Francisco Ferrer i Guardia

Educación. Pedagogía. Contexto histórico. Teoría pedagógica. Escuela tradicional y moderna. Laicismo. Biliotecas

  • Enviado por: Katy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad

ÍNDICE.

1.- BIOGRAFIA DE FRANCISCO FERRER I GUARDIA.

2.- CONTEXTO HISTORICO POLITICO Y SOCIAL.

3.- ESCUELA TRADICIONAL Y ESCUELA MODERNA.

4.- ANTECEDENTES PREVIOS A LA ESCUELA MODERNA.

4.1.-INFLUENCIAS POSTERIORES DE LA ESCUELA MODERNA.

5.-BASES DE LA TEORIA PEDAGOGICA DE FERRER I GUARDIA.

5.1.- COEDUCACION DE AMBOS SEXOS.

5.2.- COEDUCACION DE CLASES SOCIALES.

5.3.- HIGIENE ESCOLAR.

5.4.- PROFESORADO LIBRE.

5.5.- RENOVACION DE LA ESCUELA.

5.6.- NI PREMIO NI CASTIGO.

5.7.- LAICISMO Y BIBLIOTECA.

5.8.- CONFERENCIAS DOMONICALES.

5.9.- EN LEGITIMA DEFENSA.

5.10.- INGENUIDAD INFANTIL.

5.11.- BOLETIN DE LA ESCUELA MODERNA.

5.12.- CLAUSURA DE LA ESCUELA MODERNA.

5.13.- APENDICE.

6.- VALORACION CRITICA.

1.-Biografía de Ferrer i Guardia.

Francisco Ferrer, es una figura singular y atractiva de nuestra cultura y forma parte, se quiera o no, del patrimonio histórico colectivo.

Ferrer nació en Alella (Maresme) el 10 de enero de 1859. Pertenecía a una familia de pequeños propietarios rurales, católicos y monárquicos, cuya casa paterna era conocida como "Cal Boter". Por diversas razones familiares, Ferrer fue a vivir a Barcelona y entró a trabajar con un comerciante de harina de Sant Martí de Provençals. Aún no tenía quince años cuando el comerciante le inscribió en clases nocturnas, iniciándole en los ideales republicanos. Durante la I República, el joven Ferrer participó con entusiasmo en experiencias de educación popular. Durante los años siguientes el joven autodidacta estudió a fondo el ideario de Pi y Margall y conoció las doctrinas de los internacionalistas.

A partir de 1883, trabajó en la compañía de ferrocarriles como revisor del trayecto Barcelona-Cervère, donde como activista republicano hacía de enlace entre los partidarios de Ruiz Zorrilla del interior y del exterior.

El fracaso del intento del General Villacampa, partidario de Ruiz Zorrilla, en el cual estaba complicado Ferrer, hizo que se exiliara a París, donde residió desde 1886 hasta 1901. En París fue secretario de Ruiz Zorrilla y profesor de español. En julio de 1892, participó en el Congreso Librepensador de Madrid.

Durante estos años, Ferrer trabajó en el proyecto educativo de la Escuela Moderna y en el año 1901 se dedicó a preparar el lanzamiento de la Escuela. De hecho, ésta se inauguró el mes de agosto del mismo año. El éxito de la Escuela y la fama de los métodos que se proponían fueron corroborados por la multiplicación de centros educativos racionalistas en todo el Estado. El momento era propicio para una acción escolar que intentara neutralizar la tendencia de la Iglesia hacia el control de la educación pública. Esta circunstancia explica el interés que en las sociedades obreras y populares -no necesariamente anarquistas- tenían los planes escolares y los libros de la Escuela Moderna. También se explica la acogida favorable que recibió la Escuela en los medios burgueses republicanos radicalizados, además de las innovaciones metodológicas y didácticas que podía aportar la Escuela Moderna.

Ferrer pedía una educación basada en la evolución real y psicológica del niño, individualizada. La ciencia sobre los niños, que tanto ha avanzado, afirmaba, no se debe utilizar contra ellos, sino a su favor y del desarrollo espontáneo de sus facultades, a fin de que puedan buscar libremente la satisfacción de sus necesidades físicas, intelectuales y morales. La Escuela Moderna proponía, además, una educación basada metodológicamente en la ayuda mutua, en la solidaridad entre los hombres y la crítica de las injusticias mediante el estudio de los mecanismos y las condiciones que las hacen posibles.

