Geografía turística general y de España

Geografía. Turismo. Recursos turísticos, fisico-naturales, culturales. División autonómica de España

  • Enviado por: Loko
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 76 páginas
publicidad

TEMA 12 EL TURISMO EN ESPAÑA

Proceso de implantación.

Cada año, España se ve invadida por una elevada cifra de turistas extranjeros. Esta situación actual es el resultado de un proceso muy dilatado en el tiempo, en el que han alternado luces y sombras, éxitos y fracasos, rápidos crecimientos y “efectos secundarios”.

Puede situarse el inicio del turismo en España, a finales del siglo XIX y primeras décadas del XX. Se trataba de un turismo exclusivamente nacional y aristocrático burgués, de largas estancias veraniegas, que frecuentaban las playas de San Sebastián a la sombra y cobijo de los miembros de la Real Corte.

Simultáneamente, un muy parecido tipo de turismo estival se desarrollaba en Santander. La actividad turística era limitada, reservada a clases sociales pudientes.

Pocas décadas después, se inicia la llegada de un corto número de extranjeros, aún cuando es difícil considerar que se tratará de turistas en sentido estricto. A Canarias y a la Costa Brava venían pequeños grupos de mayores, casi exclusivamente en invierno, para prolongadas estancias y con objetivo de salud más que de ocio.

El inicio del turismo propiamente dicho, e internacional, es obra de iniciativas de extranjeros, alemanes en especial. En 1928 capitales alemanes levantan el primer complejo turístico d playa en S´Agaró.

En las postrimerías del reinado de Alfonso XIII, el Estado asume iniciativas en el sector creando el Patronato Nacional de Turismo. Sus primeras actuaciones fueron, aparte de sentar las bases de la actual Red de Paradores, edificar unos cuantos hoteles en distintos puntos de la Costa Brava y trazar una nueva carretera para conectar los núcleos de esta costa. Simultáneamente un grupo de alemanes financia complejos de hoteles en Tossa de Mar.

Estos limitados principios del turismo internacional de playa en España quedan yugulados bruscamente, primero por la Guerra Civil e, inmediatamente después, por la Segunda Guerra Mundial.

Habrá que esperar a la reconstrucción postbélica y a la elevación del nivel de vida en Europa en la década de los años 50 para que se reactive el turismo hacia España.

Con crecimientos inicialmente lentos pero, poco después, espectacularmente acelerados, la afluencia de extranjeros va adquiriendo volúmenes muy significativos. Para los años 80, España se convierte en el segundo país más turístico de Europa.

En este proceso de desarrollo influyeron decisivamente unas bien dirigidas campañas de propaganda en el exterior ( Spain is different ) y, muy en especial, una notable diferencial de precios entre un país no suficientemente desarrollado y otros con elevadas rentas y poderes adquisitivos.

El formidable crecimiento de visitantes extranjeros, a la que pronto se sumaron los propios nacionales, creó serios problemas al coger al país desprevenido o sin suficientes y adecuadas previsiones, sin personal técnico cualificado, sin infraestructuras capaces de acoger a masas tan ingentes. De ahí la obligadas improvisación y el deterioro de la calidad. Únicamente así puede entenderse cómo el desarrollo y la organización del turismo español ha adolecido de importantes fallos, ha generado daños en múltiples facetas y sectores, irreversibles en la mayor parte de los casos.

Todo el equipamiento y las infraestructuras hubieron de acometerse con precipitación, sin orden ni planificación. En muy pocos años hubo de crearse toda la organización y / o mejora de la red de transportes, de las redes de abastecimiento y de saneamiento, la formación de personal cualificado, y hasta la edificación de hoteles en cantidades insospechables. Estas situaciones permitieron en más de una ocasión todo tipo de desmanes a la iniciativa privada.

Ante la insuficiencia de apoyos oficiales y de capitales, los empresarios hoteleros, preferentemente de la Costa Brava y de Mallorca, hubieron de admitir financiaciones directas de los grandes touroperadores europeos para la construcción de hoteles. De esta manera, éstos pudieron imponer sus precios, de obligada aceptación si el empresario quería recibir a sus clientes y hacer frente al pago de los préstamos. La calidad, con ello, quedaba comprometida.

Recursos Turísticos.

Los recursos turísticos de España son imposibles de calcular en cuanto a su cantidad como a su variedad, a su calidad y a su poder de atracción.

RECURSOS FÍSICO NATURALES.

COSTAS.

En el dilatado litoral español la variedad de recursos pasa por bellísimas costas de acantilados, costas de rías, costas de espléndidas playas a veces extensas y a veces en recoletas calas, costas lagunares, costas de dunas, etc.

CLIMAS.

Presencia de los de características atlánticas en las costas gallegas y de la cornisa Cantábrica, y de características mediterráneas en las extensas costas del Levante y sur peninsulares y del Archipiélago Balear, las más apreciadas por el turista.

Se dispone del clima subtropical del Archipiélago Canario, en cuya bondad y valor turístico no es necesario insistir.

MONTAÑAS.

El territorio está surcado por un gran número de montañas, de muy variadas condiciones..

Las hay suficientemente innivadas ( Pirineos, Sierra Nevada, ... ) para la práctica del esquí y de otros deporte de invierno. En otros casos alojan Parques Nacionales ( Covadonga ) o Naturales, a consienten un turismo verde de calidad, un turismo de observación del paisaje, de la flora o de la fauna o son asentamiento para turismo estival de descanso. No pueden pasarse por alto los espectaculares paisajes volcánicos de los relieves de las Canarias.

RIOS, LAGOS Y EMBALSES.

Los ríos, pantanos artificiales y lagos son marco para múltiples actividades turísticas : pesca, descenso en canoa y otros deportes acuáticos.

ESPACIOS PROTEGIDOS.

Aparte de los parques asentados en las montañas, existen otros numerosísimos, que protegen la riqueza y variedad de los ecosistemas españoles.

Baste recordar los del Coto de Doñana ( Costa de la Luz ), Tablas de Daimiel ( Castilla - La Mancha ), Cañadas del Teide ( Tenerife ), Garajonay ( Patrimonio de la Humanidad en La Gomera ), Cabo de Gata ( Almería ), Delta del Ebro ( Tarragona ), etc ...

RECURSOS CULTURALES.

HISTÓRICOS.

La prolongada historia de España y su carácter de encrucijada entre continentes y mares ha generado una inacabable muestrario de recursos, testimonios y restos de todo tipo y época.

Ya de tiempos prehistóricos datan las Cuevas de Altamira ( Santillana de Mar, Cantabria ), las de Tito Bustillo ( Ribadesella, Asturias ), etc ... La cultura talayótica se manifiesta brillantemente en las taulas y navetas menorquinas.

De celtas permanecen los castros galaicoportugueses, entre los que pueden destacarse el de Santa Tecla o el de Coaña.

La mejor herencia griega está representada en Ampurias ( Costa Brava ).

Mucho más sólido es el acervo legado por los romanos : casi cualquier punto de España conoce sus huellas. Ej. : el Acueducto de Segovia, las murallas de Lugo, varias construcciones en Mérida, ...

Escasa es la herencia visigoda. Ej. : la ermita de Quintanilla de las Viñas ( Burgos ).

De especial relevancia turística, son los legados de la civilización musulmana en España. Predominan en la parte sur del territorio : Sevilla con su Giralda o su Torre del Oro, Córdoba con su Mezquita, Granada con su Alambra, Almería con su Alcazaba, Ronda con su intacto urbanismo, etc..., pero también hay espléndidas muestras en otras múltiples localizaciones : Toledo, Zaragoza con su inigualable Aljafería, etc...

La época cristiana medieval ha inundado todo el país con inmejorables obras de arte, traducidas en catedrales, iglesias, palacios, monasterios, etc.

La relación de los tesoros románicos, cistercienses, góticos e isabelinos llenaría volúmenes enteros. Como simples muestras se citan : el claustro de Santo Domingo de Silos (Burgos ) y las catedrales de Zamora, Segovia, Ávila ( y sus murallas ), León, Burgos, Santiago de Compostela ( pórtico de la gloria ), Barcelona, Toledo, ... Ejemplos de estilo isabelino son el Palacio del Infantado de Guadalajara o San Juan de los Reyes de Toledo.

Genuinamente español es el arte mudéjar, extendido por varias comunidades, pero que alcanza su máxima expresión en Teruel.

A partir del Renacimiento cualquier intento de catalogación de los recursos monumentales de España llevaría al fracaso : tal es la riqueza. Baste destacar la fachada de la Universidad de Salamanca, los bellísimos Palacios de Úbeda o de Baeza, o el Palacio de Carlos l en Granada. San Lorenzo de El Escorial, herreriano, genuino, es un mundo aparte.

De época barroca, época de máximo poderío, hay tanto que con decirlo así es suficiente. No hay casi rincón en el país sin su barroco.

El neoclásico, menos cuantioso, está cuasi monopolizado, los recursos arquitectónicos de Madrid.

El modernismo, aun cuando presente en varios lugares, lleva necesariamente a Cataluña, que posee las más numerosas y acabadas obras.

RELIGIOSOS.

Relacionados con lo que ha venido a llamarse turismo de peregrinación.

Hundidos en el tiempo surgieron lugares señeros de peregrinación y metas religiosas, como Santiago de Compostela. También pueden citarse Montserrat, Covadonga, Guadalupe o el Rocío.

DE RAIGAMBRE POPULAR.

España es uno de los países con mayor número y variedad de fiestas y manifestaciones folclóricas y lúdicas populares, del más diverso significado y valor de atracción.

Entre las fiestas populares, han de destacarse las siguientes : Fallas de Valencia, Sanfermines de Pamplona, Fiestas de Moros y Cristianos de todo el Levante, Feria de Abril de Sevilla y Carnavales de múltiples lugares ( Tenerife, Las Palmas y Cádiz ).

Hay que señalar la Semana Santa en todos los pueblos y ciudades de España. Especial significación , desde el punto de vista del Turismo, ostentan Sevilla, Málaga o Granada, o las más serias y profundas de Valladolid, Zamora o Palencia.

Especialmente atrayentes para bastantes turistas son las corridas de toros, al lado de otras manifestaciones. El flamenco es muy explotado turísticamente en más o menos auténticos tablaos o zambras gitanas. Tampoco puede olvidarse el juego de la pelota vasca, los castellers catalanes, etc ...

El principal destino heliotrópico.

Un tratamiento especial en un catálogo de recursos turísticos merece el del sol y playa ( heliotrópico ). Es el buque insignia del turismo español y el que genera los más altísimos porcentajes de actividad turística.

COMUNIDAD GALLEGA.

Sus costas se fragmentan en dos denominaciones oficiales y en otra no utilizada así, pero tanto o más sentida y conocida.

Las oficiales son Costa de las Rías Altas, en torno a La Coruña; y Costa de las Rías Bajas, emplazada en el área de su nombre, con centros principales en La Toja, Sanjenjo y El Grove. La tercera es la Costa de la Muerte.

Las dos primeras acogen, preponderadamente, turismo nacional, familiar y de relativas prolongadas estancias. La tercera, salvaje costa que se alarga desde el cabo Finisterre hasta La Coruña, aún cuando dispone de playas, apenas si son ocupadas.

COSTA VERDE.

Principado de Asturias. También se conocía como Costa Esmeralda y su ámbito de aplicación incluía además el litoral de Cantabria.

COSTA DE CANTABRIA.

Es una de las costas pioneras en el turismo de playa español. Predomina un turismo aún no masificado, de procedencia nacional, familiar y en largas estancias, para compensar la frecuente aparición de días nublados y lluviosos.

COSTA VASCA.

Vizcaya y Guipúzcoa. Es la costa pionera en el turismo de playa tradicional. Destaca el ambiente selecto y la calidad de San Sebastián. Su ocupación, como en todo el norte, es primordialmente nacional.

COSTA BRAVA.

Provincia de Gerona. Ostenta la denominación turística de playas más tradicional, más antigua y es la pionera del turismo heliotrópico, tal y como se concibe en la actualidad.

El turismo internacional tuvo aquí sus orígenes, sincrónicamente con Mallorca. Es una de las zonas playeras más internacional.

COSTA DEL MARESME.

Litoral norte de la provincia de Barcelona, desde el final de la Costa Brava ( Blanes ) hasta la propia ciudad de Barcelona.

No es de las costas más destacables y está siendo utilizada preferentemente por turistas barceloneses y, en menor grado, aragoneses.

COSTA DORADA.

Se alarga desde la ciudad de Barcelona hasta el límite de la provincia de Tarragona con la de Castellón.

Predomina el aflujo de turistas aragoneses y catalanes, pero actualmente se ha internacionalizado profundamente. En la Costa Dorada se emplaza unos de los centros más emblemáticos del turismo heliotrópico español : Salou.

ARCHIPIÉLAGO BALEAR.

Inmediatamente después, si no a la vez, que en la Costa Brava, se desarrolló pujantemente el turismo internacional. En la actualidad las actividades turísticas son la base esencial de las economías insulares. Mallorca es un auténtico emblema y uno de los más apetecidos destinos.

COSTA DEL AZAHAR.

Litorales de las provincias de Castellón de la Plana y de Valencia. Recientemente ha conocido la segregación de ésta última.

En consecuencia, en la actualidad, Costa de Azahar se identifica exclusivamente con la de la provincia de Castellón. Es otro de los destinos preferidos por un turismo esencialmente nacional.

COSTA DE VALENCIA.

Realmente tiene las misma características físicas que la anteriormente reseñada.

Salvo centros muy concretos ( Cullera o Gandía ) sólo es utilizada por turistas procedentes, en buena medida, de la propia provincia.

COSTA BLANCA.

Litoral de la provincia de Alicante. Es una costa de denominación y con centros turísticos de reputación mundial.

En la zona central del litoral, se concentra lo esencial del turismo, se localizan Alicante y Benidorm.

COSTA CÁLIDA.

El litoral de la Comunidad Autónoma de Murcia.

El carácter excepcional lo recibe del Mar Menor, con su internacional y original Manga. El resto de la costa acoge esencialmente turismo nacional, de carácter familiar.

COSTA DE ALMERIA.

Desde el final de la Costa Cálida murciana hasta el límite con la provincia de Granada. Los complejos turísticos ocupan espacios discontinuos, bien por problemas de abastecimiento de agua, bien por ocupación del suelo por actividades agrícolas.

COSTA TROPICAL.

Litoral de la provincia de Granada. Tampoco toda la línea del mar es utilizada por actividades turísticas por cuanto la agricultura cubre muy amplios espacios con cultivos subtropicales.

COSTA DEL SOL.

Hoy en día, abarca sólo el litoral de la provincia de Málaga. A partir de la ciudad de Málaga hacia el oeste, es donde la Costa del Sol aparece con toda su potencia y concentraciones turísticas. En todo el mundo son conocidos Marbella o Torremolinos. Es un sector que vive por y del turismo con actividades incluso en invierno.

COSTA DE LA LUZ.

250 Km. a lo largo del océano Atlántico, desde el litoral de la provincia de Málaga hasta la frontera portuguesa, es decir, se corresponde con el litoral de la provincia de Cádiz y con la de Huelva.

Se trata de una costa de explotación relativamente reciente, con gran dinamismo en la actualidad y con enormes posibilidades de crecimiento.

ARCHIPIÉLAGO CANARIO.

Las Islas Canarias han irrumpido con tal fuerza que se han situado entre los grandes del turismo mundial.

Hoy es un destino privilegiado para todos los europeos. Sus bazas principales son su clima de eterna primavera y el exotismo de sus paisajes volcánicos.

TEMA 13 DIVISIÓN AUTONÓMICA DEL ESTADO ESPAÑOL

El legado de la historia.

Es imprescindible tener presente el factor histórico, en lo que respecta las diversas estructuraciones políticas y administrativas que se han sucedido en el país a lo largo del tiempo, por cuanto gravita con especial fuerza en la presente configuración regional.

En primer lugar, hay que contar con la ocupación romana, desde finales del s. III a.C. hasta las invasiones de los inicios del siglo V, que supuso el trascendental hecho de dar nacimiento a la primera unidad política peninsular y a la primera organización del espacio hispánico en unidades administrativas. Roma implanta el latín, que transformándose paulatinamente en diversas lenguas regionales, dará lugar a la actual diversificación lingüística. Con cuantas matizaciones se quiera, es claro que con Roma las tierras hispánicas aparecen organizadas regionalmente, desde el punto de vista político, económico, administrativo y, si se quiere, idiomático y cultural.

La organización romana tuvo su principal punto de apoyo en las vías de comunicación que posibilitaban las funciones de las capitales de las provincias y conventos, con las que se gestaban redes urbanas. Estas se basaban, en el primer nivel, en las capitales de provincia (Emerita, Tarraco, Cartago Nova, Hispalis y Bracara) y en la de los conventos jurídicos, en su segundo nivel (Lucus, Asturica, Scallabis o Santarem, Pax o Beja, Corduba, Astigi o Écija, Clunia, Caesar Augusta). En un tercer nivel pueden situarse otras “colonia” y “municipia”.

Con Roma aparece la primera estructuración regional de España en torno a núcleos centrales con funciones políticas, económicas y administrativas.

Esta organización se descompone a partir de las irrupciones germánicas, que provocan la desmembración política y la desarticulación económica del Imperio. Los visigodos deterioran la capacidad organizadora de los núcleos urbanos, sin perjuicios de que también alumbran otros nuevos como Toledo.

A su vez, la estructuración del período visigodo queda anulada tras la invasión de los musulmanes. Las consecuencias de la prolongada intervención de éstos son fundamentales para comprender la génesis y constitución de los diversos cuadros regionales de la Península. Toledo se confirma como centro organizador, pero Badajoz toma el testigo de Mérida, y aparecen ciudades como Córdoba, Almería o Murcia.

La consecuencia fundamental de la presencia musulmana es otra : las grandes comunidades regionales actuales tienen su origen en los inicios y subsiguientes evoluciones del proceso reconquistador : el desarrollo y ampliación de los iniciales núcleos norteños cristianos crean la idiosincrasia de las actuales Comunidades históricas, sin perjuicio de que puedan hallarse antecedente más remotos. Es en la Reconquista cuando, muy representativamente, surgen los nombres de Castilla, Cataluña, Asturias, León, Galicia, Navarra, Aragón y, nada menos que Portugal.

Poco después de la irrupción de los musulmanes surgen en el norte núcleos ( Asturias, Cataluña, ... ) escasamente correlacionados entre sí y sin capacidad para ordenar administrativamente el conjunto del territorio. Al pasar el tiempo, se va consolidando en este marco, de neta diversidad política, una pluralidad administrativa, regional, manifestada por los Reinos de Galicia y de León, y de los condados de Cataluña, entre los que se enmarcan los de Navarra y, en posición muy central, el de Castilla. Cuando se reconquista todo el sector meseteño, se consolida fuertemente el Reino de Castilla, que homogeneizará jurídica y lingüísticamente a todo el territorio bajo su dependencia. Por su parte, el Reino de Aragón imprime su carácter al valle medio del Ebro, mientras que los condados catalanes, aglutinados por el de Barcelona, imponen sus particularismos al litoral mediterráneo hasta la desembocadura del Ebro y al valle del Ebro leridano.

En el siglo XIII ya han quedado configurados cuatro grandes sistemas político-administrativos en la Península : al oeste el Reino de Portugal, al este la Corona de Aragón, el Reino de Castilla que se lanza abiertamente en dirección meridiana hacia el valle del Guadalquivir; y el Reino Musulmán de Granada.

Toda esta compleja y prolongada evolución configura la clave de las presentes situaciones regionales, de las actuales Comunidades Autónomas. Sus raíces son los territorios cristianos del norte en la Alta Edad Media. El que España se constituya en Estado en la Edad Moderna es una consecuencia de la unión de las monarquías medievales de Castilla y de Aragón, producida precisamente a la conclusión del proceso reconquistador.

Es esencial no olvidar que la unión de los diversos reinos fue exclusivamente política y, en modo alguno, administrativa : cada reino siguió manteniendo durante los siguientes siglos sus propias estructuras jurídicas, fiscales, administrativas, culturales, etc ..., lo que explica que cada uno de ellos haya conservado elementos específicos a lo largo de los tiempos, claramente perceptibles en las regiones actuales.

Los antecedentes próximos.

En el siglo XVIII tiene lugar el primer intento serio de transformación radical de las organizaciones regionales. Tras el primer Borbón, con la influencia francesa, se implanta una profunda homogeneidad que no consigue anular las diversidades de fondo de tan arraigada y prolongada vigencia. El centralismo y uniformismo impuesto por los Borbones sólo suponían la ignorancia de estas idiosincrasias regionales históricas. Los Borbones no comprendieron el singular hecho de que España se había constituido en un Estado de piezas heterogéneas con los Reyes Católicos, mucho antes que en Nación. Pero nunca consiguieron la anulación total de las peculiares organizaciones de esos conjuntos regionales.

La Constitución reconoce el derecho a las autonomías. Sin embargo, la mayoría de las actuales se han conformado por mimesis ante la ausencia de una clara conciencia regionalista. Aquí radica el que se haya llegado con grandes dificultades a la estructuración del mapa político-regional español.

El que se apartaran algunas provincias de los iniciales proyectos de la fase preautonómica y optarán por convertirse en autonomías uniprovinciales, se explica lo que había calado la división provincial de Javier de Burgos de 1833, lo que prueba su gran repercusión geográfica. En el anteproyecto de Constitución no se contemplaba la necesidad de mantener las provincias, pero la realidad impuso en la redacción definitiva su obligada conservación y la de sus límites. Desde luego que esto ventajas, entre las que destaca la de que evita el centralismo absoluto de las nuevas capitales autonómicas. Los límites provinciales respetaban las fronteras de las regiones históricas, desde luego muchísimo más que la precedente división departamental de José Bonaparte.

LA DIVISIÓN PROVINCIAL.

La división provincial de España fue obra de Javier de Burgos, ministro de Fomento, quien creó una auténtica economía y ciencia de la administración, convencido de que era la única fórmula para resolver los males que agarrotaban a España. El Ministerio del Interior (Ministerio de Fomento) tenía competencias en todo lo relacionado con cultura, educación, agricultura, comercio, industria, etc ..., y por tanto, conllevaba una nueva ordenación no sólo de la Administración pública, sino, sobretodo, del espacio. Apoyada en la división provincial, tendía a organizar de manera unitaria la intervención del Gobierno y de las instituciones administrativas. La provincia aparece como un trasunto, en menor escala, de la organización central.

Hasta Javier de Burgos, la actuación de los poderes estatales no se desarrollaba de forma uniforme en cada una de las regiones del país. Coexistían distintos ámbitos territoriales, diversos tipos de organización, de funciones, de cargos, etc ..., según se tratase de competencias judiciales, fiscales, administrativas, militares, etc... Existía un sistema administrativo heterogéneo, preocupado primordialmente por los temas fiscales y judiciales y apenas nada por los específicamente administrativos y de ordenación territorial.

Hasta el siglo XVIII, la provincia carecía de connotaciones de demarcación político-administrativa. Estas las adquiere, por primera vez con los Decretos de Nueva Planta.

A partir de 1718, el territorio se distribuye en unidades administrativas, en principio denominadas intendencias, pero que acabarían recibiendo el nombre de provincias. Al frente de cada una de ellas se sitúa un funcionario con la misión de constituirse en los “ojos y las manos del rey”. Se configuran 34 provincias, que conservan la pluralidad y especificidad históricas tradicionales. Las provincias eran extremadamente distintas entre sí en todos los aspectos, siendo muy frecuentes los enclaves de unas en otras. En el interior de cada una de estas unidades persistían las subdivisiones tradicionales en adelantamientos, corregimientos, merindades, comunidades, hermandades, sexmos, ochavos, cuadrillas, partidos, juntas, cofradías, jurisdicciones, concejos, condados, valles, estados, marquesados, abadías, realengos, villas exentas, etc.

La organización, ordenación y administración del territorio eran enrevesadas y caóticas, sinónimos de estériles.

Las Cortes Constituyentes de Cádiz propusieron sustituir la precedente estructura federal-feudal por otra provincial municipal homogénea, para dotar a la Nación de una organización de Estado moderno. Esto permitiría salir del estancamiento y retraso sin estridencias ni traumas. Pero el Decreto de 4 de Mayo de 1814 puso fin a este intento.

El primer conato de organización unitaria y sistemática lleva la firma de José Bonaparte, quien diseñó 38 prefecturas y 111 subprefecturas. Esta división rompía totalmente las unidades históricas, pero suponía una correcta toma de conciencia del problema.

La división provincial debatida y diseñada en 1822, tras la llegada de los liberales al poder, si bien nunca entró en vigor por la reacción absolutista tras el trienio constitucional, es el antecedente inmediato y directo de la de 1833, que sería la definitiva.

La división de 1822 sólo difería de ésta en que contemplaba 52 provincias, las 49 de 1833 más las de Calatayud, Játiva y Villafranca del Bierzo.

Javier de Burgos hizo aprobar la división en 49 provincias. Con relación al proyecto anterior, a parte de la aludida desaparición de las provincias de Calatayud, Játiva y Villafranca del Bierzo; cambiaban de emplazamiento algunas capitales : Pontevedra en lugar de Vigo y Albacete en sustitución de Chinchilla. También se modificarían algunos límites.

Con posterioridad a 1833 se introdujeron algunos retoques :

  • En tiempo del General Espartero, la Rioja Alavesa se integró a la provincia de Logroño, para segregarse poco después.

  • Tolosa fue la capital de Guipúzcoa hasta 1854.

  • En 1847, Villarrobledo se incorpora a la provincia de Albacete con carácter definitivo.

  • En 1851, Requena, Utiel y otras poblaciones de la provincia de Cuenca pasan definitivamente a la de Valencia.

  • En 1927, se opera la modificación más importante : la provincia de Canaria se desdobla en las de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, con lo que el número total de provincias pasa a ser de 50.

  • Tradicionalmente cada región venía siendo homogénea en los sistemas y modos productivos, así como en la estructuración social. Cada una tenía sus costumbres colectivas de vida, un importante patrimonio comunal, una jurisdicción propia y genuinas organizaciones de poder. Para controlarlas, el Estado centralizador las fragmenta en unidades espaciales menores, es decir, en provincias. La provincia aparece como un reflejo uniformador y homogeneizador de la Administración central. Se impuso la idea jacobina de la República una e indivisible a la tradicional girondina, es decir, a la federal y regionalista.

