Generadores y motores de corriente contínua

Electrónica. Generadores. Estructura. Componentes. Tensión. Rendimiento. Motores. Placa

  • Enviado por: Aloepar1
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 74 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Cómo organizar tu horario con óptima eficiencia
Que es para ti el tiempo? Tu manejas el tiempo o dejas que el tiempo te maneje y te pones nervioso pensando que no...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Ejercicios resueltos de Trigonometría Plana
Serie de ejercicios resueltos de Trigonometría Plana

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

publicidad

Máquinas de Corriente Continua

Generadores y motores de corriente contínua

Índice

Pág

Introducción 1

1. Fundamentos de las Máquinas de Corriente Continua 2

1.1 Partes básicas de las máquinas de corriente continua reales 2

1.1.1 Inductor 2

1.1.2 Inducido 3

1.1.3 Escobillas 3

1.1.4 Entrehierro 4

1.1.5 Cojinetes 4

1.1.6 Diagrama de una máquina de corriente alterna 4

2. Generadores de Corriente Continua 6

2.1 Clasificación de generadores de corriente continua 6

2.1.1 Generador con excitación independiente 6

2.1.2 Generador con excitación en paralelo (shunt) 12

2.1.3 Generador con excitación en serie 15

2.1.4 Generador con excitación compound 18

2.2 Aplicaciones de los generadores 20

2.3 Regulación de la tensión en generadores de corriente continua 22

2.4 Rendimiento de las máquinas de corriente continua 26

2.4.1 Curva de rendimiento 29

2.4.2 Pérdidas y eficiencia 31

3. Motores de corriente continua 36

3.1 Clases de motores de corrientes continua 36

3.1.1 Motor de corriente continua de imán permanente 37

3.1.1.1 Motores de corriente continua sin escobillas 38

3.1.1.2 Servomotores de corriente continua 38

3.1.2 Motores de corriente continua con campo devanado 39

3.1.2.1 Motores en derivación 40

3.1.2.2 Motores de devanado en serie 42

3.1.2.3 Motor compound 43

3.2 Aplicaciones de los motores de corriente continua 44

3.3 Arranque de motores de corriente continua 46

3.3.1 Arrancadores manuales de corriente continua 46

3.3.2 Arrancadores magnéticos de corriente continua 47

3.3.3 Arrancadores de corriente directa con aceleración con límite de corriente 47

3.3.4 Controladores magnéticos para grandes motores de corriente directa 48

3.4 Sistemas útiles para la regulación de la velocidad 48

3.5 Comparación de sistemas de regulación 51

3.6 Cálculos de eficiencia en los motores de corriente continua 52

4. Sistema de Excitación de las Máquinas Eléctricas de Corriente Continua 55

4.1 Designación de bornes 55

4.2 Máquinas con excitación independiente 57

4.3 Autoexcitación 59

4.4 Máquinas con excitación mixta 61

4.5 Máquinas con excitación propia 62

5. Circuito Equivalente de una Máquina de Corriente Continua 64

6. Especificaciones en Placa 66

Conclusiones 68

Bibliografía 70


Introducción

La corriente continua presenta grandes ventajas, entre las cuales está su capacidad para ser almacenada de una forma relativamente sencilla. Ésto, junto a una serie de características peculiares de los motores de corriente continua, y de aplicaciones de procesos electrolíticos, tracción eléctrica, entre otros, hacen que existen diversas instalaciones que trabajan basándose en la corriente continua.

Los generadores de corriente continua son las mismas máquinas que transforman la energía mecánica en eléctrica. No existe diferencia real entre un generador y un motor, a excepción del sentido de flujo de potencia. Los generadores se clasifican de acuerdo con la forma en que se provee el flujo de campo, y éstos son de excitación independiente, derivación, serie, excitación compuesta acumulativa y compuesta diferencial, y además difieren de sus características terminales (voltaje, corriente) y por lo tanto en el tipo de utilización.

Durante el desarrollo del presente informe, el enfoque se hará en relación con el principio de funcionamiento de las distintas versiones de máquinas eléctricas de corrientes continua que existen, dado el amplio campo para las cuales son utilizadas. El entendimiento de tales máquinas, permiten al ingeniero una eficaz elección además de la posibilidad de evitar situaciones en las que se produzcan accidentes a causa del uso u operación inadecuada de los equipos que trabajan con este tipo de energía. Los conocimientos previos de teoría básica de circuitos eléctricos, serán de gran ayuda para comprender las funciones de cada uno de los componentes de las máquinas de corriente continua.

1. Fundamentos de las Máquinas de Corriente Continua

Las máquinas de corriente continua son generadores que convierten energía mecánica en energía eléctrica de corriente continua, y motores que convierten energía eléctrica de corriente continua en energía mecánica. La mayoría las máquinas de corriente continua son semejantes a las máquinas de corriente alterna ya que en su interior tienen corrientes y voltajes de corriente alterna. Las máquinas de corriente continua tienen corriente continua sólo en su circuito exterior debido a la existencia de un mecanismo que convierte los voltajes internos de corriente alterna en voltajes corriente continua en los terminales. Este mecanismo se llama colector, y por ello las máquinas de corriente continua se conocen también como máquinas con colector.

1.1 Partes básicas de las máquinas de corriente continua reales

La máquina de corriente continua consta básicamente de las partes siguientes:

1.1.1 Inductor

Es la parte de la máquina destinada a producir un campo magnético, necesario para que se produzcan corrientes inducidas, que se desarrollan en el inducido.

El inductor consta de las partes siguientes:

Pieza polar: Es la parte del circuito magnético situada entre la culata y el entrehierro, incluyendo el núcleo y la expansión polar.

        • Núcleo: Es la parte del circuito magnético rodeada por el devanado inductor.

        • Devanado inductor: es el conjunto de espiras destinado a producir el flujo magnético, al ser recorrido por la corriente eléctrica.

        • Expansión polar: es la parte de la pieza polar próxima al inducido y que bordea al entrehierro.

Polo auxiliar o de conmutación: Es un polo magnético suplementario, provisto o no, de devanados y destinado a mejorar la conmutación. Suelen emplearse en las máquinas de mediana y gran potencia.

Culata: Es una pieza de sustancia ferromagnética, no rodeada por devanados, y destinada a unir los polos de la máquina.

1.1.2 Inducido

Es la parte giratoria de la máquina, también llamado rotor.

El inducido consta de las siguientes partes:

Devanado inducido: es el devanado conectado al circuito exterior de la máquina y en el que tiene lugar la conversión principal de la energía

Colector: es el conjunto de láminas conductoras (delgas), aisladas unas de otras, pero conectadas a las secciones de corriente continua del devanado y sobre las cuales frotan las escobillas.

Núcleo del inducido: Es una pieza cilíndrica montada sobre el cuerpo (o estrella) fijado al eje, formada por núcleo de chapas magnéticas. Las chapas disponen de unas ranuras para alojar el devanado inducido.

1.1.3 Escobillas

Son piezas conductoras destinadas a asegurar, por contacto deslizante, la conexión eléctrica de un órgano móvil con un órgano fijo.

1.1.4 Entrehierro

Es el espacio comprendido entre las expansiones polares y el inducido; suele ser normalmente de 1 a 3 mm, lo imprescindible para evitar el rozamiento entre la parte fija y la móvil.

1.1.5 Cojinetes

Son las piezas que sirven de apoyo y fijación del eje del inducido.

1.1.6 Diagrama de una máquina de corriente continua.

Los componentes de la máquina de corriente continua se pueden apreciar claramente en la figura 1.

Generadores y motores de corriente contínua

La parte de 1 a la 5 forman el inductor. En conjunto las partes 2 y 3 se designan por polo inductor.

La parte 6 constituye el inducido, al que va arrollado un conductor de cobre formando el arrollamiento del inducido.

Alrededor de los núcleos polares, va arrollando, en forma de hélice, el arrollamiento de excitación (8). Análogamente cada núcleo de los polos de conmutación lleva un arrollamiento de conmutación (9). La parte 10 representa el conmutador o colector, que esta constituido por varias láminas aisladas entre sí, formando un cuerpo cilíndrico.

El arrollamiento del inducido está unido por conductores con las laminas del colector; inducido y colector giran conjuntamente. Sobre la superficie del colector rozan unos contactos a presión mediante unos muelles. Dichas piezas de contacto se llaman escobillas. El espacio libre entre las piezas polares y el inducido se llama entrehierro.

2. Generadores de Corriente Continua.

Los generadores de corriente continua son las mismas máquinas de corriente continua cuando funcionan como generadores. Son máquinas que producen energía eléctrica por transformación de la energía mecánica.

A su vez los generadores se clasifican en dinamos y alternadores, según que produzcan corriente continua o alterna, respectivamente.

Posteriormente, cabe destacar otro tipo de generadores (no son máquinas) que transforman la energía química en la eléctrica como son pilas y acumuladores.

Generadores y motores de corriente contínua

2.1 Clasificación de Generadores de Corriente Continua

2.1.1 Generador con excitación independiente

En este tipo de generador, la tensión en los bornes es casi independiente de la carga de la máquina y de su velocidad, ya que la tensión se puede regular por medio del reóstato de campo, aunque naturalmente, dentro de ciertos límites, porque la excitación del campo inductor no puede aumentar más allá de lo que permite la saturación.

En la Figura 2 se representa el esquema de conexiones completo de un generador de corriente continua con excitación independiente; se supone que el sentido de giro de la máquina es a derechas lo que, por otro lado, es el que corresponde a casi todas las máquinas motrices. Si hubiere que cambiar el sentido de giro, bastará con cambiar, las conexiones del circuito principal.

Generadores y motores de corriente contínua

Figura 2. Esquema de conexiones de un generador con excitación independiente

La instalación de un generador de excitación independiente, comprende lo siguiente:

En el circuito principal:

2 barras generales, una de las cuales se conecta al borne positivo del generador, y la otra al borne negativo.

1 interruptor bipolar principal, para abrir y cerrar el circuito, que une los bornes del generador con las barras generales. Se acciona bruscamente y nunca deberá abrirse estando la máquina bajo carga máxima, porque puede producirse un arco peligroso.

2 fusibles generales, que también podrían estar instalados entre las barras generales y el interruptor.

1 amperímetro para el circuito principal del generador.

1 voltímetro para este mismo circuito, que debe montarse tal como está indicado en la figura, es decir en los bornes del interruptor correspondientes al circuito del generador; de esta forma, se puede medir la tensión en bornes de éste, aunque el interruptor esté desconectado, cosa muy importante. En el circuito del voltímetro es conveniente instalar fusibles para evitar la formación de cortocircuitos en caso de un contacto eventual entre los hilos del aparato de medida.

En el circuito de excitación:

1 reóstato de campo provisto de dispositivo de cortocircuito para cerrar en cortocircuito el circuito de excitación antes de interrumpirlo; de esta forma, la extracorriente de ruptura que se forma, se cierra y se extingue sobre el mismo circuito de excitación, sin producir efectos perjudiciales.

1 amperímetro para medir la corriente de excitación.

2 interruptores unipolares no automáticos, antes de las barras de excitación, para aislar la máquina de dichas barras, cuando está en reposo.

En el circuito de excitación no deben instalarse fusibles porque si llegaran a fundirse, se produciría una extracorriente de ruptura muy elevada que pondría en peligro la instalación.

En caso de elevadas intensidades, conviene sustituir el interruptor principal y los fusibles por un interruptor automático de máxima intensidad, que sustituye ventajosamente a dichos elementos, con la ventaja adicional de reducir la duración de las interrupciones del servicio, ya que resulta mucho más rápido volver a cerrar el interruptor que se ha disparado que sustituir uno o los dos fusibles fundidos.

Para la puesta en marcha, antes que nada se excita el generador, para lo cual, se realizarán las siguientes maniobras:

1. Se intercala todo el reóstato de campo, pero sin llegar a tocar el borne de cortocircuito.

2. Se cierran los interruptores unipolares del circuito de excitación.

Después, se aumenta de forma gradual la velocidad de la máquina motriz hasta alcanzar la velocidad de régimen para la que está ajustado el regulador de la máquina motriz. A medida que crece la velocidad, crece también la tensión indicada en el voltímetro. Si falta el contador de revoluciones en la máquina motriz, se regulará su velocidad por medio del voltímetro, procurando que la tensión quede algo más baja que la tensión nominal del generador.