Es imposible entender la evolución ideológica de Francisco Ferrer y, por extensión, su proyecto escolar, sin tener presentes los movimientos sociales y de opinión en Cataluña, España y, en especial, en Francia durante 25 años de su vida.

La ideología ferreriana de los años ochenta y de principios de los noventa es republicana. Concretamente Ferrer es adepto al Partido Republicano Progresista de Ruiz Zorrilla. Evolucionará posteriormente en un sentido anarquista: participa a fondo en la campaña para la liberación de los presos de Alcalá del Valle y en la creación del núcleo sindicalista barcelonés de Solidaridad Obrera. Era un partidario resuelto de la huelga general y del año 1901 al 1903 subvencionará un periódico con este mismo nombre. Sus artículos en "La Huelga General" recogen la concepción libertaria de la huelga general como preludio de la revolución social cuya concepción va más allá de la simple proclamación de la República.

El día 31 de Mayo de 1906, día de la boda del rey Alfonso XIII, un hecho llenó de estupor el país: cuando la comitiva real pasaba por la calle Mayor madrileña, el sabadellense Mateo Morral lanzó una bomba que provocó la muerte de veintitrés personas. Dos días más tarde era arrestado en Barcelona el director de la Escuela Moderna de la cual el joven anarquista era bibliotecario. Francisco Ferrer fue acusado de complicidad pero los tribunales no pudieron probar ningún cargo y, después de un año en prisión, fue liberado el 12 de junio.

El alboroto que el caso Ferrer provocó tanto en España como especialmente en el extranjero fue realmente extraordinario, se movilizaron a su favor desde los liberales y los republicanos librepensadores hasta la familia socialista y anarquista. El argumento de los acusadores de Ferrer -la derecha autoritaria y conservadora, básicamente- en 1906, se podría resumir con la siguiente inferencia: la Escuela Moderna es un centro de propaganda ácrata, y la propaganda ácrata genera necesariamente la acción terrorista. Por fuerza Ferrer fue cómplice de Morral, como lo había sido de otros actos terroristas anteriores.

La crisis social y política que arrastra desde hace años el Estado español de la Restauración encuentra su más alta expresión en los hechos de la Revolución de julio (Semana Trágica) de Barcelona en el año 1909, verdadero principio del fin del régimen monárquico. El nombre de Ferrer va ligado a estos acontecimientos populares y a su represión. Fue, de hecho, la víctima más significativa y el principal cabeza de turco. Los argumentos que no habían triunfado en el año 1906, lo hacían esta vez: Francisco Ferrer fue condenado a muerte y ejecutado después de un turbio consejo de guerra. Moría en Montjuïc el 13 de octubre de 1909. Nunca se demostró que fuese culpable de lo que se le imputaba. Su muerte interesaba a la derecha ultramontana y al estamento militar.

2.-Contexto histórico, político y social.

La sociedad de la España de la Restauración ha sido caracterizada como una sociedad dual en la que convivían dos mundos muy diferenciados:

Un inmenso interior agrario con formas de vida y subsistencia muy atrasadas.

Unas pocas zonas industrializadas donde se abría poco a poco paso una sociedad moderna. Estas zonas se ubicaban preferentemente en la periferia, con la excepción de Madrid. Entre ambas sociedades había una relación bastante débil. Muchas comarcas del interior vivían en un gran aislamiento. En general, nos hallamos ante una sociedad en la que pobreza está muy extendida. Las bajísimas rentas de la mayor parte de la población impedían el consumo y el ahorro, dificultando el desarrollo industrial y la modernización social. El bloque de poder lo formaba una oligarquía burguesa que formaba el triángulo de los siderúrgicos vascos, los empresarios textiles catalanes y los cerealistas castellanos.

Durante el período de la Restauración, en el medio rural se podían distinguir estos grupos sociales: Una pudiente oligarquía agraria, predominante en las dos Castillas, Extremadura y Andalucía. Clases medias bajas, formadas por medianos propietarios, arrendatarios y aparceros.

Campesinos sin tierra, jornaleros o braceros, que sufren una situación de paro intermitente y que reciben muy bajos salarios. Con este proletariado se confunden los pequeños propietarios empobrecidos. Esta amplia masa de población sufre una situación caracterizada por la alimentación deficiente, las carencias sanitarias y higiénicas y la falta de una cultura elemental con unas tasas enormes de analfabetismo.

