Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres; Kant

Pensamiento filosófico kantiano. Racionalismo. Razón crítica y rázón pura. Nihilismo. Juicios. Conocimiento

  • Enviado por: Eduguede
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Certificado de Experto en Valoración de Empresas, CEVE
FEF
¿Te gustaría poder acreditar tu cualificación en la valoración de empresas? El Certificado de Experto en...
Solicita InformaciÓn

Maquiavelo y el Antimaquiavelismo en España (realismo y utopía)
UNED
Este curso analizará la repercusión de Maquiavelo en España sobre dos niveles: un nivel genérico estará dedicado a...
Solicita InformaciÓn

publicidad

1 Tema

Para Kant, los contenidos morales de la conciencia son de dos tipos: Máximas o Juicios morales, Juicios sintéticos a priori (se deben a un juicio sintético práctico a priori); e imperativos, que son generados por la razón si son categóricos, formales, puros y a priori. Los imperativos concretos de los códigos morales son hipotéticos, materiales y a posteriori. Kant piensa que si se encontrara un imperativo categórico, puro, formal y a priori, se habrá demostrado cuál es el uso práctico de la razón. Este imperativo es el siguiente: “actúa de tal manera que lo que hagas pueda convertirse en ley universal”. La acción humana se rige por imperativos síntesis de la experiencia y de la ley apodíctica. Es la Razón la que dota a la norma moral su carácter de universalidad.En consecuencia de esto, Kant plantea los postulados de la razón práctica:

  • La verdadera moral está en actuar por la ley de razón. No conforme a la ley, ni de forma caprichosa.

  • La libertad trascendental del hombre es condición de posibilidad de la moral.

  • La voluntad que tiende hacia lo bueno hace razonable la existencia de un Bien supremo que satisficiera a la voluntad.

Por tanto, Kant, por medio del uso práctico de la razón plantea sólo la posibilidad de la existencia de Dios y Alma inmortal (noúmenos), que la razón pura en su uso teórico se plantea como máxima aspiración pero a los que no se les puede conceder ninguna realidad.

Su filosofía parte de:

  • Seguridad de la certeza de los juicios de la ciencia (frente al escepticismo de Hume.

  • Certeza de la existencia de una realidad exterior (frente a las dudas de Hume y Descartes.

  • Necesidad de conseguir una certeza acerca de la validez de los juicios de la metafísica.

Kant pretende hacer una crítica de la Razón con la Razón.Con esto pretende demostrar la validez de los juicios de la ciencia; establecer los límites de la razón para determinar la validez de los juicios de la metafísica; analizar la razón en su dimensión práctica, para determinar si tiene uso práctico y las consecuencias de esta dimensión práctica. Esta actitud crítica supone una postura intermedia entre el racionalismo y el Empirismo:

Para Kant existen dos tipos de juicios: los analíticos y los sintéticos. En los primeros, el predicado está incluido en el sujeto, son a priori; En los segundos, el predicado no está incluido en el sujeto los que son a posteriori, son particulares y su certeza depende de la experiencia; los que son a priori, son universales y su certeza depende de la experiencia.En lo referente a la estética trascendental, para Kant los objetos se dan en la sensibilidad en el espacio y en el tiempo, y las impresiones que se dan en la experiencia vienen estructuradas en espacio y tiempo. Espacio y Tiempo son formas a priori de la sensibilidad, puras (no son conceptos), y trascendentales (las aporta la razón al conocimiento, y posibilitan el conocimiento sensible y los juicios sintéticos a priori de la aritmética y la geometría, aquellas que siendo del sujeto, son condición de posibilidad de algo que hay en la conciencia.

