Friedrich Wilhem Nietzsche

Biografía. Filosofía. Filología. Siglo XIX. Vida y obra. Cultura. Religión. Pensamiento. Nihilismo. Superhombre. Tragedia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 28 páginas
publicidad

Friedrich Wilhelm

Nietzsche

CONTENIDOS

1. Introducción....................................................................................................

2. Marco histórico.............................................................................................

3. Imagen de Frederich W. Nietzsche.......................................................

4. Bio-Cronología................................................................................................

5. Desarrollo:

Su vida..............................................................................................................

Su forma de pensar........................................................................................

Los tres espíritus.............................................................................................

El Nihilismo.....................................................................................................

El superhombre...............................................................................................

La tragedia........................................... ...........................................................

El eterno retorno.............................................................................................

La religión........................................................................................................

El bien y el mal................................................................................................

Sus Obras.........................................................................................................

Sus Frases.........................................................................................................

6. Conclusión.........................................................................................................

7. Bibliografía........................................................................................................

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo es una recopilación de la vida y el pensamiento de uno de los grandes filósofos y escritores de la historia: Friederich Nietzsche.

Desde finales del S.XIX, comenzó en Europa, y especialmente en España, un movimiento de escritores influenciados por la guerra. Con la generación del '98 surgió una corriente de escritores existencialistas, principalmente caracterizados por el toque trágico y dramático, un poco radical como en Bergson o Unamuno.

Nietzsche, dentro de los pensadores del último tercio del S. XIX, y considerado un poco al margen de la corriente central de su tiempo, representa, sin embargo una óptica antes de él inédita, en relación al tema central de su pensamiento: el hombre, la vida humana.

Este autor ha sido influencia para un sinnúmero de escritores y su filosofía ha sido la inspiración para muchos jóvenes.

El conocimiento de las principales teorías de este hombre provoca una exaltación de la vitalidad y de la energía reprimida en la mente de miles de jóvenes contemporáneos, la cual está implicada en la conclusión del presente.

Una de las cosas que realmente me gusto de hacer este trabajo es, que al leer los escritos de dicho autor, uno se da cuenta que Nietzsche influye de diversas maneras a quien lo lee, y tiene tal emotividad que puede hacer cambiar de opinión a cualquier persona.

MARCO HISTORICO

Prusia, lugar en que Frederich W. Nietzsche nació en 1844, integraba junto con otros 38 estados la Confederación Germánica. Además de Prusia integraban esta confederación estados como Sajonia, Hannover, Wurtemberg y Baviera, numerosos principados y cuatro ciudades libres: Bremen, Hamburgo, Lubeck y Francfort sobre el Main.

Aquella federación de estados y no estado federal no podía satisfacer a los patriotas alemanes, que soñaban con un poderoso Estado Nacional. Sin embargo, entre 1819 y 1836 se había logrado, a iniciativa de Prusia, establecer el Zollverein o unión aduanera entre todos los estados alemanes. La unificación se desarrollara simultáneamente con la de Italia y sería la obra del reino de Prusia, él más fuerte de los Estados de Alemania.

El rey Guillermo I, era un partidario decidido de la unificación alemana con exclusión de Austria y confiaba en que el único medio para hacer esto posible era por la fuerza de las armas. De aquí su gran preocupación por el perfeccionismo militar de Prusia; pero al intentar realizarlo halló una tenaz oposición en la cámara prusiana, que se negaba a aumentar los efectivos y los gastos militares. Esto decidió al soberano a llamar en su ayuda a Bismarck. Lo mismo que Guillermo I, Bismarck era un ardoroso partidario de la unidad por medio de la Prusia y de la fuerza de las armas. Dominado por un desmesurado patriotismo, se proclamaba a sí mismo “un prusiano de pura sangre”. Tres guerras en ocho años le bastaron para hacer la unificación del pueblo alemán.

En Prusia existía el servicio militar obligatorio desde la guerra con Napoleón en 1813; pero por razones de economía no se llamaba a reconocer cuartel a todos los reclutas. La reforma propuesta a las cámaras por Bismarck consistió en llamar a todo el contingente y mantenerlo en servicio durante tres años, lo que elevaría los efectivos a 450 mil hombre. Como los diputados se opusieron a esta medida, el canciller hizo aprobar el presupuesto militar en virtud de una simple real Orden y gobernó cuatro años como verdadero dictador, sin tomar para nada en cuenta la constitución de 1850. el conflicto entre el ejecutivo y el legislativo había sido resuelto por medio de la fuerza..

Dueño de un ejercito poderoso, Bismarck supo hacer intervenir a Austria en el complicado asunto de los ducados, en donde se enfrentaron Dinamarca y la Confederación Germánica por la posesión de los ducados de Holstein, Lauenbuego y Schleswig, todos habitados por alemanes. Finalmente y luego de la ocupación de la península de Jutlandia por tropas austro-prusianas, Dinamarca se vio obligada a renunciar a los tres ducados, hecho ocurrido en 1864.

Pero luego de la Convención de Gastein, en que Austria y Prusia se repartían el dominio de los ducados, estallo la guerra entre ambos. Austria era el principal obstáculo para la unificación encabezada por Prusia. Pretextando que esta hacía una mala administración en el Holstein (ducado que co-dominaba con la confederación) lo hizo invadir por tropas prusianas, estallando la guerra en 1866, para luego en Julio de ese mismo año, en la batalla de Sadowa, en que las tropas austriacas fueron derrotadas, Francisco José se decidió a firmar la paz de Praga. La victoria de Prusia señala el fin de la preponderancia austriaca.

