Franquismo

Política. Economía. Aislamiento. Acuerdo. Políticos

  • Enviado por: Kalas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

[Breve conjunto de apuntes sobre el régimen franquista en ámbitos como Política, Economía, Política Exterior, Conflictos Internos, etc]Franquismo

-Política y economía:

La concentración del poder la poseía Franco, estando todas las instituciones subordinadas a él.

Durante el franquismo existieron dos ideologías; el anticomunismo y el antiparlamentarismo. El anticomunismo era apoyado desde los de la extrema izquierda hasta la burguesía revolucionaria (rojos). El antiparlamentarismo: en esta época en España se consideraba la democracia parlamentaria como algo anti-español y como un régimen muy débil. Por otro lado, la dictadura se representaba con fuerte arraigo en el catolicismo, teniendo la iglesia un importante dominio en la vida social en los ámbitos de la educación, siendo la educación católica obligatoria incluso en las universidades. También surgió un movimiento de tradicionalismo donde se exaltaron los valores históricos del antiguo imperio.

La autonomía de las comunidades fueron calificadas de antiespañolas, siendo perseguido cualquier indicio de sentimiento nacionalista que no fuera español. Aunque si que existió una serie de rasgos fascistas.

Es importante destacar que fue un régimen militar llenando las calles de desfiles, símbolos, etc. habiendo en política tan solo un partido.

La figura de Franco se apoyó en las siguientes clases sociales:

1º Los terratenientes, que recuperaron sus propiedades y su dominio en la vida social. Por lo que se le añadieron a esta militares y falangistas que se enriquecieron por la guerra.

2º Franco apoyó a las clases medias rurales de, sobretodo, Castilla y Norte de la península.

Por otro lado, el proletariado y el campesinado a penas tuvo apoyo durante la dictadura, así como tampoco lo tuvieron gran parte de las clases medias.

Por lo que existía cierta conformidad entre la población, pero carecían de protestas y oposición debido al miedo y a las represiones que se llevaban a cabo, sobretodo al principio de la dictadura cuando aún la moral estaba por los suelos con la derrota en la guerra.

Los partidos políticos fueron suprimidos, sin permitir la existencia de ninguno ya fuera de derechas o izquierdas, ni siquiera se permitió aquellos que habían apoyado la sublevación. Aunque si se permitió la existencia de la Falange, no siendo definida como partido sino como movimiento nacional. También aumentó la censura en general, pero en mayor medida, de la prensa.

Por otro lado, Franco a parte de servirse de la falange, buscó otros seguidores de distintas ideologías.

1º La jefatura de la Falange residía en Franco.

2º En el ámbito militar, muchos de los sublevados fueron colaboradores de Franco tras la guerra, entre ellos el conocido Carrero Blanco.

3º La iglesia fue otro de los miembros que participaron en la política, habiendo sobretodo miembros del Opus Dei.

4º Los monárquicos también colaboraron al igual que los carlistas. Muchos creían que al terminar la guerra se le iba a entregar el poder a la antigua monarquía borbónica liderada entonces por Juan Carlos, pero fueron decepcionados ya que Franco se negó a ceder el más mínimo poder, aunque eso no impidió que muchos monárquicos ocuparan importantes cargos en el régimen.

En realidad, todos estos grupos solo ocupaban un 2º papel, ya que Franco controlaba en gran medida que nadie tuviera demasiado poder en sus manos.

En las semanas posteriores al fin de la guerra se firmaron una serie de Decretos que ampliaban aún más el poder de Franco.

Se fijaron los ministerios y se autorizó al jefe del estado a aprobar leyes sin previa deliberación del gobierno.

Hubo una serie de leyes orgánicas; la primera ley fue el Fuero del Trabajo que prohibía los movimientos sindicalistas y entregaba el control de las relaciones laborales a la Organización Sindical que era un sindicato de la Falange.

Por otro lado, existía una ley que establecían la convocatoria de unas cortes elegidas por sufragio indirecto de las llamadas Corporaciones y de Franco.

Se aprobó también una serie de leyes llamada el Fuero de los Españoles, la cual era una especie de declaración de derechos y deberes cuyo objetivo era ocultar en cierta medida el carácter autoritario del régimen.

