Germán Gamazo

Historia española contemporánea. Política navarra. Fueros. Proyecto de presupuestos. La Gamazada

  • Enviado por: Ioseba Amatriain Losa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

LA GAMAZADA

GERMÁN GAMAZO

1. BIOGRAFÍA.

Germán Gamazo (1838-1901) fue un político español. Nacido en Boecillo (Valladolid), estudió Derecho en Valladolid y pasó a ejercer la abogacía en Madrid a los 25 años. Comenzó a intervenir en política tras el inicio del Sexenio Democrático, y, en marzo de 1871, resultó elegido por vez primera diputado, formando parte de la Unión Liberal. En 1876, iniciada la Restauración, se integró en el grupo liderado por Manuel Alonso Martínez, después de volver a ser elegido diputado, esta vez de las Cortes Constituyentes, en enero de ese año. En 1878 ingresó en el que habría de pasar a denominarse Partido Liberal, como segunda figura después de Práxedes Mateo Sagasta.

Su política se dirigió hacia la protección de los intereses agrarios castellanos y, así, participó en la fundación de la proteccionista Liga Agraria (1887), al tiempo que, desde agosto de 1881, iniciaba su estrecha relación política con su cuñado Antonio Maura, el cual trabajaba en su despacho de abogados. Formó parte en cuatro ocasiones de sendos gobiernos presididos por Sagasta: fue ministro de Fomento (9 de enero-13 de octubre de 1883; 18 de mayo-22 de octubre de 1898), de Ultramar (27 de noviembre de 1885-10 de septiembre de 1886) y de Hacienda (11 de diciembre de 1892-12 de marzo de 1894). Desde finales de 1898 encabezó un grupo escindido del Partido Liberal y, en 1901, cuando se había decidido a formar parte del Partido Conservador, falleció en Madrid.

2. LA GAMAZADA (1893-1894).

El proyecto de presupuestos para 1893-1894, preparado en mayo de 1893 por el ministro de Hacienda, Germán Gamazo, proponía establecer en Navarra las contribuciones, rentas e impuestos que regían para todas las provincias de España en ese momento y los que se crearan por la Ley de Presupuestos. La Diputación protestó con energía ya que lo entendía como un contrafuero. La prensa, los Ayuntamientos y asociaciones de todo tipo mostrarán su repulsa a este propósito ministerial. Los diputados navarros a Cortes presentan en el Congreso un escrito enviado por la Diputación, donde ésta expone las razones del Organismo Foral para rechazar el proyecto por el carácter fundamental y constituyente de la Ley de Confirmación de Fueros de las Provincias Vascongadas y Navarra (25 de octubre de 1839) y la Ley de Modificación de Fueros de Navarra (25 de octubre de 1841). Sagasta, jefe del Gobierno liberal, se desentendió del tema. La visita de los parlamentario navarros al propio Gamazo no obtuvo la rectificación del ministro.


Al conocerse en Navarra los negativos resultados de las gestiones crece la tensión en la provincia. Desde las páginas del periódico El Eco de Navarra se propone organizar manifestaciones fueristas en las capitales de las cinco Merindades. En la de Pamplona la comisión organizadora es recibida por la Diputación y, posteriormente, visita al gobernador civil y recibe el apoyo del Ayuntamiento cuando se manifiesta delante de la Casa Consistorial. A la vista del éxito obtenido, se pensó en organizar otra manifestación en Pamplona, pero esta vez la convocatoria sería general: la Diputación convocaba a todos los navarros en apoyo de sus fueros.

Germán Gamazo


Desde Madrid preocupaba la situación de Navarra por el inevitable recuerdo de la tercera guerra carlista, muy recientes todavía los acontecimientos bélicos. El levantamiento de una partida en la zona de Obanos y Puente la Reina, como consecuencia de este pleito entre Navarra y Madrid, parecía dar la razón al Gobierno. Era difícil convencer a Madrid en aquellos momentos de que este hecho, condenado por la Diputación Foral inmediatamente, no representaba el sentir mayoritario de Navarra. Pronto, tres de los cinco miembros de la partida, huyen a Francia y los otros dos son detenidos en pocos días.

El 4 de junio tuvo lugar la gran manifestación fuerística, pese a la táctica dilatoria del Gobierno de no conceder el permiso hasta última hora. Las comisiones municipales llegaron a Pamplona la víspera acompañadas de grupos de vecinos, que viajaron a la capital en los más diversos medios: ferrocarril, coches de caballos, carruajes, a pie... La manifestación se inició en la Plaza de Castillo y estuvo presidida por la Diputación en pleno, a la que seguía, según las crónicas, una enorme multitud. La entrevista de la Diputación con el gobernador civil y los discursos desde el balcón del Palacio Provincial demostraron la unión de los navarros con su Diputación y, por parte de esta última, la intención de conservar sus fueros frente a los ataques de la administración central.

La protesta Navarra llega a Madrid avalada con 120.000 firmas. En la capital de España los actos del día 4 habían tenido una gran repercusión en la prensa. Todo ello motivó que la comisión de las Cortes encargada del asunto modificara el texto del articulado. Cuando la Diputación, en 1894, es llamada a negociar en Madrid con vistas a introducir en Navarra los impuestos rechazados el año anterior, los comisionados navarros no se doblegarán a las exigencias gubernativas. La sustitución de Gamazo en el ministerio y la clausura de las Cortes en 1895 cerraron los enfrentamiento directos. En adelante, Madrid evitará el choque frontal contra la administración Navarra: preferirá la imposición progresiva de impuestos, pero de un modo solapado e indirecto.


Esta batalla política de 1893 pasó a la historia con el nombre de “la Gamazada”. Por primera vez todos los navarros se unieron en la defensa de los fueros, por encima de ideologías y partidismos. Para recordar tal efeméride, se pensó en levantar el actual Monumento a los Fueros, ante el Palacio de Navarra, todavía sin inaugurar desde su terminación en 1903. Se construyó por suscripción popular, a cuyo fin se admitieron donativos de entre 25 céntimos y 25 pesetas, mientras muchos pueblos de Navarra daban a su plaza principal la denominación de “Plaza de los Fueros”, en recuerdo del acontecimiento.

Germán Gamazo


BIBLIOGRAFÍA.

www.cfnavarra.es/FUEROSEXPO/

Enciclopedia Encarta 2000.

Historia de Navarra, varios autores, Editorial Kriselv.


Vídeos relacionados