Gestión de zonas costeras

Medio Ambiente. Costa. Zonas costeras. Turismo. Especulación urbanística. Protección de la naturaleza. Política medioambienta. Desarrollo sostenible

  • Enviado por: Krmn Oko
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

INTRODUCCIÓN

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), es una organización internacional intergubernamental compuesta por 30 países desarrollados, (entre ellos España desde el 1961), cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. Fundada en 1961, la sede de la OCDE se encuentra en la ciudad de París.

Sus principales objetivos son:

  • Promover el empleo, el crecimiento económico y la mejora de los niveles de vida en los países miembros, y asimismo mantener su estabilidad.

  • Ayudar a la expansión económica en el proceso de desarrollo tanto de los países miembros como en los ajenos a la Organización.

  • Ampliar el comercio mundial multilateral, sin criterios discriminatorios, de acuerdo con los compromisos internacionales.

Este documento habla de conceptos elementales que podríamos definir de la siguiente forma:

Zona costera: Los límites de la zona costera dependen del objeto considerado, desde el punto de vista de gestión y de la ciencia, esta zona será más o menos amplia según la naturaleza del problema. Deberá extenderse tan lejos hacia alta mar y hacia el interior de las tierras como lo exija la realización de los objetivos de gestión. En resumen la zona costera es tierra y aguas cerca de la costa cuyos usos y ecología están afectados por el mar.

Recursos costeros: Los componen el suelo, bosques, aguas costeras, incluyendo mares cerrados y semicerrados, los estuarios y aguas interiores, recursos naturales e hidrocarburos y recursos biológicos del mar. Todos estos recursos tienen en común varias características importantes para su gestión duradera:

  • Se comportan como sistemas y deben ser gestionados como tal.

  • Interaccionan unos con otros. El desarrollo duradero debe tener en cuenta estas interacciones.

  • Tienen utilidades múltiples y pueden proporcionar simultáneamente numerosos recursos duraderos.

  • Puedes proporcionar bienes privados o públicos.

Gestión integrada de las zonas costeras: Puede definirse en términos sencillos como una gestión del conjunto de la zona costera, teniendo en cuenta objetivos locales, regionales, nacionales e internacionales. Para tener éxito, la gestión de la zona costera exigirá también una “integración del tiempo”, debiendo estar coordinados los objetivos de gestión día a día a corto plazo con los objetivos de acción a largo plazo.

SÍNTESIS

Las zonas costeras tienen mucha importancia en los países de la OCDE. La utilización de los recursos costeros es muy diversificada y adopta múltiple formas que en ciertos casos se oponen y en otros se complementan. En numerosos países de la OCDE la población se concentra en las regiones costeras. En general, se comprueba así mismo, que la población aumenta con mayor rapidez en la costa que tierra dentro.

Los recursos de las zonas costeras, asumen por otra parte una gran importancia económica, las actividades de tiempo libre y de turismo son importantes y se encuentran en expansión en estas zonas.

Una mala gestión de zonas costeras puede por ultimo provocar serios problemas a nivel internacional. Los recursos tradicionales de un país pueden resultar diezmados en caso de sobreexplotación de las reservas tanto costeras como internacionales. La contaminación de un país puede transmitirse a otro país por los cursos de agua.

El tiempo libre y el turismo se internacionalizan cada vez más, al igual que la explotación de hidrocarburos en las aguas costeras.

Es importante para los Países Miembros de la OCDE suscitar un desarrollo ecológicamente duradero en sus zonas costeras, de manera que se asegure un crecimiento económico que no vaya acompañado del deterioro inacatable del medio ambiente.

A falta de políticas apropiadas, las presiones intensas que se ejercen sobre los recursos costeros, corren peligro de ocasionar un descenso en el rendimiento de estos recursos, un aumento de los costes de explotación o daños serios en el medio ambiente. Resulta indispensable llevar a cabo una acción concertada para corregir los errores cometidos en el pasado y para procurar que las zonas costeras se exploten en delante de manera duradera.

La razón fundamental del estudio es la necesidad de integrar la gestión de zonas costeras con otros sectores de actividad y sobretodo ala importancia de una integración a nivel internacional para tratar los problemas transfronterizos.