La Ley de Referéndum Nacional por otro lado, permitía al jefe del Estado convocar unas votaciones para que el pueblo votara directamente alguna ley.

Por último, la ley de Sucesión a la jefatura del Estado definía el régimen como un reino y autorizaba a Franco a proponer su propio sucesor.

*Al término de la guerra España era un país arruinado en todos los sentidos, para afrontar la situación, las autoridades optaron por un régimen de autarquía económica y de intervención del Estado. Se fijaron precios y se obligó a entregarle al Estado todo excedente de cosecha. Pero los dirigentes del régimen carecían de un objetivo claro. Las consecuencias de esto fueron nefastas, siendo las cosechas muy pobres, ya que los bajos precios que el estado impuso, llevaron a muchos agricultores a abandonar el cultivo del cereal.

Por otro lado, el hambre se extendió por todo el país y por la mayoría de la población, viéndose el nuevo gobierno obligado a distribuir alimentos. Incluso gran parte del abastecimiento tuvo que depender del mercado negro “Estraperlo” por lo que gracias a él se pudo enriquecer una pequeña minoría.

Como consecuencia de esta situación aumentó la corrupción. Por otro lado, para conseguir un empleo era necesario una recomendación, contactos o medios económicos para sobornar, cosas que no estaban a la mano de casi nadie.

*El sistema económico autárquico llegó a su fin en los años 50, donde se vio el fracaso de dicho sistema. Fue entonces cuando se decretó una liberalización de los precios, comercio y circulación de mercancías. Tuvo un buen efecto, acabando con el racionamiento, por lo que se inició una expansión económica.

A esto se le sumó ayuda estadounidense. Sin embargo, esta prosperidad era solo aparente, ya que ni Franco ni sus asesores sabían como dirigir la economía del país, hasta que a finales de los años 50 se le entregó la dirección económica a miembros del Opus Dei.

*La estabilización estaba por llegar con las nuevas reformas económicas que consiguieron un fuete ritmo de crecimiento. A finales de los 50 y principios de los 60 se aprobó un plan de estabilización diseñado según las recomendaciones del FMI y del Banco Mundial. Consistía en liberalizar la economía, aunque se inició con una serie de medidas restrictivas ya que era necesario reducir el gasto del Estado. Para ello se suprimieron organismos burocráticos, se recortó presupuesto y se subió el precio de servicios públicos. También se liberalizaron los precios, se aumentaron los tipos de interés, se restringieron créditos bancarios y se devaluó la peseta.

Los resultados de estas medidas fueron inmediatos, se produjo un bajón en los salarios, en el precio y en el consumo, con lo que los fondos del país subían a

buen ritmo. De esta manera se pudo permitir la expansión industrial, cuya tecnología procedía del extranjero. Esta expansión produjo una intensa emigración de mano de obra campesina hacia las ciudades, y los que no se quedaban en España, emigraban al extranjero en busca de trabajo, lo que ocasionó el alza de los salarios campesinos al disminuir la oferta de mano de obra, con lo que la modernización y despoblación agrícola fueron hechos paralelos.

La balanza económica dejó de presentar un déficit gracias al turismo, a la ayuda extranjera y a las aportaciones de los emigrantes que enviaban gran parte de sus ganancias a España para mantener a sus familias.

Posteriormente, el gobierno puso en marcha los Planes de Desarrollo por el que se trataba de conseguir una serie de objetivos económicos, proporcionando nuevas instalaciones de industrias y generar empleo en las zonas mas deprimidas.

De esta manera, durante los años 60 el auge económico fue elevado y constante, aunque en parte era debido al alzamiento económico mundial.

-Política internacional:

La política de Franco se suele dividir en 4 partes fundamentales; la primera es la posguerra que abarca los años 40 donde existía una importante miseria y aislamiento internacional, la segunda es la década de los 50 que se caracteriza por una ruptura del aislamiento, la tercera se trata de los años 60 donde hubo cierto auge económico, y la cuarta es una fase de hundimiento de la dictadura que culmina en el 75 con la muerte de tito Paco.

La represión contra los republicanos se mantuvo activa durante toda una década, haciendo que se extiendan a lo largo de todo el país, siendo juzgados y condenados cientos de ellos y siendo esto respaldado por la Ley de Responsabilidades Políticas. Incluso llegó un momento donde por todo el país se llevó a cabo una persecución hacia cualquier sospechoso de haber colaborado contra los Rojos.