    En consecuencia, se estructuran provincias asépticas desde el punto de vista histórico-tradicional, carentes de personalidad específica, delimitadas con un criterio racionalista, y como simple medio administrativo del Estado centralizador y uniformador.

    A pesar de la división provincial, el sentimiento de pertenencia regional y los factores de cohesión territorial pervivieron entre las gentes en muchas regiones.

    La vitalidad del sentimiento regionalista queda demostrada con los movimientos forales carlistas, con los federalistas de la Primera República y, muy especialmente, con los autonomistas de la Segunda.

    Es transcendental tener presente que la redistribución territorial en provincias se llevó a cabo en una época de muy escaso desarrollo técnico, con una estructura social rígida y en la que la calidad y el trazado de las vías de comunicación se encontraban casi en un estado embrionario. Posteriormente, las revoluciones industrial, demográfica, urbana, etc ..., hacen añicos el sistema económico y la relación social del Antiguo Régimen, generan desequilibrios espaciales y heterogeneizan fuertemente los modelos económicos regionales.

    LAS REGIONALIZACIONES SOCIOECONÓMICAS.

    Desde los punto de vista administrativo y estadístico la unidad básica era, y sigue siendo, la provincia. Pero comenzaba a resultar una unidad demasiado pequeña. Se hacia necesario una unidad superior en tamaño y en capacidad de decisiones políticas y administrativas, es decir, se precisaba de la región.

    Dada la necesidad de disponer de una estructuración de España a nivel regional, habida cuenta de los profundos desajustes territoriales socioeconómicos, pronto abundaron varias propuestas de divisiones regionales, en sus distintos aspectos, académicas y oficiosas en su mayor parte, cuando no simplemente particulares. En la mayor parte de los casos resultaban muy teóricas, alejadas de la realidad, o simplemente arbitrarias al considerar pocos criterios de identificación y delimitación.

    Unos proyectos tendían a delimitar regiones homogéneas, a base de criterios simplistas con frecuencia, mientras que otros buscaban la determinación de regiones nodales o de organización, definidas desde el punto de vista geoeconómico.

    Las investigaciones tendentes al establecimiento de regiones al margen de la división provincial comienzan con los estudios de la Generalidad de Cataluña, seguidos por los del profesor Casas Torres y colaboradores, apoyados tanto uno como otros en la exploración de los mercados.

    Posteriormente, con alcance nacional, se realiza el atlas comercial de España, apoyado igualmente en la delimitación de áreas de mercado.

    Entre muchos proyectos, destaca por su especial interés el realizado por el Gabinete Técnico del extinto Consejo Económico Sindical Nacional, que emplea los criterios de porcentaje de población activa sobre la total, de densidad demográfica y de renta per cápita. Para establecer las regiones nodales, conforma agrupaciones de provincias, de acuerdo a sus rentas por habitante, que gravitan en torno a una provincia dominante entre ellas. Caracterizada por altas rentas.

    Existen otros proyectos, pero ninguno de ellos aclara los criterios aplicados para establecer estas divisiones. Su común denominador es que pretenden delimitar las regones homogéneas para establecer las cabeceras regionales.

    Puede citarse la regionalización dispuesta en el Anuario del Mercado Español, del Servicio de Estudios del Banco Español de Crédito, que se apoya en las áreas de atracción de las ciudades, quienes así determinan la configuración de las regiones.

    De entre los estudios de regionalización más geográficos destaca el elaborado por Casas Torres, Higueras Arnal y Miralbés Bedera. Se respetan escrupulosamente los límites provinciales y se divide a España en once macrorregiones, con alto grado de respeto al legado de la historia. Se contemplan tres áreas metropolitanas : Madrid, Barcelona y Litoral Vasco.

    En el ámbito macroeconómico hubo notables esfuerzos de división regional de España. La falta de conformidad en éstos impidió el logro de una división universalmente aceptada, de una delimitación unitaria.

    Sin acuerdo, se llega a los momentos anteriores a la Constitución, en los que convergen las ansias regionalistas de base político-histórica con las de base socio-económica. Se entiende pues la trascendencia que tiene la construcción de la regionalización autonómica, incluso en campos distintos al político.

    La división regional en Comunidades Autónomas.

    La división territorial española no es un resultado exclusivo de consensos políticos. Habrá ocasión de ver como la geografía ha desempeñado un papel muy importante que, en algunos casos, ha resultado decisivo.

    JUSTIFICACIÓN.

    Para la mayor parte de los geógrafos división en Comunidades Autónomas equivale a correcta estructuración de la organización del territorio. En España, la regionalización válida, y aceptada en función de su alta operatividad, es la que configuran las Autonomías.

    Se retorna a la más antigua acepción de región, en el sentido de que la definimos e identificamos con unidad-administrativa.

    En la inmensa mayoría de los casos se trata de regiones históricas, las únicas que percibe, siente y vive el español, aunque que con diferentes intensidades, caracteres, matices y tamaños. Por ello, al identificarse región con comunidad de vida, son también regiones geográficas. Como son vividas y sentidas por su moradores, ya se está generando homogeneidad en su espacio, con más o menos agitados avatares. Esta solución evita herir sensibilidades.

    El sentimiento de pertenecer a una región está calando profundamente en los habitantes de las Comunidades Autónomas. Tiene éxito porque la filosofía fenomenológica identifica la región con el espacio vivido, con la experiencia del espacio, corroborada además por la conductista, que explica como el hombre percibe el espacio, el suyo en especial. Actualmente sólo se mantienen unas pocas excepciones a este sentido de pertenencia a una provincia y, por ende, a una Comunidad : El Bierzo, Fraga, norte de Almería, Requena-Utiel, Molina de Aragón, etc, y el singular caso de Madrid.

    ORGANIZACIÓN TERRITORIAL.

    La Constitución española de 1978 establece una organización territorial del Estado, bastante diferente de la anterior, fundamentada en la división del espacio que estructuran las Comunidades Autónomas. De la adopción de los principios de igualdad y de generalidad deriva el hecho de que todas las regiones hayan llegado a constituirse en Comunidades Autónomas.

    Pero la Constitución no delimita el mapa de las regiones ni concreta la estructura territorial, sino que ha dejado libre iniciativa de ejercer el derecho a la autonomía a las nacionalidades y regiones, a los entes y a las Cortes Generales. No ha creado una situación de hecho, sino que ha optado por articular una situación de derecho.

    El acusado desconocimiento en España de la trayectoria pasada de las inquietudes autonomistas contrasta sorpresivamente con la eclosión de las ideologías regionalista-nacionalista. Salvo en Cataluña, País Vasco y Galicia, en el pasado las iniciativas autonomistas tuvieron un desarrollo embrionario. Con la Guerra Civil pasaron a un segundo plano y, acabada ésta, fueron enviadas a la carpeta de materias prohibidas. Los movimientos del pasado reciente se han hecho sobre la base de un común y vasto conocimiento, de lo que deriva la heterogeneidad en la cristalización de las diversas regiones autónomas.

    Quizá por ello la Constitución favoreció a las regiones de demostrada tradición autonómica primando a Cataluña, País Vasco y Galicia.

    Para comprender la génesis del resto de la regiones, no puede olvidarse la forma en que se realizó la regionalización del espacio en el período preautonómico. En él, el Gobierno central estableció directamente el alcance espacial y el número de entes preautonómicos, aunque en determinados casos la integración o segregación de algunas provincias se dejó a la iniciativa de los correspondientes poderes provinciales, que condicionaron de manera muy marcada el mapa autonómico definitivo, con ligeros retoques.

    En definitiva, se generalizan las Autonomías por todo el territorio español. Surgen desde abajo, a iniciativa de los organismos locales y provinciales. Éstos deciden sobre el tipo de agregado territorial, sin perjuicio de la exigencia de contigüidad entre los territorios unidos y de comunión en una serie de elementos históricos, culturales, económicos, etc ...

    Se distinguen tres tipos de demarcaciones autonómicas, siempre sobre la ineludible base de la división provincial :

  • Las Comunidades constituidas por el agregado de varias provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes. Son las Comunidades históricas, con la excepción de algunas uniprovinciales.

  • Las Comunidades conformadas por la provincias insulares.

  • Las Comunidades uniprovinciales con entidad regional histórica (Asturias, Navarra, Murcia) o de interés nacional (Cantabria, La Rioja, Madrid). Las Comunidades uniprovinciales sólo se entienden en función de todo el proceso. Realmente cada una de ellas es un caso distinto, que exige una explicación diferente.

  • El primer tipo es el que engloba mayor número de Comunidades Autónomas. Básicamente se apoya en la historia. El segundo se materializa en los territorios insulares, que poseen especificidades derivadas de sus condicionantes geográficos y en el peso administrativo adquirido. El tercer tipo es el más conflictivo.

    A la entrada en vigor de la Constitución ya estaban delineadas la mayor parte de las Comunidades Autónomas. Las iniciativas de base de popular directa sólo decidieron algunos desenganches provinciales. Ha de reiterarse una vez más que las regiones actuales coinciden, en mayor o menor grado, con los diferentes reinos gobernados y unidos por mero vínculo personal por los Reyes Católicos. Son regiones históricas, aún cuando nadie sabe decir por qué elementos están configuradas y desde que época.

    También las Comunidades Autónomas coinciden en cierta medida con el mapa establecido hace bastante más de un siglo por el proyecto de Constitución Federal de la Primera República. Las desviaciones se observan en los núcleos conflictivos, sin entidad regional histórica. Se trata de Cantabria, La Rioja y Madrid.

    REGIONES HISTÓRICAS DE GRAN TRADICIÓN.

    Cataluña

    Es una Comunidad en la que el sentir autonomista ha tenido una madurez, una antigüedad y una profundidad muy superiores a las de cualquier otra región española.

    La voluntad autonómica ya se documenta en el siglo XVIII con motivo de la reacción al conjunto de los Decretos borbónicos de Nueva Planta. En el siglo XIX se observa una importante fase federalista, en la que pueden incluirse el Pacto de Tortosa, el proyecto de Constitución del Estado Catalán, las Bases de Manresa y el Decreto de Mancomunidad catalán.

    Las primeras bases para la autonomía catalana son redactadas en el 1918, pero son de contenido fundamentalmente federalista. Vinieron precedidas de la Proposición de Ley sobre la Autonomía Regional para Cataluña. Después se pasa a una fase estatutaria, que produce una muy abundante documentación, en la que se pide no sólo autonomía administrativa, sino también política claramente.

    En 1931 se restablece la Generalidad y se redacta el Estatuto de Nuria, precedido por uno independentista y muy radical redactado en La Habana por Francisco Maciá y por otra del partido Carlista. En 1933 se promulga el Estatuto Interior y la Ley Fundamental de Cataluña. El Decreto de Autonomía de Guerra supone una autonomía casi absoluta.

    País Vasco

    El autonomismo se documenta fehacientemente en el primer tercio del siglo XIX. El origen puede situarse en el Convenio de Vergara, pues es quien supone, no sólo la pérdida de los privilegios históricos, sino también el que el país vaya homogeneizándose con el resto de España en los campos administrativo y político.

    En 1837, se suprimieron las Diputaciones Forales y se crearon las Diputaciones Provinciales. Muchos expertos afirman que la Ley de 1876 supone la desaparición absoluta del sistema foral vasco.

    En 1917, solicitan del Gobierno una amplia autonomía administrativa. Al año se exige una autonomía mucho más extensa, a través de la reinstauración de los Fueros históricos, mediante la derogación de el Convenio de Vergara. De nuevo, en 1923, solicitan exactamente lo mismo al Directorio Militar.

    El primer proyecto de autonomía se redacta en 1924. Durante la Segunda República, la documentación elaborada es muy abundante : Estatuto de Estella, Proyecto de las Comisiones Gestoras, Asamblea de Ayuntamiento, etc. En 1936 entra en vigor el Estatuto Vasco de Autonomía.

    Posteriormente, ya en el exilio, se redactan varias Constituciones, cuyo común denominador es su separatismo a ultranza : la de 1941 es la más significativa y reivindica un territorio muy amplio.

    Galicia

    Los movimientos autonomistas en esta Comunidad son los más confusos y peor conocidos de todos,

    En la Primera República se redacto un proyecto de Constitución. Ésta sería la base fundamental para el Estatuto que se plebiscitó en la Segunda República.

    El nacimiento del nacionalismo gallego puede situarse en 1918, con el Manifiesto de la Asamblea Nacionalista de Lugo. El documento más elaborado es el Anteproyecto de Estatuto de Galicia, también se elaboran las Bases para un anteproyecto de Estatuto, más otro proyecto de Estatuto redactado por los parlamentarios. En 1932 se da a la publicidad el anteproyecto de Estatuto, posteriormente se somete a la consideración de la Asamblea de Ayuntamientos y se aprueba en la Asamblea Regional de Municipios. Plebiscitado en 1936, la Guerra Civil segó su vigencia.

    Navarra

    En esta Comunidad Foral pueden considerarse dos frentes diferenciados. En primer lugar, el referente al régimen foral y de concierto fiscal navarro, datado desde mediados del siglo XIX. Foralidad y concierto fiscal arrancan de las Ley de 1839 y la Ley Paccionada. En segundo lugar, el de los proyectos de Autonomía redactados en la Segunda República. Inicialmente Navarra entró con el País Vasco, pero separa claramente a partir de 1932.

    REGIONES HISTÓRICAS DE MÁS MODERNO SENTIMIENTO AUTONÓMICO.

    Andalucía

    El movimiento autonomista andaluz se inició bajo el impulso de Blas Infante, por la Junta Liberalista en 1931. Más que por planteamientos autonómicos abogaba por la Mancomunidad de Diputaciones.

    En 1933 se redacta un estatuto que contempla la posibilidad de varías autonomías dentro del Estado Andaluz.

    Aragón

    Suprimidos los fueros de 1707, y precedido por panfletos, pasquines y sátiras contra Felipe V, se presenta en 1760 un memorial de agravios. En 1923, la Unión Regionalista Aragonesa elabora un proyecto claramente conservador, de carácter muy municipalista y comarcalista que regionalista.

    Los primeros documentos regionalistas datan de 1931, elaborados por el conservador Sindicato de Iniciativas y Propaganda. En 1936 se celebra el Congreso Autonómico de Caspe, del que derivan dos Estatutos opuestos : el propiamente denominado Estatuto de Caspe, y una réplica, elaborada por las fuerzas de la derecha, en el que explícitamente se reconoce la falta de espíritu autonomista, del que se opina que se halla en estado latente.

    Baleares

    Con escaso desarrollo autonomista, por evidente falta de interés popular.

    En 1931 se elaboran dos anteproyectos de Estatuto, uno de los cuales excluye a Menorca.

    Canarias

    Presenta una organización territorial de muy complejos caracteres históricos, a parte de los evidente geográficos.

    Los canarios siempre han luchado más por llenar de contenidos y de cometidos a sus Cabildos y por la supervivencia de éstos, que por la autonomía regional conjunta.

    La lucha secular por la autonomía administrativa de cada isla se traduce en la Ley de Cabildos de 1912 y su indudable trasunto es la división del Archipiélago en dos provincias en 1927.

    El sentimiento autonomista se refleja en las reuniones de 1918 y 1919, que se traducen en el Estatuto de Gil Roldán en 1932, del que hay dos versiones.

    Tanto la Comunidad de Baleares como la de Canarias padecen grandes tiranteces internas, derivadas del hecho geográfico de la insularidad.

    Asturias

    Ofrece un relativamente reciente y escaso desarrollo del movimiento autonómico. Una demanda de autonomía se documenta en 1918, a instancias de la Diputación Provincial, pero de pretensiones meramente administrativas.

    En 1932 se registran varias iniciativas, privadas y de raíz puramente académicas.

    Comunidad Valenciana

    En el siglo XVIII Ortí protesta contra los Decretos de Nueva Planta de 1707 y 1716 que derogaban los Fueros de la Corona de Aragón y, por consiguiente, los del Reino de Valencia.

    Una tenue conciencia regional se detecta en el anteproyecto de Estatuto de Mancomunidad presentado durante la dictadura de Primo de Rivera, que planteaba pretensiones puramente administrativas.

    En la Segunda República se elaboran cuatro proyectos de Estatuto, todos ellos nacidos en el seno de diversos partidos.

    REGIONES HISTÓRICAS DE RECIENTE CONCIENCIA REGIONAL.

    Castilla y León

    Aglutina dos regiones históricas de algún modo diferenciadas : Castilla la Vieja por un lado y León por otro, fusionadas casi exclusivamente por factores geográficos, es decir, por su ubicación conjunta en la Cuenca del Duero.

    Extremadura

    Poseyendo una indiscutible personalidad geográfica y cultural, carece de una autentica identidad regional en el sentido que quiere la tradición y, consecuentemente, de antecedentes regionalistas documentados.

    El sentido regionalista es esencialmente reivindicativo en el terreno social y en el económico. Queda fuera de toda discusión el que posee elementos suficientes para ser considerada como región histórica, a parte de geográfica.

    REGIONES HISTÓRICAS MODIFICADAS POR FACTORES GEOGRÁFICOS.

    Castilla - La Mancha

    A la región histórica se agrega Albacete por un factor geográfico, porque es Mancha, segregándose de su región histórica : Murcia.

    De esta región se separa Madrid por razones políticas y de conveniencia, pero con un trasfondo geográfico demostrable.

    REGIONES JUSTIFICADAS POR FACTORES POLÍTICOS Y GEOGRÁFICOS.

    Se trata de regiones asumidas por condicionantes políticos, pero apoyadas en un indudable sustrato geográfico. De Castilla y León se separan las dos provincias no meseteñas, Cantabria y La Rioja. Igualmente de Castilla - La Mancha se segrega Madrid.

    La Rioja y Cantabria

    Pertenecían históricamente a Castilla la Vieja. Son dos comunidades no integradas ni física, ni humana, ni económicamente en La Meseta. Han seguido otros rumbos socioeconómicos tras la revolución industrial, la transición demográfica, etc. Anexionarlas sería el efecto de una filosofía centralista.

    Madrid

    Ha constituido un problema esencialmente político. Madrid ha sido rechazado, expulsado.

    La Comunidad de Madrid es marcadamente distinta a las demás, su población presenta un nulo nivel de concienciación regionalista, carece de la entidad regional histórica que exige la Constitución y, por ello, su proceso de conformación ha sido extraño y controvertido.

    Le geografía también colabora a explicar en parte el proceso : el enorme peso demográfico, económico, político, administrativo, funcional, etc... de Madrid anularía la capacidad, iniciativa y voluntad del resto de Castilla. Madrid provoca un formidable desequilibrio teniendo en cuenta parámetros de superficie, población, densidad, etc... con Castilla - La Mancha. Por otro lado, las funciones que ejerce Madrid a escala nacional aconsejaron su no integración en otra Comunidad.

    En definitiva, la regionalización de España, la estructurada por las Comunidades Autónomas, ha reconfirmado la clásica oposición entre la mayor homogeneidad de las regiones interiores y las mayor fragmentación y diversidad de las periféricas. El interior se ha compactado en grandes espacios homogéneos : Castilla más León y Castilla - La Mancha, que ha anexionado a Albacete, segregándolo de la periférica Murcia. Cantabria, separándose de Castilla, fragmente y diversifica más la orla marítima. La Rioja también se aísla porque se identifica igualmente por su estructura, economía, dinamismo y relaciones interprovinciales con el área periférica. Madrid, por último, es un fenómeno que siempre ha contado como excepción en la dicotomía centro-periferia.

    TEMA 14 GALICIA

    Características Geográficas.

    Sus 29.434 km2 cubren todo el ángulo noroeste de la Península Ibérica bañado por el Atlántico, alojando poco menos de tres millones de habitantes, con estructura poblacional envejecida por la tradicional emigración.

    Sus raíces culturales pueden centrarse en el pueblo celta, lo cual, junto a su escasa arabización, explica una acusada identidad regional, una genuina idiosincrasia, reforzada por la pervivencia de una lengua propia y por un secular aislamiento del resto de España, por dificultades de comunicación.

    Comprende La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra. Limita con el Océano Atlántico, Portugal y las Comunidades de Asturias y Castilla y León.

    Todo el relieve gallego, esencialmente ondulado, deriva de la gran penillanura herciniana, fracturada con ocasión del movimiento orogénico alpino.

    El sector meridional está por valles, cubetas y fosas, alternantes con altiplanos y montañas de no excesiva energía de relieve, de formas suaves que van descendiendo gradualmente hacia los sectores costeros.

    El sector septentrional está señoreado por topografías tenuemente onduladas o planas, tanto en las cimas de las sierras como en la penillanuras.

    El sector más montañoso, es el oriental, Macizo Galaico-Leonés, con sierras de cierta consideración : Ancares y Caurel en Lugo; Segundeira y Queixa en Orense, que acogen fosas tan conocidas como las de Verín, Valedorras o A Limia. Luego, en unos casos a través de penillanuras ( Cha, Santiago ) y, en otros, de sierras ( Cova da Serpe, Suido ) se llega a la costa, le única realmente articulada de la Península.

    Aquí aparecen las rías, en tres sectores :

  • Las rías Altas del Cantábrico .- representadas por las de Ribadeo, Foz, Viveiro, Barqueiro y Ortigueira.

  • Las rías Altas coruñesas .- Cedeira, Ferrol, Ares, Betanzos, La Coruña, Lage, Camariñas y Corcubión.

  • Las rías Bajas .- son las más conocidas. Son : Muros, Noya, Arosa, Pontevedra y Vigo.

  • Galicia conoce un clima templado oceánico, uniforme en casi todo el territorio, con suaves toques de continentalización hacia el interior.

    Resaltan la suavidad térmica, sin heladas invernales y con oscilaciones en torno a los 10º. Las abundantes precipitaciones anuales caen suavemente repartidas en un muy elavado número de días.

    El paisaje gallego es perennemente verde y de gran riqueza forestal. La vegetación viene representada por bosques, a base de árboles caducifolios, en especial robledales. Los castaños, hayas y abedules dominan en las sierras de Ancares y Caurel; los alcornoques lo hacen en suelos silíceos húmedos y las encinas en el área del Sil.

    Su rápido crecimiento y, por consiguiente, rápido beneficio económico, explica las extensiones que ocupan los pinos y los eucaliptos, tan grandes que son hoy día los elementos más característicos de los paisajes vegetales gallegos.

    La mitad de la superficie forestal está ocupada por pastos y por matorrales.

    Las ocupaciones económicas tradicionales eran la pesca y la agricultura de policultivo para autoabastecimiento. La ganadería, vacuna en especial, está con problemas por los imperativos de la Unión Europea. La abundancia de prados desaconseja su desaparición, aparte de que la calidad de los productos ha permitido otorgar denominación de origen al queso y a la carne de ternera.

    Los pesqueros gallegos obtienen más de la tercera parte del total de las capturas españolas. La pesca es actividad básica o muy importante, y los puertos pesqueros son el atractivo turístico básico en infinidad de pueblos del litoral. Por otro lado, la pesca sustenta una importante industria conservera.

    La industria ha cobrado gran pujanza en algunas ciudades : destaca la naval en Ferrol y Vigo, la de automóviles en Vigo y la de aluminio, química y petróleo en La Coruña.

    Recursos Naturales.

    El clima y su evolución estacional, no resulta favorable para las actividades turísticas de playa, a pesar de lo atrayente y pintoresco de sus costas.

    Los núcleos playeros se localizan en dos áreas : las de las Rías Altas, con Foz, Ribadeo, Viveiro y Cedeira; y la de las Rías Bajas, con El Grove, La Toja y Sangenjo y con importantes núcleos en Cangas de Morrazo, Bayona y Portonovo.

    Aún cuando muchos núcleos cuentan con suficientes infraestructuras turísticas como Bayona, Vigo, Cangas de Morrazo, Portonovo, El Grove; tan sólo Sangenjo o La Toja aparecen como especializados en estas actividades, con abundantes equipamientos destinados en exclusiva a este fin.

    El reconocimiento y declaración de Parque Natural de las Islas Atlánticas para el conjunto de las Islas Cíes ha sido el colofón a una cuidada política de protección de espacios naturales.

    Abundan los Parques Naturales : las Dunas de Corrubedo, la Sierra de Xurés-Baixa Limia, los Montes do Invernadeiro, al lado de otros lugares con distintas formas de protección : Reserva Nacional de Caza en Los Ancares, zonas de protección para la avifauna.

    No deben pasarse por alto los paisajes de las Rías o los muy abruptos de las Sierras Orientales, ni los de la denominada Costa de la Muerte, desde el cabo Finisterre hasta La Coruña. De paisajes grandiosos con impresionantes vistas sobre el Atlántico y se prolonga por unos 200 Km. a lo largo de pueblos de pescadores, como Cayón, Camariñas, Mugía, etc... de playas semidesiertas, rías de transparentes aguas y bosques de eucaliptos y pinos.

    Otros recursos naturales los ofrecen los ríos ( Miño, Sil y Limia ) remansados en numerosos embalses que permiten practicar deportes náuticos.

    Los manantiales de aguas mineromedicinales en Las Burgas orensanas, permiten asentar algunos balnearios de gran prestigio, como los de La Toja o Verín.

    Por esto, se entiende que el turismo rural tenga una gran importancia. Pero ha de señalarse la posibilidad de practicar turismo de nieve, esquí inclusive, en Manzaneda.

    Recursos Culturales.

    Disfrutables y visualizables aparecen los monumentos que su rica historia ha legado entre los que pueden incluirse desde los cruceros ( cruces en los caminos con reminiscencias céltico-cristianas ) hasta los humildes hórreos ( Combarro ).

    En muy somero catálogo se inicia con los castros celtas ( Santa Tecla ) y sigue por la muralla romana de Lugo ( Patrimonio de la Humanidad ) y por el puente romano de Orense. El románico pudo desarrollarse con esplendor. Muchas ciudades y lugares lucen magníficos monumentos de este estilo, su culminación toma cuerpo en la Catedral de Santiago de Compostela.

    El recurso cultural más relevante es el Camino de Santiago, itinerario turístico más importante de España y el de mayor renombre internacional. Incluso ha sido declarado patrimonio cultural de la Humanidad. El primer turista que hizo la peregrinación fue el obispo de Auvernia quien, además redacto su primera guía. Abandonada u olvidada se revitalizó pujantemente en el último tercio del siglo pasado. De nuevo, grandes cantidades de peregrinos realizan, utilizando todos los medios de transporte, la ruta jacobea, en una simbiosis de religiosidad y de turismo. En lo esencial, la ruta ha seguido los trazados de las calzadas romanas.

