Fuenteovejuna; Lope de Vega

Literatura barroca española. Teatro barroco del Siglo de Oro. Argumento y personajes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

-Acto primero-

[Sala del palacio del Maestre de Calatrava]

Salen El comendador y sus criados, Flores y Ortuño

El Comendador visita al Maestre en Almagro, el Maestre se hace esperar y Fernán Gómez se impacienta. Mientras espera explica su concepto de la cortesía, virtud que para él, sólo posee la aristocracia. Los criados del Comendador tratan de calmarlo atribuyendo la tardanza del Maestre a su inexperiencia y juventud.

Salen el Maestre de Calatrava y su acompañamiento

El Comendador le recuerda al Maestre q es a é a quien debe su puesto. Se comenta la guerra civil entre dos partidos a raíz de la muerte de Enrique IV: los siguen a su hermana, la futura Isabel de Castilla, y los que siguen a la hija de Enrique IV, doña Juana, entre los que destaca el rey Alfonso de Portugal.

Se dicen las razones de la visita del Comendador. Este quiere que el Maestre se una a la causa de doña Juana atacando la villa de Ciudad Real, la cual es un punto estratégico.

[Plaza de Fuente Ovejuna]

Salen Pascuala y Laurencia

En Fuente Ovejuna, Pascuala y Laurencia hablan de los excesos del Comendador. Pascuala piensa que si el Comendador continúa persiguiendo a Laurencia su amiga no podrá resistirse por mucho tiempo.

Las dos amigas critican que el Comendador engañe a las mujeres del pueblo con regalos y amenazas. Laurencia afirma que ella sabrá defenderse por su orgullo y su valor. Después de estas afirmaciones, Laurencia explica que ella prefiere la vida del campo aunque el comendador le ofrezca todas las riquezas que pueda.

Al término de la escena, las labradoras discuten el comportamiento de los hombres y caracterizando a estos por su hipocresía, crueldad e ingratitud.

Salen Mengo, Barrildo y Frondoso

Mengo, Barrildo y Frondoso piden su opinión a las labradoras sobre la afirmación de Mengo de que "no hay amor" ( v 368)

Mengo afirma, que los elementos están en perpetua discordia y que lo mismo sucede con los temperamentos de los hombres. El único amor que existe es un amor egoísta que sirve para el placer de la propia persona. Barrildo, defiende que el amor es la causa de la fundamental armonía del universo. Laurencia interviene diciendo que el amor es el deseo de la belleza y virtud de lo amado.

Sale Flores

Flores vuelve a Fuente Ovejuna y cuenta como las tropas del Maestre y Fernán Gómez han tomado ciudad Real después de una dura batalla.

Salen el Comendador, Ortuño, Músicos y Esteban y Alonso (alcaldes)

La escena comienza y termina con una canción de alabanza al Comendador. Todo el pueblo da la bienvenida a Fernán Gómez y le ofrecen muchos regalos.

[El Comendador se dirige a la casa de la encomienda y, una vez en la puerta, se dirige a Laurencia y Pascuala]

Fernán Gómez se dirige a la casa de la Encomienda y llama desde la puerta a Laurencia y Pascuala las cuales se niegan a entrar. Fernán Gómez parece no entender que las villanas se nieguen a aceptar sus favores. Pascuala afirma que ellas le deben obediencia, pero no deben hacer lo que ponga en peligro su honra. Harto de la negativa, el Comendador les ordena a Flores y a Ortuño que convenzan a las mujeres para que entren y luego cierren la perta. Las villanas continúan resistiéndose y se marchan.

[Habitación del palacio de los Reyes Católicos]

Salen el Rey Don Fernando, La Reina Doña Isabel, Manrique, y acompañamiento

En su palacio los reyes católicos discuten la situación del reino. Al final de la escena, don Rodrigo Manrique pide permiso a los Reyes para que entren a verles dos oficiales de Ciudad Real.

