Fundamentos de Enfermería

Terminología enfermera. Salud. Bienestar. Etiología. Dianóstico. Profilaxis. Anatomía humana

  • Enviado por: Tripi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas

publicidad
cursos destacados
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Este curso es en relidad un medio de pago para aquellos que deseen tomar el nuevo servicio de tutoría que presta...
Ver más información

Física Clásica
Física Clásica
En este curso de Física Clásica se trataran los temas de unidades de medida y conversiones,...
Ver más información


FUNDAMENTOS DE ENFERMERÍA

Salud: el bienestar físico, mental y social. Normalidad total del individuo atendiendo a sus vertientes morfológica, psíquica y funcional.

Enfermedad: situación que presenta el ser humano cuando ha perdido su bienestar físico social y/o mental. La situación que presenta el ser humano cuando ha perdido la normalidad en sus vertientes morfológica, funcional y psíquica.

Síntoma: cualquier manifestación de la enfermedad. Pueden ser:

  • Subjetivos: aquellos que nos proporciona el enfermo en el interrogatorio.

  • Objetivos: aquellos que se recogen del enfermo al explorarlo.

  • Mixtos: conjunto de ambos. Los cuenta el enfermo y se pueden ratificar en la exploración (palidez…).

Un mismo síntoma puede aparecer por enfermedades muy distintas, tanto en su gravedad como en su localización.

Una enfermedad puede producir varios síntomas, tanto subjetivos como objetivos y el conocimiento de ellos es lo que permite el diagnóstico de la enfermedad.

Hay unos síntomas que cundo aparecen son característicos de una única enfermedad. A éstos se les llama síntomas patognómicos (ej. Crepitación ósea: fracturación).

Semiología: Parte de la ciencia que estudia los síntomas de las enfermedades.

Etiología: ciencia que estudia las causas que producen la enfermedad. El agente etiológico es el causante de la enfermedad. Los agentes etiológicos pueden ser:

  • Exógenos: ajeno al ser humano: físico (frío…)

químico (tóxico…)

seres vivos (virus…)

factores psicosociales

  • Endógenos: forman parte del propio organismo y se transmiten a través de la herencia.

No siempre puede conocerse el agente etiológico y por tanto no puede diagnosticarse la enfermedad.

A las enfermedades de causa desconocida se las denomina enfermedades idiopáticas.

Patogenia: ciencia que estudia los mecanismos a través de los cuales la causa ocasiona la enfermedad.

Síndrome: conjunto de síntomas que se manifiestan siempre juntos ante causas diversas (ej. Síndrome febril: dolor de cabeza, cansancio…)

Diagnóstico médico: es el conocimiento de la enfermedad que padece una persona en un momento dado. Al diagnóstico médico se puede llegar por medio de:

  • Anamnesis: interrogatorio al paciente

  • Exploración clínica: se recogen síntomas objetivos

  • Pruebas complementarias: para completar el diagnóstico (análisis, resonancias…)

  • Tratamiento: es el conjunto de medidas que se aconsejan al paciente para curar o aliviar una determinada enfermedad. Debe contemplar distintos apartados: género de vida ( movimientos, ambientes…), alimentación (baja en sal, dieta…), medicación (fármacos, previos ala intervención quirúrgica…).

Profilaxis: el conjunto de medios que se toman para evitar que se produzca una enfermedad o que pueda propagarse a los demás (lavado de manos, aislamiento…)

Pronóstico: presunción de la evolución de una determinada enfermedad. Es diferente al pronóstico legal que se utiliza en la práctica diaria. Éste último se efectúa informando al paciente y a los familiares de la gravedad del proceso y del tiempo que se prevé para su curación. (ej. El pronóstico legal de los medios de comunicación está relacionado con el tiempo que va a estar incapacitado el enfermo)

Fisiopatología: ciencia que estudia las disfunciones, el funcionamiento anormal de órganos y sistemas.

Patocronia: Evaluación de la enfermedad en el tiempo, la cual puede ser:

  • Aguda: se caracteriza por un comienzo brusco y llamativo de manifestaciones clínicas, criterios de localización, causas y mecanismos fácilmente identificables.

  • Crónica: se caracteriza por su comienzo solapado, a veces indolente con independencia de la gravedad del proceso. Hay escasas manifestaciones clínicas y no siempre se descubre su localización.

El final de la enfermedad puede expresarse:

  • Curación: desaparecen las manifestaciones clínicas, la causa y las alteraciones fisiopatológicas. La curación puede llevarse a cabo con secuelas o sin ellas (ej. Politraumatismo: artrosis).

  • Cronicidad: permanecen lesiones residuales y hay alteraciones morfológicas funcionales o psicológicas.

  • Muerte: hay un cese de todas las funciones vitales del organismo.

Anamnesis: Interrogatorio que se le hace la paciente. Conjunto de informaciones que se recogen del paciente y que están en relación con si historia personal y su enfermedad. Se deduce que la entrevista debe hacerse en un ambiente adecuado y debe utilizarse un lenguaje claro y sencillo. Es la parte fundamental del acto médico o de enfermería ya que a través del anamnesis se establece relación personal con el enfermo (la cual va a ser difícil de cambiar si es negativa y si ha sido buena va a repercutir positivamente ya que se afianzan los criterios de confianza).

Exploración: después del interrogatorio, el médico explora al paciente. Consta de cuatro partes:

Inspección, palpación percusión y auscultación.

Además, toma de la presión arterial, toma del pulso, respiraciones, temperatura y talla.

ACCIÓN DEL AGENTE ETIOLÓGICO SOBRE EL ORGANISMO

  • No ocasionar enfermedad : porque los propios mecanismos defensivos lo evitan.

  • Ocasionar enfermedad: se producen una serie de alteraciones que constituyen la base de la enfermedad. Cuando se ocasiona la enfermedad pueden producirse alteraciones:

    • Funcionales: alteración de la función del órgano u órganos afectados. Aparecen: Por exceso: hiperfunción (ej. Hipotiroidismo)Por defecto: hipofunción (ej. Hipotiroidismo)

    • Anatómicas/Lesionales/Orgánicas: alteración de la estructura del órgano u órganos afectados.

        • Alteraciones circulatorias:

          • Hiperemia: exceso de sangre en una zona determinada del organismo. Se puede presentar de forma activa (acompañada de mayor velocidad en la circulación, ej. Inflamación) o pasiva (el exceso de sangre se acompaña de una disminución de la circulación, ej. Trombosis venosa).

          • Isquemia: disminución del aporte de sangre a una zona del organismo. Se puede dar de dos formas: parcial, que ocasiona una disminución de la función del órgano afectado y total, que ocasiona la muerte del órgano afectado (infarto). La causa puede ser la arterioesclerosis (degeneración arterial por cúmulo de sustancias en la pared y que por tanto dificultan el paso de la sangre).

          • Trombosis: es la coagulación de la sangre en el interior del corazón o de un vaso. Si el vaso es arterial, se ocasiona una isquemia del órgano irrigado. La causa más frecuente es la arterioesclerosis. Si el vaso es venoso ocasiona una hiperemia pasiva. La causa más frecuente son las varices (dilataciones patológicas permanentes y circunscritas de las venas).

          • Embolia: es la obstrucción de un vaso arterial causada por un émbolo (formación extraña circundante). Casi siempre la formación extraña suele ser un sólido (ej. Un resto de la trombosis, un trombo) pero también puede ser un gas (en descompresiones bruscas) o una grasa (ej. Fracturación de un hueso: la grasa de la médula pasa a la sangre).

          • Hemorragia: es la salida de la sangre de su continente normal; el aparato circulatorio. La sangre puede salir al exterior, puede infiltrar un tejido (equimosis), puede almacenarse en una cavidad virtual existente (pleura) (hemotórax), puede almacenarse en una víscera hueca (intestino). Las causas más importantes son los traumatismos, la hipertensión arterial, las úlceras y el cáncer.

          • Edema: es el acumulo de líquido que no sea sangre en el espacio intersticial (ente las células). Puede ser localizado o más o menos disperso por todo el organismo (anasarca). Las causas más importantes son la hipertensión venosa, la insuficiencia cardíaca y las varices.

        • Metabólicas o nutritivas:

          • Artrofia: disminución del volumen o tamaño de un órgano por disminución del tamaño de las células que lo formen. Cuando se da por la disminución del número de células se llama hipoplasia o aplasia .

          • Hipertrofia: aumento del volumen o tamaño de un órgano por incremento del tamaño de sus células. Cuando se da por incermento del número de células se llama hiperplasia.

          • Alteraciones degenerativas: conducen al acumulo de diversas sustancias en el interior de las células. El tipo de sustancia que se acumula les da el nombre (ej. Degeneración grasa, proteica, lipídica, glucogínica…).