    Peregrinación más regional es la que se realiza a San Andrés de Teixido.

    Santiago de Compostela, capital autonómica, es una de las más prestigiadas ciudades monumentales de España. Destaca la Catedral, tanto por su valor artístico como por su significado cultural y espiritual. En ella se contempla desde la posiblemente obra escultórica cumbre del románico, el Pórtico de la Gloria, pasando por el gótico y el renacimiento, hasta el barroco más complejo en la fachada de Obradoiro. Además Santiago conserva un extraordinario casco antiguo. Pueden citarse el Hostal de los Reyes Católicos, casonas y palacios, como los de Fonseca o de Rajoy, conventos, iglesias, monasterios, recoletas plazas, cuya relación sería interminable.

    La Coruña es conocida por su Torre de Hércules, levantada en época del Trajano y reconstruida posteriormente, y por las galerías con ventanas acristaladas de la Plaza de María Pita. Muy importante es la románica colegiata de Santa María del Campo y la iglesia gótica de Santiago. Especial interés ofrece el Museo de Bellas Artes, con obras de pintores señeros de todas las épocas y lugares.

    Lugo debe su interés cultural al legado romano. Conserva la muralla, de más de 2Km. de diámetro, así como las termas y varios mosaicos. En su catedral se suceden todos los estilos : románico, gótico, barroco, neoclásico, ...

    Orense muestra orgullosa su puente romano y las fuentes termales de Las Burgas. Cabe destacar la catedral románico-gótica, con dos portadas románicas, y el antiguo palacio episcopal, gótico, actualmente museo.

    Pontevedra descuella más que por sus elementos singulares por su paisaje urbano. Muy interesante, por su riqueza en pinturas, es el Museo Provincial.

    Túy exhala aroma de ciudad de frontera. Su catedral románica, pero de portada gótica, era una fortaleza frente a los normandos y portugueses. En su casco antiguo sobresale la barroca iglesia de San Francisco.

    TEMA 15 PRINCIPADO DE ASTURIAS

    Características Geográficas.

    Constituida por la anterior provincia de Oviedo, de 10.565 Km2 y con un millón largo de habitantes.

    Los avatares históricos y el relieve han permitido delimitar con precisión la región. Los pueblos satures no fueron romanizados en profundidad. Su espíritu rebelde volvió a manifestarse de nuevo con los albores de la Reconquista : en el año 722 se produce la batalla de Covadonga, germen de la independencia y surgimiento del Reino de Asturias, con sede inicialmente en Cangas de Onís.

    Limita con el mar Cantábrico al norte, con la Comunidad Autónoma de Galicia al oeste, con la de Cantabria al este y con la de Castilla y León al sur.

    Todo el relieve está señoreado por los sectores más energéticos de la Cordillera Cantábrica, identificados con el Macizo Asturiano, emplazado entre el mar y los límites de Castilla y León.

    Salvo la llanura litoral, rasa asturiana, el resto del territorio conoce altitudes fuertes. Puede distinguirse :

  • Un sector occidental, de cordales montañosos de acusados relieves, que se dispone perpendicularmente a la rasa.

  • Un sector oriental, complejo pero ordenado, porque las sierras del litoral (Cueva, Sueve, Naranco ), el surco prelitoral ( valles interiores de Panes, Cangas de Onís, Oviedo ) y los Picos de Europa, aparecen en disposición paralela a la costa.

  • En los Picos de Europa se distinguen :

  • De Los Urrieles : Cerredo y Urriellu, más conocido como Naranjo de Bulnes.

  • De Cornión, emplazado entre los trucheros y salmoneros ríos Sella y Cares.

  • El clima es templado oceánico, fuertemente modificado y diversificado por los relieves.

    Las temperaturas son templadas y con escasas amplitudes. Hacia los valles del interior montañoso aparece una cierta continentalización.

    Abundan las precipitaciones en cualquier época del año, así como una elevada nubosidad y una fuerte humedad atmosférica.

    La vegetación forma una cubierta permanentemente verde a la que contribuyen los bosques de frondosas o caducifolios, de hayas en los terrenos altos, de robles en los bajos, junto a los castaños, estos sobretodo en el surco prelitoral. Todos van acompañados por pinares y eucaliptales de repoblación en importantes espacios. Donde el árbol no está presente, el verdor sigue en los herbazales y prados naturales y artificiales.

    La economía está pasando por momentos algo más difíciles. Así lo manifiesta el hecho de que la población decrezca y de que se haya intensificado la ya tradicional emigración.

    Las actividades agrarias, seriamente dificultadas por la topografía y condiciones de los suelos, se desarrollan en régimen de minifundio. Especialmente interesantes en las zonas costeras son las pomaradas o campos de manzanas para la elaboración de la sidra, las plantas forrajeras para el ganado y las fabes. Mucha mayor relevancia reviste la ganadería, importante en la producción cárnica y manifiestamente especializada en la láctea. La integración en la Unión Europea, con la consiguiente imposición de cuotas lecheras, está llevando a la ruina a este sector. Consecuencia evidente es el acusado despoblamiento rural.

    También la industria ha sufrido los efectos de la integración en la Unión Europea. Minería del carbón y siderurgia están en profunda crisis como efecto de las políticas económicas comunitarias. La destrucción del tejido industrial asturiano está dejando negrísimas huellas en la sociedad y en el paisaje de las cuencas hulleras ( cuencas del Caudal y del Nalón) y de as áreas siderúrgicas ( Avilés, La Felguera y Mieres )

    Recursos Naturales.

    No puede ser más ajustada a la verdad el eslogan con que se promociona el turismo hacia Asturias : “ Paraíso Natural ”.

    Casi en cualquier lugar del territorio puede practicarse montañismo, alpinismo, senderismo, etc ...

    Las autoridades regionales han intensificado las figuras de protección y las han aplicado a muy numerosos nuevos espacios. En la actualidad la Ley asturiana de Espacios Naturales, que protege casi la tercera parte del territorio del Principado.

    El Principado de Asturias fue pionero en cuanto a contar con un Parque Nacional, el de Covadonga, ampliado en 1995 hasta 64.670 hectáreas con los Picos de Europa y, por tanto, extendido también a las Comunidades de Cantabria y Castilla y León.

    Aparte de este Parque Nacional, el Principado de Asturias cuenta con tres Parques Naturales : el de Somiedo, el de las Fuentes del Narcea y del Ibis y el de Redes ); Reservas Nacionales de Caza ( Cangas del Narcea ), una Reserva Biológica, una Reserva Natural Integral ( bosque de Muniellos ) y otras varias Reservas Naturales parciales. Los paisajes protegidos son muy numerosos y en constante incremento.

    Vistas estas condiciones se comprende que Asturias también haya sido pionera en el turismo rural.

    Especial interés tiene la hidrografía, por cuanto constituye un recurso de primera magnitud. Los ríos asturianos ( Narcea, Nalón, Eo, Navia, ... ) son cortos pero muy caudalosos lo que, unido a las muy fuertes pendientes, genera rápidos es decir, condiciones óptimas para actividades turístico-deportivas.

    Mundialmente famoso es el descenso del Sella, mezcla de deporte de competición, de espectáculo popular y de fiesta, que se celebra el primer sábado de agosto.

    Por otro lado, los ríos Cares, Deva y Sella han excavado numerosos y profundo cañones y desfiladeros, especialmente en los Picos de Europa : el desfiladero de los Beyos, abierto por el Sella, la estrecha y honda garganta del Cares y el desfiladero de La Hermida, abierto por el Deva y compartido con Cantabria.

    Además los ríos están henchidos de peces, posibilitando actividades de pesca, de trucha y salmón en especial.

    La garantizada innivación en las zonas de alta montaña permite la práctica de turismo de deportes de invierno, en especial en las estaciones de Valgrande-Pajares y de San Isidro.

    El clima, a parte de sus recortadas y abruptas costas, no resulta favorable para el turismo de playa. No existen en esta Costa Verde las congestiones de turismo de los litorales mediterráneos. Se trata de un turismo familiar y nacional, en estancias largas, que busca compaginar días de playas con otras actividades en los días lluviosos o brumosos.

    Los principales centros turísticos son Gijón, Ribadesella y Llanes en el sector oriental. En el sector occidental destacan Cudillero, Luarca y Navia.

    Recursos Culturales.

    El Principado de Asturias ha creado un red urbana bien ordenada, apoyada en Gijón, Oviedo, Avilés, Mieres y Langreo, lo que garantiza la disponibilidad de todo tipo de servicios, aparte de los propios ya ofrecidos en los núcleos específicamente costeros.

    Durante la formación del primer reino cristiano surge el Principado con un estilo artístico único, el prerrománico asturiano o ramirense o, simplemente, arte asturiano. Los monumentos más significativos, Patrimonio de la Humanidad, son Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y Santa María de Bendones en Oviedo, San Salvador de Veldediós en el lugar homónimo, Santa Cristina de Lena en Pola de Lena, San Julián de los Prados, etc.

    En Oviedo, centro básico de la red de comunicaciones, a parte de los tres ejemplos más significativos del arte prerrománico asturiano, sobresale la catedral gótica, en cuyo interior se conserva la capilla del palacio del rey Alfonso II el Casto, conocida como Cámara Santa y en la que se guardan la Cruz de los Ángeles y la Cruz de la Victoria, símbolo de la Comunidad.

    En pleno Parque Nacional se sitúa el Santuario y Cueva Santa de Covadonga, con la Santina patrona de Asturias. Próximo a él se encuentran los Lagos de Covadonga ( Ercina y Enol ).

    En el sector más occidental, en Castropol y Coaña, se localizan los más numerosos e importantes castros asturianos, testimonio de ocupaciones celtas. Sobre todos destaca por su interés y estado de conservación el poblado amurallado de Coaña.

    Característicos son también los hórreos esparcidos por el medio rural que, en contraposición a los gallegos, aquí son de planta totalmente cuadrada.

    TEMA 16 CANTABRIA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma de 5.289 Km2 de extensión y poblada por algo más de medio millón de habitantes, en fase de regresión por sus crecimientos negativos.

    Limita al norte con el Mar Cantábrico, al este con el País Vasco, al oeste con el Principado de Asturias y al sur con Castilla y León.

    Se conoce por La Montaña, con un relieve de génesis alpina de considerables energías de relieve y sin apenas concesión de espacios para las llanuras.

    La Cordillera Cantábrica se constituye en la columna vertebral del relieve, y de la región, en disposición paralela a la línea de costa y separando a esta de la Meseta. Todo su sector occidental forma parte también del formidable macizo de los Picos de Europa. Aquí están las más altas cuotas de la comunidad.

    Similares características a los asturianos tienen los ríos de Cantabria : rápidos, caudalosos, turbulentos. Paralelos entre sí, crean valles perpendiculares a la línea de costa. Pueden citarse : Asón, Miera, Pisueña, Pas, Besaya, Saja, Nansa y Deva.

    El clima es templado oceánico; templado, húmedo y brumoso, puramente oceánico durante todo el año, matizado comarcalmente por las disposiciones orográficas.

    Las precipitaciones son elevadas, bastante regularmente repartidas a lo largo del año en un elevado número de días. Cuando no llueve, la elevada nubosidad y las nieblas siguen manteniendo con frecuencia el ambiente climático oceánico. Sólo a sotavento de la cordillera se sitúa un clima de matiz mediterráneo muy continentalizado.

    Las zonas costeras registran un temperatura media anual en torno a los 14º, una oscilación térmica que no alcanza los 10º y mínimas absolutas que no suelen descender por debajo de 0º. La temperatura media de Santander en diciembre es de 9º, y de 19º en agosto. Según se avanza hacia el interior montañoso, las temperaturas van descendiendo y ampliándose la oscilación térmica anual.

    La vegetación presenta paisajes, modalidades y especies climáticas de la España Húmeda. En las altitudes inferiores dominan las frondosas o caducifolias a base de robles, abedules, tilos, etc... y, excepcionalmente, encinas y madroñales. La Liébana, en torno a Potes, con su microclima mediterráneo tiene lógicamente una específica cubierta vegetal mediterránea. En altitudes superiores cobra importancia el haya, con rodales de robles. A partir de este piso la cliserie establece una franja de matorrales y herbazales, culminando en otra de prados, que no llegan a cubrir la totalidad del suelo.

    La economía cántabra se encuentra en crisis como consecuencia de los efectos producidos en la industria y en el sector primario por la incorporación a la Unión Europea.

    En el sector agrario la mayor importancia la ofrecen las grandes superficies verdes, las extensiones de prados artificiales, los pastos naturales de montaña, los cultivos forrajeros y las plantaciones de árboles. Se deduce el peso de la ganadería, especialmente vacuna, más orientada a la producción láctea. Actualmente las “cuotas de producción” comunitarias están consiguiendo hacer decrecer la ganadería en su conjunto y la producción de leche en particular.

    La pesca conserva relativa importancia en los puertos de Santander y Castro Urdiales.

    Tampoco la industria ha salido bien parada tras la integración en la Unión Europea. Los principales focos industriales se localizan en Santander y Torrelavega. Las tradicionales industrias siderúrgicas, de construcción naval, químicas y metálicas se encuentran en profunda crisis. Mejor se mantienen la de derivados lácteos, con una muy importante planta en La Penilla, y la conservera ( Santoña, Castro Urdiales ).

    Todas estas negativas circunstancias económicas están provocando un cambio hacia un sistema económico profundamente terciarizado y especializado en turismo.

    Recursos Naturales.

    La regresión demográfica en las áreas de la montaña ha permitido orientar estos espacios hacia la explotación turística, hacia su conversión en centros de descanso, en centros de ocio, ...

    Toda Cantabria es un inmenso parque natural, con paisajes muy diferenciados, pletóricos de matices. En muchas áreas, la vocación turística se contempla como solución económica y como justificante para la protección de los recursos naturales. Indudablemente el mundo rural se ha volcado hacia el turismo.

    Estos recursos naturales ofrecen múltiples posibilidades para el excursionismo, montañismo, turismo verde, turismo rural, incluso esquí ( Alto Campoo ). Los desfiladeros y las gargantas son frecuentes y de salvaje paisaje. Incluso algunos paisajes de los Picos de Europa pueden contemplarse sin demasiada fatiga; para ello, por ejemplo, se ha instalado el teleférico de Fuente Dé.

    La comarca de La Liébana fue la pionera en agroturismo y su modelo se difundió rápidamente por Cantabria.

    En la Costa de Cantabria, alternan bellas playas, rías, enormes acantilados y magnificas bahías como Santander o Santoña.

    El turismo de playa, habida cuenta de las no favorables características del clima, es también tomado como descanso en, normalmente, largas estancias. Tiene carácter predominadamente nacional y familiar, y se desarrolla aparte de en Comillas, núcleos con excelentes instalaciones e infraestructuras hoteleras y de apartamentos como Santander, Suances, Castro Urdiales, San Vicente de la Barquera, Laredo, Noja, Somo, Isla, Argoños o Santoña.

    Con un objetivo de explotación turística se han determinado varios espacios naturales protegidos. A la cabeza se sitúa el Parque Nacional de los Picos de Europa. También se han determinado otros cuatro Parques Regionales y una Reserva Natural ( Santoña ). Muy especial interés tiene el parque de Cabárceno que, a la vez, funciona como zoológico.

    De utilización antigua y tradicional, son los recursos de las fuentes termales. Destacan los balnearios de Solares, Puente Viesgo, Corconte, Caldas de Besaya, Ontaneda, La Hermida y Liérganes, entre otros.

    Recursos Culturales.

    Decir Cantabria es traer a la mente la Cueva de Altamira con su mundialmente famosas pinturas prehistóricas, de fácil contemplación en su muy conseguida reproducción.

    Con posterioridad a esta cultura se produce un cierto vacío, por cuanto los cántabros no se dejaron romanizar, ni visigotizar, ni arabizar.

    Núcleos de especial interés desde el punto de vista del turismo cultural son :

    Santillana del Mar : ofrece el más significativo templo románico de Cantabria, su Colegiata del siglo XII, con un claustro en el más puro estilo románico. Toda la ciudad es un monumental conjunto medieval, con multitud de casa nobiliarias con sus correspondientes escudos de armas. Es un proximidad donde se localizan las Cuevas de Altamira.

    Comillas : artísticamente es un auténtico lujo. Bastaría con el capricho de Antonio Gaudí, actualmente convertido en restaurante; pero, además, permite contemplar numerosos palacios modernistas neogóticos : Palacio de Sobrellano o la propia Universidad Pontificia, actualmente abandonada.

    Santander : una de las ciudades urbanísticamente mejor trazadas de España. El Palacio de la Magdalena, más importante cultural que artísticamente, es la sede de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo. En verano se desarrollan los Festivales de Música y Danza, para los que se ha creado un auditorio. La Catedral, en estilo gótico, muy reconstruida tras el incendio, se asienta sobre una villa romana.

    Otros recursos culturales histórico-monumentales son la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña; la torre medieval del núcleo de Mogrovejo; la iglesia románica de Santa María en Piasca; la Torre del Infantado en Potes. El monumento más significativo de La Liébana es el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, que tiene como principal reliquia el lignum vía, trozo de la cruz de Cristo, objeto de peregrinación desde toda España.

    TEMA 17 PAÍS VASCO

    Características Geográficas.

    El País Vasco, o Euskal Herría, es una de las Comunidades Autónomas menos extensas superficialmente, pero densamente poblada, rebasa con creces los 2 millones de habitantes. Integra las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.

    Territorio apenas penetrados por culturas, conserva un idioma propio ( el euskera o vascuence ), una idiosincrasia muy específica, una cultura autóctona y una acusada personalidad histórica y cultural, que hunde sus primigenias raíces en los más profundo de los albores de la historia.

    Se emplaza, de oeste a este, como una umbral montañoso ( Montes Vascos ) entre las estribaciones orientales de la Cordillera Cantábrica y las occidentales de la Pirenaica y, de norte a sur, entre el Golfo de Vizcaya y el Valle del Ebro. Las unidades político-administrativas limitantes son Francia, Navarra, La Rioja, Castilla y León y Cantabria.

    Esencialmente su terreno es montañoso, si bien con no excesivas altitudes : culmina en el Aitzgorri. Los cordales montañosos diferencian un País Vasco litoral ( Guipúzcoa y Vizcaya ) y otro interior ( Álava ).

    Clima de tipo templado oceánico, cantábrico en los litorales, caracterizado por lluvias regulares y abundantes, fuerte humedad atmosférica y elevada nubosidad, con frecuencia incluso en verano. En el interior, de más netos caracteres mediterráneos, las lluvias anuales son mucho más escasas y los veranos son claramente secos.

    En el litoral, los veranos son suaves térmicamente y los inviernos nada duros.

    La vegetación ocupa un lugar importante, más que en la mayoría de las Comunidades Autónomas, en los paisajes vascos.

    Aparecen los típicos bosques atlánticos a base de frondosas ( robles, fresnos, ... ) que se convierten predominadamente en hayedos en las zonas más altas. No obstante, las especies de repoblación ocupan considerables extensiones.

    En cuanto a la actividad económica, el País Vasco se asocia con una de las más importantes áreas industriales de España. Ello explica la muy fuerte inmigración que conoció en el pasado.

    La industria crea el genuino paisaje de la ría del Nervión y de la mayor parte de los valles de la provincia de Guipúzcoa. Dentro de una cierta variedad se trata de una industria especializada en la siderurgia y en la construcción naval, ambas hoy afectadas por los rumbos de la economía internacional; en la producción de armas, en la de material eléctrico, en la química y, con relevancia en Guipúzcoa, en papel y textil.

    Otros sectores vienen representados por la actividad pesquera, de ocupación básica de muchos núcleos costeros como Pasajes, Ondárroa, Lequeitio, Bermeo, Guetaria y San Sebastián. Actualmente tiene escaso valor económico en comparación con otros sectores.

    En Vizcaya y Guipúzcoa son escasos los terrenos labrados, predominando las landas y prados forrajeros para el vacuno. Excelentes campos en los entornos de los caseríos se destinan primordialmente al autoabastecimiento. En Álava, la actividad agraria tiene mayor relevancia. Tradicionalmente se dedicaba a los cereales y patatas, a los que recientemente se unieron el girasol y la remolacha. Pero el cultivo más remunerador es el viñedo, que convierte a la Rioja Alavesa en un área vitivinícola de prestigio internacional, integrada en la denominación de origen Rioja.

    Recursos Naturales.

    Por un lado, las características de las costas vascas, muy irregulares, ásperas y sembradas de acantilados entre rías y playas; y, por otro, un clima de temperaturas moderadas y noches frescas, no parece que ofrezcan especiales atractivos para el turismo de playa.

    Nada de ello fue óbice para que la Costa Vasca se convirtiera en pionera en este tipo de turismo en España.

    El turismo heliotrópico y de deportes náuticos está bastante más desarrollado en Guipúzcoa que en Vizcaya. En esta provincia, las comunicaciones a lo largo del litoral están dificultadas por la accidentada topografía. Por otro lado, el turismo playero choca a veces con los inconvenientes derivados de las actividades industriales de astilleros y conserveras de las pesqueras.

    Destacan : San Sebastián, Zarauz, Lequeitio, Fuenterrabía, Pasajes, Zumaya, Deva y Baquio, con una playa intensamente ocupada por su proximidad a Bilbao.

    Predomina el turismo nacional con una muy marcada estacionalidad. Es también un turismo familiar, que utiliza mucho menos las infraestructuras hoteleras que los pisos en alquiler de temporada o las segundas residencias en propiedad.

    El País Vasco permite desarrollar actividades turísticas de calidad, como el agroturismo, el senderismo y el montañismo. En turismo rural, Vascongadas se encuentra entre las comunidades punteras.

    La protección del medio ha sido uno de los objetivos más cuidados por las autoridades vascas. Han puesto especial interés en la planificación de la industria para que no dañe más los paisajes naturales.

    Destacan : la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, los Parques Naturales de Aizkorri, Aralar, Urquiola, Valderejo, Gorbea y Aiako Harria, y los espacios protegidos de las Lagunas de Carralogroño, Carravalseca, del río Laizarán y del macizo de Ichina.

    Recursos Culturales.

    La propia estructura urbanística de San Sebastián y Vitoria es de por sí un recurso de importancia. Ambas ciudades se encuentran entre las más bellas, más armónicas y mejor trazadas de España.

    San Sebastián es un modelo de perfecto equilibrio e integración entre metrópoli y playa, y entre casco antiguo y ensanche. Está emplazada en el fondo de una gran bahía, adornada por las islas de Santa Clara, con una magnifica playa, la Concha, entre los montes de Urgull e Igueldo. Adosado al Urgull, hacia el puerto, aparece el barrio viejo. La expansión posterior por el barrio de Gros se aleja ya de la bahía.

    Vitoria, aparte de su casco antiguo, uno de los mejor conservados de España, posee tan numerosos parques y espacios verdes, y tan equilibrados espacios públicos en su parte moderna, que la sitúan entre las mejores del país.

    Bilbao está encajado entre montañas y sólo abierto al mar por la ría del Nervión.

    La Comunidad Autónoma Vasca dispone de unos recursos culturales únicos en el mundo, de un enorme interés turístico, derivados del folclore ancestral. Sería imposible describir el significado y el contenido que suponen los deportes tradicionales del mundo rural vasco. Destacan los concursos de arrastre de piedras, de corta de troncos de árboles por aizkolaris, de levantamiento de piedras o de carros, el sokatira, así como las regatas de traineras. Más extendidas están las modalidades del juego de pelota : a mano, cestapunta, pala corta y pala larga.

    Los recursos artísticos pueden resumirse en :

  • Diversos yacimientos prehistóricos.

  • Muy escasas manifestaciones de arte románico, con alguna excepción en Álava.

  • Un poco frecuente y significativo arte gótico, a excepción de la antigua Colegiata de Santa María, catedral vieja de Vitoria; de la portada de Santa María de los Reyes en Laguardia y de algunas otras muestras menores.

  • Una espectacular irrupción del barroco y del neoclásico en innumerables edificios : la torre de San Miguel y la Universidad de Oñate, o la basílica de San Ignacio de Loyola en Aizpeita, la plaza nueva de Vitoria, etc.

  • Las capitales provinciales de Guipúzcoa y Vizcaya tienen clara diferenciación turística : Bilbao apenas conoce más actividad turística que la derivada de los negocios, de las empresas y de las ferias. Aprovechando antiguas instalaciones industriales se proyectaron los Palacios de Congresos y de la Música. San Sebastián destaca por los Congresos y, en especial, por su Festival Cinematográfico.

    Museísticamente sólo puede citarse relevante el Museo Guggenheim y el de Bellas Artes de Bilbao, el de Bellas Artes de San Telmo y el Arqueológico de Vitoria.

    Actividades culturales destacables por su interés turístico son el Festival de Cine de San Sebastián, los festivales de jazz de Vitoria y Guecho y la programación de ópera en Bilbao.

    TEMA 18 CATALUÑA

    Características Geográficas.

    Junto con Navarra es la Comunidad Autónoma más variada geográficamente, de mayor complejidad comarcal y de mayor riqueza y contrastes físicos, naturales, paisajísticos y culturales de España. Su indiscutible variedad deriva de su geografía, de su historia, su lengua y literatura, de sus viejas instituciones políticas, se sus tradiciones artísticas, culturales y económicas.

    Sobre una extensión superficial de 31.932 Km2 presenta una elevada densidad de población, más de seis millones de personas.

    Limita al norte con Francia y con Andorra, al este con el Mar Mediterráneo, al sur con la Comunidad Valenciana y al este con Aragón.

    Es una comunidad topográficamente accidentada, con pocas áreas llanas y fuertes contrastes altitudinales. Ello es consecuencia de un relieve integrado por tres unidades de características bien diferenciadas.

    En primer lugar están los Pirineos cerrando todo el norte del territorio desde los límites con Aragón ( Monte Perdido, La Maladeta ) hasta el Cabo de Creus, con fuertes altitudes en sus sectores leridanos. Destacan la Pica d´Estats, cumbre más alta de Cataluña, y el Comoloformo. Las altitudes decrecen en el Pirineo gerundense, donde culminan en el Canigó y Montes Alberes. En conjunto, los Pirineos catalanes, más concretos los leridanos, tienen características de alta montaña alpina.

