Geomorfología dinámica y climática

Geografía Física. Superficie terrestre. Relieve. Clima. Gravedad. Meteorización

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad
publicidad

GEOMORFOLOGÍA DINÁMICA Y CLIMÁTICA

  • Introducción, conceptos y métodos:

  • A.

    Geomorfología dinámica: Estudio de todos los agentes de modelados y sus diferentes formas de actuación, sin tener en cuenta las combinaciones regionales. Estudia los propios agentes y los procesos morfogenéticos (maneras de actuación de los agentes).

    Geomorfología climática: Estudio del relieve en sus relaciones con el clima. Va ha depender de la forma en que las rocas han sido esculpidas por determinados agentes, actuando de determinadas formas, en unos ámbitos concretos y en función de las características climáticas que ahí se den.

    Geomorfología estructural: Se ocupa de los aspectos estructurales y los relieves en los que la constitución litológica y composición se manifiestan como acciones dominantes.

    El papel de los factores internos y externos en la evolución del relieve, y la organización espacial de los factores estructurales, climáticos y dinámicos.

    Las características del relieve no dependen tan sólo de factores ligados a la estructura de la litosfera, también se asocia a acciones ligadas a factores exteriores, que se desarrolla sobre materiales rocosos modelando el relieve por medio de partículas (erosión). La erosión se refiere a acciones externas, ya que las fuerzas del interior de La Tierra son constructivas y las externas son destructivas, acciones desmanteladoras de las rocas, esto implica transporte y sedimentación, y éstas no se consideran acciones destructivas. En los cambios en la forma de la litosfera, no sólo intervienen acciones destructivas, sino también las de transporte y relleno sedimentario.

    Estos procesos son llevados a cabo por unos elementos muy variados que operan en el ámbito de las esferas que confluyen en la superficie terrestre, de la atmósfera (viento, lluvia, oxígeno del aire...), y de la Tierra (hidrosfera: oleaje, cursos de agua, glaciares), también hay agentes de modelado en al biosfera (manifestación a través de bacterias, microorganismos...). Los agentes morfogenéticos externos presentan diferentes niveles de complejidad y grandes diferencias en sus escalas de actuación, desempeñando distintos trabajos geomorfológicos, no actuando de manera independiente, ni realizando las mismas formaciones en todos los lugares, articulándose en sistemas adaptados a las condiciones de cada sitio.

  • La acción de las fuerzas externas.

  • A. Naturaleza de las fuerzas externas.

    Las fuerzas externas modelan la superficie terrestre. ¿ Cómo modelan las fuerzas externas la superficie terrestre?

    Mediante un desplazamiento de material. Ese desplazamiento necesita una energía y un tiempo. Las fuentes de energía son tres: la gravedad, la gravitación y la convección de origen térmico.

    A) La gravedad: Es la atracción mutua que ejercen dos masas próximas. Es directamente proporcional a la masa de los objetos e inversamente proporcional a la distancia que separa los objetos. Todo cuerpo tiende a desplazarse de las partes altas a las bajas como consecuencia de la gravedad.

    La gravedad puede actuar directamente, pero es más importante su actuación de modo indirecto. La actuación indirecta de la gravedad se produce cuando los materiales son desplazados por agentes de transporte, como por ejemplo el agua en circulación, los glaciares, el transporte por vertientes.

    Los desplazamientos de partículas son más importantes tanto por la distancia recorrida, como por el volumen de material desplazado. En estos desplazamientos se producen diferentes intercambios energéticos que afectan a los medios que se ponen en contacto, hay que tener en cuenta que influyen factores como el cuerpo que se desplaza y es erosionado, también la superficie de desplazamiento, y otra variable que es el tipo de agente que opera facilitando la acción indirecta de la gravedad.

    B) La gravitación: Es una modalidad de la ley de atracción mutua de los cuerpos. Nos referimos a la atracción que otros cuerpos celestes ejercen sobre La Tierra, principalmente el Sol y la Luna. La atracción cósmica Sol-Luna sobre La Tierra se materializa a través de las mareas. Las mareas marítimas desplazan la zona de acción del oleaje y además provocan unas corrientes de descarga que actúan paralelas a la costa y que contribuyen a transportar materiales finos en suspensión.

