Gasto Sanitario Español

Envejecimiento de la Población. Farmacia. Presupuestos Sanitarios. Sanidad Privada. Limitaciones de las Polizas de Seguros

  • Enviado por: Belén López Rojas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

1º DE DOCUMENTACIÓN SANITARIA

TRABAJO DE SSA

EL GASTO SANITARIO

INTRODUCCIÓN .

1. GASTO SANITARIO ESPAÑOL 4

1.1. GASTO SANITARIO Y ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN 7

1.2 GASTO EN FARMACIA 7

2. PRESUPUESTOS SANITARIOS 8

3. COMPAÑIAS PRIVADAS SANITARIAS EN ESPAÑA 10

3.1 LAS LIMITACIONES MÁS FRECUENTES DE LAS PÓLIZAS DE SEGUROS MÉDICOS 12

4. ASISTENCIA SANITARIA QUE NO ESTÁ CUBIERTA POR EL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO. 12

5.CONCLUSIONES…………………………………………………………………………………………………………..14

6. BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………………………………………………………....15


Se trata de un trabajo relacionado con la Seguridad Social.

Vemos los gastos sanitarios que tiene la Seguridad Social, tratándose e población envejecida, Un “envejecimiento” de la población, permaneciendo ésta constante, trae consigo un aumento del gasto sanitario total, gasto de personal y lo más relevante es que en farmacia es en lo único que no tiene pérdidas. El sistema sanitario público andaluz se ahorró el año pasado 52,8 millones de euros al reducir la factura farmacéutica el 2,57% en relación con la de 2009, según datos del Ministerio de Sanidad.

También podemos ver las compañías privadas frente a la pública, lo que cubre. En España el 80% del gasto sanitario se lleva a cabo en instituciones públicas mientras que el resto se realiza en las privadas. Un 8% de la población posee doble cobertura pública y privada. Las principales entidades aseguradoras privadas son: sanitas, assisa, adeslas, previasa, etc.

La Seguridad Social en España no contempla de forma eficiente la cobertura dental, Oftalmología, el Balón Gástrico, Audífonos, Medicina homeopática, Vacuna de la Gripe A, Gripe común.


1. GASTO SANITARIO ESPAÑOL

El gasto sanitario total en España se situaba en 1995, según estimaciones de la OCDE en el 7,6, por ciento del PIB de ese mismo año. En ese dato se engloba tanto la Sanidad publica como el gasto sanitario privado.Este último equivalía al 1,6 por ciento del PIB. Dentro del gasto sanitario público, el 6,0 por ciento restante, destaca el gasto efectuado por el Insalud que, en ese mismo año, ascendió a 3,5 billones de pesetas, es decir, un 5,12 por ciento del PIB. En 1985, el gasto sanitario total representaba el 5,7 por ciento del PIB, el gasto privado el 1,1 por ciento, el gasto publico el 4,6 por ciento y el gasto del Insalud el 4 por ciento. La diferencia entre el gasto público total y el gasto del Insalud se debe al gasto de otras administraciones públicos centrales o territoriales.

Estos datos y su diferencia entre 1985 y 1995 se refleja en el cuadro I.

De los datos anteriores surge un panorama que pueda caracterizarse como de crecimiento moderado, en el que se destaca el avance relativamente más rápido del gasto privado y del gasto de las administraciones públicas no Insalud. Este ultimo refleja el desarrollo de los sistemas territoriales de salud a partir de 1988, aunque modestamente ya que el proceso de transferencias sanitarias tienen un fuerte reflejo económico en el gasto del Insalud.

Hay que decir que las cifras del cuadro I proceden de dos fuentes diferentes, la OCDE, para el desglose del gasto total en privado y publico, y el Insalud para su propia cifra. El dato para las restantes administraciones públicas se obtiene por simple diferencia entre los dos últimos mencionados, en la confianza de que haya homogeneidad en las dos fuentes.


Cuadro 1.
Clasificación por sectores institucionales del gasto sanitario en España: 1985-1995(en porcentaje del PIB de cada año, Ptas. corrientes)

 

1985

1995

Diferencia

Gasto sanitario total

5,7

7,6

+1,9

Gasto sanitario privado

1,1

1,6

+0,5

Gasto sanitario público

4,6

6

+1,4

Insalud

4

5,1

+1,1

Otras administraciones sanitarias

0,6

0,9

+0,3

Fuentes: OCDE (1993), OCDE-On line y Seguridad Social (1996)


Sin embargo, en la actualidad, más de la mitad de su gasto total se destina a transferencias a las CCA, con competencias sanitarias, cuyo importe se destina por parte de éstas a financiar el grueso de los servicios sanitarios que prestan. A la hora de trazar la aplicación final de los fondos, a unas u otras partidas funcionales, la falta de información asequible para los analistas es muy patente y no es posible por lo tanto efectuar una distribución detallada del gasto final total.

En el cuadro 2 se muestra la evolución del gasto total por partidas funcionales del Insalud entre 1891 y 1996. El gasto total reflejado para 1996, 3,5 billones de pesetas, representa el 83 por ciento del gasto sanitario publico español y, a pesar de que no ha dejado de crecer en niveles, durante largos periodos de tiempo ha permanecido estabilizado como porcentaje del PIB. Su distribución funcional muestra muy nítidamente el gasto anteriormente mencionado relativo al proceso de transferencias sanitarias a las CCA. En efecto en 1988 se inicia, desde el punto de vista económico, este proceso. Rápidamente, las transferencias del Insalud crecen por este concepto a la vez que disminuyen los gastos de farmacia por reembolso de recetas, los gastos personales y los gastos de bienes y servicios, especialmente los debidos a conciertos hospitalarios.


Cuadro 2. Evolución del gasto del Insalud: 1981-1996

 

1981

1983

1985

1987

1989

1991

1993

1995

1996

87/81a