Garcilaso de la Vega. San Juan de la Cruz

Literatura española del Renacimiento. Lírica renacentistas. Recursos estilísticos literarios. Figuras. Métrica. Vida y obras. Estilo poético

  • Enviado por: El Sera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas

publicidad
publicidad

PREGUNTA 1º PAG 3

PREGUNTA 2º PAG 3

PREGUNTA 3º PAG 4

PREGUNTA 4º PAG 6

PREGUNTA 5º PAG 8

PREGUNTA 6º PAG 13

BIBLIOGRAFÍA PAG 14

Cuestiones

  • Estudio detallado de la estructura silábica, el tipo de estrofas y de composicion de ambos poemas.

    • 1º poema: El poema de Garcilaso está compuesto de dos cuartetos de arte mayor endecasílabos (de catorce sílabas) con rima consonante abba y dos tercetos de arte mayor, igualmente que los cuartetos, también endecasílabos con rima asonante cdc.

    • 2º poema: El poema de San Juan de la Cruz es evidentemente una lira por estar formada por estrofas de cinco versos, con versos de arte menor y rima aBabB en una sucesión de ocho estrofas.

  • Resumen de los poemas explicando el sentido literal del segundo.

    • 1º poema: garcilaso intenta expresar que en el alma del sujeto en el poema hay algo que predetermina su existencia a una mujer la cúal ha conocido (“escrito está en mi alma vuestro gesto, yo no naci sino para quereros, mi alma os a cortado a su medida”). Continúa diciendo que para él es algo normal y está acostumbrado a amarla (“por hábito del alma misma os quiero”)

También dice que todo lo que el desea y siente hacia ella, está escrito sólo con mirarla (“cuanto yo escribir de vos deseo; vos sola lo escribisteis”); explicando que la belleza, la bondad, la ternura de la muchacha son de tal embergadura que no puede cuantificarlo (“no cabe en mi cuanto en vos veo”)

  • 2º poema: primero empieza explicando como estando tranquila en su casa viajó mentalmente a otro lugar (“salí sin ser notada, estando en mi casa sosegada”), en dicho viaje subió por una escalera segura y con escasa luz, la cual nadie mas podía usar (“a escuras y segura por la escala disfrazada”).

Continúa exponiendo que no necesitaba guía por que la luz del corazón la orientaba (“sin otra luz y guía sino la que en el corazón ardía”) segura hacia un sitio donde alguien cercano la esperaba donde nadie se lo imaginaría (“adonde me esperaba quien bien yo me sabía, en parte donde nadie parecía”).

Mas tarde se desprende del poema que “el Amado” la transformó en la oscuridad de la noche (“oh noche amable […] amada en el Amado transformada”) siguiendo un asentamiento de Él en el corazón de ella (“en mi pecho florido quedó dormido”).

La siguiente situación trata de el momento de relación entre los amantes en la que se expresa como Él con el roce de sus manos la hacía sentir en otra realidad (“con su mano serena en mi cuello hería y todos mis sentidos suspendía”) y terminando con la situación de pacenteridad y dejamiento tras elmomento de la cópula (“el rostro recliné sobre el amado, cesó todo, y dejéme, dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado”)

  • Comentario estrofa por estrofa de las figuras estilisticas utilizadas de ambos poemas.

    • 1º poema:

  • Podemos encontrar hipérbaton (una alteración en el orden normal de una oración) en:

-el primer verso (“escrito está en mi alma vuestro gesto” en vez de vuestro gesto está escrito en mi alma),

-entre el tercero y cuarto (“yo lo leo tan solo” en vez de yo tan solo lo leo),

  • También se pueden observar un paralelismo (repetición de la misma estructura sintáctica en versos seguidos) entre los versos trece y catorce (“por vos nací, por vos tengo la vida, por vos he de morir y por vos muero”).

  • Al igual que podemos encontrar una personifi- cación (atribución de cualidades humanas a otros seres u objetos) en:

-el verso diez (“mi alma os ha cortado”)

-el verso once (“por hábito de mi alma”)

    • 2º poema:

  • invocaciones o exclamaciones (extrañas admira-ciones que piden o alavan algo) en:

-verso tres (“¡Oh dichosa ventura!”)

-verso ocho (“¡Oh dichosa ventura!”)

.verso veintiuno (“¡Oh noche que me guiaste!”)

-verso veitidos (“¡Oh noche amable más que la alborada!”)

-verso veintitres y veinticuatro (“¡Oh noche que juntaste […] en el Amado transformada!”)