          • Necrosis: muerte de una zona más o menos extensa del organismo. Cuando se produce por la disminución del aporte de sangre se llama infarto.

          • Inflamación: es un mecanismo defensivo del organismo frente a una agresión que puede ser ocasionado por diversas causas ( químicas, físicas o seres vivos) y el organismo reacciona de la siguiente forma: intenta localizarlo y evitar su progresión mediante una hiperemia activa y el organismo acumula en el lugar de la agresión distintas sustancias (células defensivas: leucocitos, proteínas…) y es lo que da lugar a las siguientes características: dolor, calor, tumor, rubor y alteración funcional.

          • Cáncer: proceso que se caracteriza por un crecimiento celular anormal ilimitado, desordenado y que conduce a la muerte de la persona siempre que se desarrolla en su evolución natural (sin tratamiento). La causa es desconocida aunque si se sabe que actúa sobre el núcleo de una célula, la modifica y la transforma en maligna y a partir de ella, sus descendientes serán también malignas. Puede aparecer, una vez operado, metástasis (

      PRINCIPALES SÍNTOMAS DISTRIBUIDOS POR APARATOS

      1.APARATO RESPIRATORIO

      • Tos: es un mecanismo de defensa del aparato respiratorio que tiene como finalidad expulsar al exterior las sustancias extrañas que tiene en su interior o que han penetrado en él. Puede ser voluntario aunque suele ser un mecanismo reflejo. Se produce de la siguiente forma: se realiza una inspiración profunda, se cierra la glotis, como consecuencia aumenta la presión intratorácica que hace que se abra bruscamente la glotis y el aire salga al exterior de forma violenta (debido a la diferencia de presiones entre el interior del aparato y la atmósfera).La tos suele estar acompañada de expectoración aunque también puede darse la tos seca (para este casa, se tratará con (antitusígenos). La tos como síntoma no suele tener consecuencias negativas pero hay que tener en cuenta que puede darse el síncope tusígeno (pérdida momentánea de la consciencia por isquemia cerebral, secundaria a la elevación mantenida de la presión intratorácica provocada por los accesos duraderos de tos). Sin llegar a este extremo, puede darse dolor de cabeza (cefalea) y sensación de inestabilidad. Tambien suele aparecer el dolor (algias) a nivel de la musculatura respiratoria (intercostales y diafragma). Las causas más importantes son la patología cardíaca (concretamente la insuficiencia cardíaca izquierda) y la patología del esófago (concretamente en personas con divertimentos altos).

      • Expectoración: es la secreción del aparato respiratorio que se expulsa al exterior por medio de la tos. Hay varios tipos de expectoración: esputos mucosos (formados por moco, traducen casi siempre la existencia de una hipersecreción de las glándulas respiratorias (tabaco, virus…)), esputos purulentos (formados sobretodo por pus, indican la mayor parte de las veces procesos infecciosos de las vías aéreas o el pulmón), esputos mucopurulentos (mezcla de los dos anteriores), esputos herrumbrosos (formados por pus y sangre modificada, es decir, que ya llevaba un tiempo en el foco de infección y que por ello es marrón) y esputos hemoptóricos (formados fundamentalmente por sangre roja). Las características a evaluar son la cuantía que puede ir de unos pocos cm3 a 500ml diarios), la composición y el color. Cuando la cantidad de expectoración supera los 100cm3 se le llama broncorrea. La consisitencia puede ser fluida (edema de pulmón) o más viscosa (asma bronquial). En general se dice que es más viscoso cuanto mayor nº de células contiene. El color es la característica más importante. Los esputos mucosos suelen ser de color grisáceo muy claro (aunque el enfermo suele denominarlo blanco) el esputo purulento es de una tonalidad amarillo verdosa, el esputo herrumbroso es marrón rojizo oscuro y el hemoptoico es rojo.

      • Hemoptisis: es la expulsión al exterior por la boca de sangre que procede de las regiones subglóticas (tráquea, bronquios o pulmones). Éste hecho casi siempre se acompaña de tos y la sangre que se expulsa es de color rojo vivo y la cuantía puede ser muy variable. No existe relación entre la intensidad de la hemoptisis y la gravedad del proceso responsable. Una hemoptisis muy copiosa puede producir un shock y ocasionar la muerte. Las causas suelen ser: bronquiectasias (patología del aparato respiratorio), cáncer de pulmón, tumores benignos, tuberculosis pulmonar, bronquitis crónica, patología cardíaca, insuficinencia cardíaca izquierda, diatésis hemorrágicas

      • Vómica: expulsión al exterior, generalmente acompañada de tos, de material líquido que ha entrado en las vías respiratorias. El líquido puede ser: líquido hidatídico (por rotura de un quiste hidatídico en el pulmón), pus (por tener un absceso en el pulmón), sangre (hemaptosis)

      • Disnea: es la sensación de falta de aire (fatiga). Se puede intentar valorar basándose en las ventilaciones normales: ventilación rítmica, frecuencia de 12-16 mov. X min en reposo. A éstos movimientos se les llama inspiración y expiración. Cuando la cifra está por encima de los 16 mov. se habla de taquipnea, cuando es inferior a 12 mov. se habla de bradipnea. Se pueden encontrar distintos tipos de dipnea: atendiendo al movimiento respiratorio hay inspiratorias (falta de aire en la inspiración, ej. Estenosis de las vias altas), expiratorias (falta de aire en la expiración, ej. Asma bronquial) y mixtas (falta de aire en uno de los dos movimientos respiratorios, ej. Insuficiencia cardíaca izquierda) atendiendo a la frecuencia hay taquipneicas (falta de aire y respira más veces de lo normal, ej. Insuficiencia respiratoria) y bradipneicas (falta de aire y respira menos veces de lo normal, ej. Intoxicación por barbitúricos) y atendiendo al ruido las hay no ruidosas o ruidosas (sonido en forma de pitidos, ej. Asma bronquial, sonido en forma de gruñidos, ej. Bronquitis crónica o en forma de gorgoteo, ej. Edema agudo de pulmón). Prácticamente en la mayoría de las disneas son rímicas pero también las hay arrítmicas como la disnea Cheyene-Stokes, donde los movimientos van haciéndose cada vez más amplios hasta que llega un momento en que se llega a la apnea (deja de ventilar), el enfermo permanece así unos segundos y después vuelve a repetirse el ciclo. Indica importante lesión cerebral que afecta al centro respiratorio. Si la falta de aire se da en reposo debe diagnosticarse “disnea en reposo”, si se da en esfuerzo, se diagnostica “disnea de esfuerzo” y hay que matizar en qué tipo de esfuerzo se da esta sensación. A la disnea de reposo que mejora o desaparece incorporando al enfermo se llama ortopnea. Hay otro tipo de disnea llamada disnea suspirosa, se dice que tiene un origen psíquico y es un suspiro que se realiza para aliviar la sensación de falta de aire (se da más en mujeres). Es un síntoma totalmente subjetivo, hay que comprobar el grado de fatiga. Las causas más importantes, además de la fisiológica (ya que todos padecemos disnea ante un esfuerzo) son: patología respiratoria, patología circulatoria (hipertensión arterial), patología hematológica (anemias), patología metabólica (acidosis: pH de la sangre por debajo de lo normal), patología tóxica (barbitúricos), hipomovilidad del diafragma (obesidad, ascitis…), patología psíquica (neurosis) y patología nerviosa (encefalitis).

      • Cianosis: coloración azulada de la piel y de las mucosas por incremento de la hemoglobina reducida de la sangre (hematología reducida: la que lleva anhídrido carbónico). Se observa a nivel del lecho ungeal (debajo de las uñas), en la conjuntiva de los ojos y en la mucosa de los labios (ésta obrevación debe hacerse a luz natural). Las causas más importantes son: patologías respiratoria, cardíaca y hematológica (ej. poliglobulia)

      • Dolor: el más frecuente es producido por patología respiratoria es el de tipo pleural y el enfermo lo suele referir en el costado correspondiente. Se incrementa con los incrementos respiratorios y con la tos pero no al presionar la zona dolorosa. Es un dolor típico de neumonías (inflamación del pulmón), pleuresía (inflamación de la pleura) y neumotórax (presencia de aire en la cavidad pleural). Puede aparecer el dolor en el hombro correspondiente, sobretodo cuando la zona afectada es a nivel de la pleura diafragmática. El dolor de la patología respiratoria también puede darse a un nivel retroesternal (detrás del esternón) y es similar al coronario. Puede ser más o menos doloroso según sea la causa que lo produce. Una sensación como de ardor detrás del esternón puede ser síntoma de la traqueobronquítis aguda (catarro común). El dolor como síntoma de patología respiratoria que puede aparecer a nivel del abdomen se llama dolor diferido. Aparece sobretodo cuando la neumonía está situada en la parte más baja de los pulmones.