    La segunda unidad de relieve viene dada por la Depresión Central del Ebro, que son los territorios situados entre la Cordillera Prelitoral, el Pirineo, la Plana de Vich y los límites occidentales del Segriá.

    La tercera unidad, más compleja, es el Sistema Mediterráneo o Cordilleras Costero Catalanas. Se localiza entre el sur del Ebro, sector en que entronca con el Sistema Ibérico y el Cabo Bagur en la costa de Gerona. Se compone de varias depresiones y cadenas, dispuestas paralelamente a la costa :

  • Depresión Litoral, apenas definida salvo en las llanuras del delta del Ebro y del Llobregat.

  • Cordillera Litoral, con el Tibidabo y el Montnegre.

  • Depresión Prelitoral, que va desde el Penedés, por el Vallés, hasta la Selva.

  • Cordillera Prelitoral o Interior, que va desde el sur del Ebro hasta el Macizo de las Guilleries : Montseny y Montserrat.

  • Hay que añadir una cuarta, la Cordillera Transversal, que suelda la zona de contacto entre las anteriores.

    Predomina el clima mediterráneo, si bien con caracteres puros sólo ocupa las zonas costeras, adquiriendo rasgos cada vez más continentales según se avanza hacia el interior.

    La costa disfruta de un mediterráneo modélico, con temperaturas medias confortables y cortas oscilaciones térmicas anuales por el papel temperante del mar. En los meses estivales, las temperaturas máximas no suelen alcanzar valores excesivos, pero la sensación de sofoco puede aparecer con los elevados valores higrométricos. En invierno, que climáticamente no existe en la costa, olas de frío pueden hacer descender los termómetros hasta valores francamente bajos, hecho que ocurre muy esporádicamente.

    La acción temperante del Mediterráneo se irrumpe una vez rebasada la Cordillera Prelitoral. La continentalización del clima se traduce en inviernos crudos. Los veranos son cortos, pero fuertes. Como consecuencia, se registran fuertes amplitudes térmicas.

    En las altas tierras pirenaicas hay un clima de montaña : bajas temperaturas medias anuales, veranos frescos y de corta duración e inviernos duros y prolongados.

    Por último, un típico clima oceánico de montaña, muy regular, húmedo y tibio, se asienta sobre el Valle de Arán, en la vertiente norte del Pirineo leridano.

    En cuanto a las precipitaciones, la homogeneidad es mayor para todo el territorio. Salvo en el Pirineo, más regado en verano y con precipitaciones invernales bajo forma de nieve, la característica ya acusada sequedad veraniega mediterránea domina por doquier. Los inviernos suelen recoger cortas precipitaciones, concentrándose estas sobre todo en el otoño, que adquieren con frecuencia caracteres torrenciales.

    Los paisajes vegetales muestran fuertes contrastes. Éstos se dan entre los muy degradados paisajes de la Depresión Central y de las áreas costeras, y los espléndidos de las tierras pirenaicas, como del resto de las montañas, que surcan prácticamente todo el resto del territorio.

    En la Depresión Central y áreas costeras, de acusada sequedad mediterránea, la vegetación climática está muy degrada y el bosque de encinas tradicional ha cedido su espacio a pinos de repoblación o a pobres garrigas de plantas aromáticas. Únicamente en zonas más húmedas hay bellos bosques de alcornoques, especialmente en las comarcas de la Selva y del Ampurdán.

    En la montañas no pirenaicas, robles y hayas han sido sustituidos en casi su totalidad por pinos de repoblación, base pues del actual paisaje,

    En los Pirineos, la vegetación se dispone en pisos. Arrancando desde encinares y pasando por robledales, ante gradaciones y situaciones muy variadas sólo cabe destacar la presencia de bellas masas coníferas, especialmente pinos negros y abetos. En alturas superiores, el suelo está cubierto por prados alpinos de gran riqueza florística para, a mayores alturas, quedar la roca desnuda, salpicada por escasas plantas específicas del frío.

    La economía de Cataluña ha sido, y sigue siendo, una de las más pujantes y diversificadas de España. Esto permite entender la tradicionalmente fuerte inmigración poblacional.

    Todos los sectores de actividad están bien representados y ostentan reconocidos niveles de modernidad, dinamismo y productividad, lo que confiere variedad y eficacia a la economía catalana.

    La agricultura catalana se caracteriza por la variedad y alta rentabilidad. Descienden los cultivos de la clásica trilogía mediterránea ( cereales, viñedo y olivar ), así como las patatas y leguminosas, en beneficio de las plantas forrajeras y de la arboricultura frutera ( peras, melocotones, manzanas ), de las verduras y hortalizas, y de las flores.

    La ganadería tiene especial relevancia con importantes cabañas de ovino y bovino, y explotaciones industriales de aviar y porcino, base éste de importantes industrias derivadas.

    Cataluña es la primera región industrial española. También fue la primera en conocer y aplicar la Revolución Industrial. Todas las ramas están presentes.

    En el sector terciario, dinámico y variado, sólo se van a destacar las actividades turísticas. El turismo en Cataluña genera casi la cuarta parte del producto regional bruto, emplea a un 14% de la población ocupada y posibilita muy elevados ingresos per cápita.

    Recursos Naturales.

    En sus kilómetros de costa se disponen 268 Km. de arenales playeros, perfectos para el turismo heliotrópico; en sus montañas pirenaicas se dan condiciones óptimas para el turismo del oro blanco, también dispone de numeroso balnearios con instalaciones hoteleras : Caldes de Malavella, Caldes de Montbui, Santa Coloma de Farners, Caldes de Boí, Vallfogona de Riucorb, La Garriga, ... no hay en España, salvo en Navarra, tal variedad y calidad de paisajes.

    Para turismo deportivo, la región dispone de casi medio centenar de puertos de recreo y de numerosísimos campos de golf. Entre ellos destacan : Sant Cugat del Vallés, el Prat de Llobregat, Puigcerdá, Sitges, Figueres, etc.

    La nieve pirenaica ha permitido establecer doce estaciones de esquí alpino y otras doce de esquí de fondo. Entre ellas : Baqueira - Beret, Vallter 2000, La Molina o Masella.

    A pesar de todo, se observa una utilización excesiva de las estructuras e infraestructuras del turismo de sol y playa.

    Más de cuatrocientos pequeños lagos ( estanys )de origen glaciar confieren un especial atractivo al Pirineo leridano. Son de escasas extensiones superficiales, pero generalmente profundos. Los más visitados son los situados en el Parque de Aigües Tortes y Lago San Mauricio.

    Los ríos son también de especial interés. Destacan los grandes colectores procedentes del Pirineo : Segre, Noguera Pallaresa, Noguera Ribagorzana, en los que se practica piragüismo de aguas bravas y deportes fluviales de aventura, además del Ter, el Llobregat y el curso bajo del Ebro.

    Sería imposible relacionar los espacios protegidos de Cataluña. Por vía de ejemplo se citan : el Parque Nacional de Aigües Tortes y Lago San Mauricio, y el Parque Natural del Delta del Ebro, enorme humedal para las aves.

    Pero en lo que más destaca el turismo catalán es en la modalidad de playa y sol.

    Sus litorales han sido denominados :

    Costa Brava

    Litoral de la provincia de Gerona, ve desde Port Bou hasta Blanes.

    Su principal factor de despegue fueron sus incomparables calas en bellísimos marcos naturales de acantilados, bosques y rocas, y sus pueblos pesqueros. Además sus montañas. Sus paisajes, sus monumentos y sus lugares turísticos permitían la realización de múltiples excursiones. El aeropuerto Gerona - Costa Brava dio a la zona el respaldo definitivo.

    El contacto de final de los Pirineos y de la Cordillera Costero Catalana con el mar es muy digitado, lo que produce un pequeñas calas difícilmente comunicadas entre sí por tierra. Los centros turísticos, consecuentemente, son pequeños y numerosos.

    En el sector más septentrional de esta costa destacan Llansá y Puertos de la Selva. Ya al sur del cabo de Creus los centros turísticos se hacen más masivos y pueden constituir importantes complejos como Cadaqués, Rosas, Ampuria - Brava, La Escala y Escartit. Rosas, aparte de su gran playa, ofrece la contemplación de su ciudadela en ruinas, restos de casa romanas.

    Rebasado el río Ter, hacia el sur sigue el contacto de sierras con el mar, dando lugar a las magnificas calas del fortificado pueblo de Bagur, de Aiguablava y del litoral de Palafrugel.

    Todo el sector de la Costa Brava enumerado hasta aquí padece con mucha frecuencia al azote de la tramontana, que impone una muy fuerte estacionalidad. A partir de este punto, este viento apenas produce efectos negativos, cortado por las disposiciones de la Sierra Prelitoral.

    A ambos lados del macizo de las Gabarras se disponen dos puertos naturales : Palamós y Sant Felíu de Guixols, con abundantes calas.

    En la costa situada entre estos dos núcleos aparece S´Agaro. Luego, en el mismo sector de Las Gabarras, a medio camino entre San Antonio de Calonge y S´Agaro aparece uno de los núcleos más masificados de la Costa Brava, y bien conocido por su marcha nocturna, Playa de Aro.

    En el sector más meridional de esta Costa Brava, hay tres auténticos gigante turísticos: Tossa de Mar, Lloret de Mar y Blanes. Tossa es una muy pintoresca ciudad con su casco antiguo fortificado, una de cuyas torres frente a la playa se ha convertido en uno de los símbolos de la costa. Lloret de Mar ha tenido un crecimiento turístico que puede equipararse a Salou o a Torremolinos, si bien aquí los turistas se dispersan por numerosas calas aisladas.

    En Blanes, a escasos kilómetros de Barcelona, con sus puertos de pesca y deportivo, y su magnifico jardín botánico, acaba esta Costa Brava.

    Costa del Maresme.

    Es el sector del litoral comprendido entre el final de la Costa Brava y la ciudad de Barcelona. Se trata de una inmensa playa de arena gruesa que va, casi sin solución de continuidad, por toda la costa.

    Las áreas más destacables turísticamente son la situadas en el sector septentrional. Son Santa Susana, Malgrat de Mar, Pineda de Mar y, en especial, Calella, núcleo que exhibe un faro levantado sobre una vieja torre árabe de vigilancia.

    A partir de Sant Pol de Mar, y hacia el sur, las poblaciones van perdiendo importancia turística hasta prácticamente desaparecer a partir de Mataró. Estas poblaciones son Canet de Mar, Arenys de Mar y Caldas de Estrach, afamada estación balneario - termal. Mataró es la capital de la comarca, un importante mercado agrícola e intensamente industrial.

    El debilitamiento de la actividad turística se explica porque la comarca es intensamente agrícola, con producciones continuadas y elevados rendimientos, y fuertemente industrial.

    Costa Dorada.

    Se corresponde con el litoral sur de la provincia de Barcelona, exactamente desde la capital, y todo el de la provincia de Tarragona, hasta Alcanar.

    Todo el primer tramo, aproximadamente desde Castelldefells hasta el área de Vilanova i la Geltrú, recibe también el nombre de Garraf.

    A ambos lados de la costa de Garraf vuelvan a aparecer las actividades turísticas de playa. Destaca Sitges, con su casco tradicional a cuyos lados se sitúan las playas, prolongadas por abundantes calas y otras pequeñas playas. Sitges es un núcleo a no olvidar por su intensa vida nocturna, por sus festivales cinematográficos y por sus alfombras de flores ornando las calles para las procesiones del Corpus Christi.

    Otros núcleos menos importantes son : Castelldefels y Vilanova i la Geltrú.

    Muy primordialmente el turismo de playa en la Costa Dorada se localizan en dos áreas que toman como centro de simetría a la ciudad de Tarragona.

    Hacia el este, sobre las playas sin solución de continuidad, sin separación entre los núcleos, se sitúa el primer conjunto, formado por Cunit, Segur, Calafell, Sant Salvador, Comarruga, Roda de Bará y Torredembarra. Calefell conserva su castillo medieval y una interesante iglesia románica. En el interior, Vendrell, quizá cuna de los castellers, es famoso por sus vinos y sus calçotades. En Roda de Bará puede contemplarse el arco de Bará, arco de triunfo, imitación del de Tito en Roma. Torredembarra aún muestra sus murallas medievales.

    Todo este conjunto acoge preferentemente un turismo familiar, aragonés y catalán en especial. Los mayores problemas son las congestiones circulatorias, la disposición paralelas y próxima a la playa de las líneas de ferrocarril y de carreteras y autopistas.

    El segundo conjunto turístico, situado al suroeste de Tarragona, se emplaza en torno al cabo Salou. Aquí ha surgido una de las más descomunales ciudades turísticas del litoral español : Salou.

    Entre Tarragona y Salou están las playas de La Pineda de Salou, amplias y encuadradas en pinares, magnificas hasta que a sus espaldas se instalaron potentes complejos petroquímicos.

    El crecimiento de Salou, a partir de un pequeño pueblo de pescadores, ha sido tan intenso, que ya casi ha enlazado físicamente las instalaciones turísticas con las de Cambrils, el otro núcleo señero de la Costa Dorada.

    A partir del complejo Salou - Cambrils, el turismo costero va perdiendo intensidad, si bien aún hay núcleos de cierta consideración como Playa de Miami y Hospitalet del Infante. La presencia de centrales nucleares genera un importante vacío hasta L'Ametlla de Mar, pequeño puerto pesquero tradicional con urbanizaciones.

    Continuando hacia el sur, el turismo cambia de signo y puede beneficiarse de la esplendidez del Parque Natural del Delta del Ebro, uno de los más significativos de Cataluña. Una vez rebasado ya sólo queda un núcleo turístico de relieve : San Carlos de la Rápita, famoso por sus langostinos.

    Recursos Culturales.

    Son incalculables tanto en número como en valor.

    Pueden ir desde representaciones escénicas de origen medieval y sentido religioso como la Patum de Berga o la Danza de los Muertos; hasta manifestaciones postizas, como el Teatro - Museo Dalí en Figueres, o Port Aventura en Vilaseca - Salou; pasando por el itinerario de iglesias de estilo románico lombardo, con sus magníficas pinturas ( actualmente en su mayoría en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en Barcelona ) en el Valle del Bohí en el Pirineo leridano, entre las que sobresalen las dos de Tahull. En cualquier lugar pueden contemplarse el prodigio de las torres humanas de los castellers o deleitarse escuchando o viendo una sardana.

    Barcelona tiene un patrimonio artístico y cultural muy abundante y muy variado. Por cronología ha de citarse en primer lugar la Barcino romana, excavada en su totalidad y conservada bajo la actual catedral. En el casco antiguo medieval destaca la catedral del s. XIII y su claustro, el Palacio Real Mayor con el gran Salón del Tinell, la Iglesia de Santa María del Mar y varios palacios góticos y renacentistas. En la Plaza de San Jaime hay dos edificios significativos : el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalidad. Museísticamente destacan la fortaleza de Montjuich con su museo militar, el Museo Nacional de Arte de Cataluña y el Museo Arqueológico. El modernismo en Barcelona culmina en la geniales obras de Antonio Gaudí : Sagrada Familia, Parque Güell ( patrimonio de la humanidad ), casa Milá o Pedrera, casa Batlló; o en las también geniales de Puig i Cadafalls o de Lluis Doménech con su Palacio de la Música Ctalana, patrimonio de la humanidad. Pero Barcelona son también sus Ferias y Congresos y su enorme vitalidad palpitante en Las Ramblas e, incluso, en su puerto náutico.

    Tarragona .- la huella romana está permanentemente presente. Se conserva una pequeña parte de la muralla, el acueducto de Les Ferreres y las canteras de El Mèdol; pero tienen mayor tirón turístico el circo, el anfiteatro o la Torre de los Escipiones. El Museo Arqueológico exhibe una infinita colección de piezas, fundamentalmente de época romana. Nada de esto debe hacer olvidar la maravilla de la Catedral tarraconense.

    Gerona .- la mayor parte es conjunto monumental, con barrios históricos, entre los que destaca el barrio judío. Elementos individualizados a reseñar pueden ser las casas sobre el Oñar, la Torre de Carlomagno, los mal llamados baños árabes ( son románicos ) y la Catedral en múltiples estilos artísticos, con un notable claustro románico. A las afueras se encuentras el Monasterio de San Pedro de Galligans, en el que se ha instalado el Museo Arqueológico Provincial con importantes muestras de civilizaciones prehistóricas, íberas, griegas y romanas.

    Lérida .- destaca la Fortaleza de la Zuda y la Catedral Vieja, con un claustro en el mejor gótico catalán. Otros monumentos son : la Pahería, de románico civil, hoy Ayuntamiento; la neoclásica Catedral y la Iglesia románica de Sant Llorenç. Especial referencia ha de hacerse a la basílica paleocristiana expuesta en el Museo Arqueológico.

    Otros lugares de considerables interés son : San Juan de las Abadesas, que custodia la talla policromada de El Misteri; Ripio y su monasterio; Vich con un templo romano, una excelente catedral y su importante Museo Episcopal; Montserrat; Poblet, en la Conca de Barberá, con un monasterio cisterciense orgullo de Cataluña.

    TEMA 19 ISLAS BALEARES

    Características Geográficas.

    Constituyen la Comunidad Autónoma de menor extensión superficial de España. Formada por las islas de Mallorca, Menorca, Formentera y otras menores como Cabrera o Conejera, así como un elevado número de islotes.

    Su población de derecho está claramente por debajo del millón de habitantes. Mucho más difícil de determinar es la de hecho.

    Su indiscutible personalidad deriva de la insularidad y en la que se amalgaman rasgos físicos béticos y mediterráneos, y humanos, culturales e históricos catalano - aragoneses y, de nuevo, mediterráneos.

    El relieve del archipiélago balear es una prolongación, excepto Menorca, del de las Cordilleras Béticas.

    En Mallorca el relieve impone las preferencias para la localización de los núcleos turísticos.

    Se distinguen :

  • La Sierra de Tramontana o de Poniente, dispuesta como barrera de la costa con dirección suroeste - noreste, que culmina en el Puig Major y que da lugar a una costa rectilínea abrupta, acantilada, brava, con casi inexistentes entrantes, inutilizable para el turismo de playa. Únicamente hace excepción la rada de Puerto Sóller.

  • Las Sierras de Levante, paralelas a la Sierra de Tramontana, de altitudes modestas, culminan en Son Morell y Sant Salvador. Entre las Sierras de Levante y el mar se sitúa una pequeña meseta, cuyo borde cae al mar a modo de pequeño acantilado. Tajada por numerosos barrancos se han producido gran cantidad de caletas, que se han convertido en los lugares preferidos por los turistas.

  • La Depresión mallorquina, el Plá, entre las alineaciones montañosas de Poniente y de Levante. Acaba en el mar creando amplias bahías, tanto en el norte como en el sur : Bahía de Palma y Bahías de Pollensa y de Alcudia.

  • Por otro lado, tanto la Sierra de Tramontana como el sector norte de la de Levante contactan con el mar mediante avanzadas rocosas, cabos, entre pequeñas y magnificas calas.

    Mallorca es la isla más variada paisajísticamente y de más hermosas playas.

    La isla de Menorca está conformada por una gran plataforma de la que emergen algunos montículos. El punto culminante es Monte Toro. Por lo general, esta planicie se desploma sobre el mar mediante costas acantiladas. No forma parte del relieve bético, sino de un desaparecido macizo catalano - balear.

    La isla de Ibiza es toda accidentada, montañosa, de relieves sin importancia. Entre las Sierras de San José, al suroeste, y las Sierras de Es Amunts y de Sant Vicent, al norte, se sitúa la única zona llana, entre Sant Antoni Abat y la ciudad de Ibiza.

    Las Islas Baleares conocen un clima mediterráneo prácticamente puro, que constituye unos de sus principales recursos turísticos. Esto explica que sean escogidas, para largas estancias, por ciudadanos de la tercera edad procedentes de Alemania, Reino Unido y países escandinavos.

    El rasgo climático predominante es la penuria de precipitaciones, algo mitigada en Menorca y agudizada en Ibiza y Formentera, así como en todo el sur de Mallorca, emplazado a sotavento de la Sierra de Tramontana. Únicamente esta montaña es húmeda.

    Todo el archipiélago registra temperaturas elevadas a lo largo de todo el año.

    Por su incidencia en el turismo hay que resaltar la Tramontana, viento procedente del norte, especialmente importante por su violencia y frecuencia en la isla de Menorca. También ha de tenerse en cuenta el siroco, procedente del desierto sahariano, que provoca intensas olas de calor.

    Los paisajes vegetales han sido destruido o modificados profundamente por el hombre.

    Este hecho, junto a la aridez climática, explican que dominen las plantas xerófilas en pobres paisajes de garrigas y maquias. El encinar apenas tiene representación significativa. Los únicos bosques están constituidos por pinares, sobretodo en Ibiza, en la que también hay rodales de sabinas en las áreas costeras.

    En economía es necesario resaltar que todas las actividades han quedado eclipsadas por el turismo.

    De las tradicionales actividades agrarias e industriales, sólo se mantienen como reliquias algunas, por razonas nostálgicas otras y otras totalmente supeditadas a la demanda turística.

    Ibiza y Formentera han abandonado las actividades agrarias, manteniendo únicamente escasos huertos en Santa Eulalia del Río y San Antonio Abad. El resto ha quedado para arbolado de secano o para los pinares y los sabinares costeros.

    La tradicionalmente ganadera Menorca ha visto reducirse su cabaña de porcino y de ovino; y sigue manteniendo ligeramente la de vacuno. Actualmente está orientada a la producción lechera y, con ella, a la elaboración del afamado queso de Mahón.

    Mallorca continúa con una mayor diversificación del sector primario, ya que combina agricultura con ganadería. Predominan los cultivos arbóreos de secano ( almendros, higueras, olivar, algarrobo ) de baja productividad. Se mantienen algunos vergeles de agrios en Sóller y escasos cultivos de huerta en La Pobla y en Palma. La cabaña pecuaria evoluciona de manera similar a la menorquina. La tradicional sobrasada justifica el mantenimiento del porcino.

    El sector secundario, orientado al turismo, sólo es muy dinámico en el subsector de la construcción.

    En la menorquina Mahón subsiste la industria artesanal de bisutería y la metalurgia, así como en las mallorquinas Manacor, Inca y Palma, las tradicionales industrias artesanas de calzado.

    Pero, hablar de economía en las Islas Baleares es desembocar en el turismo, quien ha hecho que sea la primera Comunidad Autónoma en cuanto a renta per cápita. Más de las tres cuartas partes de la población activa está ocupada en turismo.

    Para Baleares el turismo ha significado un insospechado crecimiento económico. Las islas han pasado de ser tierra de emigración a tierra de inmigración. El turismo ha inducido a todas las demás actividades y se ha convertido en sector estructural, esencial, de la economía de toda la Comunidad Autónoma.

    Recursos Naturales.

    Baleares se identifican con turismo de sol y playa.

    El archipiélago balear es uno de los más frecuentados destinos turísticos de todo el Mediterráneo. Tuvo el carácter de pionero con la Costa Brava y la Costa Blanca, y acoge primordialmente turismo internacional.

    La ciudad de Palma concentra importantísimos contingentes de turistas en su propio casco y ambos lados hacia el este y hacia el oeste. En un principio los grandes hoteles se emplazaban al oeste de la ciudad, a la vera del paseo marítimo ( Es Jonquet, El Terreno ). Al este hasta El Arenal, se ha consolidado una de las mayores concentraciones turísticas de toda el área mediterránea. De oeste a este, y arrancado desde la Sierra de Tramontana, destacan como los más importantes los siguientes : Andratx, Peguera, Costa de la Calma, Santa Ponsa, Cala Figuera, Magaluf, Palma Nova, Portals Nous, Illetes, Cala Major, El Terreno, Palma de Mallorca, Es Moliner, Coll d'en Rabassa, Can Pastilla, Las Maravillas, El Arenal, etc.

    La segunda gran concentración mallorquina se sitúa en el norte, en las bahías de Pollensa y de Alcudia, y en las calas generadas por las irrupciones de las cordilleras en el mar.

    Las calas y caletas de la marina de la costa oriental, la rasa al este de las Sierras de Levante son las que conocen más posibilidades de desarrollo. La intensa ocupación del litoral se inicia en Cala Ratjada y, pasando por los importantísimos núcleos, entre otros, de Cala Millor, S'Illot, Porto Cristo, Calas de Mallorca y Cala d'Or, concluyen en Cala Santanyi.

    La costa de Tramontana tiene prácticamente nula importancia. Sólo ha de tenerse en consideración la ensenada de Sóller.

    En Ibiza resaltan tres importantes núcleos turísticos : el de la capital Ibiza, el occidental de San Antonio Abad y el oriental de San Eulalia del Río.

    Formetera era tradicionalmente destino exclusivo de excursiones como origen en Ibiza. Actualmente ha consolidado su propia oferta y conoce un intenso desarrollo, especialmente, en San Francisco de Formentera. Tanto en Ibiza como en Formentera, las urbanizaciones turísticas son fruto de profunda anarquía, derivada del excesivo éxito y de la rapidez con que se configuraron.

    Menorca históricamente ha sido reacia al desarrollo del turismo, una vez vieron los negativos efectos de la actividad sobre el medio en Mallorca e Ibiza. La crisis de la base económica tradicional ha forzado al cambio. Se inició al sur de Mahón y afecto al litoral meridional desde Binibeca hasta Cala Galdana. Luego, se ha desarrollado en un amplio área en torno a Ciudadela y en los aledaños de Fornells y de S'Arenal d'en Castell. Aún queda en Menorca calas para los amantes de la tranquilidad o de la naturaleza, por ejemplo, Cales Coves.

    Más de la tercera parte de la extensión superficial de las Islas Baleares conocen algún tipo de protección.

    El principal Parque Natural de todo el archipiélago es el importante humedal situado en la albufera de Alcudia ( Parque Natural de la Albufera y de la Albufereta ). En Mallorca también hay que hacer constar el Parque Nacional de Mondragó. En Menorca se ha establecido el Parque Natural de la Albufera des Grau. El islote de Dragonera está también protegido como parque natural. El único Parque Nacional de todas las Baleares, es el que cubre la totalidad de la isla de la Cabrera, con carácter de parque marítimo - terrestre.

    No pueden dejar de citarse los inigualables panoramas de la costa rocosa del norte de Mallorca y las numerosas rutas cársticas como las Cuevas de Artá y las del Drach, ambas en la Sierra de Levante.

    Recursos Culturales.