El objetivo económico de una gestión integrada de las zonas costeras, consiste en asegurar la mejor utilización posible de los recursos costeros al menor costo posible.

  • Problemas de gestión de zonas costeras

Los documentos de información nacionales tienen en cuenta los numerosos problemas y cuestiones graves que afectan a las costas de los Países Miembros de la OCDE. No hay país que no tenga problemas graves y casi todos los países se encuentran en presencia de problemas importantes que deben tratar y resolver.

La invasión urbana es uno de los mayores problemas, las zonas costeras se ven cada vez más amenazadas. En muchos casos las zonas costeras presentan problemas de medio ambiente evidentes que provienen de una urbanización no controlada.

Se señala un importante movimiento de población hacia las costas que se explica por el desarrollo de tiempo de tiempo libre, del turismo y de las actividades creativas.

También es importante señalar la contaminación de las aguas costeras y los estuarios. Casi todos los países parecen estar preocupados por calidad del agua cerca de la costa o en los mares que las bañan. Aunque sin duda alguna, muchos países continúan arrojando en sus zonas costeras grandes cantidades de aguas parcialmente residuales o no tratadas. Los desechos difusos, en particular, los desechos industriales, tienen graves efectos.

Otro problema son los efectos de la explotación de los recursos marinos, incluyendo los efectos de la protección de la naturaleza.

Los Países Miembros de la OCDE no se preocupan únicamente por la calidad del agua y por las presiones vinculadas a la utilización de las tierras costeras. Los efectos del desarrollo de la acuicultura figuran asimismo en el primer lugar de sus preocupaciones.

El impacto sobre el entorno de una gestión insuficientemente integrada de las zonas costeras, va mucho más allá de los efectos directos sobre los peces, los moluscos y los crustáceos. Muchos países reconocen que la perturbación de los hábitats de las especies salvajes de la zona costera, plantea un grave problema.

Un cierto número de países menciona los riesgos de inundación o de erosión (riesgos costeros) entre los problemas y las cuestiones planteadas, teniendo en cuenta la amenaza de elevación del nivel del mar que ocasionaría un recalentamiento climático.

Se consideran éstos riesgos (inundación y erosión) como los problemas más importantes que aumenta por la influencia y la incidencia de las actividades humanas sobre los procesos costeros naturales.

Los problemas de las zonas costeras resultan importantes tanto en el plano internacional como en el nacional. Muchos países observan con inquietud que no son capaces de resolver estos problemas en ausencia de acuerdos internacionales complejos que requieren años de negociación antes de ser aplicados.

La elevación del nivel del mas que va unida al recalentamiento climático, plantea un importante problema internacional.

En la segunda Conferencia Mundial sobre el Clima, la aplicación del escenario de emisión de gas, ha demostrado que se corría el peligro de asistir a una duplicación efectiva de la concentración atmosférica de CO2 desde ahora hasta los años 2025 a 2050, lo que ocasionaría un alza global de la temperatura media de 1'5ºC a 4 - 5ºC y una elevación del mar alrededor de 0'3 a 0'5 metros desde ahora hasta el 2050 y de un metro desde ahora al 2100 e iría acompañado de un aumento de la temperatura de la capa superficial de los océanos de 0'2 a 2'5ºC.

Tal como ha observado el Grupo de Expertos Intergubernamental para el Estudio del Cambio Climático (IPCC, 1990), en el momento actual, el nivel del mar se eleva como media en más de 6 centímetros cada 50 años, con importantes variaciones regionales debido a los movimientos geológicos locales. El recalentamiento del planeta reforzará y acelerará esta tendencia, modificará la circulación oceánica, así como los ecosistemas marinos, lo que tendrá grandes consecuencias socioeconómicas. El impacto socioeconómico más grave de la elevación del nivel del mar, consistiría en la invasión de llanuras costeras de explotación intensiva y fuertemente pobladas.

  • Políticas locales y nacionales referentes a las zonas costeras

Algunas de las contradicciones más difíciles de resolver se producen cuando se ponen frente a frente dos niveles de administración. En varios estudios de casos, las políticas nacionales se encuentran en el origen de problemas locales en las zonas costeras.