  • anáforas debido a la repetición provocada por las invocaciones en:

-verso once y doce (ambos empizan por “en”)

-verso catorce y quince (ambos empiezan por “sin”)

-verso veinte, veintiuno y veintidos (todos empiezan por “Oh noche”)

-veintinueve y treinta (empiezan por “Y + sujeto”)

  • personificaciones en:

-verso siete (“escala disfrazada”)

-verso treinta y tres (con su mano serena”)

  • metáforas en:

-verso catorce (“mi corazón ardía”)

-verso treinta y ocho y treinta y nueve (“dejando mi cuidado entre las azucenas olvidado”)

  • hipérbatons en:

-verso veintiseis (“que entero para el solo se guardaba”)

-verso treinta y uno (“cuando yo sus cabellos esparcía”)

  • calambures (juego de palabras) en:

-verso veintetres y veinticuatro (“Amado con amada, amada en el Amado trasnformada”)

-verso treinta y cinco (“quedeme y olvideme”)

  • pleonasmos (abuso de una misma palabra) en:

-verso veinte, veintiuno, y veintidos (“Noche”)

-verso treinta y siete y treinta y ocho (“dejar”)

  • Explicación basandose en la vida de los poetas y de su contexto histórico y artistico de cada uno de los poemas, de forma completa.

ESTILO Y OBRAS DE GARCILASO DE LA VEGA

  El período conocido como renacimiento se caracteriza por el descubrimiento de la antigüedad clásica que sirve como modelo a imitar. Garcilaso y otros autores de esta época poseen un sentido clásico de la belleza, e introducen en su obra elementos propios de la literatura clásica latina como son los temas y los personajes.

La presencia de la naturaleza y el paisaje está relacionada directamente con el clasicismo. A imitación de los modelos clásicos de Horacio y Virgilio, la naturaleza se idealiza: es el "locus amoenus", un fresco y verde prado por donde discurre una corriente de agua clara, rumorosa y pura, que sirve de fondo a la acción de muchos de los poemas de este período. Esta naturaleza idealizada supone una fe en la bondad intrínseca de lo natural, dónde los personajes que lo habitan son pastores.   

Las influencias más visibles en la obra de garcilaso son las del bucolismo clásico (Ovidio, Virgilio y Horacio); el platonismo (platón y los neoplatónicos) con su exaltación mística de la belleza, la naturaleza y la armonía del universo; y, por último, la obra poética de petrarca, sannazaro y bernardo de tasso, autores italianos que son su modelo más directo de inspiración.

Con garcilaso la literatura española entra en un nuevo período en el que se introducen una serie de novedades que rompen con la estética medieval.

Hasta este momento la poesía sólo adquiría hondura y autenticidad al tratar temas graves, y sobre todo la muerte -recuérdense la “coplas a la muerte de su padre”, de jorge Manrique-. Con garcilaso aparece una nueva manera de sentimiento, más auténtico e intenso, más centrado en lo amoroso.

Durante su estancia en Italia garcilaso entró en contacto con nuevas formas poéticas, tales como el verso endecasílabo, y estrofas como el soneto y la estancia. Garcilaso es capaz de adaptar el castellano a este nuevo verso dándole una fluidez y suavidad extraordinarias; a partir de garcilaso, el endecasílabo se convertirá en el verso noble por excelencia. También, a partir de él, estas nuevas estrofas quedarán incorporadas a la nómina de la métrica renacentista española.

La trascendencia de la obra garcilasiana, pues, procede de haber introducido el verso endecasílabo en España, así como la poesía petrarquista, que no es otra cosa sino la gran poesía lírica del renacimiento.

Su obra se compone, principalmente, de sonetos, canciones, elegías y sobre todo tres admirables églogas, de inspiración virgiliana y de factura perfecta. En sus poemas adoptó los metros italianos por consejo de su amigo Juan boscán. Garcilaso conoció una gloria inmensa e inmediata que le llevó a ser considerado como clásico ya en el siglo de oro. El brocense y el divino herrera lo anotaron. San Juan de la cruz lo imitó, Lope de vega lo elogió y Cervantes mismo lo ensalzó. En los siglos xviii y xix su gloria conoció un eclipse, pero los poetas de la primera mitad de la centuria actual, singularmente Alberti, salinas, altoaguirre y miguel Hernández, han vuelto a hacer de él una gran figura de las letras españolas.

ESTILO DE SAN JUAN DE LA CRUZ Y ANALISAIS DE SU OBRA

Sus grandes poemas son inseparables, en efecto, de sus experiencias místicas, pues en parte han sido compuestos en esos momentos de arrebato, de frenesí amoroso, y en parte son como “el relato” de ese “viaje” aún reciente. Lo que se llame “inspiración” tiene aquí, pues, un carácter muy especial.

Pero ello no impide que, aún en los momentos de arrobo, acudan a la pluma todas las lecturas y conocimientos del autor, aunque sometidas al soplo de esa inspiración particular.