Ahora ya se puede conectar el generador al circuito exterior; pero hay que distinguir dos casos, según que las barras estén sin tensión (por ejemplo, si el generador trabaja independientemente) o que las barras estén bajo tensión (por ejemplo, si hay baterías de acumuladores en el circuito exterior).

Cuando las barras están sin tensión, se acopla el generador, cerrando el interruptor general; después de una manera gradual, se va conectando la carga maniobrando al mismo tiempo el reóstato de campo, aumentando gradualmente la corriente de excitación, para mantener, en lo posible, constante la tensión en los bornes del generador.

Cuando en la red están acopladas baterías de acumuladores se cierran primero los interruptores de alimentación de las baterías, pero el interruptor general del generador, se cerrará solamente cuando éste haya alcanzado una tensión en bornes igual a la tensión de las barras, para lo que ha de disponerse de un segundo voltímetro que mida esta tensión o, por lo menos, proveer al voltímetro del generador, del correspondiente conmutador del voltímetro; si no se tomase ésta precaución, las baterías descargarían sobre el generador el cual, funcionando como motor, tendería a arrastrar a la máquina motriz. Si el generador está provisto de un interruptor automático de mínima (lo que es conveniente, para evitar que las baterías se descarguen sobre él), es necesario conectarlo antes de la puesta en marcha y desconectarlo cuando la máquina está todavía en funcionamiento, antes de la parada de ésta.

Durante el funcionamiento bajo carga del generador hay que tener en cuenta que cualquier variación en la carga, conduce a una variación de la tensión en el generador, que es necesario regular, actuando sobre el reóstato de campo. Hay que tomar en cuenta que intercalando resistencias en dicho reóstato, se disminuye la corriente de excitación, por lo tanto, también la tensión en bornes del generador y, como consecuencia se disminuye la corriente principal; eliminando resistencias del reóstato de campo, se consigue los efectos contrarios.

Este reóstato debe maniobrarse gradualmente, no de forma brusca, para evitar fluctuaciones de tensión en los bornes de los aparatos consumidores. Es conveniente parar la maniobra del reóstato, cuando la tensión en bornes del generador sea algo inferior a la tensión nominal porque los efectos debidos a las variaciones de la resistencia del circuito tardan cierto tiempo en manifestarse; como consecuencia, la tensión seguirá variando algo, a pesar de haber terminado la maniobra.

La carga del generador no ha de superar el límite máximo para el que ha sido construida la máquina; por esta razón, debe instalarse un amperímetro con objeto de vigilar constantemente el estado de carga del generador y, además, como garantía de que la máquina suministra efectivamente corriente.

La parada se efectúa con los mismos cuidados prescritos para la puesta en marcha. Es muy peligroso abrir el interruptor general de la máquina cuando ésta se encuentra todavía en carga, por la elevada extracorriente de ruptura que se produciría, lo que ocasionaría chispas en el interruptor y en el colector del generador y una brusca variación de los esfuerzos mecánicos, lo que puede ocasionar grandes averías en los órganos mecánicos.

Por lo tanto, resulta esencial descargar la máquina de forma gradual, maniobrando lentamente el reóstato de campo de forma que se intercalen resistencias; se observarán las indicaciones del amperímetro y cuando la carga se aproxime a cero, se abrirá el interruptor principal de la máquina.

Ahora la máquina está descargada pero no desexcitada, es decir, que todavía existe tensión entre sus bornes. Para desexcitarla, se cierra el circuito de excitación sobre sí mismo y, simultáneamente, se abre su comunicación con una de las barras de excitación, dejando cerrada la otra comunicación. Esto se obtiene con el reóstato de campo de borne de cortocircuito, llevando la palanca hasta el último contacto q. Después de esto, se abren los interruptores unipolares de las barras de excitación, con lo que el circuito de excitación queda aislado de la alimentación y la máquina queda desexcitada.

Se debe hacer, finalmente, unas observaciones sobre el cambio del sentido de giro. Puede ocurrir que sea necesario invertir el sentido de giro, sin invertir la polaridad del generador, por ejemplo, cuando hay acopladas en paralelo, baterías de acumuladores, u otros dispositivos de polaridad obligada; en este caso, habrá que invertir el sentido de la corriente en el circuito de excitación, es decir, la polaridad de los conductores que alimentan dicho circuito desde las barras de excitación; con esto, el generador se descebará pero se cebará inmediatamente con polaridad contraria.

También conviene advertir que si se invierte el sentido de giro, se tendrá que invertir también la posición de las escobillas, si éstas son metálicas, de forma que queden tangentes al colector. En todo caso, es necesario cambiar la línea de situación de las escobillas, en el sentido de movimiento del generador.

El sentido de rotación está indicado por una flecha o por la rotación de la máquina motriz y también se puede hallar observando el desplazamiento de las escobillas respecto de la línea neutra, que está dirigido hacia adelante, es decir, en el sentido del movimiento del generador.

2.1.2 Generador con excitación en paralelo (shunt)

El generador con excitación shunt suministra energía eléctrica a una tensión aproximadamente constante, cualquiera que sea la carga, aunque no tan constante como en el caso del generador con excitación independiente. Cuando el circuito exterior está abierto, la máquina tiene excitación máxima porque toda la corriente producida se destina a la alimentación del circuito de excitación; por lo tanto, la tensión en bornes es máxima. Cuando el circuito exterior está cortocircuitado, casi toda la corriente producida pasa por el circuito del inducido y la excitación es mínima, la tensión disminuye rápidamente y la carga se anula. Por lo tanto, un cortocircuito en la línea no compromete la máquina, que se desexcita automáticamente, dejando de producir corriente. Esto es una ventaja sobre el generador de excitación independiente en donde un cortocircuito en línea puede producir graves averías en la máquina al no existir éste efecto de desexcitación automática.

Respecto a los generadores de excitación independiente, los generadores shunt presentan el inconveniente de que no pueden excitarse si no están en movimiento, ya que la excitación procede de la misma máquina.

El circuito de excitación no lleva fusibles por las razones ya indicadas en el caso del generador de excitación independiente; en este circuito no es necesario un interruptor porque para excitar la máquina simplemente hay que ponerla en marcha y para desexcitarla no hay más que pararla. El amperímetro en el circuito de excitación puede también suprimirse, aunque resulta conveniente su instalación para comprobar si, por alguna avería, el generador absorbe una corriente de excitación distinta de la normal.

Cuando se dispone permanentemente de tensión en las barras especiales generales, muchas veces se prefiere tomar la corriente de excitación de éstas barras y no de las escobillas del generador, es decir, si al poner en marcha el generador hay tensión en las barras generales, la máquina se comporta como generador de excitación independiente; si no hay tensión, como generador shunt.

Para la puesta en marcha, debe cuidarse de que el interruptor general esté abierto y que el reóstato de campo tiene todas las resistencias intercaladas en el circuito. En estas condiciones, se pone en marcha la máquina motriz, aumentando paulatinamente su velocidad hasta que éste alcance su valor nominal, al mismo tiempo, aumenta la corriente de excitación y, por lo tanto, la tensión en los bornes del generador lo que indicará el voltímetro.

Si en la red no existen baterías de acumuladores, se acopla a ella el generador a una tensión algo inferior a la nominal; para conseguir esta tensión, se maniobra el reóstato de campo paulatinamente, quitando resistencias.

No resulta conveniente acoplar el generador a la red antes de excitarlo o a una tensión muy baja, porque si la resistencia exterior fuese muy baja (es decir, que la red estuviese en condiciones próximas al cortocircuito), la corriente de excitación sería muy pequeña e insuficiente para excitar la máquina.

De la misma forma que para el caso del generador con excitación independiente, si en la red hubiese baterías de acumuladores, se cerrará el interruptor general, solamente cuando la tensión en los bornes de la máquina sea igual a la tensión de la red.

Conviene atender a que las baterías de acumuladores no descarguen sobre la máquina, para lo cual es conveniente que el circuito del generador esté provisto de un interruptor de mínima tensión, que debe montarse tal como se indica en la siguiente figura.

Generadores y motores de corriente contínua

Figura 3. Esquema de conexiones de un generador con excitación shunt e interruptor de mínima tensión.

Cuando se necesite detener el generador, se descargará, disminuyendo la excitación por medio del reóstato de campo teniendo cuidado de que las baterías no se descarguen sobre el generador y, por lo tanto, manteniendo siempre la tensión nominal. Si no hay baterías acopladas a la red, puede disminuirse la velocidad de la máquina motriz. En cuanto el amperímetro indique una intensidad de corriente nula o casi nula, se abre el interruptor principal, y se detiene la máquina motriz. Por efecto de la inercia, el gobernador seguirá girando durante algún tiempo y se desexcitará gradualmente; si hubiera necesidad de desexcitarlo rápidamente, se abrirá el circuito de excitación con las debidas precauciones y se frenará el volante de la máquina motriz.

Los generadores shunt se recomiendan cuando no haya cambios frecuentes y considerables de carga o bien cuando haya elementos compensadores, tales como generadores auxiliares, baterías de acumuladores, entre otros.

Si existen acumuladores como reserva o para servicios auxiliares también se recomienda este tipo de generador, ya que la máquina no corre el peligro de que se invierta la polaridad del circuito de excitación; en efecto, cuando el generador carga la batería la corriente tiene el sentido de la flecha de línea continua, y atraviesa la batería desde el polo positivo al polo negativo. Si por una causa accidental (por ejemplo, una pérdida de velocidad en el generador), disminuye la tensión de la máquina y queda inferior a la de la batería, la corriente suministrada por la batería, atraviesa la máquina en sentido opuesto, entrando por el borne positivo y saliendo por el negativo, pero en el circuito de excitación circula en el mismo sentido de la corriente producida cuando la máquina funcionaba como generador; en consecuencia, la máquina funciona ahora como motor, y continúa girando en el mismo sentido que tenía antes, cuando funcionaba como generador. De lo dicho, puede deducirse fácilmente, que el generador shunt puede acoplarse en paralelo sin peligro con otros generadores, aún en el caso de que por causa de una avería accidental en el regulador de la máquina motriz, un generador sea conducido como motor por otro generador.

Generadores y motores de corriente contínua

Figura 4. Carga de una batería de acumuladores con un generador de excitación shunt

En lo que se refiere al cambio de sentido de giro, es necesario cambiar las conexiones del circuito del inducido, porque haciéndolo así se invierte solamente la polaridad del circuito del inducido pero no la del circuito de excitación, con lo que se evita que la máquina se descebe. No deben tocarse las conexiones de los polos de conmutación, pero sí el ángulo de descalado de las escobillas.

2.1.3 Generador con excitación en serie

La excitación de un generador en serie se lleva a cabo cuando los devanados de excitación y del inducido se conectan en serie y, por lo tanto la corriente que atraviesa el inducido en este tipo de generador es la misma que la que atraviesa la excitación. Este último devanado, está constituido por pocas espiras con hilo conductor de gran sección, pues la f.e.m. necesaria para producir el campo principal se consigue con fuertes corrientes y pocas espiras.

Generadores y motores de corriente contínua

La intensidad es la misma para el inducido, la carga y el devanado de excitación. Por tanto:

I i = Ic = Ie = I.

La ecuación para el inducido y excitación será:

Vc = Ei - (Ri + Re)I = kn -(Ri + Re)I Ec.1

La curva de magnetización es similar a la de la Figura 6, y, en general, se podrá expresar como:

Generadores y motores de corriente contínua

 = f(I) Ec. 2

Teniendo en cuenta la Ec. 1 y la Ec. 2 se obtiene:

Vc = knf(I) - (Ri + Re)I Ec. 3

La representación de Vc frente a I, dada por la Ec. 3, es la característica de carga del generador, que tiene la forma de la Figura 7, para una velocidad de giro del rotor constante. En dicha figura se observa que, en vacío, esto es, Rc = ", la intensidad será nula y la pequeña tensión se deberá al magnetismo remanente. A medida que aumenta la intensidad, como consecuencia de la disminución de la resistencia de carga Rc, la tensión aumenta por aumento de f(I) y por no ser muy grande la caída de tensión (Ri + Re)I.

Generadores y motores de corriente contínua

Pero llega un momento en que f(I) no aumenta mucho como consecuencia de la saturación del material ferromagnético, y, además, tiene también su efecto la caída (Ri + Re)I y la tensión no aumenta, llegando aun máximo para luego disminuir hasta cero, quedando el generador en cortocircuito con una intensidad Icc.