-Alianza con las potencias fascistas:

Al término de la guerra en el 39, el gobierno firmó un acuerdo de asociación al Eje Berlín-Roma-Tokio, por lo que España se convirtió en un aliado de las fuerzas del Eje durante la 2º guerra mundial. Por lo que en 1940, cuando Alemania invadió Francia, sucedió una entrevista entre Franco y Hitler, que se define como un gran fracaso ya que Franco no aceptó la propuesta entrar en la guerra, ni Hitler aceptó la propuesta de Franco de concederle territorios en África. Aunque en el 41 se envió la llamada División Azul que estaba destinada a luchar contra la URSS junto con los nazis.

-Aislamiento internacional:

Tras terminar la 2º guerra mundial, se negó cualquier ayuda a España, Italia o Francia. Por lo que la gran postura de bloqueo frente a España provocó el voto en contra de la entrada del país en las Naciones Unidas. Se llegó al punto de que EE.UU, Francia e Inglaterra retiraron sus embajadores del país, definiendo la ONU al régimen español con una amenaza potencial. Con lo que el aislamiento había comenzado, cerrando un fuerte bloqueo económico y diplomático, obligando a convertir a España en un país autosuficiente, aunque la supervivencia del régimen se mantuvo gracias a la importación de petróleo americano y trigo argentino.

En el interior del país, el régimen dictatorial intentó lavar su imagen. La iglesia recibió más influencia y aumentó el número de ministros católicos, mientras que las relaciones con los monárquicos se enfriaban con la intención de continuidad del Caudillo, ya que Juan Carlos declaró su apoyo hacia una transición democrática, con convocatorias de Cortes constituyentes, lo que llevó al borde de la armistía.

-El acuerdo con EE.UU. (Fin del aislamiento):

A principio de los años 50, la situación internacional comenzó a girar a favor de la dictadura con el inicio de la Guerra Fría entre EEUU y la URSS que provocó que las potencias occidentales no tomaran tanta importancia al régimen franquista

con lo que se comenzó a levantarse restricciones comerciales, con lo que el aislamiento iba decayendo.

Ya en el 50 la ONU levantó la recomendación de retirada de embajadores y autorizó a España en organismos internacionales.

La ruptura terminó de romperse en 1953 tras la firma con EEUU que permitió la instalación de bases norteamericanas en España, al ser la península un punto estratégico clave en el mapa mundial, con lo que con esto se le facilitaba el control del Mediterráneo a EEUU. Esto no tuvo mucha aceptación entre la población, pero el régimen de Franco buscaba ayuda económica de donde pudiera. De esta manera, se abrieron cuadro bases en la península (Rota, Morón, Torrejón y Zaragoza) tanto navales como aéreas, que incluían varias instalaciones de radar de detección y seguimiento. Con esto, llegó ayudas de todo tipo al país.

En el 53 también se firmó un acuerdo con el Vaticano, que culminaba con una alianza entre la iglesia y el franquismo.

En el 56 España reconoció la independencia de Marruecos con lo que se inició el proceso de descolonización, siguiendo las recomendaciones de la ONU.

-Conflictos políticos internos:

En el 56 hubo ciertos incidentes en las universidades entre estudiantes antifranquistas y miembros del SEU. El propio Franco se alarmó con estos sucesos, con lo que inició una limpieza en el gobierno, provocando la expulsión de los falangistas más radicales y de algún ministro católico.

-Frentes de lucha política:

Hubo quien pensó que con la ayuda económica se aflojaría un poco el ferro control político, pero no fue así. Como consecuencia, por un lado se inició un proceso de distanciamiento entre la iglesia y el régimen, ya que muchos miembros de la jerarquía protestaron por la situación de los trabajadores. También favoreció en este ámbito la renovación de la iglesia tras el ascenso al papado de Juan XXIII, lo que provocó aún más tensión y casi sucede la ruptura de los acuerdos con la iglesia.

En segundo lugar surgió la banda terrorista ETA en Euskadi, la cual defendía la paz y la libertad para su patria, lo que les llevó a optar por una lucha armada contra la el gobierno, para conseguir la liberación vasca. Así pues, una serie de curas vascos firmaron una carta donde protestaban por el régimen.

