Garcilaso de la Vega

Literatura española renacentista. Lírica del Renacimiento español. Obras. Métrica y significado

  • Enviado por: Joan Lloreti
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

I.E.S. Arenys de Munt

Comentario de algunas

obras de

Garcilaso de la Vega

COMENTARIO A ALGUNAS OBRAS DE GARCILASO DE LA VEGA (1501-1536)

  • La Égloga I es una de las composiciones más sentidas y más famosas de Garcilaso. Aparecene en ella dos monólogos pastoriles en el marco de una naturaleza idílica.

    • La égloga comienza con un largo hiperbatón. Para comprender mejor su contenido, ordena los seis primeros versos conforme a la disposición sintáctica normal.

    El dulce lamentar de dos pastores,

    Salicio juntamente y Nemoroso,

    he de contar, sus quejas imitando;

    cuyas ovejas al cantar sabroso

    estaban muy atentas, los amores,

    de pacer olvidadas, escuchando.

    He de contar el dulce lamentar de dos pastores, Salicio y Nemoroso, imitando sus quejas cuyas ovejas estaban escuchando muy atentas, olvidadas de pacer, y los amores.

    • Analiza la organización del texto de acuerdo con su contenido, delimitando sus diferentes partes: dedicatoria, presentación de los protagonistas, monólogos...

    La égloga consta de diferentes partes:

    • En los seis primeros versos, nos hace una explicación, una introducció a lo que nos contará después.

    • Del séptimo verso de la primera estrofa a la estrofa 3 nos explica que la égloga está dedicada a un personaje. Éste personaje es el virrey de Nápoles, D. Pedro de Toledo, protector del poeta.

    • En la estrofa 4 nos presenta el espacio dónde se desarrolla la acción. También nos explica qué está haciendo Salicio.

    • De la estrofa 5 a la 16 hay un monólogo de Salicio.

    • En la estrofa 17 da la introducción a Nemoroso.

    • De la estrofa 18 hasta la 29 encontramos un monólogo de Nemoroso.

    • Finalmente, nos dice que los pastores estuvieron hablando y cantando hasta que se acabó el día.

    • Analiza el espacio poético en el que se desarrolla la acción y comenta la importancia del epíteto en la decripción de dicho espacio.

    La descripción del espacio poético la encontramos en la séptima estrofa:

    Saliendo de las ondas encendido,

    rayaba de los montes al altura

    el sol, cuando Salicio, recostado

    al pie de un alta haya en la verdura,

    por donde un agua clara con sonido

    atravesaba el fresco y verde prado,

    él, con canto acordado

    al rumor que sonaba,

    del agua que pasaba,

    se quejaba tan dulce y blandamente

    como si no estuviera de allí ausente

    la que de su dolor culpa tenía;

    y así, como presente,

    razonando con ella, le decía:

    Este paisaje es un locus amoenus, un paisaje maravilloso, que contrasta mucho con los sentimientos de los dos pastores, que están tristes. Los epítetos que encontramos, como “alta haya” o “fresco y verde prado” nos remarcan más este aspecto, de esta manera nos fijamos más en unos detalles que, sin el epíteto, se nos podrían pasar por alto. Ayudan a crear este ambiente de locus amoenus: “fresco y verde prado” nos refleja un prado maravilloso, con una “alta haya” y se supone que con muchas flores y hierbas.

    • Haz una análisis de la estructura métrica de una de las estrofas.

    Primera estrofa. Aquí Garcilaso usa la estancia, que consta de versos de once sílabas (endecasílabos) y de siete (heptasílabos), con rima perfecta. El número de versos puede variar. Para este poema Garcilaso ha usado 14 versos en cada estrofa, según el modelo: ABCBACcddEEFeF. (Nótese que las letras minúsculas representan los versos de siete sílabas.)

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    El dulce lamentar de dos pastores,

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    Salicio juntamente_y Nemoroso,

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    he de contar, sus quejas imitando;

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    cuyas ovejas al cantar sabroso

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    estaban muy atentas, los amores,

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    de pacer olvidadas, escuchando.