La curva de la Figura 7 puede obtenerse gráficamente de la curva de magnetización y de la Ec. 3. En la Figura 8 se representan la curva de magnetización y la recta correspondiente a (Ri + Re)I. La curva de tensión Vc viene dada por la separación vertical de ambas líneas, de la que se deduce cómo inicialmente tiene un valor Vc0, para luego ir aumentando hasta un máximo, y a continuación disminuir hasta cero con una intensidad dada por la intersección de ambas líneas.

Generadores y motores de corriente contínua

La zona de funcionamiento de este tipo de generador está comprendida entre un punto próximo a “A” y el de cortocircuito. En dicha zona el funcionamiento es estable, mientras que en la zona desde corriente nula hasta el punto “M” es inestable. En la zona de funcionamiento la corriente por la carga es prácticamente constante, independientemente del valor de la resistencia de carga. Se puede considerar entonces al generador con excitación serie como una fuente de intensidad constante.

2.1.4 Generador con excitación compound

El generador con excitación compound tiene la propiedad de que puede trabajar a una tensión prácticamente constante, es decir, casi independiente de la carga conectada a la red, debido a que por la acción del arrollamiento shunt la corriente de excitación tiende a disminuir al aumentar la carga, mientras que la acción del arrollamiento serie es contraria, o sea, que la corriente de excitación tiende a aumentar cuando aumente la carga. Eligiendo convenientemente ambos arrollamientos puede conseguirse que se equilibren sus efectos siendo la acción conjunta una tensión constante cualquiera que sea la carga. Incluso, se puede obtener dimensionando convenientemente el arrollamiento serie, que la tensión en bornes aumente si aumenta la carga, conexión que se denomina hipercompound y que permite compensar la pérdida de tensión en la red, de forma que la tensión permanezca constante en los puntos de consumo.

El generador compound tiene la ventaja, respecto al generador shunt, de que no disminuye su tensión con la carga, y, además, que puede excitarse aunque no esté acoplado al circuito exterior, tal como vimos que sucedía en el generador shunt. Durante la puesta en marcha, funciona como un generador shunt una vez conectado a la red, la tensión en bornes del generador shunt, tendería a disminuir si no fuera por la acción del arrollamiento serie, que compensa esta tendencia. Es decir, que el arrollamiento serie sirve para regular la tensión del generador, en el caso de que la resistencia exterior descienda más allá de cierto límite.

En la Figura 9 se expresan las conexiones completas de un generador compound. Las maniobras relativas a la puesta en marcha, parada y regulación de un generador compound, son idénticas a las estudiadas para un generador shunt.

Generadores y motores de corriente contínua

Un generador compound no puede utilizarse para cargar baterías de acumuladores.

En la Figura 10 se observa que si la contra tensión de la batería es mayor que la tensión en bornes del generador, la corriente en el circuito tiene el sentido indicado por la flecha de puntos, y por lo tanto, pasa en sentido contrario por la excitación en serie; si esta corriente es mayor que la correspondiente al arrollamiento shunt, estando también invertida la polaridad del inducido, mientras que el sentido de rotación permanece invariable, el generador está en serie con la batería lo que facilita la descarga peligrosa.

Generadores y motores de corriente contínua

Para invertir el sentido de giro, sin suprimir el magnetismo remanente, es necesario invertir las conexiones de los dos circuitos de excitación; de esta forma, queda invertida solamente la polaridad de las escobillas.

El generador compound (igual que sucedía con el generador de excitación independiente), no puede funcionar en cortocircuito porque entonces, la acción del arrollamiento serie puede llegar a ser superior al efecto del arrollamiento shunt, y como consecuencia la corriente en el inducido puede alcanzar un valor de dos a tres veces mayor del normal, con el consiguiente peligro para los arrollamientos de la máquina.

2.2 Aplicaciones de los Generadores

El papel más importante que desempeña el generador de corriente continua es alimentar de electricidad al motor de corriente continua. En esencia produce corriente libre de rizo y un voltaje fijo de manera muy precisa a cualquier valor deseado desde cero hasta la máxima nominal; ésta es en realidad corriente eléctrica de corriente continua que permite la mejor conmutación posible en el motor, porque carece de la forma de las ondas bruscas de energía de corriente continua de los rectificadores. El generador tiene una respuesta excelente y es particularmente apropiado para el control preciso de salida por reguladores de retroalimentación de control además de estar bien adaptado para producir corriente de excitación de respuesta y controlada en forma precisa tanto ara máquinas de corriente alterna como para máquinas de corriente continua.

El campo de aplicación del generador con excitación independiente, es general, siempre que se disponga de una línea independiente de corriente continua. Sin embargo, debe hacerse la advertencia de que estas máquinas “nunca deben trabajar en cortocircuito”, pues existe el peligro de quemarlas; esto procede, según puede comprenderse fácilmente de la independencia entre el circuito inducido y el circuito de excitación. Básicamente, los generadores con excitación independiente tienen, dos aplicaciones típicas: una, como amplificador-multiplicador; y la otra, como tacómetro.

Los generadores con excitación serie ya no se emplean en las centrales. Se emplearon hace ya algún tiempo para la alimentación de grandes circuitos de lámparas de arco, pero estas lámparas han sido sustituidas por otros tipos más modernos, como por ejemplo, las lámparas de xenón. Los generadores con excitación en serie tienen aplicación en aquellas actividades en las que se precise una intensidad prácticamente constante, como puede ser en equipos de soldaduras y en determinados sistemas de alumbrados.

Los generadores compound, tienen aplicación en las centrales para tracción eléctrica que precisan de una tensión constante y en todos aquellos casos en que se haya de contar con variaciones bruscas de carga, como sucede en los talleres con grúas de gran potencia, laminadores, etcétera; suponiendo que no se disponga de sistemas compensadores, y que se desee la mayor constancia posible para la tensión en las barras colectoras. También puede emplearse en pequeñas instalaciones que precisen de tensión constante, sustituyendo al generador shunt, para evitar una vigilancia continua a causa de las variaciones de carga; sin embargo, hay que tener en cuenta que, en este caso, la autorregulación no es perfecta por lo que, en instalaciones de mayor importancia en que se desee una tensión constante sin vigilancia, debe sustituirse el generador compound por otros procedimientos.

Los generadores con excitación mixta (compound) son utilizados en el sistema de generación de energía eléctrica de cc en aviones polimotores, en los que existe un generador para cada motor y se realiza un acoplamiento en paralelo de los mismos para atender a toda la energía eléctrica necesaria.

  • Regulación de la Tensión en Generadores de Corriente Continua

  • La necesidad de mantener la tensión en bornes de un generador dentro de unos márgenes determinados surge en los generadores con excitación en paralelo o mixta. Esto se debe a que este tipo de generadores son utilizados como fuentes de tensión constante en los sistemas de potencia con corriente continua, y se hace necesario que la tensión en los mismos varíe lo menos posible cuando lo hace la carga conectada a los mismos.

    La tensión en bornes de un generador en paralelo viene dada por:

    Vc = kn -RiIi

    kn = f.e.m.

    La tensión Vc varía básicamente, o porque la carga conectada se modifica, y por tanto varía Ii, o porque la velocidad de arrastre del generador (n) no es constante, por ambas cosas a la vez. Para mantener la tensión constante en un valor, o dentro de un margen, se hace necesario actuar sobre .

    Aumentando  se compensarán las caídas de tensión, y disminuyendo  se compensarán las elevaciones de tensión. Esta variación se consigue haciendo pasar más o menos intensidad por el devanado de excitación. Una forma fácil de conseguirlo es intercalando una resistencia variable en la rama del devanado de excitación, como se indica en la Figura 11. Cuanto mayor sea el valor de Rx, más pequeña será la intensidad de excitación Ie, y viceversa para valores pequeños o nulos de Rx, la corriente Ie aumentará.

    Generadores y motores de corriente contínua

    La variación de Rx en los reguladores de tensión reales de los generadores de corriente continua se consigue de una manera automática por tres procedimientos distintos. El primero se denomina de “contacto vibrante,” el segundo, de “pila de carbón” y el tercero “electrónico”.

    El primer proceso denominado de contacto vibrante consiste en intercalar una resistencia fija Ro cortocircuitada con un contacto que puede abrirse y cerrarse por la acción de una bobina (b) y un muelle (m), como se muestra esquemáticamente en la Figura 12.

    Generadores y motores de corriente contínua

    Figura 12: Esquema de sistema de regulación

    de tensión por contactos vibrantes.

    Si la tensión aumenta respecto de un valor fijado, la bobina (b) vence la acción del muelle (m), y el contacto (c) se abre, dando lugar a que la resistencia (Ro) quede intercalada y, por tanto, la intensidad (Ie) disminuirá, lo cual hará que la tensión (Vc) disminuya por haber disminuido el flujo magnético .

    Si la tensión (Vc) disminuye de un valor determinado, la bobina no atrae lo suficiente al contacto (c) y el muelle (m) cierra dicho contacto, haciendo pasar toda la corriente de excitación por el mismo, o sea, anulando el efecto de (Ro), y así la intensidad aumentará, dado lugar a un aumento de  y, en consecuencia, un aumento de Vc En la práctica, el contacto c está continuamente abriendo y cerrando (vibrando) y, según su frecuencia de vibración, el valor efectivo de resistencia intercalado es mayor o menor, con lo que se consigue una variación de la resistencia Rx de la Figura 11. La regulación obtenida no es muy precisa ya que la tensión resultante oscila en los márgenes del ±10 % del valor nominal. El contacto se deteriora con el tiempo debido al arco eléctrico que se produce en los cierres y aperturas, si bien este efecto se minimiza gracias a un condensador que se intercala entre dichos contactos. El muelle puede ajustarse para conseguir un valor nominal determinado, pero con el tiempo pierde su elasticidad.

    El sistema de pila de carbón se basa en la diferente resistencia óhmica que tienen una serie de discos de carbón (p), sometidos a una presión determinada. Cuanto mayor es la presión mecánica entre los discos, mejor es el contacto eléctrico y, en consecuencia, la resistencia óhmica es más pequeña. Por el contrario, si la presión mecánica entre los discos disminuye, el contacto eléctrico es malo y la resistencia óhmica alta. Este sistema se representa de un modo esquemático en la Figura 13, en la cual la pila de carbón (p) se encuentra sometida a una presión determinada por la acción de un muelle (m), y dicha acción es contrarrestada por la fuerza de una bobina (b) que está conectada a la tensión Vc. Si la tensión aumenta, la fuerza de la bobina atrae al muelle (m) y la presión mecánica entre los discos es menor, con lo que la resistencia de la pila de carbón es mayor, dando lugar a que la intensidad de excitación disminuya y, en consecuencia, a la disminución del flujo y de la tensión. Si la tensión disminuye, la resistencia de la pila disminuye al ser mayor la acción del muelle (m) y, por tanto, aumentará la intensidad de excitación y, en consecuencia, la tensión Vc.

    Generadores y motores de corriente contínua

    El cálculo del valor máximo y mínimo de la resistencia de la pila de carbón se hace teniendo en cuenta la expresión:

    Vc= Ei-RiIi = kn -RiIi

    donde

    Ei: tensión en bornes y tiene un valor que coincide con la f.e.m correspondiente a la velocidad y excitación con las que este funcionando el generador, o lo que es igual kn y las condiciones de máxima y mínima velocidad de giro del generador, así como la corriente nominal de carga del mismo. Así, por ejemplo, cuando el generador gira a la máxima velocidad en vacío (sin carga), la resistencia a intercalar será máxima. Por el contrario, cuando gire a la velocidad mínima y el consumo sea el nominal, la resistencia a intercalar será la mínima posible para asegurar el valor de Vc prefijado.

    La regulación que se obtiene con este sistema es más precisa que con el de contactos vibrantes, llegando a ser del orden del ± 5% de la tensión nominal prefijada. El sistema es también bastante robusto y requiere de unas aletas de disipación del calor producido al pasar la corriente por los discos de carbón. Este sistema se utiliza básicamente en los aviones, si bien ya se va sustituyendo por un control electrónico.

