Fray Perico y su borrico; Juan Muñoz Martín

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela infantil. Argumento. Personajes: frailes. Moraleja del cuento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

FRAY PERICO Y SU BORRICO

Juan Muñoz martín

Fray Perico y su borrico; Juan Muñoz Martín

Identificación y descripción de personajes, física y sicológica:

Fraile Balandrán: Era el fraile encargado de tocar la campana en el convento.

Fraile Nicanor: Era el fraile superior, era un fraile alto, seco y amarillo; tenia una larga nariz y unos brazos muy largos. Era muy sabio, bueno y pasaba mucho tiempo en los libros.

Fraile Olegario: Era el bibliotecario, era muy viejo, tenia ciento y tantos años. Estaba mas arrugado que una pasa y más encorvado que el mango de su bastón.

Fraile Bautista: Era el fraile organista del convento, era un fraile pequeñito y vivaracho como una ardilla, pero era el fraile mas pesado del convento.

Fraile Cucufate: Este fraile se pasaba todo el día batiendo el chocolate con almendras, ya que era lo único que él hacia.

Fraile Pirulero: Es el cocinero, era regordete y colorado, como todos los cocineros y tenía los pies anchos.

Fraile Mamerto: Es el fraile del huerto, pasaba con brazada de zanahorias.

Fraile Procopio: Él pasaba todo el día frente a su telescopio, era calvo porque hacia muchos cálculos y hacia muchos experimentos con frascos y líquidos.

Fraile Silvino: Hacia vino, y tenia la nariz colorada de tanto oler el vino y los pies negros de tanto pisar las uvas.

Fraile Ezequiel: Era un hombre dulce ya que hacia la miel, hablaba bajito y goteaba miel hasta a por la barbilla y las moscas lo seguían hasta cuando se iba a acostar.

Fraile Rebollo: Era el panadero del convento y andaba siempre lleno de harina.

Fraile Balandrán: Era el sacristán del convento.

Fraile Olegario: Era el arquitecto del convento y era muy piti.

Fraile Simplón: Era el fraile torpe, cuando no se estaba cayendo de las escaleras estaba clavando un clavo al revés y así se pasaba todo el tiempo.

Fraile Mamerto: También mucho la pata ya que era medio sordo, si le pedían un ladrillo él traía un martillo y así…

Fraile Sisebuto: Era un fraile muy bruto, una vez le dio vuelta la cara a un toro que venia hacía él, era un hombre fuerte físicamente pero de inteligencia no tenía mucho.

Fraile Jeremías: Era el sastre del convento.

Fraile Perico: Es el personaje principal del cuento, era un hombre esforzado, siempre se ofrecía para hacer lo que le dijeran que hiciera, pero tenia mala suerte y poca destreza, era un hombre sencillo e inocente.

Al comienzo no cayó muy bien ya que era muy torpe pero después de unos meses los frailes le agarraron cariño debido a su inocencia.

San Francisco: Era la estatua a la que veneraban estos frailes, le rezaban y le rendían homenajes, el fraile perico era el único que le contaba cuentos y lo entretenía, los otros lo trataban como un objeto sagrado pero no como un objeto que pudiera tener emociones.

Pascasio: Era un conocido del fraile Perico, era el hijo de la señora Niceta se paseaba por la plaza con una barba postiza y una piedra de cartón, aparentando ser un hombre fuerte, este era su show y era para ganarse la vida.

Calcetín: Era el burro que compro el fraile Perico a unos gitanos después de la feria, lo compro por treinta reales, pero al burro le faltaban dientes, estaba viejo, estaba enfermo y el pelaje era horrible. Pero el fraile se encariño con el burro y aunque lo hubieran estafado no lo iba a devolver.

Señor Hildebrando: Era el economista del pueblo, era un hombre muy avaro, siempre contaba el dinero que recibía, lo tocaba y lo volvía a contar en un rincón. Tenía una gran nariz y dormía encima de su baúl.