Enseguida veremos que consecuencias tiene, para el estilo, este proceso en que el místico se ve llevado a “expresar lo inexpresable”. Por lo pronto, en el campo de la temática, esa dificultad es la que hace acudir al amor humano para dar idea de sus experiencias espirituales.

Y toda la poesía de San Juan de la Cruz es poesía de amor (o de Amor). Leídos con ojos estrictamente humanos, sus versos recogen todas las peripecias de la experiencia amorosa, de las más torturadoras a las más gozosas, de las más delicadas y tiernas a las más interesantes y ardientes. Acaso nadie ha dado una definición mas bella del amor como él: “el amor es llama que arde con apetito de arder mas”. Y bien puede decirse que nunca se ha cantado el amor y en especial la total entrega con tanta hondura, con tanta exaltación, con tanta belleza.

Así los elementos pastoriles y bucólicos, que tomó Garcilaso y otros (el alma será una pastora o aldeana). Y a ello se asocian las visiones de paisaje. Debe destacarse la finísima sensibilidad de San Juan de la Cruz ante la naturaleza, cuya belleza por otra parte es reflejo de la belleza de Dios y a Él conduce (neoplatonismo).

  • Datos de interés de cada uno de los autores no olvidando la biografía, estilo, características generales de su obra, influencias y acontecimientos históricos de interés.

    • Garcilaso de la vega fue un poeta renacentista español y uno de los mejores poetas líricos de la literatura española.

Vida

Nació en Toledo en el seno de una familia ilustre —su padre había sido embajador en roma durante el reinado de los reyes católicos— y recibió una buena formación humanística. Muy joven entra al servicio de carlos i y empieza a cosechar honores. Entre 1520 y 1523 es nombrado “contino”, es decir, miembro de la corte, caballero de santiago y armado caballero.

Lucha en la guerra de las comunidades al lado del emperador contra los comuneros, contra los turcos y contra los franceses.

En 1525 se casa con isabel de zúñiga, dama de compañía de la hermana del emperador por instancias de éste.

En 1526 se traslada la corte a granada y allí conoce al embajador italiano, andrea navagero, el cual le incita a que escriba sonetos, y también a una dama portuguesa, isabel de freyre, de la que se enamora sin ser correspondido.

Entre 1529 y 1530 viaja a italia en compañía de carlos i para que éste reciba la corona imperial de manos del papa clemente vii. A su regreso a españa, asiste a la boda de su sobrino, que no había autorizado el emperador, por lo que sufre destierro en una isla del danubio y de allí marcha a nápoles, como lugarteniente del virrey. Vive dos años interesándose por la cultura italiana y entabla amistad con el español juan valdés y los italianos pietro bembo, bernardo tasso, entre otros.

En 1534 vuelve a españa en misión diplomática y se entera de que isabel ha muerto. Regresa afligido a Italia y es nombrado alcalde de reggio di calabria, cargo que abandona para incorporarse a las tropas imperiales que van a luchar contra los turcos de barbarroja.

Después Francia invade Saboya y el emperador declara la guerra: en la campaña de provenza, garcilaso es herido por una piedra al intentar escalar una fortaleza, unos días después, el 13 o 14 de septiembre de 1536, morirá en niza.

Obra

Garcilaso encarna el ideal cortesano de la época al unir en su persona al poeta y al militar. Escribió una corta producción de versos pero que no publicó en vida. Fue su amigo Juan Boscán quien reunió los manuscritos, los revisó y publicó en barcelona junto con sus propias obras bajo el título de “las obras de boscán y algunas de garcilaso de la vega” (1543).

El libro fue un acontecimiento importante por los nuevos metros de origen italiano que contenía: el soneto, la canzone, las octavas, la rima interior y el verso libre por los temas mitológicos, arcádicos y discursivos y por su lenguaje hecho de frases cortas, imágenes plásticas y una gran musicalidad; como las obras de garcilaso gustaban más que las de boscán, los editores decidieron publicarlas independientemente, y un tomito de garcilaso solo apareció en salamanca en 1569.

La obra completa de garcilaso se compone de poco más de 4.000 versos que forman tres églogas, 38 sonetos, dos elegías, cinco canciones y una epístola y unas composiciones breves en octosílabos escritas a la manera tradicional cancioneril.

La trascendencia de la obra garcilasiana procede de haber introducido el verso endecasílabo en españa, así como la poesía petrarquista, que no es otra cosa sino la gran poesía lírica del renacimiento.

La mayor parte de sus composiciones tratan el tema amoroso pero no a la manera medievalista o tradicional castellana del romance, sino como un concepto lírico abstracto, de belleza, de creación artística. Su maestría reside en una aparente sencillez y naturalidad conseguida por las formas métricas, las rimas suaves, poco relevantes pero variadas, las metáforas delicadas, las paradojas, los juegos conceptistas con el fin de crear una atmósfera de nostalgia y evanescencia en la que el texto suene a confesión personal y sincera.

