Funcionamiento de la empresa

Administración de empresas. Portavoz. Emergente. Elementos. Financiación. Aspectos jurídicos. Carácter económico

  • Enviado por: Nene
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

La Empresa

Funcionamiento de la empresa

El Funcionamiento Grupal En Una Empresa

Cuando las personas están reunidas por una actividad que los convoca, se produce un intercambio de fenómenos personales, sin que se repare en ello (es un hecho implícito, no voluntario); y se despliegan posibilidades relaciónales.

Como se trata de un trabajo y la interacción tiene alta frecuencia, da lugar a la emergencia de diversos fenómenos propios de ese grupo en particular.

Describiré Los Conceptos De:

  • Emergente: se refiere al factor novedoso, que sobresale. Es frecuente que aparezca como resultante de la tarea realizada por el conjunto de integrantes. Posee una determinada cualidad, la que da lugar a desarrollos más complejos y a la posibilidad de cambios en la unidad de trabajo.

  • Portavoz: se denomina asi al sujeto que transporta la expresión emergente de un grupo. Se trata de un fenómeno de carácter inconsciente, tanto para el integrante transmisor, como para el resto de los participantes.

  • El rol de portavoz se instala en determinado momento en el funcionamiento grupal, y generalmente ocurre cuando se produce un cruce entre la horizontalidad del acontecer grupal y la propia verticalidad del integrante.

    El Portavoz Puede Actuar Por:

  • redundancia: en la ocasión en la que representa a la expresión de la mayoría;

  • acumulación: cuando se expresan aspectos complementarios;

  • Oposición: en la circunstancia que da lugar al enunciado de elementos contradictorios del acontecer grupal. Dicho fenómeno emerge cuando la ansiedad se intensifica en razón de algún tema en particular del que no poseen una información clara.

  • Mensaje del portavoz: contiene dos significados: el manifiesto (referido a lo dicho); y el contenido latente (inconciente) transmisor del acontecer del grupo. Todos los integrantes del mismo se relacionan con estos dos aspectos simultáneamente. Esta dinámica da lugar a una trama vincular (cuya cualidad naturalmente, es inconciente).

    La trama citada se constituye cuando se articula con un factor desencadenante en función de:

    a) la propia representación: es el motor que da la posibilidad de estar activo en el grupo, tanto en la empresa como en otro tipo de agrupación;

    b) el factor actual: se refiere al elemento convocante, en función de que la tarea compartida por todos se lleve a cabo efectivamente. Se relaciona directamente con un contexto facilitador.

    La trama vincular implica la emergencia de fantasías inconcientes (también es una emergencia del ámbito laboral). Cada persona tiene un modelo interno de funcionamiento vincular que originariamente se remonta al grupo familiar y filial (hermanos). Estas representaciones emergen en los integrantes y se despliegan entre ellos.

    Estamos en presencia entonces, del campo grupal donde se despliegan tranferencias múltiples entre sus integrantes; que a su vez se vuelcan sobre el grupo en general y el líder, en la empresa en particular (en el ámbito terapéutico se dirige al terapeuta).

    Concepto de La Empresa

    Empresa es un termino nada fácil de definir, ya que a este concepto de le dan diferentes enfoques (económico, jurídico, filosófico, social, etc.). En su más simple acepción significa la acción de emprender una cosa con un riesgo implícito.

    Empresa: Grupo social en el que, a través de la administración del capital y el trabajo, se producen bienes y/o servicios tendientes a la satisfacción de las necesidades de una sociedad.

    Empresa, organización económica que, en las economías industriales, realiza la mayor parte de las actividades. Son organizaciones jerarquizadas, con relaciones jurídicas, y cuya dimensión depende de factores endógenos (capital) y exógenos (economías de escala). Las empresas son, al menos la mayor parte, sociedades, entidades jurídicas, que realizan actividades económicas gracias a las aportaciones de capital de personas ajenas a la actividad de la empresa, los accionistas. La empresa sigue existiendo aunque las acciones cambien de propietarios o éstos fallezcan. Una empresa o compañía posee una serie de activos; cuando se crea una empresa hay que redactar una serie de documentos públicos en los que se definirá el objetivo de la misma, cuál es su razón social, su domicilio fiscal, quiénes son los socios fundadores, cuál es el volumen de capital social inicial, en cuántas acciones o participaciones se divide el capital social y cuáles son los estatutos de la sociedad, entre otros. La actividad y la estructura legal de las empresas se regula mediante el Derecho mercantil, que establece los requisitos contables, las obligaciones de los gestores o administradores y los derechos de los accionistas. Existen otras formas jurídicas, como la empresa unipersonal o la cooperativa, pero lo más usual es la organización en forma de sociedad.

