Generación del 98

Literatura española contemporánea. Caracterización. Ideología. Autores. Preocupaciones estéticas. Grupo de los Tres: Azorín, Baroja y Maeztu

  • Enviado por: Hefe
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


a) Presupuestos ideologicos de la generación

Fue José Martin Ruiz, mas conocido como Azorín, quien propuso tal denominacion en unos articulos de 1913. Según el integraban la generación del 98 autores como Unamuno, Maeztu, Baroja, Valle Inclan , Benavente, Rubén Darío, etc... ( dejandose de citar a Machado)

Para Azorín los rasgos que permiten agrupar a tales autores son, no solo el espiritu de protesta sinó tambien su profundo amor por el arte; tambien señala influencias parnasianistas y simbolistas. Tal generación no es para Azorín algo deslindado del modernismo ni opuesto a el.

Algunos presuntos miembros de la generación rechazaron la idea. Unamuno se mostró reticente. Baroja afirmó que no existia tal generación, pero en caso de que existiese, el no pertenecia a ella. Sin embargo la etiqueta de generación del 98 hizo pronto fortuna.

Pero, ¿forma realmente la generación del 98 una generación literaria?. Si se considera que forman una generación diferente a la del modernismo son necesarios unos requisitos generacionales que configuró Salinas en un ensayo de 1935:

  • Nacimiento en años poco distantes. Es fundamental que los autores hayan nacido en una misma zona de fechas. Este requisito se cumple a la perfección ya que solo once años separan al autor mas joven del autor mas viejo de la generación. (Unamuno, 1864 - Machado, 1875)

  • Formación intelectual semejante. Una caracteristica importante es el autodidactismo de los autores, es decir que aprendieron por su cuenta.

  • Relaciones personales. Todos los autores de una misma generación deben manterner ciertas relaciones entre ellos. En este caso son conocidos los vinculos que unieron a Baroja, Azorín y Maeztu (Grupo de los tres), y sus contactos con Unamuno y Valle Inclán. Ademàs coincidieron en tertulias, participaciones en revistas, etc...

  • El acontecimiento generacional. En este caso fue el desastre del 98, aunque tambien algunos modernistas, en España y en America habian denunciado la gravedad del asunto.

  • Presencia de un guia. Toda generación debe tener un precursor, requisito dificil de comprovar en este caso. Para Salinas fue Nietzsche quien desempeñó tal papel. Aunque otros lo atribuyen a Schopenhauer. Algunos piensan que fue Unamuno, todos le respetaron, pero prefirió guardar ciertas distancias.

  • Lenguaje generacional. Son evidentes las novedades estilisticas respeto a la generación anterior. Para Salinas es modernismo no es otra cosa que el lenguaje generacional del 98.

  • Anquilosamiento de la generación anterior. Es decir no hay una evolucion importante.

Estos ocho requisitos, estàn muy lejos de cumplirse en su totalidad. Es el bloque de los llamados "noventaiochistas". Asi surgió la pregunta: Deben considerarse un grupo opuesto a los modernistas o forman parte de el?

La critica mas reciente se divide en dos sectores:

a) Quienes rechazan la existencia de una generación del 98 opuesta al modernismo.

b) Quienes la admiten aunque con matices profundos.

En el primer bloque destaca Ricardo Gullón, para quien solamente hay un amplio movimiento producto del cambio de sensiblidad y caracterizado por la rebeldia y ademàs por los propositos de renovación artistica. El nombre que da a tal movimiento es el modernismo. Una ideologia semejante defiende J.C. Mainer, que asegura que la generación del 98 es una falsificacion.

En frente se hayan quienes piensan que ciertos escritores (los noventaiochistas) no pueden incluirse en el modernismo: Aceptando alguno de ellos la denominación de generación del 98. Así proponemos los siguientes colorarios:

- Noventaiochistas y modernistas constituyen una misma generación historica y entre ellos hay numerosos puntos comunes.

- Sin embargo, es licito hablar de un grupo del 98 dentro de aquella generación; un grupo homogeneo sobretodo en su juventud.

- En cualquier caso es inexcusable atender a la evolución de sus autores, desde sus citadas coincidencias juveniles hasta su agreiva divergencia.

Dentro de la llamada generación del 98 podemos diferenciar tres etapas que corresponden a las distintas fases de los autores, que detterminaran la evolución comenzada anteriormente.

a) La juventud del 98. La qual corresponde al inicio de la generacion. Los comienzos de la generación se hallan marcados por doctrinas revolucionarias concretas:

- Unamuno, ideologia socialista y marxista escribe en revistas sebversivas.

- Maeztu, quien comparte las ideas socialistas, y expone sus anhelos revolucionarios en, Hacia otra españa, 1899.

- Azorín, en un principio se declara anarquista y propaga sus ideas en folletos explosivos.

- Baroja, sentia simpatias por el anarquismo, aunque no adoptara posturas tan activas como los otros.