    C)Convección de origen térmico: Se debe al desigual reparto sobre la superficie de la energía procedente del Sol. Los efectos de esta forma de modelado se canalizan a través de las olas y el viento. Las olas son el resultado del rozamiento del agua y el viento. El viento es una corriente de aire encaminada a restablecer el desigual reparto de la energía.

    3. La Meteorización

    Los procesos de preparación del material, están en relación tanto con la dinámica interna como con la externa. Los de la interna son poco importantes. Los agentes de preparación son fundamentalmente atmosféricos, y están en estrecha relación con el clima. A este conjunto le denominamos meteorización, que se define como el conjunto de preparación del material en relación con la dinámica externa. Estos procesos se pueden agrupar en dos categorias:

    1. Los procesos mecánicos, los que fragmentan la roca, sin que esta fragmentación implique un cambio en la naturaleza química de la roca.

    2. Los de alteración que implican un cambio en al naturaleza química de la roca.

    1º Los procesos de fragmentación mecánica: se dan con factores climáticos y litológicos favorables.

    • Gelifracción

    • Termoclastia

    • Hidroclastia

    • Haloclastia

    1.Gelifraccion: es la fragmentación de la roca por la actuación del hielo. Se basa en una oscilación térmica en torno a los 0º. El agua penetra en los poros o fisuras de la roca, cuando la temperatura desciende este agua se congela y aumenta de volumen, ejerciendo presión sobre las paredes. La cuña del hielo aumenta también por acreación, ya que el agua en estado líquido que posee la roca se une al núcleo de hielo. También hay otro fenómeno que contribuye al proceso, ya que puede quedar aire en la parte baja de la fisura, el hielo ejerce presión sobre el aire y va progresando, “efecto neumático”.

    Este tipo de fragmentación mecánica se da en aquellos climas suficientemente fríos, para que las temperaturas en algún momento bajen de los cero grados. También tiene que ser húmedo para que haya agua. Es un proceso zonal.

    Requiere que la roca este diaclasada. El ciclo hielo- deshielo se tiene que repetir para producir un cansancio del material.

    Es el proceso más eficaz. El resultado puede ser clastos de muy diverso tamaño, según la porosidad de las rocas. Se habla de una macrogelifracción y una microgelifracción.

    El clima determina la naturaleza del proceso y la intensidad del mismo.

    2. Termoclastia: es un proceso de fragmentación, cuyo agente también es la temperatura, y en concreto una oscilación térmica, aunque ahora ésta no es torno a los cero grados, sino cualquier oscilación. La oscilación provoca dilataciones y contracciones en la roca. La superficie se calienta por consecuencia de la radiación y la acción del aire. El calor se transmite a lo largo de la roca. La dilatación y contracción de la roca es desigual. Son estas tensiones las que terminan por romper la roca al cabo de un cierto tiempo. Para que se generen estas tensiones las dilataciones y contracciones tienen que ser importantes.

    Este tipo de fragmentación se da en climas caracterizados por una importante oscilación térmica, particularmente diaria. Es relativamente importante en climas desérticos.

    En este caso también es importante las características litológicas de las rocas, principalmente el color.

    3. Hidroclastia: (agua pura). Fragmentación de origen hídrico que puede experimentar la roca debido a las variaciones de volumen que registra en función del contenido de agua que tengan. Se basa en las propiedades que posean los minerales para absorber el agua, es característicos de las arcillas.

    Las variaciones de volumen dan lugar a un sistema de fracturas de la roca. Sólo es eficaz en aquellas rocas que tiene la cualidad de mojarse y secarse de forma brusca. Sólo se produce en rocas con arcillas y minerales que puedan ser transformados en arcillas.

    Se diferencian según el tamaño de los clastos la microhidroclastia, de calibre pequeño, y macrohidroclastia.

    4. Haloclastia: El agente responsable es le agua en forma de solución sálica. El proceso es similar al de la gelifracción, en el sentido de que también se produce sedimentación salina a través de los poros de la roca, pero se diferencia por las siguientes razones:

    • El proceso es más complicado del que se produce por el crecimiento volumétrico del hielo.

    • La fragmentación que provoca este tipo de meteorización es menos importante de la que provoca la gelifracción.