      • Acropaquias: ensanchamiento de la falange distal de los dedos de las manos y de los pies. Suele acompañarse de reblandecimiento del lecho ungeal y admás puede haber editema (estar enrojecido) y presentar color local. Las causas más importantes son el cáncer pulmonar y también las patologías digestiva y circulatoria.

      2.APARTO CIRCULATORIO

      • Disnea

      • Cianosis

      • Edema: (alteración: acúmulo de líquido que no sea sangre en el espacio intersticial). Los edemas de origen circulatorio se producen por hipertensión venosa (causada por insuficiencia cardíaca izquierda, derecha o global) o por trombosis de una vena. Son edemas blandos, influídos por la acción de la gravedad (se asientan la mayor parte de las veces en zonas en las que la gravedad ejerce más acción). Son edemas que dejan fóvea ( persistencia de la depresión provocada por la presión de nuestros dedos y es un signo patognomónico del edema, siempre que hay fóvea hay edema). En la insuficiencia cardíaca izquierda, el edema se localiza en el pulmón, en la insuficiencia cardíaca derecha, el edema puede aparecer en extremidades inferiores, en el hígado o en el abdomen. En la insuficiencia cardíaca global en todas las zonas acabadas de citar. Los edemas secundarios a trombosis venosa aparecen en la zona donde afecta la trombosis (suelen se las piernas).

      • Dolor torácico: (dolor como síntoma del aparato circulatorio). El que aparece con más frecuencia está causado por cardiopatía isquémica (enfermedad cardíaca por falta de riego al miocardio). Es un tipo de dolor que se localiza habitualmente en la región esternal pero que también puede aparecer en la región pericordial (encima del corazón) y en el epigastro ( parte altdel estómago). Es muy intenso y el enfermo lo suele señalar con la mano en garra sobre la zona afectada. El dolor se irradia con mucha frecuencia hacia el hombro y la extremidad izquierdos (por el borde cubital) y es de matiz angustiante y puede tener una duración variable. Si son unos minutos es una angina de pecho, si son unas horas desencadena un infarto de miocardio. El dolor suele aliviarse con la administración sublingual de nitritos (sustacias vasodilatadoras). La causa más importante es la arterioesclerosis pero además pueden causarlo la pericarditis y el aneurisma disecante de aorta torácica (aneurisma es la dilatación de un vaso, disecante porque la sangre penetra por las capas de la vena, lo que provoca una dilatación de la aorta del tórax).

      • Arritmias: en sentido general es la alteración del ritmo cardíaco. En la práctica diaria se habla de arritmias cuando la alteración del ritmo son trastornos en la periodicidad. Hay múltiples tipos de arritmias pero hablaremos de las que puedenn detectarse con la toma del pulso o la auscultación cardíaca: taquicardia: aumento de la frecuencia cardíaca por encima de las cifras que se consideran normales (60-80 pulsaciones x min.). Puede ser causado por situaciones fisiológicas (esfuerzos…) pero además por intoxicaciones ( café, alcohol, cocaína…), por fiebre, por hipertiroidismo…Está presente en casi toda la patología cardíaca y respiratoria. Bradicardia: disminución de la frecuencia cardíaca de lo que se considera normal. Las causas pueden ser fisiológicas (atletas de élite…) e hipertensión endocraneal (presente en situaciones vagotónicas). Extrasístole: es un estímulo ectópico, fuera de su lugar de procedencia, que se adelanta al estímulo normal y provoca por ello la contracción adelantada del corazón, de forma que está más cerca del anterior y más lejano del siguiente. Algunos se consideran fisiológicos (no se sabe el motivo) otros surgen como consecuencia del abuso de alcohol, tabaco y cocaína y puede ser consecuencia de cualquier cardiopatía.

      • Fibrilación auricular: se caracteriza porque las fibras musculares que integran las aurículas producen más de 600 estímulos por minuto (normal 20-30 por minuto) bloquean el estímulo del nódulo sinusal y provoca una contracción adelantada del corazón (contracción ventricular irregular) y con una frecuencia variable (aprox. 120 latidos por minuto, por eso se dice que el corazón fibrila. Puede estar originado por cualquier cardiopatía y es característico del hipertiroidismo.

      • Palpitaciones: es la sensación fuerte del latido cardíaco independientemente de que se sienta rápido, lento, regular o irregular (“el corazón da un vuelco”). Puede ser expresión de cualquier cardiopatía pero no es lo frecuente, suelen ser de origen extracardíaco. Algunas causas son las neurosis y la histeria, intoxicaciones (café, tabaco, alcohol y cocaína), el hipertiroidismo

      • Sofocos: se tata de un fenómeno vasomotor que consiste en el súbito incremento de aflujo de sangre a la cabeza por vasodilatación de sus vasos periféricos. Esto origina sensación de calor y enrojecimiento de la piel, además puede acompañarse de sensación de inestabilidad, de dolor de cabeza y zumbido de oídos. Es frecuente que se acompañe también de sudoración seguida o no de sensación de frío. Las causas más significantes son el dimaterio femenino, las situaciones de hipoglucemia, el hipotiroidismo y las situaciones emocionales.

      • Teleangiectasias: son dilataciones permanentes de finas arteriolas y capilares que se manifiestan en la piel en forma de manchas vasculares radiadas y son de color rojizo. Los lugares donde suelen aparecer son la cara, el cuello y el tórax. Las causas más significativas son los grandes bebedores, grandes obesos y la insuficiencia hepática.

      • Claudicaucación intermitente: es el dolor e impotencia funcional de una extremidad (generalmente una pierna) que aparece con el ejercicio y desaparece al detenerse. Se debe a una isquemia de la zona durante determinado ejercicio. Las causas más importantes son la arterioesclerosis, la diabetes, la tromboangeitis obliterante (inflamación de las arterias y venas que conducen a que se hagan más estrechas).

      • Síncope: es una pérdida brusca y transitoria de la consciencia ocasionada por una disminución del aporte de sangre al cerebro. Las causas más importantes son las alteraciones de la circulación periférica, la patología cardíaca (taquicardias), patología cerebrovascular (oclusión parcial o total de las arterias que irrigan la cabeza).

      • Adenomegalia: es el aumento de tamaño de los ganglios linfáticos que hace que se hagan palpables cuando asientan en lugares accesibles a la vista (submandibulares, cervicales, supraclaviculares, inglinares y axilares). En condiciones normales hay ganglios que no se pueden palpar salvo en personas extremadamente delgadas pero en general se puede decir que no son accesibles a la palpación. Las causas más importantes son las enfermedades infecciosas (de forma localizada o generalizada) si son locales afectarán a los ganglios asentados en el lugar de la infección (por ej. submandibulares en amigdalitis) si son generales afectarán a los ganglios de todas las zonas, es típico del SIDA, la mononucleosis infecciosa, el cáncer, leucosis, sarcoidosis.

      3.APARATO DIGESTIVO

      • Sialorrea: exceso de producción de saliva que bien puede ser deglucida o expulsada al exterior. Las causas pueden ser intoxicación por mercurio ( ej. Rotura del termómetro), la mayor parte de las afecciones bucales y determinadas infecciones (ej. Rabia).

      • Saburra lingual: capa blanquecina que cubre la lengua (“lengua sucia”). Es síntoma que puede estar causado por cualquier proceso infeccioso. Aparece también como consecuencia de la mayoría de afecciones digestivas, de transgresiones alimenticias (abuso de algún alimento), fumar en exceso

      • Lengua seca: sequedad de la lengua. Aparece como consecuencia de cualquier proceso febril. Es característico de la deshidratación y de la hipovitaminosis A. Aparece en las personas que respiran más por la boca que por la nariz.

      • Macroglosia: aumento del tamaño de la lengua. En algunas ocasiones, es tan grande que no cabe en la cavidad bucal como en el cáncer avanzado de lengua, síndrome de Down, acromegalia (exceso de producción de la hormona del crecimiento, en la infancia da lugar al gigantismo y en el adulto da lugar a que crezcan manos, pies, cabeza y lengua).

      • Halitosis: mal olor del aliento. Aparece de forma fisiológica tras ingerir determinados alimentos (ajo, cebolla…) y tras varias horas de sueño y desaparece tras ingerir los primeros alimentos o lleva a cabo la higiene bucal. De forma patológica aparece por diversas causas como la sinusitis (inflamación de los senos paranasales), patología de las fosas nasales, de los dientes (piorrea…), patología del esófago (divertículos altos), patología del estómago (flatulencia…), patología del hígado (insuficiencia hepática), bronquiectasias

      • Distensión abdominal: sensación de hinchazón referida a nivel abdominal. Las causas más importantes son la ingestión de gas (abuso de bebidas carbónicas…) trastorno de evacuación de las heces…

      • Eructo: acto de expulsar por la boca de forma ruidosa los gases que se han acumulado en el bien porque se han deglutido o bien porque se han formado en el interior. El eructo aparece tras una comida copiosa o bebidas carbónicas. Patológicamente en situaciones de aerofagia o flatulencia.

