Fuenteovejuna; Lope de Vega

Literatura barroca española. Teatro barroco del Siglo de Oro. Biografía del dramaturgo. Argumento y personajes

  • Enviado por: Claudia Meléndez
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 17 páginas

publicidad
publicidad

COLEGIO PANAMERICANO

TRABAJO DE ESPAÑOL

PRESENTADO A:

Lic: ARNULFO

ELABORADO POR:

GUSTAVO ALEMAN MARIÑO

GRADO: 10

Villavicencio, 27 de mayo de 1998

CONTENIDO

1. Biografía del autor

2. Lista de Personajes

3. Resumen General

4. Glosario.

5. TEMAS SOBRESALIENTES EN LA OBRA

1.BIOGRAFIA DEL AUTOR

LOPE FELIX DE VEGA CARPIO, nace en Madrid el 25 de Noviembre de 1562. Se ha afirmado que Felix Vega fue un hombre de vida ejemplar y espíritu cristiano, que fue bordador de la corte y algunos aseguran que también fue poeta.

Es muy poco lo que se conoce de la vida del poeta entre 1562 y 1584; salvo que paso algunos años en Sevilla, en casa de su tío.

Es posible entresacar algunos datos sueltos de la vida de Lope y algunas de sus obras, especialmente de la Dorotea, obra que tiene un marcado carácter autobiográfico.

La vida amorosa de Lope fue muy fecunda y conflictiva. Se dice que tubo relaciones con cuatro mujeres casadas, con las cuales tubo varios hijos.

A los 26 años de edad, Lope de Vega ya contaba con una gran reputación como dramaturgo y sus comedias eran representadas en toda España.

A los 63 años de edad, Lope, a quien la historia conocer a como “el fénix de los ingenios”, muere en Madrid el 27 de agosto de 1635 en una fría mañana, mientras regaba el jardín, un ligero escalofrío sacudió su envejecido cuerpo. No obstante, en la tarde asistió a un evento literario donde sufrió un desmayo. Conducido a su casa, permaneció 3 o 4 días en agonía, rodeado de sus más apreciados amigos. Las exequias de Lope fueron famosas en tosa España..

1

2.LISTA DE PERSONAJES

  • FERNÁN GÓMEZ: Comendador de la orden de Calatrava, bajo cuya jurisdicción se haya la villa de Fuenteovejuna. Antagonista del drama. Hombre ambicioso que abusa de su autoridad y la utiliza para su beneficio personal. Es enemigo político de los reyes.

  • FRONDOSO: Joven galán del drama, quien desata el conflicto cuando, por defender a su amada de las ofensas del comendador, amenaza a este con su espada.

  • LAURENCIA: Joven dama enamorada de Frondoso. Es ella quien, indignada por la insolencia del comendador que la hace su víctima personal, se convierte en la voz del pueblo que se levanta contra el tirano.

  • REY DON FERNANDO Y REINA DOÑA ISABEL: Reyes católicos “por la gracia de Dios”,

investidos para imponer la justicia y el orden en la nación.

  • FLOREZ: Sirviente del comendador e instrumento de este. Es quien da noticia a los reyes de la muerte de su amo, a quien presenta como un gran hombre, bondadoso y justo.

  • ORTUÑO: Sirviente, como Flores, del comendador. Alcahuete que le busca y proporciona amantes.

  • JACINTA: Joven labradora, víctima de los abusos del comendador y sus sirvientes..

2

  • MENGO: Desempeña en el drama el papel del gracioso y es portavoz de la teoría del amor pasional. Trata de defender a Jacinta del abuso de Ortuño y Flores, pero no lo consigue, siendo azotado.

  • MAESTRO DE CALATRAVA: Jefe superior de la orden militar de Calatrava, demasiado joven e inexperto, es engañado por Fernán Gómez, su subordinado, para que se rebele contra los reyes y tome por la fuerza ciudad real.

  • ESTEBAN: Padre de Laurencia y alcalde de Fuenteovejuna. Como padre y jefe civil del pueblo debe proteger el honor de la comunidad.