Estos cuatro autores coinciden en profesar ideas muy avanzadas, que pueden considerar-se el inicio de la crisis de la conciencia burguesa, es decir se alejan de su condición y conectan con los intereses del pueblo. Diferente es el caso de Valle-Inclàn y Machado. Valle, antes del 1900 solo habia escrito algunos cuentos modernistas donde profesa ideas tradicionalistas. En cuanto a Machado, se darà a conocer en 1903 con un libro de poesia intimista: Soledades.

b) El grupo de los tres.

Este grupo està compuesto por Baroja, Azorín y Maeztu, amigos que firmaban articulos con el pseudonimo de los tres.

En 1901 publican un manifiesto con el deseo de coperar a la generación de un nuevo estado social en españa. Afirman que solo la ciencia social puede dar un cauce al deseo altruista, comun, de mejorar la vida de los miserables. Con el paso del tiempo se iràn alejando de sus compromisos politicos iniciales, y confiaràn solo en una vaga ciencia social. Su posición serà la de dar reformismo del tipo regeneracionista. El fracaso de su campaña les condujo a un hondo desengaño, en ese desengaño de la acción concreta les habia precedido Unamuno ( que en 1897 habia dejado el PSOE) como a un maestro los tres le habia enviado el manifiesto buscando su apoyo. Unamuno respondió que habia dejado de interesarles los problemas economicos y sociales, y lo que le interesaba ahora es modificar la mentalidad de nuestro pueblo. Así, se inicia un giro hacia posturas mas idealistas. Seguian interesados por España, pero desde la actitud contemplativa del soñador, o desde un escepticismo desconsolado.

c) La madurez del 98. Según Azorín, cada autor en 1910 habia creado su propia ideologia, aunque seguia sintiendo anhelos idealistas. Pasado el radicalismo juvenil, se configura lo que se ha considerado la mentalidad del 98 y que corresponde con la madurez de los autores. Junto a sus diferencias, pueden senyalarse notas comunes. Ante todo el idealismo, al que acompañan los siguientes rasgos:

- Se intensifica el entronque con las corrientes irracionalistas europeas ( Nietzsche, Schopenhauer, ...). En relación con ello puede hablarse de neoromanticismo, que coincide con el de los modernistas. Así, Azorín destacaba el idealismo romantico de sus compañeros, y como romanticos se definieron Baroja o Unamuno.

- Preocupaciones existenciales y religiosas. Los interrogantes sobre el sentido de la vida, el destino del hombre, ... son capitales en todos ellos. Ello ha hecho que se les haya considerado precursores del existencialismo.

- El tema de españa se enfocarà con tintes subjetivos. Es decir proyectan sobre la realidad española los anhelos y las angustias intimas. El sujetivismo caracteriza tanto la exaltación de Unamuno como la visión impresionista de Azorín o el escepticismo del Baroja maduro. Se plantearon tambien el tema de España pero desde el plano de las ideas, valores y creencias. Es importante destacar su evolución ideologica. Unamuno fué toda su vida un hombre de contradicción y pelea pero cada vez mas encerrado en su yo. Baroja se recluye en un radical escepticismo. Azorín derivó hacia posturas conservadoras. Mas profundo fué ahun el giro de Maeztu que se convertirà en un adalid de la derecha nacionalista.

Asi podemos decir que el grupo del 98 lo compondrian en pprincipio Baroja, Azorín y Maeztu (los Tres) unido entre si por las juveniles afinidades que hemos visto.

B))))) Las preocupaciones esteticas y las realizaciones literarias de los escritores noventaiochistas.

Los noventayochistas contribuyeron poderosamente a la renovación literaria de principios de siglo. Al igual que los modernistas repudiaron la retórica o el prosaismo de la generación anterior.

Sintieron una especial reverencia por algunos clásicos, como Fray Luis, Quevedo y, sobretodo Cervantes.Ademas un gran fervor por nuestra literaturaa medieval, en particular el Poema del Mio Cid, Berceo, el Arcipreste de Hita, Manrique,..

Tales preferencias esplican sus novedades estilisticas:

-Sentido de la sobriedad.

-Voluntad antiretórica.

-Gran cuidado en el estilo (por la repulsa del prosaísmo).

Estas caracteristicas anteriores pueden aplicarse a estilos individualizados, como la vehemencia de Unamuno, o la limpia concisión de Azorín y la novedad antirretorica de Baroja.

Un rasgo común es el gusto por las palabras tradicionales y terruñeras., con la finalidad de poder ampliar el vocabulario.

El subjetivismo, citado anteriormente, se convierte en un rasgo esencial de la estética del 98. De ahí el livismo, que desvela los sentimientos del poeta.Por eso es a menudo dificil separar lo visto de la manera de mirar: paisaje y alma, realidad y sensibilidad se funden.

Señalamos por fin las innovaciones de los generos literarios: Encontramos como genero literario por excelencia el ensayo moderno, caracterizado por:

-Una flexibilidad para recoger por igual el pensamiento.

-Las reflexiones culturales.

-Por una visión lírica del paisaje.

- ...

Profundas novedades ovservaremos tambien en la novela. Menor exito tuvieron ls intentos renovadores en en teatro (siempre Valle-Inclán).

En suma, la renovación estetica de los noventaiochistas es tal, y tal es sus logros, que no en vano la critica ha abierto con ellos y con los modernistas la Edad de Plata de nuestra Literatura.