Geografía física y política de Eurasia

Europa. Asia. Rusia. Japón. Oriente. Medio físico. Población. Sociedad. Urbanismo. Economía. UE (Unión Europea). Países industriales, pobres

  • Enviado por: Irene
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Eurasia

'Geografía física y política de Eurasia'

Podemos decir que, a diferencia de otras masas continentales, los límites entre Europa y Asia apenas existen, de tal forma, que Europa constituye una península del gran continente asiático. Ambos continentes comparten una misma historia geológica por lo que poseen unas características geomorfológicas y un relieve con evidentes paralelismos.

1. El medio físico.

La nota dominante es la heterogeneidad, algo lógico si tenemos en cuenta la longitud del espacio estudiado que abarca desde las latitudes ecuatoriales hasta las polares y en la que se dan formas de relieve muy variadas: grandes llanuras, desiertos, cordilleras, penínsulas, etc.

Vamos a distinguir varias áreas:

  • Europa.

  • a) El medio físico europeo se caracteriza por su moderación y la gran variedad de dominios que coexisten en un espacio relativamente pequeño provocando una gran diversidad de paisajes.

    En el relieve se observan 4 grandes conjuntos:

    · Las cordilleras noroccidentales situadas en la fachada atlántica y que se extienden desde Escandinavia hasta Irlanda.

    · Las llanuras centrales que desde Francia se van ampliando en dirección Este hasta alcanzar los Urales.

    · El conjunto de pequeños macizos y cuencas interiores situadas al Sur de las llanuras y que se extienden desde la península Ibérica hasta Bohemia.

    · Las cordilleras alpinas que forman un frente continuo a lo largo de la costa mediterránea y en ellas se dan las mayores altitudes. En los bordes de estas cordilleras se localizan importantes cuencas sedimentarias surcadas por grandes ríos.

    b) El clima en Europa se encuentra marcado por la influencia oceánica que unido a la acción de las masas de aire polar y tropical explica la presencia de varios dominios climáticos:

    · Clima oceánico, dominante en toda la vertiente atlántica desde Noruega hasta Galicia. Se caracteriza por las temperaturas suaves todo el año, precipitaciones abundantes y no tener estación seca. Estas condiciones favorecen la presencia del bosque caducifolio de robles, hayas y castaños que en las llanuras se convierte en landas y praderas.

    · Clima continental, al alejarnos de la costa atlántica aumenta la amplitud térmica y se reducen las precipitaciones, que se concentran en el verano. La formación vegetal característica es el bosque de coníferas y en las llanuras interiores se degrada en la estepa.

    · Clima mediterráneo, se sitúa en la región meridional desde la costa portuguesa hasta el Mar Negro. Se caracteriza por las temperaturas muy elevadas, veranos muy calidos e inviernos suaves: las precipitaciones son escasas y en verano hay una fuerte sequía. La vegetación típica es el bosque mediterráneo (encinas, alcornoques, quejigos), que da lugar a formaciones arbustivas del tipo garriga o maquis.

  • Rusia.

  • Al Este de los Urales encontramos grandes llanuras y mesetas con un paisaje monótono y horizontal. La llanura de Siberia Occidental está delimitada por el Ártico, los Urales y el río Yenisei; al Este del río se encuentra la Liberia Central, formada por un conjunto de mesetas separadas entre sí por la cuenca de grandes ríos: Lena, Angara y Viliui. Por último una tercera zona llana es la depresión aralo-caspiana, donde se encuentran los mares Caspio y Aral.

    Las zonas montañosas se reparten por la periferia: al Oeste están los Urales donde se encuentran importantes yacimientos mineros; al Sur se levanta el Cáucaso, en el que destacan enormes volcanes (Elbruz y Kazbez); y al Este, entre el lago Baikal y el Pacífico se extienden una serie de cordilleras con altitudes superiores a los 5.000m (Altai y Tian Shan).

    La continentalidad es un factor determinante del clima. Rodeada de mares fríos y aislada por las cordilleras periféricas, en esta región destaca la escasez de precipitaciones y las temperaturas extremas. El Norte es el territorio de los climas polares y la tundra; al Sur de esta zona se extienden los climas continentales y la taiga o bosque de coníferas. Por último en las latitudes más bajas encontramos los climas áridos con muy pocas precipitaciones y temperaturas elevadas en verano, apareciendo auténticos desiertos.

