Fundamentación de la vida moral

Felicidad. Deber. Libertad. Responsabilidad. Derechos. Sociedad. Sentimientos. Madurez

  • Enviado por: Bogues
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

LA FUNDAMENTACIÓN DE LA VIDA MORAL

1. FUNDAMENTACIÓN MORAL

Fundamentar en ética significa argumentar de forma reflexiva y dar razón de porque se piensa y se actúa de una forma concreta y se critican acciones o actitudes ajenas.

Quien incorpora a su vida el hábito de reflexionar y razonar sus actos será señal de que ya es una persona autónoma y de que se ha alcanzado la madurez.

1.1 LA FELICIDAD

Se puede distinguir la felicidad desde dos puntos de vista:

  • Sentido material: Es algo que se puede lograr con facilidad, sería la satisfacción placentera ligada al bienestar a cosas materiales o algún objeto.

  • Sentido espiritual: Es la satisfacción interior que se consigue cuando dentro de uno mismo se da la coherencia entre los sentimientos la razón y la vida práctica.

Por tanto se puede decir que la felicidad es la aspiración última de cualquier persona y debe ser una experiencia que envuelva su vida completa. Además para conseguirla se necesitan tanto condiciones externas (salud, bienestar material…), como condiciones internas (Aceptarnos a nosotros mismos, descubrir que podemos mejorar…) e incluso el poder descubrir nuevas fuentes de felicidad (nuevas amistades, la naturaleza…)

1.2 EL DEBER

Es el compromiso de cumplir algo, significa obligación.

Todos tenemos deberes según nuestra situación o profesión concreta pero al mismo tiempo también tenemos derechos. Por eso ambos conceptos, derecho y deber siempre van unidos ya que si yo no tengo el derecho de ser respetado, tengo también el deber de respetar a los demás.

TIPOS DE DEBERES:

  • Deberes jurídicos: Se imponen mediante leyes y si estas no se cumplen la persona que los inflinge es públicamente sancionado.

Ejemplo Contribuir con hacienda, obedecer a lo que digan los agentes de policía.

  • Deberes morales: No son impuestos por ningún país y la única sanción que se recibe es el remordimiento que algunas personas puden sentir.

Ejemplo Ayudar a una persona enferma.

2. LA LIBERTAD

El término libertad implica:

  • La capacidad de autodeterminación de una persona. Poder decidir ante una realidad que se presenta.

  • Posibilidad de elección entre diversas opciones.

  • La ausencia en nuestra conducta voluntaria

Pero no significa que la libertad sea hacer lo que se quiera, cuando y como se quiera como piensan muchas personas.

Hay que tener en cuanta que la libertad total no existe, ya que hay muchas cosas que ni siquiera, las podemos elegir nosotros ni las hemos elegido. Por tanto, cabría preguntarse si somos o no somos libres. Para responder a esta pregunta se pueden presentar dos posturas:

  • Los deterministas: Niegan la presencia de libertad porque dicen que todo lo que ocurre tiene su causa.

  • Los indeterministas: Defienden la presencia de libertad ya que dicen que la conducta humana es dirigida por la voluntad, es decir, por lo que uno quiere.

Pero además de éstas dos, tb hay otra postura que defienden los conciliadores y que es algo intermedio entre lo que proponen las dos anteriores. Dicen que cuando una persona es libre no significa que no haya ninguna causa de su conducta.

Por tanto se pude decir que las conductas humanas son predecibles, pero eso no significa que sean predeterminadas ni que estén dispuestas por el azar.

3. LA RESPONSABILIDAD

Ser responsable es ser capaz de responder de cualquier acto, es decir poder justificar la decisión tomada con argumentos lógicos, dando razones de los actos y de las actitudes. Ser capaz de dar sentido a lo que se hace para que los demás lo entiendan.

Lo contrario de la responsabilidad no es la irresponsabilidad, sino el conformismo (No tomar nunca decisiones propias)

Ese sentimiento de responsabilidad es personal y hace que cada persona comprenda que no puede hacer lo que le venga en gana en cada momento. Por tanto, dependiendo de cómo sea su sentimiento de responsabilidad así tendrá mayor o menor madurez moral.

Para poder decir que una persona es responsable de algo, han de darse dos condiciones como mínimo:

  • Conocimiento: Es decir que la persona que actúa no ignora las circunstancias y consecuencias de su acto. Ejemplo: Una persona tira una colilla mientras conduce por el campo y provoca un incendio.

  • Libertad: Que no haya elementos de coacción que externa ni presiones internas sobre el sujeto que le obligan a actuar un contra de su voluntad. Ejemplo: El cajero de un banco da el dinero a los ladrones xk le apuntan con una pistola.

  • Por ello se pueden distinguir 3 tipos de responsabilidad:

      • Responsabilidad por negligencia: Es decir por ignorancia, descuido u omisión. Aunque hay que tener en cuenta que muchos desastres se evitarían si se intentaran conocer mejor las circunstancias y consecuencias de nuestros actos. Por tanto no se puede librar de toda responsabilidad.

      • Responsabilidad diferencia: Se refiere a la que recae sobre las personas que incitan a hacer algo.

      • Responsabilidad material: Se refiere a la que recae sobre la persona que ejecuta el hecho concreto.

    Por tanto podemos concluir que una persona responsable analiza y valora las consecuencias de sus actos. Aunque si es cierto que el grado de responsabilidad que se asigna cada caso depende de los hechos e intenciones de cada situación concreta. Por otro lado hay que tener en cuenta que la persona no vive solo sino que pertenece a la sociedad a la que se integra y por ello a sus responsabilidades individuales. Se añaden tb responsabilidades colectivas. Estos últimos tienen que ver tanto con el ámbito privado (Familia y amigos) como con el ámbito público (Vecinos, ciudadanos…) ya que para el buen funcionamiento de una sociedad hay que ejercer todo tipo de responsabilidad. Por ello debemos vivir dicha responsabilidad desde el ámbito local hasta el mundial.



    - 1 -