Esta estructura social permite comprender que periódicamente hubiera estallidos sociales violentos, duramente reprimidos por las autoridades.

Por lo que respecta a la sociedad en el medio urbano. El lento desarrollo minero e industrial propició la lenta aparición de una sociedad más modernizada en determinadas zonas del país.

En el País Vasco con preponderancia de la industria siderúrgica y la banca más próspera del país.

En Cataluña, cuya industria textil del algodón suponía el 90% de la oferta industrial española. La burguesía catalana había basado su éxito económico, además de en su empuje y dinamismo empresarial, en el proteccionismo del gobierno de la nación que le permitió prosperar sin tener que hacer frente a la competencia exterior.

Junto a la alta burguesía industrial y financiera, en las ciudades encontramos una compleja estructura social:

Una heterogénea clase media entre la que, junto a los principales defensores de las posturas democráticas y republicanas, encontramos una amplia masa apolítica, apegada a los hábitos tradicionales, con un gran temor a cualquier tipo de cambio y fuertemente influenciada por la Iglesia.

Entre las clases trabajadoras debemos distinguir una masa mayoritaria de artesanos, ligados a empleos tradicionales, y un creciente número de obreros que, poco a poco, comienzan a organizarse política y sindicalmente.

Si atendemos al contexto político aquí hemos de hacer referencia a la aparición de los nacionalismos alternativos al español sobre todo adquiere importancia este movimiento en Cataluña y País Vasco. Son movimientos que cuestionan la existencia de una única nación española en España. El punto de partida de los argumentos nacionalistas consiste en afirmar que Cataluña y el País Vasco son naciones y que, por consecuencia, tienen derecho al autogobierno. Esta afirmación la basan en la existencia de unas realidades diferenciales: lengua, derechos históricos (fueros), cultura y costumbres propias. Estos movimientos tendrán planteamientos más o menos radicales: desde el autonomismo al independentismo o separatismo.

Además y para continuar con el marco histórico hemos de sumar a todos estos antecedentes históricos la liquidación del imperio colonial de Cuba y Filipinas en el 98 que acarrearon una serie de consecuencias ideológicas (fueron las más importantes) hubo una fuerte crítica al sistema, una pérdida de confianza en él y una tendencia regeneracionista, que pretendía modernizar España con el saneamiento de la Hacienda, la mejora de la educación o el crecimiento económico.

A partir de aquí el período que se inicia en 1902, con el ascenso al trono de Alfonso XIII, y concluye en 1923, con el establecimiento de la dictadura de Primo de Rivera, se caracterizó por una permanente crisis política. Diversos factores explican esta situación:

Intervencionismo político de Alfonso XIII sin respetar el papel de árbitro que teóricamente debía jugar. Su apoyo a los sectores más conservadores del ejército culminó con el apoyo a la Dictadura de Primo de Rivera.

División de los partidos del "turno", provocada por la desaparición de los líderes históricos y las disensiones internas.

Debilitamiento del caciquismo, paralelo al desarrollo urbano del país.

Desarrollo de la oposición política y social al régimen de la Restauración: republicanos, nacionalistas, socialistas y anarquistas

Como momentos a destacar durante este periodo las Crisis 1909(Semana Trágica) y de 1917.

3.-Escuela tradicional y Escuela Moderna

La labor fundamental de Francisco Ferrer i Guardia fue la realización y difusión de una nueva manera de entender la pedagogía. Para comprender esta renovación iniciada por F. Ferrer, con la fundación de la Escuela Moderna, es necesario presentar el marco fundamental en que estaba la escuela de entonces: frente a un puñado de intelectuales de reconocida categoría, aparecía la masa popular, prácticamente analfabeta. En 1900, hablar de escuela privada era hablar de escuela para “ricos”; mencionar la escuela pública era referirse a la escuela para “pobres”. Connotaciones socioeconómicas diferenciaban los dos tipos de escuela en los que se impartían las enseñanzas elementales. A lo cual venía a añadirse el depurado espíritu laicista y anticlerical, que actuaba como elemento diferenciador de una escuela que se denominara neutra, en el caso de la enseñanza pública, o confesional, por referencia a la privada.

La sociedad, organizada y sostenida en conservar sus formas primitivas obligaba a la escuela a tener una pedagogía medieval, subjetiva y dogmática en la que el niño era “obligado” a estudiar alejado de la naturaleza y la vida. La escuela sujetaba a los niños física, intelectual y moralmente para dirigir el desarrollo de sus facultades en el sentido que la autoridad y la conveniencia de las clases dominadoras deseaban; es decir, educar equivalía a domar, adiestrar, domesticar.