    Desgraciadamente no queda toda la herencia que hubiera sido de desear de la enorme variedad y riqueza de culturas y civilizaciones que se han ido sucediendo en el archipiélago.

    Quedan restos de las cultural talayóticas de la Edad del Bronce en Menorca y Mallorca, únicos en el territorio español, y de los fenicios y púnicos en Ibiza y Formentera.

    Mayores o menores cantidades y calidades de recursos culturales han legado : romanos, vándalos, bizantinos, musulmanes y catalanes.

    Desde el punto de vista de la red urbana, en Mallorca, la ciudad de Palma lo concentra todo dejando escaso peso a Manacor, Inca o Sóller. En Menorca, la función se la reparten Ciudadela y Mahón. En Ibiza se distribuyen los cometidos Ibiza ciudad, San Antonio Abad y Santa Eulalia del Río.

    Palma de Mallorca, capital de la Comunidad, es la principal puerta de entrada y de salida de las Baleares, y su más dotado centro de servicios.

    A modo de reducido muestrario, los más importantes recursos monumentales de la ciudad son : Catedral gótica, de portada renacentista, símbolo de la ciudad; Iglesia de Sant Miquel, gótica, levantada sobre una anterior mezquita; Lonja, uno de los mejores edificios del gótico civil; Consulado del Mar, con atractiva capilla gótica y galería renacentista; Almudaina, palacio árabe restaurado; baños árabes del s. XI; Castillo de Bellver. Por el casco antiguo pueden contemplarse varios palacios góticos y renacentistas, muestras de la arquitectura mallorquina. En el Museo de Mallorca se exponen interesantes ejemplares de pintura gótica mallorquina.

    Lejos de la ciudad, es visita turística obligada la de la Cartuja de Valldemosa, en precioso paraje, pero de más interés cultural histórico que artístico.

    Ibiza y Formentera destacan por la arquitectura cúbica y la deslumbrante blancura de sus construcciones. En Ibiza destaca su casco histórico, declarado Monumento Nacional. Emplazado en D'Alt Vila, donde se encuentra el Museo Arqueológico con hallazgos fenicios, cartagineses y romanos.

    Menorca, que fue colonia inglesa y francesa, conserva de estos períodos ciertas formas arquitectónicas, inglesas en Mahón y francesas en San Luis ( de fundación francesa ). La ciudad de Mahón es conocida por su inmensa y estrecha bahía, el mejor puerto natural de todo el Mediterráneo. Como monumento sólo cabe reseñar la iglesia neoclásica de Carmen y la gótica de Santa María.

    Pero en Menorca, la joya de la corona son las Navetas y la Taulas, descomunales y extraordinarios monumentos megalíticos de la Edad del Bronce. La mejor y más cómoda de visitar es la naveta de Tudons, al borde de la carretera, poco antes de llegar a Ciudadela.

    TEMA 20 COMUNIDAD VALENCIANA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma de 23.258 Km2, poblada por alrededor de cuatro millones de habitantes. Integrada por las provincias de Castellón de la Plana, Valencia y Alicante. Limita al este con el Mar Mediterráneo, al norte con Cataluña, al oeste con Aragón y Castilla - La Mancha, y al sur con Murcia.

    El relieve puede resumirse en una estrecha llanura adosada al mar, a veces interrumpida por accidentes, cerrada hacia el interior por un arco montañoso dispuesto en graderío entre la Meseta y el Mediterráneo.

    Todo el sector norte de estas montañas pertenece al Sistema Ibérico, con las áreas del Maestrazgo y de los Puertos de Morella; mientras que el sector meridional corresponde al Sistema Bético y es de más movido relieve, con profundas hoyas ( Alcoy ). Se localiza este sector sur a partir del Cabo de la Nao, destacando las sierras de Alcoy, La Marina y Aitana.

    Las Cordilleras Béticas irrumpen bruscamente en el mar mediante acantilados en los cabos de San Antonio, San Martín, Negro, La Nao, Moraira, Ifach, l'Arabí, ...

    Entre los dos sectores montañosos se insinúa la Plana de Castellón y la gran Llanura Litoral Valenciana, centro vital de la comunidad y que va aproximadamente de Játiva y Oliva hasta Sagunto.

    Clima típicamente mediterráneo, modificado ligeramente por factores de altitud y exposición.

    En las llanuras, las temperaturas no alcanzan valores extremos, si bien la elevada humedad puede crear sensaciones de agobio. Por el contrario, en el invierno las temperaturas son suaves. Las temperaturas van descendiendo a medida que se gana altitud o que se va alejando del mar.

    En cuanto a lluvias, se recogen escasamente. Caen preferentemente en otoño y, con frecuencia, de forma violenta. El área de Gandía es bastante más lluviosa, mientras que Orihuela preludia ya el sureste árido.

    La vegetación natural ha sido intensamente alterada por la mano del hombre. En las zonas más elevadas se mantienen bosques de pinos y de sabinas; en las medias, los pinares han ido reduciendo a los encinares y alcornocales; mientras que en las llanuras apenas queda más que matorrales xerófilos.

    La economía valenciana se caracteriza por una gran variedad. Abarca todos los sectores de producción.

    La agricultura, altamente especializada, es conocida por su diversificación y por su alta productividad. Los extensísimos regadíos de las llanuras costeras posibilitan una infinidad variedad de producciones : cítricos, hortalizas, arroz, frutales. Los secano de las altitudes medias y de las mesetas están ocupados por viñedos, olivares, cereal, algarrobo, frutales de secano, etc.

    La pesca ha perdido actividad, tanto por el agotamiento de los caladeros del Mediterráneo, como por las mejores posibilidades que ofrecen otros sectores. Puertos pesqueros a destacar son : Vinaroz, Benicarló, Castellón, Altea, Santa Pola, Torrevieja y Gandía.

    Desde el punto de vista de la industria, las actividades son muy heterogéneas : abarcan la mayor parte de las ramas industriales, aún cuando destacan por su tecnología y capacidad de exportación las de cerámica y azulejos ( Valencia, Manises ), calzado ( Elche ), muebles, jueguetes ( Onil, Alicante ), turrones ( Jijona ), textil ( Alcoy, Onteniente ) o automóviles (Almusafes). La tradicional siderurgia acabó en total crisis.

    Sin embargo, la gran potencialidad económica valenciana tiene un sólido apoyo en el turismo, fuente de muy cuantiosos ingresos y causante, en buena parte, de las elevadas rentas per cápita.

    Recursos Naturales.

    El principal recurso turístico es la pareja sol - playa. En la actualidad se distinguen tres costas : Costa del Azahar, Costa de Valencia y Costa Blanca.

    Costa del Azahar.

    Se corresponde con la provincia de Castellón de la Plana.

    Una estrecha llanura litoral tiene como telón de fondo un continuo de montañas. El combinado mar, clima, playas, paisajes de vergeles de cítricos, historia, cultura milenaria, arte,... ha hecho de este litoral un destino playero ideal aprovechado preferentemente por el turismo nacional.

    Los centros turísticos más consolidados son : Vinaroz, Benicarló y Peñíscola, antes de llegar a la Sierra de Irta. Las enormes playas de Peñíscola están dominadas por el castillo del Papa Luna.

    Rebasada la Sierra de Irta aparecen Alcocéber y Oropesa del Mar. Estos núcleos dan paso a Benicásim,el buque insignia, que casi llega hasta Castellón. Castellón mantiene uno de los planos ortogonales, de origen bajomedieval, más puros de España. Mayor perfección muestra el plano, también ortogonal y bajomedieval, de Villarreal de los Infantes.

    Más al sur de la capital hay algunos núcleos destacados como Burriana, Nules y Almenara.

    Costa de Valencia

    Aquí la llanura litoral adquiere algo mayor amplitud. Esta costa coincide con la de la provincia de Valencia, va desde Sagunto, Canet d'en Berenguer, hasta Oliva y Denia.

    Sigue siendo también utilizado mayoritariamente por turistas españoles. Se trata de una inmensa playa presente constantemente a lo largo de todo el litoral, salvo muy limitadas excepciones.

    Los más destacables sería : Canet d'en Berenguer, Sagunto, Puzol, Albuixec, Alboraya antes de llegar a Valencia y a su archiconocida playa de la Malvarrosa.

    Al sur de la capital, las grandes concentraciones vuelven a aparecer en El Saler para verse interrumpidas por la Albufera. Mayor densidad se observa en El Perelló y en Cullera. Tras Jaraco, surge el más importante centro turístico de toda esta costa de Valencia : Gandía, de interminables playas e importante puerto pesquero, costa que tiene su final en el núcleo de Oliva.

    Costa Blanca

    Corresponde con el litoral de Alicante. Tiene su inicio en Denia y concluye en El Pilar de la Horadada, en los límites con la Comunidad Murciana.

    Esta costa está enmarcada por montañas que, con mucha frecuencia, se asoman directamente al mar. En el paisaje dominan viñedos, olivares, almendros y palmerales. Se han desarrollado núcleos turísticos conocidos en todo el mundo : Benidorm, es el prototipo de prestigio universal.

    Todo el sector norte, Marina Alta o Norte, ve desaparecer las enormes playas de la Costa de Valencia. Aquí lo que aparecen son las últimas estribaciones de las Cordilleras Béticas, que dan lugar a empinados acantilados, entre los que se insinúan pequeñas y aisladas playas y puertos.

    En el sector central, Marina Sur o Baja, las montañas vuelven a alinearse paralelamente a la costa, dejando espacio para una pequeña llanura costera, interrumpida por bloques rocosos. Es en este sector donde sitúan los más importantes núcleos turísticos de la provincia y donde la afluencia de extranjeros es masiva.

    Los dos núcleos más significativos son Benidorm y Alicante.

    A partir del sur de Alicante, la costa empieza a estar sembrada de áreas encharcadas, frecuentemente aprovechadas como salinas. Vuelve a predominar claramente el turismo nacional.

    Siguiendo la costa de norte a sur, los núcleos playeros más destacables son los siguientes :

    Denia, con numerosas playas de prestigio ( Les Deveses, Les Marines ) y un puerto para yates. Se sitúa al pie de un saliente rocoso coronado por un castillo, hoy museo en el que se exhiben piezas romanas y paleocristianas.

    Javea, entre los cabos de San Antonio y San Martín, de algo peores playas entre abruptos acantilados. Conserva restos de torres y murallas de las antiguas fortificaciones. Hay interesantes lugares aptos para la pesca submarina y la práctica de deportes náuticos.

    Una serie de playas va disponiéndose por los litorales de Teulada y Benisa, pueblos del interior, hasta Calpe, al pie del espectacular peñón de Ifach.

    Benidorm, a cuyos lados se emplazan dos amplias playas : la de Poniente y la de Levante. Iniciativas y campañas propagandísticas posibilitaron, en medio de especulaciones y desmanes urbanísticos sin paragón, un crecimiento rápido y anárquico.

    La saturación de Benidorm ha provocado su expansión hacia Villajoyosa por el sur y Altea por el norte. Incluso ha afectado a áreas del interior, como Alfaz del Pí, Finistrat, Callosa d'en Sarriá, la Nucia, etc... con importantes urbanizaciones.

    Ya en la proximidades de Alicante, aparece Campello con excelente playa y San Juan de inmensa y concurrida playa.

    En Alicante, el turismo se convierte de nuevo en masivo atestando sus playas de la Albufera, el Postiguet o Babel.

    Al sur de Alicante, en los cursos bajos de los ríos, en los cursos bajos de los ríos Vinalopó y Segura se han asentado grandes centros turísticos : Santa Pola y Guardamar, así como Torrevieja. En Guardamar sobresalen sus playas con dunas fijadas por pinares. En Torrevieja destacan sus salinas.

    Por último, aparecen hacia el sur las urbanizaciones de Punta Prima, La Zenia, Cabo Roig, Campoamor y las playas de Pilar de la Horadada, en las que concluye la Costa Blanca.

    No acaban en las playas los recursos turísticos naturales de la Comunidad Valenciana.

    A destacar es el Parque Natural y área de protección de la avifauna de las islas Columbretes, del Puerto de Castellón.

    Sin legislación protectora está el Desierto de las Palmas, próximo a Benicásim, con un denso bosque de carrascas, pinos, naranjos y palmeras.

    Otros lugares interesantes son : la Albufera de Valencia, el Parque Natural del Peñón de Ifach, las Dunas de Guardamar de Segura o los paisajes del Maestrazgo en el área de Morella, así como el Parque Natural de la Sierra de Irta.

    Especial relieve alcanzan en Elche, los palmerales del Huerto del Cura, el mayor bosque de palmeras de toda Europa.

    Recursos Culturales.

    Valencia, capital de la Comunidad Autónoma, no conserva nada de su pasado romano, pero sí ricos testimonios medievales : Palacio de la Generalidad; Torres de Serranos o precioso arco gótico entre dos soberbios cubos pertenecientes a las antiguas murallas; puerta gótica de Quart; Lonja de contratación; Catedral, en varios estilos, con su campanario. De entre las abundantes obras del barroco sólo se va a destacar la Torre de Santa Catalina.

    Turísticamente en Valencia hay dos recursos, sin comparación en el mundo : el Tribunal de las Aguas, institución medieval musulmana que se reúne en la puerta de los Apóstoles de la Catedral todos los jueves a las doce horas; y las Fallas.

    De Castellón de la Plana no puede afirmarse que sea ciudad rica en monumentos. Urbanísticamente es muy importante. Su Catedral de Santa María luce un interesante campanario gótico y cuenta con varias iglesias barrocas.

    Alicante, lo más importante es el Castillo de Santa Bárbara, la iglesia gótica de Santa María y varios edificios modernistas en el Ensanche. Declaradas de interés turístico son las Hogueras de San Juan.

    Sagunto, su imponente castillo conserva restos íberos, romanos, árabes y cristianos. De Roma guarda el Templo de Diana, restos del Circo y el Teatro romano. Por otra parte, es también interesante su barrio judío.

    Gandía, la ciudad histórica se emplaza en el interior, con su Palacio Ducal renacentista de la Familia Borja, su Colegiata y su antigua Universidad.

    Guardamar de Segura conserva necrópolis íberas y un “convento” musulman del s. X.

    Oliva ofrece un curioso palacio condal. Gótico y renacentista.

    Santa Pola conserva mosaicos romanos y restos de las factorías, también romanas, de salazones y garum.

    Elche, famosa por su Dama Íbera, hoy en el Museo Arqueológico Nacional; escenifica en la iglesia de la Asunción un drama religioso del s. III, el Misteri, sobre la asunción de la Virgen al cielo.

    En el plano folclórico - festivo - cultural, y en muy numerosos núcleos, se celebran las vistosísimas Fiestas de Moros y Cristianos, entre las que sobresalen las de Alcoy, Calpe, Villajoyosa, Elche, Guardamar de Segura y Alicante.

    Puede concluirse con las pinturas rupestres de la Cueva del Parpalló y, en plano puesto, el parque Aqualand de Benidorm.

    De Torrevieja no puede olvidarse que está orgullosa de su Certamen de Habaneras y Polifonía.

    TEMA 21 MURCIA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma uniprovincial de 11.314 km2 y habitada por un millón amplio de personas. Limita al este y sur con el mar Mediterráneo, al este con la Comunidad Valenciana, al norte y noroeste con Castilla - La Mancha y al oeste y sur con Andalucía. La capital autonómica es Murcia, si bien el Parlamento ha sido radicado en la ciudad de Cartagena.

    El relieve es complicado, derivando de las complejas estructuras de las Cordilleras Béticas.

    El norte de la región pertenece al domino subético, de altitudes suaves, donde destacan las Sierras de Carrascoy, Espuña, Pila, Carche y Buey. En el sur y centro se sitúa el dominio penibético, de mayores alturas, donde sobresalen las Sierras de Almenara, Mazarrón y Algarrobo. Entre ambos ramales se instalan amplios corredores, con las más intensas ocupaciones agrícolas y humanas. En depresión paralela a la costa se sitúan Lorca y Murcia.

    Atendiendo al clima, son habituales los tipos de tiempo estables, secos, soleados y de altas temperaturas.

    Es un clima básicamente de tipo mediterráneo, pero con tendencia a la aridez, con temperaturas más altas de lo habitual, con mucho más intensa y duradera insolación, con mayor penuria pluviométrica y mayor irregularidad de precipitaciones. Aparece con marcados matices comarcales en función de las disposiciones topográficas y altimétricas y del mayor o menor alejamiento del mar.

    La intervención del hombre y la aridez, permiten comprender que apenas quede vegetación natural o que ésta sea excesivamente pobre.

    Salvo pinares de repoblación en las zonas más montañosas, sólo se contemplan matorrales claramente xerófilos con abundante presencia de termofitas.

    La base de la economía murciana se situaba en el sector agrario, quien, en la actualidad, sigue teniendo una importancia decisiva. Ya el peso de los cultivos en secano de la clásica trilogía mediterránea y otros cultivos apenas tienen relieve, salvo el viñedo en Jumilla y Yecla, ensombrecidos por los de regadío, muy especializados, orientados hacia los mercados españoles y europeos.

    En los importantes regadíos, las hortalizas y las flores, apenas encuentran competencia fuera de temporada. En los frutales destacan los vergeles de limoneros y otros cítricos, y los campos de albaricoqueros, melocotoneros, etc... Famoso es el arroz de Calasparra.

    En el sector industrial, la actividad está bastante diversificada en ramas como textil, confección, muebles, madera, metálicas, químicas e industrias conserveras.

    Apenas tiene importancia la minería. Aún se explota zinc y plomo, pero Mazarrón está ya mucho más volcado hacia el turismo.

    La primacía económica la ostenta el sector servicios, dentro del que cada vez va adquiriendo mayor importancia el turismo.

    Recursos Naturales.

    La fragilidad del medio natural ha impuesto una política de preservación plasmada en la declaración de parques y espacios naturales, recurso de aún no intensa utilización con fines turísticos.

    Entre los Parques Naturales destaca, por su proximidad a Murcia en el norte de la Sierra de Carrascoy, el de El Valle, muy visitado para divisar toda la vega próxima del Segura. En Sierra Espuña se sitúa otro Parque Natural, sobre un sotobosque de matorral xerófilo mediterráneo se alzan magníficos pinares de repoblación, de muy diferentes especies. Otros espacios protegidos son : la Sierra de la Pila y el Parque Regional de las Salinas de San Pedro, en los inicios de La Manga. Próximos a ésta, se sitúa el Parque Regional Calblanque y la Reserva Integral de las Islas Hormigas.

    Otros recursos naturales reseñables son los manantiales, de aguas mineromedicinales, que han dado nacimiento a balnearios como los de Archena y Fortuna.

    En la Comunidad de Murcia hablar de recursos turísticos es hablar de playas.

    El litoral murciano recibe la denominación de Costa Cálida. Alternan magníficas playas, costas altas, abruptas calas y escombreras de las explotaciones mineras del interior.

    Pero la Costa Cálida es conocida por la presencia del Mar Menor. Se trata del más extenso lago salado de Europa. El Mar Menor está separado del Mediterráneo, abierto mediante un istmo, una delgada barra de arena, La Manga. La Manga tiene 23 Km. de longitud y sólo entre 50 y 150 m. de anchura.

    El Mar Menor ha sido tomado como un paraíso por los turistas, extranjeros en su mayoría. En realidad, es tal el número de instalaciones playeras que, en temporada alta, es impracticable de hecho, se convierte en un verdadero tapón. A todo ello se añade el que es aquí donde se concentra el ambiente, la movida.

    Otra cosa bien distinta, el interior de la costa continental del Mar Menor, aquí, antiguos pueblos de pescadores acogen en verano un turismo nacional, más tradicional, de carácter familiar.

    Siguiendo la Costa Cálida van apareciendo los siguientes núcleos playeros de importancia : San Pedro del Pinatar; Santiago de la Ribera, con una inmensa playa; más adelante se localizan Los Alcázares, en el Mar Menor, con sus playas y sus termas romanas y árabes.

    En el Cabo de Palos pueden practicarse deportes subacuáticos. A partir de él y hacia Águilas el turismo apenas tienes posibilidades por la frecuencia de casi inaccesibles calas. Hacen excepción las playas de Los Belones o de la Azohía y de Mazarrón. Este centro dispones de magnificas playas, de puerto pesquero y de sorprendente y bellísimo palmeral a los largo del litoral. La costa y las actividades turísticas concluyen en Águilas.

    Recursos Culturales.

    Murcia es la única gran ciudad española, junto con Almería, de fundación musulmana. No es ciudad abundante en monumentos, pero los que hay son significativos : Catedral barroca con bella fachada barroca - neoclásica. Su Torre es una curiosa sucesión de distintos estilos artísticos : renacentista italiano, plateresco español, barroco, rococó, neoclásico. En pleno casco urbano hay interesantes edificios, como el Casino y el Teatro Romea, pero destaca el Museo Salzillo, que expone esculturas de éste último gran imaginero español, muchas de las cuales constituyen la Semana Santa de Murcia. También se halla aquí el Belén Napolitano.

    Cartagena, de fundación cartaginesa. Importante ciudad industrial, militar y de servicios. Luce una Catedral gótica con un ábside remánico.

    En Los Alcázares, aparte de las termas romanas y árabes, se celebra la Semana de la Huerta, folclórico - gastronómica.

    La Unión brilló a lo largo del siglo XIX del que, en el más genuino estilo minero, conserva sus Salones y sus Cafés, en los que surgió el Cante de la Minas, origen del Festival que se celebra anualmente en el antiguo mercado central.

    Lorca, ciudad de estilo barroco y de ya notables aspecto andaluz. Numerosas iglesias y palacios lo corroboran.

    TEMA 22 ANDALUCÍA

    Características Geográficas.

    No siendo la más extensa, es la más poblada de todas las Comunidades, con sus casi siete millones y medio de habitantes. Con capital en Sevilla y constituida por : Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. Limita al norte con Extremadura y Castilla - La Mancha, al este con Murcia y con el Mar Mediterráneo, al sur con Océano Atlántico y con el Mediterráneo, separados por el Estrecho de Gibraltar y al oeste con Portugal.

    Andalucía es una región plagada de innumerables contrastes y con múltiples personalidades.

    El nexo de unión entre las diversas idiosincrasias andaluzas lo constituyen el original carácter del pueblo andaluz, su sustrato cultural, que viene amalgamando armónicamente profundos elementos musulmanes y cristianos. También habían visitado la región : fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, incluso bizantinos.

    Tan extenso territorio es lógico que presente un relieve compuesto por elementos variados, que crean una rica gama de paisajes. De norte a sur se disponen las siguientes unidades :

  • Sierra Morena .- va desde Jaén hasta Portugal. Entre otras, las sierras mas significativas son las de Aroche, Aracena, Tudía, Hornachos, Madrona, del Pedroso, el macizo de Peñarroya y la fosa de Vilches - Linares. El relieve sólo aparece acentuado cuando se contempla desde el Guadalquivir. En Sierra Morena se sitúa la puerta principal de entrada a Andalucía : la estrecha garganta de Despeñaperros.

  • Valle del Guadalquivir .- gran cuenca, inclinada hacia el Atlántico, al pie de Sierra Morena y al pie de las Cordilleras Sub - béticas, que integra llanuras, campiñas, lomas ( Úbeda - Baeza ) y marismas. En éstas el Guadalquivir serpentea por una inmensa llenura cubierta de agua, de arrozales y de toros de lidia.

  • Cordilleras Béticas .- son un enorme macizo, subdividido en varias unidades bien individualizadas : Cordilleras Subbéticas en el norte, Penibéticas en el sur, Hoyas Intrabéticas o Surco Intrabético entre las dos anteriores y en algunos casos llanuras litorales. En estas unidades se localizan lugares turísticos como el Torcal de Antequera, la laguna de Fuente Piedra, el Tajo de Ronda, la Serranía de este nombre, la Sierra de Cazorla, etc. También aquí está la cumbre más elevada de la Península, el pico Mulhacén, y también el Veleta en Sierra Nevada, al sureste de Granada, la más poderosa montaña de la península.

  • El clima es mediterráneo en lo esencial, pero con múltiples variantes impuestas por la latitud y las diversas disposiciones de las unidades de relieve. Los contrastes pueden llegar al infinito : aparece un matiz subtropical en las hoyas granadinas costeras. Aquí se emplaza la zona más lluviosa de España, Sierra de Grazalema; pero también la más seca de toda Europa, Cabo de Gata.

    En la costa, suavidad térmica y humedad elevada son sus elementos caracterizadores. En las tierras del interior, la mayor continentalidad del clima se aprecia en que los inviernos suelen conocer temperaturas bastante bajas y en que los veranos suelen ser agobiantes.

    Especial consideración tiene la Andalucía de las estepas, al este de Sierra Nevada, la mitad norte de la provincia de Granada y casi la totalidad de la de Almería. El Cabo de Gata es el lugar más árido de Europa.

    En definitiva, el turismo andaluz debe mucho al clima.

    La gran extensión superficial y las variadas condiciones topográficas explican la gran variedad de la vegetación. Los bosques esclerófilos mediterráneos, la formación natural a base de encina y alcornoque ( Andalucía Occidental ), están muy disminuidos en extensión, salvo en Sierra Morena y en los espacios protegidos. Las talas, incendios y la presión agrícola han dejado escasos encinares. De nuevo merece especial cita el paisaje vegetal de ka semidesértica área del Cabo de Gata ( espartizales ).

    La economía andaluza se mueve entra la tradicional agricultura y el muy pujante turismo actual, que es quien protagoniza ya todos los crecimientos.

    En secano se mantienen con vigor la trilogía mediterránea dentro de la q el olivar (Jaén, Córdoba, Sevilla ) conserva un excepcional peso y el viñedo unos niveles de calidad dignos de resalte. La uva de mesa de Almería significa ya bastante poco frente al renombre de los viñedos de Jerez, Moriles / Montilla, Málaga, el Condado, Sanlúcar, etc.

    Los regadíos se sustentan desde de cultivos herbáceos hasta vergeles de frutales, pasando por el algodón ( Sevilla, Córdoba ), el maíz, la remolacha ( Granada ), el girasol, la caña de azúcar ( Motril, Salobreña ) o el arroz ( Marismas ).

    La ganadería es muy variada, hay que destacar la porcina de Huelva. Caso aparte son las numerosas ganaderías de toros de lidia, que incluso han dado lugar a una específica ruta turística.