      • Hipo: ruido que se produce como consecuencia de la contracción brusca y simultánea del diafragma y los músculos constrictores de la glotis. Habitualmente es un síntoma vanal pero en ocasiones puede ser importante como en el postoperatorio abdominal, en fases iniciales de algunas peritonitis y también está presente en la encefalitis.

      • Bulimia: aumento excesivo del apetito que se observa sobretodo en patología psíquica. Cuando está causado por otras patologías como el hipertiroidismo, algún tipo de diabetes, teniasis (la tenia). Se denomina polifagia.

      • Anorexia: falta total de apetito que se observa por causas psicológicas. Si la causa es por algún proceso patológico (muy común) se denomina hiporexia.

      • Disfagia: es la dificultad en la deglución. Se puede dar de dos formas: disfagia faríngea: la más común, se presenta cuando la persona traga el alimento, y la disfagia esofágica: aparece cuando el alimento discurre por el esófago y se nota en el esternón. El acto de tragar es voluntario y por tanto con sensibilidad en el mismo, el paso del alimento por el esófago es involuntario y sólo se nota cuando lo que ingerimos es de un tamaño excesivo, está muy frío o muy caliente o es más duro de lo normal. La disfagia en general es más intensa con los alimentos sólidos que con los líquidos pero hay ocasiones en las que puede aparecer disfagia al ingerir líquidos pero no sólidos, a ésta se la llama disfagia paradójica y casi siempre traduce una génesis psíquica (suele darse más en mujeres). Las causas más importantes de la disfagia faríngea es la patología faríngea (amigdalitis, faringitis, tumores en la región, espasmos de la musculatura faríngea…). Las causas más importantes de la disfagia esofágica es la patología esofágica (esofagitis, cáncer de esófago, divertículos…) y la afectación de otros aparatos como la patología pulmonar o del mediastino.

      • Borborigmo: ruido producido por el paso rápido del contenido intestinal a su través. Es de tipo hidroaéreo. En condiciones normales sólo puede escucharse cuando se ausculta el abdomen pero tanto fisiológica como patológicamente lo puede oír la persona afectada e incluso las personas cercanas. Las causas patológicas más importantes son la enteritis (inflamación del intestino), neurosis y estenosis intestinales (inflamación de las paredes del intestino).

      • Náusea: sensación del deseo de vomitar. Como síntoma se da el mismo valor que al vómito.

      • Vómito: expulsión al exterior por la boca de contenido gástrico. Se produce como consecuencia de contracciones antiperistálquicas del estómago. Es de tipo reflejo (involuntario). Hay que analizar el sabor, olor, cuantía y composición (si la persona vomita mucha cantidad puede deshidratarse, si es rojizo puede contener sangre (hemaptesis), si el vómito huele a huevos podridos indica sin duda alguna que la persona padece estenosis del píloro, si es de color verde, contiene bilis, si tiene sabor ácido indica sin ninguna duda hiperacidez gástrica…) Las causas más importantes son procesos digestivos (hiperacidez gástrica, úlcera gastroduodenal, cáncer gástrico, ileo intstinal), patología de la vesícula biliar, del hígado y del peritoneo, apendicitis (inflamación del apéndice vermicular), patología renal (insuficiencia renal, cólico nefrítico), situación de embarazo, neurosis, meningitis, hipertensión endocraneal.

      • Pirosis: sensación de ardor, quemazón, acidez…que se localiza en el epigastro y puede ascender hasta la boca y suele desaparecer tras el vómito o tras la ingesta de determinadas comidas o alcalinos. Indica siempre hiperacidez gástrica. Puede aparecer como consecuencia de comidas copiosas y “fuertes” (picantes…), por abuso de alcohol o tabaco, también está presente en la gastritis y en la úlcera gastroduodenal.

      • Regurgitación: la subida a la boca, en ocasiones seguida de expulsión al exterior de pequeños cantidades de alimentos que están mezclados con los jugos digestivos. Se produce por movimientos antiperistálticos esofagogástricos, que no son violentos y se suelen acompañar de náuseas. Si la persona que regurgita vuelve a masticar y a deglucir convierte el síntoma en rumiación (caracteristico de las neurosis). Las causas pueden ser estenosis (estrechez) del esófago, divertículos del esófago, hiperacidez gástrica…

      • Ascitis: es el acúmulo de líquido peritoneal. Éste líquido según su aspecto y composición puede ser: trasudado (con pocas proteínas, de color casi transparente), exudado (con muchas proteínas, de color amarillo más o menos claro), hemorrágico (contiene sangre de color rojo más o menos intenso, según la cuantía de la misma), quiloso (contiene quilo, lo que circula por vía linfática, contiene grasa y es de color lechoso).Al valorar éste síntoma se puede observar que si es de cuantía suficiente aumenta el tamaño del abdomen y el ombligo se hace `prominente. Al explorar el abdomen se sabe que hay líquido porque hay oleada ascítica y matidez en los flancos que se modifica con el cambio de posición del paciente. Las causas más importantes son la hipertensión portal (de la vena porta, que llega al hígado), hipoproteinemia (disminución de proteínas en sangre), insuficiencia cardíaca derecha, peritonitis, metástasis peritoneales…

      • Meteorismo: aumento de la tensión abdominal producido por un acúmulo de gases en el tubo digestivo. Puede ocasionar aumento de volumen del abdomen y al percutir se incrementa el sonido timpánica. Las causas más importantes son las peritonitis, las obstrucciones intestinales, el infarto mesentérico (muerte del intestino, de las venas mesentéricas, las que riegan el intestino) y en dolores cólicos intensos.

      • Diarrea: habitual de evacuación de las heces que se caracteriza por: aumento del nº de deposiciones, disminución de su consistencia, aumento de su cuantía en relación a la normalidad. Pueden presentarse de dos formas y según su intensidad y duración se clasifican en agudas (se pueden producir por deshidratación) o crónicas (situaciones carenciales de vitaminas, proteínas…porque hay disminución de la absorción). Hay que tener en cuenta: si presentan un aspecto pastoso y brillante el paciente padece esteatorrea (grasas en las heces), si son de color verdoso indica que la localización de la causa se da a nivel del intestino delgado, si son de color amarillento es indicio de que la causa es a nivel del intestino grueso, si con las heces aparecen pujos (sangre, pus, moco) indica que la causa está a nivel rectal…En la anamnesis hay que conocer la frecuencia de la diarrea y si presenta dolor. Si se produce inmediatamente después de las comidas es funcional (colon irritable). Se puede producir por alteración de los estímulos normales del peristaltismo intestinal (intoxicación por alimentos, neurosis, ansiedad…) o por alteración de la pared del intestino (enelitis (inflamación del intestino), tumores en la región gangliointestinal, infarto mesentérico…)

      • Estreñimiento: alteración del mecanismo habitual de evacuación de las heces que se caracteriza por una disminución del nº de deposiciones y del volumen de éstas e incremento de sus consistencia en relación a la normalidad. Las causas más importantes son la “mala higiene” (hábitos no correctos para el buen funcionamiento del intestino: buena alimentación, disminución del reflejo de la ampolla rectal…), hipotomia de la musculatura abdominal (músculos del abdomen “fofos”, por vida sedentaria), cáncer intestinal, megacolon (a lo ancho), dolicocolon (a lo largo), neurosis, hipotiroidismo…

      • Hematemesis: expulsión por la boca de sangre que procede de la cavidad gástrica. Es un vomito con contenido hemático y es una forma de expresión de hemorragia digestiva, concretamente, la sangre que procede del esófago, del estomago o de las primeras porciones del duodeno. La sangre puede ser: de color rojo (hemorragia que se está produciendo o se acaba de producir), puede ser de color negruzco (sangre parcialmente digerida y que ya lleva un tiempo almacenada en la cavidad gástrica) o puede tener aspecto de posos de café (pequeña hemorragia con permanencia de la sangre unas horas en el estómago). Las causas más importantes son la úlcera gástrica, la úlcera de esófago y la úlcera de duodeno. También la gastritis erosiva (inflamación del estómago con pérdida de sustancia de la superficie de la pared), cáncer de estómago, hernia de hiato esofágica (hernia es la propulsión de una víscera hacia fuera de su lugar anatómico por un oficio ya existente, el hiato es el orificio que comunica el esófago y el estómago).