Tío zanahorio: Era e posadero del pueblo, era más gordo que el fraile Perico y que el fraile Tiburcio juntos. El tío zanahorio era clavo con la nariz sonrosada y peluda como una zanahoria.

Tío Carapata: Era el molinero del pueblo.

Tío Pistolas: Era un hombre cojo, pero al ver al lobo salió corriendo sin importar su discapacidad.

El lobo: El lobo fue el terror de los aldeanos por unos meses, pero el fraile Perico se hizo amigo de el curándolo después de haberse quedado atascado en una reja. Este último se hizo como otro fraile más después que San Francisco le mostrara el camino correcto de hacer las cosas. Murió luego de unos meses rodeado de sus amigos y frailes.

Fraile Gaspar: Era el hombre que tejía en su tejar, tejía todo el día.

Fraile Pascual: Era el fraile encargado de la granja en el convento, el cuidaba las gallinas, los cerdos, etc...

El padre Visitador: Era el padre que visitaba los conventos para saber como iban.

Síntesis del libro:

Este libro cuenta la historia de un convento muy serio como todos los demás, los frailes de este convento dedicaban su vida a hacer las cosas que mejor hacían ( vino, chocolate, etc..), Pero sobre todo a rezar.

Un día llegó un fraile muy inocente y sencillo, este último se llamaba Perico y por ser un fraile en el cuento le dicen Fray Perico.

Con su inocencia y poca destreza cambia a este convento serio y sin gracia por uno donde se reían y

Creían que errar era pecado, pero sin olvidar sus creencias.

El mensaje que presenta principalmente el libro es que se puede ser serio y todo pero eso no es propio del ser humano, “el hombre esta hecho para reír y para pasarlo bien”, Fray Perico en el cuento trajo a los frailes la felicidad que habían olvidado de tanto de tanto rezar y dedicar su vida a un santo.

Describir los conflictos presentes:

La historia del convento era observada por el santo Francisco, él creía que el conflicto era

¿ Por que los frailes pierden su vida dando tributo a un santo?

Pero el gran alivio fue cuando llego el fraile Perico que devolvió la vida a estos frailes. Desde que él se quedó en el convento la vida del Santo fue mucho más grata ya que el fraile Perico le contaba historias y con sus travesuras hacía que pasaran cosas en el convento y eso hacia reír mucho al Santo.

Mensaje central del libro, considerando motivos presentes:

El mensaje plantea que no se debe desperdiciar la vida creyendo en historias cuando uno podría estar haciendo su propia historia. Es una tontería dedicar su vida a una persona muerta, ya que no se va a recibir probablemente nada a cambio. Además la persona ya está muerta y seguir sus pasos no te va a convertir en esa persona tan admirada por la persona.

Relacione el mensaje con:

a)Conflictos actuales

b)Tema como la libertad, el amor, etc…

  • En los tiempos actuales también se dan muchos casos donde los frailes y otras personas dedican su vida a velar y a admirar a los santos y Dios.

  • En casos como los del libro, los frailes perdían la posibilidad de tener relaciones amorosas con una persona del otro sexo, también perdían su libertad estando en sus conventos sin hablar con nadie más que con la gente del convento, así también perdían muchos derechos similares a estos por estar adorando a ciertos personajes.

  • Conclusión:

    No perder el tiempo ni la vida adorando una persona o santo, cuando hay muchas más cosas que hacer.

    Los conventos son una tontería, porque antes que estar encerrado con escasas posibilidades de salir ,es mejor dedicarse a salir bien, asegurando el futuro a los hijos y pasarlo bien en vida. No hay que esforzarse mucho en el trabajo, sólo lo necesario. Si se dedica toda la vida al trabajo es lo mismo que dedicarle la vida a algo temporal, el trabajo es sólo para tener dinero para comer y para poder vivir sin complicaciones.

    -Como dice el dicho: “Se debe trabajar para vivir y no vivir para trabajar

    Fray Perico y su borrico; Juan Muñoz Martín