Después de la guerra austro-prusiana, la guerra franco-alemana vendría a dar termino a la obra de unificación, al unir toda Alemania contra el enemigo secular.

Una Prusia fuerte constituía un peligro para Francia, en la cual empezó a vislumbrarse la posibilidad de una guerra. En cuanto a los alemanes, y en especial a Bismarck, veían en la guerra la única manera de estrechar su unión y conseguir que Francia se resignara a la formación de un gran estado militar en su frontera oriental. Además, la conducta de Napoleón III había irritado a los alemanes del sur, arrojándolos en brazos de Prusia, de la cual hasta entonces habían recelado.

Napoleón III declaro la guerra luego de que la multitud de Paris asaltara la embajada de Prusia, molestos por la candidatura de Leopoldo de Hohenzollern (primo de Guillermo I) al trono de España.

Prusia estaba perfectamente preparada para la guerra. Un ejercito de 500.000 hombres se hallaba concentrado cerca de la frontera. En cuanto a Francia, también había tomado las medidas del caso; pero la incapacidad de sus generales y la confianza del gobierno iban a originar su derrota. La organización era tan deficiente que apenas se pido enviar a las fronteras 200.000 soldados, faltos de municiones y de víveres, a pesar de que en la comarca se había declarado que “todo estaba listo, que no había necesidad de comprar ni un botón de polaina”.

Se sucedieron dos guerras: la imperial y la popular, la primera dio como resultado la perdida por parte de los franceses de Alsacia y Lorena y luego la caída del imperio, estallando la revolución en Paris, el emperador fue destronado y remplazado por un gobierno provisional llamado de la Defensa Nacional. La segunda trajo la caída de Paris, siendo desarmadas sus tropas y ocupados los fuertes. Al mismo tiempo los ejércitos franceses eran vencidos a campo abierto y el general Bazaine se rendía en Metz. Por ultimo se eligió una Asamblea Nacional, la cual entraría en negociaciones de paz con los alemanes. Adolfo Thiers negoció la paz con Bismarck en Versalles, donde se había instalado el estado mayor de Guillermo I. La asamblea, reunida en Burdeos, ratifico los preliminares de la paz, los cuales fueron transformados en paz definitiva por el tratado de Frankfurt en 1871.

'Friedrich Wilhem Nietzsche'

Friedrich Wilhelm Nietzsche

"...Os enseño el superhombre. El hombre sólo existe para ser superado. ¿Que habéis hecho vosotros para superarlo...?" .

Bío-Cronología

Año Suceso

1844 : Octubre 15. Nace en Rocken en la región de Turingia, en la entonces Prusia, Friedrich Wilhelm Nietzsche, hijo de Karl Ludwig Nietzsche y Franziska Nietzsche.

1846 : Julio 10. Nace su hermana Elisabeth Nietzsche.

1849 : Julio 30. Su padre, Karl Ludwig Nietzsche muere.

1850 : La familia se traslada a Naumburgo. Ahí realiza sus estudios primarios y secundarios.

1858 : Nietzsche comienza el colegio en Pforta. Aquí su afición por la música aumenta.

1864 : Septiembre 7. Termina la escuela en Pforta

Octubre. Va a estudiar teología y filología clásica a la Universidad de Bonn.

1867 : Octubre. Nietzsche se enlista en el regimiento de la artillería ubicado en Naumburgo.

1868 : Abril. Es promovido a lanza-cabo.

Octubre. Es expulsado del ejercito.

1869 : Enero. Nietzsche es designado profesor en la universidad de Basilea.

Marzo 23. La Universidad de Liepzig le otorga el diploma de doctor, sin examen ni tesis, en base por los trabajos publicados por Nietzsche en la revista Rheinisches Museum, de Ritschl.

Abril. Se convierte en ciudadano suizo y se establece en Basilea.

Mayo. Su primer encuentro con Richard Wagner en Tribschen.

Mayo 28. Discurso inaugural en su cátedra: Homero y la filología clásica. Conoce a J. Burkhardt.

Nietzsche pasa su primer fin de semana y navidad en Tribschen ese

año.

1870 : Abril. Es nombrado catedrático ordinario

Agosto 8. Pide permiso a la Universidad para participar en la guerra franco-prusiana. Se le concede y actúa como enfermero, pero el mismo enferma gravemente de faringitis.

Octubre. Vuelve a Basilea. Comienza su amistad con Franz Overbeck.

1871 : Enero. Nietzsche solicita un cargo de filosofía en Basilea.

Noviembre. Publicación de “El Nacimiento de la Tragedia”. El libro tuvo buena acogida de parte de sus amigos pero no así de los filólogos de profesión.

1872 : Noviembre. Visita con Wagner a Estrasburgo.

1873 : Abril. Ensayo sobre David Strauss. “Consideraciones Intempestivas: David Straus, el confesor y el escritor”.

Mayo. Nietzsche comienza a tener problemas oculares.

Noviembre. Ensayo en Historia . “Consideraciones Intempestivas II: Sobre la utilidad y la desventaja de la ciencia histórica para la vida”.

1874 : Marzo - Septiembre. Trabaja en el libro “Consideraciones Intempestivas III: Schopenhauer como Educador”.

1875 : Diciembre. Nietzsche sufre un colapso en el día de navidad.

1876 : Enero. Nietzsche es liberado de enseñar en el Pedagógico.

Febrero. Nietzsche deja de enseñar en la universidad.

Abril. Visita a Génova. Le pide matrimonio a Mathilde Trampedach, pero esta lo rechaza.

Termina el trabajo en el ensayo de Wagner. “Consideraciones Intempestivas IV: Richard Wagner en Bayreuth”

Julio. Nietzsche visita el festival Beyreuth.