    1 2 3 4 5 6 + 1 = 7

    Tú, que ganaste_obrando

    1 2 3 4 5 6 + 1 = 7

    un nombre_en todo_el mundo

    1 2 3 4 5 6 + 1 = 7

    y_un grado sin segundo,

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    agora_estés atento sólo_y dado

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    el ínclito gobierno del estado

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    Albano;_agora vuelto_a la_otra parte,

    1 2 3 4 5 6 + 1 = 7

    resplandeciente,_armado,

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 + 1 = 11

    representando_en tierra_el fiero Marte;

    • ¿Qué figuras retóricas se dan en los tres primeros versos con que se inicia el lamento de Salicio?

    ¡Oh más dura que mármol a mis quejas,

    y al encendido fuego en que me quemo

    más helada que nieve, Galatea!,

    Los tres primeros versos forman una exclamación retórica. En el primer verso hay una comparación: “más dura que mármol”. También hay una aliteración del sonido “m” para dar sensación de musicalidad. En el segundo verso encontramos un epíteto: “encendido fuego”.Más adelante, en el tercer verso, hay otra comparación: “más helada que nieve”.

    • La octava estancia se abre con un verso espléndido. ¿Qué recurso emplea el poeta en este verso?

    Por ti el silencio de la selva umbrosa,

    En este verso, Garcilaso emplea la ténica de la aliteración, que consiste en repetir un determinado sonido para causar una sensación. En este caso, el sonido repetido es el de “s”, y nos quiere dar la sensación de silencio.

    • Explica la relación que se da en la decimoquinta estancia entre el sujeto poético y la naturaleza.

    Con mi llorar las piedras enternecen

    su natural dureza y la quebrantan;

    los árboles parece que se inclinan:

    las aves que me escuchan, cuando cantan,

    con diferente voz se condolecen,

    y mi morir cantando me adivinan.

    Las fieras, que reclinan

    su cuerpo fatigado,

    dejan el sosegado

    sueño por escuchar mi llanto triste.

    Tú sola contra mí te endureciste,

    los ojos aún siquiera no volviendo

    a lo que tú hiciste.

    Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

    En esta estancia la naturaleza se entristece con las lágrimas del sujeto poético: las piedras se enternecen y se quebrantan, los árboles se inclinana, las aves se condolecen, las fieras dejan su sueño sosejgado por escuchar su llanto...

  • La Égloga II es la más larga y la que presenta mayor complejidad en su diseño. Sus protagonistas son también pastores. El poema consta de dos partes. La primera parte refiere en forma dialogada al amor no correspondido del pastor Albanio por Camila; la segunda parte es un extenso panegírico que Nemoroso hace de la casa de Alba.

    • Refiere el argumento de la historia amorosa.

    Albanio está enamorado de Camila, una prima suya. Ya de pequeños habían jugado mucho y iban a cazar en el bosque. A Camila le gustaba mucho el bosque, por esto iban allí y cazaban todo tipo de aves: no había ninguna que se les resistiera. Un día, que Albanio hacía mala cara, Camila le preguntó que le contase lo que le sucedía y, si estaba enamorado, que le dijese de quién. Albanio dijo a Camila que mirase a la funte, y la cara que vería sería la de la mujer que él amaba. Camila lo comprovó, vió su cara y se enfadó. Desde aquél momento Camila no quería saber nada de Albanio. Éste, triste, estaba contando la historia a Salicio, cuando apareció Camila, que se puso en la hierba durmiendo. Albanio la despertó y le dijo que si quería amarle. La mujer le dijo que antes de amarle se quería morir.

    • Describe el lugar en el que transcurre. Se trata del “locus amoenus”. Fíjate, sobre todo, en la adjetivación.

    El lugar tiene una fuente las aguas de la cual en invierno están templadas y en verano más heladas que la nieve. Tiene unas ondas muy claras. El murmurar del ruido es dulce, el mover de los árboles al viento y el suave olor del prado florecido podrían convertir un pastor enfermo y decontento en alegre y sano. Las flores ofrecían variedades estrañas de pintura, y en medio de la fuente había arena ue se parecía al oro, con blancas pedrezuelas.