    El sistema electrónico de regulación de tensión de generadores de corriente continua consiste en controlar la intensidad media de excitación por dispositivos de estado sólido, tal como un transistor de potencia. En la Figura 14 se representa un esquema sencillo de este procedimiento. La corriente de excitación es controlada por el transistor TR, según la tensión de base. El circuito de control toma señal de la tensión de salida y, según sea su valor, proporciona la tensión de base adecuada para que la corriente de excitación sea la necesaria para mantener la tensión constante. Este sistema, al no contener partes móviles, es, a la vez robusto y de mantenimiento nulo. Únicamente hay que procurar la refrigeración adecuada del transistor para asegurar su correcto funcionamiento. La regulación que se obtiene es mucho más precisa que en los casos anteriores, pudiendo llegar a ser del orden del ±1 % de la tensión nominal. Este sistema es el que se va utilizando con mayor profusión en las instalaciones, tanto de automóviles como de aviones. Los circuitos de control y el transistor van cubiertos en un mismo bloque, siendo sólo visibles, exteriormente, los terminales correspondientes.

    Generadores y motores de corriente contínua

    Figura 14. Esquema de sistema de regulación

    de tensión de un generador por transistor

    2.4 Rendimiento de las Máquinas de Corriente Continua

    El rendimiento de una máquina eléctrica de corriente continua está expresado, por la expresión:

     = potencia suministrada / potencia absorbida Exp.1

    También puede expresarse de esta forma:

     = potencia suministrada / (potencia suministrada + pérdidas de potencia) Exp. 2

    También como:

     = potencia absorbida - pérdidas de potencia / potencia absorbida Exp. 3

    Por lo tanto, si las pérdidas de la máquina se conocen, se puede obtener el rendimiento correspondiente a cualquier potencia útil o absorbida.

    Como que se hacen intervenir magnitudes eléctricas más bien que mecánicas en las determinaciones de rendimientos, la Exp.1 se aplica a los generadores (potencia útil eléctrica) y la Exp.3 a los motores (potencia absorbida eléctrica).

    El rendimiento puede determinarse midiendo simultáneamente la potencia útil (suministrada) y la absorbida y tomando su relación de la Exp.1. Con frecuencia, esto es muy difícil o impracticable. Aunque en un generador es sencillo medir la potencia útil con aparatos eléctricos, es en cambio difícil la potencia motriz, ya que requiere la medida del par. Si se dispone de un dinamómetro eléctrico, se simplifica mucho la medición, pero esta clase de dinamómetro no se dispone ordinariamente más que en equipos especiales. Con los motores, se determina fácilmente la potencia absorbida, con aparatos eléctricos, y la útil mediante un freno de Prony o un dinamómetro. Sin embargo, excepto para potencias pequeñas, es difícil absorber la energía en un freno de Prony, y también los dinamómetros son instrumentos especiales y limitados hasta potencias de 100 caballos. Tanto para los motores como los generadores, especialmente para potencias elevadas, es con frecuencia imposible suministrar y absorber la energía que se necesita para la prueba.

    También, cuando se emplea la Exp.1, un error porcentual en, la potencia útil o en la absorbida conduce al mismo error porcentual en el rendimiento, y como la precisión de los aparatos eléctricos es elevada, la diferencia entre la potencia útil y la absorbida suele ser pequeña, y la Exp.1 no resulta muy precisa. En las Exp.2 y 3, excepto para pequeñas cargas, las pérdidas son pequeñas, comparadas con la potencia útil o la absorbida, y cualquier error que se produzca en la evaluación de las pérdidas afecta el rendimiento únicamente en una fracción pequeña del mismo. De aquí que, en muchos casos, se prefiera utilizar las Exp.2 y 3, para la determinación del rendimiento de los aparatos eléctricos.

    Por otra parte las pérdidas se pueden dividir en 2 grandes grupos:

    Las pérdidas de marcha en vacío Po que comprenden las que hemos llamado pérdidas en vacío y, además, las pérdidas por excitación. Las primeras son constantes puesto que su valor no depende de la carga ni de la corriente del inducido. Las pérdidas por excitación son proporcionales al cuadrado de la corriente de excitación pero, en conjunto, resultan muy pequeñas en comparación con las anteriores. Por lo tanto, se puede decir que las pérdidas de marcha en vacío son sensiblemente constantes, es decir,

    Po = a = constante

    Las pérdidas de marcha en carga Pj que dependen, esencialmente, de la corriente del inducido y son proporcionales al cuadrado de dicha corriente, excepto en lo que se refiere a las pérdidas adicionales que, por ser de valor muy pequeño respecto a las anteriores, no se tienen en cuenta. En resumen, que las pérdidas de marcha en carga son proporcionales al cuadrado de la corriente del inducido:

    Pj = b I2

    Finalmente, la potencia suministrada equivale:

    Pb = Ub I

    Es decir, que resulta proporcional a la corriente de carga.

    Por lo tanto

    Pb = K·I

    El rendimiento puede expresarse de la siguiente manera:

     = KI/(KI+a+bI2)

    Si se trata de un generador, la potencia mecánica Pm es la absorbida por el generador.

    Pm = Pb + Pp

    La potencia Pb es la suministrada. Para un generador, el rendimiento está expresado por.

     = Pb/Pm =Pb /(Pb + Pp)

    Si se trata de un motor, la potencia eléctrica en bornes Pb es la absorbida por la máquina, y la potencia mecánica Pm es la suministrada, en este caso:

    Pb = Pm + Pp

    ! Pm = Pb -Pp

    Para un motor, la expresión del rendimiento es:

     = Pm/ Pb = (Pb- Pp) / Pp = Pm/(Pm + Pp)

    2.4.1 Curva de rendimiento

    La curva de rendimiento proporciona la variación del rendimiento de una máquina de corriente continua, en función de la carga de la misma, o sea la característica = f(I).

    Generadores y motores de corriente contínua

    Figura 15. Curva de Rendimiento de una máquina de corriente continua.

    Son cargas pequeñas, y debido a la influencia de las pérdidas de marcha en vacío, las cuales son constantes, el rendimiento es muy bajo, pero a medida que crece la carga, crece también el rendimiento hasta alcanzar un máximo situado generalmente en las proximidades de la abscisa correspondiente a 0,7 In. A partir de este punto, el rendimiento vuelve a disminuir pero con una pendiente menos pronunciada; ésto es debido a que, las pérdidas de marcha en carga crecen con el cuadrado de la corriente: en el caso de cortocircuito, el rendimiento volvería a ser nulo.

    A partir de la expresión del rendimiento hallada anteriormente:

    Se determina la condición de rendimiento máximo. Para que se cumpla esta condición, la primera derivada ha de ser nula, o sea d/dI = 0.

    Realizando operaciones se obtiene que a = bI2 o sea que la condición de rendimiento máximo es que las pérdidas de marcha en vacío y las pérdidas de marcha en carga sean iguales.

    Por lo tanto, para máquinas que hayan de trabajar a cargas parciales, conviene reducir el valor de las pérdidas constantes.

    Conviene también que la máquina no marche con carga débil pues, de la expresión anterior y de la curva de rendimiento se deduce que el rendimiento es muy bajo en estos casos; por lo tanto, no es aconsejable emplear máquinas cuya potencia sobrepase excesivamente la potencia necesaria para el servicio en cuestión.

    2.4.2 Pérdidas y eficiencia

    Pérdida I2R de cobre de armadura:

    A 75°C la resistividad de cobre es 8.25 x10-7/in3. Por lo tanto, para un devanado de armadura de Z conductores, cada uno con una longitud de MLT/2 (la mitad de una vuelta de longitud media de la bobina), cada uno con un área de sección transversal de A y dispuestos en varios circuitos paralelos, la resistencia es:

    Ra = Z ohms

    La MLT (vuelta de longitud media) se encuentra mejor por diseño, pero un valor

    aproximado es MLT = 2[(1.35) (paso polar) + (longitud de rotor) × 3].

    También hay pérdidas de corriente parásita en las bobinas del rotor, pero éstas pueden mantenerse al mínimo por el entramado de conductor; en la pérdida de carga se incluye una tolerancia para estas pérdidas.

    Pérdidas I2R de campo de compensación, de conmutación y serie:

    Estos cambios también transportan la corriente de línea, y las pérdidas I2R se encuentran fácilmente cuando se conoce la resistencia de las bobinas. Su MLT se encuentra en diagramas. A 75°C.

    R= p ohms

    En donde R es la resistencia de campo en ohms, T es el número de vueltas por bobina, p es el número de polos, MLT es la longitud media de vuelta y A es el área del conductor.

    E1 total de estas pérdidas oscila entre 60 y 100% de la I2 R de armadura para máquinas compensadas y es menor que 50% para máquinas no compensadas.

    Pérdidas I2R de carbones:

    Esta pérdida es ocasionada por la corriente de carga que pasa por la caída de voltaje de contacto entre los carbones y el conmutador. La caída de contacto se supone que es un voltio.

    Pérdida I2 R del carbón = 2 (amperes de línea) watts

    Pérdida de carga:

    La presencia de corriente de carga en los conductores de armadura resulta en distorsiones de flujo alrededor de las ranuras, en el entrehierro y las caras polares. Estas distorsiones causan pérdidas en los conductores y en el hierro que son difíciles de calcular y medir. Se ha fijado un valor estándar en 1% de la salida de máquina.

    Pérdida de campo en derivación:

    Los cálculos de calentamiento se relacionan sólo con la pérdida I2 R cobre de campo. Se acostumbra, sin embargo, cargar la máquina con cualesquiera pérdidas de reóstato al determinar la eficiencia.

    Pérdida de reóstato y campo en derivación = IfVex watts

    En donde If es la corriente total de campo y Vex es el voltaje de excitación.

    Pérdida de núcleo:

    El flujo en cualquier porción de la armadura pasa por p/2.c/r (ciclos por revolución) o por (p/2)[(r/min)/60] Hz.

    Las pérdidas de hierro están formadas por la pérdida de histéresis, que es igual a K.1.6fw watts, y la pérdida de corriente de remolino, que es igual a Ke.(ft)2 w watts. K es la constante de histéresis del hierro usado, Ke es una constante inversamente proporcional a la resistencia eléctrica del hierro,  es la densidad máxima de flujo en líneas por pulgada cuadrada, f es la frecuencia en hertz, w es el peso en libras, y t es el grueso de las laminaciones del núcleo en pulgadas.

    La pérdida de remolino se reduce al usar hierro con resistencia eléctrica tan alta como sea factible. El hierro de muy alta resistencia presenta una tendencia a tener baja permeabilidad de flujo y a ser mecánicamente quebradizo y costoso; raras veces se justifica su uso en máquinas de corriente continua. La pérdida se mantiene a un valor aceptable mediante el uso de laminaciones delgadas de núcleo, de 0.017 a 0.025 in de grueso.

    Aun así, hay otras pérdidas en el núcleo que pueden diferir grandemente incluso en máquinas idénticas y que no se prestan a cálculos. Estas pérdidas son:

    Pérdida debida al limado de ranuras: Cuando se han ensamblado las laminaciones, se encontrará en algunos casos que las ranuras son ásperas y deben limarse para evitar cortar el aislamiento de bobina. Esto introduce rebabas en las laminaciones y tiende a poner en cortocircuito la resistencia interlaminar.

    Las pérdidas en el cepo (o manguito) sólido, placas de extremo de núcleo y soportes de bobina de flujos de fuga pueden ser considerables.

    Las pérdidas debidas a distribución no uniforme de flujo en el núcleo de rotor son difíciles de anticipar. Al calcular la densidad de núcleo, se acostumbra suponer distribución uniforme sobre la sección del núcleo. Sin embargo, el flujo toma la trayectoria de menor resistencia y se concentra tras los dientes hasta que la saturación la obliga a pasar en las trayectorias más largas y menos usadas que se encuentran abajo. Como resultado de la concentración, la pérdida de núcleo, que es aproximadamente proporcional al cuadrado de la densidad, es mayor que lo calculado.

    Por lo tanto, no es posible predeterminar la pérdida total del núcleo mediante el uso de fórmulas fundamentales. En consecuencia, los cálculos de pérdida de núcleo para nuevos diseños se basan por lo general en los resultados de pruebas en máquinas similares construidas bajo las mismas condiciones.

    Pérdida por fricción de carbones:

    Esta pérdida varía con la condición de la superficie del conmutador y el grado de cepillera de carbón utilizada. Una máquina típica tiene una pérdida de alrededor de 8 W/(in2 de superficie de contacto de carbón)( 1000 ft/min) de velocidad periférica cuando se usa una presión normal de carbón de 2 ½ Ib/in2.

