Frankestein; Mary Shelley

Literatura universal del siglo XIX. Narrativa romántica inglesa. Novela de misterio y terror. Diario de Robert Walton. Alquimia

  • Enviado por: Maclaud
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Diario de Robert Walton

La historia comienza con la carta que el capitán Robert Walton escribe a su hermana Margaret, contándole lo ilusionado que esta de emprender su expedición al polo norte. Su ilusión de alcanzar nuevos conocimientos (como la teoría del magnetismo) y darlos a conocer al mundo es tan fuerte que vence al miedo a la muerte.

El capitán va escogiendo a su tripulación y preparándose para los difíciles momentos por los que va a tener que pasar. Se muestra como un hombre de fuerte carácter y perseverante. El viaje transcurre sin muchos obstáculos sino algunas tormentas ocasionales. Hasta que el día 31 de julio, cuando la nave se encalló en el hielo, todos los tripulantes observaron un trineo tirado por perros con una figura humana de “gigantescas proporciones”.

A la mañana siguiente encontraron sobre un témpano de hielo flotando a un enigmático personaje: el doctor Frankenstein. No quería subir a la nave; cuando subió perdió el conocimiento por el cansancio acumulado. Estaba muy deplorado y el capitán lo instalo en su camarote. A partir de ahí, en los siguientes días y debido a la inquietud del capitán, el doctor empieza a narrarle su vida y como ha llegado a esa situación.

El capitán le cuenta la ilusión que tiene en descubrir nuevos conocimientos para transmitirlos a la humanidad; se siente un poco extraño cuando éste le dice:

-¡ Pobre amigo! ¿Comparte, pues, mi locura?

Relato del Doctor Frankenstein.

El doctor era ginebrino, nacido en una familia acomodada. El padre era político respetable y se casó con la hija de un amigo fallecido de éste. Durante su niñez le dieron toda la felicidad que un niño puede tener. Los padres visitaban con frecuencias hogares necesitados y en una de estas visitas adoptaron una niña: su hermana Elisabeth. Era algo mas que su hermana: su compañera de juegos y de la vida.

En edad temprana comienza la inquietud de investigar las causas mas ocultas de todos los procesos naturales. La familia se instala definitivamente en Ginebra y en la escuela Víctor conoce al que será su mejor amigo: Henry Clerval.

A medida que pasaba el tiempo se sentía mas atraído por los secretos de la naturaleza; se sentía como el ser que debía desvelar esos secretos.

A los 13 años conoce la obra de Cornelius Agrippa y se siente adsorbido por su contenido. Le siguen los alquimistas Paracelso y Alberto Magno. Eran tesoros que poca gente conocía. Empieza su búsqueda de la piedra filosofal y el elixir de la vida. Se intereso sobre todo en lo ultimo.

Cierta noche de tormenta, la visión de un rayo destrozando un árbol le hizo alejarse de estas teorías y decidió dedicarse a las matemáticas y las ciencias asociadas a ella. Decide ampliar conocimientos en Ingolstadt.

El primer golpe del destino en forma de desgracia cayo sobre Elisabeth que cayo enferma de escarlatina. Se curo pero traspaso la enfermedad ala madre que sí falleció. Esto retrasa la marcha a Ingolstadt.

Recuperados del trance parte a Ingolstadt y allí sufre la ruptura de sus creencias alquimistas con el encuentro del señor Krempe, un rudo profesor de filosofía natural.

Este le recomienda unos libros modernos que hacen que aumenten sus deseos de encontrar el elixir de la vida.

Cuando escucha la conferencia del profesor Walkman y se siente muy impactado por la ciencia química. Es de resaltar el modo de narrar la conferencia, de forma mecanicista(resortes en cuerpo, mallas de red para la circulación sanguínea, etc.), muy de moda en aquella época.

Siente entonces la necesidad de aumentar el conocimiento de la humanidad; con palabras de Arquímedes: “...superar los limites de su propio pensamiento y conquistar el mundo...”

Otro aspecto interesante es la charla que tiene con el señor Waldman después de la conferencia. Aquí el profesor le indica que para ser un buen científico( como en la actualidad) no debe cerrarse en una sola rama de la ciencia; debe ser plural y abierto a los nuevos conocimientos. Como en la actualidad, para progresar en alguna teoría debe basarse en otra anterior y, a partir de ella, mejorarla o incluso crear una nueva mejor que la inicial.