    El agua infiltrada sale a la superficie por capilaridad, y la sal y los cristales salen al exterior, éstos ejercen presiones sobre las cavidades de las paredes de la roca.

    El ámbito espacial de adaptación de la haloclastia es muy específico. Los dominios más abundantes para la generación de este tipo de meteorización son los litorales, sometidos a la salpicadura del mar.

    2º Las alteraciones químicas: Tiene que ver con transformaciones de tipo químico que impliquen cambios irreversibles de los minerales que componen la roca. Transforman la roca coherente en una capa de minerales arcillosos poco compacta, que se conoce como manto de alteración o alterita. Se distinguen tres principales tipos:

    1. Oxilación: se produce por la combinación del oxígeno del aire, con ciertos componentes minerales de la roca, para formar óxido. Suele manifestarse por cambios de color que afectan superficialmente a las rocas, concretándose en la aparición de manchas. Actúa sobre las rocas sedimentarias.

    2. Hidratación: Consiste en el proceso de absorción de agua por un componente mineral, se produce por adhesión del agua a los cristales de los minerales.

    La hidratación conlleva acciones de meteorización mecánica. Al implicar cambios de volumen, hace que hidratación e hidroclastia vayan emparejados.

    3. Hidrólisis: Es el proceso de alteración química más intenso y complejo. Implica la destrucción de las redes cristalinas de los minerales por el catión H+. Este tipo de meteorización química afecta a todas las rocas constituidas por cristales. Da lugar a la desaparición de ciertos componentes de sílice, y aparición de minerales arcillosos.

    3º Las acciones biológicas: Existen dos tipos:

    1 Acciones mecánicas:

    Se deben a las tensiones en le interior de las rocas como consecuencia de la presión que en sus fracturas pueden realizar las raíces de las plantas y los animales que viven en ámbitos subterráneos. Los animales zapadores acumulan los derrubios y pueden provocar una removilización, facilitando el desalojo de los fragmentos rocosos previamente meteorizados.

    2 Acciones químicas:

    Las más importantes son las llevadas a cabo por las plantas, acciones ligadas a la actividad fisiológica y a partes de su descomposición.

    La importancia geomorfológica de este tipo de meteorización de origen biológico, depende del grado de desertización.

    4. Los procesos de modelado de vertientes.

    El principal transporte que sufren los materiales proporcionados por la meteorización, es llevado a cabo por cursos de agua y glaciares. Actúan a lo largo de unos ejes. Antes de que los materiales lleguen a los ejes de transportes, sufren el transporte por las vertientes. El transporte por los cursos de agua está condicionado por la cantidad y calidad de los materiales. Los procesos de transporte de vertientes conducen a modelar a éstas.

    Debemos considerar a la gravedad, como un agente de transporte. La gravedad puede provocar dos fenómenos, cuyas repercusiones geomorfológicas pueden ser diferentes.

  • Desprendimientos: Acción de la gravedad actuando sobre una capa blanda de materiales. Se produce la acumulación caótica de los materiales caídos. Son importantes en áreas de fuerte pendiente. Puede estar provocado por el agotamiento del material, por su propio peso, un terremoto...

  • Caída de derrubios: No es una caída masiva de material, sino un proceso lento de caída de clastos, producto de la meteorización. Es más común que los desprendimientos. Se prolonga mucho más a lo largo del tiempo.

  • Las formas de modelado más características que suelen dar las acciones gravitatorias son dos:

  • Cono de derrubio: Por razones litológicas o de otro tipo, la meteorización se concentra en puntos concretos del escarpe, donde puede llegar a excavar un embudo, cuando esto sucede la caída de los clastos a lo largo de la vertiente se concentra en un canal de caída, y como consecuencia se forma un embudo invertido que es el cono de derrubio.

  • Talud de derrubio: Normalmente se forma por contacto de conos de derrubio muy próximos. La meteorización afecta a toda una franja de la cornisa, y a lo largo de toda ella hay caída de clastos.

  • Procesos indirectos de dinámica de vertiente.

    La gravedad actúa asistida por otro tipo de agentes que facilitan el desequilibrio inicial de los derrubios. Son más complejas y se clasifican en diferentes modalidades.