En tercer lugar, también hubo protestas por parte de conflictos laborales con las que sucedieron huelgas en todos los sectores.

-Desgaste del régimen:

En los años 60 hubo una reunión en Munich donde se aprobó una recomendación de la no-admisión de España en la CEE hasta que no se terminara el régimen dictatorial, con lo que el gobierno respondió de forma violenta en los medios de comunicación. Así pues, creía la oposición al régimen, que continuó con la detención, tortura y ejecución de un dirigente comunista en Madrid, que produjo un gran escándalo internacional.

A pesar de todo, el régimen intentó mejorar su imagen con la entrada al gobierno de jóvenes nuevos ministros. Por otro lado, debido al crecimiento económico, se aprobaron varias leyes de modernización como la Ley de Prensa. También hubo un referéndum internacional donde se aprobó la Ley Orgánica del Estado donde Juan Carlos fue nombrado sucesor de Franco, lo cual estuvo a favor de Franco. Aunque por otro lado, con esto la permanecía del régimen parecía asegurada.

En el País Vasco existía una fuerte tensión, ya que las acciones de los terrotistas de ETA eran reprimidos con dura fuerza policial indiscriminada, que produjo cierto apoyo hacia la banda terrorista.

En los años 70 sucedió el llamado proceso de Burgos, contra 16 miembros de ETA que fueron condenados a muerte. Esto hizo que se generalizaran las protestas en las calles, cierta presión en el ámbito internacional, y también el contraataque de ETA con el secuestro de un cónsul alemán en Bilbao, con lo que consiguieron chantajear al caudillo convirtiendo la pena de muerte en cadena perpetua.

A partir de los 70 los gobiernos eran cada vez más débiles al estallar algunos casos de corrupción. La protestas y las represiones en la calles crecían, los huelguistas estudiantes y obrera era detenida, perseguida y torturada por parte de las Brigadas y eran juzgados en los Tribunales de Orden Público.

A todo esto se le sumaba el envejecimiento del caudillo, por lo que se debatía por el fin del régimen, motivo que ocasionó polémica dentro del propio gobierno entre aquellos menos radicales y aquellos que se negaban a cualquier cambio.

-Carrero Blanco.

En el 73 apareció una nueva banda armada llamada la FRAP (Frente Revolucionario Antifranquista y Patriota). Entonces Franco decidió por separar la jefatura del Estado y la del Gobierno, nombrando presidente a Carrero Blanco, que formó un gabinete como miembros del Opus y franquistas radicales como Arias Navarro. El nuevo gobierno no tuvo tiempo de hacer nada, la mañana del 20 Diciembre de 1973 Carrero moría víctima de un atentado por parte de la banda terrorista ETA, justo en un momento en que Franco estaba en un estado de decaimiento físico y moral.

-Agonía del Franquismo:

A la muerte de Carrero se nombró a Arias nuevo presidente del gobierno que organizó un gobierno de las mismas características que el de Carrero, gobierno el cual se inició con la ejecución de un anarquista catalán.

Se desarrolló un nuevo descontento con la iglesia, ya que un cardenal mandó una carta dirigida a una Conferencia Episcopal, en ella se mencionaba la diferencia del País Vasco, lo que provocó una amenaza de expulsión por parte del gobierno, y una protesta por parte del Vaticano amenazando de excomulgar a Franco.

Este ordenó ceder a Arias pero la ruptura era completa.

Ya en el 74 el caudillo fue hospitalizado por motivos de salud y cedió sus poderes durante algunos días a Juan Carlos.

Por último, en el 75 se juzgaron a 12 miembros de ETA y del FRAG y, en medio de protestas, se condenaron a algunos de ellos a muerte, abriendo paso a más manifestaciones contra la dictadura. Esto llegó junto a los problemas en el Sáhara español, donde los marroquíes pedían que se le cedieran esos territorios bajo la amenaza de invadir aquel territorio si se negaban. De esta manera, se puso en movimiento la Marcha Verde que puso al ejército en estado de máxima tensión.