  • Asia Sur Occidental.

  • Corresponde a Asia Menor, la península Arábiga y las mesetas que se extienden hasta el río Indo, distinguiendo 3 dominios morfológicos: los desiertos arábigo-iraníes, los dominios montañosos de Anatolia, Irán y Afganistán, y las cuencas sedimentarias del Jordán, Tigris y Éufrates. Situada en la zona cálida y tropical, predomina el clima mediterráneo en la costa y las altitudes medias, y los climas desérticos. Esto no favorece el desarrollo de la cubierta vegetal ni los cultivos, salvo el bosque mediterráneo de coníferas en las zonas de montaña; frente al escaso aprovechamiento agrícola se ha desarrollado la ganadería nómada.

  • Asia Meridional.

  • En esta región se incluye el Asia Monzónica, con el subcontinente indio como elemento central y el extremo oriente con China y Japón como principales estados. También aquí se da una fuerte heterogeneidad determinada por la influencia de climas desérticos, ecuatoriales y monzónicos y la diversidad morfológica.

    Uno de los rasgos determinantes es la presencia del zócalo indio del Norte del cual se extienden las llanuras del Indo y el Ganges. Al Norte se encuentra el Himalaya, con las mayores altitudes del mundo (Everest 8.848m) y donde las condiciones de vida son extremas. En el Sudeste se encuentra la península de Indochina, con otras cordilleras de menor altitud, surcadas por los ríos principales, donde se asienta la población.

    China disfruta de unas condiciones excepcionales: la gran llanura delimitada por las cuencas de los ríos Huang He y Chang Yiang.

    Japón cuenta con un medio natural inhóspito, de origen volcánico con dominio de las regiones montañosas mientras la llanuras son pocas y periféricas. En consecuencia los bosques ocupan una gran extensión y los ríos son abundantes.

    Respecto a los medios bioclimáticos, se identifican 3 dominios diferenciados: el dominio ecuatorial, en los territorios de Indonesia y Malasia, el dominio monzónico, en el Sudeste y la mayor parte de la India, y el dominio árido en el Norte de la India y Pakistán.

    El clima frío predomina en el Himalaya. En China se extiende el clima continental en la zona Norte y al Sur del Chang Yiang la región de clima tropical y subtropical.

    2. Población, sociedad y urbanismo.

    2.1 La urbanización.

    Europa es un medio altamente urbanizado, salvo en Grecia que no llega al 60% de población urbana. Las ciudades europeas han evolucionado a partir de un centro histórico, de alta densidad demográfica y valor simbólico, con la incorporación y el desarrollo de la periferia urbana junto a la apertura de grandes vías de acceso. Este proceso ha dado lugar a las aglomeraciones urbanas y a las grandes áreas metropolitanas: Londres y París con cerca de 10 millones de habitantes; Madrid con 4 millones y medio o Berlín con 3 millones y medio.

    La población europea corresponde al modelo de los países desarrollados, es decir, se caracteriza por su bajo crecimiento, ya que su tasa de fecundidad ha disminuido en los últimos años.

    La baja fecundidad y el aumento de la esperanza de vida han generado un progresivo envejecimiento de la población europea.

    Europa es un continente receptor de inmigrantes

    Los principales movimientos migratorios en el interior del continente se producen entre los países de Europa Central y del Este y los de Europa Occidental. Actualmente, más de 20 millones de europeos residen en otro país del continente.

    Europa es uno de los principales destinos de las migraciones intercontinentales. En muchas ocasiones se trata de inmigrantes clandestinos que se desplazan, en malas condiciones, en busca de trabajo y de mejores ventajas sociales.

    2.2 Próximo y Medio Oriente.

    La densidad media de población es baja (24 hab/km²) con una ocupación territorial desigual, condicionada por las disponibilidades de agua. Son sociedades tradicionales donde predomina el carácter agrario que las hace depender del medio natural y la falta de agua. La escasa ocupación de amplios territorios se conjugan con la existencia de acumulaciones humanas en oasis, valles fluviales, llanuras costeras o valles de montaña. Pero estas poblaciones nacieron como sociedades urbanas de las que perviven grandes ciudades como Estambul, Ankara, Damasco, Bagdad… Se conservan algunos rasgos tradicionales: el nomadismo, las aldeas aisladas y la organización tribal.