  • PASCUALA: Moza amiga de Laurencia que ayuda a conformar la voz popular.

  • BARRILDO: Mozo amigo de Frondoso, poeta portador de la teoría del amor platónico.

  • REGIDOR: Integrante del consejo de la villa, y por tanto responsable de salvaguardar el bienestar y los intereses de la comunidad en armonía con las disposiciones de la autoridad real.

  • JUAN ROJO: Uno de los alcaldes de la Villa y padre de Frondoso. Defensor del honor del pueblo.

  • MUSICOS: (la música) amenizan las celebraciones del pueblo; representantes de la cultura popular. Son elemento fundamental en la estructura del drama.

  • JUEZ: Enviado por los reyes para investigar la muerte del comendador.

3

  • LEONELO: Joven licenciado que regresa a Fuenteovejuna después de estudiar en Salamanca. Emite breves conceptos sobre la ilustración.

  • MUCHACHO: Niño de Fuenteovejuna que al ser torturado para que denuncie al asesino del comendador conteste igual que el resto del pueblo. Representa el valor de la inocencia ante la opresión.

  • ALFONSO: Otro alcalde de Fuenteovejuna.

  • LABRADORES: Pueblo de Fuenteovejuna.

  • CÍMBRANOS: Soldados a ordenes del comendador.

  • DON MANRRIQUE: Funcionario de la corte.

4

3. RESUMEN GENERAL

PRIMER ACTO, ESCENAS UNO Y DOS:

Fernán Gómez ha sido nombrado comendador mayor de la orden de Calatrava, con jurisdicción sobre la villa de Fuenteovejuna, donde a establecido su residencia y cuartel. Conversando con Ortuño y Flores, sus asistentes, se establece que el maestre de la orden no ha dado señales de la cortesía esperada, pues no ha reconocido el nombramiento del comendador ni visitado su sede. Se le atribuye al maestre inexperiencia por su excesiva juventud.

Esta omisión en subsanada en la segunda escena del acto, cuando el maestre visita al comendador, se disculpa y participa en un dialogo durante el cual el segundo de ellos, a pesar de ser subordinado del maestre dentro de la jerarquía de la orden, y pone su experiencia y capacidad de intriga, al argumentar con explicaciones históricas el partido que debería tomar la orden a favor de Doña Juana, aspirante al trono de Castilla, en contra de la actual reina Isabel. El poder de convicción del comendador llega a comprometer al maestre en la decisión de atacar y tomarse a ciudad real.

ESCENAS TRES Y CUATRO:

Se supone que a transcurrido algún tiempo desde la llegada de Fernán Gómez a Fuenteovejuna, el suficiente para haberse manifestado como un seductor que se vale de su posición para medir a las mozas de la villa. Consecuencia de esto es el

5

dialogo que sostienen Laurencia y Pascuala, en el cual la primera manifiesta su prevención en contra de los escarceos del comendador, en quien ve un hombre inclinado a practicar juegos amorosos fáciles sin compromete sentimientos ni responsabilidades. Esta visión clara sobre el particular, unida a cierto escepticismo de Laurencia con respecto al amor, la ayudan a expresar su determinación de mantenerse libre de los intentos de Fernán Gómez en los que hace en su persona.

A las dos mujeres se une un grupo de tres hombres jóvenes de la aldea, conocidos y amigos todos. Ellos vienen trenzados en una discusión sobre lo que es o debe ser el amor. Barrildo, respaldado por Frondoso, sostiene la teoría del amor platónico, generoso y desinteresado, que es en sí mismo armonía. Mengo exalta las características de sensualidad y búsqueda de satisfacción propia que mueven al amor, por lo cual afirma que este sentimiento nace del amor a sí mismo. Laurencia se muestra de acuerdo con Mengo, mientras Pascuala se siente atraída por las ideas de Barrildo, aunque presentan dificultades en la comprensión y expresión de tales ideas.