Salen dos regidores de Ciudad Real

Los dos oficiales les hacen saber a los Reyes que Ciudad Real ha sido conquistada por las tropas del Maestre de Calatrava y de Fernán Gómez para doña Juana. Ante el peligro de que, entren en Castilla los ejércitos de Alfonso de Portugal, Isabel y Fernando deciden actuar con rapidez. Envían a don Rodrigo Manrique y al conde de Cabra a que retomen Ciudad Real para los Reyes.

[Campos de Fuente Ovejuna]

Salen Laurencia y Frondoso

Laurencia echa en cara a Frondoso que todos en la villa piensan que ellos se quieren y esperan que se casen. Él insiste en la autenticidad de su amor. Laurencia no le corresponde abiertamente, pero le anima a que hable con su padre de ella.

Sale el Comendador

La llegada del Comendador interrumpe la conversación. Frondoso se esconde.

Fernán Gómez intenta persuadir a Laurencia. Para hacerlo, nombra a varias otras mujeres de la villa que han accedido a sus deseos. Laurencia se muestra firme, pero el Comendador deja en el suelo la ballesta que trae consigo e intenta violarla. Frondoso sale de su escondite, toma la ballesta y amenaza al Comendador, obligándolo a soltar a Laurencia.

Laurencia huye.

El Comendador se enfurece por haber soltado la ballesta. Frondoso se disculpa por sus acciones alegando que el amor lo ha forzado, pero se niega a dejar el arma pues sabe que Fernán Gómez lo mataría en el acto. Finalmente, Frondoso se aleja del Comendador llevando consigo su arma. Fernán Gómez promete venganza.

-Acto Segundo-

[Plaza de Fuente Ovejuna]

Salen Esteban y el Regidor 1º

En la plaza de la villa se encuentran el alcalde, Esteban, y el Regidor, hablan de las dificultades que puede enfrentar el pueblo por la escasez de alimentos.

Salen el licenciado Leonelo y Barrildo

Barrildo y el licenciado Leonelo, alumno de la Universidad de Salamanca, conversan sobre la mala educación y lo poco que se lee en la sociedad, ya que cualquiera que tenga un poco de saber ya es llamado sabio, y aquel que dice leer mucho lo único que lee son letreros.

Salen Juan Rojo y otro labrador

Entran Juan y otro Labrador que cuentan el intento de violación de Laurencia por el Comendador. Hablan la necesidad de remediar esta situación.

Salen el Comendador, Ortuño y Flores

Llega el Comendador a la plaza y se queja al alcalde (padre de Laurencia) del rechazo de su hija. Alega que si otras mujeres de Fuente Ovejuna han accedido a sus deseos, Laurencia no tiene por qué rechazarlo. Esteban le contesta con dignidad, reprochándole sus acciones y animándolo a vivir correctamente, pues el pueblo quiere "vivir bajo su honor"(v. 978) . El Regidor, representante del pueblo, le recuerda a Fernán Gómez que su deber es honrar a sus vasallos y respetar su honor. El Comendador se burla abiertamente de la noción de que los villanos puedan tener honor, característica que según él sólo pueden poseer los nobles. El Regidor, le recuerda, indirectamente, a Fernán Gómez que la sangre de los villanos es infinitamente más limpia que la de muchos que se tienen por nobles. El Comendador mantiene que las mujeres del pueblo se honran con cualquier trato que tengan con él. Finalmente, el Comendador pierde la paciencia y los expulsa de la plaza ordenándoles que vuelvan a su casa.

Se van todos y se quedan el Comendador y sus criados

El Comendador discute con sus criados lo que acaba de pasar. El no comprende la reacción de los villanos. Luego se interesa en averiguar qué otras mujeres de la villa desean juntarse con él.

Salen Cimbranos y un soldado.

Un soldado llega a la villa trayendo noticias de que las tropas de los Reyes Católicos están atacando Ciudad Real.