Así pues, el individuo, formado en la familia con los errores tradicionales y en la escuela con algo peor que el error, que es la mentira sacramental impuesta por los que dogmatizaban en nombre de una revelación divina, entraba en la sociedad deformado y degenerado, y no podía exigirse de él, más que resultados irracionales y perniciosos.

F. Ferrer se dedicó de lleno a la enseñanza como campo desde el que mejor podía realizar su misión; la de una revolución integral de la sociedad. La lucha contra la explotación capitalista pasaba necesariamente por la educación del pueblo, paso fundamental para su liberación.

Al mismo tiempo en Europa había un movimiento de renovación pedagógica muy fuerte que defendía la enseñanza racional y laica frente a una enseñanza basada en la fe y la religión.

El sistema pedagógico de Ferrer supuso una ruptura con lo que era en aquellos momentos la enseñanza en España, y en todo el mundo.

Para él, la enseñanza debía entenderse como una formación integral del niño, en la que se le dejaría absoluta libertad para desarrollar al máximo sus capacidades propias. Se trata de dar una enseñanza racional y científica que destruya las concepciones y mitos basados en la fe y en el dogmatismo irracional. Debía ser igualitaria, fomentando la solidaridad y el apoyo mutuo; nada de premios ni castigos, nadad de exámenes que no demuestran nada y fomentan la competencia.

Ferrer, abogaba por dar a la mujer la misma educación que al hombre. El niño que se educa en compañía de la niña aprende a respetarla y a ayudarla, y recíprocamente la niña. Así, se prepara una humanidad verdaderamente fraternal.

El antidogmatismo de Ferrer, le hacía ver en el Estado el fomentador de una enseñanza irracional que se limitaba a sustituir el culto a Dios por el culto al Estado. De ahí su negativa a una enseñanza estatal.

La Escuela Moderna quería alumnos de todas las clases sociales para así poder crear una clase única; adoptando un sistema de retribución acomodado a las circunstancias de los padres, teniendo varios tipos de matrículas que iban desde la gratuidad, mensualidades mínimas, medianas, a las máximas, para así, poder defender una enseñanza autogestionada por los trabajadores, profesores y alumnos.

Ferrer, insistió en una escuela abierta. Prueba de esta intención fueron sus publicaciones y cursos dominicales a los que acudían tanto alumnos como familiares para una verdadera instrucción popular. De hecho, fue la primera Universidad Popular.

La Escuela Moderna procuró unas condiciones higiénicas tanto al local como al alumnado.

El material, tan descuidado en la enseñanza de entonces se halló en la nueva escuela representado por láminas, colecciones de mineralogía, botánica y zoología, laboratorio, máquina de proyecciones, etc.

En definitiva, podemos decir que la Escuela Moderna impartió una enseñanza integral, racional, mixta, y libertaria que pretendió formar seres humanos libres que respetaran y amaran la libertad ajena.

4.-Antecedentes previos a la Escuela Moderna.

Ferrer se dio cuenta que los ideales republicanos que el defendía prestaban poca atención a la instrucción popular y estaban mas pendientes en pensar en os cargos que ocuparían en una hipotética republica de ahí que sus ideales se aproximen a los anarquistas.

Frente a la idea de Bakunin de que la revolución surge de manera violenta y espontánea Piotr Kropotkine, una de las grandes influencias de Ferrer, propone el papel fundamental de la educación y afirma que ninguna revolución social puede triunfar si no es precedida de un cambio en las mentes y en los corazones de los hombres. Esta revolución interna tiene que llevarse a cabo a través de las escuelas.

Bajo la influencia de Kropotkine se crea en 1898 el Comité Pro-enseñanza del que forman parte el mismo Tolstoy.

Las premisas de las ideas de Kropotkine coinciden mas con los ideales de Ferrer.

También influye en Ferrer el sistema educativo francés pero pronto esa admiración se torna en desanimo al ver el excesivo papel que juega e estado en esta escuela. Ferrer afirmaba que dios era sustituido por el estado, la virtud cristiana por el deber cívico y la religión por el patriotismo.

Pero hay una institución no estatal que deja profunda huella en el pensamiento de Ferrer el orfanato de Cempuis cerca de Paris dirigido por el educador anarquista Paul Robin.