    Fricción de carbón = (8) (área de contacto) (velocidad periférica/l000)

    Fricción y resistencia al viento:

    La mayor parte de las máquinas de corriente continua grandes usan cojinetes de metal babbitt y muchas máquinas pequeñas utilizan cojinetes de bolas o rodamientos, aun cuando ambos tipos de cojinetes se pueden usar en máquinas de cualquier tamaño. Las pérdidas de fricción de cojinetes dependen de la velocidad, la carga del cojinete y la lubricación. Las pérdidas por resistencia al viento dependen de la construcción del rotor, su velocidad periférica y las restricciones de la máquina al movimiento del aire. Las dos pérdidas se concentran en la mayor parte de los cálculos debido a que no es práctico separarlas durante las pruebas de las máquinas.

    3. Motores de Corriente Continua

    Los motores de corriente continua se usan en una amplia variedad de aplicaciones industriales en virtud de la facilidad con la que se puede controlar la velocidad. La característica velocidad-par se puede hacer variar para casi cualquier forma útil. Es posible la operación continua sobre un rango de velocidades de 8:1. En tanto que los motores de corriente alterna tienden a pararse, los motores de corriente continua pueden entregar más de cinco veces el par nominal (si lo permite la alimentación de energía eléctrica). Se puede realizar la operación en reversa sin conmutar la energía eléctrica.

    3.1 Clases de motores de corriente continua:

    Se pueden dividir dentro de dos grandes tipos:

    Motores de imán permanente, entre ellos:

    Motores de corriente continua sin escobilla.

    Servomotores.

    Y en capacidades nominales de fracciones de caballo de potencia y los motores de corriente continua de campo devanado, los que a su vez se clasifican como:

    Motor en derivación, en el que el devanado del campo está conectado en paralelo con la armadura.

    Motor devanado en serie, en el que el devanado del campo está conectado en serie con la armadura.

    Motor en compound, en el que se tiene un devanado del campo en serie y otro en paralelo.

    Más adelante, la clasificación de los motores según el tipo de excitación se profundizará en los sistemas de excitación de las máquinas de corriente continua.

    3.1.1 Motores de corriente continua de imán permanente:

    Existen motores de imán permanente (PM, permanent magnet), en tamaños de fracciones de caballo y de números pequeños enteros de caballos. Tienen varias ventajas respecto a los del tipo de campo devanado. No se necesitan las alimentaciones de energía eléctrica para excitación ni el devanado asocia­do. Se mejora la confiabilidad, ya que no existen bobinas excitadoras del campo que fallen y no hay probabilidad de que se presente una sobrevelocidad debida a pérdida del campo. Se mejoran la eficiencia y el enfriamiento por la eliminación de pérdida de potencia en un campo excitador. Así mismo, la característica par contra corriente se aproxima más a lo lineal. Un motor de imán permanente (PM) se puede usar en donde se requiere un motor por completo encerrado para un ciclo de servicio de excitación continua.

    Los efectos de la temperatura dependen de la clase de material que se use en el imán. Los motores de número entero de caballos de potencia con imanes del tipo Álnico resultan menos afectados por la temperatura que los que tienen imanes de cerámica, porque el flujo magnético es constante. Por lo común, los imanes de cerámica que se utilizan en los motores de fracción de caballo tienen características que varían con la temperatura muy aproximadamente como varían los campos en derivación de las máquinas excitadas.

    Las desventajas son la falta de control del campo y de características especiales velocidad-par. Las sobrecargas pueden causar desmagnetización parcial que cambia las características de velocidad y de par del motor, hasta que se restablece por completo la magnetización. En general, un motor PM de número entero de caballos es un poco más grande y más caro que un motor equivalente con devanado en derivación, pero el costo total del sistema puede ser menor.

    Un motor PM es un término medio entre los motores de devanado compound y los devanados en serie. Tiene mejor par de arranque, pero alrededor de la mitad de la velocidad en vacío de un motor devanado en serie.

    3.1.1.1 Motores de corriente continua sin escobillas

    Los motores de corriente continua sin escobillas tienen una armadura estacionaria y una estructura rotatoria del campo, exactamente en forma opuesta a como están dispuestos esos elementos en los motores convencionales de corriente directa. Esta construcción aumenta la rapidez de disipación del calor y reduce la inercia del rotor. Imanes permanentes suministran el flujo magnético para el campo. La corriente directa hacia la armadura se conmuta con transistores, en vez de las escobillas y las delgas del colector de los motores convencionales de corriente directa.

    Es normal que las armaduras de los motores de corriente continua sin escobillas contengan de dos a seis bobinas, en tanto que las armaduras de los motores convencionales de corriente continua contienen de 10 a 50. Los motores sin escobillas tienen menos bobinas porque se requieren dos o cuatro transistores para conmutar cada bobina del motor. Esta disposición se vuelve cada vez más costosa e ineficiente a medida que aumenta el número de devanados.

    Los transistores que controlan cada devanado de un motor sin escobillas de corriente continua se activan y desactivan a ángulos específicos del rotor. Los transistores suministran pulsos de comente a los devanados de la armadura, los cuales son semejantes a los que suministra un conmutador. La secuencia de conmutación se dispone para producir un flujo magnético rotatorio en el entrehierro, que permanece formando un ángulo fijo con el flujo magnético producido por los imanes permanentes del rotor. El par produ­cido por un motor sin escobillas de corriente continua es directamente proporcional a la corriente de la armadura.

    3.1.1.2 Servomotores de corriente directa

    Los servomotores de corriente continua son motores de alto rendimiento que por lo general se usan como motores primarios en computadoras, maquinaria controlada numéricamente u otras aplicaciones en donde el arranque y la detención se deben hacer con rapidez y exactitud. Los servomotores son de peso ligero, y tienen armaduras de baja inercia que responden con rapidez a los cambios en el voltaje de excitación. Además, la inductancia muy baja de la armadura en estos motores da lugar a una baja constante eléctrica de tiempo (lo normal entre 0.05 y 1.5 mS) que agudiza todavía más la respuesta del motor a las señales de comando. Los servomotores incluyen motores de imán permanente, circuito impreso y bobina (o coraza) móvil. El rotor de un motor acorazado consta de una coraza cilíndrica de bobinas de alambre de cobre o de aluminio. El alambre gira en un campo magnético en el espacio anular entre las piezas polares magnéticas y un núcleo estacionario de hierro. El campo es producido por imanes de fundición de Álnico cuyo eje magnético es radial. El motor puede tener dos, cuatro o seis polos.

    Cada uno de estos tipos básicos tiene sus propias características, como son la inercia, forma física, costos, resonancia de la flecha, configuración de ésta, velocidad y peso. Aun cuando estos motores tienen capacidades nominales similares de par, sus constan­tes físicas y eléctricas varían en forma considerable. La selección de un motor puede ser tan sencilla como ajustar uno al espacio del que se disponga. Sin embargo, en general éste no es el caso, ya que la mayor parte de los servosistemas son muy complejos.

    3.1.2 Motores de corriente continua con campo devanado

    La construcción de esta categoría de motores es prácticamente idéntica a la de los generadores de corriente directa; con un pequeño ajuste, la misma máquina de corriente continua se puede operar como generador o como motor de corriente directa.

    Los motores de corriente continua de imán permanente tienen campos alimentados por imanes permanentes que crean dos o más polos en la armadura, al pasar flujo magnético a través de ella. El flujo magnético hace que se cree un par en la armadura que conduce corriente. Este flujo permanece básicamente constante a todas las velocidades del motor: las curvas velocidad-par y corriente-par son lineales.

    3.1.2.1 Motores en derivación

    Es el tipo de motor de corriente continua cuya velocidad no disminuye mas que ligeramente cuando el par aumenta.

    En los motores de corriente continua y especialmente los de velocidad prácticamente constante, como los shunt, la variación de velocidad producida cuando funciona en carga y en vacío da una base de criterio para definir sus características de funcionamiento.

    Excepcionalmente, la reacción del inducido debería ser suficientemente grande para que la característica de velocidad fuera ascendente al aumentar la carga.

    Los polos de conmutación han mejorado la conmutación de los dinamos de tal manera que es posible usar un entrehierro mucho más estrecho que antiguamente.

    Como la armadura de un motor gira en un campo magnético, se genera una f.e.m. en los conductores que se opone a la dirección de la corriente y se le conoce como fuerza contraelectromotriz. La f.e.m. aplicada debe ser bastante grande como para vencer la fuerza contraelectromotriz y también para enviar la corriente Ia de la armadura a través de Rm, la resistencia del devanado de la armadura y las escobillas.

    Ea= Eb + IaRm Volts

    La Ea = f.e.m. aplicada y Eb = fuerza contraelectromotriz. Puesto que la fuerza contraelectromotriz a la velocidad cero, es decir, en el arranque, es idénticamente cero y como por lo general la resistencia de la armadura es pequeña, es obvio, en vista de la ecuación anterior, que, a menos que se tomen medidas para reducir el voltaje aplicado, circulará una corriente excesiva en el motor durante ese arranque. Lo normal es que se usen dispositivos de arranque que consisten en resistores variables en serie, para limitar la corriente de arranque de los motores.

    El par de un motor es proporcional al número de conductores en la armadura, la corriente por conductor y el flujo magnético total en la máquina. La fórmula para el par es:

    Z = número total de conductores en la armadura

     = flujo magnético total por polo

    Ia = corriente de la armadura tomada de la línea.

    !

    Para un motor dado, el número Z de conductores en la armadura, el número de polos y el número de trayectorias en la armadura son constantes Por lo tanto, el par se puede expresar como:

    Par = constante ·  · Ia

    La velocidad se expresa como:

    Velocidad = constante·(Ea - Ia · Rm)/

    Generadores y motores de corriente contínua

    En el caso del motor en derivación, Ea, Rm y  son constantes, y las curvas de la velocidad y el par se ven como la curva (1) de la figura 16; el par efectivo es menor que el generado por el par requerido para la fricción del viento y la de los cojinetes y las escobillas. La caída en la velocidad desde la condición en vacío hasta la de plena carga rara vez sobrepasa el 5%; de hecho, como , el flujo magnético por polo, disminuye al aumentar la carga, debido a la reacción de la armadura, es posible que la velocidad permanezca aproximadamente constante hasta la plena carga.

    3.1.2.2 Motor devanado en serie:

    Es el motor cuya velocidad disminuye sensiblemente cuando el par aumenta y cuya velocidad en vacío no tiene límite teóricamente.

    Los motores con excitación en serie son aquellos en los que el inductor esta conectado en serie con el inducido. El inductor tiene un número relativamente pequeño de espiras de hilo, que debe ser de sección suficiente para que se pase por él la corriente de régimen que requiere el inducido.

    En los motores serie, el flujo depende totalmente de la intensidad de la corriente del inducido. Si el hierro del motor se mantiene a saturación moderada, el flujo será casi directamente proporcional a dicha intensidad.

    Velocidad y par de los motores devanados en serie:

    En este caso, de los motores devanados en serie, el flujo  aumenta en proporción a la corriente Ia en la armadura; el par sería proporcional a Ia2, si no fuera porque el circuito magnético se satura al aumentar la corriente. Como  crece con la carga, la velocidad cae a medida que aumenta esa carga. Las características de velocidad y par se muestran en las curvas (3) de la figura 16. Si la carga en un motor devanado en serie se hace pequeña, la velocidad aumen­ta mucho, de modo que un motor de este tipo siempre debe conectarse a la carga a través de un engranaje reductor o directamente. Si se conectara mediante banda y ésta se rompiera, la velocidad del motor se dispararía y el motor probablemente estallaría.

    Para una carga dada y, por lo tanto, para una corriente dada, la velocidad de un motor devanado en serie se puede incrementar al poner en derivación el devanado en serie, o bien, al poner en cortocircuito algunas de las vueltas en serie, de modo que se reduzca el flujo magnético. La velocidad se puede reducir al introducir una resistencia en serie con la armadura.

    3.1.2.3 Motor compound

    Es el motor cuya velocidad disminuye cuando el par aumenta y cuya velocidad en vacío es limitada. Las características del motor compound están comprendidas entre las del motor de derivación y las del motor en serie. Los tipos de motor compound son los mismo que para los generadores, resumiéndose el aditivo y el diferencial.

    Conexiones del motor en compound:

    El motor en compound es un término medio entre los motores devanados en serie y los de en derivación. En virtud de la existencia del devanado en serie, que ayuda al devanado en derivación, el flujo magnético por polo aumenta con la carga, de modo que el par se incrementa con mayor rapidez y la velocidad disminuye más rápidamente que si no estuviera conectado el devanado en serie; pero el motor no se puede desbocar con cargas ligeras, por la presencia de la excitación en derivación. En las curvas (2) de la figura 16 se muestran las características de velocidad y par para este tipo de máquina.