[Campo de Fuente Ovejuna]

Salen Mengo, Pascuala y Laurencia huyendo

Laurencia y Pascuala confiesan a Mengo su temor de encontrarse al Comendador. Laurencia confiesa su amor por frondoso, cambiando así su opinión por él.

Sale Jacinta

Aparece Jacinta, muy nerviosa huyendo del Comendador y sus criados que la persiguen. Pascuala y Laurencia huyen, pero Mengo se queda defendiendo a Jacinta.

Salen Flores y Ortuño

Llegan Ortuño y Flores. Mengo trata de hacerles entrar en razón para que dejen en paz a Jacinta.

Salen el Comendador y Cimbranos

Llega el Comendador y, desoyendo los ruegos de Mengo, ordena a Ortuño y a Flores que lo amarren y azoten.

Jacinta intenta razonar con Fernán Gómez y le recuerda la honradez de su familia y de sus costumbres campesinas. El Comendador no recibe bien estas alegaciones de honre. Acto seguido, ordena que Jacinta sea llevada con ellos para ser violada, no solo por él, sino por la tropa en general.

Se llevan a Jacinta y se van, Salen Laurencia y Frondoso

Frondoso abandona su escondite para visitar a Laurencia y una vez más le declara su amor. La muchacha le dice que hable con su padre, Esteban.

Se esconden, salen Esteban (alcalde) y el Regidor

Esteban y el Regidor comentan las nuevas barbaridades de Fernán Gómez. Hablan también sobre la guerra y esperan la victoria de Isabel y Fernando. El alcalde lamenta que su vara, símbolo de autoridad, no sea suficientemente poderosa para someter al Comendador. Frondoso se acerca a ellos y pide la mano de Laurencia.

Laurencia es llamada por su padre para dar su consentimiento a la boda. Laurencia dice que sí y se quedan ella y Frondoso comentando lo felices que son.

Salen el Maestre, el Comendador, Flores, y Ortuño

Los Reyes Católicos han ganado Ciudad Real. El Comendador se despide del Maestre dejándolo sólo.

[Casa de Esteban]

Sale la boda, músicos, Mengo, Frondoso, Laurencia, Pascuala, Barrildo, Esteban, Alcalde y Juan Rojo

Fiesta de bodas campesina. Todo el mundo Vitorea a los novios, y recitan versos, y demás

Salen el Comendador, Flores, Ortuño y Cimbranos

Entra Fernán Gómez en la boda y manda arrestar a Frondoso. El alcalde trata de intervenir, pero el Comendador no le hace caso. Harto de oír súplicas Fernán Gómez le quita la vara al alcalde y le pega con ella delante de todos los labradores. Los hombres del Comendador secuestran también a Laurencia. (Ultima gran deshonra de Fernán Gómez)

-Acto tercero-

[Sala del consejo en Fuente ovejuna]

Salen Esteban, Alonso, y Barrildo

Los hombres del pueblo discuten los problemas que aquejan la villa.

Sale Mengo

Se discuten las soluciones posibles:

-Juan Rojo sugiere que la villa se acoja a la protección de los Reyes Católicos.

-El Regidor sugiere que se abandone la villa.

-Luego el Regidor sugiere una tercera opción: matar al Comendador.

Mengo declara que esta propuesta es demasiado atrevida. Otros, como Esteban, alegan que el Rey es el único verdadero señor y no el Comendador.

Sale Laurencia desmelenada

Entra Laurencia a la Sala de Consejo dando voces. La chica muestra claras señas de lucha. Insulta a su padre y a todos los hombres de la villa por su poca hombría. Afirma que las mujeres de la villa sabrán hacer lo que los hombres no son capaces de concebir, defender su honra a mano armada. Su parlamento surte el efecto necesariopara provocar la rebelión

Se van todos, Salen Laurencia, Pascuala, Jacinta y otras mujeres.

Laurencia organiza un batallón de mujeres.