Este frente al contexto social de los niños que atendía propone una educación cariñosa y una vida en contacto con la naturaleza.

La experiencia educativa de Robin tuvo efectos muy positivos y influye de manera definitiva en Ferrer.

4.1.-Influencias posteriores de la Escuela Moderna.

El desarrollo de la enseñanza racionalista hasta 1939 en España, fue muy intenso y exitoso. Esta enseñanza se difunde con rapidez, surgiendo iniciativas y escuelas racionalistas a lo largo de la península.

Aparece la “Asociación de profesores laicos racionalistas” (1907) y se crea la “Liga internacional para la instrucción racional de la infancia” (1906) y del que Ferrer será su director.

En Andalucía se crea la “Escuela laica de Sevilla” (1902). En Galicia se crean centros racionalistas en Ourense, Pontevedra y A Coruña, donde aparece “La antorcha galaica” entre 1906-1907. En Valencia, destacó la aparición de “La Escuela moderna de Valencia” (1906). Sin embargo, el desarrollo de la enseñanza racionalista hasta 1939 tendrá dos centros de máxima expansión: Cataluña y Valencia muy influenciados por la figura de Ferrer.

También influenciados por Ferrer los movimientos de renovación pedagógica en los años 80: Actualmente, se desarrollan numerosos centros de educación alternativa y racionalista:

La escuela “Paideia” creada en 1978 en Mérida, es una escuela libre racionalista, influenciada por los ideales de Ferrer, y basada en la libertad, felicidad, creatividad y con un método de enseñanza antiautoritario.

También destaca la “Escuela popular de personas adultas de Prosperidad” creada en 1973 en Madrid, es un centro autónomo e independiente, basado en la pedagogía racionalista y reflexiva, a través del diálogo, reflexión y solidaridad.

Hoy en día, destacan también otros casos concretos, como la Escuela “Bonaventure”, en la isla d´Oléron, en Francia, creada en 1993 por Thyde Rosel.

Por último, cabría señalar, por su importancia la llamada “Freeschool” en Corea, creada por el grupo anarquista coreano “Solidariedad Internacional”, según una educación libre y racional, con acceso libre, gratuito y abierto

La Escuela Moderna y en general las ideas de Ferrer, sirvieron de inspiración para el modelo pedagógico de escuela racionalista. Que se condensó por ejemplo en la serie de Escuelas Modernas (Modern Schools) desarrolladas en los Estados Unidos y en la ciudad de Londres, la más notoria fue la de la Ciudad de Nueva York fundada en 1911.

En España multitud de ateneos libertarios, escuelas y universidades populares, sobretodo durante el primer tercio del siglo XX siguieron los postulados ferrerianos sobre pedagogía. En la actualidad, numerosos maestros progresistas, y algunas escuelas libres, han asumido las ideas pedagógicas de Ferrer.

5.-Bases de la teoría pedagógica de Ferrer i Guardia extraídas de la lectura comprensiva de su obra la Escuela Moderna

5.1.-Coeducación de ambos sexos.

El autor defendía la necesidad de una enseñanza mixta como un ideal en sí mismo, ya que, el hombre y la mujer constituyen la humanidad. Cuando se habla de enseñanza mixta, nos referimos a que los dos sexos tengan idéntica educación para que se compenetren, todo ellos responde a un objetivo: la ruptura de la sociedad patriarcal, en la cual, la mujer pertenece al hombre y no se pertenece a sí misma.

No se puede concebir el progreso de la humanidad sin la liberación de la mujer que permita la intervención de ésta en la sociedad en igualdad de condiciones, lo que actualmente llamamos igualdad de sexos. El objetivo de esta educación en concebir a la mujer como compañera del hombre, para evolucionar del patriarcado al matriarcado moral, que se concreta en refundir la fuerza de los sentimientos de la psiquis femenina con los progresos de la ciencia, esto será un elemento más que producirá el progreso de la humanidad. Cuando esto se produzca, el sentido pedagógico guiará a la humanidad.

En cuanto a esta idea clave propuesta por Ferrer, la educación de ambos sexos es un camino más hacía la igualdad y la libertad, pero antes deben desparecer las cargas de trabajo desiguales y sus recompensas desiguales que recaen sobre las mujeres, producto de una sociedad patriarcal y de mercado. Éste fenómeno es observable actualmente a nivel educativo, aunque ya se ha conseguido una educación mixta, desde la esfera educativa se asignan diferentes roles a los sexos, se hacen proyecciones de género. Además de que esta desigualdad es observable en la precarización socioeconómica que sufren las mujeres.