ESCENA CINCO Y SEIS:

Se agrega al grupo Flores, dependiente del comendador, quien anuncia la batalla que su amo esta dando contra ciudad real a favor de los intereses del rey de Portugal, y anticipa la proximidad del triunfo y el consecuente regreso del comendador victorioso a l a villa. Este hecho se cumple en la escena siguiente, entre música y canciones, las autoridades civiles, en representación del pueblo, ofrece regalos al comendador, quien agradece tales manifestaciones en términos cordiales.

6

ESCENA SIETE:

Laurencia y Pascuala han quedado con el comendador, Ortuño y Flores en esta escena. Se urde una estratagema para que las mujeres entren a la casa, después de lo cual la puerta seria cerrada para impedirles salir. Ellas se niegan, pues suponen una mala intensión en la invitación. Ante el apremio las mujeres se retiran dejando a los hombres el favor de la frustración.

ESCENAS OCHO Y NUEVE:

Fernando e Isabel comentan los sucesos de la guerra desatada por el Rey de Portugal, cuando se presenta Don Manrique para introducir a dos regidores de ciudad real, quienes dan noticia a los soberanos sobre el sitio y perdida de dicha localidad a manos de maestre de Calatrava, Rodrigo Téllez Girón, en cuyas filas milita el comendador Fernán Gómez. La reina advierte sobre la gravedad del hecho y dispone la urgente recuperación de la ciudad.

ESCENAS DIEZ, ONCE Y DOCE:

Cerca del arroyo, estando Frondoso a solas con Laurencia, le declara su amor, lo cual encuentra una actitud desdeñosa e indiferente de parte de la joven. El coloquio debe ser interrumpido por la proximidad del comendador, que ocasiona el ocultamiento de Frondoso. Fernán Gómez requiere de amores a Laurencia incitándola a la entrega y despojándose de su arma para demostrarle que no quiere hacer uso de la fuerza, pero asumiendo una actitud violenta cuando ella se niega.

No han valido argumentaciones previas del seductor, en el sentido en que otras mujeres han sido suyas sin tantos remilgos, pero la

6

Virtud y el recato de la muchacha están a punto de ser arrollados por la pasión y la fuerza del comendador. Surge Frondoso de su escondite y controla la situación valiéndose de la misma ballesta del ofensor; pide a Laurencia que hulla, se quedan los dos hombres solos e intercambian amenazas y desafíos que no concluyen en nada al abandonar la escena Frondoso. El comendador se siente agraviado por un inferior.

SEGUNDO ACTO, ESCENAS UNO, DOS Y TRES:

Hay un planteamiento de inquietud por malos sucesos previsibles, dadas las circunstancias políticas, ante lo cual cabe la reafirmación de que conviene la aplicación de un buen gobierno dirigido hacia la paz. Esto es lo que exponen un regidor y Esteban, a quienes se suman Barrildo y Leonelo, quienes hacen derivar la conversación a cuestionamiento sobre la utilidad de la imprenta y la educación académica, opiniones a cargo de Leonelo, quien ha regresado después de cursar estudios en la Universidad de Salamanca. En la tercera escena se incorpora al grupo Juan Rojo y un labrador, y surge como tema el intento de atropello cometido por el comendador contra Laurencia, con expresiones de rabia contra aquél.

ESCENAS CUATRO, CINCO Y SEIE:

El comendador reclama a Esteban por que su hija no ha accedido a sus requerimientos amorosos. Esteban contesta con

7

energía rechazando el reclamo y exigiendo respeto al honor de las gentes de Fuenteovejuna, siendo respaldado por los demás hasta discutirse el honor del comendador, quien enojado los hace dispersar y, ya a solas con Ortuño y Flores, afirma que los villanos han querido hacer una confabulación contra él en su ausencia.

Prosigue en la quinta escena condenando la actitud de los pobladores de Fuenteovejuna, que pretenden igualarse con personaje tan importante y superior a ellos, piensa el comendador, rememorando la audacia de Frondoso al haberlo amenazado con un arma. Luego se solazan en comentarios sobre las conquistas femeninas que ha disfrutado el comendador, en lo cual no ha sido de poca ayuda la labor alcahueta de Flores, y hacen inventario sobre las posibilidades futuras, entre las mujeres del pueblo que serian deseables para el comendador. Son interrumpidos por los Címbranos, quienes dan parte del contraataque de las fuerzas Isabelinas que tienen a ciudad real a punto de ser recuperada por aquel partido, e instan al comendador a acudir pronto en apoyo del maestre de Calatrava.