Garcilaso de la Vega. San Juan de la Cruz

    • San Juan de la cruz era el poeta místico más puro y de expresión poética más intensa de la literatura española.

Nació en fontiveros (Ávila) y su nombre original era juan de yepes. Estudió en la compañía de jesús, pero ingresó en la orden de los carmelitas en 1563, y cursó estudios en la universidad de salamanca hasta que fue ordenado sacerdote en 1567.

Su compatriota, teresa de jesús, le integró en el movimiento reformador iniciado por ella, y editó sus obras. En 1568, juan fundó el primer convento de carmelitas descalzos, los cuales insistían en la contemplación y la austeridad extremas. Sus intentos de reforma monástica, y su actividad incansable como propagandista, le hicieron sufrir prisión en toledo, en 1577, durante la cual compuso, según la tradición, los versos del “cántico espiritual y algún otro poema. Al igual que santa teresa, tuvo que sobreponerse, a fuerza de voluntad, a la debilidad física de una naturaleza enfermiza, agravada por los extremos ayunos.

Huyó de la cárcel y se refugió en un monasterio.

Posteriormente continuó la obra de la reforma carmelitana, fundando diversos conventos.

En 1584 inauguró el convento de granada, y terminó el “cántico espiritual y la subida del monte carmelo”, y escribió “la noche oscura del alma” y “la llama de amor viva”, que constituyen toda su obra.

Los últimos años de su vida fueron los más apacibles, entregado, después de las batallas de la juventud, a la soledad. En ella se hallaba muy bien, según escribe, cuando murió en úbeda en 1591.

Canonizado en 1726, y declarado doctor de la iglesia en 1926, es, sin la menor duda, el poeta místico más importante de la lengua española.

A diferencia de otros místicos, vida y obra están disociadas en él, pues se ocupó exclusivamente de su experiencia interior, sin que aparezca lo personal. En su poesía aparece reflejado lo sensible en imágenes luminosas que transforman la naturaleza en símbolo, con objeto de comunicar una experiencia espiritual casi inenarrable. Consigue así un misterio verbal inconmensurable por medio de unas liras inconexas y unas imágenes delirantes que dejan al lector tan confundido como lo estaba su autor, que con este procedimiento transmite eficazmente los estados de arrobamiento místico.

Para hacer más comprensibles sus versos, juan añade algunos comentarios en prosa que le convierten en uno de los teóricos del misticismo más importantes.

Su poesía se centra en la reconciliación de los seres humanos con dios a través de una serie de pasos místicos que se inician con la renuncia a las distracciones del mundo. Consta tan sólo de tres poemas cortos que, en ocasiones, alcanzan la perfección al concentrar, con la máxima espiritualidad, la vehemencia erótica de un amor inefable.

De hecho, con objeto de espiritualizar el mundo sensible, juan de la cruz llega a extremos donde necesita recurrir a imágenes de una sensualidad ardiente.

La crítica ha destacado, además, la unión que realiza de dos tradiciones, una bíblica y otra italiana que le llega a través de garcilaso.

También se ha señalado la riqueza y variedad de su léxico, sorprendente dentro de una obra tan breve, pero que explota a fondo las posibilidades de fervor religioso y estético que inspira el misticismo español, al que lleva a cumbres inalcanzables.

  • Opinión personal.

    • 1º poema: me parece una declaración de amor de las que ya no se hacen puesto que si le dices eso a una chica lo mas probable es que no consigas nada con ella por que te considere un flipao que sólo pretende quedar con ella para pasar un buen rato.

El orden que le da a la oración es un tanto lioso para aquel que no acostumbra a leer poesía, pero creo que hace que la idea que pretende expresar el escritor llegue de forma que sorprenda más y que el lector, a parte de “meterse” en el papel de galán, se sienta emocionado y cercano a la historia narrada.

Narra la emocionante sensación de estar enamorado y apuesto que lo que dice que siente es lo que todo el mundo ha experimentado cuando se ha enamorado pero que debido a nuestra inculta formación poética no podemos expresar mas que diciendo: “guay”, “que bien se enrrolla”, “como la quiero”,…

  • 2º poema: sabiendo que lo que pretende expresar san juan de la cruz es la llegada del ser humano a la perfección y desde un punto de vista laico, creo que compara la unión con dios como una relación con una pareja física, con una escapada de casa en la noche y la unión de ambos en un acto físico que desemboca en un relajamiento muscular y mental provocado por la sensación de placer experimentada en dicha relación.

  • Enciclopedia encarta 99 (microsoft)

  • Biblioteca municipal de Pinto

  • enciclopedia de los conocimientos (editorial océano)

1