    La descripción de locus amoenus la encontramos en la primera estancia y en los versos 437-448. Usa muchos adjetivos: “agua dulce y templada”, “clara fuente”, “nieve helada”, “dulce murmurar”, “suave olor”, etc. Muchos de ellos son epítetos.: “claras ondas”, “dulce murmurar”, etc.

    • La segunda parte de la égloga desarrolla un tema heroico-civil. ¿Cuál es la actitud de Garcilaso ante este tema? Ten presente lo dicho en la biografía del poeta a propósito de su dedicación a las armas.

    Garcilaso, como militar que había sido, muestra gran admiración por el duque Fernando de Alba, tanto como persona como por sus dotes militares, y lo compara con los grandes generales romanos. Es un amante de las artes, prefiere la virtud en sus actos que no la riqueza fácil. Ha heredado las virtudes de sus antepasados.

  • La Égloga III presenta una unidad estructural menos homogénea. Es, en realidad, un conjunto de cuadros casi independientes.

    • Señala las partes de que consta el poema.

    Esta égloga consta de tres partes:

  • Desde el principio hasta la estancia 12 es una dedicatoria a María de Osorio, esposa de Pedro de Toledo, su protector.

  • La segunda parte, que va desde la estancia 13 a la 34, narra las telas que bordan cuatro Ninfas del Tajo (hijas de María de Osorio), y dónde aparece muerta Elisa (Isabel Freire).

  • La tercera parte va de la estancia 35 al final de la égloga. Unos pastores vuelven a casa cantando las alabanzas de sus amadas.

    • Relata el contenido de la segunda parte (estrofas 13-34), en las que aparecen las Ninfas bordando sus tapices.

    Cuatro bellas ninfas han salido del Tajo y se ponen a tejer, cada una de ellas, una tela con motivos diferentes:

    • Filódice, la mayor, teje la historia del músico Orfeo intentando rescatar del infierno a su esposa Eurídice.

    • Dinamene, la segunda, teje a Dafne perseguida por Apolo y convirtiéndose en árbol para no ser atrapada.

    • Climene representa a Adonis, herido por un jabalí, recibiendo de Venus un último beso.

    • Nise, la menor de las Ninfas, teje la ribera del Tajo dónde se hallan y a ella y a sus hermanas cubriendo de flores a otra ninfa muerta, Elisa (Isabel Freire).

    • Analiza métrica y estilísticamente la estrofa 10 (“Movióla el sitio umbroso, el manso viento...”).

    Esta estrofa de ocho versos es una octava real, ya que consta de seis versos endecasílabos en rima alterna y otros dos que forman un pareado al final (A B A B A B C C).

    Tiene diversos epítetos: “manso viento”, “fresco apartamiento”, “trabajoso vuelo”... Aliteraciones: en el verso 79: “en el silencio solo se'scuchaba” y en el último verso: “un susurro de abejas que sonaba”, imitando, respetivamente, la onomatopeya para exigir silencio y el zumbido de las abejas.

    • ¿Qué tratamiento recibe la naturaleza en el poema? Ejemplifica tu respuesta con citas del texto.

    Nos describe un locus amoenus: “el suave olor d'aquel florido suelo” (estancia 10), “Cerca del Tajo, en soledad amena, / de verdes sauces hay una espesura / toda de hiedra revestida y llena” (estancia 8), “D'allí con agradable mansedumbre / el Tajo va siguiendo su jornada / y regando los campos y arboledas / con artificio de las altas ruedas” (estancia 27).

    Sin embargo, en la estancia 26 hay una descripción bastante realista del Tajo a su paso por Toledo:

    Pintado el caudaloso río se vía,

    que en áspera estrecheza reducido,

    un monte casi alrededor ceñía,

    con ímpetu corriendo y con rüido;

    querer cercarlo todo parecía

    en su volver, mas era afán perdido;

    dejábase correr en fin derecho,

    contento de lo mucho que habia hecho.