    La velocidad de un motor en compound se puede ajustar por medio de reóstatos en la armadura y el campo, como en el caso de la máquina en derivación.

    Las compound indirectas se usan en algunos motores de corriente directa. En este caso, el campo en serie con devanado de cinta gruesa se reemplaza con un campo con devanado de alambre, similar a un campo pequeño en derivación. Este campo se excita por medio de un excitador de corriente continua no saturado, por lo general accionado por separado a velocidad constante. Este excitador, a su vez, es excitado por la corriente de línea del motor, por la cual se alimenta la excitación en serie. El voltaje de salida y la corriente del excitador son proporcionales a la corriente principal del motor; de modo que existe una proporcionalidad dada entre la corriente de carga del motor y la intensidad de su campo en serie con devanado de alambre. El uso de un conmutador de polos y un reóstato en el circuito de la armadura del excitador en serie permite hacer variar la intensidad e incluso la polaridad del campo en serie. Esto da lugar a un método fácil para cambiar, si se desea, la condición de composición del motor, para diversas velocidades, con el fin de mantener la regulación de velocidad constante sobre cierto rango de velocidades. Si se desea, se puede conectar mecánicamente el reóstato del excitador en serie al reóstato del campo en derivación, para realizar en forma automática lo anterior.

    3.2 Aplicaciones de los motores de corriente continua

    Los motores de corriente continua en derivación son adecuados para aplicaciones en donde se necesita velocidad constante a cualquier ajuste del control o en los casos en que es necesario un rango apreciable de velocidades (por medio del control del campo).

    El motor en derivación se utiliza en aplicaciones de velocidad constante, como en los accionamientos para los generadores de corriente continua en los grupos motogeneradores de corriente directa. El motor devanado en serie se usa en aplicaciones en las que se requiere un alto par de arranque, como en la tracción eléctrica, grúas, malacates, etcétera. En los motores en compound, la caída de la característica velocidad-par se puede ajustar para que se adecue a la carga.

    En aplicaciones en las que tradicio­nalmente se emplean motores en compound, podría considerarse el motor PM en los casos en que se necesiten una eficiencia un poco más alta y una mayor capacidad de sobrecarga. En las aplicaciones de motores devanados en serie, la consideración del costo puede influir en la decisión de hacer el cambio. Por ejemplo, en tamaños de armazón menores de 5 pulgadas de diámetro, el motor devanado en serie es más económico; pero en tamaños de más de 5 pulgadas, este motor cuesta más en volúmenes grandes, y el motor PM en estos tamaños más grandes desafía al motor devanado en serie con sus pares altos y su baja velocidad en vacío.

    Los motores de excitación independiente tienen como aplicaciones industriales el torneado y taladrado de materiales, trefilación, extrusión de materiales plásticos y goma, ventilación de horno, retroceso rápido en vacío de ganchos de grúas, desenrollado de bobinas y retroceso de útiles para serrar. Los motores de excitación en derivación tienen aplicaciones como ventiladores, bombas, máquinas. Herramientas además de los citados para el motor de excitación independiente. Entre las aplicaciones del motor serie cabe destacar tracción eléctrica, grúas, bombas hidráulicas de pistón y en general en aquellos procesos donde lo importante sea vencer un par de gran precisión en la velocidad. El mayor uso del motor compound aditivo es en estrujadoras, grúas tracción, calandras, ventiladores, prensas, limadores, etcétera. El motor compound diferencial presenta el peligro de embalarse para fuertes cargas, por lo que su empleo es muy limitado.

    Los motores de imán permanente se emplean para el movimiento de maquinaria (tornos) en procesos de fabricación automática, arrastres de cintas de audio y video, movimiento de cámaras, etc.

    3.3 Arranque de Motores de Corriente Directa

    Los motores de corriente directa de pequeña capacidad se pueden arrancar al conectar directamente el motor al voltaje de línea. Los motores con capacidad nominal de 2 caballos de fuerza o más en general requieren un arrancador con voltaje reducido. El voltaje reducido para el arrancador se obtiene al emplear resisten­cias en serie con la armadura del motor, o bien, al hacer variar el voltaje de alimentación a la armadura. Se puede usar control manual o magnético.

    Los motores de corriente continua en accionamientos de voltaje ajustable y velocidad ajustable se arrancan al hacer girar el control de la velocidad hacia arriba, desde cero hasta la velocidad deseada, o bien, mediante circuitos internos que elevan paulatinamente el voltaje de la armadura hasta el valor deseado. No se requiere equipo de arranque que no sea el rectificador o generador de voltaje de la armadura.

    3.3.1 Arrancadores manuales de corriente directa

    Estos resultan satisfactorios para aplicaciones que no exijan arranques y detenciones frecuentes y en donde el arrancador se pueda montar cerca del operario, sin que se requieran largos conductores hasta el motor. Los arrancadores entre los lados de la línea suministran el medio más sencillo de arranque de motores pequeños de corriente directa. Existen interruptores de accionamiento manual para este servicio en tamaños hasta de 1.5 caballos de fuerza, a 115 V, y 2 caballos de fuerza, a 230 V. Para motores más grandes se conecta una resistencia en serie con la armadura del motor, para limitar la irrupción de la corriente en el arranque. Entonces se proporciona un medio de operación manual para quitar el resistor del circuito en una serie de pasos. Existen arrancadores de placa frontal, de interruptor múltiple y de tambor. El de placa frontal se construye para motores hasta de 35 caballos de fuerza, 115 V, y de 50 caballos de fuerza, 230 V. Consiste en una palanca movible y una serie de segmentos estacionarios de contacto a los cuales se conectan las secciones del resistor. Las secciones del resistor se ponen en cortocircuito una a la vez, por el movimiento de la palanca a través de los segmentos.

    En general, los arrancadores manuales han sido sustituidos por el control magnético accionado al oprimir un botón, que trae incorporados protección contra sobrecarga y otras características de seguridad.

    3.3.2 Arrancadores magnéticos de corriente directa:

    Éstos se usan para aplicaciones en las que tienen importancia la facilidad y la conveniencia; en donde el arrancador se hace funcionar con frecuencia; en donde el motor está colocado a cierta distancia del operario; en donde se desea el control automático por medio de un interruptor de presión, interruptor limitador o dispositivo semejante, y para grandes motores que requieren la conmutación de corrientes intensas. Se conecta una resistencia en serie con la armadura del motor, para limitar la corriente inicial y, a continuación, se pone en cortocircuito en uno o más pasos.

    Para motores más grandes se emplea una serie de contactores magnéticos, cada uno de los cuales corta un paso de resistencia de la armadura. Los contactores magnéticos se hacen funcionar a medida que el motor arranca, por uno de dos métodos conoci­dos como aceleración con límite de corriente y aceleración con límite de tiempo; el tiempo de arranque siempre se ajusta a la aplicación de la carga. La aceleración con límite de tiempo resulta ventajosa en donde debe integrarse el tiempo de arranque del motor en una secuencia de tiempos, para una máquina o proceso total.

    3.3.3 Arrancadores de corriente directa con aceleración con límite de corriente:

    Éstos es­tán diseñados para reducir a la mitad la operación de arranque siempre que la corriente requerida de arranque sobrepase un valor predeterminado ajustable; esa operación de arranque se reanuda cuando la corriente cae por debajo de este límite. Con la aceleración con limite de corriente, el tiempo requerido para acelerar dependerá por completo de la carga. Si la carga es ligera, el motor se acelerará con rapidez, y cuando sea pesada, el motor necesitará un mayor tiempo para acelerar. Por esta razón, un arrancador con límite de corriente no es tan satisfactorio como uno con limite de tiempo, para accionamientos que tengan cargas variables. Los arrancadores con límite de tiempo tienen una construcción más sencilla, aceleran un motor con picos más bajos de corriente, utilizan menos energía eléctrica durante la aceleración y siempre aceleran el motor en el mismo tiempo, sin importar las variaciones en la carga. Los arrancadores con limite de corriente resultan a adecuados para motores que impulsan cargas de alta inercia.

    3.3.4 Controladores magnéticos para grandes motores de corriente directa:

    Estos controladores se fabrican con formas que se ajusten a la aplicación- Los controladores se encuentran en las formas siguientes:

  • Sin cambio de marcha, sin frenado dinámico y con éste.

  • Sin cambio de marcha, con regulación de la velocidad por control del campo, sin frenado dinámico y con éste.

  • Con inversión de marcha y con frenado dinámico, sin regulación de la velocidad por control del campo y con esta regulación.

  • 3.4 Sistemas utilizados para la regulación de la velocidad

    La ecuación general de la velocidad de un motor de c. c., es:

    En donde:

    Vb = tensión aplicada al inducido

     = flujo inductor

    N = velocidad de rotación del motor

    Esta expresión indica que la regulación de la velocidad de un motor de corriente continua puede hacerse actuando sobre la tensión aplicada al inducido o bien variando el flujo inductor, ya que el término Ri·Ii es muy pequeño y no modifica prác­ticamente la ecuación.

    A su vez, la regulación de la tensión aplicada al inducido puede hacerse por:

    Control reostático en el inducido:

    La regulación de la tensión se consigue disponiendo de una resistencia regulable en serie con el inducido, pudiendo servir para ello el reóstato de arran­que.

    La introducción de resistencias tiene una desventaja, ya que se pierde por efecto Joule una potencia R·I2, tanto más importante cuanto más haya de va­riarse la velocidad.

    Regulación por acoplamiento de motores:

    Este sistema es apropiado para los servicios que necesiten de varios mo­tores como ocurre en tracción eléctrica.

    Así, una locomotora que dispone de seis motores serie emplea las conexio­nes siguientes:

    Serie: En la que permanecen los 6 motores acoplados en serie, por lo que a cada motor se aplicará 1/6 de la tensión de red, y los motores girarán a la velocidad más reducida.

    Serie-paralelo: Formada por dos ramas de 3 motores en serie, y éstas a su vez en paralelo. La tensión aplicada a cada motor será de 1/3 de la tensión de red, por lo que el motor girará a mayor velocidad que en el caso anterior.

    Paralelo: Formada por 3 ramas de 2 motores en serie. y éstas a su vez en paralelo. La tensión que se aplica a cada motor es 1/2 de la tensión de red.

    Grupo Ward-Leonard:

    Es un sistema para regular la velocidad, por variación de tensión. Muy uti­lizado principalmente para trabajos duros, que consume potencias elevadas.

    El grupo Ward-Leonard, está compuesto por las siguientes máquinas:

    Grupo convertidor corriente alterna/continua, compuesto por un motor trifásico de corriente alterna y un generador de corriente continua de excitación independiente.

    El motor de corriente continua o de trabajo, de excitación independiente.

    Una excitatriz para alimentar los circuitos de excitación, si bien puede ser sustituido por un rectificador, por ser este último el que ha reem­plazado ventajosamente a la excitatriz.

    La regulación del flujo inductor puede conseguirse por:

    Control reostático en el circuito inductor:

    Según la expresión de la velocidad, ésta puede variar en razón inversa al flujo, de forma que otro procedimiento de regular la velocidad de un motor es variando la corriente de excitación.

    La variación de corriente de excitación se logra intercalando un reóstato en serie con el devanado de campo en el motor derivación, y en paralelo en el motor serie.

    Este sistema de regulación presenta las ventajas de sencillez de realización y de reducido consumo, ya que las pérdidas por efecto Joule son:

    En el motor existe una derivación muy reducida la corriente Iex, y en el motor se­rie, mínima la resistencia desviadora Rr.

    Sin embargo, este sistema no es muy utilizado, por ofrecer una gama de control de velocidad reducida (de 1 a 2,5). Este inconveniente surge, tanto al disminuir la velocidad, por la limitación de la saturación del circuito magnético, como en el aumento, por el excesivo valor de corriente y la consiguiente reacción de inducido.

    3.5 Comparación de sistemas de regulación:

    La regulación de velocidad conseguida al actuar sobre el flujo inductor se denomina a potencia constante, ya que la potencia cedida por el motor viene dada por la expresión:

    Pmáx. = M · N = K ·  · I · N

    La tensión como la intensidad, se mantienen constantes, para no aumen­tar por encima del valor fijado por el constructor. De esta forma, un aumento de velocidad estará compensado por una disminución de flujo y viceversa.