Agosto. Comienza a trabajar en “Humano, Demasiado Humano”.

Vuelve a Bayreuth. Viaje con Paul Ree.

Octubre. Ree y Nietzsche se quedan en Sorrento con Malwida von

Meysenbug.

Noviembre. Ultimo encuentro de Nietzsche con Wagner en Sorrento.

1877 : Junio-Agosto. Nietzsche trabaja en “Humano, Demasiado Humano” y

niega lealtad a Schopenhauer.

Septiembre. Regresa a Basilea para terminar “Humano, Demasiado

Humano”.

1878 : Enero. “Humano, Demasiado Humano” es enviado a publicar.

Mayo. Última carta de Nietzsche a Warner, enviándole “Humano, Demasiado Humano”.

Agosto-Septiembre. Nietzsche cae enfermo. Wagner ataca a Nietzsche

en “Bayreuther Blaetter”.

Diciembre. La segunda parte de “Humano, Demasiado Humano” es

publicada.

1879 : Enero. La enfermedad de Friederich Nietzsche empeora. Sufre de continuos dolores de cabeza, vómitos y molestias a los ojos.

Mayo. Nietzsche dimite de la universidad.

Junio. Nietzsche se establece en San Moritz.

Diciembre. Tercera parte de “Humano, Demasiado Humano” es

publicada.

1880 : Enero-Noviembre. Nietzsche trabaja en “Aurora”, dictándole a Peter

Gast.

1881 : Febrero. “Aurora” es completada y enviada a Gast. Pasa el invierno en Génova.

Julio. Nietzsche va a Sils María.

Agosto. Nietzsche obtiene las ideas iniciales para “Así hablo Zaratustra” y el concepto del “Eterno Retorno”. Material que era originalmente previsto para “Aurora” se desarrolla en “La Gaya Ciencia”.

Diciembre. Trabaja en “La Gaya Ciencia”.

1882 : Marzo. Viaje a Sicilia.

Febrero. Completados los primeros tres libros de “La Gaya Ciencia”.

Marzo. Completado cuarto bosquejo del libro para “La Gaya Ciencia”. Paul Ree llega de Génova.

Mayo. Conoce a Lou van Salome en Roma, en casa de Mawilda von Meysenburg. Nietzsche y Paul Ree se enamoran, ambos, de Lou.

Agosto. Lou va a Tautenburg. “La Gaya Ciencia” e “Idilios de Messina” se publican.

Septiembre. Lou va con Ree, Nietzsche planea que los tres vivan juntos en París.

Octubre. Lou, Ree, y Nietzsche se quedan en Leipzig juntos.

Noviembre. Lou y Ree dejan a Nietzsche.

1883 : Enero. El libro 1 de “Así hablo Zaratustra” es escrito.

Febrero. Nietzsche aprende de la muerte de Wagner.

Abril. Nietzsche se junta con su hermana Elisabeth en Roma.

Octubre. Nietzsche se establece en Niza por el invierno.

1984 : Enero. Termina en la ciudad de Niza el libro 2 de “Así hablo Zaratustra”. Distanciamiento con su hermana Elisabeth.

Julio. Nietzsche va a Sils Maria para trabajar en el libro 3 de “Así hablo Zaratustra” .

Diciembre. Nietzsche trabaja en libro 4 de “Así hablo Zaratustra” .

1985 : Mayo. Su hermana Elisabeth se casa con Bernhard Foerster.

Junio. Nietzsche comienza “Más Allá del Bien y el Mal”.

1986 : Enero. Nietzsche termina “Más Allá del Bien y el Mal”.

Febrero. Su hermana Elisabeth y su cuñado Bernhard se van a Paraguay.

Agosto. “Más Allá del Bien y el Mal” es publicado.

Octubre. Nietzsche escribe el quinto libro de “La Gaya Ciencia”.

1887 : Abril-Mayo. Viaja a Cannobio, Zurich, y Chur.

Junio. Nietzsche va a Sils Maria. Trabaja en “La Genealogía de la Moral”.

Noviembre. “La Genealogía de la Moral” es publicada. Su salud continua empeorando.

1888 : Abril. Nietzsche se muda a Turín.

Mayo. Comienza a trabajar en “El Caso Wagner”.

Junio. Se va a Sils Maria. Comienza “El Ocaso de los Ídolos”.

Septiembre. Termina “El Caso Wagner” y comienza a trabajar en “El Anticristo”.

Octubre. Celebra su cumpleaños numero 44 comenzando “Ecce Homo”.

Diciembre. Escribe “Nietzsche contra Wagner, Actas e un psicólogo” que no aparecerá publicada hasta 1895. su salud mejora.

1889 : Enero. Nietzsche sufre de un colapso en la Piazza Carlo Alberto de Turín. Es llevado de Turín a Basilea, donde recibe tratamiento. Escribe cartas y postales a diversos amigos, manifestativas de su demencia. Su amigo Overbeck se lo lleva a Basilea, en donde ingresa a una clínica de nervios. El diagnostico es parálisis progresiva.

Enero 13. La madre de Nietzsche llega a Basilea.

Enero 17-18. Nietzsche viaja a Jena para tratarse. Ingresa a la Clínica Psiquiatrita de la Universidad.

Junio. Su cuñado Bernhard Foerster se suicida.

1890 : Mayo 3. La madre de Nietzsche se lo lleva a Naunburgo.

1893 : Septiembre. Su hermana Elisabeth regresa de Paraguay y comienza a trabajar en los archivos de Nietzsche.