  • El contenido y el estilo de los sonetos de Garcilaso reflejan la evolución de su poesía.

    • El Soneto XXVI (“Echado está por tierra el fundamento”) es representativo del primer estilo del poeta. Indica qué rasgos estilísticos se observan en el poema.

    Encontramos hiperbatón en los dos primeros versos: “echado está por tierra el fundamento” y “mi vivir cansado sostenía”. En el tercero y el cuarto hay una anáfora “Oh cúanto, Oh cuántas” y dos exclamaciones. El quinto y sexto versos forman otra exclamación, que hace de anáfora con los dos anteriores (“Oh cuán...”) y también incluye un hiperbatón. En el octavo verso podemos distinguir claramente una hipérbole (“mil veces la castiga...”). El décimo verso de caracteriza por una anáfora (“con tal, con una”), y en el undécimo otra hipérbole. En los dos últimos versos hay anáforas (“a que, a quién”). Hay pocos epítetos, es un soneto en el que los sentidos tienen menos importancia que en el segundo estilo.

    • El Soneto XIII (“A Dafne ya los brazos le crecían”) es, por el contrario, ejemplo del segundo estilo. Los efectos sensoriales son su mayor novedad y mérito. Comenta los rasgos estilísticos más característicos de este poema.

    Hay hiperbatones en los versos 1, 2, 3, 4 y 13. Encontramos muchos epítetos: “luengos ramos”, “verdes hojas”, “áspera corteza”, “tiernos miembros”, “blancos pies”, “torcidas raíces”, “miserable estado”. Hay dos encabalgamientos, el primero entre los versos 4 y 5 y el segundo entre los versos 10 y 11. En el verso 6 hay una antítesis y encontramos una hipérbole en el verso 11.

    • Analiza los diferentes tonos del Soneto X (“¡Oh dulces prendas por mí mal halladas!”).

    El poeta encuentra objetos que le recuerdan a Isabel Freire, ya muerta, y se lamenta por se han conjurado con su memoria para llevarle a la muerte por haber sido separado de su amada.

    A continuación, el poeta medita sobre la fragilidad de la vida, lo fácil que es pasar de vida a muerte. Esto le es manifestado por los objetos, que primeramente fuereon signos de amor y, más tarde, de dolor.

    El poeta pide a los objetos que, ya que se llevaron su felicidad, se lleven también el mal que le han dejado; en caso contrario, pensará que la felicidad le fue concedida sólo para verle morir de dolor, al verlos convertidos en recuerdos de su amada.

  • La Canción V (“Oda a la flor de Gnido”) ha pasado a la historia de la literatura española por haber dado nombre a un tipo de composición poética: la lira. El poema va dirigido a una dama, residente en el barrio napolitano de Gnido, que se mostraba desdeñosa con un amigo del poeta.

    • Resume su argumento.

    El poeta se dirige a Violante Sanseverino, a quién su amigo Mario Galeota cortejaba en vano y, por este motivo, está enojado incluso con sus amigos y penando de amor. Garcilaso le refiere el caso de Anajárete que sólo sintió piedad del hombre que la amaba una vez éste ya había muerto -se había suicidado. Por este motivo Anajárete se convirtió en estatua de mármol, como castigo de su actitud.

    • Analiza la estructura métrica de su primera estrofa.

    Si de mi baja lira

    tanto pudiese el son que en un momento

    aplacase la ira

    del animoso viento

    y la furia del mar y el movimiento,

    Se compone de cinco versos, tres heptasílabos (primero, tercero y cuarto) y dos endecasílabos (segundo y quinto). Riman el primero con el tercero y el segundo con el cuarto y el quinto (a B a b B).

    Esta oda es la primera composición española escrita con este tipo de estrofa.

    • ¿Qué razonamiento emplea Garcilaso para intentar cambiar la actitud de la esquiva dama?

    Le dice que es preferible que se haga cantar por los poetas por sus buenas obras y por su hermosura y no por algún hecho lamentable y triste ocurrido por su causa, lo cual sucedería si provocara la ira de la diosa de la justicia vengadora Némesis.