A partir de este encuentro, Víctor empieza el estudio de la moderna ciencia con autentico fervor. Progresa muy deprisa en todas las ciencias. Su ego también aumenta al inventar nuevos procedimientos y mejoras en la Química. Por ello, decide que, al no poder aprender nada mas en la universidad, volvería con los suyos.

Pero, como influenciado con sus principios alquimistas, decide que con lo aprendido en las ciencias modernas podría resolver el origen de la vida(y encontrar el preciado elixir). Ante todo quiere ayudar a sus semejantes.

Comienza sus estudios en fisiología y medicina. Para ello se familiariza con la muerte y la anatomía. Encuentra de la clave para la creación de vida y decide crear un ser humano. Aquí pasa de la investigación científica a la obsesión exacerbada. Todo ello bajo el silencio alquimista aprendido en su juventud, lo que hacia aun más duro su tarea. Trabajo = esclavitud.

Cuando termina su obra, siente una gran decepción y terror. Entonces abandona su estancia y deja al monstruo a su libre albedrío. En ese momento aparece su amigo de la infancia, Henry Clerval y Víctor cae enfermo. Henry le cuidara hasta su recuperación. Es de destacar la alegría de Víctor al “deshacerse” del monstruo.

Después de pasar una temporada en Ingolstat con su amigo Clerval, decide volver a Ginebra con su familia. De improviso llega una carta de su padre comunicándole que su hermano William ha sido asesinado. Víctor tiene la certeza de que ha sido culpa del monstruo que ha creado. Mas tarde se autoculpa por la” sacrílega” creación de tal engendro.

El juzgado culpa a Justine, amiga de Elisabeth, como culpable del asesinato y esto hace que aumente el sentimiento de Víctor, lo que hace que su estado de salud empeore. Se trasladan a un villa en la orilla de un lago. Es en ese paraje cuando toma conciencia del peligro que tiene encima: el monstruo quiere matar a su familia.

En una de sus excursiones en el monte, cita una poesía que me ha impactado mucho. La frase dice: “...nada es duradero sino la propia mutabilidad...” Se refería al hombre moderno comparándolo con el hombre de antes. En verdad creo que se puede extrapolar hacia otros contextos como la ciencia y la técnica.

En la ciencia nada es duradero( o más correctamente, infinitamente duradero); En la historia de la ciencia se ve que siempre hay teorías nuevas que amplían, complementan o destruyen a las antiguas teorías. En algunos casos han sido experimentos los que han dado con nuevas teorías; otras veces han sido teorías que, por su propia naturaleza, destronaban a las antiguas de su liderazgo. Es una visión divergente( y, personalmente, creo que este proceso de ampliación seguirá). También ocurre en la técnica; desde la maquina de vapor hasta el coche eléctrico hay muchos cambios. Se puede ver como una evolución darwiniana en el avance científico y técnico. De ahí la durabilidad de la mutación...

Es entonces cuando se encuentra con el monstruo, un ser lleno de amor y amabilidad, al que los hombres han transformado su carácter. Comienza a contarle como había transcurrido su vida hasta el momento.

Comienza por contarle el aprendizaje natural que hizo de sus propias sensaciones y sentimientos en el bosque. Como tiene que emigrar en busca de comida y como las gentes de un pueblo, asustadas por su apariencia, lo apedrean y hacen que de nuevo huya. Es entonces cuando encuentra un pequeño cobertizo pegado a una casa, en la que nuestro personaje comienza a “humanizarse”. En el cobertizo aprende a leer y escribir y el lenguaje humano( con la ayuda de los habitantes de la casa, o “sus protectores”).

Durante este proceso de aprendizaje, el monstruo admira las virtudes humanas y aborrece los vicios. Una noche paseando por el bosque encuentra unos libros, los cuales hacen despertar un aumento de auto-conciencia. Comienza a hacerse preguntas filosóficas (¿quién soy?, ¿De donde vengo?, ¿ Adónde voy?). Es entonces, cuando se percata de su fealdad y distinta apariencia, cuando aumenta su sentimiento de desdicha y soledad. Ni siquiera sus “protectores” como él decía, le habían dado la oportunidad de demostrar sus virtudes y su cariño para con los demás seres humanos.

Esto demuestra como la fealdad, o mejor dicho, la diferencia es algo que en nuestra sociedad no se tolera, aunque este cargada de bondad e inteligencia. El monstruo es abandonado de la mano de Dios y de los hombres.