1895 : Diciembre. La madre de Nietzsche firma un documento en que entrega todos los derechos del trabajo de Nietzsche, abriendo el camino para que su hija Elisabeth Nietzsche gane el control total del trabajo de Nietzsche. Nietzsche comienza a tener manifestaciones paralíticas.

1897 : Muere la madre de Nietzsche. Su hermana se lo lleva a Weimar y ocupa junto con él y el archivo la villa “ Silderblick”.

1900 : Agosto 25. Nietzsche muere.

DESARROLLO

Su Vida

Friederich Wilhelm Nietzsche nació en 1844, en el presbiterio de Roecken, en Prusia. Procedía de una familia de luteranos. Su padre, hombre delicado y muy culto, también pastor, murió cuando Nietzsche contaba con sólo cinco años, en 1849 , por lo que la familia se trasladó a Naumburgo, donde Nietzsche creció en un ambiente exclusivamente femenino, entre su abuela paterna, su madre, tres tías y su hermana Elisabeth. Nietzsche dirá años más tarde que en realidad él se ha educado a sí mismo, aludiendo a la falta de una dirección rigurosa y varonil que dirigiera su educación. Fue un niño prodigio: aún se conservan sus ensayos de composición musical en los que ya se advierte su agudeza y la sensibilidad de artista que señala toda su obra posterior. Un niño prodigio, sí, pero hay que apresurarse a disipar la sospecha, en el caso de Nietzsche, de niño repelente y rebelde, sólo preocupado por sus libros. En la escuela humanística de Pforta, centro docente entre los de más prestigio en Europa, donde ingresó becado por la ciudad de Naumburgo, dejó constancia, al tiempo que de su inmensa capacidad de estudio y su clara inteligencia, de su carácter abierto y alegre, por el que varias veces hubo de ser severamente castigado. Su respeto a las formas y costumbres propias del ambiente en que ha sido educado -un ambiente de religiosidad estrictamente ortodoxa, primero en una familia de religiosos, y luego siempre en centros cuya rigidez de criterio en materia religiosa dejaba pocos resquicios a la duda y a la investigación- supone para él un lastre, que sólo alcanza a romper parcialmente, con su marcha a Bonn y a Leipzig, donde, por deseo de su madre debe estudiar teología, pero cuyas universidades le descubren la filología, que gana la partida frente a la teología, y más tarde la filosofía, que, a través de el filósofo alemán Arthur Schopenhauer, se manifiesta como su verdadera vocación. Su formación como filólogo, no obstante, supone para él una nueva atadura, un nuevo obstáculo en el camino hacia su auténtica meta. Es verdad que le proporciona los instrumentos, el método científico, la inquebrantable fidelidad a la verdad científica, la ética del pensador, pero también le alejan de la libertad a la que aspira.

A los veinticuatro años es nombrado profesor de filología en Basilea. Un verdadero triunfo, es verdad, y más aun, porque proporcionó a Nietzsche los días más bellos de su vida, santificados además, como él mismo dice, por su amistad con el compositor alemán Richard Wagner. Pero un triunfo muy caro, porque supone aceptar cargas y deberes, ligaduras y afectos que impiden volar, que incluso constriñen la voluntad.

Hay que estar atento a las grandes contradicciones de Nietzsche, que después había de romper con Wagner, para sonsacar el tronco central de su obra, que no se contradice nunca porque se eleva verticalmente hacia la superación. Después de su “Así hablaba Zaratustra” viene “El Origen de la Tragedia” un libro filosófico y poético que muestra que la tragedia no sólo depura las pasiones, sino que puede ser el final depurador de las glorias o de las derrotas si el artista la eleva de punto.

Nietzsche ejerció mucha influencia sobre la literatura alemana, así como sobre la literatura europea y la teología. Sus conceptos han sido discutidos y ampliados por personalidades como los filósofos alemanes Karl Jaspers y Martin Heidegger, el filósofo judío alemán Martin Buber, el teólogo germano-estadounidense Paul Tillich, y los escritores franceses Albert Camus y Jean-Paul Sartre. La proclama de Nietzsche “Dios ha muerto” fue utilizada por teólogos radicales posteriores a la II Guerra Mundial (en especial por los estadounidenses Thomas J. J. Altizer y Paul van Buren) en sus intentos por adecuar el cristianismo a las décadas de 1960 y posteriores.

Su delicada salud (estuvo afectado toda su vida por su poca vista y sus constantes jaquecas) le obligó a retirarse en 1889. Al cabo de diez años sufrió una crisis nerviosa de la que nunca se recuperó. Murió en Weimar el 25 de agosto de 1900.

Su forma de pensar

En la época en la Nietzsche conoce a Wagner demuestra la primer metamorfosis de su teoría de los tres espíritus; el espíritu convertido en camello, sobrecargado por el espíritu de pesantez, por el respeto a la cultura tradicional, a la moral del ambiente, a las normas de una disciplina científica, a las obligaciones de una cátedra, a la amistad.

El espíritu en quien domina el respeto pregunta: ¿Qué es lo más pesado?, y se arrodilla como un camello y recibe la carga más pesada. Es cierto que Nietzsche ya había ido dejando por el camino muchos de esos fardos, la religión tradicional, la fe cristiana, entre los más importantes, pero es durante la guerra del '70, durante la que sirvió de camillero, cuando pierde sus últimos lastres, un cierto nacionalismo, una cierta simpatía por Bismarck y el imperio prusiano. Así se va quedando cada vez más solo.

