Ganadería

Sector ganadero. Ganado lechero. Ovino. Bóvido. Cebú. Industrialización del porcino. Ovejas

  • Enviado por: Dyoz
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


1- Explique las características de 2 razas vacunas productoras de carne y otra de leche

2- Explique del Cebú y las distintas cruzas

3- Explique las características de 1 variedad de ganado ovino (lana)

4- Explique las características de la industrialización del porcino

5- Explique las características del ganado menor, peses aves etc.

6- Comente 1 articulo periodístico sobre ganadería

 1-GANADO LECHERO
El compuesto por las razas destinadas a la producción de leche. Las principales razas de ganado lechero son las Holstein-Friesian, Ayrshire, Brown Swiss, Guernsey y Jersey. Los antecesores de estos animales procedían de Europa, donde sigue habiendo ejemplares. La raza Holstein-Friesian procede de Holanda y zonas adyacentes, la Ayrshire de Escocia, la Jersey y la Guernsey de las islas del Canal frente a las costas del Reino Unido, y la Swiss Brown de Suiza. Entre las principales razas de Bos indicus, presentes sobre todo en India, están las Gir, Hariana, Sindhi roja, Sahiwal y Tharparker.


Las principales razas tienen características distintivas que permiten su identificación. La Holstein-Friesian es la de mayor tamaño; una vaca adulta pesa al menos 675 kg. La siguen en tamaño la Brown Swiss, la Ayrshire y la Guernsey. La Jersey es la raza más pequeña: los ejemplares adultos pesan 450 kg. Las razas difieren también en el color. La Holstein es blanca y negra, aunque algunos ejemplares pueden ser blancos y rojizos; el color de la Brown Swiss varía desde un castaño grisáceo muy claro a castaño oscuro; y la Ayrshire puede ser rojiza, castaño o caoba con blanco. La Guernsey es de color de gamuza, con marcas blancas y piel amarillenta, y la Jersey puede variar del gris oscuro a un color de gamuza muy oscuro, normalmente liso pero en ocasiones con manchas blancas. Las razas difieren también en el volumen de leche producido y en su composición. La Holstein-Friesian es la que produce mayor cantidad, 7.890 kg por término medio, seguida de la Brown Swiss, la Ayrshire, la Guernsey y la Jersey. La leche de esta última raza, es la que contiene un mayor porcentaje de grasa (5%), seguida por la Guernsey, la Brown Swiss, la Ayrshire y la Holstein (3,61%).

GANADO PARA CARNE  
El ganado para carne se ha seleccionado para su producción, y muchas razas se han desarrollado o adaptado para condiciones especiales. Las principales razas de ganado para carne son la Hereford, la Hereford sin cuernos, la Aberdeen-Angus, la Charolesa, de origen francés, pero que hoy se encuentra en México y Estados Unidos, la Brahman y la Simmental. Otras razas importantes incluyen la Piamontesa, del norte de Italia; la Rubia gallega, noroeste de España; el toro de lidia, originario del sur de España y extendido por Latinoamérica; la Devon, originaria de Inglaterra aunque hoy se encuentra en Australia; la Galloway y la Highland de Escocia; la Limousin, la Normandy y la Maine-Anjou de Francia; la Gelbvich de Alemania; la Chianina italiana; la Murray Grey de Australia y la Bonsmara y Drakensberger de Suráfrica.


La raza Hereford, que se encuentra en el Reino Unido, Norteamérica, Sudamérica y Australia, se caracteriza por su capa de color rojizo y su cara blanca. Las Hereford sin cuernos tienen las mismas características, pero sin cuerna, como su nombre indica. Las Aberdeen-Angus son de color negro uniforme y carecen de cuerna; la Charolesa es blanca o de color crema y de gran tamaño. La Brahman suele ser de color blanco, con orejas grandes y caídas y una gran papada o faldilla (el gran pliegue de piel que rodea el cuello). Las Simmental varían en color desde el rojizo, pasando por el amarillo gamuza, al blanco liso. La Piamontesa es de color gris claro con el morrillo elevado. La Rubia gallega es de color tostado y presenta convexidad del tercio posterior. El toro de lidia es negro, cuerna alzada y desarrollada y apto para la lidia.