    Interés económico tienen los cultivo bajo plástico del Campo de Dalías que, con sus producciones de frutas, verduras y hortalizas, inundan los mercados europeos. Gran interés tienen los cultivos subtropicales de la costa granadina.

    El sector industrial tiene una menor entidad salvo en casos, actividades y localizaciones puntuales ( Sevilla, Cádiz ). Se mantienen las tradicionales industrias metalúrgicas, químicas pesadas, las petroquímicas de Huelva y del Campo de Gibraltar, la aeronáutica en Sevilla, habiendo entrado en profunda crisis la de construcción naval de Cádiz - Puerto Real. Industrialmente sólo tienen gran pujanza las instalaciones del grupo de alimentación y bebidas : harinas, vinos, aceites, conservas vegetales y de pescado, etc.

    Hay que hacer un especial hueco a la artesanía. Ésta mantiene la riqueza y la variedad derivadas de sus diversas culturas históricas. Destacan los productos en cuero ( Córdoba, Ubrique ). Cada comarca elabora su distinta cerámica artesana. Tejidos se obtienen en la Alpujarra. Quedan por añadir los muebles de estilo, las guitarras, las castañuelas, los abanicos, las batas de cola, etc.

    Recursos Naturales.

    El litoral mediterráneo desde el límite entre las provincias de Murcia y de Almería, hasta el Estrecho de Gibraltar se ha diversificado de la siguiente manera :

  • El litoral de la provincia de Almería se denomina Costa de Almería.

  • El litoral de la provincia de Granada se denomina Costa Tropical.

  • Costa del Sol se utiliza para el litoral de la provincia de Málaga.

  • Donde ésta termina empieza la Costa de la Luz, en el Estrecho de Gibraltar.

  • En la Costa de Almería y en la Costa Tropical el turismo no aprovecha todos los litorales porque muchos sectores son intensamente agrícolas. Ya a partir del límite de la provincia de Málaga todos los litorales, en mayor o menor grado, están aprovechados turísticamente. Una vez rebasada Málaga capital, aparece la enorme concentración de la Costa del Sol.

    Costa de Almería

    Se inicia en la Costa de Vera, continua por Garrucha y recala en Mojácar, primer pueblo auténticamente andaluz. Situado en el interior dispone de playas y urbanizaciones al borde del mar, como Pueblo Indalo.

    A partir de este núcleo y hasta la ciudad de Almería se pasa por un paisaje ideal para el rodaje de películas del oeste. En el interior, en el desierto de Tabernas está emplazado Yucca City, un poblado completo para el cine. Denominado actualmente Mini Hollywood. Ya en las inmediaciones de Cabo de Gata, declarado Parque Natural terrestre y marítimo, destaca el núcleo de San José.

    El turismo en esta costa se concentra sobre todo en la ciudad de Almería, Aguadulce, Roquetas de Mar y Playa Serena.

    Una vez rebasada la zona del sur del Campo de la Dalías aparece Almerimar, un oasis de verdor en medio de un desierto casi absoluto.

    Costa Tropical

    En el oeste aparecen ya núcleos de gran importancia, como Carchuna, Motril o Salobreña. Turísticamente es más relevante Almuñecar, con urbanizaciones de villas hacia el interior y de hoteles y bloques colectivos en las playas.

    Tanto Almuñecar como Salobreña semejan poblados árabes arquitectónicamente : blancos, limpios, de plano laberíntico y muy estrechas calles. En Almuñecar no puede pasarse por alto la urbanización de La Herradura.

    La Costa Tropical goza de unas condiciones climáticas excepcionales. Además pueden encontrarse restos romanos, o de castillos musulmanes y paisajes propios de otras latitudes y de otros mares. Motril, por otro lado, es el punto de partida recomendable para excursiones, desde la costa, a la Alpujarra.

    Costa del Sol

    Desde la Costa Tropical hacia el oeste, una vez pasado Almuñecar, los relieves de las Cordilleras Béticas alcanzan al mar dando lugar acantilados y obligando a hacer túneles para la continuidad de las carreteras. Desde el límite de la Costa Tropical hasta Málaga, zonas de productiva agricultura impiden que el turismo invada todo. No obstante, hay muy importante núcleos : Nerja, Torrox, Algarrobo Costa, Torre del Mar o Rincón de la Victoria. En todo este sector predomina el turismo nacional. En Nerja descuellan las Cuevas, gruta natural en la que se hallaron restos de ocupación humana dela Edad de Bronce, pero también del Paleolítico. En Torrox pueden admirarse restos romanos de casas, termas y enterramientos, y dispone de un buen club de esquí marino.

    Donde la Costa del Sol se muestra con todo su esplendor, es a partir del oeste de la capital. Aquí ya toda la costa tiene como única la actividad turística.

    Es el conjunto de infraestructuras, estructuras e instalaciones turísticas más denso de España : Torremolinos, Benalmádena Costa, Fuengirola, Mijas y Marbella.

    Benalmádena sigue siendo un pueblo típicamente andaluz, con un museo q expone piezas neolíticas, de las Edad del Hierro, precolombinas y romanas. Mijas con excelentes vistas, magníficos artesanos y famoso en especial por sus “burro - taxis“. Fuengirola mantiene un pequeños puerto pesquero y otro deportivo. Marbellas es .... Marbella. Esta costa concluye en San Pedro de Alcántara.

    Costa de la Luz

    Se extiende desde el límite de la provincia de Málaga con la de Cádiz, hasta la frontera con Portugal. Esto hace que coincida con las costas de Cádiz y Huelva. El turismo, reciente pero de crecimiento rapidísimo, va ocupando ya casi las totalidad de los litorales, si bien con urbanizaciones no congestionadas, por el momento.

    El primer núcleo de relevancia es Sotogrande, con grandes instalaciones de golf, equitación, deportes náuticos, etc. Es el lugar más emblemático de esta costa. Otros núcleos son : Zahara de los Atunes, Conil de la Frontera, Sancti Petri, Cádiz, el Puerto de Santa María, Puerto Sherry, Rota, Sanlúcar de Barrameda, Matalascañas, Huelva, Punta Umbría, Isla Cristina, Isla Canela y Ayamonte. Los de la provincia de Cádiz tienen el handicap de la molesta y frecuente presencia del Levante.

    Tarifa es el lugar ideal para la práctica del windsurf, por el viento del levante. En la Bahía de Bolonia, se conservan las ruinas de la romana Baelo Claudia.

    En el interior se localiza Vejer de la Frontera, cuyo conjunto urbano, de aires musulmanes, ha sido declarado conjunto histórico - artístico.

    Andalucía es la Comunidad Autónoma con mayor cantidad y extensión de espacios protegidos de toda España.

    Como Parques Nacionales están catalogados el de Sierra Nevada, el de Doñana y el de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

    Parques Naturales son :

    • Almería : Cabo de Gata - Níjar, Sierra María y Sierra Nevada.

    • Cádiz : Acantilados y Pinar de Barbate, Bahía de Cádiz, Sierra de Grazalema, Los Alcornocales y Entorno de Doñana.

    • Córdoba : Sierras de Cardeña y Montoro, y Sierras Subbéticas de Córoba.

    • Granada : Sierra de Baza, Sierras de Castril y Sierra de Huétor.

    • Huelva : Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

    • Jaén : Despeñaperros, Sierra de Andujar y Sierra Mágina.

    • Málaga : Montes de Málaga y Sierra de las Nieves.

    • Sevilla : Sierra Norte.

    Las siguientes localizaciones tienen en funcionamiento estaciones termales : Alhama de Almería; Chiclana de la Frontera en Cádiz; Alhama de Granada, Cortes y Graena, Lanjarón y Villanueva de las Torres en Granada; Canena y Marmolejo en Jaén; y Carratraca y Tolox en Málaga.

    Recursos Culturales.

    Como botón de muestra introductorio baste considerar los orígenes históricos de loas ciudades andaluzas : orígenes fenicios para Cádiz, la ciudad más antigua del accidente europeo, y Málaga; romanos para Sevilla, Córdoba, Granada; orígenes árabes para Almería, Albaicín granadino, Málaga, Córdoba, Sevilla, Écija, Ronda; esencias post Reconquista para Úbeda y Baeza.

    Se han instituido varias rutas turísticas que permiten captar cuantos aspectos naturales y culturales ofrece Andalucía.

    Así se promocionan la Ruta de la Alpujarra y la Ruta de los Pueblos Blancos. De menor entidad la ruta por los campos del toro de lidia. También se ha montado un tren, el Al Andaluz, que sale de Sevilla y durante cinco días recorre Córdoba, Granada, Málaga y Jerez. Igualmente se ha montado un barco turístico desde Sevilla a Sanlúcar.

    Entre obras humanas, favorecedoras del turismo, se reseñan : el parque Tívoli World en Arroyo de la Miel ( Costa del Sol ) y el Palacio de Congresos y Exposiciones en Torremolinos.

    Sevilla : tartésica, griega, cartaginesa, romana, capital goda, musulmana y puerta de América.

    Sus más importantes monumentos son musulmanes : la Giralda; la Torre del Oro; o híbridos como las Alcázares; una Catedral gótica, tercera iglesia más grande del mundo; y valiosas iglesias, monasterios, la Casa de Pilatos, la Fábrica de Tabacos y el Ayuntamiento, nuevas instalaciones por la Expo Universal. Pero Sevilla es también toros, vino, tapeo, flamenco, etc.

    Cerca de Sevilla destacan las ruinas de Itálica, en Santiponce. Son de admirar un bello teatro, las termas, el templo y varias casas, con magníficos mosaicos, un enorme anfiteatro, etc. Las esculturas y otra piezas procedentes de las excavaciones están expuestas en el Museo Arqueológico de Sevilla.

    Córdoba : ibera, fenicia, romana y, sobretodo, capital del Califato Omeya. Se enorgullece justamente de ser la patria de Séneca, de Maimónides y de Averroes.

    Su mayor esplendor es musulmán, pero no únicamente, en una de las más sorprendentes, bellas y grandes Mezquitas. Carlos I destruyó la parte central de esta joya para instalar la catedral cristiana, esencialmente barroca. En las inmediaciones de la Mezquita puede contemplarse el barrio judío.

    Granada : con telón de fondo Sierra Nevada, fue romana pero es musulmana, renacentista y gitana, y puerta hacia la Alpujarra.

    En los barrios de Albaicín y del Sacramonte se conserva el plano urbano musulmán y las cuevas donde los turistas se embriagan con las gitanas y flamencas zambras.

    En la ciudad, Patrimonio de la Humanidad, entre iglesias, monasterios, palacios, catedral y villas ajardinadas, descuellan la Alhambra y el Generalife, alcázares árabes. Mordiendo la Alhambra ser yergue el palacio de Carlos I, de estilo renacentista italiano. Aneja a la catedral renacentista se halla la Capilla Real, con los restos de los Reyes Católicos y de sus hijos. Cerca se localiza la Alcaicería, calle - mercado del más puro ambiente y estilo musulmán.

    En Sierra Nevada, se localiza la ruta turística de la Alpujarra. Se trata de paisajes de gran belleza, en los que se incrustan pueblos con sus blancas casas. La ruta puede iniciarse en Lanjarón y seguir por Órgiva, Pampaneira, Capileira, Trevelez ( el pueblo más alto de la Península en las faldas del Mulhacén ), Ugijar, etc.

    Cádiz : la más antigua ciudad europea, fundada por los fenicios. Luego fue cartaginesa y romana.

    Es una ciudad muy bien fortificada y murada. Destacan el Castillo de San Sebastián y la Puerta de Tierra. En la iglesia de San Felipe se congregaron las cortes que alumbraron la primera Constitución española. Su catedral es barroca. En el Museo Arqueológico se exhiben dos sarcófagos fenicios de inmenso valor artístico y cultural.

    Almería : mora y tardocristiana.

    Destaca su Alcazaba, enorme castillo - residencia musulmán. Su Catedral tenía función de fortaleza, y de ahí su fisonomía externa.

    Málaga : fenicia por su origen, es mora y moderna.

    Entre sus recursos monumentales musulmanes han de citarse el Castillo de Gibralfaro y un alcázar - palacio. La más importantes obra cristiana viene dada por la tardía catedral renacentista.

    En la provincia, Ronda merece una visita. Su casco conserva uno de los más puros planos de ciudad musulmana, al borde del tajo del río Guadalevín. En su ambiente flota el hálito de árabes, toreros, bandoleros .... su mayor encanto. Monumento a destacar es la Plaza de Toros, entre varios palacios.

    Huelva : centro para el alumbramiento del Nuevo Mundo con su cortejo de lugares colombinos, su núcleos musulmanes y cristianos, su Coto de Doñana y sus romerías.

    De importantes reminiscencias inglesas en su arquitectura urbana, alumbró el más antiguo club de fútbol de España. En la Punta del Sebo puede contemplarse una grandiosa estatua de Cristóbal Colón.

    Niebla es una ciudad espléndidamente murada por los musulmanes. Con anterioridad conoció culturas tartésicas, célticas, romanas, visigodas y árabes. Estos legaron un alcázar, modificado posteriormente por los cristianos. La actual iglesia de Santa María de la Granada es la adaptación de una mezquita, respetada en lo esencial.

    En las marismas onubenses está situado el Parque Nacional de Doñana, el de mayor extensión de España, guardián de puros ecosistemas y excepcional reserva faunística en la que las aves migratorias descansan y anidan.

    En los límites del Coto se sitúa la aldea del Rocío, municipio de Almonte, centro de peregrinación festiva, del más puro colorismo.

    Jaén : puerta de Andalucía en un inmenso mar de olivos, con sus restos árabes y su renacentismo.

    El castillo de Santa Catalina, hoy Parador de Turismo, deriva de una alcazaba árabe, reformada por los cristianos. Su tardía catedral es una pura muestra de barroco español. También destacan los baños árabes en el interior del Palacio de Villa de D. Pardo, considerados como entre los mejores monumentos musulmanes de España.

    En la provincia no pueden obviarse Úbeda y Baeza, auténticamente monumentales, con señeras muestras del Renacimiento.

    TEMA 23 ISLAS CANARIAS

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma asentada sobre un archipiélago en pleno Atlántico.

    Suma 7.273 Km2 y está muy densamente ocupado por la población, más de millón y medio de personas. Está dividida en dos provincias : la de Las Palmas, con las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura; y la de Santa Cruz de Tenerife, con las islas de Tenerife, El Hierro, Gomera y La Palma.

    Todas las islas son muy accidentadas, a excepción de Fuerteventura y de Lanzarote, y son producto de enormes construcciones volcánicas emergidas del océano.

    El relieve presenta bruscas diferencias altimétricas en recorridos cortos. La superficie de los conos volcánicos están tapizadas de cenizas, coladas, escorias y de riscos, barrancos, fuertes escarpes, así como de numerosos cráteres. Termina en el mar creando litorales plagados de acantilados. Un relieve poco favorable, en definitiva.

    Islas tan accidentadas culminan a elevadas altitudes, entre las que se encuentra la mayor del territorio español : el Teide en Tenerife. En el resto de las islas las mayores alturas son : Garajonay en la Gomera, Malpaso en El Hierro, Pozo de las Nieves en Gran Canaria y Roque de los Muchachos en La Palma.

    El clima es subtropical, demasiado seco y poco favorable a las actividades económicas tradicionales, pero el principal activo de cara al turismo.

    Las temperaturas se caracterizan por su moderación, por su suavidad y sus cortas amplitudes térmicas anuales. Canarias tiene un clima de eterna primavera. Generalizando para el conjunto del territorio, salvo en altitudes elevadas, puede decirse que las temperaturas extremas nunca bajan de 10º ni rebasan lo 35º.

    Las precipitaciones son muy escasas y nunca siguen un régimen anual determinado : pueden caer en cualquier época y pueden hacerlo bajo forma de nieve ( en el Teide ).

    La estabilidad climática está producida por la persistencia de anticiclón subtropical de las Azores, porque sólo en contadas ocasiones deja pasar las borrascas atlánticas con sus cortejos de frentes.

    La vegetación ha de ser necesariamente exótica. Un elevado número de especies son endémicas dentro de una variedad muy alta, complicada más aún por las especiales condiciones topográficas y de exposición de cada una de las islas. Los peninsulares aportaron especies mediterráneas con lo que enriquecieron la variedad florística autóctona, endémica, de cada isla.

    En las partes a menores altitudes domina un matorral xerófilo y leñoso : cardón, tunera, aulaga y tabaiba. En los suelos de no buenas condiciones ambientales son reemplazadas por tarajal. Inmediatamente por encima aparece un bosque a base de sabinas, palmeras canarias, drago y un sotobosque xerófilo muy complejo florísticamente. En laderas expuestas al norte suele aparecer la laurisilva, pino canario, ébano canario, viátigo, etc. Para pisos superiores la variedad es grande puesto que la vegetación se dispone según orientaciones, grados de humedad, luminosidad disponible, etc. La islas de La Palma es totalmente verde, está totalmente cubierta de vegetación, mientras que Fuerteventura y Lanzarote son casi un retazo del desierto sahariano.

    De no ser por el turismo, la economía tendría unos noveles demasiado bajos, además tiene una dependencia prácticamente absoluta del exterior.

    Suelos, topografía, clima, aguas forman un explosivo combinado que parece prohibir la práctica de la agricultura. Sin embargo, con ingenio y con mucho trabajo, de siempre se han cultivado las tierras, con o sin bancales, con o sin agua.

    Las topografías bajas, más favorables y siempre en regadío, están ocupadas por tomates y por plátanos, en regresión actual éstos en beneficio del viñedo. Las alturas intermedias se dejan para producción de autoconsumo, para los cereales y las papas, alternando con olivos y algún árbol frutal. Ya a alturas superiores sólo se cultivan papas y cereales. La agricultura más productiva, en la actualidad plátano y tomate, desde siempre ha estado orientada hacia la exportación.

    La pesca está en crisis por el cierre de los caladeros saharianos por Marruecos.

    La industria apenas tiene relieve, por falta de recursos energéticos y de materias primas. Destacan las fábricas de tabaco, las de mantenimiento de buques, las de conservas de pescado y la tinerfeña de refino de petróleo.

    Toda la economía canaria gira en torno al turismo. El clima facilita que no aparezca estacionalidad manifiesta.

    Recursos Naturales.

    Para el turismo heliotrópico, a parte del clima, también dispone de condiciones óptimas en el otro elemento físico imprescindible : calas y playas, vírgenes muchas hasta hace poco tiempo, normalmente distantes de los núcleos de población.

    Pero, en función de las obras humanas que permiten poner valor a estos recursos, hay unas islas muy turísticas : Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote; y otras que lo son bastante menos : La Palma, El Hierro y La Gomera.

    El turismo de sol y playa se muestra así :

    Tenerife

    Aparecen dos tipos de playas : las situadas en el norte, de arenas negras volcánicas¸ mientras que las emplazadas en el sur presentan aspecto normal. A pesar de las malas condiciones climáticas por su situación en el norte, sigue siendo el Puerto de la Cruz un núcleo fundamental con numerosos alojamientos. En esta área aparecen otros núcleos, no necesariamente playeros : La Orotava, Los Realejos, Santa Úrsula o Icod de los Vinos. Sin embargo, la garantía de sol y el aeropuerto de Tenerife - Sur, han ido desplazando el turismo al sur, en el que destacan playas como las de Los Cristianos, del Médano, Arona, Costa Adeje, Las Galletas, Costa del Silencio, Las Américas, etc... en un marco auténticamente desértico.

    El Hierro

    Isla de menor extensión y la más distante de la península. Es muy abrupta y accidentada, y sus litorales caen a pico sobre el mar, lo que explica la práctica de playas.

    La Gomera

    Tiene especial importancia por la presencia del Parque Nacional de Garajonay, que protege un bosque de laurisilva canaria. Las costas están plagadas de acantilados que consienten algunas pequeñas playas.

    La Palma

    Es una isla sorprendentemente verde y con descomunales pendientes. La mayor parte de la isla la constituye un enorme cráter, conocido como Caldera de Taburiente, declarado Parque Nacional y Reserva de la Biosfera. Los litorales son abruptos, si bien hay también algunas de no demasiada fina arena : los Cancajos, Barlovento, Arena Blancas, Puerto Naos. La vegetación, los paisajes y las playas cada vez son más aprovechados para el turismo.

    Gran Canaria

    El turismo se inició en la capital, en torno a su puerto. Al oeste del Puerto de la Luz se sitúa la playa de las canteras, cercada por un cordón de arrecifes, denominados Barra Grande y Barra Chica, que la transforman en una enorme piscina. A esta localización inicial se sumaron las playas de las Alcavaneras y de la Laja. Pero el grueso del turismo se sitúa en el sur de la isla. Aquí se han desarrollado complejos playeros como Maspalomas, San Agustín, Playa del Inglés, Meloneras, Arguineguin, Mogán, etc.

    Lanzarote

    Su espectacularidad paisajística se ha visto acompañada por importantes infraestructuras de playa en la propia capital, Arrecife, en Tías, Costa Teguise, Playa Blanca, Yaiza, etc. Pero el auténtico recurso natural de Lanzarote lo constituye el Parque Nacional de Timanfaya, el mayor conjunto de volcanes, que crean un paisaje insospechado. La isla no dispone de playas de especial interés, salvo quizá la del Puerto del Carmen; ni abundante vegetación subtropical, dispone de volcanes apagados. Fuego y agua también en la Cueva de los Verdes o en los Jameos del Agua. Son larguísimas cuevas creadas por corrientes subterráneas de lava. En la de los Jameos penetra el agua del mar.

    Fuerteventura

    Un desierta prácticamente puro. Dispone de playas de entre las mejores del mundo : Barlovento y Sotavento en Jandía. Su desarrollo se inició en el norte, en las playas de Corralejo. Actualmente se desarrollan las del sur : Caleta de Fuste, Costa Calma, Gran Tarajal, Tarajalejo, Morro Jable, etc.

    Las Islas Canarias son la Comunidad Autónoma con el más elevado número de Parques Nacionales. Con los Parque Nacionales, el 35% del territorio canario está bajo alguna forma de protección.

    Los Parque Nacionales son : Cañadas del Teide ( Tenerife ), Caldera de Taburiente (La Palma), Garajonay ( La Gomera ) y Timanfaya ( Lanzarote ).

    Los Parques Naturales y otros espacios con figuras de protección son : las islas de Alegranza, Graciosa y Montaña Clara; en la provincia de Las Palmas : Archipiélago Chinijo, Corralejo, islote de Lobos, Jandía, los Volcanes, Pilancones, Tamadaba, Volcán de la Corona y Malpaís; y en la provincia de Santa Cruz de Tenerife : Valle del Gran Rey, Roque de la Fortaleza, Malpaso, dela Corona Forestal, de la Cumbre Vieja y Teneguía, Majona, de las Laderas de Santa Úrsula, Los Órganos y Altos del Valle de Guimar, Monte de los Sauces y Puntallana, Macizo de Adeje y Barranco del Infierno. Se ha destacar el Valle de la Orotova.

    Recursos Culturales.

    Santa Cruz de Tenerife tiene un magnífico paseo marítimo, centrado en la Plaza de España. Importante es su Museo Arqueológico y Antropológico. Su Palacio de la Carta es de la arquitectura canaria, declarado monumento de interés turístico nacional. La iglesia de la Concepción muestra el peculiar barroco insular y alberga la Cruz de la Conquista. El Museo Municipal de Pintura y Escultura apenas es conocido.

    De San Cristóbal de la Laguna hay que destacar su universidad y su modélico plano urbano.

    En Las Palmas de Gran Canaria, el casco antiguo, presidido por la Catedral, se articula en torno a la Plaza de Santa Ana, en la que resalta el Ayuntamiento y el Palacio Episcopal. El Museo Canario reconstruye la historia de Gran Canaria. Como museo y como edificio, con valor arquitectónico, es también interesante la Casa de Colón.

    Otros rincones : el complejo de piscinas artificiales del lago Martianez en el Puerto de la Cruz; manifestaciones de la cultura guanche en la histórica Galdar; monumentos de los siglos XV y XVI en Telde; Casa de los Coroneles en La Oliva o la iglesia de Betancuria.

    TEMA 24 CIUDADES AUTÓNOMAS DE CEUTA Y MELILLA

    Ceuta.

    Ciudad Autónoma emplazada a los pies del Monte Hacho, situada frente a Gibraltar. Tiene 19,62 Km2 de superficie y está habitada por algo menos de 75.000 personas.

    En situación estratégica, es una ciudad frontera totalmente envuelta, salvo por el mar, por Marruecos.

    Su clima mediterráneo es muy benigno por su inmediatez al mar.

    Su economía se apoya en el turismo y en la pesca, a parte de los ingresos estatales que obtiene por su condición de plaza fuerte.

    Fundada por los fenicios, fue posteriormente ocupada por cartagineses, romanos, vándalos, bizantinos, godos, árabes, españoles, portugueses y españoles de nuevo. En la actualidad es una ciudad multiétnica, multirracial en la que conviven españoles, judíos, musulmanes e hindúes.

    A parte de centro playero, casi para consumo local dispones de excelentes miradores desde los que contemplar el Estrecho o Marruecos.

    Recursos Culturales : murallas, fuertes, castillo, etc... cuya mayor parte fue levantada con la ocasión de la ocupación portuguesa. Destacan los Fosos de la Muralla Real. El Castillo del Desnarigado es una fortaleza levantada sobre un anterior castillo, con fosos de origen portugués, desde el que se obtienen las mejores perspectivas.

    La Catedral ceutí es de estilo gótico, pero muy reformada, con portada neoclásica. Cerca de ella se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de África con una talla de la virgen.

    En el Museo Municipal pueden estudiarse la arqueología de la ciudad. Exhibe además interesantes muestras prehistóricas, romanas, medievales e islámicas.

    Melilla.

    Ciudad Autónoma situada en el norte de África, en pleno Mediterráneo, frente a la ciudad de Almería. Tiene una extensión superficial de 12,33 Km2 y está poblada por alrededor de 60.000 habitantes.

    Es una auténtica isla rodeada totalmente, excepto por el mar, por Marruecos. Se sitúa en un rincón de las cabo de las Tres Forcas, próximo a la Mar Chica y a Nador, con fronteras en Farkhana y en Beni - Enzar.

    El clima es mediterráneo costero con muy netos rasgos de aridez.

    Su economía en muy poco difiere de Ceuta. En Melilla hay algunas pequeñas industrias alimenticias, así como de calzado y curtidos.

