Geografía Española

Comunidades autónomas. Provincias. Regiones

  • Enviado por: Cristina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA SINGULARIDAD GEOGRÁFICA DE ESPAÑA

 

I.- El territorio español: principales unidades territoriales y su localización

El nombre de España

Territorios españoles

La península ibérica

España proviene del término latín Hispania, que a su vez proviene del término fenicio que significaba tierra de conejos. Los griegos dieron el nombre de Iberia a estos territorios, que proviene de Iber río, de ahí lo de península ibérica.

España está formada por una parte de la península ibérica, las islas Baleares y Canarias, las plazas africanas de Ceuta y Melilla, en total 504.782 km2, de los cuales 492.494 están dentro de la península ibérica

La península ibérica alberga los estados de España y Portugal, el principado de Andorra y el enclave de Gibraltar.

II.- La singularidad geográfica de España y su dinámica:

La originalidad y la singularidad geográfica de España ha sido reconocida tradicionalmente, estableciéndose un debate entre geógrafos, historiadores, economistas, escritores... sobre su inclusión en un continente u otro, que en el fondo este debate refleja esa originalidad y singularidad que antes destacábamos. Ello tiene unas causas y unas consecuencias.

II.1.- Causas

El carácter peninsular e insular

La posición o situación de encrucijada

Grandes rasgos y contrastes de su interior

La península ibérica es un inmenso cuadrilátero, de forma maciza, que ya Estrabón comparó con una piel de toro extendida. Esta península está unida al continente por un itsmo, pero el hecho de que este sea muy estrecho y que discurran sobre él los Pirineos acentúan su singularidad con respecto a otros continentes. Es lo que alguno autores han llamado la difícil soldadura ítsmica.

España es la península europea más meridional y la más occidental, además se encuentra entre dos mares (mediterráneo y atlántico) y la más próxima al continente africano. Todo ello la sitúa a medio camino entre África, Asia, América y Europa, es decir, en una situación de encrucijada, y, por otro lado, la posición de transición entre varios continentes o zonas geográficas le confiere una gran diversidad interior que hace que España sea un país de contrastes.

CONTRASTES NATURALES.-

Litológicos.- En España existen tres tipos de materiales; sílice, caliza y arcilla, con características y consecuencias distintas.

Geomorfológicos.- Existen distintos tipos de relieve, como pueden ser los macizos antiguos o jóvenes, las mesetas o las depresiones...La diversidad en el modelado también es grande; modelado granítico, cárstico, volcánico, dunar, litoral...

Climáticos.- Existen grandes contrastes en el compartamiento de las temperaturas y las precipitaciones entre el interior y la periferia o entre la fachada atlática y mediterránea.

Biogeográficos.- Existen una gran diversidad biogeográfica, básicamente se establecen los contrastes entre la España humedad con bosques muy frondosos de hayas, robles, fresnos, abedules, prados y landas y la España seca con una vegetación climax que debe adaptarse a la sequedad (encina, alcornoque, palmito, tomillo, romero...)

CONTRASTES HUMANOS.-

Numerosos son los contrastes humanos, desde el punto vista agrario podemos establecer las diferencias entre secano y regadío, campos abiertos o campos cerrados, agricultura atlántica o mediterránea. Desde el punto de vista de los asentimientos los contrastes los podemos establecer entre el mundo urbano y rural o desde el punto de vista económico, la España del norte y este contra la españa del sur y oeste, o la del interior y la periferia. O desde el punto de vista histórico o lingüístico, de tradiciones... En definitiva, España es un país muy diverso y esa es otra variable de su singularidad y originalidad.

II.2.- CONSECUENCIAS

Configuración

Carácter de encrucijada

Posición geoestratégica

El carácter peninsular y cuasi insular de la península, por un lado, y la disposición del relieve (la meseta en el centro, rodeada de los rebordes montañosos, las depresiones y las cordilleras exteriores) facilitan el aislamiento del exterior y acentúan el carácter continental de gran parte del territorio. Sería lo que Teherán llamaba España como bastión.

Pero la situación y la posición de la península ibérica la han convertido en un lugar de encuentro. Desde el punto de vista natural, nos llegan influencias climáticas del atlántico, del mediterráneo, de Europa y de África. En España se dan también especies de flora y fauna característica de Europa y África. Pero ese carácter de encrucijada se radicaliza desde el punto de vista humano. Históricamente la península ha sido tierra de paso, de llegada y de acogida de muchas civilizaciones y lo sigue siendo en la actualidad para los inmigrantes africanos y americanos.

De la situación y posición geográfica de España se deriva un posicionamiento geoestratégico de primer orden. España ha hecho, sigue haciendo y posiblemente hará de puente entre Europa y África y América. Esta posición geoestratégica envidiable se fundamenta además de en la posición y la situación en factores humanos. Por otra parte, el estrecho de Gibraltar y los puertos españoles posibilitan una posición especial para el tráfico de personas y mercancías.

En resumen, por un lado hay elementos que posibilitan la función de bastión y otros la de puente. Otro elemento más de la diversidad de la península ibérica, su gran característica.

III.- Las regiones españolas

Concepto de región geográfica

Diversidad de criterios de tipificación y clasificación

Son espacios de la superficie de la tierra claramente delimitados donde se produce la acción recíproca del hombre y el medio.La región puede referirse a ámbitos territoriales muy diferentes (continentes, países...) o ser realizada esa delimitación por instancias y ciencias distintas. Así podemos establecer cinco tipos de regiones distintas.

Región política.- Cuando la delimitación se hace teniendo en cuenta los límites de frontera de una determinada administración.

Región histórica.- Cuando la delimitación se establece a partir de divisiones territoriales que ya actuaron en otros momentos históricos. En España se consideran regiones históricas aquellas que ya tuvieron una unidad político administrativa y que poseen unos rasgos diferenciados en cuanto a cultura, historia, lengua, tradiciones... Así las tres regiones históricas serían Cataluña, País Vasco y Galicia.

Región natural.- Cuando la delimitación territorial se establece utilizan criterios de geografía física.

Región geográfica.- Cuando a los criterios de geografía física les unimos los criterios de geografía humana.

Región funcional, nodal o polarizada.- En este tipo sólo intervienen criterios de geografía humana. La delimitación territorial queda definida por las relaciones y flujos entre una ciudad principal y el territorio sobre el que ejerce influencia. Es la región defendida por los economistas y geógrafos cuantitativistas.