Finalmente, en invierno del 75 se le entregó el Sáhara español a Marruecos y Mauritania, en contra del consejo de la ONU que le ordenó mantener el territorio hasta que se consiguiera la independencia de los mismos. Unos días depués, el 20 de Noviembre de 1975 se anunció la muerte de Franco.

-Autarquía de posguerra:

-Cambios sociales:

Características: En los 40 y 50 había pobreza, hubo una ruralización del país con un atraso técnico, científico y cultural, y se empobrecieron las clases medias.

No fue hasta los 60 donde se comenzó a experimental cierto cambios con la emigración de la población rural hacia las ciudades. Sin embargo, la emigración hacia el exterior supuso un drama demográfico, lo cual se prolongó hasta los años 70. El crecimiento se acentuó con el reparto de la riqueza. Aunque el recorte de gastos que produjeron los bajos salarios, hizo que la riqueza fundamentalmente se mantuviera en las áreas urbanas y mantuvo la vida de los trabajadores muy inferior al nivel europeo.

-Crecimiento de población.

El crecimiento económico de los 60 originó un gran incremento de la población con el llamado Baby-Boom, impulsado por la política pronatalista del régimen, que hizo incrementar el número de escuelas e institutos públicos.

También se modificó el sistema de prestaciones sociales y sanitarias.

En realidad, el gasto público era muy reducido comparado con el de otros países de Europa que invertían principalmente en servicios públicos, por lo que en España seguía habiendo unas prestaciones educativas pésimas.

Por un lado, el crecimiento demográfico en las ciudades se convirtió hizo que estas se convirtieran en enormes áreas metropolitanas y que absorbieran a los pueblos periféricos.

-Indicios de modernización.

Por otro lado este crecimiento comenzó a cambiar el modo de vida y la mentalidad de los españoles, aunque también influyó las emisiones de televisión y el contacto con la mentalidad de los turistas que venían a España.

Con esto llegó el incremento de la mujer en el trabajo.

Por fin, en los años 60 llegó la luz eléctrica se extendió por casi todo el país, así como también lo hizo el teléfono y electrodomésticos como la nevera y la lavadora. Pero fundamental fue la aparición del SEAT 600. Hasta que en los 70 la sociedad de consumo había llevado un profundo cambio en la mentalidad.

-Oposición al régimen.

Tras la guerra la mayoría de los exiliados huyó a Francia y a América Latina. Aunque otros comunistas huyeron a la URSS y otros republicanos se sumaron a la 2º guerra mundial contra los nazis siendo muchos de ellos capturados por los nazis y encerrados en campos de concentración.

En el 45 se incrementó esa emigración debido a la decisión de las potencias extranjeras de no intervenir en España. Incluso los gobiernos del exilio instalados en México fueron debilitándose.

Por otro lado, muchos de los ex-militares que permanecieron en España, se mantuvieron hostiles a la dictadura. Se ocultaron en el campo e hincaron conspiraciones contra las fuerzas del orden y del ejército.

Mas tarde, esa guerrilla creció y obligó a utilizar numerosos efectivos de la Guardia Civil para combatirlas, con lo que muchas de ellas acabaron capturadas o exterminadas, desapareciendo prácticamente en el 47.

-Primeras protestas.

En los primeros años de los 50 la lucha contra la dictadura reapareció en el interior del país con la aparición de protestas en forma de huelgas en contra de las subidas de precios y los bajos salarios. Aunque fue clave la aparición de las protestas universitarias, que tras una serie de huelgas y protesta que llevaron a cabo pidiendo mayor libertad de cátedra, se mostró a una nueva generación dispuesta a oponerse a la dictadura.

-Partidos de oposición.

El PCE se mantuvo oculto con el suficiente apoyo como para organizar la lucha clandestina dentro del país.

El PSOE se mantuvo dividido, y el movimiento republicano perdió el apoyo que recibía antaño.

En el movimiento obrero tomó importancia las Comisiones Obreras, aunque otros sindicatos como la UGT o la CNT también se reconstruyeron.

-Lucha de los 60 y 70.

La oposición en estas fechas era muy variada, y a menudo al margen de los partidos.

Por un lado comenzaron a aparecer los movimientos nacionalistas vasco y catalán, con la aparición de ETA en el caso vasco.

También destacó el movimiento estudiantil muy amplio y organizado, sumado a las protestas por parte de la iglesia.

M.B.B