Por tanto, hay que traspasar las fronteras de la educación mixta y educar en valores de trabajo mutuo, comprensión y compañerismo y realizar un proyecto común que traspase a dimensión de los géneros que era lo que Ferrer i Guardia pretendía.

5.2.-Coeducación de clases sociales.

Se trata de refundir las clases sociales en la ingenua igualdad de la infancia, con el objetivo de difundir valores racionales para que el individuo tome consciencia de la necesidad de una sociedad igualitaria, pero esto será una decisión libre y se basará en criterios racionales.

Ferrer, ataca a la escuela privada, pero no apuesta por una escuela pública para la clase obrera, porque se induciría en el odio y rebeldía. Por tanto, el autor considera que la escuela moderna creará rebeldes pero basados en la razón.

Concibe la escuela como un elemento de transformación social, hacia la igualdad, pero mediante la interacción entre clases y los valores de cooperación, solidaridad y trabajo en equipo. Es importante señalar que se propone una escuela autogestionada y asamblearia.

  • Autogestionada: su sustento económico se basara en un sistema de acceso basado en la contribución de las familias de acuerdo con sus posibilidades económicas, fluctúan, entre la gratitud, mensualidades mínimas y medianas máximas,

  • Asamblearia: no será una escuela jerarquizada sino asamblearia, en la que participaran los alumnos más mayores, profesores y padres, rechaza el intervencionismo del estado o la escuela pública.

Es necesario hacer una reflexión a cerca de este modelo escolar propuesto por el autor, considera que mediante una educación en valores y en la construcción de éstos se consiguen que las condiciones materiales no influyan en la educación del niño ni la configuración de su visión del mundo.

5.3.-Higiene Escolar.

El autor concibe la limpieza como un valor moral, y eso debe comprender el educando. Sobretodo, se preocupó por la salubridad del edificio (distribución de locales, gran iluminación y ventilación, calefacción), y por resolver la aglomeración en las aulas. Por tanto, se enseña al niño mediante criterios racionales la suciedad como sinónimo de enfermedad, y limpieza como sinónimo de harmonía y belleza, y así podrá transmitir esto a su familia.

También defendía la educación física, como un elemento más que garantiza el óptimo desarrollo del niño y como medio para desarrollar su voluntad física y moral, así como un elemento de interacción con sus semejantes y familiarización con el entorno y la naturaleza y como respeto y conocimiento del cuerpo humano.

Además, decía que la escuela debía ofrecer instrucción sanitaria (también a las familias), mediante conferencias dadas a los niños y prácticas de higiene.

Actualmente, muchos de estos puntos se han conseguido (salubridad y educación física) y se ha universalizado la sanidad, pero sería un progreso que los niños y sus padres se implicaran en el mantenimiento de la instalaciones del centro, ya que, esto transmitiría el valor de el ahorro, la responsabilidad y cooperación, así como la presencia de expertos en las escuelas, para tratar casos de necesidades educativas especiales, como teóricos e investigadores de la educación, pediatras que elaboraran informes.

También es necesario, transmitir valores de vida sana y alimentación saludable, y el fomento de las actividades deportivas.

Por tanto, esto nos demuestra que sus ideas no están totalmente obsoletas en el contexto actual.

5.4.-Profesorado libre.

El autor hace hincapié en el papel del maestro. La primera idea fundamental de este punto, es la necesidad de un profesorado de ambos sexos, cuya formación se llevaría a cabo en el propio centro.

Respecto a su metodología, el autor rechaza los exámenes y los premios y castigos, porque considera que el profesor no ha de intervenir en el desarrollo natural del niño, no ha de guiarlo sino ayudarlo y defenderlo, anteponiendo los intereses del niño a los propios. La relación entre el maestro y el alumno ha de basarse en el respeto de la voluntad física, intelectual y moral del niño, dejando que éste adquiera un papel activo en el proceso educativo, por tanto, el niño ha de ser el centro de la acción pedagógica. Además el maestro ha de estar libre de prejuicios y dogmatismos, ha de ser neutral y no inculcar ningún dogmatismo al niño ni estar atado en su metodología por cuestiones administrativas o burocráticas.

5.5.-Renovación de la escuela.