    La introducción de los avances médicos ha favorecido la explosión demográfica; el crecimiento de la población ha provocado una fuerte presión humana en el campo y el éxodo rural a las ciudades.

    2.3 Extremo Oriente.

    La principal característica de esta región es su alta densidad de población (hormigueros humanos). Las mayores densidades de población se alcanzan en Bangladesh y la isla de Java, con más de 700 hab/km². Se alcanzan cotas más elevadas en el valle del Ganges o del Indo. La población se concentra en los valles fluviales, los deltas y las llanuras aluviales.

    El aumento de población y la presión sobre el suelo provoca el éxodo rural y la masificación y el hacinamiento de las ciudades. El carácter rural de esta población contribuye a la pervivencia de un comportamiento pronatalista. El principal problema es el de la subsistencia, al que se añade el problema de la vivienda, por la aparición de barrios marginales. Para frenar el aumento demográfico los países han adoptado medidas de control de natalidad: esterilización masculina, difusión de medios anticonceptivos, retraso de la edad de matrimonio y extensión del aborto. El caso más llamativo es el de China donde se impusieron campañas a favor de la reducción del número de hijos (campaña del hijo único).

    3. Geografía económica.

    La relación entre recursos naturales y el desarrollo económico no siempre es directa: la posesión de grandes recursos naturales no se traduce en un fuerte desarrollo económico, mientras países con escasos recursos pueden poseer un enorme potencial económico y financiero.

    3.1 La economía de la Unión Europea.

    La Unión Europea, en conjunto, es uno de los focos económicos más importantes del planeta (26% del PIB mundial).

    La capacidad económica de la Unión Europea se basa fundamentalmente en el sector de los servicios (principalmente comercio y turismo).

    La Unión Europea es la primera potencia comercial del planeta. Los principales intercambios comerciales se producen entre los países comunitarios, con Estados Unidos y Japón.

    Los productos con los que comercian estos países son, básicamente, los manufacturados: electrónicos, químicos…

    Este comercio no sería posible sin una completa y variada red de transportes.

    También son importantes los intercambios capitales. Algunas ciudades de la U.E. son sede de importantes bancos y grandes multinacionales.

    Las telecomunicaciones y los transportes han sido elementos claves en la unificación de los países europeos y en su desarrollo económico y comercial.

    Los 25 países que actualmente integran la U.E. presentan diferentes niveles de desarrollo económico:

    • Alemania, Francia, Reino Unido, Luxemburgo o Suecia tienen una economía muy desarrollada.

    • Los países del Sur, como por ejemplo Grecia, Portugal y España, presentan una economía menos desarrollada.

    • Los países que se han integrado recientemente a la U.E., tienen un nivel de desarrollo inferior al de los antiguos países miembros.

    Para corregir estos desequilibrios entre los diferentes Estados, la Unión Europea distribuye una parte de los presupuestos comunitarios en función de las necesidades de cada país.

    El dinero de estos presupuestos se destina al desarrollo de infraestructuras y a ayudas a las empresas o a la agricultura.

    3.2 La economía de los países extracomunitarios.

    A mediados de la década de los años 80, la URSS inició una profunda reforma económica y política (perestroika) que acabó, en 1990, con la caída del comunismo y que supuso también el fin de la propia URSS.

    Rusia es uno de los nuevos Estados que surgieron tras la desmembración de la URSS. Rusia intenta integrarse en el modelo de economía de mercado. Pero la economía rusa presenta dos graves obstáculos: una agricultura poco productiva y una industria anticuada.

    Han surgido nuevos problemas como un aumento del paro y la falta de ciertos productos básicos en el mercado para abastecer a la población.

    El tránsito del sistema comunista al democrático y a la economía de mercado está siendo muy difícil y ha generado importantes desigualdades sociales, como el empobrecimiento de gran parte de la población junto al rápido enriquecimiento de una minoría.

    La mayor parte de los países del centro y el Este de Europa tenían un sistema económico y político comunista. La caída del comunismo en la década de los años 90 permitió a estos países iniciar una transición hacia la economía de mercado.

    En los últimos años, estos países han experimentado un crecimiento superior al de la media mundial. Un problema común en todos estos países es su elevado número de parados y la pobreza de una gran parte de sus habitantes.

    Uno de los retos que deben afrontar los países del centro y Este de Europa es la privatización y cómo atraer inversiones extranjeras, para así poder modernizar y activar sus economías.