RAZAS DE DOBLE USO

 Estas razas han sido seleccionadas tanto por su carne como por su leche. Comprenden la Milking Shorthorn, la Red Dane, la Red descornada, la Brahma, Normanda, la Pardo alpina y la Pinzgauer. Muchos de los animales clasificados como lecheros o para carne, en especial los de la Europa continental, podrían considerarse como pertenecientes a este tipo.

2-Cebú, nombre común de varias razas de ganado vacuno doméstico originarias del sur de Asia. Se piensa que descienden del banteng*, la especie de buey salvaje que vive en Java y Borneo. Su característica más conocida es la presencia de una joroba a la altura de los hombros. La mayoría de estos animales tienen cuernos cortos, orejas caídas y un repliegue en la piel que le cuelga hacia abajo desde la garganta. Se utilizan mucho en África (donde ha sido introducido) y en Asia como bestias de carga, y su carne y leche son muy apreciadas. Ciertas sectas hindúes consideran a los machos blancos animales sagrados, y por ello son llamados en algunos lugares ganado de brahmán.

El cebú es muy resistente al calor y a las enfermedades tropicales, por lo que se ha introducido en los Estados Unidos y en Sudamérica para cruzarlo con ganado vacuno autóctono y obtener descendencia con cualidades similares a las de este animal.

Clasificación científica: el cebú pertenece a la familia de los Bóvidos**, dentro del orden de los Artiodáctilos. Se clasifica como Bos indicus.

*: Banteng, especie de ganado vacuno originario de los bosques de montaña y valles abiertos del Sureste asiático. Por el color, la forma, el tipo de cuernos y la ausencia de papada, es parecido al gaur de la India, aunque es algo más pequeño. Tiene las patas de color blanco, el pelo es corto y lustroso, las extremidades son delgadas y el hocico aguzado; la espalda se eleva formando una protuberancia o joroba, que está situada inmediatamente detrás del cuello. El color del macho es castaño oscuro o negruzco mientras que el de la hembra es pardo o pardo-rojizo. Se cree que hay varios miles de bantengs que viven en libertad, desde Myanmar hasta Borneo.

Clasificación científica: los bantengs son artiodáctilos que pertenecen a la subfamilia Bovinos, dentro de la familia de los Bóvidos. Su nombre científico es Bos javanicus.

**: óvidos (del latín boves, buey), nombre que recibe una gran familia de mamíferos artiodáctilos (con número par de dedos). Estos rumiantes están caracterizados por sustentarse sobre dos pezuñas grandes; por la presencia en el macho , y a veces también en la hembra, de cuernos huecos, no ramificados, que nunca mudan y que continúan creciendo a lo largo de toda la vida.

Ejemplos de bóvidos son el muflón de las rocosas, el bisonte, búfalo, buey almizclero y el yak. En estado salvaje, los bóvidos son animales gregarios y de costumbres nómadas. Se alimentan de hierba y otras plantas, y comen con rapidez para más tarde masticar y digerir despacio. Son muchos productos útiles para el ser humano los que derivan de estos animales: leche, pelo, piel, huesos, cuernos e incluso los excrementos; además, se utilizan también como bestias de carga.

Una nueva especie de bóvido, el buey de Vu Quang, fue descubierto en 1993 en la reserva natural de Vu Quang, en Vietnam. Esta especie está distribuida en un área de 4.000 km2 que coincide con la única zona de selva virgen que queda en el norte de Vietnam. Se caracteriza por tener los cuernos largos, delgados y casi rectos; sus premolares son alargados y, al igual que en los duiqueros, posee unas glándulas faciales grandes cerca de los ojos. Mide entre 80 y 90 cm a la altura de la cruz, y se sustenta sobre unas pezuñas pequeñas de dedos cortos y romos. El pelaje tiene una coloración distintiva; varía desde el castaño oscuro al rojizo, y posee una línea de pelo más oscura que discurre por el dorso desde la mitad del lomo y a lo largo de la cola. La población actual consta probablemente de unos centenares de individuos. Como consecuencia del descubrimiento de esta especie, el gobierno vietnamita aumentó el tamaño de la reserva natural de Vu Quang desde 16.000 a 60.000 hectáreas y pretende crear dos reservas más.