Cuando en 1871 escribe “El Origen de la Tragedia” se encuentra con el repudio de sus colegas los filólogos, que no aceptan (o no alcanzan a comprender), que se intente una comprensión del universo desde el punto de vista de su disciplina científica, reducida entre ellos a la mera exhumación de manuscritos, o a la tarea muerta y empolvada de la interpretación de viejos escritos. Ninguno de los viejos filólogos entrevió siquiera la grandeza de la idea central de este libro, escrito en principio como homenaje a Wagner y con la carga todavía de cierto tono romántico, pero que demuestra ya la incompatibilidad del profesor público y el pensador privado. Nietzsche había ensayado el vuelo. En este primer salto había alcanzado el Olimpo, donde presenció el juego entre amoroso y violento de Apolo y Dionisio.

En Wagner él había visto el renacer de la cultura alemana el arraigo de ésta en sus propias fuentes, el mito trágico alemán, pero Nietzsche advierte ahora que Wagner y los wagnerianos también son débiles y condescendientes con los amantes de la cultura. Su amistad con Wagner, sin embargo, será siempre el mejor recuerdo de su vida.

Rota esta amistad, desaparece hasta la salud de Nietzsche. Y con ella la última carga, su cátedra en Basilea. Efectivamente por una parte él había permanecido en Basilea porque se encontraba cerca de Tribschen, lugar donde vivía Wagner, y por otra su enfermedad le obligaba a descansar. Nietzsche vive ahora en medio de terribles dolores de cabeza y de estómago, problemas oculares y dificultades al hablar que ya no se le quitarían. Gracias a sus amigos obtiene una pensión de la universidad de Basilea y comienza entonces su vida de viajero en busca de un clima agradable, Suiza, Italia, el sur de Francia, siempre acompañado por alguno de sus amigos, (los cuales después le ayudaron en su enfermedad, diagnosticada como locura.).

El pensamiento de Nietzsche ha nacido de la observación directa de la naturaleza humana. El hombre con lo que lleva en sí de positivo o negativo es lo más importante para Nietzsche. Y, por supuesto, por encima del hombre no hay nada.

Ni siquiera acepta la discusión de cómo debería ser el hombre; para él eso sería perder el tiempo. Dice, y con razón, que es más veraz aquel que muestra como son las cosas, que quien se entretiene soñando en cómo debieran ser. Uno habla de algo real, el otro predica fantasmas, y en el mejor de los casos es un embaucador... a no ser que mientras los incautos contemplan el fantasma, el predicador haga cosecha, bajo mano propia. Claro que no todo el mundo puede aceptar sobre sí el sufrimiento, la maldad, la soledad, aceptarse a sí mismo completamente, como en realidad es.

Es decir la eterna lucha entre el mí y el yo, el quiero y el debo, entonces Nietzsche concluye que hay que reconocer que hay dos clases de hombres: los que se aceptan y afirman la Vida con toda su tragedia y con toda su inocencia y alegría, y los que temen a la Vida y a sí mismos y prefieren soñar paraísos, ideales, metafísicas, y demás fantasmas, negando a la Vida; los fuertes y los débiles, los sanos y los enfermos, los resentidos y los inocentes.

Los tres espíritus

En su época de viajero descubre el "yo quiero" frente al "yo debo". Es el camello convertido en león. El camello, la fase en la que caen todos los pesos, el espíritu atado a los fardos de una idiosincrasia mundial. Por otra parte la enfermedad de Nietzsche, oportuna verdaderamente, le ha permitido romper con todas sus antiguas costumbres, cargas y respetos sin violencias, en algún momento menciona que su enfermedad le ha conferido el derecho a cambiar radicalmente sus hábitos. Ya no hay valores establecidos, los fardos de la moral, de la educación y de la cultura han desaparecido cuando el camello se ha quedado en soledad, en el desierto; el león entonces derriba los ídolos, pisotea las ataduras y procede a la critica de todos los valores establecidos: "quiere" su propia existencia, decide sus propios valores.

En "Humano, Demasiado Humano" se representa un momento de crisis, la lucha y destrucción por parte del león de los ídolos y las cadenas de la metafísica, la religión, el arte, la cultura y la moral, a través de un análisis psicológico implacable con el que los ideales son desenmascarados como instintos disimulados, como simples ilusiones y anhelos, si, este libro representa la segunda metamorfosis.

El león es el "espíritu libre" sereno, desenvuelto, audaz y burlón. El espíritu que no retrocede ante nada, que experimenta con todo, que se divierte poniendo un punto de interrogación en todas partes, preferentemente ante todas las cosas más altas y veneradas. No tiene recato ni respeto alguno y menos frente aquello a lo que el mundo da más importancia; es el espíritu frío que corta la carne de la vida y que busca una verdad libre de ilusiones, aunque esta verdad haya de ser mortal y terrible. Es el espíritu del decir sí a todo, aún a lo más doloroso. El espíritu que dice sí a la vida y a la tierra frente a los ideales fantasmas. Resuena por primera vez en ellos la idea terrible de la muerte de Dios y el ocaso de los ídolos, pero también el anuncio consolador de la voluntad del poder.

En “Zaratustra”, Nietzsche lleva la critica a un nivel sin precedentes, se sirve de ella como instrumento de una "transmutación" de todos los valores: incluso al decir -no- al servicio de decir un -si- superior. El león aquí quiere hacerse niño.

El niño por otra parte es el espíritu lleno y tranquilo del león al bajar de la montaña para así, predicar todas sus reflexiones y darle al mundo y especialmente a la sociedad el fruto de su meditación.

El Nihilismo

El nihilismo se caracteriza por la muerte del Dios monoteísta. Muerto éste, aparecerá un hombre poseedor de las virtudes divinas: el superhombre, cuya moral es fuerte y dominadora y posee valores ascendentes. Es el que le da sentido a la tierra (función “antigua” de Dios).

