Geología

Dolomías. Calizas. Proyección estereográfica. Rocas. Torrentera

  • Enviado por: Obduccion
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Practicas de campo de geología

  • Punto 1:

Este punto de observación cons iste en un plano de estratificación de dolomías y calizas de origen marino. Presentan una gama de colores desde el blanco hasta el gris. Presenta un tacto suave y la superficie esta pulida y es resbaladiza. En la zona superior del plano abundan mas las calizas mientras que en la parte inferior son más abundantes las dolomías. En primer lugar situamos el punto en el que nos encontramos en el mapa. (representado en el mapa más adelante)

Utilizando la brújula y aplicando los métodos expuestos en el laboratorio medimos el plano de estratificación en cinco puntos diferentes obteniendo los siguientes resultados.

  • N 53° E/ 22°SE

  • N 58° E/ 18°SE

  • N 53° E/ 19°SE

  • N 56° E/ 23°SE

  • N 50° E/ 18°SE

Realizando una media de estas medidas obtenemos un plano aproximado de estratificación N 54° E/ 20°SE.

Representamos este plano en proyección estereográfica. (En la página siguiente).

  • Punto 2:

Nos encontramos en lo alto del muro de la presa. Tras situarnos en el mapa observamos la pared de roca que se nos presenta. Diferenciamos dos alturas en la roca, en la parte inferior (entre 1,5 y 2m)encontramos calizas micríticas de grano muy fino y de carácter masivo. En este nivel inferior también encontramos oquedades causadas por la disolución de la roca y en cuyo interior podemos encontrar pequeños cristales de calcita conocidos como geodas. En la parte superior encontramos brechas de diversas minerales (caliza, cuarcita, pizarra)con clastos de tamaño medio y más o menos irregulares (alrededor de 15cm de diámetro).

Presenta un color marrón que varia en su tono según la zona y respecto a la textura es un material bastante rugoso. En lo que se refiere a la estratificación no es en absoluto homogénea pues el espesor de las capas varía desde pocos centímetros a varios decímetros.

Punto 3:

En este punto observamos un cambio en la continuidad de la roca anterior. Aunque también en su mayoría de origen calizo se observan nuevas estructuras como la estratificación cruzada clara consecuencia de su origen marino. Se conoce en general a este tipo de rocas como calcarenitas pues respecto a su composición pertenecen al grupo de las calizas pero su textura es de tipo arenoso. Este tipo de rocas fueron formadas en el periodo cretácico en ambientes fundamentalmente marinos. A pesar de presentar estructuras de carácter kárstico no presentan geodas cristalizadas en las oquedades de la roca.

Tanto en el color como en la textura de la roca es bastante similar a la de la estación anterior por tratarse de rocas de composiciones similares.

  • Punto 4:

Este punto lo desplazamos unos metros respecto al inicialmente previsto, aunque el sitio elegido posee características similares al previsto inicialmente. En él encontramos una roca caliza de origen marino y del periodo cretácico con una estratificación muy acusada y con unos bancos de entre treinta y cuarenta centímetros. Esta estratificación de la roca se debe a que estos depósitos carbonatados se acumularon en zonas marinas poco profundas debido a la presencia de algas marinas en superficie. También podemos observar en la zona inferior de esta misma pared un pliegue de tipo sinclinal y muy abierto consecuencia de una presión ejercida por unas fuerzas compresivas.

Tras observar esta pared en detalle giramos 180 grados y miramos a la otra ladera del valle para observar su estructura. Fotografiamos y realizamos un esquema de lo que observamos. La ladera occidental del valle presenta una peculiar estructura escalonada en la que se intercalan zonas de roca con zonas de vegetación. Además también podemos observar el corte de materiales entre la zona de calizas (sur) y la zona de pizarras (norte) que se encuentra a la altura del meandro.

  • Punto 5:

Nos encontramos en una explanada situada justamente sobre el meandro del Lozoya. Nos situamos fácilmente en el mapa guiándonos precisamente por la situación del meandro (véase mapa más adelante). En esta explanada encontramos varios árboles y algunos grandes bloques de piedra desprendidos de la ladera oriental del valle. La composición de los bloques es similar a la de toda la zona superior de la ladera es decir una mezcla de calizas y arenas. Estos bloques oscilan en su tamaño pero hay varios de mas de un metro de diámetro. También nos fijamos especialmente en la terraza fluvial o barra de meandro zona de sedimentación del meandro y muy fértil debido a la cantidad de nutrientes que en ella se depositan.

Punto 6:

Nos encontramos en una zona de torrentera. El torrente tiene un cauce muy marcado y un trayecto de no más de 150 metros. La pendiente que presenta es muy elevada y por eso la velocidad de circulación en época de lluvias parece suponerse muy elevada. En la zona de torrentera encontramos distintos materiales muy diversos y de origen muy distinto. En primer lugar encontramos materiales que han sido arrastrados por la corriente desde lo alto de la ladera. El tamaño de estos materiales varia en gran medida pues encontramos desde pequeños cantos a grande bloques de diámetros superiores a un metro. Además estos materiales son bastante angulosos debido a que no ha habido tiempo de erosión en el corto trayecto de la torrentera. Además de estos materiales arrastrados encontramos una base de pizarras mucho más antiguas con una gran estratificación y además una gran esquistosidad. Medimos con la brújula los planos de esquistosidad de las pizarras obteniendo los siguientes resultados:

  • N 20° O/90°

  • N 18° O/85° SO

  • N 21° O/87° NO

  • N 20° O/89° SO

  • N 21° O/89° NO

Obtenemos una media de las medidas realizadas obteniendo el plano N 21° O/ 90°

Realizamos la proyección estereográfica del plano (pagina siguiente)

Punto 7:

Regresamos al punto de partida para iniciar el camino de ascenso hacia la cárcava. La observación en este punto se centra en unas rocas de origen muy distinto a todas las observadas anteriormente y que se encuentran en el camino de ascenso desde el pontón hacia la cárcava. Se trata de unos yesos y arcillas de formación continental mucho más moderna que todos los materiales observados hasta el momento y que presentan una discordancia angular en su sedimentación respecto a ellos. Están formados debido a la evaporación de aguas muy saturadas de distintas sales (sobre todo sulfato magnésico...)por eso se conocen como rocas evaporitas. En la superficie de estos yesos se aprecian unas pequeñas canalizaciones de tipo kárstico producidas por disolución de la roca y que son conocidas como microlapiaces. El color de los yesos es blanco tiene un hábito laminado y una textura fibrosa.

Punto 8:

Este punto es la estación final del recorrido y lo primero que hacemos es localizarlo en el mapa, tarea no demasiado compleja pues la característica forma de abanico de la cárcava viene representada claramente tanto en el mapa como en la fotografía aérea.

Las cárcavas son surcos excavados por la erosión de las aguas lluvia y que descienden por la ladera de una montaña. Se crean una serie de canales que poco a poco van reuniéndose formar una salida de aguas que suele desembocar en una corriente de agua más importante. La cárcava tiene una forma entre circular y elipsoidal. Los materiales que la forman son en general poco coherentes y cabe destacar la presencia de arcillas que le dan su característico color marrón. También destacan unas estructuras conocidas como chimeneas de hada y apreciables en la foto, que se producen ante la presencia de un material resistente a la erosión y que además protege a todos los materiales que están por debajo de él, por lo que quedan sobresalientes sobre el resto de la cárcava.