    La regulación de velocidad conseguida al actuar sobre la tensión del in­ducido se denomina a par constante. ya que la expresión del par es:

    M = K ·  · I

    Permanecen constantes la corriente absorbida I y el flujo . La variable será la potencia cedida, y su variación será según una recta, por ser:

    P = I · V = K · V

    I = ctte.

    El motor de excitación independiente es el más adecuado para cualquier tipo de regulación, por la independencia entre el control por el inductor y el control por el inducido, pudiendo incluso disponer de los dos sistemas de regu­lación.

    El motor derivación no es muy adecuado para la regulación de la velo­cidad, si bien se utiliza la regulación a par constante en un margen reducido (de 1 a 4). También en alguna ocasión se utiliza la regulación por control del inducido, siendo el funcionamiento entonces similar al del motor de excitación independiente.

    El motor serie permite las regulaciones sobre el campo y sobre la tensión del inducido, aunque de por sí, el motor se ajusta automáticamente a las nece­sidades del momento en cuanto a par y velocidad, manteniendo la potencia prácticamente constante.

    Finalmente, del motor compound cabe añadir que su control de velocidad será el resultante de actuar sobre los circuitos derivación y serie.

    3.6 Cálculos de eficiencia en los motores de corriente continua

    Para calcular la eficiencia de un motor de corriente continua, se deben determinar las siguientes pérdidas:

    Sus pérdidas en el cobre

    Sus pérdidas por caída en las escobillas

    Sus pérdidas mecánicas

    Sus pérdidas en el núcleo

    Sus pérdidas rotacionales.

    Las pérdidas en el cobre del motor son las pérdidas I2R en los circuitos de armadura y campo del motor. Estas pérdidas pueden encontrarse conociendo las corrientes en la máquina y las dos resistencias. Para determinar la resistencia del circuito de armadura de una máquina, bloque su rotor para que no pueda girar y aplique un voltaje de corriente continua pequeño a los terminales de armadura. Ajuste el voltaje hasta que la corriente de armadura sea igual a la corriente nominal de la máquina. La relación de voltaje aplicado a la corriente circulante en la armadura es RA. La razón para que cuando se realiza esta prueba la corriente sea aproximadamente igual al valor de plena carga, es que RA varía con la tem­peratura y al valor de corriente de plena carga, los devanados de la armadura están cerca de su temperatura normal de operación.

    La resistencia obtenida no es completamente precisa, porque:

  • No está presente el enfriamiento que ocurre normalmente cuando el motor está girando.

  • 2. Puesto que durante la operación normal hay un voltaje de corriente alterna en los conductores del rotor, ellos adolecen de alguna cantidad de efecto pelicular, el cual eleva adicionalmente la resistencia de armadura.

    Los estándares sobre máquinas de corriente continua permiten un procedimiento más pre­ciso para determinar RA, el cual puede utilizarse, si se requiere.

    La resistencia de campo puede determinarse suministrando el voltaje nominal de pleno campo a su circuito de campo y midiendo la corriente de campo resultante. La resistencia de campo RA es justamente la relación del voltaje de campo a la corriente de campo.

    Las pérdidas por caída en las escobillas a menudo son cargadas junto con las pérdidas en el cobre. Si se tratan separadamente, pueden determinarse de una gráfica de poten­cial de contacto versus corriente, para el tipo particular de escobillas que se estén usando. Las pérdidas por caída en las escobillas son justo el producto del voltaje de caída en las escobillas VBD por la corriente de armadura IA.

    Las pérdidas en el núcleo y las mecánicas usualmente se determinan juntas. Si se lleva un motor a girar libre sin carga y a la velocidad nominal, no hay potencia de salida desde la máquina. Puesto que el motor está sin carga, IA es muy pequeña y las pérdidas en el cobre de la armadura son despreciables. Por lo cual, si las pérdidas en el cobre del cam­po se restan de la potencia de entrada al motor, la potencia de entrada restante consta de las pérdidas mecánicas y en el núcleo de la máquina a esa velocidad. Estas pérdidas del motor se denominan pérdidas rotacionales sin carga. En la medida que la velocidad del motor permanezca cercana a la cual fueron medidas las pérdidas rotacionales sin carga son una buena estimación de las pérdidas mecánicas y en el núcleo de la máquina bajo carga.

    4. Sistemas de Excitación de las Máquinas Eléctricas de Corriente Continua

    Los distintos sistemas de conectar los arrollamientos de excitación de las máquinas de corriente continua, constituyen la base para poder modificar ampliamente las formas de funcionamiento de estas máquinas. Según sea la conexión elegida, los generadores y los motores reciben nombres especiales. A continuación, se presentan los sistemas de excitación más empleados en la práctica:

    Excitación independiente.

    Autoexcitación.

    Excitación mixta.

    Excitación propia.

    Para poder determinar los sistemas de excitación o inducción que posean las máquinas de corriente continua, es necesario conocer la designación de bornes.

    Al abrir la caja de bornes de una máquina de corriente continua, se encuentra que cada borne está señalado con una letra. Aprendiendo bien las letras que designan cada uno de los bornes, se pueden conocer datos interesantes, tales como las conexiones entre bornes, la clase de excitación de la máquina, su sentido de giro, etc., así como las posibilidades y limitaciones para cambiar el funcionamiento de la máquina (sentido de giro, excitación, servicio, entre otros).

    De esta manera, se expresan a continuación las más importantes designaciones de los bornes de las máquinas de corriente continua.

    4.1 Designación de Bornes (Generadores y Motores)

    Arrollamiento de inducido. A-B

    Arrollamiento inductor en derivación o shunt C-D

    Arrollamiento inductor en serie. E-F

    Arrollamiento de polos de conmutación o compensador G-H

    Arrollamiento inductor de excitación independiente J-K

    Generadores y motores de corriente contínua

    Figura 17. Designación de bornes

    En corriente continua, los bornes generales están designados de la siguiente forma:

    Polo positivo P

    Polo negativo N

    Neutro (en líneas trifilares) O

    Al igual, es necesario tomar en cuenta que:

    a) En el arrollamiento de polos de conmutación

    El borne G se conecta siempre al borne B.

    b) En el arrancador

    El borne L puede conectarse al borne N o al borne P.

    El borne M puede conectarse al borne C o al borne D (o bien, al borne t; .si hay regulación de tensión)

    El borne R puede conectarse a los bornes A, B, E, F, G, H, según sea el esquema utilizado.

    c) En el regulador de tensión

    El borne s puede conectarse a los bornes C o D; o bien a los bornes J o K, según sea el esquema utilizado.

    El borne M es el que corresponde a la máxima resistencia en el arrancador, es decir que corresponde a la posición inicial de marcha y, que el borne R es de mínima resistencia que corresponde a la posición final de marcha.

    4.2 Máquinas con Excitación Independiente

    El sistema de excitación más fácil de entender es el que supone una fuente exterior de alimentación para el arrollamiento inductor. En la siguiente figura, se representa el inducido por un círculo; la flecha recta interior representa el sentido de la corriente principal y la flecha curva, el sentido de giro del inducido; el arrollamiento inductor o de excitación, se representa esquemáticamente, y el sentido de la corriente de excitación, por medio de una flecha similar. Los sentidos de giro, de la corriente principal y de la corriente de excitación, se determinan siempre, utilizando la regla de la mano derecha si se trata de generadores, o la regla de la mano izquierda si se trata de motores.

    Generadores y motores de corriente contínua

    De acuerdo con la designación de bornes, en la placa de bornes de una máquina con excitación independiente, sea ésta generador o motor, estarán marcados los siguientes bornes:

    Bornes

    Arrollamiento del inducido

    A-B

    Arrollamiento de excitación independiente (sin polos de conmutación)

    J-K

    Arrollamiento de excitación independiente (con polos de conmutación)

    G-H

    Generadores y motores de corriente contínua

    Con la sola observación de la placa de bornes de una máquina de corriente continua se puede decir, inmediatamente, qué clase de excitación lleva la máquina y si lleva o no polos de conmutación. Además, conectando los bornes de una u otra forma, se puede conseguir que la corriente suministrada por un generador tenga uno u otro sentido o bien, que el sentido de giro de un motor sea a derechas o a izquierdas.

    Para el conexionado de los polos de conmutación, deben tenerse en cuenta las siguientes indicaciones, válidas para todas las máquinas de corriente continua:

    En generadores, si se sigue el sentido de giro, a cada polo inductor o principal, corresponde un polo de conmutación de distinto nombre (a un polo N principal corresponde un polo S de conmutación, entre otros).

    En motores, si se sigue el sentido de giro, a cada polo inductor o principal, corresponde un polo de conmutación del mismo nombre (a un polo N principal corresponde un polo N de conmutación, entre otros).

    4.3 Autoexcitación

    El sistema de excitación independiente, solamente se emplea en la práctica en casos especiales debido, sobre todo, al inconveniente de necesitar una fuente independiente de energía eléctrica.

    Este inconveniente puede eliminarse con el denominado principio dinamoeléctrico o principio de autoexcitación, que ha hecho posible el gran desarrollo alcanzado por las máquinas eléctricas de corriente continua en el presente siglo.

    En las máquinas que utilizan este principio, la corriente de excitación procede del inducido de la propia máquina; por eso se denominan máquinas autoexcitadas.

    Para comprender bien el principio de autoexcitación, recordemos que en los materiales magnéticos, la inducción magnética no se anula cuando el campo magnético se hace nulo, sino que el material magnético en cuestión conserva una pequeña inducción residual, que se denomina magnetismo remanente. También se debe recordar que en una bobina ya construida, el campo magnético solamente depende de la corriente que atraviesa dicha bobina; por lo tanto, variando esta corriente se puede variar a voluntad el campo magnético de la bobina y, por consiguiente, la inducción en el núcleo magnético de dicha bobina. Conocido esto se puede explicar el principio de la autoexcitación.

    Generadores y motores de corriente contínua
    Generadores y motores de corriente contínua

    En las figuras 21 y 22 se han representado esquemáticamente 2 generadores con giro a derechas. Supongamos que la máquina en reposo conserva un magnetismo remanente en sus polos inductores que, como ya sabemos, están construidos de materiales magnéticos; la polaridad de los polos inductores debida a este magnetismo remanente, se designa por Nrem y Srem. El arrollamiento de excitación, en ambas figuras, está conectado directamente a los bornes del inducido (bornes A y B); las conexiones están realizadas de tal manera que la corriente de excitación que se produzca cuando la máquina esté en movimiento, refuerce las polaridades Nrem y Srem.

    Al activar la máquina, el pequeño campo magnético creado por Nrem y Srem produce, en el inducido, una fuerza electromotriz muy débil; es decir, que en los primeros instantes el funcionamiento de la máquina es idéntico al de una magneto. A consecuencia de esta débil fuerza electromotriz inducida, circulará una pequeñísima corriente por el arrollamiento de excitación; esta corriente produce un flujo magnético del mismo sentido que el producido por el magnetismo remanente y que, por lo tanto, lo refuerza. Esto trae como consecuencia un aumento de la fuerza electromotriz inducida, un nuevo aumento de la corriente de excitación y un nuevo refuerzo del campo magnético inductor. Los efectos se van acumulando hasta que, al cabo de cierto tiempo, se alcanza el valor de la fuerza electromotriz nominal de la máquina lo que representa, en el circuito magnético, que el material que lo constituye ha llegado a la saturación magnética.

    El tiempo que precisan las máquinas autoexcitadas para alcanzar la fuerza electromotriz nominal, oscila entre unos segundos para las máquinas de pequeña potencia y algunos minutos para las máquinas de gran potencia.

    Las figuras 21 y 22, son dos casos diferentes que se pueden presentar en el giro a derechas de una máquina; en ambos casos, las conexiones del circuito de excitación a los bornes A y B del inducido son las mismas y el resultado, en los dos casos, es correcto puesto que el sentido de la corriente de excitación es tal, que el flujo magnético por ella producido, refuerza el flujo de los polos inductores.

    Observando las figuras 21 y 22, se pueden deducir las conclusiones siguientes:

    1. La polaridad de los bornes A y B del inducido, depende de la polaridad que tengan los polos con magnetismo remanente.

    2. Solamente puede existir autoexcitación, si para cada sentido de giro, se adopta la conexión apropiada para el arrollamiento de excitación.

    Exteriormente, no se puede apreciar en una máquina de corriente continua, cuál es el sentido de rotación con el que se autoexcitará, ni cuál será la consiguiente polaridad de las escobillas.