Este nihilismo se da en tres momentos:

  • De duda: destrucción de los valores antiguos produciendo cierta desorientación,...

  • De reflexión: distanciamiento de los viejos valores y configuración del proceso nihilista

  • Nueva valoración que arranca de la perspectiva de un nuevo ser y de hombre y supone la afirmación de la vida y la esperanza: “la gran aurora”, acto instintivo que tiene su raíz en la voluntad de poder.

Para convertirse en superhombre, el hombre sufre tres metamorfosis:

  • De camello (hombre obediente y sometido a lo que le imponen).

  • A león (gran negador nihilista que rechaza todos los valores)

  • A niño, que simboliza la inocencia y el olvido, es decir, un nuevo comienzo.

El Superhombre

Como ya antes mencione Nietzsche divide al hombre en dos tipos, el hombre emprendedor que acepta su realidad, con todo y su tragedia aunque esta sea mortal y los que viven soñando, los resentidos y los inocentes, los que pasan por la vida lamentándose de su existencia y de la cantidad de obstáculos por vencer. Por lo tanto hay dos modos de vivir, el de aquellos para quienes la vida se justifica a sí misma, y el de aquellos que se han impuesto la tarea de juzgar a la vida en nombre de unos valores pretendidamente superiores, de imponerle estos valores y condenarla cuando no se somete a ellos, como si el valor "vida universal" no fuera superior y de mayor importancia que cualquier otro.

Es evidente que el débil o el esclavo no deja de ser tal aunque intente detener el poder. Precisamente lo que él entiende por poder le ata definitivamente a los valores y cargas que imposibilitan toda creación de valores nuevos, precisamente su poder descansa en la esencia de su debilidad, de su conservadurismo, en su conformismo, en la despreciable sumisión , a unos principios que reprimen toda innovación, toda creación. La inmovilidad absoluta en gracia a una "fidelidad" esclavizante: el nihilismo, el triunfo de los esclavos, de los sumisos, de la religión, del mundo actual.

Pero precisamente el triunfo del nihilismo anuncia el gran mediodía, es decir, "la muerte de Dios" y "el nacimiento del superhombre".

Precisamente, porque si el nihilista es el emponzoñador de la vida y del espíritu de libertad; el negador de la vida que juega, de la vida que hace intentos inútiles, que experimenta; el negador y el represor de la libertad, de la ligereza, de la osadía, del gusto por el peligro; si el nihilismo es el enfermo, acabara consumiéndose y pereciendo. Esta es la ocasión para el creador.

Pero el creador necesita libertad, descargarse de todos los fardos que en forma de Dios, moral, más allá, cielo, infierno, etc., ideas llamadas superiores, le atan le estrechan y le determinan desde fuera.

Es necesaria la muerte de Dios. Naturalmente que esta idea es algo más que el vulgar ateísmo. De nada sirve desplazar a Dios, para poner en su lugar al hombre, al progreso, la utilidad o la técnica, si conservamos lo importante: el sitial. Será la misma enfermedad pero con síntomas diferentes.

Y el hombre seguirá atado, esclavizado; nadie vendrá de fuera a cerrarle sus cadenas, se las pondrá él mismo. Así pues, ¿de que sirve la muerte de Dios?.

Los hombres superiores que se encontraran en “Así Habló Zaratustra”, y que se ponen en lugar del Dios muerto, el último hombre y el hombre que quiere morir, también en “Zaratustra”, son las tres últimas fases del nihilismo. El "último hombre" es el que dice: ¡todo es vano! para el lo mejor es dejarse llevar. Esto que parece una afirmación, una aceptación, es la negación máxima, es la no-acción. En cuanto al "hombre que quiere morir", que quiere perecer, es el último estadio del nihilismo, pero también el más elevado que puede darse dentro de él mismo, el menos innoble: es un hombre que quiere, su voluntad se ha puesto en movimiento, y es esta energía, este brote de voluntad surgido de la oscuridad del nihilismo el que desatará las fuerzas que engendrarán al Superhombre. He aquí la negación, convertida en acción.

Para Nietzsche la moral del hombre es un espectáculo tan horrible como doloroso esta moral la considera una total corrupción con la cual se llega a perder la virtud y la naturaleza divina. Resume que todos los valores que sirven a los hombres para cumplir sus más elevados deseos, son valores de decadencia. La vida para él es el instinto de crecimiento y de duración, la acumulación de fuerzas, el instinto dominador; donde falta la voluntad de dominio, hay degeneración. Declara que esa voluntad falta en todos los valores superiores de la humanidad; que bajo los nombres más sagrados reinan valores de degeneración, valores que niegan todo principio religioso, político y social.

Por lo tanto para llegar a la perfección del superhombre se necesita una transmutación de todos los valores auténticos, tradicionales y corruptos y de las costumbres arraigados desde el momento del nacimiento.

La Tragedia

La afirmación es el más alto poder de la voluntad. Pero ¿qué es lo que se afirma, qué es lo que queda valorizado y potenciado con esa afirmación? La tierra, la vida múltiple y diversa, el continuo devenir de formas de vida y modos de existencia, precisamente lo que el nihilismo y la moral de esclavo niegan y reprimen con mayor ahínco. Esa multiplicidad, esa exuberancia y diversidad de formas de vida, ese derroche de potencia creadora que la vida manifiesta por doquier, que es para el débil y escaso de fuerzas el pecado, es para el fuerte la causa de su alegría. Así es posible afirmar la vida incluso cuando ésta se presenta trágica. Precisamente en esto consiste la tragedia: en afirmar, en respaldar el valor del sufrimiento, no como instrumento redentor o purificador sino por sí mismo, como una forma más de la vida, porque incluso lo más monstruoso es un aspecto de la vida.