Clasificación científica: la familia de los Bóvidos pertenece al orden de los Artiodáctilos. Las relaciones de parentesco entre los miembros de esta familia son complejas. Un método de clasificación divide a la familia de los Bóvidos en las siguientes subfamilias: los Bovinos, que incluyen a los bisontes y al ganado vacuno; los Caprinos, con las ovejas y las cabras; los Aepycerotinos, con el impala; los Hipotraginos, con el órix y el Áddax; los Antilopinos, con la gacela dama o mhor y otras especies de gacelas, los antílopes negros de la India y la saiga; los Cefalofinos, que incluyen a los duiqueros; los Alcelafinos, entre los que se encuentran el ñú, los alcélafos, así como también el damalisco de frente blanca y otros damaliscos emparentados con los Alcelafinos; los Peleinos con el antílope cabrío de Suráfrica; y los Reduncinos, con el cobo, el antílope acuático y el pucú. Por último, el buey de Vu Quang pertenece a la subfamilia de los Bovinos y se clasifica como Seudoryx nghetinhensis.

Ganadería

3-CARACTERÍSTICAS  
Las ovejas son animales ungulados (con extremidades acabadas en pezuñas) y dotados de un número par de dedos. Rumian la comida, carecen de incisivos superiores y tienen un estómago formado por cuatro cámaras (véase Artiodáctilos). Tienen cuernos no ramificados permanentes (no se mudan); los del macho suelen ser robustos, curvados y en espiral, mientras que los de la hembra son cortos y menos curvados.


Las ovejas tienen el morro estrecho y largo; la longitud del cuerpo es de 1,5 m, la cola es corta y el peso oscila entre 75 y 200 kg. En la naturaleza son animales bastante ágiles y bien adaptados al medio donde habitan. La hembra por lo general pare una cría (cordero) aunque pueden ser hasta tres después de un periodo de gestación de unos 150 días. Viven hasta 20 años.

La ovejas domésticas han desempeñado un papel muy importante para la especie humana que ha aprovechado su cuero y su lana para confeccionar prendas de vestir o alfombras; su carne, tanto de los adultos como de las crías, para comer y su leche para el consumo y la producción de queso; además, las especies salvajes son muy codiciadas por los cazadores como trofeos. En el caso de las razas domésticas, el desarrollo del vellón o lana ha sido exacerbado mediante selección artificial, de tal manera que se han ido obteniendo variedades cuya capa de pelo exterior ha sido reemplazada por una interior de lana mucho más abundante. Hay más de 800 razas de ovejas domésticas en todo el mundo que ocupan hábitats muy variados, desde zonas de régimen desértico hasta las áreas tropicales húmedas.

TIPOS DE OVEJAS  
Las ovejas criadas para producir lana suponen casi la mitad de la población mundial de ganado ovino. Están adaptadas a vivir en zonas semiáridas, son de tamaño mediano y producen grandes cantidades de fibra de lana, con un diámetro inferior a veinte micrómetros. La mayoría pertenecen a la raza merina y son muy comunes en las regiones secas de Australia, África del Sur, Nueva Zelanda, América del Sur, oeste de los Estados Unidos y península Ibérica. Parece ser que esta raza tiene su origen en Asia, de donde pasó a África para llegar después a España con la civilización romana. Con el paso de los siglos, su área de distribución disminuyó hasta quedar restringida a la península Ibérica, donde permaneció hasta el siglo XVIII. A partir de finales de este siglo, se introdujo en Rambouillet (Francia), dando lugar a otra variedad muy similar que, junto con la merina, constituye una de las razas de ovejas productoras de lana más importante. La raza merina ha sido introducida en numerosos países, aunque se ha ido modificando y adaptando a las diferentes condiciones del nuevo entorno; por ello, hay muchas variedades que se llaman merinas, pero este nombre se combina con el nombre del país donde ha sido introducida, como es el caso de la merina australiana.

Las ovejas de lana tipo mutón producen una lana de longitud media o larga y constituyen el 15% de la población mundial ovina. Entre las razas de este tipo están las de Suffolk, Hampshire, Shropshire, Oxford, Lincoln o Cotswold.