La gestión integrada de zonas costeras debe prever directrices que permitan establecer en qué casos las prioridades nacionales tienen que pasar por delante de las consideraciones locales y en qué casos tiene que ser al contrario. Ello no resulta fácil, en la medida que estén implicados diferentes niveles de administración y que las administraciones más poderosas (generalmente nacionales) corren el riesgo de salir siempre ganando.

  • Desarrollo ecológicamente duradero

Los países de la OCDE están de acuerdo generalmente en que el desarrollo ecológicamente duradero constituye el objetivo de sus políticas económicas y medioambientales. Aceptar este principio es reconocer que el desarrollo económico depende de una gestión eficaz de los recursos naturales, y del mantenimiento a largo plazo de las ventajas producidas por los ecosistemas. En otros términos, la mejora del nivel de vida de cada individuo sólo será posible a largo plazo si el crecimiento económico y la protección del medio ambiente se consideran como objetivos complementarios. El desarrollo ecológicamente duradero podría definirse, para las necesidades del presente estudio, como “el conjunto de actividades y procesos que permiten asegurar hoy en día las necesidades del hombre y de las demás especies, preservando la biosfera para que pueda el día de mañana responder y subvenir a las necesidades razonablemente previsibles del hombre y de las demás especies”.

Para poder responder a esas necesidades, importante tener interés en los efectos a largo plazo de las actividades que utilizan los recursos y el ritmo de consumo y de agotamiento de los recursos.

  • Gestión integrada de recursos costeros

El principio de gestión integrada requiere que las decisiones y las medidas adoptadas para los organismos de decisión, se integren y se coordinen de manera que se minimicen los costos y las pérdidas debido a la falta de integración.

Las competencias de los organismos de decisiones internacionales, nacionales, regionales y locales, tal como se define actualmente en los países de la OCDE, hace pensar que la misión de estos organismo resulta extremadamente compleja en la medid que deben funcionar en los tres ámbitos diferentes (económico, biofísico y social) y extraer de las zonas costeras un cierto número de bienes y servicios teniendo en cuenta determinados criterios.

La gestión de estos tres sistemas es tanto más difícil en cuanto que no son simétricos: las decisiones de gestión sobrepasan las fronteras administrativas y exigen diferencias entre los límites de los sistemas económicos, administrativos y biológicos.

  • Puesta en práctica de las políticas

Los poderes públicos intervienen en al producción de bienes y servicios a partir de los recursos costeros mediante ministerios que corresponden, en general, al desglose de los diferentes sectores de actividad. En muchos casos se encuentra, no obstante, también encargados de determinar las interacciones y los conflictos interministeriales y de poner a punto políticas a un tiempo, sectoriales e integradas.

La puesta en práctica de las políticas de gestión de recursos costeros, debería ir encaminada esencialmente a suscitar un desarrollo ecológicamente duradero. Para llegar q este objetivo, se pueden considerar diversas estrategias de puesta en marcha. Estas estrategias proporcionaran, además, orientaciones y señales al público, a los poderes públicos, a diferentes niveles y a los responsables del acondicionamiento.

Las estrategias de la puesta en práctica de las políticas de gestión del os recursos costeros referentes a sectores de actividad particular son:

  • la gestión de recursos haliéuticos;

  • la gestión del tiempo libre y del turismo;

  • la gestión de explotación de minerales, arena, grava, hidrocarburos y gas;

  • la gestión de transportes marítimos.

Estas estrategias deben completarse con otras estrategias que hagan intervenir varios sectores:

  • la lucha contra la contaminación;

  • la gestión de la utilización de las tierras litorales, la protección de los parajes naturales y la conservación de los sistemas costeros;

  • la gestión del crecimiento económico general; y

  • la gestión de la utilización de recursos costeros por el sector público y el sector privado.

    • Gestión integrada de la zona costera y de los recursos biológicos del mar

Los principales problemas referentes a la gestión de recursos biológicos del mar pueden ser clasificados en cinco categorías:

  • Contaminación telúrica (procedentes de fuentes asentadas en la tierra).