El hombre que se realiza totalmente, que desplaza los ojos de su dolor y se olvida del sufrimiento muere de su propia muerte, seguramente rodeado de los que esperan y prometen a la vida. Estos son los hombres que esperan una tempestad durante toda su vida, Nietzsche llama a los predicadores de la muerte rápida, para así dejar atrás la paciencia de los terrestres.

Esta teoría termina desembocando en una de las ideas centrales de Nietzsche: la voluntad del poder. El hombre transformado por la muerte de Dios y su fidelidad a la tierra, es el hombre creador, el hombre que inventa posibilidades, que se traza caminos propios, con voluntad decidida y fuerte. Para él no hay un mundo ya listo y lleno de sentido en el que debe moverse, sino que él mismo busca el sentido para su propio mundo, y para las posibilidades de vida creadas por él, en cada instante. No busca actitudes o posturas definitivas, su objetivo no son los remedios eternos, sino que como su justificación es el juego, el ensayo, crea por encima de sí mismo, busca todo aquello que puede ser superado para superarlo, y esto a su vez es la libertad.

El Eterno Retorno

Las cuatro ideales fundamentales de Nietzsche son: la voluntad de poder, la muerte de Dios, el superhombre y el eterno retorno cuya culminación es el Superhombre. Nietzsche ya había profetizado que sería mal entendido y peor tratado, que harían falta al menos cincuenta años tras su muerte para que alguien llegara a entender siquiera un poco de su filosofía, que su pensamiento tenía tiempo, mucho tiempo, y como en tantas otras cosas, acertó. Se ha llegado a preguntar cómo es posible que un hombre en sus cinco sentidos y en un siglo como el suyo, pudiera formular semejante fantasía. Será necesario explicarlo, y para ello hay que empezar diciendo que el “Eterno Retorno”, en Nietzsche, nada tiene que ver con la misma idea expresada innumerables veces por diversas mitologías.

“El Eterno Retorno”, para Nietzsche, es, efectivamente, el retorno de todas las cosas eternamente en el seno de un tiempo infinito, pero se añade una modificación fundamental: el eterno retorno, el devenir, es selectivo, es decir que en cada repetición de los acontecimientos en el seno de un tiempo infinito, sólo cuentan aquellos acontecimientos, aquellos hechos afirmativos de la vida, porque el eterno retorno es en sí mismo la afirmación eterna de todo.

Esta acción producirá finalmente el superhombre. Pero esta idea grandiosa de Nietzsche tiene otra virtud, quizá de mucha mayor utilidad inmediata: nos proporcionara una ley para la autonomía de la voluntad, ajena a toda moral.

Ninguna regla exterior a nosotros nos dirá jamás qué hemos de hacer y qué hemos de evitar. Nuestra propia voluntad será nuestro código moral y nuestra ley.

Incluso una debilidad, la pereza, la gula, los vicios y las virtudes. Cualquier cosa que se quiera, se tiene que quererla de tal forma que quiera para ella también el Eterno Retorno. Con éste incluso un vicio como la pereza se convertiría en algo activo y pleno de afirmación. Se eliminan así los deseos a medida, los impulsos débiles, todo aquello que nosotros "queremos" con la condición: una vez, sólo una vez. El Eterno Retorno es la repetición, pero la repetición que selecciona, la repetición que salva.

Precisamente esta expectativa de selección elimina cualquier carácter terrorífico que pudiera atribuirse a la idea de una repetición eterna de todo, de un retorno de lo mismo a lo mismo. El mismo Nietzsche se estremeció cuando tuvo la visión del Retorno.

La Religión

Nietzsche dice que es errónea la creencia de que la humanidad representa un desenvolvimiento hacia lo mejor, hacia algo más fuerte, más elevado. El progreso es una idea moderna lo cual equivale a decir que es una idea falsa. Desarrollarse no significa, en ningún modo, elevarse, realzarse o fortalecerse.

El cristianismo no puede tener disculpa. Sólo ha creado una guerra a muerte a ese tipo superior del hombre, ha proscrito todos los instintos fundamentales de ese tipo de hombres. El hombre fuerte ha sido siempre considerado como tipo reprobable. Según Nietzsche el Cristianismo se ha puesto del lado de todo lo débil, de todo lo bajo, de todo lo fracasado, formando un ideal que se opone a los instintos de conservación de la vida fuerte, y que ha echado a perder la razón de las naturalezas más fuertes intelectualmente, enseñando que los valores superiores de la inteligencia no son más que pecados, extravíos y tentaciones.

Al cristianismo le llaman sus seguidores, religión de misericordia. Pero la compasión está reñida con los afectos tónicos que elevan la energía del sentido vital; influye de una manera deprimente. Se pierde fuerza cuando se compadece.

Con la compasión se aumenta y se multiplica la pérdida de fuerza que el dolor supone ya de suyo en la vida. Esta compasión produce dolor que se torna contagioso y que puede llegar a una pérdida de vitalidad, Nietzsche ejemplifica este contagio de dolor en la muerte de Jesús.

Este es el primer punto de vista, pero existe otro que es todavía más importante. Si se supone que la misericordia se mide por el valor de las reacciones que habitualmente provoca, aparecerá más claro su carácter de peligro vital. La misericordia estorba al cumplimiento de una ley de la evolución, como es la de la selección. Por el número y la variedad de las cosas fracasados que ella retiene en la vida, da a la vida misma un aspecto sombrío y sospechoso. Nietzsche considera la misericordia, al contrario de lo ya establecido, una debilidad en lugar de una virtud.

