Generación del 98

Literatura Española del Siglo XX. Generación del Desastre. Modernismo. Literatura Contemporanea

  • Enviado por: Pogo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Literatura Española s. XX

La Generación del ´98

Generación del 98, también llamada generación del desastre en alusión a la pérdida de Cuba por España.

Habrá que esperar hasta 1934, con la conferencia de Pedro Salinas sobre "El concepto de generación literaria aplicado a la del 98", para que se fije definitivamente esta manera de identificar a una generación que representó un fenómeno importante por cuestionarse la tarea intelectual frente a España y la política española, y plantearse el dilema de una literatura acorde con esas inquietudes.

Muchos de sus representantes estaban ligados a la Institución Libre de Enseñanza, que dirigía Francisco Giner de los Ríos. Sobresalen autores como Ángel Ganivet (1862-1898), autor de Ideariumespañol (1897); Joaquín Costa (1846-1911); Miguel de Unamuno (1864-1937), con obras como En torno al casticismo (1895), Vida de Don Quijote y Sancho (1905) y del sentimiento trágico de la vida (1913); Ramiro de Maeztu, quien enumeraba los engaños que dominaban a España en el campo de la prensa, la política, la oligarquía y el caciquismo, la literatura y la ciencia, las supuestas glorias históricas, y, como otros jóvenes rebeldes de su tiempo (el mismo Unamuno o Martínez Ruiz, Azorín), rechazaba la guerra colonial en todas sus manifestaciones; José Ortega y Gasset, que, en realidad, trascendió el marco de esta generación.

Debe mencionarse también la obra de Azorín (El alma castellana (1900); La ruta de don Quijote (1905), Antonio Machado (Soledades y Campos de Castilla, sobre todo), Pío Baroja (La raza; La lucha por la vida, 1904), Ramón María del Valle-Inclán, Vicente Blasco Ibáñez, Gabriel Miró.

Este grupo parte de un prinicipio regeneracionista o anarquista para disolverse, en el segundo decenio del siglo XX, en una actitud de ensueño, claramente evasiva, cuando no regresiva.
Una de estas dos actitudes pudo influir en la creación de una novela experimental, que rompe definitivamente con los modelos realistas galdosianos y que se interrumpe en 1936.

El concepto de Generación del 98, -creado por "Azorín" (ABC, 1913) y defendido por Jeschke, Laín Entralgo y Guillermo Díaz-Plaja, entre otros-, se prefieren las expresiones Edad de Plata, de José-Carlos Mainer, o Fin de Siglo, utilizada por personalidades como Lily Litvak.

-1-

El modernismo y la generación del 98 tienen algo en común: una intención firme de renovar la literatura española del siglo XX en todos los géneros. La poesía va a estar más relacionada con los escritores modernistas y la novela y los ensayos con los del 98.

Las circunstancias que provocaron la irrupción de estos escritores en el panorama intelectual y literario fue el ambiente de crisis política, económica y moral que se vivía a finales del siglo XIX, y el agotamiento de los temas y formas de la literatura del siglo anterior. Entre los escritores de 98, están: Unamuno, Azorín, Baroja, Maeztu, Machado y parte de la obra de Valle.

El tema de España, enfocado desde una visión subjetiva e individualista, aunque desde todas las perspectivas el descubrimiento del alma de España se hace por medio de:

  • El paisaje, en especial el de Castilla

  • La historia de gente anónima y su vida cotidiana (intrahistoria).

  • La literatura, volviendo a los autores medievales.

  • El tema existencial, preocupación por el sentido de la vida.

  • La técnica estilística y literaria. El aspecto más característico es el rechazo a la expresión retoricista y grandilocuente.

-2-