    También es una ciudad multicultural, en la que conviven hebreos, musulmanes, cristianos e hindúes.

    Recursos Culturales : de fundación fenicia, luego fue romana y posteriormente conoció el paso de vándalos y árabes.

    Todo el recinto amurallado conocido como Melilla la Vieja, es un extraordinario conjunto histórico - monumental. Actualmente se emplazan allí el Museo Municipal en el baluarte de la Concepción. En la iglesia de la Purísima Concepción se hallan interesantes altares barrocos. También ostenta varios edificios modernistas de enorme interés artístico - arquitectónico.

    TEMA 25 COMUNIDAD FORAL DE NAVARRA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma de especiales características jurídico - legales, y administrativas, derivadas de un remoto pasado, por las que tiene la denominación de Foral.

    Cubre una superficie de 10.421 Km2 y está poblada por poco más de medio millón de habitantes. Limita al norte con el País Vasco y Francia, al este con Aragón, al sur con ésta última comunidad y con La Rioja, y al oeste con el País Vasco.

    Es, al igual que Cataluña, la comunidad de mayor riqueza geográfica, de mayor variedad comarcal, de mayores contrastes de toda España.

    Relieve : todo el norte navarro tiene un carácter puramente montañoso, dado por las estribaciones de los Montes Vascos - Cantábricos y la Cordillera Pirenaica. Todo el sur se integra en la Depresión del Ebro y, entre ambas unidades, aparece una tercera : la Navarra Media, capitaneada por la Cuenca de Pamplona.

    Clima : todo el área norte montañoso pertenece, en su parte occidental, a la España Húmeda y, en su parte oriental, el clima es típico de montaña. La integrada en el Valle del Ebro, denominada la Ribera, tiene un clima claramente seco, a veces árido y, entre ambas, la Navarra Media tiene unas características climáticas transitorias, según comarcas.

    El la Ribera, los veranos registran fuertes temperaturas y la aridez es notoria, mientras que los inviernos conocen temperaturas muy frías : tiene por lo tanto un clima mediterráneo continental. En la zona montañosa septentrional, la nubosidad es persistente y son pocas las horas de sol y frecuentes las precipitaciones, lo que califica al clima occidental de templado oceánico; además, los inviernos no son crudos en exceso y los veranos resultan agradablemente frescos, mientras que en la parte oriental los inviernos son largos, más duros y más innivados.

    Vegetación : grandes extensiones de territorio están ocupadas por densos e inmensos bosques y otras muchas por la rala vegetación típica mediterránea.

    En la Navarra Húmeda hay grandiosos paisajes creados por bosques de hayas y robles, y también de coníferas. En la Navarra del Ebro quedan pequeños rodales de pinos y de carrascales, si bien predominan las formaciones a base de plantas aromáticas. Las Bardenas son ya una semiestepa. A la Navarra Media hay que simplificarla diciendo que su vegetación es mezcla de las dos anteriores.

    La economía es una de las más variadas y pujantes de España y de las que menos ha sufrido con las recientes crisis. Con Álava y La Rioja forma el núcleo inicial del gran eje económico del Ebro que, con el Mediterráneo, constituyen importantes motores dela economía española.

    Agricultura : siempre se ha practicado la trilogía mediterránea, con buenas calidades y excelentes rendimientos. Se mantiene el cereal y aumenta el girasol, pero tanto el olivar como el viñedo están retrocediendo a consecuencia de las normativas de la Unión Europea. Idénticos efectos se producen en la tradicional cabaña vacuna de la Navarra Húmeda, base de muy afamados quesos ( Roncal o Idiazábal ). En la Ribera, el ovino es predominante y, por todas partes, el porcino conoce un significativo fomento.

    En el norte, la explotación forestal saca mucho provecho de las tierras. Importancia tienen los regadíos de la Ribera que posibilitan una de las mejores huertas del país.

    La industria navarra se ha convertido en una auténtica potencia. Predominan las actividades en el sector metalúrgico, por la importancia de la producción automovilística y porque trabaja en metalurgia de base y de derivados. Otros muy activos sectores son el de la producción de papel y el de las artes gráficas.

    Importantes son las fábricas de conservas, cárnicas en la Navarra Media, y vegetales en la Ribera, que utilizan las inmejorables producciones hortícolas ( espárragos, pimientos ).

    Importantes también son las bodegas vinícolas, que están consiguiendo introducir con fuerza los caldos navarros en los mercados nacionales. Un pequeño sector de territorio utiliza la denominación de origen Rioja y el resto la denominación Navarra.

    Recursos Naturales.

    Toda Navarra podría ser un inmenso parque. Sólo se relacionan los que tienen carácter de Parque Natural. Son : el del Señorío de Bértiz y el de Urbasa y Andía. No puede dejar de citarse el complejo cárstico que supone la Meseta de Larra.

    La proliferación de espacios protegidos ha permitido desarrollar el turismo verde. El rural esta también muy extendido. Navarra se sitúa en puestos de cabeza en cuanto a turismo rural. A ello a contribuido la difusión dada por el Camino de Santiago.

    Entre los mucho pantanos artificiales con posibilidad de practicar deportes náuticos, sobresalen los de Yesa, Alloz, Ferial, Eugui y Añarde.

    En Fitero, en la ribera tudelana, se localiza un balneario de entre los más antigua tradición : los Baños de Fitero.

    Recursos Culturales.

    Desde Roncesvalles hasta Viana ( límite con Logroño ) discurre el Camino de Santiago, sembrando de monumentos todo el territorio. A parte de los que se reseña más adelante, han de añadirse necesariamente Puente la Reina o el Monasterio de Leire.

    Pamplona, capital de la comunidad, fue fundada por Pompeyo, y los vascones y Carlomagno hicieron que los árabes la ocuparan sólo durante doce años.

    Monumentos tienen todas las ciudades, pero no es un recurso específico, exclusivo como aquí son los Encierros de San Fermín. En cuanto a otros recursos cabe destacar : la Catedral, con un claustro excepcional y con una fachada de Ventura Rodríguez, neoclásica; la iglesia de San Saturnino, otras iglesias y edificios como la Cámara de Comptos, la Diputación, el Ayuntamiento barroco, la murallas o la Ciudadela, actualmente parque público y con salas de exposiciones.

    Estella posee infinidad de iglesias y de palacios : la iglesia de San Pedro de la Rúa, el Palacio de los Reyes de Navarra.

    Sangüesa : Santa María de la Sangüesa, con la portada románica más perfecta que pueda soñarse. También la iglesia Santiago.

    Olite, de fundación romana, luce un palacio - castillo de los Reyes de Navarra, muy llamativo por sus formas arquitectónicas importadas de Europa. Una parte de emplea como Parador. También se enorgullece de sus iglesias de San Pedro y de Santa María.

    Tudela ofrece una Catedral, cuyo especial interés radica en que exhibe múltiples estilos.

    TEMA 26 LA RIOJA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma uniprovincial, la segunda menos extensa con 5.045 Km2. Es la menos poblada con poco más de un cuarto de millón de habitantes.

    Toda ella en el Valle del Ebro, limita al norte con el Paçis Vasco y con Navarra, al este con ésta y con Aragón, y al sur y el oeste con Castilla y León.

    El relieve ofrece una disposición muy sencilla y unos elementos muy contrastados :

  • Todo el norte está ocupado por las áreas próximas al río Ebro, con predominio de topografías llanas o bastante suaves en morfologías frecuentes de terrazas o glacis.

  • Todo el sur se integra en el sector castellano del Sistema Ibérico, con topografías muy accidentadas. Sus fuertes elevaciones son perceptibles en las Sierras de la Demanda, que culmina en el Pico de San Lorenzo; de Urbión y Cebollera. En el sector central de esta unidad se asienta : los Cameros.

  • Un plano suavemente inclinado, piedemonte, conecta ambas unidades que aparece tajado en valles paralelos por los ríos Oja, Najerilla, Iregua, Cidacos, Alhama, que de la sierra se dirigen al Ebro.

  • El clima, en la parte baja de la cuenca del Ebro es mediterráneo muy continentalizado. En el Sistema Ibérico, el clima es típico de montaña mediterránea, con matices en función de los escalones altitudinales.

    Las temperaturas dan fuertes amplitudes térmicas : los veranos son calurosos y los inviernos fríos y prolongados. Un aspecto climático muy a tener en cuenta por el turista consiste en la aparición de temperaturas de frescas a frías, a partir de media tarde, prácticamente todos los días de verano en la Rioja Alta.

    La vegetación da lugar a los más intensos contrastes paisajísticos. Mientras que en los aledaños del Ebro apenas hay vegetación natural, en las Serranías Ibéricas hay grandes masas forestales, lo que confiere a estos paisajes serranos un enorme valor ecológico.

    En la Cuenca del Ebro, la vegetación natural se apoyaría en los robles y encinas, hoy muy escasos. Lo que realmente hay, cuando el suelo está libre de cultivos, son matorrales de plantas xerófilas. En las sierras se establece una clara cliserie, con encinas o robles en el piso bajo, queda sólo en robles variado en el primer piso y continua con hayas, coronando con matorrales de especies duras o de frío.

    La economía dinámica y una de las más equilibradas del país, permite unos niveles de bienestar, de renta y de equipamientos muy superiores a la media española.

    Se identifica a La Rioja con agricultura de vinos, pimientos, espárragos, tomates, etc... y, en realidad, genera su PIB mucho más con actividades industriales y de servicios que agrarias.

    En agricultura, los buques insignia son los viñedos y los productos hortícolas y frutícolas en regadío. También hay grandes extensiones de cereales o de patata y, en la Rioja Baja, de cultivos arbóreos ( almendros, olivares ).

    La desertificación poblacional de la sierra ha hecho descender la cabaña bovina que dispone de magníficos pastos. La ganadería que aún se mantiene tiene vocación cárnica, mientras que en la Depresión es lechera. El ovino se mantiene con bien ganada reputación y el porcino está al socaire de las coyunturas de los mercados.

    En el campo industrial, las industrias agroalimentarias y vinícolas son sobradamente conocidas. Las primera se concentran sobretodo en la Rioja Baja ( Calahorra, Alfaro ) y las segunda en la Rioja Alta ( Haro, Cenicero, Fuenmayor ). Van acompañadas por importantes industrias metálicas y de maquinarias y de equipos mecánicos ( Logroño ), especialmente para equipamiento de industrias vinícolas.

    Gran tradición tienen las factorías de muebles y de la madera ( Nájera ) y muy potentes son las del papel y las del calzado ( Arnedo ). Importantes son también las textiles y las de confección con instalaciones y marcas de reputación nacional, actualmente en retroceso.

    Esta comunidad tiene un gran potencial turístico. Sin embargo, no ha alcanzado un desarrollo acorde a dicho potencial. Los recursos naturales y culturales son considerables. Se puede sacar partido de algo casi único como : la ruta por la costa del vino o la observación de paso y vuelo de aves.

    Recursos Naturales.

    Ya se ha citado los paisajes serranos con sus majestuosos bosques.

    El abandono de las zonas serranas está propiciando un fuerte desarrollo del turismo rural o del turismo verde, puesto que aquí coinciden en los ámbitos. Para custodiar la zona se ha declarado Parque Natural a la Sierra de Cebollera.

    Para los amantes de los deportes de nieve se ha habilitado la estación de esquí Valdecaray, en la Sierra de la Demanda.

    Para quien prefiera turismo termal, se dispone del Balneario de Arnedillo.

    Se puede visitar los yacimientos de icnitas, huellas de dinosaurios, con el mayor número de éstas y las mejor conservadas de Europa. Se encuentran en la comarca de Enciso.

    Se han declarado varias Zepas ( zonas de especial protección de aves ) desde las que contemplar el vuelo y paso de aves migratorias.

    Recursos Culturales.

    Quizá convenga destacar la ruta del Camino de Santiago. Entrando por Logroño, continúa por Navarrete y Nájera para salir por Santo Domingo de la Calzada hacia tierras castellanas.

    Excepcional interés tienen los monasterios, de Suso y de Yuso, en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad y cuna del idioma castellano.

    Uno de los principales recursos culturales riojanos los constituye el vino, o más exactamente, la posibilidad de visitar bodegas en rutas programadas, o de hacer un recorrido chiquiteando por la calle del Laurel ( conocida como senda de los elefantes ).

    Entre el 21 y el 23 de julio, en Anguiano, próximo al monasterio de la patrona de la Comunidad la Virgen de Valvanera, puede presenciarse danzadores sobre altos zancos que, a modo de peonzas, desciende sobrecogedoramente por empinadas calles de muy desigual firme.

    Logroño, capital de la Rioja, tiene el honor de ser el primer lugar por el que entra en La Rioja el Camino de Santiago. Pasando el puente de piedra, el camino sigue la Rua Vieja, que muestra la iglesia de Santiago y la de Santa María de Palacio. Más interesantes artísticamente es la iglesia de San Bartolomé, con la mejor portada gótica de toda La Rioja, o la Catedral de Santa María de la Redonda con bella fachada renacentista y dos esbeltas torres gemelas barrocas.

    En Navarrete destaca la iglesia de la Asunción.

    Nájera muestra orgullosa su iglesia de Santa María la Real, con magnífico claustro y con los panteones de reyes de Navarra, de Aragón y de Castilla, entre los que destaca el románico de Blanca de Castilla.

    Santo Domingo de la Calzada su primitiva iglesia se transformó en la actual Catedral, en múltiples estilos. Sobresale un maravilloso altar mayor plateresco y el sepulcro de Santo Domingo con su estatua románica yacente. Calles, plazas, edificios blasonados exhalan aires de Camino.

    Haro se enorgullece de ser la capital de uno de los mejores vinos del mundo. Monumentalmente dispone de la iglesia de Santo Tomás, con una espléndida portada plateresca. Abundan los palacios blasonados.

    Calahorra : al turista puede interesarle su Catedral renacentista, con partes góticas y fachada barroca, o también la gótica iglesia de San Andrés. Bajo el nombre de Museo Municipal se esconde un altamente interesante Museo Arqueológico.

    Arnedo se extiende al pie de las ruinas de su castillo árabe. Tiene la iglesia gótica de Santo Tomás o la de los santos Cosme y Damián con su fachada plateresca. De las murallas árabes conserva la puerta del Cristo.

    TEMA 27 ARAGÓN

    Características Generales.

    Comunidad Autónomas integrada por las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel, de 46.610 Km2 de extensión. Está poblada por millón y cuarto de habitantes, mal distribuidos y en regresión. Limita al norte con Francia, al este con Cataluña y con la Comunidad Valenciana, al oeste con Navarra, con La Rioja, con Castilla y León y con Castilla - La Mancha; y al sur, con ésta última y con la Comunidad Valenciana.

    El relieve se dispone de una forma muy sencilla : dos grandes áreas montañosas, una al norte y otra al sur, enmarcan entre ellas una gran cubeta, que ocupa la parte central de la comunidad.

    Todo el norte está ocupado por la parte central de los Pirineos, es el Pirineo Oscense. Aquí presenta modélicas todas sus unidades básicas : Pirineo Axil, Sierras Prepirenaicas, Depresión Intrapirenaica ( Canal de Berdún ), etc. Estas montañas son abruptas, de topografías muy accidentadas y con muchas cumbres a muy respetables altitudes : Mesa de los Tres Reyes, Argualas, Vignemale, Monte Perdido, Cilindro de Marboré, Pico de la Madaleta y Aneto.

    El sur de la comunidad está cubierto por el sector aragonés del Sistema Ibérico, o Sistema Ibérico Turolense, con relieves menos intensos y menos variados. De noroeste a sur y sureste culminan en el Moncayo en los límites con la provincia de Soria. Otras altitudes se dan en la Sierra de Albarracín, Sierra de Javalambre y Sierra de Gúdar.

    Entre ambos, el Valle Medio del Ebro, esencialmente llano, corazón humano y económico, eje básico de la comunidad.

    El clima presenta una rica gama de tipos y de matices.

    En la Cubeta del Ebro el clima es mediterráneo muy continentalizado, de escasas precipitaciones, con nítidos caracteres de aridez, que culminan en las áridas estepas de Monegros. Padece inviernos crudos y prolongados. Los veranos suelen ser abrasadores, siempre fuertes: lo que se traduce en oscilaciones térmicas no muy usuales en un mundo mediterráneo.

    En todo el área de las Cordilleras Ibéricas, el clima sigue siendo mediterráneo continental, pero con un matiz diferencial impuesto por la montaña. Los veranos son calurosos en las horas centrales del día, pero cortos; y los inviernos extremadamente fríos y largos.

    En la altas tierras pirenaicas, las precipitaciones son abundantes, muchas bajo forma de nieve, y las temperaturas siempre frescas. Todo ello permite tipificar a este clima como templado húmedo de montaña.

    Tanto el territorio entre Pirineos y Depresión del Ebro, como el territorio entre Sistema Ibérico y Valle del Ebro, ofrecen climas intermedios entre los respectivos colindantes : más suave térmicamente y menos lluvioso que el Pirineo el primero, y menos árido que en la Cuenca del Ebro el segundo.

    La vegetación ha de presentar una muy variada gama de paisajes : desde los jugosos pirenaicos a los semidesérticos monegrinos. Los paisajes vegetales son uno de los más importantes y prestigiados recursos naturales de la Comunidad de Aragón.

    En la altas tierras pirenaicas se localizan inmensas masas forestales. Hay extraordinarios bosques de hayas, de abetos o de pinos de muy variadas especies, coronados por verdeantes pastos alpinos en las más elevadas altitudes.

    El Somontano oscense está formado por encinares o sabinares cuando el suelo no está cubierto por simples matorrales.

    En los macizos ibéricos, los bosques están compuestos por grandes masas pinariegas y, en los peores terrenos, por sabinas. El matorral es siempre la alternativa.

    En el Piedemonte ibérico, los pinares tienen una reducida representación.

    En la Depresión del Ebro hay, en muy reducidos sitios, rodales de encinas y, en el resto, pobres matorrales, que dan paso a una auténtica estepa xerófila en los Monegros.

    La economía integra a Aragón en el eje de desarrollo y dinamismo del Ebro.

    El sector primario se distribuye entre la explotación forestal en el Pirineo y en el Sistema Ibérico; y la explotación agrícola en el Valle central.

    En secano siguen dominando los típicos cultivos mediterráneos, pero lo que cuenta en la agricultura aragonesa son los regadíos. Son numerosos los embalses ( Yesa, El Grado, Sotonera ) y todo un símbolo es el Canal Imperial de Atagón, seguido luego por el de Tauste.

    En secano, el viñedo está en retroceso, a pesar de haberse consolidado ya denominaciones de origen para el vino : Cariñena, Somontano, Campo de Borja y Calatayud. Sigue gozando de gran prestigio el aceite del Bajo Aragón ( Alcañiz ). En regadío se obtienen, a parte de verduras y hortalizas, las prestigiosas frutas aragonesas ( melocotón ). Como productos ganaderos relevantes han de citarse el ternasco y el jamón de Teruel.

    La industria tiene destacado relieve. Es un factor muy favorable el que Zaragoza se emplace en una encrucijada vital, en el centro de confluencia de comunicaciones entre Madrid, Cataluña, el País Vasco, La Rioja, Navarra y Levante.

    La industria está muy diversificada, si bien bastará con citar el gigante de la Opel, en Figueruelas.

    El turismo es otra actividad turística de relieve. Cada vez más, aporta mayores porcentajes al PIB regional.

    Recursos Naturales.

    Los más importantes recursos se sitúan en los Pirineos y en el Sistema Ibérico. Los más frecuentados, casi masificados, son los de nieve y deportes de invierno.

    Aragón dispone de excepcionales estaciones de esquí; tanto en el Pirineo : Astún, Cerler, Panticosa, Candanchú, Formigal; como en el Sistema Ibérico : Valdelinares, Javalambre.

    Los Pirineos explotan también focos de ecoturismo, turismo rural y turismo deportivo. En turismo rural es necesario citar la importancia que han alcanzado en las sierras turolenses de Albarracín y de Gúdar - Maestrazgo.

    Paisajísticamente tienen especial relevancia los ibones, pequeños lagos de origen glaciar que tapizan las laderas pirenaicas.

    Como espacios protegidos destacan : el Parque Nacional de Ordesa y de Monte Perdido, el Parque Natural de Posets - Madaleta, el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, el Parque Natural de la Dehesa del Moncayo, o la Laguna de Gallocanta como zona de caza controlada. Los lagos, cascadas y paisajes del Monasterio de Piedra, la desnudez del Desierto de Monegros, o la ensoñadora visión de los Mallos de Riglos.

    Aragón dispone de una muy completa red de establecimientos balneoterápicos : en el Pirineo Oscense se sitúa el de Panticosa, el de Baños de Benasque y el de Vilas de Turbón. En la turolense Sierra de Javalambre está el balneario de Manzanera. En la proximidades de Calatayud se dispone de los de Paracuellos de Jiloca y de Alhama de Aragón. Jaraba, con sus tres balnearios, es conocida en toda España.

    Recursos Culturales.

    Esta comunidad tienes una de las más deficientes mallas urbanas del país. Son contados los núcleos que superan los 10.000 habitantes, cifra mínima en España para que sean considerados ciudad. Un poco mitigan el problema Calatayud, Jaca, Barbastro, Tarazona, Alcañiz, Fraga, Sabiñánigo o Egea. Esto constituye una ventaja cuando se trata de turismo real y no de turismo urbano.

    En Aragón hay monumentos románicos de primera línea. Pero, es más exclusivo, el Mudéjar, el estilo elaborado en ladrillo por alarifes musulmanes en tierras cristiana.

    Zaragoza es un importante núcleo de comunicaciones, muy a tener en cuenta cuando se trata de turismo.

    Como monumentos destacan : la gótica Catedral del Salvador; la Seo; la Basílica del Pilar, con pinturas de Bayeu, de Goya, retablo de Forment y destino de peregrinación; la Aljafería, uno de los más bellos palacios musulmanes; Lonja de Contratación; cuatro torres mudéjares; iglesia de Santa Engracia, con valiosa fachada renacentista. Frescos de Goya se muestran en la Cartuja de Aula Dei, en los alrededores dela ciudad.

    Cada vez atrae a mayor número de viajeros la colorista ofrenda de flores a la Virgen en el día del Pilar.

    Teruel es ciudad poco conocida al estar en pleno corazón del Sistema Ibérico.

    No es disculpa para dejar de conocer varios monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad : la Catedral y cuatro torres mudéjares, entre las que descuellan la de San Martín y San Salvador. Por otro lado, la ciudad conserva intacto su plano medieval, en el que destaca la Judería.

    Huesca, ciudad en la que lo esplendoroso es lo románico : Catedral de San Pedro el Viejo, con su Panteón Real y su retablo de Damián Forment. El Museo Arqueológico está instalado en el primitivo alcázar árabe, luego palacio de los reyes aragoneses.

    Jaca : su Catedral fue la primera románica de España. Muestra también el Monasterio de las Benedictinas y los enterramientos románicos, aparte de la Ciudadela. Dispone de un Palacio de Hielo para competiciones internacionales y es base obligada para las estaciones de esquí pirenaicas. El primer viernes de mayo se representa una escena conmemorativa del triunfo de los jaqueses sobre los musulmanes.

    Calatayud : sobresalen sus torres mudéjares y la fachada renacentista de la Colegiata de Santa María la Mayor.

    Tarazona también luce magnifica torre y cimborrio mudéjares en su Catedral.

    Otros monumentos : Monasterio románico - mozárabe de San Juan de la Peña, con su Panteón Real; Monasterio de Veruela, al pie del Moncayo; la ex Catedral de Roda de Isábena; el Castillo de Loarre; la iglesia del monasterio y la iglesia románica de San Caprasio en Santa Cruz de la Serós.

    Teruel ha establecido un parque temático, basado en el mundo de los dinosaurios, Dinópolis. Y Jaca celebra, en alternancia anual con Oloron Sainte Marie, el Festival Folclórico de los Pirineos.

    TEMA 28 CASTILLA Y LEÓN

    Características Geográficas.

    Es la Comunidad Autónoma de mayor extensión superficial de España. Por el contrario su población es muy baja, algo más de los dos millones y medio de habitantes, en persistente disminución y con áreas ya prácticamente despobladas.

    Está constituida por las provincias de León, Zamora, Salamanca, Palencia, Valladolid, Ávila, Burgos, Segovia y Soria. Limita al norte con el Principado de Asturias, Cantabria y el País Vasco, al este con el País Vasco, La Rioja y Aragón, al sur con Castilla - La Mancha, Madrid y Extremadura, y el oeste con Galicia y Portugal.

    En el relieve de la mayor parte del territorio, Cuenca del Duero y penillanuras paleozoicas occidentales salmantino - zamoranas, predominan las formas llanas tenuemente diversificadas. Todo este conjuntos está enmarcado en su periferia por importantes relieves, fronteras naturales de la comunidad, como son :

    • La Cordillera Galaico - Leonesa en el sector noroccidental, con las Sierras de Caurel, de Ancares, de Segundeira, etc.

    • La Cordillera Cantábrica por el norte y nordeste.

    • El Sistema Ibérico ( Sierra de Neila, Picos de Urbión, Moncayo ) y los Cordales del Sistema Central ( Somosierra, Guadarrama, Gredos, Peña de Francia, Sierra de Gata ), que corona en el Pico del Moro Almanzor.

    El clima presenta dos grandes tipos : el clima de la depresión duriense y el de los rebordes montañosos. Se trata siempre de un clima mediterráneo, muy fuertemente continentalizado por la elevada altitud, por el aislamiento que generan los cordales montañosos periféricos y por su alejamiento de las masas marinas.

    El de la depresión es un clima muy duro. Los inviernos son muy largos e intensamente fríos, y los veranos son de corta duración, de temperaturas medias suaves pero que pueden ser abrasadoras en las horas centrales del día. Se deduce que las amplitudes térmicas anuales son altas. En invierno las heladas son habituales y las nieblas bastante frecuentes.

    Las montañas circundantes provocan que sean bajas las cifras de precipitación.

    Vegetación : en las zonas altas de clima húmedo dominan los hayedos y algunos robles y, en las demás, las coníferas y los encinares. Los matorrales de degradación ocupan superficies considerables. Encinares masivos aparecen magníficamente representados en las dehesas salmantinas.

    La economía siempre se ha apoyado en las actividades agropecuarias : en los cereales y en el ovino. Mas recientemente se diversificó con girasol y remolacha azucarera. El viñedo produce óptimos caldos en la Ribera del Duero, bajo denominación de origen de este nombre, de merecida fama.