    Por lo general, los accionistas de la empresa tienen una responsabilidad limitada: sólo responden por las deudas de la empresa con la cuantía de su aportación, medida por el valor de las acciones. Existen distintos tipos de compañías que, en función del grado de responsabilidad de los socios o accionistas, reciben distintos nombres. En primer lugar hay que distinguir entre públicas y privadas; las públicas pertenecen al sector público (administración central o local), mientras que las privadas pertenecen a individuos particulares y pueden vender sus acciones en el mercado de valores. Las compañías o empresas públicas a veces venden parte de sus acciones a individuos particulares, pero se consideran públicas siempre que el 51% de las acciones estén en manos del sector público. En función del grado de responsabilidad de los socios y del número de accionistas, las empresas pueden ser sociedades anónimas o sociedades de responsabilidad limitada.

    También se puede distinguir entre las compañías o empresas privadas los siguientes tipos: empresas asociadas, cuando dos empresas tienen entre el 20 y el 50% de las acciones de la otra; holdings, cuando una empresa (conocida como empresa matriz) es propietaria de otra u otras empresas, cuya actividad es dirigida por la primera; y, por último, empresa subsidiaria, que está controlada por la empresa matriz (poseedora de más del 50% de las acciones de la subsidiaria).

    Los elementos de la empresa

    Los principales elementos integrantes de la empresa son: financieros, económicos, técnicos y humanos.

    • Los elementos financieros. La financiación tiene por objeto dotar a la empresa de los capitales necesarios para su creación y funcionamiento. De acuerdo a las características fundamentales de la empresa, existen diferentes formas de financiación:

    • Las empresas privadas o públicas pueden apelar a la autofinanciación, al aumento de capital o a créditos a medio y largo plazo;

    • Los organismos semipúblicos son financiados por subvenciones (recursos otorgados a estas instituciones con el fin de compensar o fomentar una actividad determinada);

    • Los organismos públicos pueden recurrir a los impuestos o a la inflación de tasas para financiar determinados servicios públicos así como a la emisión de empréstitos (créditos);

    • Las pequeñas empresas, al ser los propietarios los que aportan el dinero, pueden financiarse con el propio capital o también en parte con crédito bancario.

    Así pues, se deduce que las fuentes de financiación de la empresa pueden ser ajenas o propias.

    El objetivo de la financiación es el siguiente:

  • adquisición de los fondos necesarios para obtener los bienes de equipo, elementos básicos y servicios que necesita la empresa para poder funcionar;

  • con todos los bienes adquiridos, llegar a obtener una rentabilidad;

  • ejercer un control de la gestión financiera para poder llegar a tener una independencia financiera y autonomía frente a terceros (acreedores, bancos, etc.).

  • - Los elementos económicos. El elemento económico debe analizar toda la gama de bienes, derechos y obligaciones que aparecen en la empresa, tanto de los bienes que se adquieren y de los medios para su transformación y distribución como de los recursos financieros que lo hacen posible.

    Los elementos económicos tienen también otra función, que es la de implantar una estructura que además de dar resultados positivos, ayude a detectar situaciones externas que puedan influir en la empresa (nuevas políticas, tecnologías, y evolución del mercado, etc.) y detectar las amenazas del entorno para que no influyan negativamente en las llamadas debilidades del potencial de la empresa. En definitiva, la empresa debe poder elaborar unas estrategias ofensivas (aprovechar oportunidades del entorno) y defensivas (contrarrestar las amenazas).

    Para obtener un beneficio y sacar el mejor provecho de la actividad empresarial, el funcionamiento de todos los elementos tiene que ser igualmente eficaz, porque el fallo de alguno de éstos afectaría al resultado final, que es el beneficio.

    Esto significa que debe existir una investigación constante, tanto de la parte interna de la empresa como de su entorno externo, que puede incidir directamente en sus resultados.

    - Los elementos técnicos. Los elementos técnicos de la empresa siempre se asimilan con la productividad, porque constituyen el instrumento principal de cara a conseguir el objetivo de la empresa, que es el beneficio.

    La tecnología cada día requiere una mayor especialización y por este motivo las empresas deben estar más informadas y adoptar constantemente los mejores medios técnicos, los que generan una mayor productividad.

    La división del trabajo permite dividir las operaciones que se realizan en una empresa por secciones, en las que participan las máquinas, los operarios y los materiales necesarios para convertir una materia prima en un producto final.

    Al hablar de productividad se debe hacer mención de otros condicionantes del producto final entre los que merecen destacarse calidad, precio y coste.

    Deben existir unos controles para poder obtener un buen resultado: control de materiales, control de calidad, mantenimiento, reparación de instalaciones, desarrollo del producto, estudio del producto, planificación de la producción, etc.

