Frida Kahlo

Biografía. Frida Kahlo. Pintura. Pintores mexicanos. Artistas mexicanos. Vida y Obra

  • Enviado por: Karla Alejandra
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

FRIDA KAHLO

Nació en la villa de Coayacán el 6 de Julio de 1907, aunque ella decía que había nacido en 1910, la presenta al Registro Civil su abuela Isabel González viuda de Calderón y le pusieron por nombre Magdalena Carmen Frida, su padre era Guillermo Kahlo que tenia 36 años de edad de origen europeo, a los 19 años viaja a México, se casa por segunda vez con Matilde Calderón que tenia 30 años cuando Frida nació fue la tercera, y "la preferida" de su padre. Guillermo Kahlo aprende el arte de la fotografía por su suegro instalándose como fotógrafo profesional. Ella aprende mucho de su padre y de su fotografía, ella amaba y admiraba mucho a su padre y a su madre la definía como fría calculadora y religiosa no la pudo amamantar pues muy pronto volvió a quedar embarazada, y en uno de sus cuadros se titula "Mi nodriza y yo" y está representada allí su nana indígena que la amamanta y Frida esta en sus brazos con cuerpo de niña y rostro de mujer grande. En otro de sus cuadros representa a sus abuelos maternos rodeados de símbolos mexicanos a Isabel González y Antonio Calderón y a sus abuelos paternos en relación con el océano ellos eran, Jacob Enrique Kahlo y Enriqueta Kaufmann ellos ya habían fallecido.

A los once años le dio poliomielitis y le dejo secuelas su pierna derecha más corta y delgada que la izquierda. En esa misma época construye una fantasía de una amiga imaginaria de la cual habla es su diario explicando después el origen de su autorretrato de “Las dos Fridas”

Estudio en la Escuela Nacional Preparatoria en esa época se desarrollaba la primera etapa del muralismo mexicano.

A los dieciocho años sufrió un gravísimo accidente de autobús iba con Alejandro Gómez Arias del cual ella salio con lesiones permanentes en la columna vertebral quedo fracturada, al igual que varias costillas y la pelvis, su pie derecho se disloco y la matriz quedo dañada. Ella dice: “a mí el pasamanos me atravesó como la espada a un toro”. “Perdí la virginidad”. Sexo y muerte se entrelazan. Durante un mes estuvo entre la vida y la muerte internada en el hospital. Después del accidente permaneció tres meses en cama con grandes dolores en la columna y en su pie derecho. Al año es internada nuevamente al hospital en el cual descubren una fractura en la vértebra lumbar que le determina el uso de varios corsés de yeso durante meses. El aburrimiento que le causaba la postración la llevo a empezar a pintar y escribirle varias cartas a Alejandro Gómez Arias, pinto su primer autorretrato mirándose en un espejo fue el primero de una larga serie en el cual expresaría los eventos de su vida y sus reacciones emocionales. La mayoría de sus cuadros los hizo encamada pero su gran fuerza y energía para vivir le permitieron una importante recuperación. La pintura fue parte de su lucha, de su decisión de dar batalla a la inmovilidad de su convalecencia mientras era sometida a diversas operaciones y a un dolor en muchos períodos intolerable no sólo por cuestiones físicas, sino también por las penas de amor. En una de sus obras más representativas sobre su accidente es la pintura de “La columna rota” Frida lleva un corsé con fajas que la mantienen erguida mientras su columna está representada por una columna jónica resquebrajada que divide su cuerpo en dos. Frida se muestra llorando por lo que simboliza el sufrimiento físico como psicológico.

Tras su recuperación volvió a caminar y una amiga la introdujo en los ambientes artísticos de México donde se encontraba entre otros la conocida fotógrafa, artista y comunista, Tina Modotti y Diego Rivera.

Frida decía haber tenido dos accidentes el del autobús y el de encontrarse con Diego Rivera con quien contrajo matrimonio cuando ella tenía 22 años y él 42. La reputación de Diego los llevo a pasar la mayor parte del tiempo en Nueva York y Detroit. Su relación consistió en amor, aventuras con otras personas, vínculo creativo, odio y un divorcio, por otra parte debido a sus lesiones Frida nunca pudo tener hijos, y fue algo muy duro para ella. En esta relación Frida comenta: “Mi pintura lleva dentro el mensaje del dolor... La pintura me completó la vida. Perdí tres hijos... Todo eso lo sustituyó la pintura. Yo creo que el trabajo es lo mejor”.

Diego la ayudo en muchos aspectos él amaba su pintura y fue también su mayor admirador, Frida a cambio fue su mayor critica de Diego el amor de su vida, su amigo, amante, su hombre, su niño, su todo. Frida lo dijo así: "En otra época me vestía de muchacho, con el pelo al rape, pantalones, botas y una chamarra de cuero, pero cuando iba a ver a Diego me ponía mi traje de tehuana".

A los 37 años Frida Pinta la miniatura Diego y Frida para recordar los quince años de matrimonio con Diego, dos mitades de rostros forman una sola cabeza que se sostiene entre ramas de un nido, la mitad de él sonríe la mitad de ella no.

Un ensayista del surrealismo André Bretón califica su obra como surrealista en un ensayo que escribe para la exposición de Frida en la galería de Julien Levy de Nueva York, pero ella declara mas tarde “Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad”.

En 1939 expone en Paris en la galería Renón et Collea gracias a Bretón y su estancia ahí en la capital francesa la llevo a relacionarse con Picasso y aparece en la portada del VOGUE francés. Por eso Frida era conocida en el mundo entero.

En 1943 comenzó a dar clases en la escuela Esmeralda de México DF.

En 1953, un año antes de su muerte, Lola Álvarez Bravo organiza en su Galería de Arte Contemporáneo la primera exposición exclusiva sobre Frida en México, pero su salud empeora de tal forma que los médicos le impiden que ir.

Pero Frida hizo que llevaran su cama que tenia cuatro columnas enormes, llego en una ambulancia que trasladaba la cama lujosamente vestía con sus ropas mexicanas saludo a todos los ahí presentes.

Ese mismo año le amputaron la pierna por debajo de la rodilla debido a una infección. Esto le causo mucha depresión la cual la llevo a intentar suicidarse en un par de ocasiones. Todo este tiempo solo escribía poemas en su diario sobre el dolor.

Cuando Frida murió se cumplían veinticinco años de su unión con Diego de una pasión que conoció el equilibrio entre la conmiseración y la crueldad, entre la honradez y la mitificación.

Murió en Coyoacán el 13 de Julio de 1954 fue velada en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México y su féretro fue cubierto con la bandera del partido Comunista su cuerpo fue incinerado y sus cenizas están en la casa de Coyoacán el mismo lugar que la vio nacer.

Sus últimas palabras en su diario fueron: “Espero que la marcha sea feliz y espero no volver”.

A los cuatro años de su muerte la Casa Azul se convirtió en el museo de Frida Kahlo.