  • Las principales pesquerías se sitúan mar adentro de las costas mientras que la contaminación que les afecta proviene principalmente de fuentes terrestres y se concentran en la zona costera. Así, la contaminación telúrica, procedente de fuentes fijas o difusas, puede jugar un papel determinante en la zona costera al afectar al conjunto de los recursos biológicos del mar.

  • Contaminación debido a las actividades realizadas en el mar.

  • Las principales fuentes de contaminación son los vertidos de hidrocarburos, el abono de residuos de dragados, la liberación de los compuestos del estaño presentes en las pinturas antisuciedad y por último la evacuación de las aguas de lastre y residuales de los navíos.

  • Conflictos entre diferentes usuarios de los recursos costeros.

  • Se enumeran en los Países Miembros de la OCDE frecuentes oposiciones y rivalidades vinculadas a la utilización de recursos costeros. Muchas de ellas tienen repercusiones más o menos grandes sobre los recursos biológicos del mar al amenazar la supervivencia de los hábitats, de la zona de alimentación y de las zonas de desove o repoblación.

  • Conflictos entre los explotadores de recursos biológicos del mar y sobreexplotación (legal o ilegal) de las especies.

  • Según la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo, la mayor parte de las existencias de peces corrientemente consumidos que viven en aguas de la plataforma continental, están sometidos a una explotación actualmente intensiva. A medida que la explotación se intensificaba, los conflictos que enfrentan a los distintos usuarios de los recursos del mar, se han hecho más aparentes.

  • Impacto de la expansión de la acuicultura sobre el medio ambiente.

  • Las instalaciones de acuicultura se hacen cada vez más normales en las zonas costeras donde inciden criterios indispensables, tales como la calidad de las aguas, el lugar bien abrigado, el acceso fácil, la proximidad a los lugares de carga, a la red de transporte y a las fábricas de tratamiento y/o mercado. Estas explotaciones acuícolas tienen consecuencias sociales y económicas beneficiosas en los ámbitos del empleo. Por otra parte, las instalaciones de acuicultura son una fuente importante de perjuicios para el medio ambiente, ocasionando problemas como: factores visuales, ruidos y contaminación.

    • Gestión integrada de zonas costeras: turismo y tiempo libre

    El turismo es una actividad importante de las zonas de la OCDE. Representa el 27% del total de las exportaciones de servicios de los Países Miembros de la OCDE.

    En zonas costeras es particularmente importante desde el punto de vista de ciertas regiones, donde representa una de las fuentes de empleo más importantes.

    El turismo sufre por el deterioro de los recursos costeros, en particular por las tierras y las aguas litorales. Puede ser asimismo, una fuente notable de contaminación y de degradación del medio ambiente.

    Han sido elaboradas una serie de medidas cuya naturaleza permite el desarrollo duradero del turismo y que sean compatibles con la estabilidad del medio ambiente. Se trata de las siguientes:

    • La integración de las políticas nacionales en materia de turismo y de gestión de zonas costeras.

    • Las políticas nacionales globales de desarrollo industrial, energéticas, agrícolas, etc. deben ser compatibles con la política de turismo.

    • Las autoridades locales deberían ser incitadas y animadas a dar cumplimiento a las políticas nacionales de medio ambiente y a introducir normas estrictas en las regiones turísticas frágiles.

    • Las políticas relativas a la utilización de suelos deberían construir la principal referencia para el establecimiento de instalaciones turísticas.

    • La infraestructura requerida para el desarrollo duradero del turismo debería ser financiada parcialmente mediante una tarificación exacta de recursos naturales.

    VALORACIÓN PERSONAL

    Las zonas costeras son un lugar muy importante tanto para el uso y disfrute personal como para colectivos mayores (empresas, turismos…)

    Es también un recurso natural que debe protegerse y no solo explotarse para obtener beneficios, ya que este recurso no es inagotable, y debemos preservarlos para que generaciones futuras puedan disfrutarlo y hacer uso de él.

    Creo que es fundamental la crear que integra la protección y la política en cuestión de zonas costeras, para sacarle rendimiento a la vez que se conserva el medio ambiente.

    7