    Las personas que tienen la responsabilidad de hacer cumplir las anteriores actividades dentro de un área de producción en donde participan los medios técnicos son el director de fábrica, el director de ingeniería y el director de investigación, cuyas funciones son plantear y dirigir las actividades, fijar las directrices y caminos a seguir, y formular los programas de investigación y desarrollo.

    - Los elementos humanos. Al hablar de elementos humanos en una empresa, se habla en realidad de una estructura organizativa de la empresa. Ésta nunca se considera como estática, sino de tipo dinámico, porque exige continuos cambios humanos para asegurar la estabilidad de la empresa.

    Las características básicas que están presentes en una estructura humana pueden ser:

    • Facilitar el desarrollo de las actividades de la empresa; -adaptarse al continuo cambio que sufre la empresa;

    • Dar a conocer y hacer partícipes de los objetivos y políticas en su conjunto a todos los miembros de la empresa;

    • Respeto a las autoridades jerárquicas y cumplimiento del reglamento de trabajo.

    Toda estructura empresarial implica unas personas que la integran. Éstas forman un grupo de trabajo guiado por unas reglas y normas que regulan su funcionamiento, su actitud y su responsabilidad, y cuya actuación reflejará la situación social de la empresa.

    La vida laboral de una persona en la empresa atraviesa por tres etapas. La primera, comprendida entre los 16 años (edad mínima en España para poder trabajar) y los 21, es de aprendizaje. La segunda etapa comprende desde los 22 años hasta los 45, en donde se adquieren plenamente los conocimientos de la profesión u oficio. Y la tercera etapa, comprendida entre los 46 y los 65 años, es considerada como la fase en la que se realiza la plena aplicación de los conocimientos adquiridos.

    Clasificación De Las Empresas

    Las empresas pueden clasificarse en función de distintas características:

    • Por su aspecto jurídico pueden ser individuales o sociales; éstas a su vez pueden ser colectivas, comanditarias, de responsabilidad limitada, anónimas o cooperativas.

    • Por su carácter económico, es decir, por la propiedad del capital, pueden ser públicas o privadas.

    • Por su actividad económica se clasifican en productivas, comerciales y de servicios.

    • Por su finalidad pueden ser lucrativas o no lucrativas,

    Clasificación De La Empresa Según Su

    Aspecto Jurídico

    Por su naturaleza jurídica las empresas pueden ser individuales y sociales.

  • Empresas individuales. Pertenecen a un solo empresario y éste asume toda la responsabilidad de su gestión con todo su patrimonio. Mantiene un capital limitado, está sujeto a las leyes del comercio y del Estado y debe llevar una identificación de responsabilidad propia bien definida.

  • Empresas sociales. La sociedad permite reunir un grupo de personas con una finalidad común: «la explotación de una empresa». De esta forma es posible repartir el capital, el riesgo y la actividad entre varias personas o socios. Estas sociedades se clasifican en:

    • Personalistas, en las cuales los socios llevan personalmente la gestión social y responden de forma personal de las deudas (sociedades colectivas y comanditarias);

    • Capitalistas, que limitan la responsabilidad de los socios a lo efectivamente aportado o comprometido (sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada);

    • Cooperativas, que se constituyen por la mutua ayuda entre sus socios.

    A continuación se describe más detenidamente cada una de estas sociedades.

    • Sociedad colectiva. Actúa en nombre colectivo y bajo el principio de responsabilidad personal e limitada. La participación en las ganancias es de acuerdo a las aportaciones de cada socio. La persona a quien se confiere la administración de la sociedad será quien debe llevar a cabo todo tipo de gestiones y contratos con terceros. La razón social puede ser el nombre y apellidos seguidos de «y Compañía» S.C.

    • Sociedad comanditaria. En ella existen dos tipos de socios: los colectivos, que responden en forma limitada, y los comanditarios, que lo hacen en forma limitada. La sociedad actúa, bajo nombre colectivo. Es una sociedad de carácter personalista. Los socios comanditarios no tienen derecho a participar en la gestión de la sociedad, ésta la realizan los socios colectivos.

    • Sociedad Anónima. Es una sociedad capitalista que, teniendo un capital propio dividido en acciones, funciona democráticamente y bajo el principio de no responsabilidad limitada de los socios. Los socios tienen derecho a participar en las ganancias (dividendos) fijadas por la junta de accionistas y tienen la obligación de realizar la aportación de capital (dividido en acciones). Los socios tampoco participan directamente en la gestión de la sociedad. En la razón social el nombre de la compañía va seguido de las siglas S.A.