Ferrer cree en la necesidad de renovar la escuela, ya que, ésta será la principal arma para conseguir el objetivo de la educación: la emancipación del niño y de toda la humanidad en general, gracias a la ciencia.

Es necesario incorporar estudios de psicología y fisiología para comprender al niño, lo cual deriva en una concepción evolutiva del niño, esto produce una adaptación metodológica de acuerdo con las leyes naturales que rechaza todo dogmatismo.

5.6.-Ni premio ni castigo

En la Escuela moderna no se anticipaban aquellas enseñanzas de convivencia más urgente encaminadas a ponerse en comunión intelectual con el mundo, lo que la distinguía de todas era que en ella se desarrollaban amplísimamente las facultades de la infancia sin ningún patrón dogmático y cada alumno salía de allí con la aptitud necesaria para ser su propio maestro y guía en todo el curso de su vida.

Por incapacidad racional de otorgar premios, se creaba la imposibilidad de imponer castigos. Al que sobresalía por bondad, por aplicación, por indolencia o por desorden se le hacia observar la concordancia o discordancia con el bien o el mal.

De los exámenes, el alumno, no saca nada bueno y recibe, además de las enfermedades físicas (sistema nervioso) los elementos morales que se inician en la conciencia del niño como: la vanidad, la envidia, la humillación y la competitividad.

5.7.-Laicismo y biblioteca

El bagaje instructivo de la antigua pedagogía era la mezcla incoherente de ciencia y fe, de razón y absurdo, de bien y mal.

La enseñanza racional no ha de parecerse a la enseñanza religiosa, por que la ciencia ha demostrado que la creación es una leyenda.

La misión de la enseñanza consiste en demostrar a la infancia que, cuanto más se conozcan los productos de la naturaleza, sus cualidades y la manera de utilizarles, más abundarán los productos alimenticios, industriales, científicos y artísticos útiles, convenientes y necesarios para la vida, saldrán de la escuela moderna hombres y mujeres dispuestos a cultivar todos los ramos del saber y de la actividad.

5.8.-Conferencias dominicales.

La Escuela Moderna se dedicó a la instrucción popular, organizando una serie de conferencias dominicales públicas a las que acudían los alumnos, sus familiares y gran número de trabajadores deseosos de aprender.

5.9.-En legítima defensa;

La enseñanza debe reflejar fielmente la naturaleza, ya que el conocimiento no puede ser otra cosa que la percepción que de lo existente adquiere nuestra inteligencia.

Fomentar la evolución progresiva de la infancia evitando lo regresivo, el pasado frena los avances hacia el porvenir, esto es el propósito de la escuela moderna.

La escuela moderna se basa en teorías aceptadas por la razón, verdades confirmadas.

No hay exclusión de sexo, el alumno se forma en las ciencias naturales, ciencias físicas y la higiene.

5.10.-Ingenuidad infantil.

Las demás escuelas se basan en tradiciones intereses y dogmas, en la escuela moderna los niños se forman por los razonamientos perfectos, su inteligencia esta escasamente documentada así que se basan en su ingenuidad.

La escuela mixta: es necesaria para el respeto a los dos sexos.

Los niños dan relatos desde su propio razonamiento de la visión del mundo.

La sociedad presente. Los niños tienen asumida la explotación de la clase obrera desde su punto de vista sin conocimiento alguno y sin influencia de dogmas.

Confraternidad escolar. Las materias son iguales a distintas edades e iguales en todos los centros de la escuela moderna de ahí la confraternidad entre centros.

5.11.-Boletín de la escuela moderna.

Se realiza un taller de prensa donde se reflejan datos estadísticos, estudios pedagógicos de profesores, noticias de la enseñanza del propio país, traducción de artículos del extranjero y anuncios de la biblioteca, además de una apartado de la opinión de los alumnos sobre determinados temas, ellos son los protagonistas.

La revista adquiere un carácter de revista filosófica de la época.

Ahorro escolar: se elabora una caja de ahorro echa por los niños. Inspira a los niños en el conocimiento y practica de la economía para economizar.

Ver la economía desde; Economizar, uso prudente, metódico y previsor de los bienes y ahorro, es reducción del uso de los bienes. Se evita el derroche; ahorrando el que no dispone de superfluo, se priva siempre de lo necesario.

Teniendo en cuenta que los niños son hijos de obreros y son victimas del capitalismo.

La educación en el no al derroche en materiales.

