Ginecológicos. Antiinfecciosos

Fármacos. Tricomoniasis. Vaginosis. Candidiasis

  • Enviado por: Francisco J. Molina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

G01A. antiinfecciosos ginecologicos

tratamiento de infecciones vaginales

(Ver también el apartado infecciones genito-urinarias de tratamientos
antiinfe
cciosos recomendados, grupo J)

enfermedad

tratamiento

comentarios

Tricomoniasis

Metronidazol
Tinidazol

Si puede tratarse simultáneamente a la pareja sexual, una dosis única de 2 g de metronidazol es tan efectiva como el tratamiento tradicional de 250 mg, 2-3 veces al día durante 5-7 días.

La efectividad de metronidazol y tinidazol es muy parecida. Las características farmacocinéticas permiten la administración más cómoda del tinidazol en tratamientos de varios días, pero no hay diferencia en el régimen con dosis única de 2 g.

Los tratamientos tópicos con antisépticos vaginales son menos eficaces que la terapia oral con derivados imidazólicos. El tratamiento vía oral con nitroimidazoles está contraindicado en el 1º trimestre del embarazo. En embarazadas puede conseguirse aliviar la sintomatología y ocasionalmente curaciones con un régimen de 1 comprimido vaginal de 100 mg de clotrimazol diario durante 6 días. No conviene usar en el embarazo antisépticos vaginales yodados. Pueden afectar la función tiroidea del feto.

Vaginosis bacteriana
(vaginitis inespecíf
ica)

Metronidazol
Tinidazol
Penicilina de amplio espectro

El régimen más efectivo es de 500 mg de metronidazol dos veces al día durante 7 días, pero una dosis única de 2 g de metronidazol o de tinidazol consiguen un porcentaje alto de curaciones. Puesto que son regímenes más cómodos pueden ensayarse primero y reservar el tratamiento de 7 días para los casos de fracaso de los anteriores.

La amoxicilina (500 mg 3 veces al día durante 7 días) es efectivo también y es el régimen de elección en embarazadas.

Candidiasis vaginal

Antifúngicos imidazólicos
Nistatina
Ciclopirox olamina

El tratamiento más cómodo posiblemente es la administración vía oral de una dosis única de 150 mg de fluconazol o con dosis de 200 mg de itraconazol espaciadas 8 horas. Los derivados imidazólicos y la ciclpirox-olamina por vía tópica vaginal son igual de eficaces pero requieren tratamientos de tres a siete días. Muchos clínicos prefieren la vía tópica por el menor riesgo de efectos adversos, y es la terapia recomendable en embarazadas. No hay diferencias importantes entre los imidazoles tópicos, ni entre estos y la ciclopiroxolamina.

La nistatina tópica es algo menos eficaz y requiere tratamientos de 14 días, pero puede ser útil en casos que no respondan a los imidazoles. La candidisis recurrente sigue siendo difícil de tratar. La práctica más usual es un régimen intermitente de imidazoles oral o vaginal (una dosis cada 1-2 semanas), durante 3 a 6 meses.