      • Melena: es la expulsión por el ano de sangre modificada por la acción de los fermentos digestivos intestinales y que está mezclada con las deposiciones. Esto hace que las heces sean negras, malolientes y pegajosas. Es otra forma de expresión de hemorragia digestiva, concretamente de una hemorragia situada por encima de la segunda mitad del colon. Por consiguiente, las causas de melena pueden ser las mismas que las de hematemesis (ésta puede haberse producido previamente). Las causas también pueden ser por patología intestinal: enteritis, tumores e infarto mesentérico. No siempre que la persona emita las heces negras indica hemorragia (puede ser pon tratamiento de Fe o Bi, por ingestión de espinacas…).

      • Rectorragia: expulsión por el ano de sangre roja. Puede estar mezclada con las heces o en su superficie. El origen puede ser la patología rectal o la afectación de colon descendente y sigmoide. Las causas pueden ser: colitis viscerosa, cáncer de recto, cáncer de colon y hemorroides (dilataciones patológicas permanentes y circunscritas de las venas hemorroidales). La hemorragia digestiva puede manifestarse también en forma de hemorragia oculta, es decir, sin manifestación externa aparente, con heces de aspecto normal pero que contienen sangre en tan pequeña cantidad que sólo puede saberse analizando en el laboratorio (cáncer de estómago, cáncer de colon ascendente, hernia de hiato…). Si la hemorragia es importante, hay que saber que como consecuencia que puede producirse un shock hipovolémico (shock: todo el organismo entra en isquemia (hipofunción tisular difusa), hipovolémico: disminución del contenido de los vasos). También puede causar una anemia (disminución de Fe).

      • Ictericia: coloración amarilla de la persona por impregnación de la piel y de las mucosas de bilirrubina como consecuencia de un aumento de ésta en sangre. Hay dos tipos de bilirrubina: indirecta/no conjugada (se forma en el bazo) y directa/conjugada (se forma en el hígado a partir de la indirecta por un proceso de conjugación). La ictericia puede aparecer porque aumente la bilirrubina indirecta (se puede llegar de dos formas: porque se produce tanta que el hígado no la puede conjugar y se acumula en sangre como tal (algunas anemias) o porque se produce bilirrubina en cantidades normales pero el hígado no la puede conjugar porque carece de las enzimas necesarias) o porque aumente la bilirrubina directa (se puede llegar de dos formas: porque el hígado no puede verter a los canalículos biliares la bilirrubina directa formada en las células y se acumula en sangre como tal (hepatitis y cirrosis) o porque el hígado vierta a los canalículos biliares la bilirrubina directa formada en sus células pero no pueda llegar al intestino porque hay algún obstáculo que lo impide (litiasis biliar o tumor)). Clínicamente puede saberse en el anamnesis si la ictericia es directa o indirecta: en el caso de la ictericia directa, ésta cursa con coluria (orina marronácea) y las heces del enfermo son con hipocolia o acolia (pierden el color normal y adquieren un color blanquecino, como el yeso), en el caso de la ictericia indirecta, ésta cursa con orina y heces de color normal.

      • Íleo: detención del tránsito intestinal, tanto de heces como de gases. Esto sucede habitualmente de forma aguda. Se manifiesta de dos formas: íleo mecánico (una obstrucción intestinal causada por células biliares, tumores en el peritoneo o adherencias quirúrgicas tras una operación) o íleo paralítico (una parálisis del músculo intestinal por cualquier afectación peritoneal traumática o infecciosa o por procesos patológicos extraperitoneales como los hematomas retroperitoneales debidos ala fractura de una vértebra). Las consecuencias del íleo son fundamentalmente la ausencia total de emisión de gases y heces por el recto, dolor de tipo cólico, vómitos, distensión abdominal, pérdida de líquidos.

      4.SÍNTOMAS DEL APARATO URINARIO

      • Poliuria: (-uria: orina) aumento por encima de lo normal del volumen de orina producido por ud. de tiempo (24h.). A efectos prácticos podemos decir que la diuresis es la diferencia entre el filtrado glomerular y lo que se reabsorbe en los túbulos renales. Teniendo esto presente, la poliuria se producirá porque aumente el filtrado glomerular o porque disminuya la reabsorción en los túbulos renales. Puede darse por ingerir una cantidad excesiva de líquidos. La causa de que disminuya lo que se reabsorbe puede ser la diabetes o la nefritis crónica (inflamación del riñón mantenida en el tiempo).

      • Oliguria: es la disminución de la cantidad de orina producida por ud. de tiempo (24h) Aparecerá o bien por disminución del filtrado glomerular, que puede ocurrir en el shock, o la nefritis aguda, o porque aumente lo que se reabsorbe en los túbulos renales que puede ocurrir por insuficiencia cardíaca izquierda. Cuando la disminución de la orina es tal que se anula, se habla de anuria (muchos enfermos en estado crítico en situación terminal).

      • Retención de orina: es la no expulsión al exterior a través de la uretra de toda la orina producida. Ésta orina queda retenida habitualmente en la vejiga aunque también puede queda retenida en los uréteres, en la pelvis renal y en los cálices renales, entonces se habla de hidronefrosis. La retención de orina se puede presentar de dos formas: Aguda: la mición se suspende, el sujeto no orina pero a diferencia de la anuria, se sigue produciendo la orina lo que ocurre es que no puede expulsarse al exterior. Como la orina se sigue formando, se va acumulando en la vejiga y esto ocasiona distensión abdominal, dolor con deseos de micionar (en región hipogástrica) y se hace cada vez más intenso hasta resultar casi insoportable. A la palpación, el dolor se incrementa y se puede percibir el globo vesical. Se soluciona mediante el sondaje vesical (sondeo urinario). Debe hacerse paulatinamente para evitar la hemorragia “ex vacuo” (después del vaciamiento).Crónica: suele ser más frecuente que la aguda (muchas veces ésta suele preceder). Se caracteriza porque la persona tiene deseos de micionar, emite orina pero no vacía la vejiga por tanto se va acumulando cierta cantidad de orina cada vez hasta llegar un momento en que la cantidad de orina retenida es tal que la presión intravesical supera la resistencia del esfínter y la persona se orina por rebosamiento de forma totalmente involuntaria. Las causas más importantes son casi toda la patología de la próstata (concretamente la hipertrofia), el adenoma (tumor benigno) y el cáncer. También puede estar ocasionado por tumores vesicales y por cálculos (litiasis) en la uretra.

      • Poliaquiuria: es el incremento del nº de miciones con disminución de la cantidad de orina que se emite en cada mición (orinar muchas veces poca cantidad). La patología causante es la prostática, concretamente el anoma. También puede estar causada por la cistitis (inflamación de la vejiga).

      • Disuria: dificultad para orinar en cualquier momento de la mición (inicio, medio, final). Es característico de la patología de la próstata.

      • Incontinencia urinaria: incapacidad de la vejiga para retener normalmente la orina en su interior porque no funciona correctamente el esfínter vesical. Como consecuancia, la persona se orina espontáneamente. Puede surgir contínuamente al hacer determinados esfuerzos (toser, reír…). Las causas más graves es la alteración del sistema nervioso encargado de la mición (p. Ej. patología de la médula espinal). Las causas más frecuentes son, en mujeres, por patología genital femenina (malposiciones uterinas como en muchas mujeres multíparas)

      • Eneurosis nocturna: emisión involuntaria nocturna que no se acompaña de ningún otro síntoma y con funcionamiento normal durante el estado de vigilia. Puede estar ocasionado por patología orgánica específica por la espina bífida (malformación congénita que a veces afecta a la columna vertebral y otras a la médula espinal en su interior). Se da sobretodo en niños superprotegidos, de forma incosnciente para llamar la atención.

      • Hematuria: es la existencia de sangre en la orina que puede aparecer de forma microscópica tiñendo la orina de u color rojo más o menos intenso si procede de las vías urinarias o de color marronáceo oscuro si es de origen renal. Son múltiples los precesos que pueden ocasionar éste síntoma como el cáncer renal, cáncer vesical, nefritis agudas, litiasis renales, cistitis y traumatismos renales.

      • Proteinuria: presencia de proteínas en la orina. Cuando se sabe que la proteína es la albúmina, recibe el nombre de albuminuria. Puede estar causada por cualquier patología renal o de vías urinarias pero la situación en la que es más característico es el síndrome nefrósico (se caracteriza por una presencia importante de proteínas y por situaciones de fiebre alta o graves esfuerzos físicos).