    En ganadería se asiste a un incremento del bovino, si bien el ovino continua siendo esencial por su calidad y por su aportación a la gastronomía regional.

    La economía se ha visto complementada con actividades industriales, en buena parte derivadas de las agrarias, muy concentradas geográficamente en Valladolid ( alimentarias, mecánicas y automóviles ), León ( químicas y farmacéuticas ) y Burgos ( químicas, agroalimentarias, papeleras, textiles ). La tradicional minería del norte de León está en declive.

    Recursos Naturales.

    El acusado despoblamiento está relanzando fuertemente el Turismo Rural, tras una hábil política de rehabilitación de los pueblos.

    Para preservar los medios naturales ha promulgado una Ley de Espacios Naturales, a cuyo amparo hay un muy elevado número de espacios protegidos.

    El más destacado es el Parque Natural de los Picos de Europa, que afecta a León. Parques Naturales son : el de las Hoces del río Duratón ( Segovia ); el del Cañón del río Lobos ( Soria ), el del Lago de Sanabria y Alrededores ( Zamora ), el de la Sierra de Gredos ( Ávila ) y el de los Arribes del Duero. Como Monumentos Naturales han sido declarados el Desfiladero de la Yecla, Las Médulas ( León ); el lago de Baña ( León ); el lago de Truchillos ( León ); la Cueva de Ojo Guareña ( Burgos ) y el Monte de Santiago ( Burgos ). El abulense Valle de Iruelas es considerado reserva natural y se han establecido en varios lugares ZEPAS.

    Los deportes acuáticos también tienen su espacio : la laguna del Burguillo, el Lago de Sanabria o las Lagunas de Urbión.

    Dispone de numerosos balnearios : en el norte de Burgos los de Valdelateja y de Corconte; en el Valle de Valdebezana, en plena montaña del norte leonés, se sitúa el de Caldas de Luna; en Salamanca están los de Babilafuente, Baños de Ledesma y Retortillo; y, en Valladolid, el de Medina del Campo.

    En las grandes montañas, por todas partes, son posibles todas las actividades turísticas propias del medio : senderismo, excursionismo, descenso de barrancos, montañismo, etc.

    Recursos Culturales.

    Prácticamente todas las ciudades son monumentales, con patrimonios difíciles de igualar y con cascos históricos, por lo común medievales, bien conservados.

    Dos importantes rutas turísticas atraviesan el territorio : de norte a sur, por el occidente, la Ruta de la Plata y, de este a oeste, el Camino de Santiago. A éstas pueden añadirse la del Canal de Castilla, importante obra de ingeniería “ilustrada”, que recorre Palencia y Valladolid.

    Segovia : Acueducto de la época del Emperador Trajano, quizá la obra más monumental heredada, en todo el mundo, de la civilización romana; Catedral gótica; Alzázar, que más que fortaleza en un lujoso palacio. Más de doces iglesias del más puro románico y muchas más de otros estilos. Numerosos edificios religiosos y palacios, entre los que destaca el de los Picos o el de Lozoya. En sus proximidades se emplazan el Palacio neoclásico de la La Granja de San Ildefonso y el Palacio de Riofrío, con su museo de caza.

    Ávila conserva las mejores murallas de España, con impresionantes torreones cilíndricos. Catedral románico - gótica, además de fortaleza, y pasando por el auténtico tesoro románico que es la iglesia de San Vicente. Múltiples conventos e innumerables palacios.

    León : su Catedral gótica es, quizá, la joya máxima de las españolas, sobretodo si se contemplan sus vidrieras. Sus murallas conservan apenas las romanas; su Colegiata de San Isidoro exhibe las mejores pinturas murales románicas de España. Bastará ya citar el Hostal de San Marcos, o la casa de Botines, en este caso otra genial concepción del siempre genial Antonio Gaudí.

    Burgos : su catedral gótica, Patrimonio de la Humanidad, es una de las más bellas de España. Entre otros se recordarán el cisterciense Monasterio de las Huelgas y la gótica Cartuja de Miraflores. La Casa del Cordón es una de las escasas muestras de gótico civil de interés en España.

    Salamanca : ciudad del plateresco, representado sobretodo en infinidad de iglesias, de palacios, de colegios, de conventos. Luce desde un puente romano, pasando por la Universidad o por su Plaza Mayor, quizá la mejor de España, hasta llegar a sus dos extraordinarias catedrales.

    Zamora es la ciudad que atesora mayor número de monumentos del románico de toda España. Dispone de veinte iglesias, murallas, un puente, un edificio civil, pero la joya es la Catedral con una sorprendente cúpula. Hay que destacar la solemnidad, seriedad y hondura de su Semana Santa.

    Valladolid luce la primera, en el tiempo, plaza mayor de entidad. En el renacentista Colegio de San Gregorio está instalado el Museo Nacional de Escultura, el mejor del mundo en su género, con las mejores tallas de los mejores imagineros españoles. Tiene varios palacios platerescos, otros colegios ( Santa Cruz, San Pablo ), la Universidad y una Catedral diseñada por Juan de Herrera. También celebra la Semana Santa al estilo castellano.

    Palencia : en su extraordinaria Catedral gótica se aloja una cripta visigótica y románica. También es famosa por su Semana Santa.

    Soria : Santo Domingo o San Juan del Duero, o la Catedral de San Pedro. Cerca de Soria, en la localidad de Garray, se sitúan las ruinas de la inolvidable Numancia.

    La muy extensa Castilla y León daría una también muy extensa relación de patrimonio : la ciudad romana de Clunia; el arco de Medinaceli; las villae romanas ( La Olmeda ); iglesias visigóticas de Quintanilla de las Viñas ( Burgos ), de San Juan de Baños ( Palencia ) y de San Pedro de la Nave ( Zamora ); monasterio románico de Santo Domingo de Silos; la mejor muestra de todo el románico español : la iglesia de San Martín de Frómista ( Palencia ); las murallas, la catedral y el palacio episcopal de Astorga; el castillo templario de Ponferrada; la catedral, el castillo y las murallas de Ciudad Rodrigo; las iglesias mozárabes de Santiago de Peñalba, Santo Tomás de Ollas, San Miguel de Escalada, San Cebrián de Mazote, Santa María de Wamba, San Baudilio de Berlanga; el mudéjar de Arévalo y de Madrigal de las Altas Torres. No olvidar la arquitectura popular de lugares como Candelario o La Alberca, y citar los ya famosos encierros taurinos de Céllar.

    TEMA 29 MADRID

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma uniprovincial con una población superior a los cinco millones de habitantes. Limita al norte y oeste con Castilla y León, y al este y sur con Castilla - La Mancha.

    Desde el punto de vista del relieve, forma parte tanto de las sierras y de las laderas meridionales del sector oriental del Sistema Central, cuyas cumbres establecen sus límites, como de la Depresión del Tajo en la parte meridional de la Meseta.

    Yendo del noreste hacia el suroeste, cubriendo todo el límite occidental aparecen las siguientes unidades : Sierra de Somosierra; Sierra de Guadarrama, desde la anterior hasta Rascafría; Cuerda Larga y Montes Carpetanos, desde la última localidad hasta el puerto de Navacerrada ( Peñalara y Cabeza del Hierro ); Sierra de Guadarrama o segmento centro - oeste y unidades de enlace con la Sierra de Gredos ( Cenicientos, La Higuera, ... ).

    El clima es mediterráneo muy continental, árido, con poca precipitación anual, temperaturas muy fuertes en el verano y rigurosas en invierno, con frecuentes heladas y pronunciada sequía estival. Este clima va conociendo gradaciones en función de los tramos altitudinales.

    Vegetación. A sotavento se compone de encinas con matorrales, cuando no de semiestepas, con abundancia de plantas aromáticas, para convertirse en bosques de pinos y de robles en altitudes superiores. Atractivo especial lo constituye el hayedo de Montejo de la Sierra.

    La economía apenas tiene apoyatura en la agricultura. En cultivadas huertas regadas se obtienen verduras y hortalizas para el abastecimiento de los grandes núcleos urbanos.

    Se trata de la segunda gran área industrial de España, destaca en toda la gama de producciones industriales. El mayor peso lo ostentan las industrias de transformación y consumo.

    El turismo tiene una especial importancia, aunque, en términos económicos, no aporta porcentajes demasiados significativos al PIB. Madrid es la ciudad más consumida turísticamente de España. El turismo en Madrid es un turismo cultural predominantemente, que no siempre es fácil separar del turismo de negocios, del de Congresos, etc. En el resto de la Comunidad, los recursos son muy importantes.

    Recursos Naturales.

    La presencia de los cordales montañosos de la Cordillera Central permite la práctica de muy diversas actividades turísticas.

    Este recurso es muy utilizado por excursionistas, senderistas, montañeros, escaladores, etc... y por los amantes de los deportes de nieve que masifican las estaciones de esquí de Navacerrada, Cotos, etc.

    La excesiva presión demográfica que sufre la sierra madrileña, y un uso abusivo de la misma, han obligado al establecimiento de espacios protegidos. El Espacio Natural protegido más conocido fuera de la comunidad es el del Hayedo de Montejo de la Sierra. El Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara cuida el espectacular paisaje. Otras áreas reguladas son la Sierra de la Cabrera, el Valle Alto del Lozoya, La Pedriza y la Sierra de Abantos.

    El gran número de embalses son otro de los recursos más utilizados. En el río Alberche se utilizan los de San Juan y Picadas; en el Aulencia se dispone el de Valmayor; en el Guadalix del de Vellón; en el Manzanares de los de Santillana y El Pardo; el de Lozoya es más prolífico : Riosequillo, Pinilla, Mangirón y Puentes Viejas.

    Recursos Culturales.

    Al estar situada en esta Comunidad la capital del Estado y el disponer de varios Sitios Reales ha supuesto la acumulación de un muy diverso y consistente patrimonio artístico - monumental e histórico.

    Madrid dispone de setenta y tres museos : El Prado, quizá la más rica pinacoteca del mundo; el Reina Sofía, el Thyssen - Bornemisza, el Arqueológico, el del Ejército, el Lázaro Galdiano, el de Cera, el de América, etc.

    Turísticamente interesa el denominado “ Madrid de los Austrias”, con su esplendorosa Plaza Mayor, con la Casa de la Villa y algunos edificios, entre los que destacan el Palacio Real, el Palacio del Pardo, la Iglesia de San Francisco el Grande ( con la tercera mayor cúpula del mundo ), la Iglesia de San Antonio de la Florida, el Templo egipcio de Debod, etc.

    Además cuenta con infinidad de programas de actividades culturales, artísticas, recreativas, de ocio, etc : Teatro de la Ópera, Auditorio Nacional de Música, varios centros culturales, galerías de arte, teatros, plazas de toros, campos de deporte, etc.

    Otros núcleos turísticos de relevancia son :

    El Escorial, grandioso monasterios, Patrimonio de la Humanidad, con riquísimas biblioteca y pinacoteca; el muy visitado Valle de los Caidos.

    Alcalá de Henares con varios monumentos renacentistas : Universidad. Todo el casco histórico de la ciudad es un puro ejemplo de urbanismo del tiempo de los Austrias.

    Aranjuez con su Palacio Real, jardines, etc.

    Chinchón con su peculiar plaza y sus mesones de buen yantar.

    Hay otros recursos de gran éxito e interés turístico y económico, los Parques Temáticos: Aquopolis ( Villanueva de la Cañada ), Planeta Welby ( Majadahonda ), Faunia (Valdebernardo ) y Warner ( San Martín de la Vega ). Aparte están los madrileños Parque Zoológico y Parque de Atracciones.

    TEMA 30 CASTILLA - LA MANCHA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma de 79.225 Km2, que cubre casi toda la parte meridional de la Meseta. Su población es de millón y tres cuartos de habitantes. Está muy desigualmente distribuida, su proceso de envejecimiento es claro y la emigración tradicional ha dejado notables vacíos demográficos, especialmente en la tierras altas de Guadalajara, de Cuenca y de Albacete.

    Comprende las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Albacete; y limita al norte con Castilla y León y con Madrid, al este con Aragón y con la Comunidad Valenciana, al sur con Murcia y Andalucía y al oeste con Extremadura.

    El relieve presenta una gran llanura sin apenas desniveles topográficos, La Mancha. Sólo está tenuemente interrumpida por los Montes de Toledo que la dividen en dos.

    Contorneando esta llanura y formando parte de la frontera de la Comunidad, aparecen las Cordilleras Ibéricas y las Béticas. Las primeras están representadas por la Serranía de Molina y por la de Cuenca, y la segunda por la Sierra de Alcaraz. Ambas dan auténticos paisajes de montaña. La masiva presencia de calizas y su particular sistema de erosión ha propiciado la formación de espectaculares paisajes carsticos : las dolinas de los Palancares, los poljés de Calar del Mundo, las múltiples formas de la Ciudad Encantada de Cuenca.

    El reborde occidental y sur - occidental de la llanura manchega se integra en las penillanuras y macizos del occidente peninsular, con topografías muy suaves. El noroeste roza con el gran macizo de Gredos, hacia el centro emergen los Montes de Toledo y por el suroeste asoman unidades de Sierra Morena. Los Montes de Toledo se encargan de separar la Cuenca del Tajo de la del Guadiana.

    El clima es mediterráneo continentalizado, con muchos matices comarcales en función de las orientaciones y altitudes. Las temperaturas medias enmascaran brutales diferencias térmicas estacionales. Los veranos son abrasadores, mientras que los inviernos pueden ser hasta gélidos. Alejada del mar, o bien aislada, recoge escasas cantidades de precipitación. El verano es totalmente seco, salvo la esporádica presencia de alguna tormenta.

    La vegetación natural apenas tiene significacón en las extensas planicies agrícolas, salvo en espacios protegidos y en los Montes de Toledo y en las periferias montañosas. En las altas sierras alpinas Ibéricas y Béticas del arco oriental alternan bosques de pinos con los de frondosas. En el área guadalajareña de Sigüenza y Atienza siguen presentes las coníferas pero también hay robledales. Las frondosas, encinas, ocupan las áreas occidentales o las llanuras centrales allí donde no están los matorrales de jara, espliego, tomillo, romero, etc.

    En la economía castellano - manchega el sector agrario aún tiene relevante peso, tanto a nivel de actividad, como de contribución al PIB.

    Los cultivos básicos son los tradicionales : cereales, viñedo y olivar. Los viñedos hacen que la comunidad sea la primera productora de vinos de España, en cuanto a cantidad, con denominaciones de origen no unificadas : Valdepeñas, Méntrida, Mancha y Almansa.

    La ganadería sigue siendo la ovina la preponderante, y en notable crecimiento por las ayudas de la Unión Europea. Es la base del más famoso queso de España, el manchego, que dispone de denominación de origen. Subvenciones de la UE también favorecen al olivar y al girasol. Sin embargo, la sobreproducción vinícola en la Europa comunitaria plantea incertidumbres sobre el futuro del viñedo castellano - manchego.

    Especial referencia exigen los cultivos de frutales y hortalizas en riego, en Albacete en especial y en áreas beneficiadas por el trasvase Tajo - Segura.

    La industria, nada potente, se apoya en la agroalimentaria y en la química. Gran importancia han tenido la minas de mercurio de Almadén, las más productivas del mundo.

    En este sector hay actividades bien relacionadas con el turismo como la de damasquinados de Toledo o la de cuchillería de Albacete.

    La infraestructura en comunicaciones es francamente completa : la red de autovías es de las más extensas de España y el territorio está servido, en Ciudad Real y Puertollano, por el AVE.

    Recursos Naturales.

    Dispone de un patrimonio medioambiental muy variado y extenso, del que derivan múltiples posibilidades.

    Disfruta de dos importantísimos Parques Nacionales : el de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, y el de Cabañeros, en la misma. En las áreas del Alto Guadiana, en el Campo de Montiel, las Lagunas de Ruidera tienen la consideración de Parque Natural. Idéntica figura tiene el Hayedo de Tejera Negra, en la guadalajareña Sierra de Ayllón. Además hay que reseñar los espacios protegidos de la Hoces de Cabriel, del Calar del río Mundo, del Valle de Alcudia y de la zona volcánica de Campo de Calatrava.

    El esquí náutico, la vela y otros deportes acuáticos, además de la pesca, disponen de muy numerosos embalses : Entrepeñas y Buendía, crean el denominado Mar de Castilla; Contreras, Navalcán, Rosarito, Almansa, Peñarroya, ....

    De seis estaciones termales dispone la comunidad : en la albaceteña sierra de Alcaraz está el de Reolid - Salobre; en el Calar del Mundo, río Segura, se emplaza la de Tus - Yeste; todavía en Albacete, al lado del río Cabriel, está el balneario de Villatoya; en Ciudad Real el de Fuencaliente y el de Santa Cruz de Mudela; y, en el río Cuervo ( Cuenca ) se localiza el bien conocido Solán de Cabras.

    Muy en auge se encuentra el turismo rural, en contraste con las ya muy tradicionales actividades de caza menor y mayor : los Montes de Toledo y Sierra Morena son un verdadero paraíso cinegético.

    Recursos Culturales.

    En la Ruta de Don Quijote, como ruta turística, pueden recorrerse Campo de Criptana, Consuegra, El Toboso, Mota del Cuervo, etc.

    Toledo : capital de la comunidad, Patrimonio de la Humanidad. Atesora herencias de todas las épocas. Fue colonia romana, de la que conserva un puente y restos de murallas, calzadas, mosaicos, etc; capital del estado visigodo, importante núcleo árabe. Su Catedral se sitúa entre las tres más importantes de España, la Casa del Greco ( museo ). En Toledo vivían en armonía cristianos, musulmanes y judíos. De éstos queda la sinagoga del Tránsito, de los demás una inacabable colección de obras de arte mudéjar, gótico, renacentista, barroco.

    Guadalajara tiene menos recursos, pero, por ejemplo, el Palacio del Infantado justifica con creces su visita. Además cuenta con la Iglesia de Santiago, gótica - mudéjar, con un panteón esculpido por Covarrubias y otras varias joyas arquitectónicas.

    Cuenca, Patrimonio de la Humanidad, conserva restos de murallas y una incatalogable Catedral, aún no concluida. Famosas son sus Casas Colgadas.

    Albacete : imprescindible nombrar su Museo Arqueológico, con piezas prehistóricas, íberas y romanas en especial. Otros valores vienen dados por el Monasterio de la Encarnación, la Posada del Rosario o la Iglesia de la Purísima.

    Ciudad Real dispone de sólo la Catedral de Santa María del Prado y de las iglesias de San Pedro y de Santiago con artesonado mudéjar.

    Otras muestras :

    Almagro : con su Plaza Mayor que parece transportada de Flandes, su Corral de Comedias con sus festivales de teatro clásico español, sus encajes y bordados.

    Segóbriga : con ruinas romanas de la que fue capital dela Celtíbera.

    Sigüenza : sobresalen su catedral, que acoge la estatua de Doncel, máxima expresión de la escultura gótica.

    Cogolludo exhibe con orgullo el Palacio de los Duques de Medinaceli, en el más puro estilo renacentista.

    Como conjuntos históricos descuellan Chinchilla de Montearagón, Villanueva de los Infantes u Ocaña.

    La muestra se hace concluir con Uclés, el Escorial de la Mancha con su monasterio; y con Hellín, próximo al yacimiento ibérico de Minateda.

    TEMA 31 EXTREMADURA

    Características Geográficas.

    Comunidad Autónoma con una extensión de 41.602 Km2. poblada por muy poco más de millón de habitantes. Ostenta datos inusuales de en cuanto a valores de inmigración y envejecimiento.

    Está formada por las provincias de Cáceres y Badajoz, las dos de mayores extensiones de España, habiendo fijado su capital en Mérida. Limita al oeste con Portugal, al norte con Castilla y León, al este con Castilla - La Mancha y con Andalucía y al sur con Andalucía.

    Todo su relieve se inscribe en la penillanura paleozoica del oeste de la Meseta, en los sectores pertenecientes a la cuenca de Tajo o del Guadiana.

  • El norte está afectado por los cordales occidentales del Sistema Central, aquí Sierra de Béjar, con altitudes superiores a 2.000 m., que van reduciéndose hacia el oeste por la bien conocida comarca hurdana y la Sierra de Gata.

  • Al sur aparece en su plenitud la penillanura de la vega del Tajo cacereña, accidentada por la Sierra de Miravete.

  • Esta llanura del Tajo queda enmarcada y cerrada por el sur por los Montes de Toledo, aquí individualizados, de este a oeste, en las Sierras de Guadalupe, Montáchez y San Pedro, que actúan de divisoria hidrográfica de las cuencas del Tajo y Guadiana.

  • Hacia el sur se instalan las Llanuras y Vegas del Guadiana, que se prolongan hasta Badajoz, con los sonoros nombres de Campo Alange, Tierra de Barros, Llanos de Olivenza.

  • A continuación la penillanura conoce una suave elevación altitudinal hasta llegar a Sierra Morena, con varias sierras : la del Tudía, la de Fregenal - Aracena y la de Jerez de los Caballeros.

  • El clima de Extremadura es mediterráneo continental. Pero difiere en la gran temperancia térmica de los inviernos, con temperaturas bajo cero prácticamente desconocidas. Una breve y agradable primavera da paso a un muy largo verano. Esta estación vuelve a ser extremadamente fuerte y de una sequedad absoluta. Cualquier época del año es apta para la práctica del turismo.

    En vegetación puede hablarse de muestras extensas de puros paisajes vegetales mediterráneos. Los alcornoques y las encinas crean magnificas perspectivas verdes, con sotobosques florísticamente muy variados, a base de jaras, lentiscos, enebros, retamas, brezos, madroños, gramíneas, etc.

    La economía tiene una básica apoyatura en las actividades agropecuarias, que constituye una fuente de ingresos y de prestigio nada desdeñables.

    La dehesa extremeña es una fuente económica de primera magnitud. Bajo los alcornocales y encinares pululan vacunos, ovinos y porcinos, en un sistema cual que explica la calidad de los jamones, de la chacina extremeña en general.

    En tan grandes extensiones han de aparecer los tradicionales cereales, los olivares, las hortalizas, los frutales y los viñedos. Estos dan los preciados caldos de “ Tierra de Barros “. Importancia económica en el Tiétar ostenta el cultivo de tabaco.

    La industria se reduce a derivados agroalimentarios : derivados del cerdo, quesos, conservas vegetales, etc. Rompen el esquema las manufacturas del corcho ( Mérida ) y algunas instalaciones textiles.

    El sector turístico empieza a despegar y a constituir una fuente de ingresos nada desdeñable. Aún no ha alcanzado los niveles que el gran potencial de la región cabría esperar.

    Recursos Naturales.

    En Extremadura hay espacios vírgenes aún. Ello explica que haya paisajes realmente grandiosos. Baste citar el Parque Natural de Cornalvo ( Badajoz ) y el Parque Natural de Monfragüe, entre Plasencia y Trujillo.

    Otros paisajes de interés turístico pueden ser Las Villuercas, los del Valle del Jerte, los de la Vera, los de Sierra de Gata. La naturaleza se presta, y así es en parte usada, al turismo de caza y pesca.

    También dispone de una incontable cantidad de embalses, en los que los deportes acuáticos, en algunos también la pesca, constituyen sus atractivos turísticos. Pueden citarse : Arrago, Gabriel y Galán, Valuengo, Alcántara, Zújar, Valdeobispo, Montijo, Torrejón - Tiétar, Alange, Borbollón, Valdecañas y El Pintado. El de Proserpina data bada menos que de época romana.

    Cuenta con seis balnearios en funcionamiento : el de Alange; el de Montánchez; próximo a Zafra el de El Raposo; próximo a Guadalupe el de Valdecaballeros: cerca de Cáceres el de Brozas; y en plena Sierra de Béjar y de Candelario el de Baños de Montemayor.

    Recursos Culturales.

    El principal recurso, por su poder de atracción es el Festival de Teatro Clásico de Mérida, que se celebra en verano en el inigualable marco del Teatro Romano.

    La Vía de la Plata cruza Extremadura de norte a sur y es un importante recurso que es más un proyecto y un deseo que una ruta turística consolidada como tal.

    Mérida fue fundada por Augusto. De esta época conserva un legado difícil de igualar, Patrimonio de la Humanidad : teatro, anfiteatro, circo, acueductos de los Milagros y de San Lázaro, murallas, dos puentes, casa del teatro, del anfiteatro, del Miltreo, templos de Diana y de Marte, arco de Trajano, termas ...

    Tiene varias interesantes iglesias y conservan la alcazaba árabe. Más importante es hoy el Museo Nacional de Arte Romano, obra de Moneo, que muestra auténticas joyas del arte romano.

    Cáceres : todo su casco antiguo está reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad. En el se encuentran un gran número de palacios, como el de Toledo - Moctezuma, el de los Veletas, el de los Golfines de Arriba, el de los Golfines de Abajo y otros.

    Conserva parte de las murallas almohades y exhibe el Arco de la Estrella o la Iglesia de Santiago.

    Badajoz : destaca su Catedral - fortaleza, gótica, con fachada renacentista. Notables son las partes que se conservan de las murallas y de ka alcazaba árabe.

    Otros núcleos de interés turístico son :

    Hervás : ejemplo de arquitectura popular, con un perfectamente conservado, y famoso, barrio judío.

    Olivenza : ejemplares interesantes de gótico tardío portugués, aparte de su castillo y de sus imponentes murallas.

    La Vera : arquitectura popular muy típica. Famosos “empalaos “.

    Coria : catedral, murallas, castillo.

    Plasencia : catedral con un retablo gótico, numerosos palacios de interés.

    Trujillo : castillo árabe, murallas, palacios, iglesias, típica plaza.

    Zafra : Parador - Alcázar, murallas, palacios.

    Otros legados romanos son : el arco cuadrifonte y el puente de Cáparra, o el puente de Alcántara sobre el Tajo.

    El Monasterios de Yuste es visitado porque allí se retiró el Emperador Carlos I, V de Alemania, a pasar sus últimos días. Se conservan sus estancias y mobiliario con veneración.

    Hablar de turismo en Extremadura y no citar el Monasterio de Guadalupe sería como no decir nada. Es un destino para todo tipo de turismo, incluido el de peregrinación. Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. En su arquitectura mudéjar - gótica atesora cuadros de Zurbarán, entre otros.