Cuando sus protectores se marchan de la casa, por miedo al monstruo, éste se vuelve loco de ira y furia. Se refugia en el monte y sus pensamientos se van calmando. Hasta que un día rescata a una niña de un río y el padre de la niña le pega un tiro; es entonces cuando resurge su ira y la locura toma posesión de él. Se enfurece de tal forma que condena a toda la humanidad.

El monstruo es algo bueno en su esencia. Es como el sistema científico-tecnológico actual. Puede ser bueno para la comunidad (en su esencia), como por ejemplo el conocimiento interno del átomo; pero este conocimiento también puede condenar a toda la humanidad, al transformarse en formas tan destructivas como la bomba atómica.

El elocuente monstruo, convence a su creador para que, a fin de calmar su ira, le construya una compañera sentimental.

Otro detalle interesante es la utilización, en la pagina 156, del termino mol: “...asfixiantes como moles de inmensas montañas...”. Me parece interesante porque la novela fue escrita en 1818 y la primera descripción numérica del mol se realizó ¡¡ en 1875!!

En su nuevo propósito de creación de la compañera del monstruo, Víctor decide ir a Inglaterra donde importantes avances científicos le harían más fácil su tarea. Su enlace matrimonial con Elisabeth se realizaría a su vuelta. Su amigo Clerval le acompaña en el viaje.

Aquí ha de destacarse una de las características de la tecnología moderna (Ellul): el encadenamiento de las técnicas. La técnica empleada por Víctor se perfeccionará con la ayuda de otras técnicas descubiertas en Inglaterra. El conocimiento científico-tecnológico va auto alimentándose y creciendo.

Después de recoger suficiente documentación, se establece en una pequeña isla de Gran Bretaña y comienza a crear la compañera del monstruo. Un poco mas tarde, cambia de opinión en dicha empresa ya que piensa que el nuevo monstruo será malvado y que, entre ambos seres, podrán aniquilar la raza humana. Destroza toda su obra y el monstruo, que observaba todos sus progresos, enloquece de furia. Es entonces cuando el monstruo condena a Víctor para el resto de su vida y le dice que estará en su noche de bodas.

De vuelta de la isla va en busca de su amigo Clerval el cual es asesinado por el monstruo. Víctor es acusado del crimen y encerrado en prisión. Aquí enferma y tiene grandes delirios. Es absuelto del crimen y su padre lo recoge. Ambos regresan a Ginebra; Víctor, se cree indigno de relacionarse con los humanos por la creación de un monstruo, cuyo placer era matar.

La boda se celebra como estaba planeado y en su noche de bodas el monstruo, cumpliendo su promesa, asesina a Elisabeth. El padre de Víctor muere de pena a los pocos días del suceso. Es entonces cuando Víctor decide dedicar su vida en matar al monstruo.

Le persigue por todo el mundo, mientras el monstruo va dejándole pistas( a conciencia). Viaja hasta los fríos hielos del polo norte en donde se encuentra al capitán Walton.

En el barco, el capitán Walton ve un cierto paralelismo en la historia de Víctor y la aventura que él intenta finalizar. Decide, ante la presión de sus hombres, de volver a Inglaterra aunque sin poder terminar su gloriosa aventura.

Víctor fallece en el camarote del capitán y el monstruo aparece para despedirse de su creador. Es entonces cuando se muestra la faceta más humana de su ser. Con Víctor muerto ya no le queda ninguna razón para seguir viviendo y despidiéndose del capitán desaparece en el horizonte...

La novela puede tener dos enfoques. Por un lado, el hombre sabio es castigado cuando pretende alcanzar el conocimiento superior y darlo a conocer. Como él mismo afirma: “... Como el ángel que aspiraba al poder supremo, he sido arrojado a las llamas de un infierno eterno...”

Por otro lado está la responsabilidad; en nuestro caso esta la responsabilidad del científico para con su obra o sus investigaciones. La moral no debe separarse de la ciencia( aunque hoy en día cada vez es más ancha la separación). El propio Einstein condena y rechaza en 1932( carta a Freud) el uso de la energía atómica en las armas nucleares.

El investigador debe tener unos sólidos principios morales y no dejarse llevar por sus ansias de gloria y fama. Pero hay veces en los que el investigador no puede hacer nada, pues no es él, sino el gobierno el que de alguna manera obliga a estos la consecución de algún fin( aunque sea poder destructor para la humanidad) científico-tecnológico.