      • Isotenuria: es la incapacidad del riñón para concentrar o diluir la orina e incapacidad del riñón para producir orina en determinadas densidades según las necesidades orgánicas. En situación normal el riñón puede producir orina de densidad 1002-1042. En el caso de la isotenuria la densidad es siempre la del plasma (1011-1012). Éste síntoma es expresión grave de insuficiencia renal y las causas más importantes son la pielonefritis crónica (inflamación de la pelvis y el riñón mantenida en el tiempo) y la nefritis crónica.

      • Piuria: es la presencia de pus en la orina. Es expresión de proceso infeccioso del aparato urinario. Las causas más significantes son la cistitis y la tuberculosis renal.

      • Cólico renal: dolor más característico de la patología urinaria. En su forma típica se desencadena iniciándose un dolor en la región renal en el ángulo formado por la columna vertebral y el reborde costal correspondiente y que se irradia hasta llegar a los genitales. A veces se puede acompañar de náuseas e incluso vómitos. Las causas más importantes son la tuberculosis renal, cáncer renal, grandes hematurias y litiasis renal.

      • Nicturia: es un transtorno del ritmo y la frecuencia urinarias. En un ritmo normal el mayor volumen de orina se elimina durante el día y durante la noche la orina se acumula en la vejiga mientras sea oisuble. En éstas circunstancias se puede modificar o tener por hábito. Si la eliminación de la orina por la noche supera la capacidad vesical aparece la nicturia. Casi todas las poliurias son causas de nicturia. Aparece éste síntoma también cuando la vejiga no tiene capacidad a causa de tumores, cálculos o alguna infección. Otra de las causas son la insuficiencia cardíaca, el síndrome nefrítico, la cirrosis y las ascitis.

      5.SÍNTOMAS DEL APARATO LOCOMOTOR

      • Artralgia: dolor de una articulación. Puede estar ocasionado por cualquier patología articular.

      • Anquilosis: inmovilidad de una articulación que se produce por la fusión de las superficies óseas articulares. Esto produce una inmovilidad en la zona. La causa más importante es la artritis.

      • Artrofia muscular: es la disminución del volumen de un músculo o conjunto de músculos que se produce por disminución del volumen de sus células constituyentes y esto origina una disminución de la función, es decir, pérdida de la fuerza inicialmente y en fases avanzadas inmovilidad de la zona que mueve los músculos afectados. Las causas más importantes son la poliomielitis (inflamación de la médula espinal producida por el virus de la polio que conduce a la parálisis de la persona afectada), la distrofia muscular progresiva (enfermedad de origen desconocido que se caracteriza porque de forma progresiva se van atrofiando los músculos hasta llegar a la parálisis total e incluso puede darse la parálisis cardíaca), el cáncer avanzado o tras inmovilizaciones prolongadas.

      • Mialgia: dolor de un músculo. Es un tipo de dolor que se suele incrementar con la presión de la masa muscular afectada y también con la movilización. Puede darse tras haber realizado un esfuerzo o ejercicio intenso (agujetas), tras determinadas infecciones generales (como la gripe), por cifosis (aumento de la curvatura normal de la columna vertebral dorsalmente “chepa”), escoliosis (desviación de la columna vertebral de forma lateral) y la artrosis.

      • Astenia: sensación de cansancio que tiene dos componentes, muscular y nervioso. Suele haber predominio del componente muscular salvo en un tipo de astenia, la neurastenia en la que predomina el componente nervioso. Es el cansancio muscular de origen nervioso y se caracteriza porque la persona se levanta cansada y conforme realiza la actividad diaria la sensación de cansancio va desapareciendo progresivamente. La astenia puede estar causada por múltiples procesos patologicos como la insuficiencia suprarenal, la enfermedad hipotensiva, el síndrome postgripal…

      • Tortícolis: contracción mantenida del esternocleidomastoideo de un lado que coloca la cabeza hacia el lado contrario y en ligera flexión. Es un síntoma que suele ser bastante doloroso. Las causas más frecuentes son las corrientes de aire frío, malas posisciones a la hora de dormir…Patológicamente puede estar causado por patología ósea o nerviosa (como la neuritis)

      • Calambre: contracción involuntaria, súbita, pasajera y dolorosa de un músculo o grupo de músculos que provoca el endurecimiento de la zona afectada con impotencia funcional. La causa más frecuente es la “fatiga muscular” por ejercicio intenso o la hipokaliemia (disminución de K en sangre).

      6.SÍNTOMAS DEL APARATO NERVIOSO

      • Cefalea: dolor de cabeza sentido en su interior (cuando se siente en la superficie se habla de cefaralgia).

      • Ataxia: realización de movimiento voluntario de forma disharmónica, desmesurada e incoordinada. La ataxia fisiológica es la que presentan los bebés cuando empiezan a andar y desaparece al cabo de un tiempo. Es un síntoma que patologicamente puede estar causado por patología del cerebelo (cerebritis), del laberinto (laberintitis) y la intoxicación por alcohol.

      • Disartria: dificultad en la articulación de las palabras de tal forma que las sílabas se arrastran en el tiempo por la dificultad que tiene la persona en la pronunciación de ciertas letras. Esto obliga al enfermo a forzar los movimientos de la boca y de la lengua. Una de las causas más características es la intoxicación por alcohol. También la parálisis de la musculatura de la boca y de la lengua y la esclerosis en placas (de origen desconocido, se va desestructurando y estrechando el sistema nervioso en forma de placas).

      • Afasia: alteración del lenguaje que se puede manifestar de las siguientes formas: anartria (imposibilidad de hablar sin que la persona esté muda), alexia (imposibilidad de leer aunque se sepa), agrafia (imposibilidad de escribir aunque no haya nada orgánico que se lo impida) y sordera verbal (imposibilidad de entender lo que se oye sin estar sordo). Las causas las importantes son los ACV (accidentes cerebrovasculares), concretamente la embolia cerebral, la hemorragia cerebral y la trombosis cerebral.

      • Rigidez de nuca: estado de contracción permanente de la musculatura cervical posterior. La causa más conocida es la meningitis, también puede aparecer en el tétanos y los tumores en el cerebelo.

      • Trismo: imposibilidad de abrir la boca por contracción permanente de los músculos maseteros. Es característico del tétanos y puede surgir por intoxicación por estricnina (veneno).

      • Insomnio: falta de sueño (por despertarse muchas veces, desvelarse…)las causas más frecuentes son la neurosis, las bebidas con cafeína, problemas físicos que impidan tener una postura adecuada, alteración de los hábitos de sueño…

      • Hipersomnia: exceso de sueño patológico. Puede ser por intoxicación por alcohol, insuficiencia respiratoria, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, encefalitis e histerias.

      • Vértigo: sensación ilusoria de desplazamiento de los objetos con relación al cuerpo (raramente se da al revés, que se desplace el cuerpo). El movimiento suele ser de tipo rotatorio y puede conducir a que la persona caiga al suelo y puede acompañarse, cuando es muy intenso, de acúfenos (ruido de oídos), náuseas, vómitos, sudoración, sensación de angustia…

      • Chirriar de dientes: ruido generado por el frote de las dos arcadas dentales en movimiento rápido e involuntario. Preferentemente se observa en niños normales pero de temperamento nervioso. Puede estar originado por espasmofilia (predisposición a los espasmos).

      • Hipomnesia y amnesia: disminución de la memoria y falta de memoria respectivamente. La hipoamnesia que aparece como consecuencia de la edad se considera fisiológica. Patológicamente es muy frecuente en las personas que padecen arterioesclerosis (cerebral), traumatismos craneales, intoxicación por alcohol…

      • Convulsiones: acceso de contracciones musculares más o menos difusas, violentas e involuntarias. Pueden ser: tónicas (se caracterizan porque la zona afectada queda inmóvil y rígida por una contracción mantenida de un músculo o grupo de músculos), clónicas (la zona afectada se ve sometida a movimientos bruscos debido a que las contracciones se ven seguidas de relajaciones) y tónico-clónicas (mezcla de las dos anteriores). Las causas más importantes son epilepsia, tétanos, tumores cerebrales o como consecuencia de fiebre alta (en niños pequeños) o intoxicación por alcohol.

      • Temblor: oscilaciones involuntarias de una parte del cuerpo que son rítmicas y de diversa frecuencia y amplitud. Puede ser: de reposo (aparece cuando la persona está en situación de reposo), intencional (aparece cuando la persona va a realizar un determjinado movimiento), de actitud (aparece cuando l persona intenta mantener una determinada posición). Puede surgir como consecuencia de fatiga muscular y de emociones, es síntoma de senectud, presente en la enfermedad de Parkingson (animia: faz inexpresiva en el parkingson avanzado), esclerosis en placas, alcohólicos avanzados, patología del cerebelo, hipertiroidismo e insuficiencias respiratoria y hepática.