Hay otras razas de ovejas similares a las anteriores, pero con la cola corta, que producen una lana de longitud media y se encuentran sobre todo en Escandinavia. Constituyen el 3% de la población total y se caracterizan por su elevada tasa de reproducción. Otras razas de ovejas se distinguen por su capacidad de almacenar grandes cantidades de grasa en la cola y en la región de la grupa. Se crían sobre todo para la producción de leche, más abundante que en cualquier otra raza de ovejas; además su lana, que es áspera y larga, se utiliza para la fabricación de alfombras. Se distribuyen por las regiones áridas de África, Oriente Próximo y Asia; representan casi el 25% de la población mundial de ovejas. Las razas más importantes son Awasi, Bakhtiari, Karakul y Karamon. Las pieles de los corderos recién nacidos de la variedad Karakul se usan en la fabricación de los llamados abrigos persas. Por último hay que mencionar las razas de ovejas que carecen de lana y en su lugar tienen pelo. Viven sobre todo en las regiones tropicales y se utilizan para la producción de carne. Entre las razas de este tipo están la de pecho negro de las Barbados, la persa de cola negra y la Peliquey.

AMÉRICA LATINA  Argentina ocupa un lugar preponderante en la cría de ganado ovino, ya que está dentro de los diez mayores productores del mundo con unas 85.000 t de carne de cordero y de carnero, a fines de la década de 1980. La mayor concentración de este ganado se da en las provincias de Chubut y Santa Cruz, en la Patagonia, donde el clima frío, los pastos resistentes y la inmensidad de la estepa para la movilidad del pastoreo favorecen la actividad. En Tierra del Fuego se localiza el importante complejo frigorífico de Río Grande que da servicio a la industria exportadora de carne, la cual complementa a los puertos de salida del comercio internacional de lana.

Las principales razas que se crían son la merina argentina y la australiana, el Corriedale y el Romney-Marsh.


Clasificación científica: las ovejas pertenecen al suborden de los Rumiantes, dentro del orden de los Artiodáctilos. Constituyen el género Ovis, familia Bóvidos. La oveja doméstica se clasifica como Ovis aries, el muflón de las Rocosas como Ovis canadensis y el carnero de Dall como Ovis dalli. El muflón recibe el nombre científico de Ovis musimon, el muflón asiático se clasifica como Ovis orientalis, el urial como Ovis vignei y el argalí o argal como Ovis ammon.

6-Articulo periodístico

Sabemos que va a ser una misión pesada, y por eso nos preparamos para cumplir por encima de las expectativas". Para Gustavo Oliverio, subsecretario de Producción y Alimentos, la demora de un mes en la visita de los veterinarios europeos era necesaria para evacuar todas las dudas que plantearon en la inspección anterior. "Pero descuento que no va a haber mala voluntad, porque si así fuera nos hubieran dicho que volvían en marzo. La relación es excelente y yo creo que si han flexibilizado a Uruguay, van a hacer lo mismo con la Argentina porque nuestra situación es claramente mejor que la uruguaya". Para Oliverio, es el momento de volver a pensar en el futuro de la ganadería, después de la debacle de la aftosa.

—En el sector ganadero hay una sensación de abatimiento...

— Es lógico. Estábamos exportando a los Estados Unidos y a la UE, y se venía la apertura de Japón. Pero vino el cachetazo sanitario y nos mandaron a guardar. El sector ganadero aceptó el reto estoicamente, se volvió a vacunar. Pero empezaron a salir los novillos gordos y los precios se vinieron a pique. Entonces llega esta sensación de abatimiento. El problema es que aunque la exportación es apenas el 7 o el 8 por ciento de la producción, pesa decisivamente en la ecuación ganadera. Por eso los precios van a repuntar cuando se reabran los embarques, y eso todo el mundo lo sabe.

—¿Pero el tema sanitario está bajo control?

—Sin ninguna duda. Antes estaba fuera de madre. Ahora llevamos un par de semanas sin focos nuevos, y estamos cerrando los remanentes. Ahora es cuestión de que podamos mostrarlo a las autoridades sanitarias de la UE y los EE.UU. Marcelo Regúnaga le abrió la puerta al APHIS, el servicio sanitario de los EE.UU., un hecho que nunca se había planteado. Le hemos pedido que nos inspeccionen, que manden auditorías. Estamos seguros de que van a estar conformes. La aftosa se está terminando, ahora hay que pensar en el futuro de la ganadería argentina. El lamento actual tiene que dar paso al futuro

—¿Usted le sigue viendo futuro?