ESCENA SIETE, OCHO, NUEVE, DIEZ Y ONCE:

Laurencia y Pascuala están huyendo, pues no quieren caer en manos del comendador, y piden ayuda a Mengo, quien se ofrece. Hablan de la suerte de Frondoso, que esta en peligro permaneciendo en la villa, pero se niega a alejarse de allí sin hacer caso de los consejos de Laurencia. Esta experimenta nuevos sentimientos por el joven; la forma como la defendió del comendador a despertado su amor por él. Acude Jacinta, a quien persiguen los criados armados del comendador. Al quedarse

8

con Mengo llegan aquellos, siendo desafiados por Mengo, quien esgrime su honda valientemente. Se hace presente el comendador, ante cuya caballerosidad apela Mengo; lo único que este optiene es ser atado a un árbol y azotado. Jacinta es llevada a la fuerza por el comendador y sus secuaces, quienes anuncian que será entregada la tropa.

Se reúnen Laurencia y Frondoso. Ella le reprocha ser tan arriesgado y él responde que lo hace por su amor, que merece una respuesta de ella, quien acepta ser su esposa previo consentimiento de su padre, Esteban, alcalde de la villa. Precisamente Esteban y el regidor comentan el castigo infringido a Mengo y el mal que s ele ha hecho a Jacinta, doncella ejemplar; el alcalde se pregunta para que sirve su autoridad si ha de permanecer pasivo viendo ocurrir tanta injusticia. Interviene Frondoso para pedir la mano de Laurencia, obteniendo en principio la aceptación de Esteban, quien llama a Laurencia y le pide su parecer. Ella manifiesta lo que mueve a su corazón, concertándose el matrimonio. Esteban ofrece una dote apreciable ante las protestas de Frondoso.

En ciudad real triunfan definitivamente las fuerzas de Isabel y Fernando. Así lo reconocen el comendador y el joven maestre de Calatrava, quien es incitado a huir. El regresará a Calatrava y decidirá si continua en la causa del rey de Portugal o si se rinde a Castilla. Fernán Gómez retornara a Fuenteovejuna.

Se celebra la boda de Frondoso y Laurencia con gran concurrencia; música y coplas desean ventura de los novios y hacen referencia al acoso que había ejercido el comendador contra Laurencia. Irrumpe éste acompañado de criados y soldados; ordena que se interrumpa la celebración, que Frondoso sea

9

tomado preso por sus ofensas y que Laurencia también sea detenida. Despojó de autoridad al alcalde de Esteban, quien declina su vara, con la cual es golpeado. Todos los pobladores de Fuenteovejuna protestan de un modo u otro, menos Mengo, por que ya ha sido escarmentado con los azotes recibidos, y Juan Rojo, por que también ha recibido antes lo suyo.

TERCER ACTO: ESCENAS UNO, DOS, TRES Y CUATRO:

Si lleva a cabo una junta de los varones de la villa, en la cual se destaca el alcalde Esteban, padre de Laurencia, quien se queja de la detención de su hija y exhorta al pueblo a un atoma de conciencia. Aun los temerosos Mengo y Juan Rojo arrojan una posición beligerante y todos se preguntan que es lo que es lo que deben hacer. Descartan recurrir a los reyes, quienes viajarán a Cordoba a reafirmar su señorio, por temor de no ser atendidos, pues creen que el problema de Fuenteovejuna será poco importante ante los múltiples asuntos de la guerra que ocupan a los soberanos. Es el regidor quien plantea dar muerte a los tiranos arriesgando en tal empresa la vida. Esta idea cunde fervorosamente entre los presentes. Entra en escena Laurencia, quien de algúna manera a logrado escapar del cautiverio, y reprocha a los varones, particularmente a su padre, el no haber emprendido acciones para rescatarla y reivindicar el honor de la comunidad. Su discurso aumenta el coraje del pueblo y se determina i a matar al comendador sin detenerse en la elaboración de algún plan para la acción. Laurencia llama a las mujeres, quienes han sufrido lo smayores agravios; encuentra acogida en todas ellas y juntas se suman al tumulto.