    A) Reptación, creep o creeping: Desplazamiento de una gran cantidad de materiales. Se diferencian de los movimientos en masas en:

    • Desplazamiento de una delgada película del suelo, milímetros y algún centímetro de espesor.

    • Desplazamiento individual de cada partícula, afecta principalmente a las más pequeñas.

    Llamamos reptación al resultado de la suma de múltiples mecanismos que ponen en movimiento individualmente a cada partícula. Este desplazamiento superficial, pero a la larga importante, da lugar a un labrado generalizado de la vertiente y suaviza la pendiente. Estos mecanismos son:

    • Desplazamiento como consecuencia del cambio de volumen de las partículas, fundamentalmente de las arcillas. La arcilla al aumentar de volumen se desforma, y se produce un desplazamiento del centro de gravedad, y como consecuencia la arcilla se desplaza

    • A veces el cambio de volumen afecta al suelo, y puede conducir a un desplazamiento de material. Se produce porque se abomba el suelo y da lugar al desplazamiento de las partículas.

    • Pip Krake, desplazamiento como consecuencia de la formación de agujas de hielo en el suelo. Se forman en un suelo muy húmedo y bajo el efecto de un enfriamiento muy brusco (- 0º), estas agujas al salir del suelo, arrastran consigo partículas. Es el proceso más eficaz de cara a la reptación.

    • También las partículas pueden ser trasladadas por las removilizaciones de tierra asociadas a la actividad de organismos vivos.

    B) Desplazamiento en masa: Son aquellos procesos que por la mediación de un factor desequilibrante propiciador del movimiento, se desplaza un conjunto importante de material. En estos desplazamientos hay siempre un patinamiento de una parte de la vertiente que se desliza aprovechando una discontinuidad existente en la ladera. Los desplazamientos en masa se manifiestan por dos principales modalidades:

    1. Deslizamientos: Se diferencian de otros procesos de dinámica de vertiente porque pueden afectar a materiales desagregados, es decir, pueden actuar sobre rocas macizas como material resultante de procesos de meteorización. En los deslizamientos la masa de material que se desplaza, se desliza sobre una superficie humedecida que facilita el resbalamiento, en la solifluxión los materiales están empapados en agua. Los deslizamientos de pueden producir sobre rocas compactas y material desagregado, en ambos casos es imprescindible una superficie de discontinuidad.

    Cuando los deslizamientos afectan a rocas compactas, se llaman deslizamientos de rocas o en lámina, en material desagregado se denomina deslizamiento de tierra o Landslide. Los deslizamientos de roca, movilizan normalmente un mayor número de material que los desprendimientos. Los deslizamientos de tierra afectan a materiales meteorizados, no suelen contar con discontinuidades estructurales. Ahora el papel lo desempeñan capas de arcilla que al humedecerse se vuelven plásticas. Como consecuencia, el deslizamiento de los derrubios adopta un movimiento curvilíneo que puede dar resultado a la aparición de bloques con buzamientos opuestos en la base, distintos a los originarios de la vertiente. Se habla de desplome o Slump.

    2. Solifluxiones: Se distinguen de los deslizamientos porque la unidad que desciende por la ladera tiene comportamiento plástico, al encontrarse empapada de agua. Esto se explica porque:

    • Se produce un aumento de la atracción gravitatoria, que se debe al incremento del peso.

    • El aumento del peso es propiciado por un aumento de volumen.

    • Se produce un incremento de la capacidad deslizante, al reducirse el rozamiento entre la parte fija de la vertiente y la unidad que se desliza. Esa disminución de roce, se produce porque con el agua se rellenan los poros del substrato y todo él adopta una superficie más homogénea.

    La solifluxión es el tipo de desplazamiento más importante porque es la modalidad más generalizada, y es también la que más variantes locales presenta.

    A) Solifluxión generalizada: Afecta de forma permanente a determinadas pendientes, y por esa frecuencia no suele dar lugar a grandes accidentes en su topografía. Se distinguen:

    • Solifluxión laminar: Descenso lento de una capa de barro poca viscosa, constituida de manera uniforme y simultánea a lo largo de toda una ladera.