    Algunos Estados del centro y Este de Europa tienen como objetivo integrarse en la Unión Europea, pero para ello deben reunir ciertos requisitos como consolidar la economía de mercado y tener un sistema político plenamente democrático.

    3.3 Japón.

    Los sectores impulsores del crecimiento económico japonés son la industria y el comercio. El sorprendente crecimiento de la industria causó un fuerte impacto ambiental y la ocupación de grandes superficies agrícolas y forestales. En una economía de carácter proteccionista, con poca penetración de las empresas extranjeras y fuerte presencia de inversiones japonesas en el exterior, sobre todo en el Pacífico.

    Las crisis han favorecido la renovación y el desarrollo de las industrias pesadas y las químicas y un retroceso de las industrias ligeras. La consecuencia será el crecimiento de los sectores de alta tecnología (informática, electrónica), y los de demanda media (automóviles, maquinaria, material eléctrico), con fuertes inversiones en investigación e innovación. Las industrias se concentran en el litoral, en los grandes puertos y en las metrópolis.

    El comercio japonés es disimétrico. Japón exporta manufacturas de los sectores económicos más dinámicos e importa materias primas, alimentos y manufacturas simples.

    Estos intercambios se realizan principalmente con los países asiáticos, la Unión Europea y Estados Unidos.

    3.4 Los países industriales.

    Una serie de países asiáticos han conocido un fuerte despegue económico que les ha convertido en países industrializados. Sin embargo, la base económica sigue siendo agrícola. Son los países llamados nuevos países industriales:

    Hong Kong, Corea del Sur, Taiwan y Singapur; a estos se han añadido los segundos países industriales y éstos son: Malasia, Tailandia, Indonesia y Filipinas.

    Al principio la producción se debió al mercado interno. Desde los años 60 se otorgó prioridad a la exportación. Estos países cuentan con una mano de obra abundante y barata, no cualificada y están dedicadas a las manufacturas acabadas y los componentes aislados, por lo que dependen del exterior. La actividad industrial radica en la costa y en las actividades portuarias.

    En esta región ha surgido otro gigante económico: China. Con una economía rural se realizaron grandes esfuerzos para potenciar el sector secundario y de servicios. Las reformas agrarias favorecieron la transformación agraria. Es dominante el poli cultivo, que en China meridional se basa en el arroz y en China septentrional (China del Sur) se basa en la soja y la ganadería.

    En el sector secundario, China contaba con abundantes materias primas y minerales pero no tenía infraestructuras ni capitales. Con la revolución comunista se desarrollaron los medios de transporte (ferrocarril y ríos), esto otorgó un fuerte impulso al sector industrial, unido a las inversiones estatales. Las industrias se concentran en la costa oriental y en algunas provincias interiores.

    El sector servicios aún sufre deficiencias en la sanidad, en la vivienda y en la cultura, pero se han impulsado las infraestructuras del transporte y el turismo. También el comercio está evolucionando hacia la economía de mercado.

    3.5 Los países pobres.

    Curiosamente, los países con mayores recursos energéticos y materias primas son también los países más pobres del continente asiático.

    En el próximo y medio oriente la base económica es rural, con una agricultura de subsistencia que se conjuga con la ganadería nómada. La producción agrícola basada en los cereales, depende de la disposición de agua, por lo que existen complejos sistemas de irrigación, a los que se han incorporado técnicas modernas (goteo). De tipo comercial es la producción de algodón y la palmera datilera.

    La presencia de fuentes energéticas ha permitido la creación de industrias, pero dependiente de inversiones extranjeras y mano de obra especializada también extranjera. Las industrias dominantes son las derivadas del petróleo.

    En extremo oriente la economía también es agrícola y sufre una fuerte presión demográfica. Para remediarlo se ha difundido el regadío, la roturación de terrenos y el cultivo en terrazas. Junto a las explotaciones de subsistencia basadas en el arroz hay plantaciones comerciales (té y hevea).

    El desarrollo industrial es muy diferente según países: India y Pakistán disponen de una industria avanzada y dominan la tecnología nuclear; otros países han inicializado la industrialización (Vietnam, Birmania, Bangladesh); y otros como Nepal, Bután, o Laos son auténticos desiertos industriales.

    Geografía física y política de Eurasia