Fuentes del Derecho

Teoría del Derecho. Ordenamiento jurídico. Pluralidad normas. Constitución. Leyes

  • Enviado por: Barbablo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

EL ORDENAMIENTO JURÍDICO

CONCEPTO:

Es la conjunción de una pluralidad de normas de derecho que se encuentran espacialmente determinadas por la pertenencia a una comunidad jurídica llamada Estado.

Puede ser:

  • Sistematizada

  • Jerarquizada.

Las normas o proposiciones jurídicas no se encuentran aisladas si no que están asociadas unas con otras constituyendo una unidad cerrada, un sistema.

Las constituciones federales, leyes federales y tratados internacionales, constituciones locales, leyes ordinarias, leyes reglamentarias, leyes municipales, normas individualizadas son parte integrante del ordenamiento jurídico.

TEORÍA DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO

  • Toda ley debe estar con fundamento en la Constitución (Inconstitucional).

  • Ninguna ley debe contravenir lo estipulado en la Constitución (Anticonstitucional)

SISTEMA DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO ESCALONADO

El sistema del ordenamiento jurídico escalonado, fue establecido por el jurista austriaco nacionalizado estadounidense, Hans Kelsen.

Es un sistema constituido en forma escalonada o graduada en la que cada una de sus capas depende de la anterior (superior a ella) y a su vez sostiene a las inferiores, esta relación jerárquica que vincula entre sí a los integrantes del orden jurídico constituye un medio eficaz para lograr certeza y seguridad.

Este sistema escalonado se le conoce como la pirámide de Kelsen y esta ordenado de la siguiente forma:

Constitución Federal

Leyes Federales y Tratados Internacionales

Leyes ordinarias

Leyes reglamentarias

Leyes municipales

Normas Individualizadas

Una vez mostrado el modelo de lo que sería el ordenamiento jurídico escalonado, y para ir mas a fondo explicaremos que son cada miembro del ordenamiento jurídico que lo componen:

Constitución Federal es la ley máxima de nuestro país ya que según el artículo 133 dice que la Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que de ella emanen y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el presidente de la República con aprobación del Senado, serán la ley suprema de toda la Unión.

Las leyes federales y los tratados internacionales; las primeras son creadas por el Congreso de la Unión, es decir, por el poder legislativo federal al objeto de que sean aplicadas en todo el territorio nacional. Las segundas son los tratados que estén de acuerdo con la Constitución, celebrados y que se celebren por el presidente de la República con aprobación del Senado, con sus homónimos en otros países, y estos son de cumplimiento obligatorio en todo el país.

Las leyes ordinarias, regla jurídica que no reglamenta o deriva de ningún artículo de la Constitución general, tiene a pesar de ello que seguir el espíritu de la misma en todas y cada una de sus disposiciones. Como ejemplo podemos citar el Código Civil o el Código de Comercio.

También como una ley ordinaria podría ser el decreto, como acto del poder ejecutivo referido al modo de aplicación de las leyes en relación a los fines de la Administración Pública, es de igual forma la disposición de un órgano legislativo que no tiene el carácter general atribuido a las leyes.

Leyes reglamentarias, estas leyes son los reglamentos en sí, en cuanto es una disposición de carácter legislativo, expedida por el ejecutivo, debe aplicarse a todas las personas cuya situación quede bajo su campo de acción. El objeto de los reglamentos es facilitar el mejor cumplimiento de la ley, por lo que no pueden significarse en contra del contenido de la propia ley y por lo tanto, con rango inferior al de la ley.

Leyes municipales, son las que rigen en cada municipio ya que como dice el artículo 115 constitucional, todos los municipios y los estados adoptaran para su gobierno un régimen representativo y popular, sin dejar de ser libres y soberanos.

Las normas jurídicas individualizadas son aquellas que se refieren a situaciones jurídicas concretas o particulares. Para algunos autores no se trata de normas jurídicas en realidad, sino de actos jurídicos regidos por normas jurídicas. Se consideran normas jurídicas individualizadas, los contratos, los testamentos, las sentencias y las resoluciones administrativas.

EL ESTADO COMO SUJETO DEL ORDENAMIENTO JURIDICO

Primeramente hablemos del Estado. ¿ Que es el Estado ? El Estado se conforma por el territorio, por la población, y por el gobierno.

El territorio suele definirse como la porción del espacio en que el Estado ejercita su poder, es lo que conforman todos los estados de la federación, así como las islas, y arrecifes.

La población esta formada por todos los hombres que pertenecen al Estado, mexicanos y extranjeros. Esta desempeña, desde un punto de vista jurídico, un papel doble, puede , en efecto, ser considerada como objeto o como sujeto de la actividad estatal.

Y el gobierno es toda sociedad organizada a menester de una voluntad que la dirija. Y es representativo, democrático y federal, y se divide en tres; el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo y El Poder Judicial.

Ahora, el ordenamiento jurídico vigente se define como el conjunto de reglas impero-atributivas que en una época y un lugar determinados del poder publico considera obligatorias. De lo anterior se infiere que el vigente es el derecho del Estado, es decir, el conjunto de normas creadas o reconocidas por la organización política.

El ordenamiento jurídico tiene su base sociológica en una organización especifica, a la que se le da el nombre de Estado. El poder político mantiene y garantiza el orden jurídico.

El Estado suele definirse como la organización jurídica de una sociedad bajo un poder de dominación que se ejerce en determinado territorio. Con esto retrocedemos y se revela que son tres los elementos de la organización estatal: la población, el territorio y el gobierno.

El poder político se manifiesta a través de una serie de normas y de actos normativamente regulados, en tanto que la población y el territorio constituyen los ámbitos personal y espacial de validez del orden jurídico. Se ha dicho que la ordenación jurídica bajo un poder de mando es el elemento formal, mientras que la población y el territorio son los elementos materiales del Estado. Sin embargo, no hay que olvidar que lo mismo la población que el territorio hállense en todo caso determinados por el ordenamiento jurídico.

Como conclusión podemos afirmar que realmente el Estado es el sujeto del ordenamiento jurídico, ya que, debido a las necesidades de la población y a través de éstas el Estado actúa para tener un orden en la sociedad creando y regulando las leyes.