    • Solifluxión en terracillas: Propia de las vertientes muy empinadas, en la que el desplazamiento se descompone en una serie de escalones o terracillas, a este tipo de solifluxión, que recuerda a las marcas del ganado, también se le denomina “pieds de vache”

    • Solifluxión subcutánea: Propia de vertientes cubiertas de una vegetación herbácea y abierta. En estas ocasiones los fluidos fangosos son subterráneos y presentan pequeños afloramientos en los espacios sin vegetación.

    B) Solifluxión localizada: Suelen tener carácter más esporádico, catastrófico y por ello se traduce en rupturas locales de pendiente. Se diferencian tres formas características:

    • Nichos: Son muescas en forma de anfiteatro, están generadas por desplazamiento de paquetes puntuales individuales de materiales saturados en agua.

    • Coladas: Son los fluidos fangosos que se desplazan a lo largo de las laderas a partir de los nichos de solifluxión.

    • Lóbulos: Los deslizamientos tienen carácter lineal, no formándose a partir de puntos fangosos, sino una franja altitudinal. En la franja se forma un escarpe, al pie del cual se acumula a modo de lóbulo una masa fangosa, densa y de escaso recorrido.

    La Arroyada.

    Circulación del agua por la superficie de una vertiente. Existen dos modalidades de formación de la arroyada, que implican diferencias en cuanto a la competencia de ésta.

    • Se forma cuando empieza a llover, debido a la impermeabilidad del suelo. Esta impermeabilidad puede deberse a la propia lluvia, ya que el impacto de las gotas de lluvia puede conducir a la impermeabilización, es lo que llamamos erosión pluvial, es consecuencia de la destrucción de los agregados.

    • También se puede formar la arroyada cuando el suelo es suficientemente poroso, pero llega un momento en el que el suelo se satura, y el agua rebosa y hace que discurra por la superficie. El rendimiento morfogenético es mucho menor que en le primer caso.

    En casos extremos puede que la arroyada de saturación no realice ningún trabajo.

    La circulación del agua puede dar lugar a tres modalidades de la arroyada:

  • Arroyada en placas: El agua circula en manto. Es una placa de agua que circula a lo largo de la vertiente. Es muy discontinua, porque rápidamente se filtra. La capacidad de transporte es muy pequeña.

  • Arroyada difusa: el agua se concentra en pequeños hilillos que se cruzan entre sí, dando lugar a una especie de red, que circula ladera abajo. No produce excavación.

  • Arroyada concentrada: el agua se concentra en hilos más importantes. Realiza un trabajo de excavación.

  • La formación de la arroyada depende de múltiples factores, como la intensidad de lluvias o características del suelo.

    Condiciones en las que se producen las modalidades de las arroyadas.

    Las condiciones en las que se produce la arroyada en placas y la difusa son muy similares, cierta duración de las precipitaciones que da lugar a una u otra forma de la arroyada, en función de las condiciones del suelo, más concretamente de la granulometría. También la vegetación impide la formación de la arroyada en placas y la difusa. Es difícil separar la arroyada en placas de la difusa, normalmente aparecen juntas, y sus efectos morfogenéticos son los mismos.

    La aparición de la arroyada elemental concentrada, requiere otras condiciones. Para que aparezca se requiere cierta cantidad de agua y cierta velocidad de la misma.

    La arroyada en placas y la difusa actúan en la superficie, mientras que la arroyada concentrada labra una pequeña incisión, su efecto es puntual, tiene que haber un material mueble que el agua pueda transportar. Cuanto mayor velocidad más competencia tiene el chorro de agua, y más capacidad de incisión tiene el agua. En función del tipo de precipitación y la pendiente, dependerá la velocidad y cantidad del agua.

    Otra condición es las características del suelo, tiene que haber un suelo mueble, en el que influye la granulometría, es más fácil el transporte de material fino, con material grueso no hay incisión.

    Otro hecho que influye es la vegetación, de forma negativa ya que es un obstáculo para la circulación superficial del agua. La arroyada concentrada sólo aparece en determinados climas, climas de tendencias áridas o semiáridas, sin gran cubierta vegetal, donde las precipitaciones son intensas y duraderas.

    Efectos morfogenéticos de la arroyada.