—Un futuro enorme. Hace un mes hice una gira por los Estados Unidos con la Fundación Producir Conservando, dedicada especialmente al tema ganadero. Y me convencí de que cuando aprovechemos el potencial de nuestro rodeo, será un negocio fenomenal. Solamente mejorando el porcentaje de destete, desde el nivel actual al promedio de los productores nivel CREA, tendríamos 3 millones de terneros más por año. Son 500 millones de dólares más para el sector cría. Y si hacemos lo mismo con la invernada, tendríamos 1,1 millones de toneladas de carne adicionales. Y todo iría para exportación, así que la carne podría aportar 1.500 millones de dólares adicionales con mucha facilidad, en cuanto pongamos en marcha el cambio tecnológico.

—Hace mucho que se habla de esto, pero cuesta lograr avances. Parece que es distinto con la agricultura...

—Hay mucha complejidad, pero también es donde las tecnologías "blandas" operan con mayor impacto. No hace falta inversión en capital o insumos, pero sí en conocimiento y manejo profesional. Lo que estoy planteando es que hay que aplicar lo que hoy sabemos, son tecnologías conocidas.

—Da la impresión de que en la Argentina no hay un rumbo tecnológico definido para la ganadería.

—La ganadería va a un proceso de industrialización igual al que ya le llegó a la agricultura. Los productores argentinos encontraron fórmulas para crecer en la siembra y la cosecha. Con la ganadería va a pasar lo mismo. Pero este proceso va a estar regido por la demanda. En los EE.UU. esto está clarísimo: Hace diez años todo era cruza. Hoy todo lo que es carne de alta calidad, "choice o prime", sale de razas puras, a lo sumo con un cruzamiento terminal. Y la diferencia entre un novillo de elite y uno común es de 50 dólares, con el mismo costo de alimentación... Esto va a exigir integraciones. Estuve con una empresa nueva, llamada Future-beef, que es de un grupo de ganaderos que negociaron con la casa de fast foods Safeway un contrato a diez años de provisión exclusiva. Se integraron con otros feedlots, sumaron a los criadores y tienen toda la cadena armada. Un buen criador tiene un precio adicional. Van a cambiar la historia, porque van a poner al negocio de la carne en manos de los productores.

—¿Usted está diciendo que hay que ir al engorde a corral?.

—No estoy diciendo eso. Lo que creo es que este negocio va a estar cada vez más traccionado por la demanda, y que para lograr lo que la demanda pide el camino de las integraciones es muy interesante. Pero lo que importa es que hay que ir a lo que pide la demanda, y no "vender lo que yo tengo". Por eso la transformación en los EE.UU. pasó más por el cambio genético que por los sistemas de alimentación. En el caso de la Argentina hay que ver que el mercado interno va a crecer muy poco, porque seguirá la presión de otros alimentos, y que lo que va a crecer es el mercado de exportación. Y este va a estar muy diferenciado, ofreciendo todo tipo de alternativas. No importa que ahora los precios están por el suelo. Lo que importa es que los mercados se van a abrir y hay que estar listos para ofrecer lo que se pida. Si hacemos todo en base a granos nos puede ir mal en algunos mercados. Pero lo que el mercado quiere es un tipo de producto y consistencia en este tipo. Quiere siempre el mismo bife, con la misma grasa. Lo demostraron aquí los supermercados, que han premiado la consistencia. Y eso se logra con tecnología y buena coordinación en la cadena. Si hay integraciones, mejor.

—En este esquema, ¿hay lugar para todos?

—Para el sector ganadero no hay razones para quedar afuera. En la industria frigorífica habrá una selección muy fuerte. No van a quedar todos los que hoy faenan. Va a aumentar la exigencia sanitaria, no sólo para exportación sino para el consumo interno. Se deberán satisfacer normas de calidad y seguridad alimentaria. En el último mes la ONCCA suspendió a 42 frigoríficos. Algunas clausuras fueron temporarias, pero otras son definitivas. Incluso se ha pedido estos días la colaboración de la Gendarmería y se ha negociado con las provincias donde estaban esas plantas para atenuar las consecuencias sociales de los cierres.

© Copyright 1996-2001 Clarin.com
All rights reserved

Ganadería