando hacia el destino de descanso. La luz del sol se proyecta de derecha a izquierda lo mismo que el punto de vista del pintor que se encuentra elevado sobre el nivel de piso. El nivel de detalle de sus pinturas asombra tanto hasta el punto de poder ver sobre el lado izquierdo a un gondolero recriminándole algo a su compañero de barca, en contramovimiento, uno de frente y otro de espalda. El agua, siempre tan presente en casi todas sus pinturas, ayuda al reflejo de la luz del cielo como así también a proyectar la imagen de los edificios levemente contorneada por las pequeñas olas del canal. “La impresión de la paleta de luz es súbitamente influenciada por el color debajo de la pintura. Canaletto fue ahora usando un muy pálido beige o gris sobre un suelo rojo, usualmente beige debajo del cielo y gris debajo del agua y tenuemente después, una capa uniforme de un pálido beige o gris a través del lienzo. Canaletto también varió la textura del lienzo, seleccionando una ola proporcional con el tamaño de la pintura”. “Las figuras en el fondo están pintadas esparcidamente pero las principales muestran una nueva facilidad: Canaletto ha cargado su observación del detalle a un nivel más grande de realismo aplicando cada golpe de pintura para que siga exactamente la dirección y el contorno del material o forma que está retratando”.

    Sobre el lado derecho, en un edificio de dos pisos, podemos apreciar la paciencia de Canaletto y contar las tejas del techo por él pintadas. Asoma en el balcón del segundo piso una persona que mira curiosa hacia abajo. En la ventana del primer piso otra persona que se asoma y, finalmente, una tercera sentada en el piso apoyada sobre la pared con un amplio sombrero en, lo que parece, un descanso merecido.

    Esta pintura tiene mucha semejanza con otras dos que son El Gran Canal y Vista del Canal Grande desde San Vio vista este (looking east).

    La segunda obra que vamos a comentar es La Plaza de San Juan y San Pablo, una pintura de 125 x 165 centímetros

    'Giovanni Antonio Canal'

    Como en numerosas obras del Canaletto, observamos un cielo amplio y celeste con una leve carga de nubes blancas; recordemos que utliza este recurso para lograr más brillo. El espacio que ocupa es considerable si tenemos en cuenta el total de la pintura.

    Nuevamente el punto de fuga no está situado exactamente en el centro de la pintura, sino que está levemente trasladado a la izquierda hacia donde se pierde en el horizonte el canal.

    'Giovanni Antonio Canal'

    La vista del pintor está elevada de la superficie y la luz del sol proviene del sector derecho casi a sus espaldas. Nuevamente el detalle es asombroso: sobre el lado izquierdo un gondolero cruza en canal a una monja, un barco amarrado y una persona que oberva el trabajo que realizan sus empleados porque eso es justamente lo que transmite la imagen, algunas personas cruzando el puente peatonal. Ya sobre el centro un perro olfatea el piso mientras una señora lleva de la mano a un nene que aprende a caminar mejor con cada paso dado. La mitad izquierda de la pintura está tomada desde un punto más lejano hacia la derecha y omite la distancia de la vista de la vereda. Los ángeles y santos se destacan de la cima de La Escuela San Marco y su inmensa puerta. Atrae la atención lo que parece ser una feria pegada a la fuente, la misma feria que aparece en otra pintura La Escuela San Marco (figura de la derecha). Sobre el lado derecho una persona se guarece a la sombra del monumento y otra cercana, deslcaza, se refresca los pies. Indudablemente el calor agobia. Es notable la nitidez de los ladrillos que conforman la construcción y el trabajo de pintarlos e ir formándolos uno a uno. “Al mismo tiempo sus trabajos tempranos en el teatro le dieron un perfil manejando los motivos arquitecturales”.

    Comentario final

    Canaletto fue sin duda uno de los máximos exponentes de la pintura paisajista y así lo atestigua Pietro Guarienti en 1753 “Él pinta con tal exactitud y habilidad que el ojo es engañado y realmente cree que eso que ve es real, no una pintura”. Sus trabajos fueron realizados mayoritariamente en Gran Bretaña pero principalmente en su amada Venecia. El nivel de detalle observado es enorme, lo que demuestra un gran manejo no sólo del arte de la pintura, sino también en los elementos o materias primas usadas. Sus trabajos, incluso, son de sumo interés actual para los Venecianos ya que gracias al nivel de detalle de sus pinturas, son tomados como referencia para los estudios que ayudan a determinar en cuánto se ha hundido esa ciudad hasta la actualidad. Al examinar los cuadros del Canaletto y compararlos con el aspecto de los mismos paisajes en el momento actual, los científicos encontraron que la ciudad se ha hundido más de 60 centímetros desde 1727, a este proyecto y estudio se lo llama Moises.

    En su obra no hay alegorías, no hay simbolismos ni mensajes últimos, no se vuelve a la temática helenística con sus fuertes personajes cargados de simbolismos pero está la contundencia de la imagen que se entrega, casi sin manipular, desnuda en su calidad luminosa y expresiva: Canaletto.

    Katherine Beatjer and J. G. Links, Canaletto, página 5 “who first introduced Canaletto to an English client and who first encouraged the artist to paint small, sunny pictures attractive to the tourist with a less than passionate concern for art, rather than the large, dramatic, and somewhat disorderly masterpieces which had appealed to those who knew the reality of Venice”

    Op. cit. I página 53 “remind us of his experience in the theater: the dominance of blocks of light and dark, the lines of shadow cast across the scenes, and the foreground often plunged into deep shade, thus leading the eye into the picture”

    Bombrich Ernst H., Hisotira del Arte, Sudamericana, Octubre 1999, página 184

    op. cit. ii, páginas 193 y 194

    Op. Cit i pagina 54 “applying different colors, brushed into each other wet-in-wet or scumbled dryly over the texture of the coarse canvas”.

    Op cit i página 54 “The sky, as in all Canaletto´s early paintings, has been given depht and atmosphere by his use of a gray underpaint over the red priming, graded from a dark steely color to a paler shade”.

    Op cit I página 57 “The impression of the lighter palette is subtly influenced by color of de underpaint. Canaletto was now using a very pale beige or gray over his red ground, usually beige under the sky and grey below the water and, slightly later, a uniform layer a pale beige or gray across the canvas. He also varied the texture of the canvas, selecting a weave commensurate with the size of painting”.

    Op cit i página 54 “the figures in the background are still sparsely painted but the principal figures display a new facility: Canaletto has carried his observation of detail to a greater level of realism by applying each stroke of Saint so that it follows exactly the direction and contour of the material or form he is depicting”.

    The Metropolitan Museum of Art, New Cork, 1989, página 33 “at he same time his early work in the theatre gave him a skill in handling architectural motives”.

    Op cit i página 14 “He paints with Duch accuracy and cunning that the eyes is decieved and truly believes that it is the real thing it sees, not a painting”

    Diario La Prensa, suplemento Cultura, miércoles 11/12/2002, http://www.laprensa.com.ar/suplementos/nota.asp?ed=849&tp=9&no=28752

    3

    Vídeos relacionados