    - Arroyada en placas y arroyada difusa: Normalmente actúan conjuntamente. La única diferencia es el grado de competencia, es ligeramente más competente la arroyada difusa. Ambas no tienen competencias para excavar, no generan formas concretas de relieve, hacen un labrado generalizado de la vertiente. Pueden provocar pequeñas acumulaciones detrás de un obstáculo. Tienden a suavizar la pendiente. Estas dos modalidades actúan en la parte alta de manera poco eficaz, ya que hay poca agua. En la parte media se produce un incremento del agua, donde se lleva a cabo una ablación importante. En la parte baja abandona el material. En determinadas condiciones morfoclimáticas, pueden generar formas importantes, son los glacis, que son labrados sobre todo por la arroyada difusa, se da en ámbitos meridianos.

    - Arroyada concentrada: Su efecto morfogenético es una incisión conocida con el nombre de cárcavas, hay diferencia entre cárcavas y rigolas, las rigolas son una incisión de pequeñas dimensiones, mientras que una cárcava es cuando la incisión ya tiene unas ciertas dimensiones.

    Actúa de manera localizada. En función de la acción del agua, la cárcava presenta un perfil característico en V, que comporta unas paredes abruptas y un fondo muy estrecho por donde circula el agua. Si el funcionamiento del agua no es muy intenso, los otros procesos que tienen lugar en las paredes, podrían acabar con la cárcava. El agua al mismo tiempo que incide, efectúa una zapa en las partes bajas de las paredes. Las cárcavas son difícilmente colonizables por la vegetación, sólo en determinadas condiciones el fondo puede ser colonizado por la vegetación, lo cual supone una dificultad para que el agua circule, de esta manera podría estabilizarse la cárcava. Cuando son cárcavas de gran tamaño, la forma del perfil puede modificarse. En las cárcavas de gran tamaño, la zapa lateral va abriendo el fondo y adquiriendo un perfil en U, esto suele ocurrir cuando el agua que circula encuentra un perfil coherente. Pueden aparecer las cárcavas aisladas, pero con frecuencia se encuentran juntas, esto se conoce como Bad Land.

    Sofococión (Piping).

    Es el resultado morfogenético de la circulación subsuperficial del agua. El agua que circula próxima a la superficie, tiene diferentes consecuencias que la superficial, transporta elementos del suelo que han sido disueltos. Puede efectuar un arrastre mecánico de las partículas, el arrastre es mayor cuando el agua subsuperficial se concentra en canalillos. Se va produciendo un vacío de material. Allí donde el agua realiza ese transporte mecánico, se puede formar un conducto hueco que recorre la pendiente en su totalidad.

    El Piping puede ser un primer paso para la aparición de cárcavas.

    5. Acciones eólicas.

    Es parte del modelado de las vertientes. El viento es un agente de modalidad azonal que realiza el mismo trabajo independientemente de las condiciones climáticas. Las formas de relieve que genera están en relación con el transporte de materiales que realiza. Sólo en determinadas condiciones puede realizar un trabajo importante, y un trabajo geomorfológico, concretamente de ablación.

    El trabajo de ablación: el viento cuando transporta material de un cierto tamaño y sopla con una cierta fuerza puede atacar a la roca si ésta es muy deslesnable, y puede generar pequeñas formas de relieve, conocidas como forma de corración eólica, que consiste en el golpeteo de los granos de arena sobre la roca, que va desgastándola, como consecuencia de una acción prolongada e intensa del viento, aparecen las yardang. La parte más atacada de la roca es la inferior, apareciendo la roca en forma de seta, son las mayores formas de esta explotación del viento.

    La acción del viento también puede llevar consigo el arrancamiento de árboles (charlis). En este caso el trabajo morfológico directo es muy pequeño, pero provoca una oquedad dando pie a una actuación más favorable de otros agentes de transportes.

    El viento como agente de transporte.

    La competencia del viento es muy pequeña, sólo es capaz de transportar arcillas, limos y arenas. La competencia del viento es mayor o menor dependiendo de la velocidad con la que circule. Sólo excepcionalmente puede transportar de manera limitada gravas, cuando se trata de vientos muy veloces, y cuando la superficie en la que sopla es muy deslizante. También tienen que darse otras circunstancias, como por ejemplo que el material mueble este seco, que la vegetación sea muy escasa o nula, inferior al 20%. Este hecho explica que los ámbitos de actuación del viento sean principalmente los desiertos. Un hecho esencial, es que los vientos más eficaces son los más violentos, y normalmente éstos no son los más constantes, suelen soplar en sentidos diferentes.