    4.4 Máquinas con excitación mixta

    Estas máquinas llevan un arrollamiento de excitación independiente y un arrollamiento de excitación serie; los efectos de ambos arrollamientos se suman en la máquina. El efecto del arrollamiento de excitación independiente es muy superior al efecto del arrollamiento de excitación serie. Las máquinas con excitación mixta pueden ser también adicionales si se suman los efectos de ambos arrollamientos, o diferenciales cuando dichos efectos son opuestos; en este último caso, el efecto del arrollamiento de excitación independiente, resulta determinante para decidir sobre el sentido de giro de la máquina.

    En la placa de bornes de una máquina con excitación mixta, estarán indicados los siguientes bornes:

    Bornes

    Arrollamiento del inducido

    A-B

    Arrollamiento en serie

    E-F

    Arrollamiento de excitación independiente (sin polos de conmutación)

    J-K

    Arrollamiento de excitación independiente (con polos de conmutación)

    G-H

    Generadores y motores de corriente contínua

    Con lo que la placa de bornes tendría un aspecto semejante al de la figura 23, en donde ya se han realizado las pertinentes simplificaciones sobre los bornes G, H, B.

    Este sistema de excitación se emplea, sobre todo para generadores, por lo que solamente se tendrá en cuenta esta aplicación.

    4.5 Máquinas con excitación propia

    Este sistema de excitación se emplea casi exclusivamente para generadores. En las máquinas con excitación propia, la corriente inductora o de excitación es suministrada por una máquina excitatriz acoplada directa o indirectamente a la máquina principal y que se utiliza solamente para este objeto, es decir, que exceptuando el arrollamiento inductor de la máquina principal, la excitatriz no alimenta ningún otro punto de consumo.

    En las máquinas con excitación propia, la máquina principal es de excitación independiente puesto que su corriente de excitación procede de una fuente exterior; la máquina excitatriz es, casi siempre, de excitación shunt.

    La gran ventaja de este tipo de excitación es que la regulación de tensión se efectúa sobre la máquina excitatriz; por lo tanto, el regulador de tensión será de menor tamaño que si la regulación se efectuara sobre la máquina principal y la regulación puede ser mucho más fina. Por la tanto, cuando la potencia de excitación ha de ser grande y no se disponga de otra fuente de corriente continua, este sistema de excitación resulta muy apropiado.

    5. Circuito equivalente de una maquina de corriente continua

    El inducido de la máquina de corriente continua, tal como se ha visto anteriormente, puede considerarse constituido por una serie de pilas eléctricas elementales, que son conductores activos, caracterizados por una f.e.m. y por una resistencia óhmica. El inducido “visto” desde las escobillas será entonces una suma de f.e.m. total (Ei) y una resistencia total (Ri), resultando el circuito equivalente del mismo, tal como se indica en la figura 24.

    Generadores y motores de corriente contínua

    El circuito de ésta figura es válido únicamente en condiciones estacionarias, ya que cuando la máquina funciona en régimen transitorio es necesario incluir una inductancia (Li) del bobinado del rotor para tener en cuenta el efecto de variación temporal de la intensidad.

    En el caso de que la máquina sea un generador, la corriente por el inducido Ii saldrá por el borne positivo y entrará por el negativo, de modo que la tensión entre ambos bornes (Vc) será:

    Vc = Ei -RiIi

    La tensión de un generador disminuirá cuando aumente Ii, o sea, el consumo, a igualdad de velocidad y flujo por polo. También disminuirá si la velocidad de giro disminuye, y aumentará en caso contrario. Para mantener la tensión constante en un margen de velocidades de giro y de carga, será necesario actuar sobre , esto es, sobre la intensidad de excitación.

    En el caso de que la máquina sea motor, la corriente por el inducido Ii entrará por el borne positivo y saldrá por el negativo, y así la tensión aplicada al motor VL será:

    VL= Ei+RiIi

    La velocidad de un motor disminuirá cuando aumente Ii, o sea, la carga mecánica que deba arrastrar, siempre que se mantengan la tensión aplicada y el flujo por polo. Si se desease regular la velocidad de un motor de corriente continua, habrán de variarse la tensión aplicada o el flujo por polo; esto es, la intensidad de excitación, o incluso ambas.

    Todo lo explicado hasta ahora se refiere al circuito equivalente del inducido. Ahora bien, el inductor, o sea, el devanado de excitación, está constituido por una serie de espiras que tendrán una resistencia óhmica Re, y en el caso más general, este devanado presentará también una inductancia Le, debido al número de espiras con su circuito magnético correspondiente. En condiciones estacionarias sólo se tendrá en cuenta Re.

    En el caso más general, la máquina de corriente continua tendrá el circuito equivalente de la figura 25.

    Generadores y motores de corriente contínua

    6. Especificaciones en Placa

    Factores que afectan a los valores nominales de las máquinas

    Las máquinas eléctricas se clasifican atendiendo a sus capacidades de salida. Para los regímenes nominales de los generadores y alternadores se atiende a su capacidad de salida en kilowatt (kW) o kilovoltampere (kVA) a la velocidad de régimen del motor primario y a la tensión nominal en los bornes.

    La potencia nominal de los motores (de corriente continua y alterna) indica su capacidad de salida en CV al eje, a la velocidad nominal, corriente a plena carga y tensión aplicada. Cuando las máquinas eléctricas funcionan según estas características de la placa indicadora, se supone que la elevación de temperatura (calentamiento) no será excesiva y que no se sobrecalentarán. Si bien el constructor sabe que pueden mantenerse sobrecargas temporales, no espera que las dínamos rotativas soporten sobrecargas sostenidas durante períodos largos.

    El consumidor que, por razones de economía, adquiere un motor de 10 CV para accionar una carga de 12 o 15 CV continuamente, corre el riesgo al comprar un producto que:

  • Ofrecerá velocidad nominal a carga nominal, pero no velocidad nominal en sobrecarga.

  • Se sobrecalentará demasiado, generalmente tendrá (como resultado) una vida más corta.

  • Funcionará a menor rendimiento en sobrecarga durante el período de su vida. De esta forma, el costo inicial inferior se pierde por un funcionamiento más pobre y más caro, teniendo la necesidad de un reemplazamiento anticipado.

  • Por esta razón, pues, en las placas indicadoras (de la maquinaria eléctrica rotativa) se determina el calentamiento admisible y el ciclo de trabajo, así como la tensión corriente, frecuencia y velocidad nominales.

    Conclusiones

    La adquisición de los conocimientos adecuados y necesarios del funcionamiento de las diversas de máquinas de corriente continua, determinan la capacidad de un ingeniero de elegir el generador y/o motor ideal para la satisfacción de los requerimientos de cualquier proceso para los cuales sea necesario la participación de estos equipos.

    Cada característica en particular, como el tipo de excitación de los distintos sistemas, puede ser el determinante para el uso futuro de los equipos. Como por ejemplo, los generadores con excitación independiente, cuya tensión en los bornes es independiente de la velocidad (ya que es regulada por un reóstato). Quizás no se considere para las situaciones en las que se necesite poca vigilancia del equipo, ya que los pasos para la carga de un acumulador, de no ser evaluados cuidadosamente, pueden poner en riesgo el buen funcionamiento de la máquina. Caso contrario a los generadores de excitación en paralelo (shunt), en los que gracias a su autoexcitación (fenómeno basado en el principio dinamoeléctrico), puede mantenerse en movimiento, aún luego de realizada su labor de carga; es decir, procesos para los cuales se necesita de corriente a tensión constante y para los cuales se cuenta con elementos compensadores, en los que no se producen cambios en el sentido de la polaridad, a diferencia de los de excitación independiente en los cuales el sentido de giro determina la polaridad de la corriente que sale del generador. Pero, si se cuenta con los recursos necesarios, la elección de un generador con excitación compound (mixta) brindaría los beneficios de un híbrido de los dos antes mencionados, adquiriendo la capacidad de los generadores con excitación en paralelo de disminuir la excitación al aumentar la carga ofrecida y superando la limitación del mismo en cuanto no disminuye su tensión con la carga.

    Además, con el aprendizaje de la decodificación de la información en placa de los distintos tipos de generadores se está en la capacidad de conocer los diferentes parámetros e informaciones de interés acerca de la máquina, involucrados en un proceso que requiera del uso de un motor de corriente continua, dada su versatilidad en la industria gracias a la facilidad del control de velocidad procedente del diseño de este equipo y, los más importante, la capacidad de entregar hasta 5 veces el par nominal en comparación con un motor de corriente alterna.

    Cada motor cuenta con características en cuanto a inercia, forma física, costo, velocidad y peso que se adecua a las exigencias de los diferentes usos para los que se recomienda (grúas, tracción eléctrica, entre otros). Todos estos son factores estudiados minuciosamente para la óptima utilización de todos los recursos disponibles y para así diseñar el mejor motor.

    Como resultado del estudio de los motores de corriente, se puede recomendar el uso de motores en derivación en el caso de necesitarse velocidades constantes a cualquier ajuste de control, a diferencia de los motores con devanado en serie. También, de la comprensión del funcionamiento del motor en compound, se considerará su elección debido a su velocidad ajustable, originada por reóstatos en la armadura y el campo.

    Cuando se necesite de baja potencia y no se disponga de alimentación de energía para su funcionamiento, se recomienda el uso de motores de imán permanente. Éstos, aunque ofrecen la mitad de la velocidad en vacío que un motor devanado en serie, poseen mayor par de arranque, omitiendo así su desventaja, ya que las sobrecargas pueden causar desmagnetización parcial y pérdida de la energía en él acumulada.

    Aunque las tendencias modernas apuntan hacia el desplazamiento de la tecnología en el caso de los generadores de corriente continua. El hecho de que no se utilizan como principales fuentes de electricidad promueve el interés acerca de las aplicaciones para procesos de menor envergadura (como la carga de acumuladores de reserva, principalmente).

    Bibliografía

    FINK. Donald. Manual de ingeniería eléctrica. Decimotercera edición Tomos II y III McGraw-Hi1l . México. 1996

    KOSOW. Irving. Control de máquinas eléctricas. Primera Edición. Editorial Reverté S.A. España 1982

    SANJURJO. Rafael. Máquinas eléctricas. Primera Edición. McGraw-Hill. España 1989

    http://www.vc.ehu.es/ierwww/maquinas%20el%E9ctricas%20I%20febrero202001.pdf

    http://www.caib.es/sac/tr/programa_normalizados/pdf/moee02.pdf  

    http://personal.redestb.es/jorgecd/maquinas.html

    2

    Arrancador L-M-R

    Regulador de tensión s-t-q

    Figura 16. Características del motor

    Figura 25. Representación del inducido (rotor) y del

    inductor (estator) de una máquina de corriente continua.

    Figura 24. Circuito equivalente del inducido.

    Figura 23. Placa de bornes de una máquina con excitación mixta

    Srem

    Nrem

    Srem

    Nrem

    Figura 22. Generador autoexecitado con giro a derechas y polaridad cambiada de magnetismo remanente.

    Figura 21. Generador autoexcitado con giro a derechas

    Figura 20. Placas de bornes de una máquina de excitación independiente, con polos de conmutación

    Figura 19. Placas de bornes de una máquina de excitación independiente, sin polos de conmutación

    Figura 18. Representación esquemática de una máquina

    con excitación independiente

    Figura 13. Esquema de sistema de regulación de tensión por pila de carbón

    Figura 11.Esquema del funcionamiento del sistema de regulación de tensión mediante Rx

    Figura 10. Carga de una batería de acumuladores con un generador de excitación compound.

    Figura 9. Esquema de conexiones de un generador con excitación compound

    Figura 8. Determinación gráfica de la línea de carga de un generador con excitación en serie

    Figura 7. Línea de carga de un generador con excitación en serie

    Figura 6. Curva de Magnetización para cualquier velocidad de giro del rotor

    Figura 5. conexión con excitación en serie

    1. Aislamiento

    2. Ventilación controlada

    3. Colector

    4. Soporte del lado conector

    5. Conjunto de Escobilla

    6. Inducido

    7. Cojinetes

    8. Caja de Bornes

  • Culata

  • Núcleo polar

  • Pieza polar

  • Núcleo de polo auxiliar

  • Pieza polar de polo auxiliar

  • Inducido

  • Arrollado del inducido

  • Arrollado de excitación

  • Arrollado de conmutación

  • Colector

  • Escobillas positivas

  • Escobillas negativas