Funcionalismo

Teorías sociológicas. Fenómenos sociales. Emile Durkheim. Niveles de la realidad social. Ideales de sociedad. Densidad dinámica. Anomia

  • Enviado por: Alissar Sleiman Abou Kassam
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Gestión de Proyectos Informáticos
La Salle
Requisitos académicos para acceder: Directores de Informática, Directores de Departamentos Tecnológicos,...
Solicita InformaciÓn

Especialista en Documentación Sanitaria
Cesforem
El curso de Especialista en Documentación Sanitaria pretende formar especialistas en el archivo y la organización de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

El funcionalismo es una teoría sociológica que pretende explicar los fenómenos sociales por la función que ejercen las instituciones en la sociedad. Si un cambio social particular promueve un equilibrio armonioso, se considera funcional; si rompe el equilibrio, es disfuncional; y si no tiene efectos, es no funcional.

El curso más importante de Durkheim (principal representante del funcionalismo) fue sobre la educación moral. Su propósito era comunicar a los educadores el sistema moral que esperaba que transmitieran a los jóvenes, con el fin de detener la degeneración moral que percibía en la sociedad francesa.

Durkheim nació el 15 de abril de 1858, en Epinal de la Lorena, Francia. Fue el fundador de la escuela francesa de sociología, es uno de los pocos clásicos de la Sociología y de las Ciencias Humanas que no han cesado de ser citados y criticados copiosamente.

Descendía de una larga estirpe de rabinos, pero rechazó su herencia. Se sentía insatisfecho no sólo con su formación religiosa, sino también con la educación general que había recibido.

Se negó a seguir una carrera tradicional de filosofía y en su lugar se esforzó por adquirir los conocimientos científicos que se requerían para contribuir a la dirección moral de la sociedad. Aunque se interesó por la sociología científica, en su época no existía un campo específico para esta disciplina, por lo que se dedicó a enseñar filosofía entre 1882 y 1887.

Su anhelo por la ciencia aumentó tras un viaje a Alemania donde se encontró con la Psicología científica.

En 1906 se le nombró profesor de ciencias de la educación, luego se le modificó a profesor de ciencias de la educación y sociología. Seis años después se publicó una de sus obras más famosas obras, “Las formas elementales de la vida religiosa”.

Tras la pérdida de su hijo durante la 1ª Guerra Mundial, su desesperación lo llevó a la muerte en noviembre de 1917.

La principal preocupación de Durkheim fue la influencia de las grandes estructuras de la sociedad, y de la sociedad misma. Le importan los hechos sociales. Él es el verdadero padre de la Sociología y la Antropología.

Durkheim afirmaba que, para diferenciarse de la filosofía (ciencia teórica), la sociología (ciencia empírica) debía orientarse hacia la investigación empírica.

Su objetivo era estudiar los hechos sociales, que son todos los acontecimientos o fenómenos sociales, por ejemplo: educación, familia. Los hechos son externos para que se puedan manifestar hacia fuera y son coercitivos para poder delimitar a la sociedad y a los individuos que la conforman.

Durkheim distinguía entre dos grandes tipos de hechos sociales: los materiales y los inmateriales. Los materiales son más claros, porque son entidades reales y elementos del mundo exterior. Los inmateriales no alcanzan la materialización y exteriorización, por ejemplo: normas, valores, cultura, etc.

Los principales niveles de la realidad social en la obra de Durkheim pueden describirse así:

  • Hechos sociales materiales

    • Sociedad

    • Componentes estructurales de la sociedad (por eje. la Iglesia y el Estado)

    • Componentes morfológicos de la sociedad (por eje. distribución de la población, canales de comunicación y estructura de las viviendas)

    • Hechos sociales inmateriales:

      • Moralidad

      • Conciencia colectiva

      • Representaciones colectivas

      • Corrientes sociales

      • Durkheim consideraba que la sociedad estaba constituida por hechos o estructuras sociales, pero advirtió que debíamos distinguir las funciones de los factores responsables causalmente de las estructuras sociales como de las funciones que cumplían.

        Basó su análisis, Durkheim, en La división del trabajo social en su concepción de dos tipos de ideales de sociedad. El tipo más primitivo, caracterizado por la solidaridad mecánica, presenta una estructura social indiferenciada, con poca o ninguna división de trabajo. El tipo más moderno, caracterizado por la solidaridad orgánica, presenta una mayor y más refinada división del trabajo. Para Durkheim, la división del trabajo social es un hecho social material que indica el grado en que las tareas o responsabilidades se han especializado; es un factor mediante el cual la sociedad moderna se mantiene unida.

        El factor causa más importante en la teoría durkheimiana de la transición de la solidaridad mecánica a la solidaridad orgánica es la densidad dinámica. Éste se refiere a la cantidad de personas de una sociedad y al grado de interacción que se produce entre ellas.

        Durkheim afirmaba que una sociedad que presenta solidaridad mecánica se caracteriza por su derecho represivo. Por el contrario, una sociedad con solidaridad orgánica se caracteriza por su derecho restitutivo.

        Los individuos se enfrentan a la anomia cuando la moral no les constriñe lo suficiente, es decir, cuando carecen de un concepto claro de lo que es una conducta apropiada y aceptable, de lo que no es, por ejemplo: la corrupción.

        Durkheim definía la educación y la socialización como los procesos mediante los cuales el individuo aprende las maneras de un determinado grupo o sociedad, es decir, adquiere las herramientas físicas, intelectuales y, más importantes, morales necesarias para actuar en la sociedad. La educación moral tiene tres aspectos fundamentales:

        • Disciplina: para controlar las pasiones.

        • Autonomía, pero atípica en la cual el niño entiende el por qué de las reglas que prescriben ciertos tipos de conducta que deben de ser voluntariamente aceptadas.

        • Desarrollo de un sentimiento de dedicación y respeto a la sociedad y a su sistema moral.

        Así se resumen los 3 puntos: “la conformidad no debe de llegar al extremo de subyugar totalmente el intelecto”.

        Un problema social muy grave es el de las pandillas juveniles.

        Durkheim se relaciona mucho con Comte, por lo que dice al igual que él que los sentimientos son la base de la sociedad, pero mas que nada decía que a los niños deben enseñárseles desde pequeños lo que es bueno y lo que es malo y a aceptar lo que se les dice y lo que se les manda, sin embargo, al faltar esta guía en la vida de los infantes, se pierde el control y el autocontrol por lo cual se dan a las malas compañías y a las malas acciones y luego se forman las pandillas juveniles y así aumenta el vandalismo en nuestra sociedad.

        Colegio América de Mérida A.C.

        Sociología

        “Funcionalismo”

        29

        3° A

        22/10/04