    Las modalidades de transporte del viento son tres:

  • Suspensión: es la que mayor cantidad de material moviliza y alcanza una mayor distancia, pero sus efectos morfológicos son los menores.

  • Saltación: el viento levanta una partícula de arena y la impulsa hacia delante, dibujando una parábola, por la gravedad la partícula vuelve a caer, la partícula en su recorrido no supera una altura mayor a 1´5 metros y la distancia recorrida es como mucho de 2 metros. Tiene mayor o menor importancia según la violencia del viento y el estado de la superficie. Si ésta es arenosa, la partícula no rebota, pero si la superficie es dura la partícula rebota y el viento puede impulsarla de nuevo.

  • Rodaminento: la partícula rueda por el suelo. No se produce directamente como consecuencia del impulso del viento, sino que se produce como consecuencia de la saltación, la partícula que ha saltado al suele puede chocar con otra, haciendo que ésta ruede.

  • FORMAS DE RELIEVE RESULTANTE DEL TRABAJO DE TRANSPORTE QUE REALIZA EL VIENTO.

    El transporte en suspensión puede ser muy importante para analizar los paleoclimas, desde el punto de vista geomorfológico tiene importancia para establecer los climas del pasado. Cuando este transporte se realiza durante miles de años, la importancia puede ser muy grande, como se puso de manifiesto en la última glaciación. Europa fue cubierta de morrenas de fondo, esa retirada de los glaciares dio lugar a un clima periglaciar. Este cambio climático tiene como consecuencia la vuelta de la circulación Oeste del viento, dando lugar a un transporte de material fino que posteriormente se deposito en Europa Oriental y Asia, dando lugar a acumulaciones gigantescas de este material, son los conocidos Loess.

    El viento da lugar a otras formas de relieve, se divide en dos categorías:

    1. Las formas de ablación: Aquellas que resultan de la sustracción de material por parte del viento. Existen dos grandes tipos de formas:

    • Los reg, es una llanura bastante pedregosa. Se forma como consecuencia de la sustracción progresiva que realiza el viento sobre la zona en la que está soplando. El viento toma el material y lo transporta, es una toma muy selectiva (limos, arcillas y arenas), desaparece el material fino y va quedando el material más grueso (gravas y cantos). Mientras existe material fino, el viento está realizando el trabajo de sustracción. A la larga el reg se puede estabilizar.

    • Cubetas de deflación, es una sustracción de material, pero ahora el material preexistente es un material muy fino. El viento va sustrayendo el material y excavando una hondonada. Si el material es limo arcilloso, es transporte a larga distancia. Las cubetas de deflación pueden formarse a condición de que no concurran otros procesos que contrarresten la acción del viento, aportando material.

    2. Formas de acumulación: Principalmente el transporte es por saltación y rodamiento, afecta a las arenas. Son formas que implican un movimiento más o menos continuo de las arenas. El material se está moviendo pero la forma se mantiene.

    • Ride o Ripple Mark, son formas menores, pero que pueden cubrir amplias superficies. Son simples ondulaciones del terreno, que no rebasan los centímetros de altura. Se disponen transversalmente el sentido del viento. Se genera como consecuencia del rodamiento.

    • Nebja, Tiene mayor entidad que las anteriores. Es una duna pequeña, generada por la presencia de una obstáculo, donde se acumula la arena y se va alargando en la dirección del viento. Pueden estar formadas por Rides.

    • Dunas:

    - Barjana: Es una duna muy móvil, suelen presentar una forma característica de media luna. En su movimiento conserva más o menos la forma. Implica que los vientos que la forman son fuertes y constantes. El viento a sotavento realiza un torbellino y éste provoca una removilización de las arenas haciendo que la parte central sea más abrupta. El cambio de pendiente entre el dorso y el frente viene dado por la cresta, que denominamos Sift. Normalmente la barjana se deforma. Generalmente aparecen formando familias

    - Dunas piramidales: A diferencia de las barjanas, éstas son el resultado del transporte llevado a cabo por el viento que sopla en diferentes direcciones. Se mueve menos que la barjana.