    • Sociedad limitada. En ella, el capital no puede ser superior a una cantidad determinada (50 millones, en España), está dividido en participaciones y sus socios no pueden ser más de un número determinado (50 en España). Tampoco responden de forma limitada por las deudas. Es una sociedad típica de pequeñas y medianas empresas. Los socios tienen derecho a un dividendo proporcional a su participación. En el momento de constituirse la sociedad, se debe hacer la aportación total del capital. La razón social es el nombre de la compañía seguido de «Soc. Lim. ».

    • Sociedad cooperativa. Se constituye por la mutua asociación de sus socios para satisfacer sus necesidades económicas.

    Clasificación De La Empresa Según Su

    Carácter Económico

    Según este apartado las empresas pueden ser públicas y privadas. La empresa puede estar formada por personas particulares o privadas o estar constituida por un grupo de personas o entidades de carácter público.

    • Empresas públicas. En líneas generales las empresas públicas son aquellas que pertenecen al Estado, Comunidad Autónoma, Ayuntamientos, Diputaciones o a algún otro tipo de organismo público. En la mayoría de los países esta figura de empresa pertenece a numerosos sectores productivos: actividades agrarias e industriales (siderurgia, minería), servicios, comunicaciones, finanzas (cajas y bancos), servicios públicos (gas y electricidad). La existencia de la empresa pública es una necesidad de la economía de un país para garantizar el crecimiento económico, mediante la actuación en sectores estratégicos, la consecución de un estable nivel de empleo y precios y una equitativa distribución de renta. La experiencia ha demostrado que las empresas públicas suelen ser menos competitivas que las privadas, ya que presentan debilidades organizativas derivadas de su situación monopolista en el mercado.

    • Empresas privadas. Están integradas por personas particulares o privadas, y poseen la característica fundamental de la existencia de un estímulo, que es el interés privado o beneficio.

    Primeras Ideas Sobre La Administración de la Empresa

    Para que la administración se lleve acabo con la máxima eficiencia se hace con la ayuda de principios esto es todo medio administrativo que fortifique el cuerpo social o facilite el control de este deben ser flexibles y el utilizarlos implica inteligencia, experiencia, decisión y mesura.

    Un principio del cual nunca debemos omitir es la COORDINACIÓN, se refiere a la forma armoniosa de llevar las acciones con las circunstancias. Fayol enumera 14 principios de administración que son:


    La División Del Trabajo: Se hace con el objeto de PRODUCIR MÁS Y MEJOR CON EL MISMO OBJETO Y ESFUERZO, nos trae como consecuencia, ESPECIALIZACIÓN DE FUNCIONES y SEPARACIÓN DE PODERES
    La autoridad y responsabilidad: Es el derecho que se tiene de mandar y el poder de hacerse obedecer, esta debe acompañarse de una recompensa o castigo conocida como responsabilidad.

    Disciplina: Es la obediencia manifestada hacia la empresa de parte de su parte social y esta se da gracias a:

  • Buenos jefes en todos los grados.

  • Juntas mas claras y equitativas

  • Sanciones correctamente aplicadas.

  • Unidad de mando: Solamente se recibirán órdenes de un solo jefe, pues las dualidades de mando crean conflictos.

    Unidad de dirección: La dirección de los programas solo de be estar a cargo y ser implantadas por un solo jefe.

    Subordinación de los intereses particulares del interés general: Un interés de tipo personal jama debe anteponerse a los intereses de una empresa u organismo social.

    Renumeración de personal: El pago a los empleados o parte social debe y será justa para ambas partes, esta dependerá de la voluntad del patrón y de la calidad del empleado, como se supone hasta la actualidad es un problema no resuelto.

    Centralización: Aunque no se establece si es una buena o mala administración se hace por efecto natural, su objetivo es para la utilización del 100 % de las facultades de los empleados.


    Jerarquía:
    Es el organizar correctamente el grado de orden, autoridad y responsabilidad de un individuo dentro de un organismo social.
    Orden: el personal debe colocarse donde mejor se pueda aprovechar sus facultades como tal.

    Equidad: Utilizada en vez de la justicia, requiere de sensatez, bondad y mucha experiencia y se refiere a la igualdad del personal.


    Estabilidad del personal: Dejar que el personal obtenga experiencia en cierto nivel y depuse si asi se requiere mudarlo de ahí. Nunca antes.

    Iniciativa: Facultad de crear y ejecutar cierto plan para la obtención de éxito.
    Unión de personal: Entre mas armonía exista dentro del personal, mejor serán los resultados para el organismo social. Es posible nombrar otro gracias a la flexibilidad de los principios.

    Ejecución inmediata: Toda situación buena o mal se debe resolver al brevedad posible.