-A propósito de subvenciones. Ven las subvenciones como caridad y los compara con la ignorancia del jugador de loterías porque no les conceden las subvenciones.

-La educación del porvenir. Se basa en la educación racional y científica reemplazar la imposición artificial e una disciplina de convención por la imposición natural de los hechos. La mal educación ha causado en la sociedad la necesidad de llegar a algo además del desprecio al trabajo. El hombre debe de ser útil para sus semejantes.

5.12.-Clausura de la escuela moderna.

Creó una liga internacional para la educación racional de la infancia no resultó y entonces creó una escuela normal convencido por la experiencia de la escuela moderna para crear y formar la profesorado de las escuelas posteriores.

Caracteres de la escuela moderna.

Dio la norma aún, siendo susceptible de perfeccionamiento sucesivo, de lo que ha de ser la enseñaza en la sociedad regenerada.

Dio el impulso creador de esa enseñanza.

La escuela moderna combate la emancipación del individuo para adoptar en racionalismo desde la infancia para que se oponga a las injusticias sociales, se basa en el estudio de la libertad del individuo y la armonía colectiva.

5.13.-Apéndice.

El hombre nace consentidos y facultades pero no aporta al nacer ninguna idea, su cerebro no ha recibido ninguna impresión pero esta preparado para recibirlas esas impresiones loe son comunicadas por los sentidos y se loes da el nombre de sensaciones. La educación el ambiente tiene por objetivo desarrollar en el niño el interés innato que siente hacia sí mismo y hacia lo que le rodea.

En la educación conviene; en lo negativo: alejar la inteligencia del niño del error de la preocupación y de la mentira y en lo positivo: Hacer que el niño conozca y ame la verdad y la verdad se halla dentro de nosotros es necesario dejar que el niño la busque por si mismo la verdad es nociones de la ciencia demostrables.

6.-Valoración crítica:

En este apartado de opinión personal hemos de decir que existen diferentes opiniones entre nosotros acerca de las posturas antiautoritarias y en este caso de las teorías de Ferrer i Guardia

Primero conviene decir en que estamos de acuerdo y luego en lo que divergimos.

Todos estamos de acuerdo en el fondo ya que las teorías que nos ocupan se basan en la educación del alumno de una manera libre, que el objetivo que tienen es el de educar a los niños de forma que sean independientes y sean capaces de enfrentarse a la realidad, así como a la sociedad, ayudándoles a insertarse poco a poco en ella, de manera que sepan defenderse ante las situaciones que se plantean y puedan dar soluciones a los problemas que surjan a lo largo de la vida. De forma que puedan adentrarse en el terreno laboral y se conviertan en personas autosuficientes.. y esto como planteamiento es algo que a todos nos convence, realmente parece ideal

Las diferencias entre nuestras opiniones nos llevan a la visión de dos posturas en nuestro mismo grupo por un lado los de la opinión más a favor del autor.

Algunos vemos bien que basar la educación -que no es lo mismo que la enseñanza (pues hace referencia al adoctrinamiento de conocimientos)- en los procesos naturales de aprendizaje, es simplemente lo más natural que se puede hacer. ¿Por qué meter pájaros en las cabezas de los niños, para que de mayores tengan problemas que muchas veces no pueden superar por lo que les queda de vida, de los que se benefician constantemente numerosas empresas (farmacéuticas, dietéticas y un largo etc.) en detrimento de nuestra salud física y mental?. Por mal que se emplee este método, es de los más correctos el menos erróneo. Aunque su desarrollo sea tratado a principios de siglo de forma distinta a la actual, pensamos que en la actualidad sería prácticamente igual, con la única excepción de que se aplicarían nuevas tecnologías; pero aun así, boletines, bibliotecas, asambleas y conferencias tendrían el mismo carácter natural que tuvieron en esa época. La información es el bien más preciado del mundo, por eso educar en la libertad y el derecho a su obtención, es asegurar en el futuro que la sociedad no se pudra y se regenere para el bien de las sociedades y por el bien de nuestro planeta.

Aunque existe otra opinión que ve que no se debe propiciar influencias de ideologías políticas ni esta de acuerdo con la visión que tiene sobre la educación racional, y piensan que en el caso del niño de infantil es más fácil aprender a partir de su propia experiencia e imaginación que de una manera racional que le invite a reflexionar. Se puede hacer reflexionar al niño sobre ciertos aspectos, pero no siempre va a ser el método más adecuado.