[Sala en la casa de la encomienda]

Salen Frondoso,( con las manos atadas); Flores, Ortuño, Cimbrano, y el Comendador

La multitud sorprende al Comendador cuando está a punto de hacer ahorcar a Frondoso y se produce el asalto al palacio del Comendador: Fernán Gómez libera a Frondoso para tratar de calmar a la multitud pero Frondoso se une a los rebeldes.

Fernán Gómez ofrece disculpas de sus faltas y ofrece reparar los daños que ha causado. Sus palabras son inútiles, todo el mundo quiere ajusticiar al comendador.

Matan al Comendador y las mujeres castigan a los criados

[Sala del palacio de los reyes Católicos]

Salen El Rey Fernando, La reina Doña Isabel y don Manrique( Maestre de Santiago)

En el palacio de los Reyes Católicos don Rodrigo Manrique relata la conquistada de Ciudad Real.

Entra Flores herido y cuenta a los reyes lo que ha sucedido en Fuente ovejuna, exagerando algunos aspectos y pidiendo justicia. Los Reyes deciden enviar un Juez pesquisidor a investigar el suceso.

[Plaza de Fuente Ovejuna]

Salen los labradores y labradoras con la cabeza de Fernan Gómez En una Lanza

Todo el mundo está alegre y reina un ambiente de fiesta en la villa, todos los labradores vitorean a los reyes Católicos y declaran su fidelidad a ellos.

Sale el regidor

Se colocan las armas de Fernando e Isabel en el Ayuntamiento.

La villa discute qué decir cuando las autoridades averigüen el caso y deciden responder que ha sido “Fuente ovejuna”. Se anuncia la llegada del Juez pesquisidor enviado por los Reyes.

[Sala del palacio del Maestre de Calatrava]

Salen el Maestre y un Soldado

Un soldado le informa al Maestre lo que ha pasado en Fuente Ovejuna. El Maestre quiere vengarse, pero decide someterse a la autoridad de los Reyes Católicos.

[Plaza de Fuente Ovejuna]

Sale Laurencia sola

Laurencia se preocupa del futuro de Frondoso.

Sale Frondoso

Frondoso se reúne con ella y afirma que no va a abandonar a su amada y sus vecinos.

Laurencia y Frondoso escuchan cómo el Juez pesquisidor tortura a un viejo, a un niño, a una mujer y, finalmente, a Mengo. Pero todos se mantienen firmes y cuando el juez pregunta “¿Quién mató al comendador?” todos responden “Fuente Ovejuna lo hizo”

Salen Mengo, Barrildo y el Regidor

Los villanos celebran el ánimo de Mengo y los otros, sanan sus heridas y les dan de comer y beber.

Se van todos y se quedan Frondoso y Laurencia

Nuevo encuentro romántico entre Frondoso y Laurencia.

[Habitación de la Reina]

Salen el Rey y la Reina, y más tarde, Manrique

En el palacio de los Reyes don Rodrigo Manrique interviene en favor del Maestre.

Sale el Maestre y se retira Manrique

El Maestre personalmente solicita el perdón real alegando que el Comendador le había engañado.

Sale Manrique

Los Reyes piden el resultado de la pesquisa legal en Fuente Ovejuna.

Sale el Juez

El Juez les informa a los monarcas que a pesar de sus esfuerzos no ha obtenido una respuesta adecuada. Afirma que al Rey sólo le quedan dos opciones; o perdonar a la villa o matar a todo el pueblo.

Salen los alcaldes, Frondoso, las mujeres, y los villanos que quisieren

Acuden los labradores a palacio para explicarle al Rey los motivos que tuvieron para asesinar a Fernán Gómez, para suplicar el perdón real y para reafirmar su obediencia a los Reyes.

El Rey dicta sentencia afirmando que si bien es cierto que el crimen ha sido terrible no es menos cierto que sin falta de pruebas concretas sobre quiénes fueron los verdaderos culpables es justo perdonar a la villa. Incorpora la villa a la corona hasta el día en que la herede otro comendador. La obra termina con una alabanza al Rey.