      • Tic: movimiento involuntario súbito, episódico y reiterado provocado por la actividad de un músculo o pequeño grupo de músculos y se caracteriza porque se reproduce un gesto o acto de la vida habitual que no tiene sentido en ese momento. Suele aparecer en la adolescencia o juventud y no suele tener trascendencia. Hay muchos tipos de tics (guiños de ojos, elevación de hombros, extensión de cuello, repetición de las palabras finales de un párrafo…). La causa es desconocida.

      • Parálisis: es la imposibilidad de realizar movimientos voluntarios. Cuando hay una disminución en la motoridad voluntaria se llama paresia (que tiene el mismo significado léxico que la parálisis). Se pueden clasificar según la zona del organismo afectada en: hemiplejía (parálisis de la mitad del cuerpo en sentido longitudinal), monoplejia (parálisis de una extremidad), paraplejía (parálisis de las extremidades inferiores), diplejia (parálisis de las extremidades superiores), tetraplejia (parálisis de las cuatro extremidades). También puede aparecer la parálisis de un solo músculo (ej. Cuádriceps). Las parálisis se pueden producir por afectación del sistema nervioso o del sistema muscular o la conexión nervio-músculo. Las de origen nervioso se dan con más frecuencia y son debidas a que esté afectada la 1º neurona (la zona afectada está hipertónica, hiperreflexia y hay una ligera atrofia muscular) o la 2º neurona (la zona afectada está hipotónica, arrefléxica y la zona está intensamente atrófica, no solo por la falta de movimiento sino por la falta de estímulos). Las causas más importantes son de tipo vascular (por hemorragia trombosis o embolia), también de tipo tumoral, inflamartoria ( por un foco inflamatorio) o por traumatismos.

      • Parastesias: sensación de adormecimiento, hormigueo, pequeños pinchazos en una zona del cuerpo, generalmente en las extremidades y suele empeorar con el calor. Las causas más relevantes son la patología circulatoria (arterioesclerosis y compresión arterial), intoxicación por alcohol y situaciones de carencia de determinadas vitaminas (B6).

      • Coma: la situación de disminución o pérdida de consciencia, motilidad voluntaria y sensibilidad. En cuanto a su intensidad, se puede clasificar en: Tipo I (coma vigil): se caracteriza porque el sujeto está inconsciente pero reacciona a estímulos acústicos o dolorosos. No tiene motilidad y conserva las funciones vegetativas (respiración, circulación y diuresis). Tipo II (coma tipo): se caracteriza porque no hay consciencia, sensibilidad ni motilidad pero conserva las funciones vegetativas. Tipo III (coma Carus): se caracteriza porque no hay consciencia, sensibilidad ni motilidad y las funciones vegetativas están alteradas pero el sujeto respira espontáneamente. Tipo IV (coma sobrepasado): es igual que le anterior pero no respira espontáneamente, hay que colocarlo a un ventilador mecánico. En relación a la etiología se clasifican en: Coma apoplético: por afectación de los vasos del encéfalo por hemorragia (hipertensión o neurisma cerebral), por embolia cerebral o trombosis cerebral (derivada de arterioesclerosis). Coma por afectación del sistema nervioso de origen no vascular: se puede llegar por epilepsia, meningitis, encefalitis, traumatismo craneal o tumor en cerebelo. Coma metabólico: por insuficiencia renal, hepática o respiratoria, diabetes o hipoglucemia. Coma infeccioso: causado por cualquier proceso infeccioso grave. Coma histérico: causado por la histeria.

      7.SÍNTOMAS DEL SISTEMA ENDOCRINO-METABÓLICO

      • Adelgazamiento: pérdida de peso de una persona (puede aparecer en una persona delgada, obesa o normal). Las causas pueden ser de origen alimentario (ingerir menos kcal de las necesarias), por cualquier infección, en determinadas intoxicaciones (plomo), patología digestiva ( estenosis del píloro o del esófago), patología endocrina (diabetes…), patología psíquica (anorexia mental, neurosis…), consecuencia del hipertiroidismo

      • Delgadez: hay dos tipos: constitucional (ligada a la constitución asténica) y secundaria, como consecuencia al adelgazamiento. En cualquiera de los dos casos, cuando el peso de la persona es inferior en un 15% al teórico en relación a la edad, talla y sexo se habla de delgadez.

      • Obesidad: el estado de la persona cuando su peso excede en un 15% al teórico en relación a la edad, talla y sexo. Es debido a un incremento de la grasa más o menos universalmente distribuida. Cuando ese incremento de la grasa aparece de forma localizada en determinadas zonas, se llama lipodistrofia (pistoleras…). Hay múltiples formas de determinar el peso teórico:

      Pt = talla(cm)-100 Pt = (talla(cm)xPerím)/240

      • Bocio: aumento de la glándula tiroides y que por tanto se manifiesta como un bultoma a nivel del cuello anterior. Puede ser: difuso (extendido por toda la glándula), nodular (con aparición de un nódulo) o multinodular (formado por varios nódulos). Puede cursar en principio con hiper, normo o hipotiroidismo (excexo, normal o déficit de producción de hormonas tiroideas). Las causas más significativas son la falta de yodo (porque se ingiera menos del necesario o se consuma demasiado), la enfermedad de Graves-Basedow (de etiología desconocida, origen inmunitario en la que hay una alteración de los propios mecanismos defensivos de la persona, cursa con un bocio difuso, con hipertiroidismo y con exoftalmos), adenoma del tiroides, tiroiditis y cáncer de tiroides.

      • Ginecomasia: desarrollo anormal del rudimento mamario en el varón que puede alcanzar morfología femenina (y no hay que confundir con el pseudoma adiposo, que aparece en obesos a partir del dimaterio). Las causas más importantes son el cáncer de pulmón, el hermafroditismo, consecuencia de castraciones e ingesta de fármacos (diuréticos). Hay una ginecomasia que aparece en os recién nacidos debido a las hormonas de la gestación que desaparece tras unos días y otra que aparece en la pubertad que es bastante frecuente y suele durar 1 o 2 años (en muchos casos ocasiona problemas psíquicos).

      • Hirsutismo: presencia de vello terminal en áreas típicamente androgénicas como la cara o el tronco en una mujer. Aparece en determinadas razas o por herencia sin que se considere patológico y el valor que se le da depende de la psíque de las personas.

      • Polidipsia: aumento de la sed. Puede aparecer como consecuencia de la ingesta excesiva de sal, tras sudoraciones intensas, en poliurias, como consecuencia de los vómitos, diarreas y hemorragias y es muy característico también de la diabetes.

      8.SÍNTOMAS OTORRINOLARINGOLÓGICOS

      • Otalgia: dolor de oídos. Puede estar ocasionado por problemas del oído (como la otitis) o diferido, es decir, causado por otro órgano (x ej.problemas de dientes, faringe o tiroides)

      • Otorrea: flujo de líquido por el conducto auditivo externo. El líquido puede ser cefalorraquídeo (por traumatismo craneal, incoloro), sangre (recibe el nombre de otorragia, rojo) o pus (indica proceso infeccioso, blanquecino).

      • Acúfeno: ruido de oído que puede ser de intensidad, duración y tonalidad variable. Lo pueden producir situaciones diversas como la presencia de cerúmen o cuerpos extraños, otitis, otoesclerosis (estrechez de la luz del conducto auditivo), cuando se administran de forma local en el oído antibióticos, como consecuencia de modificaciones atmosféricas, hipertensión arterial, arterioesclerosis…

      • Sordera: disminución o anulación de la capacidad auditiva. Se puede dar de dos formas: porque no lleguen bien las ondas sonoras al oído interno(sordera de conducción, por rotura del tímpano, otitis, cerúmen…) o bien porque llegan las ondas al oído interno pero el SN es incapaz de procesar esas ondas (sordera de percepción, por trabajos sometidos a grandes ruidos, el SN está continuamente expuesto a estímulos que lo deterioran).

      • Estridor laríngeo: ruido especial, difícil de describir que acompaña a la disnea producida por estenosis de las vías aéreas superiores, sobretodo la laringe. Se aprecia en la inspiración. Las causas más importantes son la laringitis, el edema de glotis, el cáncer de laringe y también puede aparecer como consecuencia de la presencia de cuerpos extraños.

      • Ronquido: ruido especial que se produce durante el sueño al ventilar y aparece como consecuencia de alteraciones en la configuración de las vías aéreas superiores y no suele tener más trascendencia que la que le da la persona que lo oye. Al que se da importancia es al ronquido de las personas con SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño).

      • Epistaxis: hermorragia por las fosas nasales. La causa más frecuente es la traumática (minitraumática: meterse el dedo en la nariz). Patológicamente, la causa más frecuente es la hipertensión arterial, también la rinitis y la presencia de cuerpos extraños.