En los juicios sintéticos a priori se relacionan conceptos (empíricos y puros) y fenómenos. Al igual que el espacio y el tiempo eran formas a priori de la sensibilidad, las 12 categorías (agrupadas en cantidad, cualidad, relación y modalidad), lo son del entendimiento. Las categorías son imprescindibles para el conocimiento, pero sólo son aplicables a los conocimientos empíricos. La realidad se conoce a través de las categorías a priori de la razón, y se distinguen dos tipos de realidad: La realidad en sí, o noúmeno; y la realidad conocida por el sujeto, o Fenómeno. El fundamento de los objetos de la razón es la búsqueda de la última explicación, de lo incondicionado

Síntesis de las ideas del texto

1 Prólogo

En esta parte del texto el autor hace como una especie de síntesis de las ideas que va a desarrollar en el texto. Asi mismo, va a plantear desde que punto de vista va a plantear kant estas ideas. Adopta generalmente un punto de vista crítico, aunque a la vez cuando habla sobre la realidad adopta una postura empírica, y también va a tener en cuenta el carácter “ a priori”. Realmente, este prólogo no hace más que diferenciar estos tres conceptos para luego poder usarlos sin que den lugar a confusión, o al menos eso puede parecer.

La cuestión ahora para Kant será eliminar el contenido de tipo empírico, es decir, aquella que habla de aquello que es material, la rama materialista, y, a la vez, también la quiere eliminar de todo el contenido antropológico que pueda tener la misma. Asi que se queda con el concepto de a priori para elaborar su filosofía pura.

2 Capítulo primero: Tránsito del conocimiento vulgar de la razón al conocimiento filosófico

Las ideas mas destacas que se pueden recoger en este capítulo son, en primer lugar, la voluntad. Este elemento es necesario para que se puedan llevar a caco acciones buenas, por lo que es buena en sí misma. Así, el juicio, el entendimiento, los valores..., dependen de la voluntad para que sean igualmente buenos.

Pero también se destaca otra gran idea, la de la razón, que es fundamental por una serie de razones. La básica es que la razón es necesaria para la voluntad, y viceversa, ya que, como pueda pareces, no son incompatibles, sino que uno va de la mano del otro.

Otra idea que aparece es la del deber. Y esto tiene dos tipos de acepciones. Por un lado está es deber de conservar la vida, por ejemplo, que lo hacemos por instinto, y también está el deber de aquello que realmente hay que hacer, aunque eso no parezca que haga feliz al individuo. Entonces se convierte en un conflicto moral. Si se hace lo correcto cumple, por un lado, un deber moral, y por otro religioso ya que, simplemente, es lo más práctico. Y, a la vez, se cumple también con la ley fijada.

2 Capítulo segundo: Tránsito de la filosofía moral popular a la metafísica de las costumbres

En este capítulo establece las diferencias entre la ley moral y la ley, digamos, propiamente dicha, aquella que se establece por una convención social.

La ley moral está establecida a priori, que está preestablecida en la razón de los individuos. Por tanto, llega a una conclusión: voluntad = razón práctica. Pero para llevar a cabo la razón práctica de manera inmediata se usa el imperativo categórico. Algo es un imperativo categórico cuando algo es malo o es bueno por sí mismo, que no hace falta emitir un juicio de valor.Para que este categórico sea cierto, verdadero, es necesario que sea universal. Debe de tener una aplicación universal para que sea válida.

Por último, habla sobre la ley, que debe de estar acorde con la ley moral. Siempre será más cierta la ley moral que la ley por convención.

Capítulo 3: La libertad como propiedad de la voluntad debe presuponerse en todos los seres racionales

Principalmente expone el problema de la libertad. Básicamente dice que con la ley moral y los imperativos categóricos se puede tener una perfecta autonomía y libertad.

  • Obra dentro del pensamiento kantiano: Fundamentación de la metafísica de las costumbres

Básicamente hay tres ideas que se relacionan en esta obra al pensamiento de kant.

En primer lugar, el análisis de la razón. Diferencia entre crítica de la razón pura y crítica de la razón práctica.

Éstas dos ideas ya se han expuesto anteriormente pero, en resumidas cuentas, el primero es aquel que el predicado está incluido en el sujeto, y, además, son particulares, universales y su certeza parte de la experiencia.

La razón práctica es aquella compuesta por unos imperativos de tipo categórico, actúa partiendo de la razón y la voluntad la hace razonable.

En segundo lugar habla del concepto de hombre, que es un ser con razón y voluntad.

En tercer lugar, hace una breve referencia a su política, estableciendo que debe ser ley y, además, defiende abiertamente el estado de derecho.