Por otra parte, la muerte de Jesús la llama prematura, un hombre que sólo conocía las lágrimas, la tristeza del hebreo y el odio de los buenos y los justos. Reniega a este profeta por no haberse quedado en el desierto a vivir y amar la tierra, si hubiera vivido más se hubiera retractado de su doctrina, lo llama demasiado noble para retractarse y demasiado joven para amar de una manera madura. Tiene todavía el alma y las alas del pensamiento pesadas y encadenadas.

Nietzsche en su ensayo critico del cristianismo, dejó estatado que la religión cristiana se desarrolló en un terreno falso, en que toda naturaleza, todo valor natural , toda realidad tenían en contra los más hondos instintos de las clases directoras, en forma de hostilidad a la realidad, de enemistad a muerte que no ha sido superada hasta ahora. Le llama pueblo elegido a aquel pueblo predilecto del creador, que no tenía para las cosas más que valores de sacerdote y palabras de sacerdote, y que apartó de sí con implacable lógica, a título de impío, mundo, pecado, todo lo que quedaba de poder en la tierra, aquel pueblo, guiado por sus instintos, creó la última fórmula, consecuente hasta llegar a la negación de sí mismo.

Al final Nietzsche concluye que Jesús era un personaje anarquista que excitaba a las multitudes, a los réprobos y a los pecadores, a la resistencia contra el orden establecido, si son creíbles los evangelios aquel santo era un delincuente político. Eso lo condujo a la cruz; la inscripción puesta en la cruz lo prueba.

Murió por sus pecados, y no hay razón alguna para pretender, como se ha pretendido, que muriese por redimir los de los otros.

El Bien y el Mal

Todo lo que eleva en el hombre el sentimiento de la potencia, la voluntad de la potencia, la potencia en sí, es el bien. Un bien en el que se plantea la pregunta ¿que es suficientemente pesado para atar, para detener, para encerrar en un mal. Un mal al que denomina a todo aquello cuyas raíces residen en la debilidad, en aquel hombre, del cual ya antes se habló, que espera por una tormenta, el hombre paciente, carente de dicha; la sensación que experimentamos cuando la potencia crece, cuando nos percatamos de que hemos vencido una resistencia.

No el contento, sino la potencia también; no la paz a toda costa, sino la guerra; no la virtud, sino el valor. Nietzsche plantea que los débiles y los fracasados perezcan, como una acción de amor hacia el hombre, y que se les ayude a morir bien.

Sus Obras

  • : “El Origen de la Tragedia”

1873 - 76 : “Consideraciones Intempestivas”

1878 : “Humano, Demasiado Humano”

1880 : “El Viajero y su Sombra”

  • : “Aurora”

  • : “La Gaya Ciencia”

1883 - 85 : “Así Habló Zaratustra”

  • : “Más allá del Bien y el Mal”

  • : “La Genealogía de la Moral”

  • : “El Crepúsculo de los dioses”

“El Anticristo”

1889 : “Ecce Homo”

1901 : “La Voluntad del Poder” (obra póstuma)

Sus Frases

"Wagner es el único hombre al que yo he amado verdaderamente" (1).

"...Os contare cómo el espíritu se transforma en camello, cómo el camello se convierte en león y cómo, finalmente, el león se hace niño..." (2).

"...Os enseño el superhombre. El hombre sólo existe para ser superado. ¿Que habéis hecho vosotros para superarlo..." (3).

"...He dado a la humanidad el libro más profundo que posee, mi Zaratustra..." (El ocaso de los ídolos) (4).

"...Alegría embriagadora es, para quien sufre, desplazar los ojos de su dolor y olvidarse..." (5)

"El eterno retorno es el retorno de todas las cosas eternamente en el seno de un tiempo infinito" (6).

"...Hay que proteger a los fuertes de los débiles..." (7).

(1) NIETZSCHE, Friederich, Asi Habló Zaratustra, pag. 9

(2) Ibid. pag. 6 (Intr.)

(3) Ibid. pag. 3 (Prol.)

(4) Ibid. pag. 21

(5) Ibid. pag.43

(6) Ibid. pag.11

(7) NIETZSCHE, Friederich, El Anticristo, p. 8

CONCLUSION

Cuando se habla del pensamiento de Nietzsche, cuando se leen sus obras asalta siempre la duda de si no se está hablando de un loco, si no se están leyendo las ideas descabelladas de un hombre peligroso, de un individuo lleno de maldad... o de un gran ingenuo. En todo caso cuesta trabajo creer lo que uno oye o lee. Pero nadie me ha podido negar hasta ahora que su pensamiento es atractivo, que llega hasta lo más profundo del alma del que lee, que hasta se siente un poco de envidia contra él más porque uno mismo no se ha atrevido a decir lo mismo tan claramente (a pesar de que lo ha sentido alguna vez con la misma claridad, aunque inmediatamente se haya huido con temor de ideas tan peligrosas), que por la propia radicalidad de tales ideas o por el temor que nos producen. Nietzsche, sin embargo, es peligroso, especialmente a cierto tipo de lectores.

BIBLIOGRAFIA

Bibliografía Utilizada:

ESCRIBAR, ana Nietzsche y la vida como fundamento del valor

Universidad de Chile, Departamento de Filosofía, Santiago - Chile 1982 1° edición

NIETZSCHE, Friederich Así Habló Zaratustra,

EDAF., España 1975 .

NIETZSCHE, Friederich El Anticristo,

Ed. L.B., México 1970

NIETZSCHE Friederich Ecce-Homo,

Ed. Porrúa, México 1982.

INTERNET

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

GIANNINI Humberto Breve Historia de la Filosofía

Ed. Universitaria, Santiago 1994 12° Edición