      • Estornudo: es un fenómeno reflejo (involuntario)) que tiene su punto de partida en la mucosa nasal y se realiza: inspiración brusca seguida de una expiración brusca, ambas superficiales y con la bodca cerrada y por ello el aire se escapa entre las arcadas dentales y los dientes produciendo un ruido característico y suele acompañarse de una sensación de bienestar. Las causas más importantes son las rinitis (de tipo alérgico o no), como consecuencia de cambios bruscos de Tª o como consecuencia de un ambiente cargado de irritantes extraños (humo, polvo…).

      • Rinorrea: flujo de líquido por las fosas nasales. El líquido puede ser transparente (se puede relacionar con líquido cefalorraquídeo), purulento o sangre (epistaxis). Una de las causas puede ser la rinitis, también el catarro común, la fractura de la base del cráneo, sinusitis…

      • Disfonia: alteración del timbre de la voz que cuando se hace inaudible se llama afonía. La causa más frecuente es la patología laríngea (laringitis, cáncer de laringe y pólipos laríngeos). Patología ajena a éste sistema pueden manifestarse con disfonia el cáncer de los bronquios (por afectación del nervio recurrente) o puede aparecer como consecuencia del uso excesivo o espasmo de las cuerdas vocales.

      • Catarata: opacidad total o parcial del cristalino (lente ocular que nos permite la formación de la imagen en la retina mediante la modificación de su curvatura). Hay una catarata que puede ser congénita. La adquirida suele ser consecuencia de la edad, es más frecuente que la congénita. También puede aparecer como consecuencia de traumatismos oculares. La mayoría de las veces se soluciona mediante intervención quirúrgica.

      • Diplopia: visión doble de los objetos. Las causas más importantes son la parálisis de la musculatura ocular, la hipoglucemia, el botulismo y la encefalitis.

      • Enoftalmos: retracción del globo ocular. La causa fundamental es la parálisis del simpático ocular (parte del SN que inerva parte del ojo).

      • Ecoftalmos: protusión del globo ocular. Una de las causas es la enfermedad de Graves-Basedow y también las grandes miopías.

      • Epífora: lagrimeo continuo por aumento de la secreción de las glándulas lagrimales. Las causas más significativas son el catarro común, afecciones de la conjuntiva ocular (conjuntivitis) y estar en ambientes con irritantes externos.

      • Escotoma: defecto macular en el campo visual que puede ser escoma positivo (el enfermo lo refiere como que ve un punto brillante) o escoma negativo (el enfermo lo refiere como que ve un punto oscuro). Las causas más importantes son las lesiones del globo ocular y la neuritis óptica.

      • Estrabismo: desviación del eje óptico de un ojo en relación al del otro. Una de las causas más importantes es la parálisis ocular (bizco) y se suele solucionar con el uso de parches o cirujía.

      • Fotofobia: dolor o molestia producida por la luz. Las causas son las conjuntivitis, las iritis y el glaucoma.

      • Hemeralopia: disminución de la visión con luz intensa (se ve mejor con menos luz). La causa más importante es la neuritis retrobulbar (infección del nervio óptico por detrás del ojo).

      • Nictalopia: disminución de la visión cuando hay poca luz (se ve mejor con luz intensa) que se llama también ceguera nocturna. Aparece como consecuencia de déficit vitamina A o por atrofia del nervio óptico.

      • Hemianopsia: pérdida de la visión en la mitad del campo ocular que puede ser temporal o nasal en dependencia de la zona afectada. Las causas más importantes son las lesiones del quiasma óptico y de las cintillas ópticas.

      • Nistagmus/nistagmo: temblor asociado de los globos oculares. Se suele dar de forma lateral aunque puede darse verticalmente y de forma rotatoria. Aparece como consecuencia de lesiones en el cerebelo y también suele aparecer en lesiones en el laberinto

      • Miosis: disminución del tamaño de las pupilas. Normalmente aparece como consecuencia de la intensificación de la luz y del envejecimiento de la persona. Patológicamente surge como consecuencia de intoxicación por opio o similares y parálisis del simpático ocular.

      • Midriasis: patología aumento de tamaño de las pupilas. En condiciones normales aparece como respuesta a la disminución de la intensidad de la luz o administración de ciclopéjicos. Patológicamente aparece como consecuencia de determinados tumores cerebrales y es síntoma de muerte.

      • Anisocoria: desigualdad del tamaño de las pupilas. Las causas son: como consecuencia de traumatismos unilaterales de los ojos, meningitis, fracturas craneales y parálisis del simpático ocular.

      9.SÍNTOMAS DERMATOLÓGICOS

      • Mácula: cambio de coloración de la piel sin que se produzca relieve ni se modifique su consistencia (x ej. en fases iniciales del sarampión)

      • Pápula: elevación circunscrita de la piel que no es mayor de 1cm y de consistencia compacta. No deja cicatriz cuando desaparece la lesión (x ej. en formas avanzadas del sarampión).

      • Habón: elevación circunscrita de la piel. Es de consistencia elástica (edematosa) y evolución fugaz. Cursa siempre con prurito (x ej. picaduras de mosquito).

      • Nódulo: induración (zona endurecida) circunscrita de la piel en la que hace prominencia y es de mayor consistencia y extensión que la pápula. Suelen estar cubiertos por piel sana, por lo que la mayoría de las veces se palpan mejor que se ven. Aparecen en varias enfermedades como el eritema nodoso (expresión de patología a distancia).

      • Vesícula: prominencia circunscrita epidémica de contenido líquido seroso (con aspecto de agua). Mide entre 1 y 4 mm (x ej. en fases iniciales de varicela). Puede ocasionar prurito. Cuando es mayor de 4mm se denomina ampolla o flictena (x ej. en quemaduras de 2º grado).

      • Póstula: prominencia circunscrita de la piel de contenido purulento (vesícula infectada, x ej. acné vulgar).

      • Escama: formación laminar córnea adherida a la piel durante cierto tiempo. Aparece en enfermedades como la psoriasis (etiología desconocida, se caracteriza por lesiones cubiertas de escamas distribuidas en placas seritematosas, suelen aparecer en la cara de extensión de las extremidades como codos y rodillas, según la intensidad puede llegar a cubrir toda la piel).

      • Escara: tejido necroso cutáneo. Puede aparecer como consecuencia de los decúbitos prolongados. Es una de las fases de la úlcera por decúbitos prolongados.

      • Costra: masa sólida de consistencia variable formada por exudados cutáneos desecados. Aparece en una póstula evolucionada.

      • Erosión: pérdida de sustancia superficial que afecta a la epidermis (x ej. un arañazo). Si se produce por escamamiento se llama excoriación

      • Úlcera: patología pérdida de sustancia de la piel previamente alterada y puede ser de profundidad variable (x ej. tras un decúbito prolongado).

      • Fisura: patología pérdida de sustancia lineal que afecta a la dermis y a la epidermis. Es dolorosa y suele aparecer en los bordes de los orificios naturales como los labios y el ano.

      • Cicatriz: formación de tejido conjuntivo que surge como reparación de la pérdida de sustancia (x ej. en fase de curación de una herida).

      • Eritema: mácula de color rojizo que puede ser más o menos extensa, es secundaria a una hiperemia activa (más sangre a más velocidad) y palidece con la compresión. Hay un eritema que aparece en personas muy pudorosas y tímidas, otras causas son infecciones como el sarampión (inicios), alergia (x ej. eritema del pañal, esparadrapo…) por la luz solar…

      • Palidez: disminución del color normal de la piel. Se observa en determinadas razas (nórdicas) por la no exposición a la luz solar, como consecuencia de la vasoconstricción (frío, shock o lipotimia), anemia, sensación de miedo…

      • Prurito: sensación de picor. Puede estar causado por múltiples procesos patológicos de la piel como los eccemas, urticarias, sarna, pediculosis, patología a distancia (ictericia, neurosis e histerias, parásitos intestinales...).

      • Hipertricosis: abundancia de vello corporal. Hay una que se considera constitucional (razas y/ o familias). Se piensa que es debida a una mayor sensibilidad de los folículos pilosos a los andrógenos circulantes. Patológicamente aparece como consecuencia de tumores ováricos virilizantes o tratamientos con andrógenos.

      • Estrías de distensión: patología lesiones alargadas que pueden ser de longitud variable, los bordes son irregulares y de predominio transversal. Cuando está instaurada tiene un color blanquecino, al principio es rojizo o incluso azulado. Donde aparece con más frecuencia es en el abdomen, las mamas, la cara externa de los muslos y las nalgas. Suelen ser consecuencia de una distensión excesiva de la piel que produce la rotura de las fibras elásticas y atrofia cutánea secundaria. Es un síntoma presente en muchas embarazadas, obesos…Intervienen factores constitucionales.

      29