10

ESCENAS CINCO, SEIS, SIETE, OCHO Y NUEVE:

Frondoso esta a punto de ser colgado por las manos en una almena de la casa de la encomienda, lo cual es interrumpido por los ruidos que produce la turba en su asalto. El comendador, Flores y Ortuño se disponen a defenderse, pero las puertas caen y la muchedumbre furiosa avanza gritando vivas a los reyes, mueras a los tiranos e identificándose como Fuenteovejuna. Fernán Gómez y sus secuaces han tratado de hacerse fuertes en cierto recinto, pero el pueblo ha vencido la resistencia y allí los enfrenta con gran superioridad.

El comendador pide que le expongan sus quejas y ofrece reparación de sus agravios, peor no es escuchado; cuando trata de imponer su voz alegando ser el señor de la región, le contestan que los señores son los reyes. Entre tanto, las mujeres permanecen cuidando las puertas y aprontan sus lanzas para recibir el cuerpo del comendador cuando sea arrojado por la ventana, después de que en el momento de huir se ha encomendado a Dios. Flores y Ortuño tratan de huir, pero son alcanzados y heridos. A Flores le recriminan su condición de alcahuete.

ESCENAS DIEX, ONCE, DOCE, TRECE Y CATORCE:

La acción transcurre en la corte. Manrique y Fernando de Aragón hacen inventario de la seguridad en que ha quedado Ciudad Real al cuidado del señor de Cabra. Llega Flores, herido, e informa del levantamiento de Fuenteovejuna y de la saña con que ha sido muerto el comendador Fernán Gómez y

11

profanado su cadáver. Y del despojo y repartición de sus bienes por parte del populacho. El rey determina que un juez investigue y castigue a los culpables.

Con la cabeza del comendador Fernán Gómez ensartada en una lanza, el pueblo celebra su triunfo con intervención de los músicos que cantan un estribillo en honor de los reyes. Los circunstantes improvisan coplas en el mismo sentido; Mengo canta la suya, pero refiriéndose a los azotes que ordenó darle al tirano, redondeándola con rimas rebuscadas y jocosas. Juan Rojo presenta el nuevo escudo de armas de Fuenteovejuna que reemplazará al del comendador muerto, y que no es otro que el de los reyes, bajo cuya dependencia los pobladores han decidido poner la villa.

Estaban propone prepara lo que se habrá de responder a las autoridades cuando procedan a averiguar los hechos. Se acuerda contestar que fue Fuenteovejuna quien los perpetró, sin salirse de allí. Todos están de acuerdo y hacen practicas simulando el tormento. Se anuncia l allegada del juez que adelantará las pesquisas, quien viene acompañado por un capitán y u tropa para restablecer el orden.

ESCENAS QUINCE, DIESISEIS Y DIESISIETE:

El maestre de Calatrava es informado por un soldado de los violentos hechos de Fuenteovejuna y la suerte del comendador. Amenaza con asolar la villa, pero el soldado lo invita aser prudente. Después de poner en duda l legitimidad con que el pueblo pasaría a depender de los reyes directamente, por haber sido dado antes en encomienda, decide que acudirá a los reyes

para ponerse a su servicio y evitar males mayores que se derivarían de su deslealtad a la corona en el asunto de Ciudad Real.

Laurencia recita un sentido soneto que se refiere a las penas que causan un peligro al ser querido. Se le reúne Frondoso. Ella le increpa por lo arriesgado que ha sido pero él manifiesta que no es justo que mientras está escondiéndose y seguro otros estén sufriendo el tormento. Desde donde están escuchando el transcurso de las averiguaciones.